Automobile Dacia S.A.
Fabricantes de Europa

Dacia, nombre de la provincia del Imperio Romano ocupada hoy por la actual Rumanía era la marca comercial del fabricante de automóviles rumano UAP (Uzina de Automobile Pitești o Planta de Automóviles de Pitești). La planta fue construida en 1952 en Colibaşi (hoy Mioveni) al noreste de Piteşti y estaría dedicada principalmente a proveer con piezas a la factoría de camiones Steagul-Roșu (más tarde Roman) en Brașov. En 1965, Nicolás Ceaușescu sería elegido como Primer Secretario del Partido comunista de Rumanía (PCR) y prohibiría la importación de automóviles con el fin de fomentar la producción local. La ausencia de una industria nacional moderna para desarrollar nuevos automóviles, llevaría al Comité Central del PCR a realizar una subasta para la fabricación de un automóvil de clase media que sería ganada por Renault.

Con el apoyo del fabricante francés, en 1967 se modernizaría la factoría de UAP y un año más tarde saldría de la línea de montaje el primer vehículo: el Dacia 1100, un Renault 8 construido con la licencia de la fábrica francesa que suministraría todas las piezas, encargándose los operarios rumanos del ensamblaje final, la pintura y el rellenado de los fluidos del motor. En 1969, comenzaría la producción del coche que motorizaría a la población rumana: el Dacia 1300 basado en el Renault 12, que en sus distintas series estaría en fabricación hasta 2004 con una producción cercana a los 2.000.000 de vehículos.

En 1978, el contrato ganado por Renault llegaría a su fin pero Dacia continuaría con la producción del sucesor del Dacia 1300 derivados asimismo del Renault 12 y fabricaría modelos como el Dacia 500, popularmente llamado como Lăstun (golondrina en español). Con la caída del Gobierno comunista de Rumanía en 1989 y la apertura del país hacia Occidente, se reanudaría la importación de vehículos, principalmente modelos de segunda mano más baratos que los propios Dacia y con mejor tecnología. Para mantenerse al ritmo de los tiempos, Dacia buscaría el apoyo de Peugeot y de esta relación nacería el Dacia Nova construido sobre la plataforma del Peugeot 309.

En 1999, Renault compraría la mayor parte del accionariado de Dacia y llegarían los primeros modelos con motor diésel en los Dacia SupeRNova y su sucesor Dacia Solenza, modelos de transición fabricados entre 2000 y 2003 el primero y desde ese año y hasta 2005 el segundo, de la que sería la gama Dacia de hoy en día formada por el Dacia Logan, construido a partir de 2004, el Dacia Sandero introducido en 2008 o el Dacia Duster, construido desde 2010, año en el que el fabricante rumano se convertiría en una filial de Renault.

Las ventas de los modelos Dacia a lo largo de su historia se limitaría al mercado rumano y pequeñas cantidades exportadas a países de la órbita de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y siempre tendrían como una de sus mayores ventajas su económico precio y su probada mecánica tanto en su era con Renault como en la más breve de Peugeot. Desde mediados de la primera década del Siglo XXI, los Dacia comenzarían a ser exportados también al resto de Europa donde con precios en su gama básica desde los 7.200€ se presentaría como una alternativa barata respecto a automóviles del mismo segmento, aunque siempre con el marchamo de su pobre calidad de construcción.

Sin embargo, desde que se desatara la crisis financiera de 2008, los Dacia comenzarían a aumentar su cuota de mercado. Por ejemplo, en 2007 se venderían poco más de 76.000 unidades mientras que en 2019 se comercializarían más de 576.000, situándose como la opción más vendida en varios países europeos con un total acumulado hasta ese año de más de 6,5 millones de unidades vendidas en todo el mundo, 2,3 millones en el periodo comprendido entre 1968 y 2004.


Dacia 1100

El vehículo
Con el fin de iniciar la industrialización del país lo antes posible y en ausencia de una industria nacional moderna para desarrollar un nuevo automóvil, el Comité Central del Partido Comunista de Rumanía (PCR) promovería un concurso público en 1965 para la fabricación de un automóvil de clase media con un motor de entre 1.000 y 1.300 cm³ y una producción anual de 40.000 a 50.000 unidades. A la licitación, se presentarían empresas como Alfa Romeo, FIAT, BMC, Peugeot y Renault. Esta última ganaría la subasta con el Renault 12, en fase de desarrollo en ese momento, y en el segundo semestre de 1966 se firmaría en Bucarest el contrato entre el estado rumano y la Régie Nationale des Usines Renault. El acuerdo, válido por 10 años, preveía la construcción temporal de otro modelo de la gama del fabricante francés hasta el lanzamiento del modelo Renault 12 y el vehículo elegido sería el Renault 8 cuyo precio entonces resultaba más asequible para los clientes rumanos.

La fabricación del nuevo modelo bajo la marca Dacia, el nombre en latín del área ocupada por la actual Rumanía, se realizaría en la nueva planta de automóviles de Mioveni y los primeros Dacia 1100, llamado así por el desplazamiento de su motor, saldrían de la línea de montaje a mediados de 1968. Como automóvil construido bajo licencia, Renault proveería todas las piezas para el montaje del coche desde sus factorías en Francia y Valladolid (España) y se ensamblarían en la fábrica rumana donde se soldaría y pintaría la carrocería. A partir de 1969, en Rumanía se comenzarían a fabricar los neumáticos, radiadores y ventanas, así como las instalaciones eléctricas, tapizados y sillas, manteniendo de esta manera los costos bajos y una fabricación constante.

Del Dacia 1100 se fabricarían alrededor de 44.000 unidades hasta 1971 de los que se venderían más de 37.000, incluyendo los pocos modelos de la serie limitada 1100 Sport, fácilmente distinguible al llevar cuatro faros delanteros, y que tendría un pequeño aumento de potencia respecto al 1000, 65CV frente a 46 del 1100, estando destinado en su mayoría para la policía rumana y como vehículo de representantes del Ministerio del Interior del Gobierno de Rumanía. En 1969, se presentaría el Dacia 1300 basado en el Renault 12, y en teoría sustituto del 1100, sin embargo, el modelo mantendría unas ventas aceptables y se mantendría en producción junto al 1300.

1968
Dacia 1100
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 5/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 23 de noviembre de 2011 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.


Dacia 1300/1310

El vehículo
Fruto del acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Rumanía y Renault para la producción de un vehículo familiar, en 1969 llegaría el Dacia 1300 basado en el Renault 12. En el momento de su puesta a la venta, el 1300 se ofrecería únicamente con una carrocería de cuatro puertas y cinco asientos con un motor de cuatro cilindros de 1.289 cm³ que desarrollaba 54 caballos de fuerza y una velocidad máxima de 144 km/h. Al igual que con el Dacia 1100 basado en el Renault 8, la carrocería autoportante y los elementos mecánicos serían enviados desde Francia a la planta de Mioveni para su ensamblaje final.

En 1970, la versión básica del modelo se enriquecería con las variantes Lux y Lux Super, o Dacia 1301, destinado únicamente para su uso como vehículo de servicio del Partido Comunista Rumano y con un nivel de equipamiento más elevado. En 1975, llegarían las versiones ranchera (Dacia 1300 Break) y camioneta (Dacia 1302 Pick-Up). Esta última versión sería similar en el apartado mecánico al Dacia 1300 con la excepción de la suspensión trasera, más rígida en el 1302 para soportar hasta 500 kilos de carga máxima, y del sistema de frenos donde el 1300 montaría un circuito único con servofreno y la camioneta equiparía un sistema de frenado de doble circuito con servofreno y compensación de presión de frenada, aunque ambos sistemas tendrían frenos de disco simples en las ruedas delanteras y tambores de freno en las ruedas traseras.

El acuerdo de licencia con Renault finalizaría en 1978 y el 1300 sería sustituido por el Dacia 1310 en 1979, aunque continuaría en producción hasta 1984. El 1310, sería un rediseño basado en la carrocería del Dacia 1300 que traería cambios significativos tanto en el exterior como en el interior. La parte delantera del modelo contaría con una nueva parrilla con cuatro faros redondos y parachoques más altos que incorporarían los intermitentes y en la parte trasera, las luces se presentarían en un solo bloque que incorporaría las luces de posicionamiento, señalización, frenado y marcha atrás. Técnicamente, las mejoras serían un ventilador eléctrico, operado por un relé térmico, y una mejora en la compresión del motor que aumentaría la potencia del motor de 1.289 cm³ hasta los 56 caballos de fuerza.

Al igual que el 1300, el Dacia 1310 contaría con la variante Break y Pick-Up (Dacia 1304 Pick-Up) y en la primera mitad de 1983, llegaría el cupé de tres puertas Dacia 1410 Sport con una distancia entre ejes y longitud más cortas y con un nuevo motor de 1.397 cm³ que entregaría una potencia máxima de 65CV gracias también a la inclusión de un nuevo carburador. En 1984, se presentaría la segunda generación del Dacia 1310 equipada con el mismo motor pero ajustado para entregar una potencia de 64CV y una caja de cambios de cinco velocidades.

A nivel estético, habría algunas nuevas modificaciones en la carrocería en las dos variantes de equipamiento que tendría el modelo: TL y TLE, la primera equipada con una caja de cambios de cuatro velocidades y la segunda con la de cinco y destinado en su mayor parte a la exportación. El modelo TL estaría equipado con una radio, mientras que el TLE con un reproductor de casetes y radio y un salpicadero que incluiría los indicadores para la temperatura del agua y la presión del aceite. En esta generación, llegaría un motor de 1.557 cm³, asociado a la caja de cambios de cinco velocidades, con una potencia máxima de 80CV disponible también en las versiones Break y Pick-Up (versiones 1304, 1307 de doble cabina y batalla más larga y el Dacia 1309 Pick-Up basado en el 1310 Break.

Con estos modelos, la gama en oferta se expandiría hasta ocho niveles de equipamiento: MS, MLS, S, TL, TX, TLX y TLE con los modelos de carrocería sedán estándar montando el motor de 1.289 cm³ y la caja de cambios de cuatro velocidades y en los modelos superiores el de 1.397 cm³ o el de 1.557 cm³, diferenciándose entre ellos por la inclusión se distintos elementos como alerón, llantas, faros delanteros, aire acondicionado, molduras o sistema de frenos dependiendo del nivel de acabado. Desde 1987 estaría también disponible el Dacia 1320, un derivado del 1310 equipado con los motores de 1.289 cm³ y 1.397 cm³ y sus correspondientes cajas de cambio. Externamente, este modelo montaría un nuevo frontal en el que los cuatro faros redondos daría paso a dos de forma rectangular. En esta versión, también habría un modelo con motor de 1.185 cm³ (Dacia 1210) con una potencia máxima de 48 caballos de fuerza.

Este nuevo frontal, serviría de elemento distintivo de la tercera generación del modelo, introducida en 1990 y que a partir de 1992 montaría como motor para toda la gama la unidad de 1.557 cm³ y 73CV y cajas de cambio de cinco velocidades a excepción de la versión Pick-Up que seguiría contando con una de cuatro hasta 1997 con el motor de 1.397 cm³. En ese año, el motor estándar de la serie 1310 recibiría la unidad con inyección de combustible utilizada en el Dacia Nova lo que daría lugar a una nueva generación que contaría con las versiones CL, CT. Li, Ti, CLi, CTi donde la letra L se utilizaría para denominar a las carrocerías de tipo sedán con motor de 1.397 cm³, la letra T para las berlinas con la unidad de 1.557 cm³ y la letra i para los motores de 1.557 cm³ y 71CV del Nova.

Por primera vez en la gama, en 1997 se utilizaría un motor Peugeot de 1.905 cm³ para las variantes ranchera y camioneta, además de una versión de tracción total para esta última disponible a partir de 1999. Con estos nuevos motores, el Dacia 1310 y sus derivados se mantendrían en producción hasta 2002, año en el que el modelo pasaría a denominarse simplemente como Dacia Berlina, Dacia Break y Dacia Pick-Up basados en la tecnología del Dacia Nova, estando en producción hasta 2004 cuando el modelo sería reemplazado por el Dacia SuperNova, aunque se mantendría dos años más en el mercado en su versión camioneta.

1973
Dacia 1300 Break
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 29/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 17 de octubre de 2012 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.

1985
Dacia 1410 Sport
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 26/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 5 de septimebre de 2012 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.

1992
Dacia 1309 Pick-Up
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 21/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 27 de junio de 2012 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.


Dacia 500

El vehículo
Además del sedán Dacia 1300 y el pequeño compacto Oltcit Club con licencia de Citroën, el Gobierno de Rumanía, encargaría a Dacia la fabricación de un pequeño automóvil para el tráfico urbano a un precio asequible y con un bajo consumo. Para mantener el coste de la producción del modelo lo más bajo posible, dacia utilizaría en la construcción de este nuevo vehículo con piezas provenientes de la propia Dacia pero también de ARO y Oltcit. Para reducir aún más los costes de fabricación y, sobre todo, el peso en vacío del vehículo, Dacia fabricaría la carrocería en poliéster reforzado con fibra de vidrio y los nuevos prototipos estarían listos en 1982.

Tras cuatro años de desarrollo, en 1986 aparecería en el mercado el Dacia 500, popularmente conocido como Lăstun (golondrina en español) con un motor de cuatro tiempos y dos cilindros con 499 cm³ desarrollado por los ingenieros del Instituto de Motores Térmicos de Bucarest que entregaría una potencia de 22,5CV y una velocidad máxima de 106 km/h con unos consumos 3,3 litros por cada 100 km en régimen constante y de 4,5 en ciclo urbano con una caja de cambios manual de cuatro marchas, y la caja de cambios y frenos de tambor en las cuatro ruedas.

El Dacia 500 podía albergar en su en su carrocería ligera, apenas 590 kilos, de dos volúmenes de dos puertas más portón trasero a cuatro pasajeros y desde su puesta a la venta y hasta el cese de su producción en 1991 presentaría tres niveles de acabado con diferente equipamiento. La versión básica, contaría con todos los elementos de la carrocería de fibra de vidrio incluidas las puertas y sin tapizado en el interior, asientos cubiertos en vinilo, pequeñas luces traseras, sin luz de marcha atrás, y la parrilla delantera integrada en el capó.

La segunda versión del modelo contaría con elementos de chapa y fibra de vidrio en la carrocería y puertas, que en este modelo sí estarían tapizadas, y los asientos podrían ser los de vinilo o de tela. La última versión, fabricada desde 1989, montaría todos los elementos de la carrocería de chapa, luces traseras grandes, con luces antiniebla y de marcha atrás, rejilla delantera separada del capó y limpiaparabrisas trasero como opción. De las tres versiones del Dacia 500 se producirían varios miles de unidades pero nunca llegaría ser un modelo apreciado por los rumanos debido en parte a la mala calidad de la carrocería y el pequeño tamaño de esta, demasiado pequeña para una familia.

1988
Dacia 500
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 35/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 16 de enero de 2013 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.


Dacia SupeRNova

El vehículo
El Dacia SupeRNova sería el primer automóvil fabricado por el constructor rumano tras la adquisición de éste por parte de Renault en 1999. Más que un vehículo nuevo, el SupeRNova sería una actualización del Dacia Nova, modelo diseñado íntegramente por ingenieros rumanos que se inspirarían en el Peugeot 309 y que estaría en producción desde 1995. Utilizando el mismo bastidor, el SupeRNova montaría el motor de 1.4 litros y 75CV (que cumple con los estándares Euro 2, Euro 3 en los modelos fabricados a partir de 2003) y el tren de transmisión incluida la caja de cambios de cinco velocidades que equipaba el Renault Clio de segunda generación.

El Dacia SupeRNova sería un modelo de transición entre el Nova y el futuro Dacia Logan y estaría disponible en cinco niveles de acabado: Europa, Comfort, Rapsodie, Campus y la versión superior Climate, el primer automóvil construido por Dacia que venía equipado con aire acondicionado y llantas de aleación de serie. El coche traería consigo una sustancial mejora en el proceso de fabricación así como en la calidad de los materiales empleados en los acabados tanto exteriores como interiores, incluyendo un sistema de frenado mejorado al aumentar la eficiencia de la bomba de freno y un sistema de dirección asistida más suave al incrementar la potencia hidráulica. En 2003, tras producirse más de 57.000 unidades, varias de ellas exportadas a Hungría, Bulgaria, República Checa, Eslovaquia y Polonia, el Dacia SupeRNova sería sustituido por el Dacia Solenza.

2000
Dacia SupeRNova
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 45/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 4 de junio de 2013 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.


Dacia Solenza

El vehículo
En 2003, la berlina de tres volúmenes y cinco puertas fabricada por Dacia recibiría el nuevo nombre de Solenza con una línea exterior más moderna y aerodinámica y materiales de mejor calidad que en el Dacia SupeRNova. Al igual que éste, el nuevo Dacia Solenza estaría disponible en cinco niveles de equipamiento: Europa, Confort, Rapsodie, Clima y Scala, incluyendo por primera vez en los modelos de acabado superior un airbag para el conductor, elevalunas eléctricos en la parte delantera, frenos con sistema ABS y un motor turbodiésel de 1.9 litros de 63CV, el primer automóvil rumano con este tipo de motorización, aunque ya habían existido camionetas como el ARO 10 o el Dacia 1304 con motores diésel.

En la versión básica Europa, el Dacia Solenza incluiría inmovilizador electrónico. La variante Comfort ofrecería el airbag del conductor, parachoques del color de la carrocería, tacómetro, cierre centralizado por control remoto y radio con reproductor de casetes. En el Rapsodie se agregaría la dirección asistida y en el Climate el aire acondicionado, luces antiniebla y ventanas eléctricas en las puertas delanteras. La versión superior Scala también montaría un alerón trasero del color de la carrocería, radio CD y llantas de aleación.

Por su parte, en la versión diésel la versión con mayor equipamiento sería la denominada Avantage equivalente al Rapsodie de gasolina. El modelo sería bien recibido en el mercado y con la demanda aún alta a pesar de tener un inconveniente importante: una carrocería no galvanizada en la que el óxido y la corrosión aparecerían muy rápidamente y Dacia decidiría detener la producción del Solenza en 2005 para centrarse en la producción del Dacia Logan.

2003
Dacia Solenza
PCT Collectibles/DeAgostini
Colección: Mașini de Legendă - Nº 71/84

La miniatura
Esta miniatura, puesta a la venta el 4 de junio de 2014 como parte de la colección que desde septiembre de 2011 la editorial DeAgostini publicaría en Rumanía con el nombre de Mașini de Legendă (Coches de Leyenda en español) y que estaría a la venta hasta enero de 2015 con un número total de 84 miniaturas. La obra editorial repasaría en su colección los modelos más emblemáticos fabricados en este país, tanto por compañías propias como los construidos bajo licencia de otros fabricantes europeos. Las miniaturas estarían fabricadas por PCT Collectibles, en algunos casos utilizando moldes propios de origen IST Models e IXO Moldes ya utilizados en otros coleccionables, y en unos pocos casos con réplicas completamente inéditas. A pesar de contar con el sello de calidad del grupo, los modelos en muchos casos tendrían un nivel muy bajo de calidad en comparación a productos similares vendidos en otros países, pero como contrapartida pondría al alcance del coleccionista modelos únicamente conocidos en los países del Bloque del Este.