Chaparral Cars
Canadian-American Challenge Cup

Jim Hall es con seguridad el constructor más determinante del Siglo XX y desde luego el más influyente con muchas de sus innovaciones, en su época completamente vanguardistas, permaneciendo a lo largo de los años en la construcción de vehículos de competición desde que en 1962, él y su amigo y piloto Hap Sharp fundaran Chaparral Cars (el nombre deriva del ave conocida como Correcaminos por su extraordinaria velocidad) comenzaran una aventura que les llevaría a ser pioneros en el uso de alerones, dispositivos aerodinámicos móviles, radiadores de montaje lateral, transmisiones semiautomáticas y estructuras compuestas para sus chasis monocasco entre otras tecnologías, siendo también el primero en utilizar el rendimiento torsional de los materiales para beneficio de una mayor rigidez en sus chasis.

Muchas de estas soluciones se aplicarían sobre el segundo proyecto de Chaparral, que con el paso de los años iría cambiando de forma a través de distintas mejoras desde el primer 2A de 1963 hasta el vanguardista 2J presentado en 1970 y que contaría con unos bordes inferiores en los laterales del chasis que se flexionarían contra el suelo para ofrecer un mayor agarre, tecnología luego utilizada en los monoplazas de la Fórmula 1, y que además montaría dos enormes ventiladores adaptados de un motor de tanque militar alojados en la parte trasera, impulsados por un motor de dos tiempos y dos cilindros.

Desde 1963, los Chaparral 2 conducidos por Hall y Hap Sharp dominarían las carreras organizadas por el Sports Car Club of America (SCCA) por lo que a nadie extrañó que cuando la Canadian-American Challenge Cup, organizada por la SCCA en colaboración con el Canadian Automobile Sports Club (CASC), se pusiera en marcha en 1966, Chaparral fuera uno de los constructores implicados en el campeonato. Su primera aparición en la Can-Am sería con el Chaparral 2E, prototipo que contaría con un alerón trasero invertido montado sobre dos puntales verticales que generaba una mayor carga aerodinámica para aumentar la tracción trasera, evitando el sobreviraje en las curvas con los radiadores ubicados en los pontones laterales traseros, lo que reducía la temperatura de la cabina para mayor comodidad del piloto, y que también permitía despejar la parte delantera, donde se colocaría un segundo alerón para mantener esta parte del vehículo pegada al asfalto.

Dos Chaparral 2E serían puestos en la pista por la compañía en la primera edición del campeonato, el pilotado por el propio Hall y el que conduciría Phil Hill, primer estadounidense en ganar el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, que estrenaría el casillero de victorias de Chaparral en la Can-Am con un triunfo en la prueba de Laguna Seca, y que a la postre sería la única de Chaparral, logrando además una segunda plaza en Mosport, mientras que Hall sería segundo en Laguna Seca y Riverside. Un año más tarde sería el turno del 2G, más ancho y aerodinámicamente más avanzado que el 2E, pero con un chasis demasiado frágil para contener la potencia del motor V8 de 7.0 litros de Chevrolet, por lo que el único coche inscrito en el campeonato, de nuevo pilotado por Jim Hall, obtendría como mejores resultados dos segundas plazas en Laguna Seca y Riverside, después de que el coche sufriera varios problemas de adaptación al motor que le harían perderse tres de las seis carreras del campeonato.

En 1968, ya se encontraba en pleno desarrollo de su diseño más extremo y vanguardista hasta entonces, el Chaparral 2H, pero problemas de diseño retrasarían la puesta en marcha del coche durante un año más por lo que para esa temporada, Jim Hall regresaría con el 2G al campeonato en el que de nuevo el prototipo sufriría de interminables problemas, siendo su mejor posición un segundo puesto en Bridgehampton. En la última carrera del año, la del circuito de Las Vegas, Hall perdería el control del coche e iría a estrellarse contra los guarda-raíles, girando con el coche en el aire y aterrizando boca abajo. El fundador de Chaparral sería rescatado del fuego que seguiría al accidente, pero con sus dos piernas severamente fracturadas, lo que le llevaría a retirarse de la competición.

Este accidente, retrasaría aún más el estreno del 2J que no ocurriría hasta la cuarta prueba del campeonato, la del circuito canadiense de Edmonton, donde el ganador del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 1964 y de la Can-Am de 1966, John Surtees, contratado por Chaparral para poner a punto el nuevo prototipo, llevaría el coche hasta una cuarta plaza. En la siguiente carrera, Mid-Ohio, sería quinto, pero de nuevo problemas mecánicos le harían no poder completar la tres pruebas a las que se presentaría con este coche, las tres primeras carreras de la temporada y las de Bridgehampton y Michigan se disputarían con un McLaren M12 inscripto por Chaparral y cuyo mejor registro sería una tercera posición en la prueba inaugural de la campaña en el circuito de Mosport.

En 1970, la Commission Sportive Internationale (CSI), germen de lo que hoy en día es la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), prohibiría los alerones altos, uno de los sellos distinguibles del Chaparral 2H en la carrera de Laguna Seca del año anterior, donde montaría una enorme ala situada en el centro del coche con los puntales montados en los laterales del mismo, y también vetaría los dispositivos aerodinámicos flexibles, como las aletas laterales de los Chaparral. La propuesta de Jim Hall para el campeonato sería el aún más extravagante y radical Chaparral 2J, que no debutaría hasta la tercera carrera de la temporada celebrada en Watkins Glen.

Con su forma cuadriculada de bloque de ladrillo, el nuevo prototipo contaría con dos motores, el conocido V8 de Chevrolet y otro de una moto-nieve de 274 cm³ que movería dos inmensos ventiladores traseros derivados de un tanque que aspiraban el aire de debajo dejando un vacío entre éste y la pista. Con la ayuda de dos faldones laterales y una suspensión neumática, mantenían una distancia constante hacia el suelo independientemente de la velocidad, peso y rugosidad de la pista, produciendo un enorme agarre y una mayor maniobrabilidad a cualquier velocidad pegando el coche al asfalto.

El Chaparral 2J lo estrenaría el entonces vi¡gente campeón del mundo de Fórmula 1, el escocés Jackie Stewart, que tras calificar tercero en Watkins Glen un problema con los frenos durante la carrera le impediría terminar. El prototipo no regresaría al campeonato hasta la séptima prueba, la carrera de Road Atlanta, donde otro piloto de Fórmula 1, el británico Vic Elford, se situaría a los mandos. Elford lograría la primera posición en calificación pero posteriormente en la carrera, un incendio en el motor de los ventiladores le relegarían hasta la sexta plaza. Tanto en laguna Seca como en Riverside, el 2J de Vic Elford sería de nuevo el más rápido en calificar pero en ambas carreras habría de abandonar, en la primera tras un fallo del motor Chevrolet durante la vuelta de calentamiento y en la segunda, que sería la última carrera de un Chaparral en la Can-Am, por otro fallo del motor auxiliar.

Jim Hall, pasaría el resto del año y parte de 1971 poniendo apunto el complejo sistema mecánico del Chaparral 2J para volver a la competición con todos sus pro9blemas resueltos, pero el SCCA impediría la participación del coche alegando que los faldones laterales incumplían la normativa que prohibía los elementos flexibles en la carrocería, y Chaparral pondría punto final a su corta pero intensa vida en la Can-Am que serviría de inspiración para ingenieros y diseñadores que hoy en día basan sus estudios y soluciones en aerodinámica en las competiciones más importantes del mundo en los avances ideados por Jim Hall y su pequeña fábrica de coches.

Más miniaturas e información de Chaparral en las siguientes secciones


Chaparral 2H

El vehículo
La última del Chaparral 2 de Jim Hall llegaría en 1969 con la presentación del 2H con una innovadora línea aerodinámica que vendría a sustituir al 2G, construido sobre le chasis estrenado con el 2E. Sobre un chasis monocasco realizado enteramente en fibra de vidrio, primer coche de carreras en tener esta base, se montaría una alargada y estrecha carrocería del mismo material con un pequeño subchasis para estabilizar el motor, la transmisión y otros elementos mecánicos para obtener un mejor balance de pesos. La forma aerodinámica del 2H reducía la resistencia del aire a la vez que producía una fuerza descendente para pegar el coche al suelo y para mejorar este efecto, contaría con un innovador sistema de control de altura que ajustaba automáticamente la dureza de la suspensión de acuerdo a la velocidad del prototipo.

Para aumentar el agarre del coche, en Laguna Seca se colocaría además una enorme ala elevada situada por detrás del piloto, imagen que unida al ya de por sí radical diseño del coche, haría de este uno de los más distinguibles prototipos de todos los tiempos. El desarrollo del coche sufriría un serio revés tras el accidente sufrido por Jim Hall en la última carrera del campeonato Can-Am donde se fracturaría las dos piernas, y que a la postre finiquitaría su carrera como piloto, retrasando el proceso de puesta punto del vehículo, contratando al campeón de Fórmula 1 de 1964, el británico John Surtees para estas labores. Mecánicamente, el Chaparral 2H montaría el motor Chevrolet de 7.0 litros con una transmisión automática de tres velocidades fabricada por Chaparral que entregaba los 680CV al tren trasero.

La caja de cambios no sería la única pieza diseñada y fabricada por Chaparral para el coche pues también los neumáticos y los frenos de disco ventilados, así como la suspensión, compuesta en la parte delantera por horquilla doble tubular con amortiguadores helicoidales y barra estabilizadora y en la parte de atrás por un puente de Dion articulado en aluminio con brazos de arrastre, amortiguadores de bobina y barra estabilizadora, además del control hidráulico de la altura tendrían el sello de los ingenieros de Jim Hall. A pesar de pasar por varias modificaciones en su corto periodo de vida, el 2H nunca alcanzaría su verdadero potencial y tras disputar solamente cinco de las once carreras del campeonato en las que Surtees únicamente acabaría dos, la de Edmonton en la cuarta plaza y la de Mid-Ohio en la quinta, el proyecto sería remplazado por el 2H para la campaña de 1970.

1969
Chaparral 2H #7
Chasis: 2H001
Motor: Chevrolet 427 7.0L V8
Chaparral Cars Inc.
John Surtees
Canadian-American Challenge Cup
/30 Puntos
Minichamps
Referencia: 430691497

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.