Shelby-American Inc.
Fabricantes de Estados Unidos

Carroll Shelby logró tener una gran carrera como piloto, incluyendo en su palmarés la victoria en el año 1959 en las 24 Horas de Le Mans formando equipo junto a Roy Salvadori. Cuando su salud le llevó a renunciar a las carreras en 1960, Carroll dirigió su atención al diseño, quiso crear un coche deportivo que uniese los ligeros chasis europeos y los poderosos motores V8 americanos. El resultado de este esfuerzo fue lo que se considera quizás el mejor coche deportivo jamás construido, el Shelby Cobra; este coche y los posteriores Shelby Mustangs que construyó para Ford, crearon la reputación como fabricante de super coches de Carroll Shelby.

En 1992, Carroll Shelby fue incluido en el Automotive Hall of Fame. En los siguientes años desde entonces, ha seguido impactando al mundo de las carreras y del diseño de automóviles. Carroll Shelby es probablemente la única persona que ha trabajado a un nivel visible con los tres fabricantes de automóviles más importantes de América. Su carisma, visión y capacidad para el trabajo le han convertido en un maestro organizador y jefe de equipo consistente capaz de producir resultados impresionantes.


Shelby Cobra 427

El vehículo

1965
Shelby Cobra 427
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 49/70

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Shelby Mustang

El vehículo
Tras la aparición en el mercado en 1964 del Ford Mustang, la firma del óvalo decidiría participar en las carreras organizadas por la SCCA (Sports Car Club of America) para promover las ventas del nuevo modelo. La compañía subcontrataría el desarrollo del vehículo de alto rendimiento a Carroll Shelby, lo que conduciría al desarrollo de los Shelby Mustang cuya primera versión sería la conocida como GT 350 y del que se fabricarían en principio las 100 unidades necesarias para la homologación del coche para la competición y cuyas condiciones incluían solamente ajustes ligeros, como la reducción de peso de los vehículos de producción mientras que el motor, suspensión o frenos debían ser idénticos a la versión de calle.

Como parte del proceso, Shelby American cambiaría los materiales del capó, puertas y ventanas por otros más ligeros y ajustaría el motor Ford Windsor V8 de 4,7 litros hasta los 309CV de potencia máxima cambiando la tapa de la culata de las válvulas e incluyendo tres colectores de admisión así como Holley. Estéticamente, el Ford Mustang y el Shelby Mustang difieren en la parrilla delantera, las insignias laterales con el logotipo del preparador americano y la toma de aire en el centro del capó aunque estructuralmente se eliminarían todos los materiales no necesarios para la competición y otros se cambiarían de posición para mejorar el balance de pesos como por ejemplo el depósito de combustible y la batería.

La primera serie de Shelby, la GT350, llegaría a los concesionarios del gigante americano en 1965 con único color disponible: el blanco o Wimbledon White. Como opción, estaría disponible un kit de tiras azules (Ford Guardsman) similar a las utilizadas por los Ford GT en Le Mans que atravesarían longitudinalmente el centro del coche desde la parrilla delantera hasta el maletero en adición a unas líneas laterales con las iniciales GT 350 que identificaban al deportivo. Para finales de año, Shelby ya había construido 516 modelos de calle del Shelby GT 350, 36 modelos de carrera (GT 350R) y otros 37 prototipos.

Un año más tarde, aparecería el modelo de 1966 con una mayor gama de colores disponibles y externamente el automóvil recibiría dos tomas de aire a ambos lados de la parte trasera. Otra novedad sería que el motor estaría pintado en color azul en lugar del negro del primer modelo. Asimismo, ese año Shelby llegaría a un acuerdo con la empresa de alquiler de automóviles Hertz para la producción de una línea especial del Shelby GT 350 que se designaría como GT 350H del que se fabricarían 1.000 unidades de las cuales 800 serían de color negro mientras que se producirían 50 muestras para cada uno de los otros colores disponibles en la versión del ese año (blanco, azul, rojo y verde). Solamente los coches en color negro estarían equipados con las tiras de Le Mans, que eran blancas en este modelo, mientras que en los restantes únicamente habría rayas laterales.

En 1967, llegaría una nueva versión del Shelby Mustang, el GT 500 y nuevas mejoras en el GT 350 que incluirían entre otros aspectos un nuevo grupo de luces traseras heredadas del Mercury Cougar pero sin adornos cromados, un alerón trasero y entradas de aire en ambos lados. Además, este sería el primer automóvil equipado de serie con una barra antivuelco formada por tubos soldados dentro del compartimiento de pasajeros.

El Shelby GT 500 destacaría por una parte delantera rediseñada que le daría un aspecto más agresivo y decididamente más deportivo con nuevas tomas de aire sobre el capó y los guardabarros traseros con el logotipo del pony galopante típico de los Ford Mustang sustituido por el emblema de la cobra de la compañía de Carroll Shelby. Mecánicamente, el Shelby GT 500 contaría con un nuevo bloque motor de 7.0 litros con disposición en V8 con una potencia cercana a los 335CV y que empujarían al coche hasta una velocidad máxima de 220 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 6,71 segundos aunque se fabricarían 50 unidades con un ajuste diferente del motor que elevaría la potencia hasta los 500 caballos.

En 1968, tanto el GT 500 como el GT 350 se someterían a un lavado de cara que los distinguió aún más de los Ford Mustang de producción. La parte delantera estaría aún más personalizada y las luces traseras del Mercury Cougar serían reemplazadas por las del Ford Thunderbird y aparecería por primera vez en la gama una versión descapotable. El motor V8 sería cambiado por una nueva versión conocida como Cobra-Jet de 406 caballos que agregaría al GT 500 las letras KR o King of the Road al nombre del modelo.

En el verano de 1969, Ford se haría cargo de la producción de ambos modelos pasando estos a ser fabricados en cadena y no a mano como en los años anteriores. Los Shelby Mustang entonces, adoptarían un estilo radicalmente diferente a los modelos anteriores lo que supondría un declive en las ventas y finalmente a la desaparición del modelo a finales de año aunque Shelby ofrecería los GT 350 y GT 500 sin vender con ligeros retoques en 1970 hasta acabar con las unidades producidas del icónico modelo que vería un resurgimiento en 2005 con la presentación del nuevo Shelby GT 500 presentado en el Salón de Nueva York y que llegaría a los puntos de ventas en 2008 y cuya producción se mantiene a día de hoy.

1965
Shelby GT 350
IXO Models/Altaya
Colección: Dream Cars - Nº 40/50

La miniatura
La miniatura se puso a la venta como parte de la colección Dream Cars que la editorial Altaya puso en los kioscos españoles a principios del año 2006. La colección está dedicada a coches deportivos sólo al alcance de unos pocos bolsillos. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, además del ingrediente añadido de representar a esta escala algunos coches que no habían sido reproducidos anteriormente o de los que solamente exitían versiones de competición.

1967
Shelby GT 500
IXO Models/Altaya
Colección: American Cars - Nº 1/

La miniatura
A finales de septiembre de 2019, la editorial Altaya ponía a la venta mediante suscripción en su página web la colección American Cars con los modelos más emblemáticos producidos en los Estados Unidos a lo largo de los años. Las miniaturas, como en la mayoría de las colecciones ofrecidas por esta editorial, son fabricados por IXO Models y cuentan con un excelente nivel de detalles y acabados habida cuenta el bajo precio de venta: 2,99€ el número uno, 7,99€ el segundo y 14,99€ a partir del tercero con una colección prevista a 80 ejemplares.

1968
Shelby GT 500 KR
Yat Ming
Referencia: 94214

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.


Shelby Series 1

El vehículo

1999
Shelby Series 1
Kyosho
Referencia: K03131BW

La miniatura
Fundada en Japón en 1963, Kyosho es una de los más reconocidos fabricantes mundiales de coches teledirigidos. Desde 1991 la compañía también ha encontrado su hueco en la fabricación de modelos en diecast y posteriormente en resina, primero a escala 1/18 y más tarde también a escala 1/12, 1/43 y 1/64. Sus modelos, como el de otros muchos fabricantes, son manufacturados en China y se cuentan entre las mejores reproducciones que se pueden encontrar en tiendas de modelismo. Su gama se compone principalmente de coches de alto rendimiento de distintos fabricantes mundiales así como de coches de carreras de los años 70 y 80. En los años más recientes en su catálogo se incluyen varios modelos actuales de BMW, Mercedes-Benz y Audi encargados por los fabricantes de los automóviles originales y también ha lanzado una nueva gama de coches de slot a escala 1/43 llamada Dslot43 y otra de coches de radio control llamada dNaNo que se pueden utilizar indistintamente como modelos de exposición o jugables adquiriendo por separado las partes mecánicas.