Pagani Automobili S.p.A.
Fabricantes de Europa

Pagani Automobili S.p.A. es un fabricante italiano de automóviles de alto rendimiento y calidad. La empresa fue fundada por Horacio Pagani, un fabricante italo-argentino de automóviles. Apoyado desde el principio por Juan Manuel Fangio, cinco veces campeón de Fórmula 1, que le ayudaría a conseguir un trabajo en Lamborghini como parte del equipo de diseño. En 1988, Pagani fundaría la compañía Pagani Composite Research, empresa que trabajaría extensamente con Lamborghini en numerosos proyectos, incluyendo el rediseño del Countach Anniversary, el P140 y el Diablo.

En este periodo, Pagani comenzaría a desarrollar sus propias ideas con la mente puesta en construir un vehículo propio con su empresa. Este proyecto recibiría el nombre de C8 cuyo principal mentor sería el propio Fangio al que más tarde Pagani quiso dedicar el coche nombrándolo como Fangio F1.

En 1991, y para satisfacer la creciente demanda de los servicios de diseño, ingeniería, construcción de modelos, moldes y prototipos, Pagani crea la compañía Modena Design y apenas un año más tarde comenzaría la construcción del prototipo Fangio F1 que sería el largo camino que seguiría el modelo hasta que en 1999 fuera presentado de manera oficial como Zonda C12 (el nombre Fangio F1 fue eliminado por respeto a Juan Manuel Fangio, que había fallecido en 1995). Durante su desarrollo, el coche pasaría por el túnel de viento de Dallara para mejorar la aerodinámica pero no sería hasta 1994 cuando Fangio y Pagani llevasen el proyecto a Mercedes con la que finalmente llegarían a un acuerdo para el suministro de motores.

Dada la exclusividad de sus automóviles, Pagani produciría un número reducido de modelos con una fabricación promedio de unos veinte automóviles al año alcanzando la producción del Pagani Zonda entre todas sus versiones, algunas con un precio superior al millón de dólares, 135 ejemplares en total hasta 2011, año en el que sería sustituido por el Huayra que, al igual que el Zonda, utiliza motores Mercedes y también disfruta de varias versiones descapotables y especiales en principio limitadas a 100 unidades de la versión de producción, otras 100 de la variante roadster y cerca de otras 60 entre el Huayra BC y su correspondiente versión descapotable, estando estos dos últimos aún en producción.


Pagani Zonda

El vehículo
Gracias a la intermediación de Juan Manuel Fangio, en 1998 Pagani obtendría el suministro de motores Mercedes-AMG para el primer modelo fabricado por la nueva firma, el prototipo C8 inspirado estéticamente en los Mercedes-Benz CLK-GTR de la categoría de prototipos deportivos de la década de 1990. Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra un año más tarde, el nuevo superdeportivo sería renombrado como Zonda, palabra con la que los nativos de los Andes llaman al viento que frecuentemente sopla sobre las estribaciones orientales de esta cordillera, tras desechar el nombre de Fangio F1 al que Pagani renunciaría tras el fallecimiento del cinco veces campeón del mundo de Fórmula 1.

Equipado con el motor Mercedes-Benz M120 V12 de 6.0 litros de capacidad y una potencia de 394CV, el Pagani Zonda C12 (la C corresponde a la inicial de la mujer de Horacio Pagani, Cristina Pagani y el número 12 a la cantidad de cilindros del motor del coche) es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h gracias también al uso extensivo de materiales compuestos en el chasis y la carrocería que además de reducir el peso del vehículo le dan la rigidez necesaria en caso de accidente.

El Zonda C12, estaría en producción hasta 2011 tiempo en el cual conocería varias versiones para un total de 135 modelos construidos. De los cinco primeros modelos originales del Zonda C12, uno se lo reservaría la fábrica para pruebas de choque y otro como coche de exhibición, vendiéndose los tres restantes a clientes particulares al precio de 320.000 dólares.

Entre las variantes más populares del Pagani Zonda están las versión S que utiliza una versión del motor AMG de 7.0 litros que produce 550CV con una aceleración de 0 a 100 km/h de 3,7 segundos, una velocidad máxima de 335 km/h y presenta como elementos estéticos distintivos un frontal más alargado junto con aletas traseras para mejorar la aerodinámica y nuevos grupos de luces y escapes traseros, todo ello por un precio cercano al medio millón de dólares. Sobre la base del Pagani Zonda S, en 2002 se presentaría el S 7.3 con un nuevo motor Mercedes capaz de generar 555CV al que se le añadiría en 2003 una versión descapotable o roadster.

Tras el Zonda S, en 2005 llegaría la versión F, también llamada Zonda Fangio, con una mejora en el motor de 7.3 litros del S en los colectores de admisión y escape así como una nueva centralita de gestión del motor que incrementaría la potencia del mismo hasta los 602 caballos. Otras de las mejoras que incluirían las versión F, que también contaría con su correspondiente variante roadster, serían los frenos opcionales de cerámica de carbono desarrollados conjuntamente con Brembo, llantas de aleación, sistema de escape Inconel, toma de aire de aluminio y un nuevo diseño de la estructura de la cabina para mejorar la rigidez y reducir el peso global del coche.

En 2007, se presentaría el Pagani Zonda R que contaría con la versión del motor del C12. Aunque la estética del modelo sería similar, el Zonda R únicamente compartiría alrededor del 10% de los componentes de las series S y F y se trataría de un modelo desarrollado con vistas al nuevo modelo en el que Pagani ya se encontraba trabajando y que vendría a sustituir al Zonda, el Pagani Huayra. A pesar de contar con una versión de motor inferior en capacidad de desplazamiento a sus dos predecesores, los ingenieros de Zonda ajustarían el motor M120 para entregar una potencia de 750CV agregando un sistema de admisión de fibra de carbono de alto rendimiento, embrague múltiple y un nuevo sistema de escape del estilo de los monoplazas de la Fórmula 1 recubierto de cerámica para una óptima disipación de calor.

A petición del del distribuidor Pagani en Hong Kong, SPS Automotive Performance, en 2008 se presentaría el Pagani Zonda Cinque, llamado así porque sólo cinco unidades serían construidas. El Cinque, estaría basado en el Zonda R, siendo básicamente una versión de calle de este modelo con un peso aproximado de 1.210 kilos y el motor AMG M120 preparado para entregar una potencia de 678CV, acelerando de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h, gracias a incluir el primer cambio secuencial en los Zonda reduciendo la caída de revoluciones en la transición entre las marchas. Junto al Cinque, también llegaría una versión de esta variante con configuración roadster y un chasis más rígido para compensar la falta de techo y del que, al igual que su modelo hermano, únicamente se construirían cinco unidades.

Además de estas versiones, el Pagani Zonda sería construido en variantes de un solo modelo a petición de cada cliente o como productos de estilo y prototipos de ensayos del propio fabricante, con la única excepción del Zona Tricolore, ultimo de los Zonda producidos y del que se montarían tres unidades para celebrar el 50º aniversario de la Frecce Tricolori (Flechas Tricolores), un escuadrón de vuelo acrobático de la Fuerza Aérea Italiana.

1999
Pagani Zonda C12 S
IXO Models/Altaya
Colección: Dream Cars - Nº 9/50

La miniatura
La miniatura se puso a la venta como parte de la colección Dream Cars que la editorial Altaya puso en los kioscos españoles a principios del año 2006. La colección está dedicada a coches deportivos sólo al alcance de unos pocos bolsillos. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, además del ingrediente añadido de representar a esta escala algunos coches que no habían sido reproducidos anteriormente o de los que solamente exitían versiones de competición.

2009
Pagani Zonda Cinque
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 36/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 2 de enero de 2020 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.


Pagani Huayra

El vehículo
En 2003, Pagani comenzaría el proyecto de diseño del sustituto del Pagani Zonda que finalmente vería la luz en 2011 con el nombre de Pagani Huayra, nombre derivado del Dios del viento en la civilización de los aymaras: Huayra Tata. En esos ocho años transcurridos hasta completar el Huayra se utilizaron para estudiar y perfeccionar las numerosas soluciones técnicas que se habían empleado en los automóviles de la familia Zonda, especialmente el chasis de fibra de carbono, y aunque desde el punto de vista estético ambos coches son diferentes, el Huayra contaría con elementos ya vistos en el Zonda como los faros dobles de xenón y los cuatro tubos de escape dispuestos en un cuadrado.

El modelo es una estructura monocasco realizada en una aleación especial de carbono y titanio similar a la del Zonda R cuya ventaja es que por el mismo peso ofrece más resistencia y rigidez que la fibra de carbono simple. Para ahorrar peso, el chasis incorpora en el túnel que pasa entre los asientos los conductos del circuito de aire acondicionado y enfriamiento para evitar el montaje de componentes adicionales. Para garantizar la máxima seguridad, la celda del habitáculo sería reforzada con kevlar balístico, carbono y poliéster y las partes delantera y trasera con mamparos adicionales, para evitar la intrusión de materiales en caso de colisión lateral.

En su apartado mecánico, el Pagani Huayra sería impulsado por el motor Mercedes-AMG V12 M158, un doble turbo de 6.0 litros que entregaría una potencia de 700CV en la versión estándar y 730 en la configuración de alta potencia, en ambos casos suficiente para llevar el coche hasta los 370 km/h gracias a la caja de cambios secuencial de siete velocidades manufacturada por Xtrac. La lubricación del motor se realizaría por cárter seco que permitiría colocar el motor lo más bajo posible y rebajar por tanto el centro de gravedad del coche. Para optimizar el consumo de combustible, la demanda de gasolina es controlada por un microprocesador situado en las bombas que alimentan cada uno de los bancos del motor, liberando sólo la cantidad que el coche realmente necesita.

Las suspensiones están conectadas a la estructura monocasco por medio de cuatro subchasis de cromo-molibdeno, que garantizarían la máxima rigidez, el mínimo peso y ayudarían a disipar energía en caso de un impacto. La geometría de la suspensión activa fue diseñada para mantener el comportamiento dinámico del Zonda también en el Pagani Huayra y contaría con las fabricadas por Avional, independientes y de doble brazo, ya probadas en el Zonda R así como amortiguadores ajustables suministrados por Öhlins.

Con un nombre tan evocativo, la aerodinámica del Pagani Huayra sería uno de los aspectos cuidados del modelo, contando con cuatro perfiles móviles de alas que variarían su ángulo de ataque según las necesidades: dos en el capó delantero, inmediatamente delante de las entradas de aire, y dos en el extremo del capó trasero. Una unidad de control ajusta la incidencia de estos perfiles de acuerdo con parámetros como la velocidad, la aceleración y el ángulo de dirección dando como resultado un coche que cambia constantemente su forma para garantizar la mínima fricción con el aire y la fuerza aerodinámica máxima posible. Este sistema también actúa a través de la suspensión activa bajando el automóvil y regula asimismo la altura del extremo frontal para optimizar el flujo de aire hacia el difusor trasero.

A la familia del Pagani Huayra llegaría en 2017 un nuevo miembro con el estreno de la versión roadster equipada con el mismo motor Mercedes-AMG M158 V12 pero en esta variante desarrollaría una potencia total de 764CV. Después de este modelo, y como sucediera con el Pagani Zonda, el Huayra tendría distintas versiones en ediciones especiales con diferentes especificaciones y acabados realizados expresamente para clientes o como modelos de exhibición.

2011
Pagani Huayra
AUTOart
Referencia: 58209

La miniatura
AUTOart comenzaría a fabricar modelos a escala a finales del Siglo XX, siendo las miniaturas a 1/18 su mayor campo de actividad y con las que alcanzaría la reputación de la que goza hoy en día como unos de los productores más detallistas y fieles a los coches que reproduce. Más tarde, comenzaría también la fabricación a otras escalas incluyendo modelos a 1/43 y cuya gama se basa principalmente en modelos deportivos de constructores como Chevrolet, Lamborghini o Mercedes entre otros. Precisamente del constructor alemán, AUTOart sería la responsable de fabricar los modelos promocionales que se vendían entre 2000 y 2002 en los concesionarios del constructor alemán.

Las miniaturas en 1/43 reflejan el mismo nivel de cuidado en sus moldes y acabados que los ejemplares a 1/18, incluyendo en muchos caso detalles como ruedas direccionales, pero al contrario que estos, su valor de mercado se devalúa rápidamente en una buena parte de sus modelos, lo que llevaría a la compañía a reducir su producción de ejemplares a 1/43 a prácticamente testimoniales comparados con la elevada cantidad que otras empresas como Minichamps o Kyosho fabrican a esta escala.

2017
Pagani Huayra Roadster
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 43/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 8 de abril de 2020 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.