Società Milanese d'Automobili Isotta Fraschini & C.
Fabricantes de Europa

En enero de 1900, Cesare Isotta, Vincenzo Fraschini y los primos de este último, Antonio Fraschini y Oreste Fraschini, fundarían en Milán la compañía Società Milanese d'Automobili Isotta Fraschini & C. cuya actividad principal sería la importación de automóviles franceses de las marcas Renault, De Dion-Bouton y Aster y poco tiempo después comenzarían con el ensamblaje de modelos, también importados desde Francia, hasta llegar a la fabricación de modelos propios que se iniciaría en 1903 con el modelo Vettura Leggera diseñado por Giuseppe Stephanini y equipado con un motor monocilíndrico de De Dion-Bouton con 785 cm³ y 8CV de potencia.

En 1905, la compañía contrataría al ingeniero Giustino Cattaneo como asistente de diseño de Stephanini y juntos crearían el primer modelo de carreras de la empresa, el Isotta-Fraschini Tipo D que montaría un motor de 17.2 litros con árbol de levas en cabeza que desarrollaría una potencia de hasta 120CV. Este automóvil se convertiría en la base de una serie de coches de competición que alcanzarían su mayor gloria en la Copa Florio y en la Targa Florio, prueba esta última en la el famoso corredor de la época Vincenzo Trucco ganaría en 1908 contando como mecánico con Alfieri Maserati, uno de los pilotos de pruebas más experimentados de entonces y futuro fundador de Maserati.

Los éxitos en el mundo de la competición, impulsarían las ventas de los vehículos fabricados por Isotta-Fraschini hasta el punto en convertirse en el segundo productor nacional por detrás de FIAT. Con el inicio de la nueva década, Giustino Cattaneo patentaría una solución técnica para el eje delantero y el sistema de frenos, convirtiéndose la empresa en la primera del mundo en equipar sus vehículos de producción con un sistema de frenado en las cuatro ruedas. Asimismo, la producción se ampliaría a la fabricación de camiones y motores de aviación que harían del constructor italiano uno de los principales suministradores de material para el ejército italiano durante la Primera Guerra Mundial.

Con el fin del conflicto bélico, la empresa detendría la producción de camiones y con la experiencia en la creación de motores de avión de alta calidad, lanzaría el automóvil de producción Isotta-Fraschini Tipo 8 diseñado durante la guerra por Cattaneo, que recibiría el primer motor de ocho cilindros en línea del mundo y frenos en todas las ruedas. Este modelo, sería el primero del constructor italiano orientado hacia las clases más pudientes nacidas al albur del crecimiento económico del la década de 1920, años que supondrían el verdadero apogeo de Isotta-Fraschini, y en las que sus modelos se convertirían en un símbolo de riqueza y vida de lujo compitiendo con fabricantes como Hispano-Suiza y Rolls-Royce, siendo adquiridos por dignatarios como el Shah de Persia Reza Khan, el Rey de Rumanía Fernando I, el Monarca de Etiopía Haile Selassie o el Rey de Italia Vittorio Emanuele III.

Sin embargo, la crisis económica mundial de finales de la década de 1920 y principios de la de 1930 afectaría sobremanera a la empresa que vería como sus ventas caerían bruscamente y a la que no salvarían la fabricación del modelo Tipo 8B, más nuevo y avanzado, que el Tipo 8A presentado en 1924, y solamente 30 unidades serían construidas entre 1931 y 1939. En 1932, la empresa se declararía en quiebra y sería adquirida por el diseñador de aviones Giovanni Battista Caproni, Conde de Taliedo, que necesitaba motores para los aviones fabricados por su compañía Società de Agostini e Caproni. Un año más tarde, se suspendería la producción de automóviles y la compañía retornaría a la de camiones.

No obstante, en los años transcurridos desde sus primeros camiones, la tecnología de los vehículos industriales había dado un paso cualitativo hacia adelante y los camiones Isotta-Fraschini quedarían obsoletos en comparación a productos similares ofrecidos por Alfa Romeo, FIAT o Lancia. Para paliar el daño, el constructor italiano adquiría una licencia para un motor diésel a la empresa alemana MAN SE y desarrollaría una nueva familia de camiones junto con la empresa Società Anonima Officine Meccaniche (OM). La producción de camiones mantendría a flote a la empresa en un momento en el que la Italia liderada por Benito Mussolini comenzaría a perseguir una política expansionista con el ejército involucrado en la campaña de Etiopía de 1935, la participación en la guerra civil española, la ocupación de Albania en 1939 y la entrada del país en la Segunda Guerra Mundial. Isotta-Fraschini no se olvidaría de los motores, ensamblando estos últimos tanto para los aviones militares y barcos torpederos.

La derrota del fascismo italiano y el fin de la guerra resultaría ser un golpe económico para la empresa, completamente inmersa en la industria militar, y en 1947 se intentaría reverdecer glorias pasadas con el automóvil Isotta-Fraschini Tipo 8C Monterosa del que se construirían varios prototipos que no llegarían a ver la luz del día ya que en 1948, la empresa sería puesta bajo control judicial controlada por el holding público estatal Fondo per il Finanziamento dell'Industria Meccanica (FFIM), principal acreedor de Isotta-Fraschini, y en 1949 se pondría fin de manera definitiva a la fabricación de vehículos, siendo la parte de construcción de motores la única en sobrevivir respaldada por el fabricante italiano Breda que adquiría en 1955 los restos de la compañía para crear la Fabbrica Automobili Isotta Fraschini e Motori Breda S.p.A., años más tarde rebautizada como Isotta Fraschini Motori S.p.A como parte del grupo Fincantieri.

A finales de la década de 1990, se produciría un automóvil de alto rendimiento y clase alta para ser destinado a mercados extranjeros donde Isotta-Fraschini aún gozaba de una buena reputación. Se construirían dos modelos de automóviles: el primero sería el T8, derivado del Audi A8 y que tomaría el nombre del automóvil más emblemático de la compañía italiana, con una carrocería diseñada por Tom Tjaarda, autor del De Tomaso Pantera, y el T12 equipado como el motor Audi de doce cilindros, exhibiéndose ambos modelo en el Salón del Automóvil de París de 1998. Ese mismo año, Audi compraría Lamborghini y abandonaría el proyecto y los coches nunca llegarían a la línea de montaje y la empresa se declararía en quiebra, siendo adquiridos los derechos de la marca por un grupo de inversores que fundarían una nueva empresa llamada Isotta Fraschini Milano.


Isotta-Fraschini Tipo 8

El vehículo
Después del final de la Primera Guerra Mundial en la que se dedicaría principalmente a la fabricación de camiones y motores de avión para el ejército, Isotta-Fraschini comenzaría a fabricar el modelo Tipo 8 que con el tiempo se convertiría en el único modelo en producción de la firma italiana, siendo a su vez el vehículo que entronaría a la marca como un un fabricante de automóviles de lujo con una clientela formada por dignatarios de distintas casas reales del mundo y actores de Hollywood como Rodolfo Valentino o Clara Bow.

El Isotta-Fraschini Tipo 8, sería el primer automóvil del mundo en montar de serie un motor de ocho cilindros en línea, en este caso una unidad de 5.901 cm³ con válvulas en cabeza, también uno de los pioneros con este tipo de mecánica, que entregaría una potencia cercana a los 90CV al tren trasero. El motor se complementaría con un embrague multidisco, transmisión manual de tres velocidades, más tarde de cuatro, y frenos mecánicos de tambor en las cuatro ruedas, así como una suspensión de eje rígido con ballestas semielípticas y amortiguadores hidráulicos Houdaille en la parte trasera. Este conjunto se entregaría después a a empresas especializadas en carrocerías en Europa y los Estados Unidos, siendo los modelos más populares los diseñados por Carrozzeria Castagna o Carrozzeria Italiana Cesare Sala.

En 1924 se presentaría el Tipo 8A, esencialmente el mismo modelo pero con un motor de 7.370 cm³ y una potencia de 115 y 160 caballos de fuerza según la versión, 8AS para el Tipo Spinto y 8ASS para el Tipo Super Spinto, que desarrollarían velocidades de 150 y 167 km/h respectivamente. De estos modelos, aproximadamente un tercio de las 950 unidades fabricadas en total serían para el mercado de los Estados Unidos. En la famosa película de 1950 Sunset Boulevard (en España titulada como El crepúsculo de los dioses) aparecería uno de estos modelos con una configuración de carrocería Coupé de Ville, el nombre en francés para un vehículo de representación conducido por un chofer en el que el conductor se sienta al aire libre o tiene un techo de emergencia, mientras que los pasajeros tienen un compartimiento cerrado, realizada por Carrozzeria Castagna.

En 1931, con la empresa en serias dificultades financieras, llegaría el Isotta-Fraschini Tipo 8B que únicamente mostraría un un chasis revisado y del que apenas se completarían 30 unidades hasta 1936. Tres años antes, el ingeniero Giustino Cattaneo, auténtico cerebro detrás de la producción de los modelos de la marca, renunciaría a su cargo de Director Técnico, siendo el último chasis ensamblado en 1934. Con el ascenso del fascismo italiano representado por Benito Mussolini, la producción derivaría de nuevo hacia los motores de aviones y camiones para el ejército durante la Segunda Guerra Mundial.

Con el cese de esta, se retomaría la fabricación de automóviles con la construcción del Isotta-Fraschini Tipo 8C Monterosa, nombre derivado de la calle donde tenía su sede la empresa italiana, y que estaría equipado con un motor trasero V8 de 3.400 cm³ de cilindrada, con tracción trasera y transmisión controlada por una caja de cambios de cinco velocidades. No obstante, el modelo representaría el canto del cisne del prestigioso fabricante y no llegaría a la etapa de producción tras haberse construido chasis en una versión sedán de cuatro puertas obra de Zagato, un sedán de dos puertas creado por la carrocera Touring y un descapotable realizado por Carrozzeria Boneschi.

1931
Isotta-Fraschini Tipo 8B Landaulet Castagna
IXO Models/Altaya
Colección: Los más bellos Coches De Época - Nº 7/50

La miniatura
A finales de 2006, Altaya pondría a la venta la colección Los más bellos Coches de Época en España que incluiría las mismas 50 miniaturas que compusieron similar la versión francesa, editada en agosto de 2005 con el nombre de Voitures Classiques y que más tarde también vendería en Portugal con el nombre de Carros Clássicos. La colección comprendería los principales fabricantes de coches construidos hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial en la que es considerada por muchos aficionados como la época dorada del automóvil. Las miniaturas estarían fabricadas por IXO Models en China, que posteriormente utilizaría algunos modelos para crear otra línea de negocio llamada IXO Museum (MUS) que cuenta con modelos de esta y otras colecciones con modelos de este periodo en diferente color y mejores acabados que las originales puestas a la venta por las editoriales que incluían detalles más toscos sobre unos moldes correctos y un buen acabado general considerando su bajo precio de venta, 10,95€ en España y que muchos modelos eran inéditos en escala 1/43 en ese momento.