McLaren Automotive
Fabricantes de Europa

McLaren Cars (Renombrada como McLaren Auomotives) es un fabricante de automóviles creada en 1990 con el objeto de producir vehículos de carretera sobre la base de la tecnología de la Fórmula Uno. La fundación de la compañia basa en las carreras y en el envidiable éxito que han alcanzado dentro y fuera de la pista. McLaren es la única marca que ha ganado el campeonato de Fórmula 1, las 500 Millas de Indianápolis, la Can-Am y las 24 Horas de Le Mans.

La historia de McLaren comenzó cuando Bruce McLaren en 1963, fundó su propio equipo de competición. Bruce era un apasionado de las carreras de coches, en 1959 se convirtió en el piloto más joven en la Fórmula 1, a los 22 Bruce se había convertido en el ganador más joven de la historia de un Campeonato del Mundo.Después de muchas temporadas de éxito con Cooper, su primer coche fue una modifición del Cooper Zerex.Conocido como "The Jolly Green Giant" fue, en todos menos en el nombre, el primer coche deportivo de McLaren, tras númerosas victorias en diversos campeonatos, Bruce dirigió su atención a la construcción de coches para la carretera, este sueño se hizo realidad en 1969 a través del M6GT. En 1970 Bruce McLaren perdió la vida haciendo lo que amaba, conducir coches de carreras.

En 1995, el McLaren F1 GTR logró su lugar en la historia por ganar la carrera de resistencia de Le Mans en su primer intento, no solamente el F1 GTR terminó en primer lugar, sino que además consguió la 3º, 4º, 5º y 13º plazas. Para celebrar esta extraordinaria hazaña, McLaren Auomotives creó una edición limitada de sólo cinco LM, uno por cada F1 GTR que terminó la carrera. Mientras que el LM es propiamente un modelo en sí, el concepto es que debe ser un F1 GTR 1995, con el mínimo de modificaciones para que sea utilizable en la carretera. Como homenaje a la memoria de Bruce McLaren, todos los F1 LM fueron pintados en el mismo color papaya naranja que Bruce utilizaba en sus coches de Fórmula Uno y de la Can Am.


1995
McLaren F1 GTR
IXO/Altaya
Colección: Dream Cars - Nº 24/50

El vehículo
En McLaren, bajo la dirección de Ron Dennis, y con pilotos de la talla de Ayrton Senna, Niki Lauda y Alain Prost, motores potentes y eficientes de Ford, Porsche y Honda y el talento de ingenieros como Gordon Murray, acumulaban éxito tras éxito en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. A finales de la década de los años 80, Murray convenció a los jefes de McLaren para desarrollar un superdeportivo de calle que mostrara todo el avance tecnológico del fabricante inglés. Dennis junto al equipo de gestión de McLaren, formado por Mansour Ojjeh y Bob Hillman dieron luz verde al proyecto del que se encargaría el propio Murray y de cuyo diseño se encargaría Peter Stevens, Jefe de Diseño de McLaren.

El objetivo del proyecto era que el coche debía ser lo más compacto posible, pero práctico, no pesar más de 1000 kg y estar alimentado por un motor atmosférico desarrollando al menos 550 caballos de fuerza. Para alcanzar su objetivo de peso los materiales que se utilizarían para la estructura del automóvil serían compuestos de fibra de carbono para la carrocería y de aluminio para el chasis, mientras que las piezas mecánicas serían de aluminio y magnesio.

En ese momento, McLaren estaba compitiendo con éxito con los motores Honda pero los japoneses declinaron el ofrecimiento al no tener la capacidad de desarrollar tal proyecto. Murray recurrió a BMW Motorsport y a su viejo amigo Paul Rosche, que había proporcionado los motores al equipo de Brabham mientras Murray estaba a su cargo. Rosche y su equipo diseñaron y desarrollaron un motor transversal central increíblemente compacto que con un peso de 266 kg que proporcionaba 627CV a 7400rpm.

Para ayudar a la refrigeración del motor se colocó una lámina de oro recubriendo la parte interna de la tapa del motor. Finalmente, el automóvil pesaría 1100 kg al no poder instalarse los nuevos discos de carbono Brembo ya que fue imposible hacerlos funcionar correctamente en frío o en condiciones húmedas y fueron sustituidos por otros de hierro fundido. Presentado en 1992 el coche capturó de inmediato la atención de los expertos y el coche fue considerado como un auténtico Fórmula 1 con carrocería de calle. Por ejemplo, para darle al conductor una mayor visibilidad y control del coche, el asiento estaba situado en la parte central tras el cual se situaban dos asientos para los pasajeros.

Aunque en el automóvil se usaran muchas tecnologías y diseños del mundo de la competición no hubo ningún tipo de intención para modificarlo en un automóvil de carreras. Sin embargo, poco después del lanzamiento del McLaren F1, se creó la serie BPR Global GT. A partir de la temporada de 1994 el campeonato contaba con coches como el Venturi 600LM, el Ferrari F40 y el Porsche 911 Turbo. Visto como un posible reemplazo para el extinto World Sportscar Championship, los principales fabricantes estaban interesados en la serie. Al mismo tiempo, los equipos también estaban buscando coches más rápidos y más capaces para la clase GT1.

Ray Bellm, un piloto amateur experimentado, y que en ese momento competía con un Porsche, encargó un McLaren F1 para adaptarlo a la competición. El coste de 1 millón de libras estaba por encima de las posibilidades de Bellm y McLaren acordó reducir los precios si el piloto encontraba clientes adicionales. El banquero alemán Thomas Bscher y el Director Ejecutivo de l'Oreal, Lyndsay Owen-Jones, también pilotos, recogieron el guante y encargaron sus propios coches. Debido a las similitudes con el coche de calle el McLaren F1 GTR no fue necesario realizar grandes modificaciones para la conversión.

Se instalaron nuevos sistemas de refrigeración, se eliminaron los asientos de los pasajeros, se instaló una celda de aluminio para proteger al piloto, se dispuso un gran alerón trasero para aumentar la estabilidad y se instalaron los frenos de carbono para mantener el peso dentro de los límites de la categoría. Precisamente por las reglas que regulaban los coches de GT1 hubo que restringir la admisión del aire del motor reduciendo la potencia del coche en unos 30CV respecto a la versión de calle. Se construirían un total de nueve chasis para la temporada de 1995, ocho para equipos privados y uno, con el chasis número 01R, retenido por la fábrica como un coche de prueba.

La miniatura
La miniatura se puso a la venta como parte de la colección "Dream Cars" que la editorial Altaya puso en los kioscos españoles a principios del año 2006. La colección está dedicada a coches deportivos sólo al alcance de unos pocos bolsillos. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO en China y ofrece una buena relación calidad/precio, además del ingrediente añadido de representar a esta escala algunos coches que no habían sido reproducidos anteriormente o de los que solamente exitían versiones de competición.


2013
McLaren P1
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 2/-

El vehículo

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 12 de septimenre de 2018 y pertenece a la edición británica de la colección "Supercars", publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en China usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.