Jeep
Fabricantes de Estados Unidos

Desde finales de la Primera Guerra Mundial, el Ejército de los Estados Unidos estuvo buscando un vehículo rápido y ligero todo terreno de reconocimiento. A principios de 1940, la necesidad de desarrollar rápidamente este vehículo se hizo más urgente cuando Alemania e Italia comenzaron a acumular victorias en Europa y África del Norte, así el ejército hizo una llamada pidiendo a los fabricantes de automóviles para crear un prototipo que estuviera en funcionamientoen tan solo 49 días.

Bantam Car Company, que había facilitado algunos de los primeros vehículos de reconocimiento para el ejército, y Willys-Overland fueron las únicas dos empresas que respondieron a la llamada del ejército, aunque más de 130 empresas habían sido invitadas a responder. Los 49 días de plazo fueron un problema, Willys-Overland pidió más tiempo para terminar su vehículo, mientras que para Bantam la única esperanza de cumplir este plazo era solicitar ayuda externa. Un ingeniero de Detroit, Karl Probst, que había trabajado para varias empresas de automoción, fue contratado por la National Defense Advisory Committee, Probst aceptó el reto sin sueldo, en apenas dos días se habían establecido totalmente los planes para el prototipo de Bantam, el precursor de los vehículos Jeep, sin embargo, debido a la grave situación financiera que atravesaba Bantam, el contrato fue adjudicado a Willys-Overland.

Ya en 1942, mucho antes de la guerra en Europa o el Pacífico llegara a su fin, Willys-Overland pensó que el popular Jeep podría servir también en el mercado civil,así, la frase "el Jeep de los civiles (en inglés Civlian's Jeep)" a menudo apareció en anuncios de revistas y periódicos de Willys-Overland durante y después de la guerra. En 1950, Willys registró en Estados Unidos la marca Jeep, denominación que pudiera hacer referencia al sonido fonético en inglés de GP (General Purposes) nombre con el que el ejército designó a estos vehículos. Desde entonces, la propiedad de la marca Jeep ha pasado de Willys-Overland a Kaiser, a American Motors Corporation, y, más recientemente, a Chrysler Corporation.


Jeep CJ-7

El vehículo

1982
Jeep CJ-7 Laredo
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Queridos Coches Años 80 - Nº 55/60

La miniatura
En enero de 2006, la editorial Altaya pondría a la venta la colección Nuestros Queridos Coches Años 80, una segunda parte de la exitosa Nuestros Queridos Coches publicada entre 2003 y 2005. Al igual que esta, la nueva propuesta de la editorial contaría con réplicas producidas en China por IXO Models en muchos de los casos como modelos inéditos para el coleccionista. A través de 60 entregas, se haría un repaso bastante interesarte a los coches que poblaron las calles de aquella época con unos acabados buenos en general habida cuenta su precio, 2,95€ el primer número, 5,95€ el segundo y 10,95€ a partir del tercero hasta el final de la colección. Como es habitual en este tipo de productos, cada miniatura se vendería con un fascículo en el que se reflejaría la historia del modelo así como de la vida en la década de 1980.


Jeep Grand Cherokee

El vehículo

1993
Jeep Grand Cherokee
Universal Hobbies/Delprado
Colección: The Ultimate Car Collection - Nº 46/70

La miniatura