Austro-Daimler AG
Fabricantes de Europa

Austro-Daimler fue una empresa austriaca fabricante de automóviles desde 1899 hasta 1934 que originalmente sería creada como una filial de la alemana Daimler Motoren Gesellschaft (DMG) para la venta y reparación en Austria de los vehículos fabricados por DMG. El éxito del concesionario, llevaría a Eduard Bierenz a aliarse con Eduard Fischer, ingeniero y dueño de una fundición, para la fabricación de sus propios modelos dando lugar en 1899 a la Österreichische Daimler Motoren Gesellschaft (Fábrica Austriaca de Motores Daimler) o simplemente Austro-Daimler y cuyo primer modelo se pondría a la venta tan sólo un año después, continuando con la producción de motores para coches de lujo, camiones, autobuses, buques marítimos y trenes.

En 1902 Paul Daimler, hijo de Gottlieb Daimler, se hizo cargo del departamento técnico desarrollando un coche compacto de 8CV que sería el primero del mundo en ofrecer tracción total. Paul Daimler, dejaría la compañía y sería reemplazado por Ferdinand Porsche que traería a los modelos de Austro-Daimler los primeros usos de la aerodinámica en la fabricación de vehículos, así como a seguir construyendo motores para aeronaves incluido los famosos dirigibles Zeppelin. La producción de vehículos quedaría paralizada durante la Primera Guerra Mundial, en la que la compañía se dedicaría exclusivamente a la producción militar. Una vez terminada la contienda, la empresa regresó a la producción de automóviles, pero pronto comenzarían los problemas problemas financieros tras abandonar Porsche la compañía en 1923.

Austro-Daimler llegaría a acuerdos con Škoda y FIAT y se fusionaría con el fabricante alemán Puch en 1928. Durante este periodo, la producción de automóviles ofrecida por Austro-Daimler sería el ADM, que incluiría motores de seis cilindros de 2.540 cm³, 2.650 cm³ y 2.994 cm³ y una versión menos lujosa denominada ADR del que en 1936 se produciría la versión Bergmeister, con un motor de 3.614 cm³ y seis cilindros que podía desarrollar 120CV a 3.600rpm y que, a la postre, seria el último modelo de la casa tras fusionarse con el constructor de automóviles Steyr AG, creando la Steyr-Daimler-Puch AG que cesaría la producción de automóviles en favor de material ferroviario y militar.


Austro-Daimler ADR

El vehículo
A pesar de su partida en 1923, la influencia del ingeniero Ferdinand Porsche en Austro-Daimler seguiría presente en los siguientes modelos de la compañía como en los ADM, basados aún en diseños de Porsche. Habría que esperar hasta 1927 para ver el primer modelo original tras la partida de Porsche que sería el Austro-Daimler ADR (la R del nombre haría referencia al chasis tubular o Rohrrahmen en alemán). El nuevo vehículo, estaría diseñado por Karl Rabe, mano derecha de Ferdinand Porsche entonces y que años más tarde se incorporaría a la propia Porsche como Diseñador Jefe hasta 1965, y contaría al igual que su predecesor con un bloque de aluminio de seis cilindros mejorado con un único árbol de levas en cabeza impulsado desde el cigüeñal por un eje vertical de engranajes cónicos.

Con un desplazamiento de menos de 3 litros, el motor produciría 70CV, que se aumentarían hasta los 100 para el modelo Sport que se comenzaría a construir a partir de 1929 con ambos modelos transmitiendo su fuerza al eje trasero a través de una caja de cambios de cuatro velocidades. A estos dos modelos, se unirían después el enorme sedán de más de 5,5 metros de longitud con un motor en línea de ocho cilindros con 4,6 litros de capacidad que se llamaría ADR 8 o Alpine en algunos mercados foráneos. En 1931, llegaría el Austro-Daimler ADR 635 Bergmeister (los números son en relación al motor: un seis cilindros de 3.5 litros, mientras que Bergmeister significa Campeón de la montaña en alusión a los numeroso triunfos en este tipo de competición en años anteriores de los modelos ADM). Tanto de este modelo como del ADR 8, únicamente se fabricarían 50 unidades de los 2.600 ADR que se fabricarían en total hasta el cese de su producción en 1934.

Al igual que todos los ADR de seis cilindros, los chasis tendrían distancias entre ejes de 3.200 y 3.500 milímetros para adaptarse a una variedad de estilos que incluirían un cupé (T4), una limusina de cuatro puertas (L4) o un descapotable de dos puertas (CB2) ya que como muchos automóviles de lujo de la época, los Austro-Daimler se construían como chasis rodantes en la factoría de la compañía en Wiener-Neustadt para luego ser enviados a carroceros especializados como como Armbruster u Oeffag que realizarían los distintos tipos de carrocería, manteniendo en común los elementos mecánicos del coche como la nueva suspensión trasera totalmente independiente a través de ejes oscilantes con resortes semielípticos, que permitiría que el coche tuviera un centro de gravedad más bajo que los vehículos deportivos de entonces que todavía usaban ejes rígidos, disposición que los ADR utilizarían en las ruedas delanteras junto a muelles longitudinales.

La difícil situación económica derivada de la Gran Depresión de 1929 y de las sanciones a las que tendría quehacer frente Alemania tras su derrota en la Primera Guerra Mundial afectarían gravemente a Austro-Daimler que vería una disminución de sus ventas a pesar de la exquisitez de sus modelos y terminaría fusionándose con Steyr para seguir construyendo vehículos militares y material ferroviario durante varios años más, dejando el Austro-Daimler ADR 635 Bergemeister como último modelo fabricado por la compañía que en sus últimas unidades llevarían el nombre de la nueva compañía Steyr-Daimler-Puch.

Aunque hoy olvidada, el recuerdo de Austro-Daimler y especialmente el del ADR 635 Bergemeister de 120CV y una velocidad punta de 140 km/h sigue vigente en la memoria del aficionado a los automóviles como el caso del austriaco Roland Stagl que 90 años después de la desaparición del modelo construiría con su compañía Bionik Motors GmbH un deportivo híbrido con motor Mercedes y tres motores eléctricos capaz de generar 1.198CV, acelerando de 0 a 100 km/h en 2.5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de más de 320 km/h con el nombre de Austro-Daimler Bergmeister ADR 630 Shooting Grand en un intento de capturar el el espíritu del Bergmeister original transportado al futuro y que sería presentado el 5 de septiembre de 2019 en un evento privado en el Reino Unido.

1932
Austro-Daimler ADR 635 Bergemeister
IXO Models/Altaya
Colección: Los más bellos Coches De Época - Nº 44/50

La miniatura
A finales de 2006, Altaya pondría a la venta la colección Los más bellos Coches de Época en España que incluiría las mismas 50 miniaturas que compusieron similar la versión francesa, editada en agosto de 2005 con el nombre de Voitures Classiques y que más tarde también vendería en Portugal con el nombre de Carros Clássicos. La colección comprendería los principales fabricantes de coches construidos hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial en la que es considerada por muchos aficionados como la época dorada del automóvil. Las miniaturas estarían fabricadas por IXO Models en China, que posteriormente utilizaría algunos modelos para crear otra línea de negocio llamada IXO Museum (MUS) que cuenta con modelos de esta y otras colecciones con modelos de este periodo en diferente color y mejores acabados que las originales puestas a la venta por las editoriales que incluían detalles más toscos sobre unos moldes correctos y un buen acabado general considerando su bajo precio de venta, 10,95€ en España y que muchos modelos eran inéditos en escala 1/43 en ese momento.