Pierce-Arrow Motor Car Company
Fabricantes de Estados Unidos

El antepasado de Pierce-Arrow fue la George N. Pierce Company, fundada por George N. Pierce en Buffalo (Estados Unidos), fabricando varios productos incluyendo bicicletas y jaulas para pájaros . En 1901, comenzó la George N. Pierce Motor Company, que produce un pequeño monocilíndro bajo licencia de Dion-Bouton con un moderado éxito. En 1903 decidió concentrarse en hacer el automóvil de lujo más grande del mercado y así el automóvil Pierce-Arrow nació. Este resultó el producto de mayor éxito y estos coches, sólidamente construidos y con un potente motor ganaron mucha publicidad positiva al vencer en varias carreras de automóviles. Durante este período los vehículos de gama alta de Pierce a veces se anunciaban como Great Arrow. En 1908 la compañia pasó a denominarse The Pierce-Arrow Motor Car Company.

En 1909 el Presidente William Howard Taft ordenó dos Pierce-Arrows que debían utilizarse para ocasiones de estado, este fue de hecho el primer vehículo oficial de la Casa Blanca. En 1914, Pierce-Arrows aprobó su estilo distintivo más duradero cuando los faros del vehículo fueron trasladados desde la tradicional colocación de uno y otro lado del radiador al guardabarros delantero del coche, la colocación de los faros se mantuvo en vigor hasta el modelo final en 1938, por lo tanto, es sólo a partir de 1939 cuando otros fabricantes de automóviles de América pudieron poner las luces de la misma forma. Pierce-Arrows era un símbolo del estatus de muchas de las principales estrellas de Hollywood, magnates corporativos; en América sólo rivalizaba con Peerless y Packard, que en conjunto eran conocidas como las Tres P del Motor. En 1928, Studebaker adquirió una participación de Pierce-Arrow, eesperaba que la adición de la prestigiosa marca permitiría a Studebaker competir con los gustos de los consumidores de Packard y Cadillac, en virtud de ese acuerdo, Pierce-Arrow mantendría su autonomía sobre el desarrollo de sus vehículos. En 1933, Studebaker, agotado su interés por la compañia, vendió esta a un grupo de inversores y más tarde fue puesta bajo administración judicial.

En 1933 la empresa dio a conocer el prototipo Silver Arrow en el New York Auto Show, el coche fue bien recibido por el público y la prensa especializada. El coche fue anunciado con la frase "¡De repente es 1940!" Pierce-Arrow vendió cinco ejemplares de este coche y cuando finalmente lo produjo en serie no se incorporaron muchas de las características del prototipo al no generar suficientes ventas para la compañía. Pierce-Arrow fue la única marca de lujo que no fabricó coches de bajo coste para proporcionar dinero contante, y sin ventas ni fondos para el desarrollo, la empresa se declaró insolvente en 1938 y cerró sus puertas.


1929
Pierce-Arrow Model 133
DongGuan
Referencia: 463.13.02


1933
Pierce-Arrow Silver
IXO/Altaya
Colección: Los Más Bellos Coches De Época - Nº 31/50