Triumph Motor Company
British Saloon Car Championship


1975
Triumph Dolomite Sprint #40
Triumph Team Piranha
Andy Rouse
British Saloon Car Championship
/78 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 13/

El vehículo

El piloto
Andy Rouse es uno de los más reputados competidores de turismos de las Islas Británicas, no en vano en sus 21 participaciones en el Campeonato Británico de Turismos (British Saloon Car Championship o BSCC hasta 1986 y después British Touring Car Championship o BTCC) lograría dos récords que mantiene en la actualidad: ser el piloto con mayor número de campeonatos, cinco en total, y el mayor número de victorias con 60. Su carrera deportiva comenzaría a principios de la década de 1970 participando en carreras de auto-cross y más tarde en la Fórmula Ford pagándose sus inscripciones trabajando como mecánico para el equipo Broadspeed que más tarde le daría la oportunidad de competir en la copa monomarca Ford Escort Mexico, serie que ganaría en 1972 en su primera participación. Este título convencería a Ralph Broad. Dueño del equipo, para darle la oportunidad de competir en el BSCC de 1973 donde terminaría cuarto del campeonato venciendo en tres carreras y subiendo al podio como segundo en otras dos compitiendo con un Ford Escort RS 1600. En los tres años siguientes participaría con un Triumph Dolomite Sprint, coche con el que sería subcampeón en 1974, obtendría su primer título en 1975 y sería séptimo en 1976 sumando un total de 19 victorias, siete segundos y dos terceros puestos en 38 carreras. En 1978 y 1979 sus participaciones en el serían escasas y regresaría de nuevo con fuerza en 1980 con un Ford Capri III 3.0s, coche con el que añadiría cinco victorias y 19 podios más a su palmarés entre 1979 y 1982. Su época dorada dentro del campeonato la viviría después de fundar su propia empresa de ingeniería, Andy Rouse Engineering, con la que prepararía los coches con los que posteriormente competiría. En este periodo sumaría tres títulos más de campeón: 1983 con un Alfa Romeo GTV6, 1984 con un Rover SD1 Vitesse y 1985 con un Ford Sierra XR4Ti y sumando otras 22 victorias y seis podios en esos tres años y 27 triunfos más entre 1986 y 1990 con el Sierra XR4Ti, un Ford Sierra RS Cosworth en 1987 y un Ford Sierra RS500 desde la última carrera de ese año hasta 1990, terminando además como tercero de la serie en 1986, 1988, 1989, 1990 y 1991, año en el que pilotaría un Toyota Carina que mantendría hasta 1992 y con el que sumaría sus últimas cuatro victorias en el campeonato en cuyas dos últimas temporadas llevaría un Ford Mondeo Si en 1993 y un Ford Mondeo Ghia en 1994 con los que sumaría sus últimos tres podios y acabaría como undécimo en ambos años. En su extensa trayectoria también habría lugar para pruebas del ETCC y de resistencia, destacando sus tres participaciones en las 24 Horas de Le Mans, prueba en la que ganaría la clase IMSA/GTO en 1981 con un Porsche 924 Carrera GTR y en la finalizaría 12º en 1980 con un Porsche 924 Carrera GT Turbo y abandonaría en 1982 con un Porsche 924 Carrera GTR, así como la victoria en el Tourist Trophy del ETCC de 1988 con un Ford Sierra RS500.

Resultados

R1 R2 R1 R1 R2 R1 R1 R1 R2 R1 R1 R2 R1 R1 R2 R1 R2 R1 R1 R1 R2 R1 R2 R1 R1
- 1 1 1 - 1 1 2 - 1 1 - 1 1 - 1 - AB 1 1 - 1 - 2 1

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.