Société des Automobiles Alpine SAS
Fabricantes de Europa

Jean Rédélé, el fundador de Alpine, era hijo de un propietario de un concesionario de Renault en Dieppe (Francia) y comenzaría a alcanzar un éxito considerable en la competición con uno de los pocos coches franceses producidos tras la Segunda Guerra Mundial, el Renault 4CV. Con este coche, cosecharía varias victorias importantes incluyendo la Coupé des Alpes y la Mille Miglia. Animado por el potencial de estos coches y la demanda consiguiente de futuros clientes fundó la Société Anonyme des Automobiles Alpine en 1954, bautizada así por sus numerosos éxitos en las competiciones que tenían a los Alpes como escenario principal. En 1955 trabaaría con los hermanos Chappe, pioneros en la construcción de vehículos fabricados en fibra de vidrio, y produciría un cupé pequeño basado en la configuración mecánica y el chasis del Renault 4CV al que llamaría A106 y del que más tarde, desarrollaría su segundo modelo, el Alpine A108 construido entre 1958 y 1963.

A este vehículo, le seguiría en 1962 el más reconocido coche de la marca francesa y uno de los automóviles más emblemáticos de la historia del automovilismo tanto en su vertiente de coches de producción como de competición, el Alpine A110, que de origen montaría un motor de 956 cm³ y apenas 50CV de potencia heredado del Renault 8 y que a lo largo de su producción, manteniendo el chasis y su estructura principal, sería modificado a lo largo de los años hasta llegar a 1973 equipando motores de 1.800 cm³ que desarrollaban cerca de 200CV para un peso cercano a los 600 kilos. Las primeras victorias ganadas por el Alpine A110, harían que Renault invirtiera dinero en la compañía para ayudarla a desarrollar nuevos proyectos y la colaboración entre la fábrica Dieppe y el gigante francés se intensificarían a partir de entonces con Alpine adaptando la mecánica producida por Renault a sus coches de carreras, especialmente los Alpine M63 y siguientes evoluciones, pasando por los Alpine 210 hasta llegar a finales de la década de 1970 con los Alpine A441 y posteriores modelos, uno de los cuales, el Renault-Alpine A442B, ganaría las 24 Horas de Le Mans de 1978 como colofón a una carrera de grandes éxitos.

En 1973, llegaría la Crisis del Petróleo que tendría efectos desastrosos en muchos fabricantes de coches de todo el mundo y Alpine sería una de ellas. Ese mismo año, Alpine se convertiría en el primer constructor ganador de la temporada inaugural del Campeonato del Mundo de Rally (WRC) gracias a las victorias del Alpine A110 y de pilotos como Jean-Claude Andruet, Jean-Luc Thérier, Bernard Darniche y Jean-Pierre Nicolas. No obstante, estas victorias no vendrían acompañadas de ventas del modelo de producción, y cuya edad ya se dejaba notar entre una cada vez más pujante competencia de Porsche, Lancia y Ford entre otros constructores. De una producción total de 1421 unidades en 1972, la construcción del Alpine A110 descendería a 957 en 1974, llevando a la compañía a los números rojos saliendo Renault al rescate y comprándola. En este periodo, llegaría otro de los automóviles más reconocibles de la fábrica de Jean Rédélé, el Alpine A310 que a través de numerosas versiones se mantendría en producción desde 1971 hasta 1984, año en el que sería introducido el Alpine GTA que también vería varias variantes del modelo hasta ser remplazado por el último coche salido de la fábrica en 1991, el Alpine A610, que se mantendría en la cadena de montaje hasta 1995, pasando Alpine a producir distintas versiones deportivas de los modelos fabricados por Renault.

La exclusividad de los modelos de Alpine, en muchas ocasiones construidos bajo pedido del cliente, se reflejaría en sus ventas. Por ejemplo y solamente en el mercado francés, a los 251 modelos del Alpine A106 vendidos entre 1955 y 1959, le seguirían los 236 del Alpine A108 entre 1960 y 1962, los 112 Alpine A110 GT4 y 7.579 Alpine A110, los 2.340 de la versión de cuatro cilindros del Alpine A310 y 9.276 de la versión V6, 1.509 del GTA y 4.545 del GTA Turbo y las 818 del Alpine A610 durante sus seis años de vida. En contrapartida, Alpine sumaría entre 1963 y 1977 un total de 35 campeonatos, además de la victoria de las 24 Horas de Le Mans, entre ellos el campeonato de Europa de Prototipos de 1974, tres Campeonatos de Francia de Fórmula 3 y uno europeo entre 1964 y 1971, tres Campeonatos de España de Rallies en 1967, 1968 y 1971, ocho de Francia consecutivos entre 1968 y 1975, además del de 1977 y nueve campeonatos nacionales en distintos países del Este de Europa entre 1970 y 1976. Gracias a este pedigrí logrado en el mundo de la competición, la marca Alpine permanecería en la memoria del aficionado al automovilismo y haría que años más tarde Renault la rescatara para producir un nuevo deportivo.

Así, en 2012, tras un acuerdo de Renault y el constructor Caterham reviven la marca con el nombre de Société des automóvil Alpine Caterham anunciando el proyecto de construcción para un nuevo automóvil en 2016 con el emblema de Alpine en el frontal. Para conseguir publicidad para el nuevo desarrollo, Renault se aliaría con el equipo de carreras Signatech que participaba en la serie europea de Le Mans (ELMS) así como en la propia carrera de las 24 Horas con un ORECA 03. Basándose en el chasis construido por la fábrica de Hughes de Chaunac, que precisamente sería uno de los principales desarrolladores de los Alpine de los años 70 que competirían en Le Mans y de cuya experiencia nacería ORECA, se producirían los Alpine A450 y las siguientes mejoras, el Alpine A460 basado en el ORECA 05, siendo éste el prototipo que devolvería a Alpine al podio de las 24 Horas de Le Mans ganando la clasificación de LMP2 en 2016, y el Alpine A470 que estaría diseñado sobre la base del ORECA 07, que continuaría la senda victorias del modelo anterior en 2018 y 2019, venciendo además en el Campeonato del Mundo de Resistencia en su categoría en 2016 y en la Super Temporada de 2018/19.

En cuanto a los modelos de producción previstos por Renault y Caterham, en 2015 se presentaría el coche conceptual Alpine Célébration para festejar el 60º aniversario del A110 al que seguiría el Alpine Vision, que dejaría entrever la versión final del futuro Alpine A110, que en principio estaría finalizado en 2017 para su comercialización a principios de 2018, y que en su versión definitiva sería presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2017 y que en 2019 presentaría una nueva versión, el A110S, que tendría su puesta de gala en la edición de ese año de las 24 Horas de Le Mans. El nuevo Alpine A110, se fabrica en Dieppe, la antigua planta del constructor antes de ser utilizada por Renault Sport vendiéndose en áreas definidas de ciertos concesionarios de Renault, no en puntos de venta específicos, llegando en 2018 a las 2.091 unidades vendidas en los tres colores disponibles bajo pedido: el clásico azul, blanco y negro, este último color disponible exclusivamente para la primera edición del modelo.

Más miniaturas e información de Alpine en las siguientes secciones


Alpine A106

El vehículo
El Alpine A106 sería el primer vehículo construido por Jean Rédélé y su marca Alpine tras haber desarrollado dos prototipos previos, el Marquis y el Allemano Coupé, basados en el chasis del Renault 4CV. Charles Escoffier, suegro de Jean Rédélé, el el padre de éste último, dueño de un concesionario Renault en Dieppe, ciudad en la que se establecería Alpine, apoyarían económicamente la idea de convertir uno de estos prototipos en un coche de producción. Para ello, Rédélé recurriría a los hermanos Chappe que venían desarrollando carrocerías construidas en fibra de vidrio para René Bonnet en su compañía Chappe et Gessalin Automobiles CG. Juntos, desarrollarían el cuerpo extremadamente ligero del Alpine A106, nombre derivado de las motorizaciones del Renault 4CV: 1060, 1062 y 1063 y del que el nuevo coche montaría en su primera versión la del motor de 747 cm³ de capacidad con cuatro cilindros capaz de desarrollar una potencia máxima de 21CV.

El lanzamiento del coche tendría lugar en 1955, después de que Jean Rédélé, presentara tres especímenes del A106 a Renault pintados con los colores de la bandera francesa, azul, blanco y rojo que tendrían la denominación de Alpine A106 Mille Miles. De esta última versión, nacería el modelo de producción, realizado a mano y del que se fabricarían 251 copias utilizando además del motor, el chasis y las partes del interior del Renault 4CV, construyéndose en varias versiones de motorización además de la original del Mille Miles, una de 38CV y otra de 43CV, llamada Coach, con un rendimiento más que destacable en su tres variantes: 120 km/h en el motor menos potente, 140 en la versión de 38CV y de 150 km/h en las unidades con motor de 43CV, montando a partir de 1957 la misma unidad de potencia que utilizaba el Renault Dauphine.

El Alpine A106 Coach se utilizaría con éxito en el automovilismo deportivo, por ejemplo en 1956 Maurice Michy ganaría dentro de su clase en la Mille Miglia e incluso el propio Jean Rédélé competiría con el modelo en varias pruebas que le permitirían experimentar algunas soluciones técnicas, como la caja de cambios de cinco velocidades, muy inusual y raro para la época, especialmente en este tipo de vehículos así como en las suspensiones traseras con cuatro amortiguadores. En 1957, Giovanni Michelotti, creador de muchos de los modelos Ferrari, Maserati, Alfa Romeo y Lancia de la época, diseñaría una versión descapotable del Alpine A106 que se produciría en pequeñas series y que daría origen a su sucesor, el Alpine A108 en 1958, fabricándose ambos modelos en paralelo durante un tiempo difiriendo visualmente solo en detalles externos y en los acabados requeridos por cada comprador dado que los dos modelos se construían a mano bajo pedido, permaneciendo la versión carrozada del Alpine A106 en producción hasta 1960 y la versión descapotable hasta 1963.

1956
Alpine A106
IXO Models/Altaya
Colección: Nos Chères Voitures d'Antan - Nº 23/100

La miniatura
En enero de 2004, Altaya publicaría en Francia la colección Nos Chêres Voitures d’Antan, originalmente prevista a 50 números en los que se hacía un extenso repaso a los vehículos más populares que llenarían las calles y carreteras francesas entre 1950 y 1970. Las miniaturas, realizadas por IXO Models en exclusiva para esta colección y que incluirían modelos inéditos hasta entonces a escala 1/43, contarían con unos bueno moldes y grandes acabados y detalles considerando su precio de 10,95€ y que llevarían a la editorial a ampliar la colección en otros 50 números incluyendo entonces coches de la década de 1980 y otros modelos anteriores no previstos en el lanzamiento original.


Alpine A108

El vehículo
En 1958, Jean Rédélé presentaría el nuevo descapotable Alpine A108, externamente muy similar al convertible Alpine A106, con el que compartiría hasta 1963 la artesana línea de montaje de la factoría de Dieppe y al igual que éste, de basaría en el diseño de Giovanni Michelotti con la misma estructura de chasis y carrocería de fibra de vidrio del A106, a partir del cual se remodelaría la parte delantera utilizando faros con carenado aerodinámico y en algunas versiones cubiertos por una pieza de plástico. Durante su producción, el Alpine A108 tendría diferentes variantes del original descapotable o Cabriolet. Así, en 1959 se presentaría la versión Coupé y la Coupé 2+2 a los que seguirían un año más tarde el Cabriolet Sport, el Coupé Sport y el Berlinette, todos ellos montando el mismo motor de cuatro cilindros de 845 cm³ del Renault Dauphine con distintas potencias según las versiones o el mismo motor preparado por Marc Mignotet con 904 cm³ de entre 44 y 60CV de potencia.

El Alpine A108, marcaría el inicio de la fábrica de Jean Rédélé como constructor de sus propias carrocerías a través de la sociedad RDL (el nombre viene del apellido Rédélé sin las vocales) si bien, algunas de los cuerpos de fibra de vidrio seguirían siendo construidos por Chappe et Gessalin, como el del Alpine A108 Coupé 2+2. Dado que la forma básica del Cabriolet se mantuvo sin cambios respecto al Alpine A106 y solo se agregaría el techo rígido en versiones posteriores, el A108 estaría considerado como un A106 más potente, pero era un modelo completamente independiente. En 1960, el diseño del Alpine A108 fue modificado y adaptado por Phillipe Charles que probaría el vehículo en el túnel de viento de Citroën al suroeste de París y del que nacería la línea aerodinámica que caracterizaría la producción de Alpine a partir de entonces y que daría origen al Alpine A108 Berlinette, predecesor del Alpine A110 Berlinette que más tarde se convertiría en una leyenda en el mundo de la competición y uno de los automóviles más emblemático de todos los tiempos.

Las diferentes versiones del Alpine A108, serían básicamente interpretaciones estéticas del mismo modelo y también del Renault Floride y el Renault Caravelle especialmente en la parte trasera. Así por ejemplo, el Cabriolet Sport sería una versión del automóvil original con techo rígido que pasaría a llamarse Coupé Sport tras el nuevo diseño, mientras que la del Alpine A108 Coupé 2+2 pasaría a llamarse Alpine A110 Coupé GT4. Asimismo, a parte de inaugurar la construcción de carrocerías por la propia Alpine, el A108 contribuiría a la expansión del modesto fabricante francés que ya vería 40 Alpine A106 construidos bajo licencia en Bélgica. En este modelo, y gracias a incluir el motor del Renault Dauphine, se llegaría a acuerdos para su fabricación en Brasil, Bulgaria (Bulgaralpine en Bulgaria fabricado por SPC Metalhim y ETO Bulet), Méjico (Dinalpin por la compañía Diesel Nacional) y España, siendo el responsable en el país suramericano la compañía Willys-Overland que lo vendería como Willys Interlagos, mientras que en España sería FASA-Renault la encargada de construir los vehículos cuya producción, a diferencia de Brasil, comenzaría más tarde y corresponderían al modelo A110 siendo vendidos como FASA-Alpine.

1958
Alpine A108 Cabriolet
Norev/M6 Interactions
Colección: Renault Collection - Nº 45/87

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 31 de octubre de 2006 como parte de la colección que en enero de 2005 la editorial M6 Interactions, sociedad perteneciente al grupo audiovisual francés M6, editaría en Francia compuesta originalmente por 70 entregas quincenales con sus correspondientes miniaturas del constructor Renault. Las réplicas de esta colección estarían fabricadas por Norev y Universal Hobbies, contando en ambos casos con la calidad acostumbrada de estos dos fabricantes, aunque las de UH estaría un paso por delante en cuanto a acabados y detalles. A lo largo de la obra no sólo se incluirían modelos de Renault, sino también de Alpine, compañía que durante muchos años prepararía los vehículos de Renault para competición hasta que fuera absorbida por esta en 1973. Debido a su éxito, la colección sería ampliada hasta que finalmente sería suspendía tras 87 números al no poder cumplir Universal Hobbies los plazos de entrega impuestos por el editor.

1960
Alpine A108 Coupé 2+2
Universal Hobbies/M6 Interactions
Colección: Renault Collection - Nº 52/87

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 6 de febrero de 2007 como parte de la colección que en enero de 2005 la editorial M6 Interactions, sociedad perteneciente al grupo audiovisual francés M6, editaría en Francia compuesta originalmente por 70 entregas quincenales con sus correspondientes miniaturas del constructor Renault. Las réplicas de esta colección estarían fabricadas por Norev y Universal Hobbies, contando en ambos casos con la calidad acostumbrada de estos dos fabricantes, aunque las de UH estaría un paso por delante en cuanto a acabados y detalles. A lo largo de la obra no sólo se incluirían modelos de Renault, sino también de Alpine, compañía que durante muchos años prepararía los vehículos de Renault para competición hasta que fuera absorbida por esta en 1973. Debido a su éxito, la colección sería ampliada hasta que finalmente sería suspendía tras 87 números al no poder cumplir Universal Hobbies los plazos de entrega impuestos por el editor.


Alpine A110

El vehículo
El Alpine A110 se introduciría en 1962 como una evolución del A108 y, al igual que su predecesor, contaría con un chasis de tubo de acero y una carrocería de fibra de vidrio. El motor, montado en la trasera del vehículo, tomaríaa como base el 1,0 litros y cuatro cilindros en línea de Renault 8 y posteriormente fue evolucionando hasta el 1.6 litros de 1973. El A110 se vio beneficiado por el acuerdo entre Alpine y Renault para la distribución del modelo en los concesionarios de la marca del rombo. El A110 fue un éxito inmediato y, sin duda, el modelo más popular del fabricante francés gracias a una reputación labrada especialmente en las competiciones de rally tanto francesas, donde ganó numerosos rallies, como de ámbito internacional donde Alpine fue, gracias a este modelo, campeón de Europa y del mundo en 1971 y 1973 respectivamente.

Ofrecido en tres versiones de carrocería diferentes: Berlinette, Cabriolet y Coupé 2+2 o Alpine A110 Coupé GT4. Este último, presentado en 1962, era una versión del Alpine A108 Coupé 2+2 para con una distancia de ejes alargada y numerosos elementos del Renault Floride como las manijas de las puertas, los faros y algunas partes interiores que estaría ensamblado por Chappe et Gessalin antes de ser trasladados a la factoría de Dieppe donde los ingenieros de Alpine instalarían el motor, el tren motriz y la caja de cambios.

Sin duda, el modelo más popular sería el A110 Berlinette con las tres versiones compartiendo las líneas generales de la carrocería del Alpine A108, pero con el Berlinette diferenciándose externamente por el diseño del frontal y la trasera, más deportivas y extremas. Estructuralmente, el chasis del Alpine A110 sería completamente nuevo aunque partiendo de la viga central como en el caso de su antepasado y el motor del Renault 8 sería ajustado para que sus 956 cm³ y 50CV fueran suficientes para poner al coche a una velocidad máxima de 160 km/h.

Tanto el motor como la carrocería del Alpine A110 Berlinette serían revisados varias veces entre 1962 y 1977, año en el que la compañía ya prácticamente controlada en su totalidad por Renault cesaría su producción. A modo de ejemplo, las primeras versiones del Berlinette (1962 a 1967) no llevarían los típicos faros dobles, una de las características más distinguibles del modelo, sino que estos pertenecerían a las versiones construidas a partir de 1967 para la versión estándar.

Esta primera variante además contaría con el tablero de instrumentos del Alpine A108. Junto a los faros dobles, también llegarían revisiones en las tomas de aire, molduras, faros y en 1970, se introducirían nuevos intermitentes que se volverían a cambiar poco más tarde. A partir de 1973 y con el Alpine A310 en producción, el A110 se beneficiaría la suspensión trasera de aquel así como de un nuevo motor de 1.8 litros preparado especialmente para competir dentro del Grupo 4 de la FIA, además de montar motores del Renault 12 en sustitución de los del Renault 8, ambos preparados por Gordini tanto para las versiones de producción como de competición.

Del motor original del Renault 8, se pasaría al 1.300 cm³ y 115CV proveniente del Renault 12 a partir de 1969 y un año más tarde se montaría el del Renault 12 Gordini y del Renault 16 de 1.565 cm³ de 92CV en la versión básica y 138 en la Sport, siendo éste el más popular de todos y con el que el Alpine A110 Berlinette marcaría un antes y después en la historia de Alpine y en la del automovilismo deportivo, montando una caja de cambios sincronizada de cinco velocidades, suspensión delantera de doble horquilla con barra estabilizadora, sistema que emplearía en la suspensión trasera la versión de 1.8 litros del Grupo 4, y trasera de eje oscilante con varillas de empuje longitudinales y barra estabilizadora.

Entre otras de sus motorizaciones, el Alpine A110 Berlinette contaría con el motor de 1.44cm³ derivados del Renault 8 Gordini (conocido como Alpine A110 1440) que vencería en el Campeonato de Francia de Rallies con Jean-Claude Andruet y Jean Todt de copiloto en 1968 y con David Stone en 1970, y la versión mejorada del de 1.47cm³ que montaría el Lotus Europa y más tarde el Renault 16 y que se conocería como el Alpine A110 1500 y que Lucas Sainz junto a Juan Carlos Oñoro llevarían a la victoria del Campeonato de España de Rallies de 1970 construido por FASA-Renault.

1963
Alpine A110 Coupé GT4
Eligor/Hachette
Colección: Alpine et Renault Sportives - Nº 20/80

La miniatura
El 7 de mayo de 2008 llegaría a los kioscos franceses esta miniatura como parte de la colección Alpine et Renault Sportives que la editorial Hachette editaría a partir de agosto de 2007. A través de 100 números, se haría un extenso repaso a los modelos de calle más deportivos de Alpine y los vehículos de competición tanto de la compañía fundad por Jean Rédélé en 1957, así como los que prepararía para Renault, compañía que terminaría absorbiendo a Alpine en 1973. Todas las réplicas estarían realizadas por Eligor en China y contarían con unos excelentes moldes terminados con gran detalle y buenos acabados en general y que incluiría varias miniaturas inéditas hasta entonces.

1969
Alpine A110 Berlinette
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 20/70

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Alpine A310

El vehículo
El floreciente éxito del Alpine A110 Berlinette, obligaría a Jean Rédélé a crear una segunda fábrica con la ayuda de Philippe Lamirault, Director de Ventas para Europa de Renault y alcalde del pequeño pueblo de Thiron-Gardais en la región de Normandía que a su vez buscaba una oportunidad para industrializar la zona. En esta nueva fábrica, se construirían y ensamblarían los chasis y carrocerías del A110 para posteriormente ser enviados a Dieppe para montar los elementos mecánicos del coche. Con esta nuevas instalaciones en marcha, Rédélé junto a Yves Legal y Michel Beligond comenzarían a pergeñar el que sería el sustituto del Alpine A110, un deportivo pensado para competir con el Porsche 911 y que montaría un motor V8 de 2.700 cm³ preparado por Gordini para generar 150CV de potencia. Este modelo desarrollado en 1968, llamado Alpine A310 V8 Étude, sería el génesis del Alpine A310 que no vería la luz hasta tres años después en el Salón del Automóvil de Ginebra con otro prototipo montando en esta ocasión un motor de cuatro cilindros en línea derivado del 1.6 del Renault 16 con 115CV después de que el V8 fuera desechado por los ingenieros de Alpine que no encontrarían la manera de equilibrar el comportamiento dinámico del coche a altas revoluciones.

El primer A310 (con el código interno VE) que llegaría a los concesionarios de Renault tendría finalmente 140CV de potencia y estaría en producción hasta 1973, año en el que el motor sería reemplazado por otra unidad de 1.6 litros y 124CV con inyección electrónica de combustible (serie VF), ambos de conducción más deportiva debida a su menor centro de gravedad y menor peso, tan sólo 980 kilos, pero de menor rendimiento que su predecesor y también mucho más caro, lo que redundaría en unas menores ventas en comparación con los coches contra los que competían que ofrecían por el mismo dinero los 190CV de Porsche 911S y por menos los 131 del 911T y los del Alfa Romeo 2000 GT Veloce. A esta falta de ventas, vendría a añadirse la baja demanda de este tipo de vehículos como resultado de la Crisis del Petroleo de 1973, a la que Alpine intentaría combatir con una versión de 95CV llamada A310SX (modelo VG) del que se construirían 2.340 copias, siendo la línea de motores sustituida por los modernos V6 fabricados en conjunción por Peugeot, Renault y Volvo y que se montarían en el Alpine A310 a partir de 1977.

A principios de 1975, se completaría el desarrollo del motor PRV V6 (Peugeot, Renault y Volvo) de 2.664 cm³ con cuerpo de aluminio que se montaría desde 1977 en la segunda serie del Alpine A310 (modelo VA como código interno). Para realizar la segunda fase del A310 con el nuevo motor V6, Alpine construiría dos prototipos diferentes que serían sometidos a intensas pruebas en las montarían faros escamoteables luego desechados, o distintas soluciones aerodinámicas para la parte trasera, que finalmente se quedaron en nada y simplemente se reelaborarían algunos detalles del diseño de las versiones con motores de cuatro cilindros.

A principios de 1976, las primeras unidades del A310 V6 saldrían de la fábrica de Dieppe produciendo 150CV en la versión de producción del Alpine A310 V6 y 270CV en la de competición gracias al uso de carburadores dobles fabricados por Solex y que disfrutaría de un relativo éxito deportivo en las manos de Guy Fréquelin, que ganaría el Campeonato de Francia de Rallies en 1977 y con Herbert Grünsteidl que se convertiría en campeón de Europa de rallycross ese mismo año y dos campeonatos franceses de esa misma especialidad ganados respectivamente por Jean Ragnotti en 1977 y Jean-Pierre Beltoise en 1979.

El Alpine A310 se mantendría en producción hasta 1984 antes de ser sustituido por el Alpine GTA y en esos años conocería varias especificaciones más, de las que la más popular sería el Alpine A310 V6 Pack GT (VAA como nombre de serie interno) que incorporaría llantas de 15 pulgadas y apéndices aerodinámicos más grandes, caja de cambios manual de cinco velocidades y una velocidad máxima de 220 km/h.

1968
Alpine A310 V8 Étude
Eligor/Hachette
Colección: Alpine et Renault Sportives - Nº 9/80

La miniatura
El 6 de diciembre de 2007 llegaría a los kioscos franceses esta miniatura como parte de la colección Alpine et Renault Sportives que la editorial Hachette editaría a partir de agosto de ese mismo año. A través de 100 números, se haría un extenso repaso a los modelos de calle más deportivos de Alpine y los vehículos de competición tanto de la compañía fundad por Jean Rédélé en 1957, así como los que prepararía para Renault, compañía que terminaría absorbiendo a Alpine en 1973. Todas las réplicas estarían realizadas por Eligor en China y contarían con unos excelentes moldes terminados con gran detalle y buenos acabados en general y que incluiría varias miniaturas inéditas hasta entonces.

1972
Alpine A310
IXO Models/Altaya
Colección: Nos Chères Voitures d'Antan - Nº 54/100

La miniatura
En enero de 2004, Altaya publicaría en Francia la colección Nos Chêres Voitures d’Antan, originalmente prevista a 50 números en los que se hacía un extenso repaso a los vehículos más populares que llenarían las calles y carreteras francesas entre 1950 y 1970. Las miniaturas, realizadas por IXO Models en exclusiva para esta colección y que incluirían modelos inéditos hasta entonces a escala 1/43, contarían con unos bueno moldes y grandes acabados y detalles considerando su precio de 10,95€ y que llevarían a la editorial a ampliar la colección en otros 50 números incluyendo entonces coches de la década de 1980 y otros modelos anteriores no previstos en el lanzamiento original.

1983
Alpine A310 V6 Pack GT
Universal Hobbies/Hachette
Colección: Alpine et Renault Sportives - Nº 2/80

La miniatura
El 30 de agosto de 2007 llegaría a los kioscos franceses esta miniatura como parte de la colección Alpine et Renault Sportives que la editorial Hachette editaría ese mismo mes. A través de 100 números, se haría un extenso repaso a los modelos de calle más deportivos de Alpine y los vehículos de competición tanto de la compañía fundad por Jean Rédélé en 1957, así como los que prepararía para Renault, compañía que terminaría absorbiendo a Alpine en 1973. Todas las réplicas estarían realizadas por Eligor en China y contarían con unos excelentes moldes terminados con gran detalle y buenos acabados en general y que incluiría varias miniaturas inéditas hasta entonces.


Alpine A310 GTA

El vehículo
El Alpine GTA (acrónimo de Grand Tourisme Alpine y cñodigo interno D500 05), se presentaría a principios de 1985 en el Salón del Automóvil de Ginebra para reemplazar al A310. Como todos los modelos de producción del fabricante francés, la carrocería estaría realizada en fibra de vidrio, recordando en sus formas al su predecesor del que se distinguiría por montar los paragolpes integrados en el cuerpo del coche. De la misma manera que el Alpine A310 sería concebido para hacerle la competencia al Porsche 911, el GTA aspiraría cambiar la balanza de las ventas a su favor respecto al Porsche 944, pero mientras que el constructor alemán ya tenía una imagen más que asentada de calidad en sus productos, Alpine llevaba varios años con la suya empañándose cada vez más desde los tiempos ya lejanos del Alpine A110 Berlinette.

El GTA, ofrecía una mejor aerodinámica que su rival principal, además de un bajo peso y potentes motores PRV V6 de 3.0 litros, 160CV y 235 km/h de velocidad máxima ya utilizados en la última versión del A310. Como contrapartida, los acabados interiores daban una pobre sensación de deportivo de alta gama a lo que tampoco ayudaría el hecho que desde 1978, los Alpine fueran vendidos como Renault-Alpine después de la toma de control por parte de gigante francés de las operaciones de la compañía de Jean Rédélé, en un segmento en el que el nombre del fabricante es tan relevante como la máquina que se vende.

El Alpine GTA, estaría fabricado en una estructura de marcos sobre una viga central de sección rectangular con refuerzos laterales con un chasis de tubos en la parte delantera y otro acampanado en la trasera para sustentar el motor, la caja de cambios y la suspensión, que tiene la misma arquitectura en las cuatro ruedas: ruedas independientes, cuadriláteros transversales con dos triángulos superpuestos y resortes helicoidales combinados con amortiguadores hidráulicos telescópicos.

El modelo sería ofrecido en varias versiones a lo largo de su producción y así, en 1985 se presentaría la versión GTA V6 Turbo (D501 05) con una potencia de 200CV y una velocidad máxima de 252 km/h. Esta misma versión, sería mejorada en 1990 con catalizador (D502 05) debido a las cada vez más exigentes normas anticontaminación pasando a generar 185 caballos de potencia y 12 kilómetros menos por hora de velocidad punta. También en 1985 se presentaría el V6 Turbo Europa Cup, modelo de competición que serviría como base de la copa monomarca Europa Cup Renault Alpine V6 Turbo (más tarde llamada Eurocup Mégane Trophy) del que únicamente se fabricarían 69 unidades para el campeonato, aunque posteriormente unos pocos ejemplares serían reconvertidos como modelos legales de carretera.

Asimismo, aprovechado la presencia de Renault en el mercado estadounidense gracias a la compra de buena parte del accionariado de American Motors Company (AMC), en 1987 se presenta la versión Alpine A310 GTA USA V6 Turbo (modelo D50 A) del que únicamente se producirían 21 especímenes debido a la retirada de Renault del mercado estadounidense al vender sus acciones a Chrysler. El automóvil se modificaría expresamente para adaptarse a las restrictivas normas anticontaminación del estado de California y estaría equipado con un convertidor catalítico, faros retráctiles y paragolpes auxiliares pero no vendería ninguna de las unidades construidas. Este modelo, también contaría con una profunda reforma del chasis donde los tubos de la estructura frontal serían reemplazados por chapa estampada y los laterales estarían reforzados con un entramado de barras, soluciones que posteriormente se aplicarían en el Alpine A610.

Otras dos versiones verían la luz en los siguientes años, el Alpine A310 GTA V6 Turbo Mille Miles (D501 05 A), fabricado en una serie limitada de 100 ejemplares para conmemorar los 35 años de Alpine que tendría mejor equipamiento que la versión estándar, además de volver a utilizar el logotipo de Alpine en el coche; la versión Le Mans (D502 05 A), del que se construirían 300 copias con una apariencia más modificada especialmente en la parte delantera y equipado con un kit de carrocería que aumentaba el peso del coche en 200 kilos sin ninguna mejora en el rendimiento del motor V6 Turbo con catalizador y la versión Le Mans Danielson, preparación deportiva del modelo anterior desarrollada por la compañía especializada en Renault, Danielson SA, que incluiría una gestión del motor optimizada hasta los 210CV y 247 km/h de velocidad máxima.

Tras producir un total de 6.494 modelos, casi tres cuartas partes del total serían del Alpine A310 GTA V6 Turbo, el deportivo francés se despediría de la línea de montaje en 1991 para ser sustituido por el Alpine A610, último modelo producido por la fábrica de Jean Rédélé, antes de que su compañía pasara a ser un departamento de Renault Sport y preparar los coches de competición del grupo.

1985
Alpine A310 GTA V6 Turbo
Norev/Hachette
Colección: Les Voitures Françaises - Nº 84/135

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 28 de octubre de 2005 dentro de la serie Les Voitures Françasies que la editorial francesa Hachette pondría a la venta en los kioscos del país vecino en agosto de 2002, coleccionable basado en los más populares modelos franceses de todos los tiempos y que estaría a la venta hasta octubre de 2007. Durante su andadura de 135 números, Les Voitures Françasies pondría a disposición de los coleccionistas unas miniaturas realizadas por Norev con unos moldes excelentes que, debido a su bajo precio, 9,95€, no icluirían ni peana ni vitrina expositora, sino que las ráplicas vendrían en un blister de plástico acompañadas por una caja de cartón para guardar el modelo que tendría escasos detalles y acabados en general. La colección reflejaría la historia de la automoción de los principales fabricantes franceses a través del tiempo incluyendo numerosas reproducciones de vehículos nunca antes realizadas a escala 1/43.

1986
Alpine A310 GTA USA V6 Turbo
Eligor/Hachette
Colección: Alpine et Renault Sportives - Nº 10/80

La miniatura
El 20 de diciembre de 2007 llegaría a los kioscos franceses esta miniatura como parte de la colección Alpine et Renault Sportives que la editorial Hachette editaría a partir de agosto de ese año. A través de 100 números, se haría un extenso repaso a los modelos de calle más deportivos de Alpine y los vehículos de competición tanto de la compañía fundad por Jean Rédélé en 1957, así como los que prepararía para Renault, compañía que terminaría absorbiendo a Alpine en 1973. Todas las réplicas estarían realizadas por Eligor en China y contarían con unos excelentes moldes terminados con gran detalle y buenos acabados en general y que incluiría varias miniaturas inéditas hasta entonces.

1990
Alpine A310 GTA V6 Turbo Mille Miles
Universal Hobbies/M6 Interactions
Colección: Renault Collection - Nº 29/87

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 21 de febrero de 2006 como parte de la colección que en enero de 2005 la editorial M6 Interactions, sociedad perteneciente al grupo audiovisual francés M6, editaría en Francia compuesta originalmente por 70 entregas quincenales con sus correspondientes miniaturas del constructor Renault. Las réplicas de esta colección estarían fabricadas por Norev y Universal Hobbies, contando en ambos casos con la calidad acostumbrada de estos dos fabricantes, aunque las de UH estaría un paso por delante en cuanto a acabados y detalles. A lo largo de la obra no sólo se incluirían modelos de Renault, sino también de Alpine, compañía que durante muchos años prepararía los vehículos de Renault para competición hasta que fuera absorbida por esta en 1973. Debido a su éxito, la colección sería ampliada hasta que finalmente sería suspendía tras 87 números al no poder cumplir Universal Hobbies los plazos de entrega impuestos por el editor.


Alpine A610

El vehículo
Presentado en 1991 durante el Salón del Automóvil de Ginebra, el Alpine A610 (código interno D503 05) sería el último modelo de producción de la compañía fundada por Jean Rédélé en 1954 antes de convertirse en una filial de Renault dentro del departamento de carreras Renault Sport para la preparación de los modelos más deportivos y de competición del constructor francés. A medio camino entre ser un modelo nuevo y una evolución del Alpine GTA, el 610 tomaría varias de las soluciones estilísticas desarrolladas por Alpine en varias de las versiones de aquel modelo, en especial del Alpine A310 GTA USA V6 Turbo del que tomaría los faros escamoteables y los refuerzos laterales del chasis.

La estructura seguiría siendo la misma del Alpine GTA con las mejoras utilizadas en el modelo GTA USA, un marco con viga central de sección rectangular al que se añadiría en la parte delantera, una estructura de acero estampada para incrementar el peso delantero del automóvil y mejorar el reparto de pesos (43% en la parte delantera y del 57% en la trasera) y el chasis acampanado trasero que alojaría la caja de cambios, la suspensión y la cuna del motor. Éste, seguiría siendo el motor PRV V6 de 2.975 cm³ con inyección electrónica, turbocompresor y enfriador capaz de generar una potencia de 250CV transmitidas al eje trasero mediante una caja manual de cinco marchas empujando el A610 hasta los 265 km/h de velocidad punta. La mecánica del coche se completaría con la misma suspensión del GTA, esto es suspensiones independientes en las cuatro ruedas compuesta por cuadriláteros transversales con dos triángulos superpuestos, resortes helicoidales combinados con amortiguadores hidráulicos telescópicos, montando también en los cuatro lados frenos de disco ventilados asistidos por ABS en el eje delantero.

Debido a un presupuesto demasiado bajo, los ingenieros de Alpine no tendrían mucho espacio para trabajar sobre la carrocería, que a pesar de ser completamente nueva tendría un gran parecido con la del GTA del que tomaría las ventanas laterales y la trasera del portón. A simple vista, El A610 se diferenciaría, además de los faros retráctiles, en las luces de largo alcance y antiniebla situadas en el paramento inferior del paragolpes delantero, la toma de aire a lo largo del ancho del frente del coche y unos respiraderos disimulados en la parte inferior de los guardabarros traseros. En su interior, el comprador encontraría asientos deportivos ergonómicos envueltos en terciopelo y un tablero de instrumentos idéntico al del GTA ligeramente revisado, por ejemplo el mando de la radio se situaría en el volante, contando el coche como única concesión al confort de marcha con aire acondicionado de serie y ordenador de abordo.

A diferencia del GTA, el Alpine A610 no tendría una extensa lista de modelos especiales y contaría únicamente con cuatro denominadas Albertville 92, Magny-Cours, Le Mans y una versión prototipo llamada Evolution. La primera de ellas sería presentada con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en esa ciudad francesa del que únicamente se realizarían dos copias para el transporte de personalidades que estarían pintadas en blanco, con llantas en el mismo color con molduras mecanizadas brillantes, decoraciones laterales y tapicería gris claro con ribetes azul eléctrico. La versión Magny-Cours, presentada tras la victoria de Nigel Mansell en el Gran Premio de Francia de Fórmula 1 de 1991 con el Williams motorizado por Renault, se fabricaría en un total de 31 unidades todas ellas con carrocería y llantas pintadas en verde perlado, decoraciones laterales alusivas y un interior realizado en cuero negro específico de alta calidad. Del prototipo Evolution también habría dos copias que nunca llegarían a comercializarse que contaría con un ajuste del motor para generar 280CV y por último la versión Le Mans del que únicamente se construiría una unidad para el equipo de carreras de Patrick Legeay que competiría en las 24 Horas de Le Mans de 1994 dentro de la categoría GT2 con Benjamin Roy, Luc Galmard y Jean-Claude Police que llevarían el coche hasta la 13ª plaza de la general y quinta dentro de su clase.

Además de estas versiones especiales, en 1993 el Alpine A610 recibiría nuevas llantas de aleación de 16 pulgadas de cinco radios (que años más tarde se montarían en el Renault Spider) y una rebaja de la capacidad del motor hasta los 2.963 cm³ para facilitar las ventas en países extranjeros como Suiza o Reino Unido, donde el coche sería vendido con volante a la derecha con el nombre de Renault A610 y del que se fabricarían 87 ejemplares de un total de 818 construidos hasta 1995, año en el que el coche dejaría de fabricarse.

1993
Alpine A610
Norev/M6 Interactions
Colección: Renault Collection - Nº 43/87

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 19 de septiembre de 2006 como parte de la colección que en enero de 2005 la editorial M6 Interactions, sociedad perteneciente al grupo audiovisual francés M6, editaría en Francia compuesta originalmente por 70 entregas quincenales con sus correspondientes miniaturas del constructor Renault. Las réplicas de esta colección estarían fabricadas por Norev y Universal Hobbies, contando en ambos casos con la calidad acostumbrada de estos dos fabricantes, aunque las de UH estaría un paso por delante en cuanto a acabados y detalles. A lo largo de la obra no sólo se incluirían modelos de Renault, sino también de Alpine, compañía que durante muchos años prepararía los vehículos de Renault para competición hasta que fuera absorbida por esta en 1973. Debido a su éxito, la colección sería ampliada hasta que finalmente sería suspendía tras 87 números al no poder cumplir Universal Hobbies los plazos de entrega impuestos por el editor.