Dome Co. Ltd
Fabricantes de Japón

Dome no es un constructor de automóviles al uso pues su principal campo de actuación es la fabricación de modelos de competición, también en algunos casos se encarga de gestionar las operaciones de estos en diversos campeonatos, y al diseño de coches conceptuales que se muestran en ferias de automóviles para diversos fabricantes,

Las raíces de Dome comenzarían con la modificación en 1965 de un Honda S600 por parte de Minoru Hayashi con el que competiría en diversas pruebas. En 1967, fundaría junto a su hermano una empresa para el desarrollo y venta de equipos de audio con el que financiaría sus apariciones en los circuitos, pero debido a dificultades económicas, la división de carreras cerraría años después.

Minoru Hayashi, regresaría a la construcción de automóviles después de trabajar como diseñador industrial y en 1975 comenzaría a dar forma al proyecto Dome con el objetivo de fabricar automóviles deportivos que pudieran establecerse como un negocio con el apoyo de Hayashi Racing, un fabricante de ruedas que dirigía en ese entonces otro de los hermanos Hayashi.

En 1978, la empresa se registraría oficialmente y en la feria de Ginebra de ese mismo año, se presentaría un prototipo de automóvil llamado Dome Zero. Este automóvil de ensueño apuntaría a la producción en serie, pero el plan de desarrollo sería paralizado por el Ministerio de Transporte de Japón. Hayashi intentaría entonces exportar su idea a los Estados Unidos creando una filial de su compañía pero tampoco lograría el permiso definitivo para ello por parte de las autoridades norteamericanas.

Sin embargo, Masashi Hayashi, que tenía conocimientos en el campo del marketing, firmó contratos con fabricantes de juguetes y se producirían modelos del Dome Zero en plástico, radiocontrolados e incluso como gomas de borrar. Este negocio le brindaría la financiación necesaria para convertir al Zero en un coche de carreras con el que participaría en las 24 Horas de Le Mans, momento a partir del cual se centraría en la preparación de vehículos, primero con Toyota y después con Honda, tanto en la prueba de resistencia francesa como en los campeonatos japoneses de monoplazas y especialmente en el JGTC o Super GT desde 2005, actividad en la que continúa hoy en día.

En la década de 1980, la fuerte relación con Toyota Motor en las carreras de autos deportivos se desarrollaría principalmente en Le Mans y en la década siguiente se involucraría con Honda en la fabricación y desarrollo para la competición del Honda NSX. A finales de la década de 1990, y tras colaborar con el equipo japonés Team Goh en varios de sus coches, Dome comenzaría la construcción de un nuevo prototipo, el Dome S101, para competir en las distintas series que se celebraban a nivel mundial, como las ALMS, el FIA Sportscar Championship, campeonato que ganaría, o las 24 Horas de Le Mans. En otras competiciones, Dome ganaría series como el Campeonato de Japón F3000, el JGTC y el Super GT.

Más miniaturas e información de Dome en las siguientes secciones


Dome Zero

El vehículo
En la década de 1970, muchos de los constructores japoneses veían con preocupación la cada vez mayor presencia de modelos extranjeros de alto rendimiento. En ese momento, Minoru Hayashi y su compañía Dome se propondría construir un superdeportivo ligero con el que contrarrestar el monopolio de marcas foráneas. Con la ayuda de distintas compañías que en ese momento desarrollaban coches de carreras y tras más de un año de desarrollo, en marzo de 1978 el Dome Zero se presentaría en el Salón del Automóvil de Ginebra. La respuesta de los medios y el público sería satisfactoria y en la misma feria se cerrarían veinte pedidos.

Para obtener el permiso de las autoridades japonesas y construir el coche, el Zero se sometería a varias pruebas para obtener la homologación en Japón, sin embargo, el Ministerio de Transporte ni siquiera aceptó la solicitud en base a la normativa de emisiones. Por esta razón, Dome dirigiría su mirada hacia los Estados Unidos para obtener la certificación y construir el vehículo. En esos años, la normativa japonesa y estadounidense era completamente distinta y para superar el escollo inicial, Dome produciría dos unidades, denominadas Zero P-2, para su aprobación en los Estados Unidos, el primero se exhibiría en la Exposición del Automóvil de Los Ángeles en mayo de 1979 y el segundo Salón del Automóvil de Chicago en noviembre de ese mismo año, pero nuevamente sus aspiraciones de ver el modelo homologado caerían en saco roto.

En ese proceso, Dome gastaría la mayor parte de sus recursos en la construcción de los prototipos y pondría a la compañía en serias dificultades económicas. Para recuperar parte del dinero, Dome fabricaría una línea de hasta 200 juguetes y material basados en el Zero. El éxito de ventas, salvaría a la empresa y con los beneficios pasaría a construir un coche de competición con el que participar en las 24 Horas de Le Mans de nuevo basado en el coche conceptual: el Dome Zero RL con el motor V8 Ford Cosworth DFV de 3.0 litros. Las dos unidades presentadas a la edición de 1979 terminarían abandonando y en 1980, una versión mejorada del modelo llegaría en la última posición de los coches clasificados.

El Dome Zero, en su momento el automóvil con la altura total más baja del mundo, estaría construido sobre un chasis monocasco de acero con suspensión de doble horquilla tanto en la parte delantera como en la trasera y frenos de discos ventilados en el eje delantero y un disco sólido en el trasero. Para impulsar los 920 kilos del coche se utilizaría el motor de 2.8 litros y seis cilindros en línea refrigerado por agua Nissan L28 montado horizontalmente en el medio trasero del coche, combinado con una caja de cambios manual de cinco relaciones manufacturada por ZF.

Sobre el bastidor, se colocaría una carrocería de polímero reforzado con fibra de vidrio con faros retráctiles y puertas de ala de gaviota que dan acceso a un interior diseñado sobre la base de líneas rectas con volante forrado de cuero y relojes digitales que ayudan a completar la imagen futurista del modelo que llega al detalle de accionar los intermitentes con un sensor de rayos infrarrojos cuando el movimiento de la mano del conductor pasa por el sensor. Estas mismas características las llevaría el Dome Zero P-2 aunque su carrocería sería un poco más grande con el parachoques delantero, lo que también cambiaría la altura de los faros y el diseño circundante.

1978
Dome Zero
Ebbro
Referencia: 43898

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.