McLaren Automotive
Fabricantes de Europa

La historia de McLaren comenzaría cuando Bruce McLaren en 1963, fundaría su propio equipo de competición. Bruce era un apasionado de las carreras de coches, en 1959, con 21 años, se convertiría en el piloto más joven en la Fórmula 1 y un año más tarde con 22 en el ganador de menor edad en un Gran Premio del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Tras varios años de éxitos, el piloto australiano decidiría construir su propio coche de calle a fines de la década de 1960 y se desarrollaría un prototipo con el objetivo de producir 250 unidades al año. Finalmente, sólo se fabricarían dos McLaren M6GT, incluido el prototipo original que se convertiría en el vehículo personal de Bruce hasta su prematura muerte en Goodwood el 2 de junio de 1970, muriendo con él el proyecto del automóvil de producción.

Durante los años siguientes, McLaren seguiría existiendo como equipo en la Fórmula 1 y otras competiciones de monoplazas con cierto éxito, el equipo ganaría el título de constructores en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 1974. En 1980, la compañía se fusionaría con el equipo de carreras Project 4 de Ron Dennis y se iniciaría un camino que llevaría al constructor a ganar seis títulos mundiales entre 1984 y 1991 así como cuatro subcampeonatos en el mismo periodo. Estas victorias animarían a McLaren a volver a desarrollar un coche de calle y, tras cuatro años de desarrollo, en 1992 de presentaría el McLaren F1, obra de Gordon Murray, ingeniero del mundo de la Fórmula 1, con una producción total de sólo 106 unidades en los seis años en los que estuvo en producción en varias versiones: F1 LM, F1 GT y F1 GTR.

En 2003, nacería el Mercedes-Benz SLR McLaren fruto de la colaboración entre McLaren y Mercedes-Benz, entonces proveedor de motores de la firma británica y accionista del grupo con un 40% de participación en el mismo. Inicialmente se planearía producir 500 modelos anuales durante siete años, pero en seis años se producirían alrededor de 2.000 ejemplares y en 2009 el proyecto llegaría a su fin. No obstante, dos años más tarde, McLaren presentaría un nuevo deportivo de diseño propio, el McLaren MP4-12C que daría lugar a modelos como el McLaren 650S, su sucesor. Además, la oferta de modelos se ampliaría con el McLaren 570S, un coche relativamente más asequible que tendría una versión más barata: el 540C.

El nombre de los modelos está compuesto por un número que indica la potencia del motor seguido de una letra que significa S de Sport, GT de GranTourism, C de Club y LT de Long Tail (cola larga), dividiéndose la gama en tres series: Sports, Super, y Ultimate Series. A partir de 2013, McLaren lanzaría su primer superdeportivo híbrido, el McLaren P1, y modelos como el McLaren Senna, el McLaren Speedtail, el McLaren Elva y el McLaren 765LT además de continuar su participación en distintas competiciones, bien con equipo propio o dando apoyo a equipos y clientes privados en competiciones de GT3 que han hecho de McLaren el único constructor en ganar el campeonato de Fórmula 1, las 500 Millas de Indianápolis, la Can-Am y las 24 Horas de Le Mans.

Más miniaturas e información de McLaren en las siguientes secciones


McLaren F1

El vehículo
En McLaren, bajo la dirección de Ron Dennis, y con pilotos de la talla de Ayrton Senna, Niki Lauda y Alain Prost, motores potentes y eficientes de Ford, Porsche y Honda y el talento de ingenieros como Gordon Murray, acumulaban éxito tras éxito en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. A finales de la década de los años 80, Murray convenció a los jefes de McLaren para desarrollar un superdeportivo de calle que mostrara todo el avance tecnológico del fabricante inglés. Dennis junto al equipo de gestión de McLaren, formado por Mansour Ojjeh y Bob Hillman dieron luz verde al proyecto del que se encargaría el propio Murray y de cuyo diseño se encargaría Peter Stevens, Jefe de Diseño de McLaren.

El objetivo del proyecto era que el coche debía ser lo más compacto posible, pero práctico, no pesar más de 1000 kilos y estar alimentado por un motor atmosférico desarrollando al menos 550 caballos de fuerza. Para alcanzar su objetivo de peso los materiales que se utilizarían para la estructura del automóvil serían compuestos de fibra de carbono para la carrocería y de aluminio para el chasis, mientras que las piezas mecánicas serían de aluminio y magnesio.

En ese momento, McLaren estaba compitiendo con éxito con los motores Honda pero los japoneses declinaron el ofrecimiento al no tener la capacidad de desarrollar tal proyecto. Murray recurrió a BMW Motorsport y a su viejo amigo Paul Rosche, que había proporcionado los motores al equipo de Brabham mientras Murray estaba a su cargo. Rosche y su equipo diseñaron y desarrollaron un motor transversal central increíblemente compacto que con un peso de 266 kg que proporcionaba 627CV a 7.400rpm.

Para ayudar a la refrigeración del motor se colocó una lámina de oro recubriendo la parte interna de la tapa del motor. Finalmente, el automóvil pesaría 1100 kg al no poder instalarse los nuevos discos de carbono Brembo ya que fue imposible hacerlos funcionar correctamente en frío o en condiciones húmedas y fueron sustituidos por otros de hierro fundido. Presentado en 1992 el coche capturó de inmediato la atención de los expertos y el coche fue considerado como un auténtico Fórmula 1 con carrocería de calle. Por ejemplo, para darle al conductor una mayor visibilidad y control del coche, el asiento estaba situado en la parte central tras el cual se situaban dos asientos para los pasajeros.

Aunque en el automóvil se usaran muchas tecnologías y diseños del mundo de la competición no hubo ningún tipo de intención para modificarlo en un automóvil de carreras. Sin embargo, poco después del lanzamiento del McLaren F1, se creó la serie BPR Global GT. A partir de la temporada de 1994 el campeonato contaba con coches como el Venturi 600LM, el Ferrari F40 y el Porsche 911 Turbo. Visto como un posible reemplazo para el extinto World Sportscar Championship, los principales fabricantes estaban interesados en la serie. Al mismo tiempo, los equipos también estaban buscando coches más rápidos y más capaces para la clase GT1.

Ray Bellm, un piloto amateur experimentado, y que en ese momento competía con un Porsche, encargó un McLaren F1 para adaptarlo a la competición. El coste de 1 millón de libras estaba por encima de las posibilidades de Bellm y McLaren acordó reducir los precios si el piloto encontraba clientes adicionales. El banquero alemán Thomas Bscher y el Director Ejecutivo de l'Oreal, Lyndsay Owen-Jones, también pilotos, recogieron el guante y encargaron sus propios coches. Debido a las similitudes con el coche de calle el McLaren F1 GTR no fue necesario realizar grandes modificaciones para la conversión.

Se instalaron nuevos sistemas de refrigeración, se eliminaron los asientos de los pasajeros, se instaló una celda de aluminio para proteger al piloto, se dispuso un gran alerón trasero para aumentar la estabilidad y se instalaron los frenos de carbono para mantener el peso dentro de los límites de la categoría. Precisamente por las reglas que regulaban los coches de GT1 hubo que restringir la admisión del aire del motor reduciendo la potencia del coche en unos 30CV respecto a la versión de calle. Se construirían un total de nueve chasis para la temporada de 1995, ocho para equipos privados y uno, con el chasis número 01R, retenido por la fábrica como un coche de prueba.

1995
McLaren F1
IXO Models/Altaya
Colección: Dream Cars - Nº 24/50

La miniatura
La miniatura se puso a la venta como parte de la colección Dream Cars que la editorial Altaya puso en los kioscos españoles a principios del año 2006. La colección está dedicada a coches deportivos sólo al alcance de unos pocos bolsillos. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, además del ingrediente añadido de representar a esta escala algunos coches que no habían sido reproducidos anteriormente o de los que solamente exitían versiones de competición.

1996
McLaren F1 GTR
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 20/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 22 de mayo de 2019 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.


McLaren MP4-12C

El vehículo
El McLaren MP4-12C supondría el retorno de McLaren como constructor de superdeportivos tras el cese de la fabricación del McLaren F1 en 1998. En su fase de diseño, el coche tendría el código interno de P11 pero Ron Dennis lo rebautizaría con el nombre MP4-12C en homenaje a los monoplazas de Fórmula 1 MP4/12 de 1997 con los que el equipo inglés volvería a la senda del éxito en el campeonato del mundo. El nombre del coche, deriva de las siglas MP4 de McLaren Project 4, Project Four Racing era un equipo británico de las categorías inferiores de monoplazas fundado en 1976 por Ron Dennis después de terminar su carrera como mecánico de Brabham y que en 1980 se fusionaría con el equipo de Fórmula 1 McLaren, mientras que el número 12 se refiere al índice de rendimiento interno de McLaren que incluye tanto sus propios vehículos como los de la competencia y la letra C significa carbono y hace referencia al chasis monocasco fabricado en este material y con el que también se fabrica parte de la carrocería.

El McLaren MP4-12C, llamado simplemente como McLaren 12C desde 2012, sería un desarrollo completamente interno de McLaren, sin embargo, la mayoría de los componentes estarían fabricados por proveedores externos, correspondiendo a la factoría el ensamblaje final de los modelos. Así, el chasis monocasco de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP por sus siglas en inglés) lo fabricaría la empresa austriaca CarboTech, el conjunto de la transmisión estaría construida por el fabricante italiano Oerlikon Graziano Trasmissioni y el motor lo pondrían a punto por la propia McLaren, Ilmor Engineering Limited y Ricardo plc.

El motor del McLaren MP4-12C, montado longitudinalmente en la parte central trasera, sería una unidad V8 derivada de un motor Nissan VHR35 desarrollado por Tom Walkinshaw Racing. La versión de McLaren, llamada M838T, compartiría con este motor el cárter del cigüeñal, el diámetro interior de los pistones y la doble turboalimentación. Con un desplazamiento de 3.8 litros, el bloque motor y las culatas estarían fabricadas en aluminio con distribución de doble de árbol de levas en cabeza y cuatro válvulas por cilindro, desarrollando 600CV. Para llevar la potencia a las ruedas traseras, la transmisión está encomendada a un embrague de doble disco acoplado a una caja de cambios automática secuencial de siete velocidades, denominada Seamless Shift Gearbox, que permitía la posibilidad de preseleccionar la relación mediante las levas de cambio colocadas en el volante, obteniendo así múltiples cambios muy rápidos y sin apenas pérdida de potencia, ofreciendo unas prestaciones de 330 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h y una aceleración de apenas 3,3 segundos.

En el apartado de suspensiones y frenos, el McLaren MP4-12C contaría con un esquema de triángulos superpuestos dobles y amortiguadores conectados hidráulicamente entre sí y son gestionados por una unidad de control electrónico, por esta razón el coche no estaría equipado con barras estabilizadoras, función que estaría realizada por los amortiguadores. La dureza de la suspensión se puede variar entre tres modos diferentes (Normal, Sport y High Performance) según las necesidades de la conducción o de la superficie de la carretera. Para detener los 1.434 kilos de peso en servicio del coche, los discos de freno son de aluminio forjado y, como opción, habría disponibles frenos cerámicos de carbono, contando en cualquier caso con ABS y el sistema Brake Steer para reducir el subviraje al frenar la rueda trasera interior en las curvas.

Después de construir 3.500 unidades, en 2014 McLaren abandonaría la producción del MP4-12C en favor del McLaren 650S no sin antes haber revisado el modelo y haber fabricado una versión Spider presentada en 2012 y las versiones especiales X1, de la que únicamente se manufacturaría un modelo con un diseño de carrocería totalmente redefinido realizado en carbono y níquel, y la versión Can-Am, de la que se harían 30 unidades para circuitos con la potencia del motor aumentada a 639CV y el peso del vehículo reducido en aproximadamente 100 kilos en comparación con el modelo de producción.

En 2013, el motor M838T sería revisado para aumentar su caballaje hasta los 625CV mediante un nuevo sistema ECU para la gestión de la electrónica y pequeños cambios en el interior que serían ofrecidos de manera gratuita a los poseedores de modelos preexistentes. Asimismo, McLaren produciría una versión de carreras para competir en los campeonatos de GT. En comparación con la versión de carretera, el McLaren MP4-12C GT3 tendría menos potencia, por reglamento limitada a 500CV mediante bridas en los conductos de admisión, una caja de cambios secuencial de siete velocidades y 80 kilos menos que la versión estándar. A partir de 2013, estos coches se actualizarán con un nuevo kit aerodinámico, nuevos amortiguadores y la misma ECU que se instalaría en los modelos de producción.

2011
McLaren MP4-12C
AUTOart
Referencia: 56007

La miniatura
AUTOart comenzaría a fabricar modelos a escala a finales del siglo XX, siendo las miniaturas a 1/18 su mayor campo de actividad y con las que alcanzaría la reputación de la que goza hoy en día como unos de los productores más detallistas y fieles a los coches que reproduce. Más tarde, comenzaría también la fabricación a otras escalas incluyendo modelos a 1/43 y cuya gama se basa principalmente en modelos deportivos de constructores como Chevrolet, Lamborghini o Mercedes entre otros. Precisamente del constructor alemán, AUTOart sería la responsable de fabricar los modelos promocionales que se vendían entre 2000 y 2002 en los concesionarios del constructor alemán.

Las miniaturas en 1/43 reflejan el mismo nivel de cuidado en sus moldes y acabados que los ejemplares a 1/18, incluyendo en muchos caso detalles como ruedas direccionales, pero al contrario que estos, su valor de mercado se devalúa rápidamente en una buena parte de sus modelos, lo que llevaría a la compañía a reducir su producción de ejemplares a 1/43 a prácticamente testimoniales comparados con la elevada cantidad que otras empresas como Minichamps o Kyosho fabrican a esta escala.


McLaren P1

El vehículo
En marzo de 2013 se presentaría el McLaren P1, un superdeportivo sucesor del McLaren F1 y situado un escalón por encima del McLaren MP4-12C. Las novedades de este nuevo modelo incluirían el uso de un sistema de propulsión híbrido, así como la implementación de tecnologías derivadas directamente de la experiencia de McLaren en la Fórmula 1, aunque a diferencia de su predecesor, contaría con dos asientos delanteros en lugar de uno y ofrecería una mayor aceleración asegurada por un motor térmico biturbo V8, una evolución del presente en el McLaren MP4-12C, con una potencia de 737CV combinados con un motor eléctrico de 179CV con los que el P1 es capaz de alcanzar una velocidad máxima autolimitada electrónicamente de 350 km/h, sin limitador la velocidad máxima es de unos 400 km/h, con una aceleración de 0 a 100 en 2,8 segundos, de 0 a 200 en 6,8 segundos y de 0 a 300 en 16,5 segundos.

El chasis del McLaren P1, basado en el monocasco llamado MonoCage que también implementa las tomas de aire y el techo, estaría fabricado en fibra de carbono y pesaría 100 kilos mientras que la carrocería, similar a la diseñada para el McLaren MP4-12C, tendría un alerón activo similar al DRS en los monoplazas de Fórmula 1 siendo capaz de aumentar el coeficiente de arrastre en un 23% al frenar o mediante activación especial y también puede cambiar su altura de 120 a 300 milímetros al tiempo que aumenta el ángulo de ataque a 29 grados y, en consecuencia, la carga aerodinámica a 300 km/h. Otras soluciones adoptadas para reducir el peso serían el uso de fibra de carbono sin la capa superficial de resina para el interior y la inserción de un parabrisas más ligero que el del MP4-12C.

El sistema híbrido que equiparía el McLaren P1 incluiría el motor V8 de 3.8 litros, un motor eléctrico y un paquete de baterías ubicado detrás del habitáculo. Además, el motor eléctrico contaría con un sistema de frenado regenerativo KERS que recarga las baterías, e Instant Power Assist, que permite obtener toda la potencia del motor eléctrico al instante. El sistema de frenado se compondría de cuatro frenos de disco de cerámica de carbono revestidos en carburo de silicio gestionados por el sistema Brake Steer System, que, al llegar a una curva a alta velocidad, permite calibrar la frenada sobre los distintos discos. Asimismo, la suspensión activa, que regula el coeficiente de rigidez, la altura y el grado de balanceo, cuenta con un sistema hidráulico llamado Race Active Chassis Control que monitorea cada rueda por separado, así como barras estabilizadoras y tendría tres modos de altura, gracias a los cuales el automóvil puede cambiar su distancia al suelo.

La potencia se transmitiría al eje trasero a través de una transmisión de doble embrague, con la adición de un tercer embrague para gestionar las interacciones entre el motor de combustión interna y las unidades eléctricas, y una caja de cambios secuencial de siete velocidades unida aun sistema de estabilidad gestionada por un programa de seis etapas en el que, según el nivel seleccionado (Normal, Sport, Track, Race, Track-Off, Race-Off), entregan mayor o menor potencia, manejándose todos los sistemas mediante tres pantallas TFT. Además del modelo de producción, que dejaría de fabricarse en 2015 tras ensamblarse las 375 unidades previstas, el McLaren P1 tendría varias versiones especiales como el P1 GTR, una versión destinada solo para uso en pista inspirada en el McLaren F1 GTR de la década de 1990 y que contaría con 1.000CV de potencia, 800 del motor térmico y 200 de la unidad eléctrica, o el P1 LM, una reconversión del anterior mediante un paquete fabricado por Lanzante Motorsport.

2013
McLaren P1
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 2/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 12 de septiembre de 2018 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.


McLaren 570S Coupé

El vehículo
Presentado en 2015 en el Salón Internacional de Nueva York como buque insignia de la gama Sport, el McLaren 570S Coupé utilizaría muchas de las técnicas empleadas por el fabricante británico ya empleadas en otros superdeportivos como el P1 y el 720 pertenecientes a las series Ultimate y Super respectivamente. Del primero heredaría el motor V8 de 3,8 litros con un tercio de sus componentes mecánicos revisados y con una potencia de salida de 570CV situado en el montante central que trasmite su fuerza al eje trasero mediante una caja de cambios semiautomática de doble embrague y siete velocidades, mientras que del segundo tomaría el chasis MonoCell II realizado en fibra de carbono con un peso de apenas 96 kilos con dos bastidores de aluminio adicionales para la suspensión y el motor sobre el que se monta una carrocería de aluminio ligero que deja el peso del coche en alrededor de 1.300 kilos con una relación peso/potencia de 434CV por cada 1.000 kilos de peso o 2,3 kg por cada caballo de vapor.

En el apartado de suspensiones y frenos, el McLaren 570S Coupé se beneficiaría de la experiencia de la compañía en la Fórmula 1 y así, el coche montaría en sus cuatro ruedas suspensiones independientes doble cuadrilátero con barra antivuelco en ambos ejes con discos ventilados de cerámica de carbono de 39,4 centímetros de diámetro y 3,6 de grosor en las ruedas delanteras y un diámetro de 38,0 y 3,4 cm de grosor en las ruedas traseras operados por pinzas de seis pistones capaces de detener al coche desde la velocidad de 100 km/h a 0 en 33 metros y en 126 desde los 200 km/h. Si bien no cuenta con suspensiones activas, el deportivo británico incluye amortiguadores adaptativos y tres modos de conducción, Normal, Sport y Track, que cambian la configuración de entrega del motor, los sistemas de frenado y estabilidad, la dureza de los amortiguadores y el volante y la tracción de las ruedas traseras, ofreciendo aceleraciones desde 0 a 100 km/h de tan sólo 4,2 segundos, de 13,8 hasta los 250 km/h y de 24,7 hasta los 300 km/h en la configuración estándar.

Al interior del McLaren 570S Coupé se accede mediante las dos puertas que se abren hacia arriba en forma de tijera, ofreciendo el espacio justo para piloto y pasajero en unos asientos de marcado carácter deportivo en el que se vislumbran las raíces de la compañía como fabricante de coches de carrera, siendo estos además ajustables en altura electrónicamente para facilitar la visibilidad, amplia en la zona delantera y lateral y muy reducida en la trasera, y el acceso a los controles en especial de las paletas del cambio ubicadas en el volante y a los sistemas de gestión del vehículo que se manejan a través de botones ubicados en el tablero central y en una pantalla táctil orientada verticalmente desde la que se accede a la configuración del audio, clima y sistema de navegación en su paquete básico al que se puede añadir elementos de fibra de carbono en la carrocería, pintura y pinzas de freno en distinto color, cámara trasera, escape deportivo y sensores de estacionamiento entre otras opciones dentro de las distintas terminaciones ofrecidas en la gama del modelo que vendería 90 unidades en su primer año de vida, 327 ejemplares en 2017 y 355 en 2018, antes de someterse a su primera revisión en 2019 y en la que se incluirían mejoras mecánicas y aerodinámicas sobre la misma base original del modelo presentado en 2015.

2016
McLaren 570S Coupé
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 25/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 31 de julio de 2019 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.


McLaren 720S

El vehículo
Presentado en Salón del Automóvil de Ginebra 2017 como sucesor del McLaren 650S, el McLaren 720S es el segundo automóvil tras su predecesor de la gama McLaren Super Serie del fabricante británico y como aquel, estaría fabricado sobre el chasis MonoCage II, aunque más ligero y rígido que el del 650S. El nuevo deportivo presentaría asimismo un nuevo motor V8 biturbo de 4.0 litros, esencialmente una reelaboración del anterior 3.8 litros, donde cada uno de los dos turbocompresores tiene un escape de doble entrada accionados eléctricamente, una primicia mundial que se tomaría prestada del mundo de la Fórmula 1, para reducir el retraso del turbo a casi cero. El motor produciría una potencia de 720CV, cifra que da al automóvil su nombre, y le permitiría acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y de 0 a 200 km/h en 7,8 segundos con una velocidad máxima autolimitada a 341 km/h.

De líneas muy bajas, el McLaren 720S tiene puertas de tijera y una aerodinámica muy trabajada para dar cabida a grandes entradas de aire en los laterales y también las insertadas en los faros delanteros. La potencia se transmite al eje trasero mediante un sistema de doble embrague, caja de cambios secuencial de siete velocidades y un diferencial con autobloqueo, a la vez que estaría equipado con frenos de cerámica de carbono ventilados. El superdeportivo tendría unos precios a partir de 247.350 euros y a finales de 2018, llegaría una versión descapotable 30.000 euros más cara. En ambos modelos, el conductor podría elegir tres modos de conducción: Track, Sport y Comfort. Basado en el 720S, desde 2020 McLaren ofrecería el McLaren 765LT, el 720S Le Mans y el 765LT Spider.

2017
McLaren 720S
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 16/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 27 de marzo de 2019 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.