Škoda Auto
Fabricantes de Europa

La historia de la fábrica de automóviles Skoda, con sede en Mladá Boleslav, Bohemia Central, tiene su origen en un modesto taller de fabricación de bicicletas que con el tiempo se transformó en la prestigiosa marca Laurin & Klement y tras su fusión en 1925 con el Grupo Industrial Skoda dió origen a esta marca como fabricante de automóviles. El rápido desarrollo de la empresa, potenciado por los éxitos deportivos, posibilitó que Laurin y Klement iniciaran la producción de automóviles. El mismo año de 1905 fueron fabricados algunos vehículos experimentales que recibieron el nombre de Voiturette A. La firma Laurin & Klement se transformó en 1907 en una sociedad anónima. En la producción de la firma Laurin & Klement repercutió considerablemente la Primera Guerra Mundial. La empresa fue obligada a suministrar vehículos y municiones al Ejército austro-húngaro. La conflagración mundial provocó el descalabro económico en el mundo entero. La difícil situación en los mercados impulsó a Václav Klement a buscar un socio para la fábrica de automóviles de Mladá Boleslav. Lo encontró en la fábrica Skoda Pilsen, gigante de la industria de maquinaria.

La modernización de la fábrica de automóviles hizo posible introducir la producción en serie y reducir los costos. Skoda de Mladá Boleslav lanzó al mercado el modelo denominado Popular un turismo destinado a las más amplias capas de la población. El 15 de marzo de 1939, las tierras checas fueron ocupadas por la Alemania nazi. Skoda fue incorporada a un consorcio alemán de armamento, subordinado directamente al mariscal nazi Hermann Göring, fabricando proyectiles, obuses y componentes para aviones militares. En los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, en mayo de 1945, la fábrica fue bombardeada. En 1946 ganó las elecciones el Partido Comunista que en febrero de 1948 usurparía todo el poder político y económico en Checoslovaquia. Skoda fue nacionalizada y sobre su destino empezaron a decidir los dirigentes de dicho partido.

El Partido Comunista deseaba ofrecer a las amplias masas un coche popular. Cumpliendo las directrices partidistas, Skoda empezó a fabricar en serie en 1955 el modelo Spartak. Posteriormente surgieron los modelos Octavia y Felicia. Su precio era aceptable, pero Skoda no estaba en condiciones de cubrir la demanda. Los interesados en adquirir un coche tenían que inscribirse en largas listas de espera. La calidad de los turismos fabricados por Skoda dejaba mucho que desear y el Estado no estaba demasiado interesado en invertir en la industria automovilística ya que la comercialización de la producción de Skoda en los países del llamado campo socialista estaba asegurada. A finales de 1989 con el fin del régimen comunista empezaron las privatizaciones. En 1991 el grupo Volkswagen adquirió el 100% del capital de la empresa lo que permitió a Skoda Auto ser la más pujante empresa del país y el motor de la economía checa.


1905
Škoda Laurin & Klement Voiturette
Abrex
Referencia: 143ABH-901BF


2004
Škoda Octavia
Abrex
Referencia: 143AB-002A


2005
Škoda Fabia Combi
Abrex
143AB-004B


2006
Škoda Roomster
Abrex
143AB-007E


2006
Škoda Superb
Abrex
Referencia: 143AB-003B


2007
Škoda Yeti Concept Car
Abrex
143ABC-801BH