Nissan Motor Company Ltd
FIA GT Championship - FIA GT1 World Championship - FIA GT Series

Más miniaturas e información de Nissan en las siguientes secciones


Nissan GT-R GT1

El vehículo
Entre 1969 y 1974 y posteriormente entre 1989 y 2002, Nissan produciría una versión de alto rendimiento de su cupé Skyline llamada Nissan Skyline GT-R, modelo que se convertiría en todo en un icono para el constructor japonés con una legión de fanáticos de estos modelos repartidos por todo el mundo. En el Salón del Automóvil de Tokio de 2005, y tras cuatro años de desarrollo de la nueva generación de la versión GT-R (Gran Turismo Racer), se presentaría el modelo conceptual GT-R Proto como un ejercicio de diseño exterior únicamente. Este primitivo modelo estaba llamado a seguir la senda de los famosos Skyline producidos por Nissan desde 1967 y antes por Prince Motor Company desde una década antes.

En el Salón de Tokio de 2007, se presentaría oficialmente el modelo de producción con un chasis construido con materiales resistentes y livianos como el aluminio y el acero reforzado, que permitiría reducir el peso del automóvil a los 1.740 kilos, como el inicio de una nueva generación de modelos de alto rendimiento al margen de la gama Skyline que sería orientada al segmento de las berlinas de representación, aunque el nuevo Nissan GT-R mantendría el estilo cupé de dos puertas y espacio para cuatro pasajeros tradicionales en los Skyline desde el tipo KPGC10 o Skyline 2000 GT-R de 1969, además de las características cuatro luces traseras redondas.

A diferencia de sus predecesores, por primera vez el Nissan GT-R (R35) ya no se comercializaría unicamente en los mercados de automóviles con el volante a la derecha, tradicionalmente Japón y Gran Bretaña, sino también en países con volante a la izquierda, pero al igual que algunas generaciones posteriores del Skyline GT-R, el GT-R montaría tracción total con un motor V6 y doble turbocompresor de 3.8 litros (motor Nissan VR38DETT). Debido a la herencia del GT-R, el código del chasis para la versión completamente nueva se nombraría como CBA-R35 o R35 para abreviar (CBA representa un prefijo estándar de emisiones de los motores de Nissan), continuando así con la tendencia de nomenclatura del Skyline GT-R de la generación anterior.

Desde su puesta a la venta, el modelo básico del Nissan GT-R (R35) sería mejorado en dos ocasiones y se añadirían a la gama varias ediciones especiales mejorando sus acabados y prestaciones. Así, en 2011 llegaría la segunda versión del modelo denominada como DBA-R35 que recibiría nuevas luces diurnas de tipo LED en la parte delantera y un llamativo difusor trasero en la parte trasera. El chasis se haría más rígido y las características de la geometría de la suspensión más duras. En esta mejora del modelo, el motor seguiría siendo la misma unidad Nissan VR38DETT pero mejorada hasta los 530CV gracias a un nuevo mapa de gestión del mismo y el cambio de el sistema de escape.

Con la mejora que recibiría el DBA-R35 en 2014 llegaría también la edición especial NISMO, preparada por el departamento Nissan Motorsport, y basado en el modelo de competición que participaba en el campeonato japonés Super GT desde 2008. El motor VR38DETT se equiparía con la misma turbina montada en el GT-R NISMO GT3, un vehículo exclusivo para carreras del grupo GT3 de la FIA y GT300 del Super GT, y con la que la potencia mejoraría hasta los 600 caballos.

Como automóvil deportivo puro que es, el Nissan GT-R (R35) estaría llamado a ser preparado para el mundo de la competición, especialmente en el Super GT japonés donde Nissan es uno de los competidores principales. Las versiones preparadas para el Super GT serían llevadas a cabo por NISMO que, a su vez, se encargaría de preparar también los modelos para competir en la clase GT1 y GT3 de la FIA y otros organizadores con un notable éxito.

La versión del Nissan GT-R GT1, basada en el mismo modelo que debutaría en el Super GT de 2008 incluyendo el motor V8 de 5.6 litros VK56DE, llegaría en 2009 con la mirada puesta en las 24 Horas de Le Mans. Para preparar el vehículo, NISMO llevaría el coche al campeonato mundial de GT1 organizado por la FIA (FIA GT1 World Championship a partir de 2010), donde los Nissan GT-R GT1 serían aceptados con algunas modificaciones. Los pilotos Darren Turner y Michael Krumm serían los titulares del equipo en las cinco pruebas que el equipo disputaría, siendo ayudados por Anthony Davidson en las labores de conducción durante las 24 Horas de Spa.

La primera temporada completa del Nissan GT-R GT1 en el campeonato de la FIA sería la de 2010. En esta ocasión, Nissan delegaría en el equipo británico Sumo Power GT y Swiss Racing Team las labores de preparación y mantenimiento de los dos coches que cada equipo pondría en la pista a lo largo del año en una serie que contaría como novedades con una carrera de calificación y la prueba principal.

No habría que espera mucho para que el GT-R GT1 desplegara todo su potencial pues en la segunda carrera del año, Jamie Campbell-Walter y Warren Hughes, pilotos junto a Peter Dumbreck y Michael Krumm del equipo Sumo Power GT se anotasen la victoria en el trazado británico de Silverstone. Precisamente, Dumbreck y Krumm harían lo propio en la carrera de calificación de la prueba de Algarve, séptima prueba puntuable de un campeonato en el que además lograrían cuatro podios, finalizando como novenos en la general de pilotos, mientras que sus compañeros de equipo sumarían otros dos pero acabarían en la 16ª posición, llevando a Sumo Power GT hasta la sexta plaza de la general por equipos y a Nissan a la misma posición en el campeonato de constructores.

El esperado debut del modelo en las 24 Horas de Le Mans nunca llegaría, en su lugar Nissan se pondría a desarrollar el prototipo Nissan GT-R LM, y el GT-R GT1 continuaría su andadura en el campeonato de la FIA durante 2011. En esta temporada, el lugar de Swiss Racing Team estaría ocupado por JR Motorsports y de nuevo Sumo Power GT que pondrían nuevamente dos coches en pista cada uno. Al igual que el año anterior, el GT-R GT1 se mostraría competitivo desde la primera carrera aunque en esta ocasión habría que esperar a la tercera cita del calendario, Algarve, para ver a Peter Dumbreck y Richard Westbrook llevar el coche hasta los más alto tras vencer en la carrera cronometrada primero y a Lucas Luhr y Michael Krumm en la prueba principal del mismo circuito, corriendo los cuatro pilotos para JR Motorsports.

Luhr y Krumm, repetirían victoria principal en Silverstone y Paul Ricard, en este circuito además por partida doble pues también ganarían la carrera cronometrada, sumando a lo largo del campeonato cinco podios y finalizando el mismo como campeones absolutos, a la vez que el equipo sería subcampeón por tres puntos de diferencia gracias a las cuatro segundas plazas logradas por Dumbreck y Westbrook, que acabarían el año como novenos de la general. Por su parte, los coches de Sumo Power GT añadirían al currículo del coche en el campeonato las cuatro terceras posiciones logradas por el dúo formado por David Brabham y Jamie Campbell-Walter. Tras esta victoria, Nissan abandonaría el FIA GT1 World Championship y reconduciría su interés hacia la más barata GT3 y a partir de 2012, el nuevo Nissan GT-R NISMO GT3 sería el coche oficial de competición para las pruebas de esta categoría, así como de la clase GT300 del Super GT japonés.

2011
Nissan GT-R GT1 #22
Chasis: R-35 10-0002
Motor: Nissan VK56DE 5.6L V8
JR Motorsports
Peter Dumbreck
Richard Westbrook
FIA GT1 World Championship
/78 Puntos
Ebbro
Referencia: 44712

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.