Aixam
Fabricantes de Europa

Las raíces de Aixam como constructor se remontan a 1975, año en el que empresa Arola comenzaría con la fabricación de micro-coches que podían conducirse sin licencia, al igual que las motocicletas de pequeño cubicaje, y que serían vehículos muy simples y de fácil manejo especialmente pensado para personas de movilidad reducida. En 1983, la compañía cambiaría su nombre por el de Aixam Automobile, una una contracción de Aix-les-Bains (villa al este de Lyon donde tenía su sede) y la palabra Automobile, y continuaría con la fabricación de modelos de similares características pero con mejores prestaciones, incluyendo en su gama pequeñas furgonetas y desde 1992, también en el desarrollo de vehículos de carácter deportivo a través de otra compañía del grupo, Mega, con los que llegaría a participar en pruebas sobre hielo como el Trofeo Andros, que François Chauche ganaría en 1996 ,y en distintos Raids incluyendo el más famoso de todos, el Dakar, donde en el año 2000, Stéphane Peterhansel terminaría segundo al volante de un Aixam MEGA Desert 4x4.

Desde 2013, y coincidiendo con el lanzamiento se su primer vehículo completamente eléctrico, Aixam es parte del grupo Polaris Industries, fabricante de moto-nieves y cuatrimotos, que adquiriría la compañía al fondo de inversión Axa Private Equity, dueña del 54% de las acciones del grupo en 2006, y mantiene un sólido liderato en la fabricación de micro-coches y furgonetas con más de 12.000 unidades vendidas al año y un total de 300.000 unidades construidas en este tiempo acaparando el 48% del mercado de micro-coches.

Más miniaturas e información de Aixam en las siguientes secciones


Aixam MEGA Track

El vehículo
Conocida por sus micro-coches, en 1992 el fabricante francés Aixam crea una filial para aventurarse en la fabricación de vehículos de mayor carácter deportivo. Con el nombre de MEGA, la nueva compañía contaría con la ayuda de Philippe Colançon, ingeniero muy respetado en Francia y principal responsable de la ingeniería de los vehículos fabricados por Aixam, y Bernard Darniche, experimentado piloto de rally con siete victorias en el campeonato del mundo de la especialidad (WRC) y campeón francés y europeo en varias ocasiones.

El primer proyecto de recién constituida filial sería el Aixam MEGA Track, vehículo superdeportivo de tracción a las cuatro ruedas diseñado por Delta Design, creadora asimismo de las líneas de varios de los micro-coches de Aixam. El nuevo coche sería un banco de ensayos para el desarrollo posterior de motores eléctricos, pero en 1992 esta tecnología estaba en sus comienzos y esta idea se desecharía por la más convencional de los motores de explosión. Dispuestos a hacer del coche un ejemplar único en el mundo, Aixam elegiría el motor Mercedes M120 que montaba la Clase S del fabricante alemán, esto es, un V12 de 48 válvulas y 6.0 litros de desplazamiento capaz de generar más de 400CV y que para cumplir con la normativa anticontaminación europea (Euro 4) sería ajustado a 390 caballos.

El motor y la transmisión están instalados longitudinalmente en el monstruoso coche de casi dos toneladas de peso y cinco metros de largo por dos y medio de ancho, con una caja de cambios automática G-Tronic de cuatro velocidades colocada por debajo del habitáculo de los pasajeros y que a través de dos diferenciales transmite la potencia a las cuatro ruedas. A pesar de su peso, el motor Mercedes era capaz de llevar el coche hasta los 250 km/h, acelerando de 0 a 100 en unos increíbles seis segundos.

Dotado de un sistema hidráulico automático de altura que elevaba o bajaba el coche según el terreno entre los 220 milímetros mínimos hasta los 330 de máximo, el Aixam MEGA Track también destacaría por sus innovadoras suspensiones para las que el fabricante francés diseñaría unas horquillas más largas y pivotadas que cambiarían la geometría de la rueda (paralelo, caída y avance) de acuerdo al suelo en el que se encontraba el coche, incluyendo un sistema automático de corrección que regulaba el grado en el que la parte delantera se debía hundir al frenar y la parte trasera se agachaba durante la aceleración.

Como coche de producción, el MEGA Track nunca dejaría de ser un proyecto experimental, de hecho las únicas cinco unidades construidas saldrían a la venta en 1995 ya que Aixam carecía de los recursos necesarios para fabricar un mayor número de ejemplares, pero sus soluciones mecánicas servirían a Aixam en posteriores desarrollos como el MEGA Glage, que ganaría el Trofeo Andros sobre pistas de hielo en 1994 y dos veces más en su clase en su categoría en 1996 y 1998, o el MEGA Desert 4x4 que participaría en el París-Dakar del año 2000 obteniendo una segunda plaza en la general en las manos de Stéphane Peterhansel.

1996
Aixam MEGA Track
Norev/Hachette
Colección: Les Voitures Françaises - Nº 58/135

La miniatura
En Agosto de 2002, la editorial francesa Hachette lanzaría un nuevo coleccionable basado en los más populares modelos franceses de todos los tiempos que estaría en los kioscos del país galo hasta octubre de 2007. Durante su andadura de 135 números, Les Voitures Françasies pondría a disposición de los coleccionistas unas miniaturas realizadas por Norev con unos moldes excelentes que, debido a su bajo precio, 9,95€, no icluirían ni peana ni vitrina expositora, sino que las ráplicas vendrían en un blister de plástico acompañadas por una caja de cartón para guardar el modelo que tendría escasos detalles y acabados en general. La colección reflejaría la historia de la automoción de los principales fabricantes franceses a través del tiempo incluyendo numerosas reproducciones de vehículos nunca antes realizadas a escala 1/43.