The Daimler Motor Company Limited
Fabricantes de Europa

Es difícil imaginar hoy que el automóvil no fuera muy bien recibido en Gran Bretaña. En aquella época a los coches sólo se les permitia circular por la carretera acompañados por un hombre a pie agitando una bandera roja para advertir a los peatones y animales al acercarse a la peligrosa máquina. Estas estrictas limitaciones podrían explicar por qué no hizo nada F. R. Simms con el derecho exclusivo de construir motores Daimler en Gran Bretaña en 1891. Vendido los derechos unos pocos años más tarde a Harry J. Lawson, éste creó la Daimler Motor Co en 1896, la empresa comenzó a satisfacer la demanda del país con la importación de automóviles de Europa, pero al año, la producción del primer coche británico comenzó.

Con la combinación de un motor alemán y un chasis inspirado en gran medida por Panhard & Lavasseur, los vehículos fabricados por Daimler inmediatamente se hicieron populares entre la nobleza británica así como en la Familia Real. Con el automóvil ya plenamente aceptado y adoptado por la clase alta, Daimler prosperó en las dos primeras décadas del siglo 20 fabricando coches para personas de diversos presupuestos, pero, obviamente, la empresa tenía la mayoría de sus clientes en la nobleza británica. En este nicho de mercado, Rolls Royce había disminuido gradualmente sus ventas a favor de Daimler y cuando el Phantom se puso en marcha en 1925 la empresa con sede en Coventry orientó su trabajo para hacer uno mejor.

La producción del Daimler Double Six comenzó en 1926 y aunque se mantuvo el modelo disponible hasta 1937, con una cifra de producción cercana a 75 unidades, todos ellos fueron construidos para satisfacer las exigencias especiales de los propietarios y, en consecuencia, no hay dos que sean similares. El nuevo motor Double Six, fue diseñado por el ingeniero jefe de la empresa Laurence H. Pomeroy, usando el diseño básico de los 6 cilindros, que consta de dos grupos de 3 cilindros, cada banco de 6 cilindros tenía su propio sistema de escape y encendido, las válvulas de hierro fundido fueron sustituidas por otras de acero, lo que redujo significativamente el consumo de aceite. A finales de 1931 Daimler incorporó a sus creaciones la suspensíon delantera independiente, la gama de posguerra se basó en en estos diseños de motor y configuraciones mecánicas hasta que en 1960, Daimler fue adquirida por Jaguar.


1931
Daimler Double Six
IXO/Altaya
Colección: Los Más Bellos Coches De Época - Nº 25/50