Triumph Motor Company
Fabricantes de Europa

Seigfrield Brittman, empezó fabricando bicicletas en 1885, en Coventry, Inglaterra, y más tarde se consagró con la marca Triumph como fabricante de motocicletas, sin embargo, la historia de los automóviles Triumph no empezó hasta 1923. En 1927 se introduce un nuevo modelo, el Super Seven, que reemplazaría a los creados con anterioridad. Triumph comercializaba el Super Seven con una carrocería del tipo saloon, aunque también comercializaba solo el chasis para dar cabida a carrocerías procedentes de otros fabricantes. Durante los años 30, la división de motocicletas fue separada de la división de automóviles. Triumph produjo un gran número de modelos de automóviles bastante caros, que no tuvieron mucho éxito. Los altos costes, la diversidad de modelos y unas ventas deficientes condujeron a la Compañía a la bancarrota y en 1939 fue adquirida por el grupo siderúrgico TW de Sheffield, pero ese grupo no produjo ningún automóvil. Durante los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial, la Compañía se dedicó a la fabricación de material de guerra para el Gobierno Británico, pero en noviembre de 1940, las instalaciones de producción de Coventry fueron destruidas casi totalmente en un bombardeo alemán.

El 31 de diciembre 1945 Sir John Black de la Standard Motor Company, adquirió la marca y los activos que quedaban de la compañía. En 1946 fue introducido el Triumph Roadster, que estuvo en producción hasta 1949. En 1953 fue introducido y puesto en producción el TR2, éste tuvo un éxito enorme y fue seguido por el TR3, el TR3A y el TR4 muy similares entre sí. En 1956, Triumph empezó el desarrollo de un saloon totalmente nuevo. Debido a las dificultades para obtener suficiente capacidad de producción para un monocasco, los ingenieros decidieron construir por separado el chasis y la carrocería. Esto permitió a la fábrica producir un coche muy barato y al mismo tiempo flexibilizar los procesos de producción. Se podían producir diversos tipos de carrocería sin grandes retoques. Otras ventajas eran que el chasis se podría utilizar como base para construir la carrocería por lo que la producción de kits para ultramar se simplificó enormemente. Este modelo, llamado Herald fue puesto en producción en 1959. Desafortunadamente, en 1960, las ventas de automóviles en el mercado interior habían empezado a disminuir dramáticamente y en noviembre de 1960, los libros de la Compañía reflejaban número rojos.

Leyland, fabricante de camiones y autobuses, buscaba introducirse y expandirse en el mercado del automóvil, hizo una acertada oferta en diciembre de 1960 y en abril de 1961 se hizo con el control completo de la compañía. Retomando las características de un prototipo creado un año antes para competir con el Austin-Healey Sprite, el Triumph Spitfire sería construido con un chasis-marco, basado en el Herald, pero acortado 216mm. Esto permitió a los diseñadores hacer el coche mucho más bajo, pues los asientos se podían intalar en el chasis. A partir de aquí, la historia de Triumph continuó con nuevos modelos y con el transcurrir del tiempo bajo las divisas propietarias de otras multinacionales hasta 1984, pero siempre bajo el nombre Triumph.

Más miniaturas e información de Triumph en las siguientes secciones


Triumph TR3

El vehículo

1955
Triumph TR3
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 51/70

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Triumph Herald

El vehículo
En la primavera de 1959 llegaba a los concesionarios de Triumph el nuevo Herald, un coche familiar de pequeño tamaño que sería diseñado por el italiano Giovanni Michelotti. El modelo se presentaría en versión cupé y sedán añadiéndose a la gama más tarde una versión descapotable y otra ranchera que también sería reconvertida mediante paneles en las ventanillas traseras en la furgoneta Courier. El Herald traería consigo diferentes innovaciones destacando el chasis de doble tubo separado de los pilares y techo de la carrocería frente a los característicos auto-portantes de la época, ajustando los demás elementos a éste mediante tornillos. La unidad de potencia la heredaría del Standard 10, modelo que junto al 8 sustituía, y por tanto el motor seguiría siendo un cuatro cilindros en líneas de 948 cm³ de capacidad transmitiendo sus casi 40CV de potencia al tren trasero mediante una caja de cambios manual de cuatro velocidades. Con nuevas suspensiones de doble horquilla en el eje delantero y suspensión trasera independiente con un medio eje de péndulo con varillas de empuje longitudinales y resorte transversal, junto a la dirección de cremallera hacían de las soluciones mecánicas adoptadas por Triumph situarse a la vanguardia de la competencia de la época.

Externamente, el diseño de Michelotti destacaría por su carrocería angular con un capó inclinada hacia adelante con dos grandes aletas laterales que facilitaba el acceso al hueco del motor, completaba la silueta del coche sus grandes ventanas que daban al interior un aspecto luminoso y espacioso a pesar de su parco equipamiento, la versión básica por ejemplo solamente incluía el velocímetro y el indicador indicador de combustible, estando como opción el indicador de la temperatura del agua. Al modelo inicial de la gama, le seguiría la versión 1200 y 12/50, el primero introducido en 1961 y dos años más tarde el segundo, que equiparían un motor de 1.2 litros con doble carburador y con hasta 52CV de potencia. En 1967, el modelo recibiría su última revisión, el modelo 13/60, que incluiría otro motor de 1.4 litros y 65CV que además incluiría techo solar de serie, calefacción y frenos de discos delanteros. El Herald y sus variantes fueron enormemente populares en la década de 1960, con cerca de 500.000 unidades producidas entre todas sus versiones pero no sería un éxito de ventas instantáneo, en parte debido al elevado precio, £700 impuestos incluidos lo que le hacía ser más caro que la mayoría de los modelos de la competencia y en parte por la fragilidad estructural del vehículo y las críticas que recibiría la suspensión trasera, tendente a levantar el coche en las curvas con el consiguiente riesgo de volcar, problema que se resolvería al instalar una hoja de acero entre los pivotes sustentadores de la suspensión.

1959
Triumph Herald
WhiteBox
Referencia: WHI119

La miniatura
WhiteBox es una marca comercial de la tienda online alemana Modelcarworld, que también es propietaria de BoS (Best of Show) y Neo, esta última adquirida en 2012. Las miniaturas a escala 1/43 vendidas con la denominación WhiteBox son en su mayor parte productos ya vendidos anteriormente en coleccionables de todo el mundo con modelos fabricados por PCT Collectibles, la casa matriz de IXO Models, J-Collection o IST Moldes entre otras marcas. Al basarse en moldes ya existentes, los modelos de WhiteBox se encuentran en la gama de precio medio-baja entre los fabricantes de miniaturas y ofrecen pequeñas mejoras en los acabados en relación a las mismas unidades vendidas como parte de una colección de fascículos, con el añadido de ser series limitadas generalmente a 1.000 ó 2.000 unidades. Con un origen tan diverso, en su gama se pueden encontrar desde coches clásicos a otros más modernos, incluyendo también versiones de competición, camiones y furgonetas de múltiples constructores de automóviles de los cinco continentes.


Triumph TR6

El vehículo

1969
Triumph TR6
Edison Giocattoli
Referencia: EG870421

La miniatura
Fundada en 1958 por Giampiero Ferri, Edison Giocatolli (EG) es más reconocida por la fabricación de réplicas de armas de juguete. A mediados de la década de 2000 comenzaría la fabricación y distribución de miniaturas a escala 1/43, la mayoría producida en China y que parecerían en diversos coleccionables italianos de la época, así como vendidos como producto propio. Con moldes ya fabricados por Starline Models o High Speed, las miniaturas de Edison Giocatolli se encuentran en el espectro más económico de los fabricantes de modelos a escala aunque cuentan con buenos detalles y acabados que les confieren un aspecto de miniatura de precio más elevado y cuya producción cesaría tras unos pocos años para centrarse de nuevo en la actividad principal de la empresa.


Triumph Spitfire Mark 4

El vehículo

1974
Triumph Spitfire Mark 4
Edison Giocattoli
Referencia: EG870221

La miniatura
Fundada en 1958 por Giampiero Ferri, Edison Giocatolli (EG) es más reconocida por la fabricación de réplicas de armas de juguete. A mediados de la década de 2000 comenzaría la fabricación y distribución de miniaturas a escala 1/43, la mayoría producida en China y que parecerían en diversos coleccionables italianos de la época, así como vendidos como producto propio. Con moldes ya fabricados por Starline Models o High Speed, las miniaturas de Edison Giocatolli se encuentran en el espectro más económico de los fabricantes de modelos a escala aunque cuentan con buenos detalles y acabados que les confieren un aspecto de miniatura de precio más elevado y cuya producción cesaría tras unos pocos años para centrarse de nuevo en la actividad principal de la empresa.