Triumph Motor Company
Fabricantes de Europa

Seigfrield Brittman, empezó fabricando bicicletas en 1885, en Coventry, Inglaterra, y más tarde se consagró con la marca Triumph como fabricante de motocicletas, sin embargo, la historia de los automóviles Triumph no empezó hasta 1923. En 1927 se introduce un nuevo modelo, el Super Seven, que reemplazaría a los creados con anterioridad. Triumph comercializaba el Super Seven con una carrocería del tipo saloon, aunque también comercializaba solo el chasis para dar cabida a carrocerías procedentes de otros fabricantes. Durante los años 30, la división de motocicletas fue separada de la división de automóviles. Triumph produjo un gran número de modelos de automóviles bastante caros, que no tuvieron mucho éxito. Los altos costes, la diversidad de modelos y unas ventas deficientes condujeron a la Compañía a la bancarrota y en 1939 fue adquirida por el grupo siderúrgico TW de Sheffield, pero ese grupo no produjo ningún automóvil. Durante los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial, la Compañía se dedicó a la fabricación de material de guerra para el Gobierno Británico, pero en noviembre de 1940, las instalaciones de producción de Coventry fueron destruidas casi totalmente en un bombardeo alemán.

El 31 de diciembre 1945 Sir John Black de la Standard Motor Company, adquirió la marca y los activos que quedaban de la compañía. En 1946 fue introducido el Triumph Roadster, que estuvo en producción hasta 1949. En 1953 fue introducido y puesto en producción el TR2, éste tuvo un éxito enorme y fue seguido por el TR3, el TR3A y el TR4 muy similares entre sí. En 1956, Triumph empezó el desarrollo de un saloon totalmente nuevo. Debido a las dificultades para obtener suficiente capacidad de producción para un monocasco, los ingenieros decidieron construir por separado el chasis y la carrocería. Esto permitió a la fábrica producir un coche muy barato y al mismo tiempo flexibilizar los procesos de producción. Se podían producir diversos tipos de carrocería sin grandes retoques. Otras ventajas eran que el chasis se podría utilizar como base para construir la carrocería por lo que la producción de kits para ultramar se simplificó enormemente. Este modelo, llamado Herald fue puesto en producción en 1959. Desafortunadamente, en 1960, las ventas de automóviles en el mercado interior habían empezado a disminuir dramáticamente y en noviembre de 1960, los libros de la Compañía reflejaban número rojos.

Leyland, fabricante de camiones y autobuses, buscaba introducirse y expandirse en el mercado del automóvil, hizo una acertada oferta en diciembre de 1960 y en abril de 1961 se hizo con el control completo de la compañía. Retomando las características de un prototipo creado un año antes para competir con el Austin-Healey Sprite, el Triumph Spitfire sería construido con un chasis-marco, basado en el Herald, pero acortado 216mm. Esto permitió a los diseñadores hacer el coche mucho más bajo, pues los asientos se podían intalar en el chasis. A partir de aquí, la historia de Triumph continuó con nuevos modelos y con el transcurrir del tiempo bajo las divisas propietarias de otras multinacionales hasta 1984, pero siempre bajo el nombre Triumph.


1955
Triumph TR3
Delprado
Colección: Car Collection - Nº 51/70


1969
Triumph TR6
Edison Giocattoli
Referencia: EG870421


1974
Triumph Spitfire Mark 4
Edison Giocattoli
Referencia: EG870221