FIA Formula One World Championship
Temporada 1982

La temporada 1982 del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 sería la 33ª edición en otorgar el título de campeó a un piloto y la 25ª en hacerlo para los constructores. En esta temporada, se disputarían 16 Grandes Premios, uno más que el año anterior y, como en esa campaña, resultaría en una de las más entretenidas con once pilotos de siete equipos distintos ganarían al menos una prueba, Alain Prost, Niki Lauda, que regresaría al mundial tras haberlo abandonado dos años antes, John Watson y René Arnoux repetirían victoria con dos cada uno, pero en la parte negativa vería el fallecimiento de dos pilotos durante la disputa de un Gran Premio: el de Gilles Villeneuve durante la clasificación para el Gran Premio de Bélgica y la de Riccardo Paletti en la salida del Gran Premio de Canadá. Además, otro grave accidente le ocurriría a Didier Pironi durante la clasificación para el Gran Premio de Alemania y el francés se vería obligado a abandonar el automovilismo.

El campeonato comenzaría el 23 de enero, la fecha más temprana desde la instauración del mundial en 1950, con el Gran Premio de Sudáfrica y finalizaría el 25 de septiembre en el trazado urbano de Las Vegas en la tercera visita que pilotos y constructores harían a los Estados Unidos, la primera vez que se celebrarían tres Grandes Premios en un mismo país. Tras un parón de dos meses, la actividad retornaría en marzo con el Gran Premio de Brasil para después viajar por primera vez al país norteamericano para correr en el circuito urbano de Long Beach en el Gran Premio de los Estdos Unidos – Oeste, un nombre que ya se había utilizado para distinguirlo de la prueba disputada en Watkins Glen.

Tras la aventura americana, la caravana de la Fórmula 1 cruzaría el Atlántico para disputar tres carreras en suelo europeo: el Gran Premio de San Marino, el Gran Premio de Bélgica y la clásica prueba de mayo del Gran Premio de Mónaco. Tras éste, los equipos volverían a viajar a Norteamérica para estrenarse en el circuito urbano de Detroit y posteriormente viajarían a Canadá para disputar su Gran Premio, regresando de nuevo a Europa para disputar prácticamente el grueso de la competición con las citas de Holanda, Gran Bretaña, que con la alternancia habitual entre pistas pasaría de Silverstone a Brands Hatch, el Gran Premio de Francia, que se iría al circuito de Paul Ricard ya que el circuito de Dijon-Prenois sería la sede del Gran Premio de Suiza celebrado inmediatamente después, prueba que regresaría al calendario de la Fórmula 1 después de que en 1955, tras la tragedia ocurrida en las 24 Horas de Le Mans, Suiza prohibiera las carreras de motor en su territorio y para eludir la prohibición se utilizaría el circuito francés sito a 150 kilómetros de la frontera con el país helvético. La última carrera europea, y penúltima de la temporada, sería otro clásico del campeonato, el Gran Premio de Italia disputado en el trazado de Monza.

En estos Grandes Premios, los equipos tendrían que cumplir con nuevas regulaciones en cuanto a aerodinámica y el peso máximo de los monoplazas, que se reduciría de 585 a 580 kilos. Asimismo se aumentaría el número máximo de inscritos en una prueba de 30 a 34, de los cuales los equipos con perores resultados deberían clasificarse previamente para poder estar en la parrilla de salida, que pasaría a ser ocupada por un máximo de 26 coches en lugar de 24. En esta campaña, las escuderías seguirían pudiendo optar por motores atmosféricos de 3.0 litros o motores turbo de 1.5 litros. Entre los primeros, la mayoría de los equipos montaría el exitoso V8 Ford Cosworth DFV, mientras los turbo serían utilizados por Ferrari, Renault y Toleman, aunque Brabham sería el único constructor en utilizar las dos versiones, usando a BMW como suministrador que, en lugar de un V6 turbo como los empleados por Ferrari y Renault, facilitaría un cuatro cilindros en línea al igual que el motor Hart del Toleman.

En el apartado de pilotos, Ferrari, Lotus y Renault confiarían en sus alineaciones de la temporada anterior y así Gilles Villeneuve y Didier Pironi seguirían con el constructor italiano, con Lotus continuarían Elio de Angelis y Nigel Mansell, pero este se lesionaría a mitad de temporada y sería sustituido en sendas pruebas por Roberto Moreno y Geoff Lees mientras que en Renault estarían Alain Prost y René Arnoux. Otros equipos como Williams tendrían que hacer frente a la retirada de Alan Jones, campeón del mundo en 1980, y ficharía a Keke Rosberg para acompañar a Carlos Reutemann, quien también anunciaría su deseo de dejar la máxima categoría a finales de 1981, pero sería convencido por Frank Williams para quedarse un año más aunque aguantaría dos carreras solamente y sería sustituido primero por Mario Andretti en una prueba y por Derek Daly para el resto de la temporada.

El vigente campeón del mundo, el brasileño Nelson Piquet, seguiría en Brabham pero cambiaría de compañero de equipo tras el fichaje de Riccardo Patrese en lugar del mejicano Héctor Rebaque. McLaren seguiría con John Watson en sus filas y Tyrrell confirmaría a Michele Alboreto como primer piloto. De entre los 36 pilotos de distintas nacionalidades, España volvería a estar representada de la mano de Emilio de Villota después de su participación en 1978 en el Gran Premio de España para el que no llegaría a clasificarse, obteniendo la misma suerte en las cinco pruebas en las que estaría inscrito en esta campaña de 1982, la última en ver un piloto español hasta la llegada de Adrián Campos cinco años después.

El motor turbo de Renault se mostraría prácticamente imbatible en las dos primeras carreras del año. Así, en el circuito de Kyalami, René Arnoux haría el tiempo más rápido en calificación y Prost en carrera, llevándose además la victoria por delante de Carlos Reutemann y Arnoux. En el trazado de Jacarepaguá, el francés sería el mejor en calificación y durante la prueba, pero finalizaría el Gran Premio en la tercera plaza por detrás de Keke Rosberg y Nelson Piquet. No obstante, Renault y Ferrari elevarían una protesta ante los comisarios por el peso de los coches utilizados por Williams y Brabham, reclamación que acabaría en los tribunales dando la razón a los reclamantes por lo que serían descalificados y la victoria pasaría a ser del piloto francés mientras que segundo acabaría John Watson y como tercero Nigel Mansell.

La tercera carrera del campeonato, el Gran Premio de los Estados Unidos – Oeste vería un podio completado por tres escuderías británicas: McLaren que ganaría con Niki Lauda, Williams que sería segunda gracias a Rosber y Brabham que ocuparía la tercera plaza con el italiano Riccardo Patrese. Otro piloto transalpino, Andrea de Cesaris haría la pole position a bordo de su Alfa Romeo con motor turbo, mientras que la vuelta más rápida de carrera sería para el piloto austriaco.

La primera carrera del año en Europa, el Gran Premio de San Marino, llegaría con polémica tras la resolución judicial antes mencionada. Bernie Ecclestone, dueño de Brabham y Presidente de la FOCA, la organización que vela por los interese de los constructores en la Fórmula 1, encabezaría un boicot de los constructores británicos en protesta por la descalificación ocurrida en Brasil que sería aplaudida por la mayoría de ellos de tal manera que a la cita en el circuito de Imola solamente acudirían siete constructores. En primera posición partiría el francés Arnoux pero la prueba la ganaría Didier Pironi, quien también sería el piloto más rápido en carrera, secundado por su compañero en Ferrari Gilles Villeneuve y Michele Alboreto con el Tyrrell motorizado por Ford.

El Gran Premio de Bélgica comenzaría con el accidente que sufriría Gilles Villeneuve en la segunda sesión de clasificación del sábado. En su vuelta rápida chocaría por detrás con Jochen Mass, que estaba en su vuelta de salida, saliendo despedido de su asiento y chocando contra un mástil, muriendo pocas horas después en el hospital. La prueba la ganaría para McLaren John Watson, autor también de la vuelta rápida, seguido de Keke Rosberg, que estrenaría en esta carrera el nuevo Williams FW08, y el tercer puesto sería para el estadounidense Eddie Cheever. En el campeonato de pilotos, Alain Prost, que lograría la pole position, aventajaría en un punto a Watson y en cuatro a Rosberg, mientras que en la tabla de constructores McLaren adelantaría a Renault y Williams a Ferrari que decidiría abandonar el circuito de Zolder y no competir en señal de duelo por la muerte su piloto.

A la cita monegasca, Ferrari acudiría con un solo coche, el de Didier Pironi, por primera vez desde el Gran Premio de Holanda de 1976, pero la carrera sería recordada por su caótico final. Después de que empezara a llover levemente, Alain Prost, líder de la carrera, se retiraría tras un accidente en la vuelta 74, a dos vueltas del final, por lo que Riccardo Patrese se pondría en cabeza. Sin embargo, en la vuelta siguiente el italiano perdería su posición tras un trompo y Pironi pasaría a la primera posición. En la última vuelta, Pironi y el entonces segundo Andrea de Cesaris se detendrían por falta de combustible y Derek Daly, que estaba tercero en ese momento, tendría que retirarse con una avería en la caja de cambios. Así, Patrese lograría su primera victoria en la Fórmula 1 siendo acompañado en el podio por Pironi y de Cesaris que se clasificarían a pesar de no terminar la carrera.

Las dos pruebas siguientes, el Gran Premio de Detroit y el de Canadá, verían de manera respectiva a John Watson y Nelson Piquet en los más alto del podio, el piloto británico acompañado por Eddie Cheever y Didier Pironi como tercero y el brasileño por Riccardo Patrese y el propio Watson. Por su parte, Alain Prost sumaría una nueva pole position y vuelta rápida en Detroit y lo mismo haría Pironi en el trazado de Montreal. Cumplimentada la mitad de la temporada, John Watson pasaría a liderar el mundial con 30 puntos, en esta campaña como en las anteriores el resultado final se establecería con las mejores once posiciones, diez puntos más que Pironi, quien a su vez aventajaría en uno a Patrese, en dos a Prost y en tres a Keke Rosberg. En el mundial de los constructores, McLaren tendría una ventaja de 12 puntos respecto a Brabham y de 16 con Williams y Ferrari, empatadas a 26 puntos en la tercera plaza.

La Fórmula 1 regresaría a Europa para disputar siete pruebas, la primera de ellas en el trazado holandés de Zandvoort del que saldría victorioso Didier Pironi siendo secundado por Nelson Piquet y Keke Rosberg, mientras que René Arnoux y Derek Warwick se anotarían de manera respectiva la primera plaza en clasificación y la vuelta rápida de carrera. El Gran Premio de Gran Bretaña sería el escenario donde Niki Lauda lograría su segunda victoria del año al imponerse a los Ferrari de Pironi y Patrick Tambay, fichado para sustituir al malogrado Villeneuve a partir del Gran Premio de Holanda. Por su parte, Rosberg lograría su primera pole position del año y Brian Henton la primera vuelta rápida tanto para él como para Tyrrell.

Patrick Tambay, sumaría su primera victoria en la Fórmula 1 al ganar el Gran Premio de Alemania, cita en la que René Arnoux sería segundo y Keke Rosberg tercero con Didier Pironi marcando el mejor tiempo en clasificación y Nelson Piquet en carrera. Precisamente el brasileño lograría ambos registros en el Gran Premio de Austria, pero la victoria se la llevaría el piloto de Lotus Elio de Angelis por delante de Rosberg y el Ligier de Jacques Laffite. Con los dos podios logrados en estas pruebas, Rosberg se quedaría a seis puntos del liderato ostentado por Pironi en el mundial y con tres de ventaja sobre John Watson, pero el piloto francés de Ferrari sufriría un grave accidente durante las sesiones de prácticas en Alemania que le acarrearían múltiples fracturas en las piernas que, finalmente, pondrían fin a su carrera deportiva.

El piloto finlandés se pondría líder del mundial en la siguiente carrera, el Gran Premio de Suiza, que ganaría tras el abandono del líder René Arnoux y el adelantamiento en las últimas vueltas de la carrera a Alain Prost, autor a su vez del tiempo más rápido en clasificación y carrera, finalizando tercero Niki Lauda. La última carrera del año en Europa, el Gran Premio de Italia, vería el regreso del campeón del mundo de 1978 Mario Andretti como reemplazo de Didier Pironi. El piloto americano saldría primero en la parrilla de salida, pero luego en carrera sería superado por el Renault de Arnoux, quien marcaría la vuelta rápida, y el Ferrari de Patrick Tambay. Ni Rosberg ni Prost puntuarían en la cita de Monza y sí lo haría el británico John Watson que se colocaría a nueve puntos del finlandés con la última carrera por disputar.

En el Gran Premio de las Vegas, las opciones del piloto de McLaren pasarían únicamente por que Rosberg no sumara ningún punto ya que con los nueve de la victoria, el piloto de Williams y Watson quedarían empatados a puntos pero con un mejor porcentaje de victorias en favor del británico. Watson finalmente quedaría en segundo lugar, posición insuficiente para ganar el título, especialmente porque Rosberg cruzaría la línea de meta en la quinta plaza y sumaría dos a su casillero. La prueba la ganaría Michele Alboreto en la que sería su primera victoria en la Fórmula 1 marcando además la vuelta rápida en carrera, y como tercero llegaría el estadounidense Eddie Cheever tras sobrepasar a Alain Prost, que después de partir en la primera posición y liderar la prueba durante buena parte de la misma, terminaría cediendo posiciones debido a los problemas mecánicos de su Renault y cruzaría la línea de meta como cuarto clasificado.

Terminaría así una temporada que sería recordada por los accidentes mortales de Gilles Villeneuve y Riccardo Paletti y por las luchas de poder entre la FISA, la anteriormente conocida como Commission Sportive Internationale (CSI) encargada de la normativa de las carreras, y la FOCA que llevarían al boicot de los equipos de la FOCA del Gran Premio de San Marino más que por el hecho de que Keke Rosberg fuera campeón del mundo con una sola victoria, hecho que no ocurría desde que en 1958 Mike Hawthorn se convirtiera en campeón del mundo de esta manera, o el primer piloto de nacionalidad finlandesa en ganar un título mundial.

John Watson finalizaría el campeonato tercero empatado a puntos con Didier Pironi que contaría con un mejor registro que el piloto de McLaren, ambos ganaría dos pruebas y finalziarían como segundos en otras dos, pero el francés sería tercero también en dos ocasiones por una del británico, mientras que el campeonato de constructores sería por séptima vez en su historia para Ferrari a pesar de que en dos carreras participaría con un solo coche: el Gran Premio de San Marino tras la muerte de Villeneuve y el Gran Premio de Suiza tras decidir Patrick Tambay no participar por problemas de salud.

Fecha País Prueba Circuito Coche Motor Equipo Piloto
1 23/01 South African Grand Prix Kyalami 15 Renault RE30B Renault-Gordini EF1 1.5L V6 Turbo Équipe Renault Elf Alain Prost
2 21/03 Grande Prêmio do Brasil Jacarepaguá 15 Renault RE30B Renault-Gordini EF1 1.5L V6 Turbo Équipe Renault Elf Alain Prost
3 04/04 Toyota Grand Prix of Long Beach Long Beach Street Circuit 8 McLaren MP4/1B Ford Cosworth DFV 3.0L V8 Marlboro McLaren International Niki Lauda
4 25/04 Gran Premio di San Marino Imola 28 Ferrari 126C2 Ferrari 021 1.5L V6 Turbo Scuderia Ferrari SpA SEFAC Didier Pironi
5 09/05 Grote Prijs van België Zolder 7 McLaren MP4/1B Ford Cosworth DFV 3.0L V8 Marlboro McLaren International John Watson
6 23/05 Grand Prix Automobile de Monaco Monaco 2 Brabham BT49C Ford Cosworth DFV 3.0L V8 Parmalat Racing Team Riccardo Patrese
7 06/06 Detroit Grand Prix Detroit Street Circuit 7 McLaren MP4/1B Ford Cosworth DFV 3.0L V8 Marlboro McLaren International John Watson
8 13/06 Grand Prix du Canada Circuit Ile Notre-Dame 1 Brabham BT50 BMW M12/13 1.5L I4 Turbo Parmalat Racing Team Nelson Piquet
9 03/07 Grote Prijs van Nederland Zandvoort 28 Ferrari 126C2 Ferrari 021 1.5L V6 Turbo Scuderia Ferrari SpA SEFAC Didier Pironi
10 18/07 Marlboro British Grand Prix Brands Hatch 8 McLaren MP4/1B Ford Cosworth DFV 3.0L V8 Marlboro McLaren International Niki Lauda
11 25/07 Grand Prix de France Paul Ricard 16 Renault RE30B Renault-Gordini EF1 1.5L V6 Turbo Équipe Renault Elf René Arnoux
12 08/08 Großer Preis von Deutschlan Hockenheimring 27 Ferrari 126C2 Ferrari 021 1.5L V6 Turbo Scuderia Ferrari SpA SEFAC Patrick Tambay
13 15/08 Holiday Großer Preis von Österreich Österreichring 11 Lotus 91 Ford Cosworth DFV 3.0L V8 John Player Team Lotus Elio de Angelis
14 29/08 Großer Preis der Schweiz Dijon-Prenois 6 Williams FW08 Ford Cosworth DFV 3.0L V8 TAG Williams Team Keke Rosberg
15 12/09 Gran Premio d'Italia Monza 16 Renault RE30B Renault-Gordini EF1 1.5L V6 Turbo Équipe Renault Elf René Arnoux
16 25/09 Caesars Palace Grand Prix Las Vegas 3 Tyrrell 011 Ford Cosworth DFV 3.0L V8 Team Tyrrell Michele Alboreto

1982
Williams FW08 #6
Motor: Ford Cosworth DFV 3.0L V8
TAG Williams Team
Keke Rosberg
FIA Formula One World Championship
/44 Puntos
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Formula 1 The Car Collection - Nº 114/-

El piloto
Keke Rosberg comenzaría en el mundo del karting a mediados de la década de 1960 y se proclamaría en varias ocasiones campeón finlandés y escandinavo. Tras un parón para completar sus estudios de medicina, en 1972 regresaría para competir en la Fórmula Vee y al año siguiente ganaría el campeonato pasando a la Fórmula Super Vee cuyo tótulo de campeón ganaría en 1975. Tras pasar por la Fórmula 2, Atlántico y Pacífico, ganando esta última en 1977 y 1978, ese mismo año debutaría en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, competición que disputaría a lo largo de nueve temporadas y de la que sería campeón en 1982 con el equipo TAG Williams venciendo en una sola carrera y obteniendo tres segundos y dos terceros puestos. A lo largo de su carrera en la Fórmula 1 disputaría 114 carreras en las lograría cuatro victorias y siete podios adicionales.

Tras retirarse en 1986 de los monoplazas (y de la competición) regresaría en 1989 participando en las 24 Horas de Spa y durante esos años disputaría algunas carreras del WSC con Peugeot Talbot Sport. En 1992 participaría por primera vez en el Campeonato Alemán de Turismos (DTM) para el equipo Mercedes AMG y en 1993 se trasladaría al Opel Team Joest, para posteriormente fundar su propio equipo de carreras (Team Rosberg) en 1995 (equipo que sigue activo hasta el día de hoy con el apoyo de Audi Sport desde 2006 tras estar con Mercedes desde 2000 a 2004), abandonando ese mismo año la competición para dedicarse a gestionar su equipo y servir como representante de los pilotos finlandeses Jyrki Järvilehto y Mika Häkkinen.

Como piloto en el DTM disputaría 70 carreras, de las que ganaría una y subiría al podio en otras nueve ocasiones. En una sola ocasión disputaría las 24 Horas de Le Mans, precisamente en el periodo en el que actuaría como piloto oficial de Peugeot Talbot Sport. En 1991 partiría desde la segunda posición de la parrilla de salida con un Peugeot 905, pero una avería eléctrica enviaría al coche a las últimas posiciones y horas más tarde, una avería en la caja de cambios pondría punto final a su participación en la prueba de resistencia francesa.

Resultados
El campeón mundial de 1980, el australiano Alan Jones, anunciaría su intención de retirarse de las carreras al final de la temporada de 1981. Ese mismo año, el otro piloto de Williams, el argentino Carlos Reutemann, también informaría de su deseo de abandonar la máxima categoría, cerrando así su ciclo deportivo, dejando a la escudería de Frank Williams sin pilotos con los que organizar la temporada de 1982. Entonces reclutaría al finlandés Keke Rosberg que en las dos últimas temporadas competiría con el equipo Fittipaldi Automotive, la escudería creada por el excampeón del mundo Emerson Fittipaldi y su hermano Wilson, una apuesta arriesgada dado el récord del finés con la escuadra brasileña, en esos dos años sumaría un tercer puesto como mejor resultado, diez abandonos en 28 carreras y no se clasificaría para la parrilla de salida en otras ocho, terminando 1981 sin sumar un solo punto en el campeonato.

El piloto nórdico se estrenaría en la escudería con el Williams FW07C de la temprada anterior y una séptima plaza en la clasificación del Gran Premio de Sudáfrica, el mejor resultado de los monoplazas con motor turbo, y desde esa posición llegaría las plazas que dan acceso al podio, pero perdería empuje en las vueltas finales y acabaría como quinto de la general. En el Gran Premio de Brasil, partiría desde la tercera posición de la parrilla de salida donde se batiría en un interesante duelo por la segunda plaza con Nelson Piquet. El líder de la prueba, Gilles Villeneuve, realizaría un trompo mediada la carrera y dejaría a Piquet en la cabeza, posición que ya no abandonaría al no poder Rosberg sobrepasarlo, logrando así el finlandés su segundo podio en la Fórmula 1.

No obstante, los equipos Renault y Ferrari reclamarían que los dos monoplazas no tenían el peso reglamentario, sus equipos habían colocado tanques de agua a los vehículos para que estos tuvieran el peso mínimo de 580 kilogramos. Brabham y Williams alegarían que el agua se era utilizada para enfriar los frenos, sin embargo, los tanques solo se llenaron después de la carrera. La reclamación sería aceptada y los dos pilotos perderían sus posiciones.

En protesta contra esta medida, una gran parte de los equipos de la FOCA, predominantemente británicos y entre ellos Williams, acordarían boicotear el Gran Premio de San Marino, la cuarta prueba del mundial y por tanto el piloto finlandés se perdería esta prueba. Antes de ello, sumaría la segunda plaza en el Gran Premio de los Estados Unidos – Oeste. Tras perderse San Marino, el equipo estrenaría el nuevo Williams FW08 en la quinta cita del calendario, el Gran Premio de Bélgica, que comenzaría con la trágica muerte de Gilles Villeneuve durante la sesión de calificación. Con el nuevo monoplaza, Rosberg sería tercero en la salida y llegaría a comandar la carrera hasta que en la penúltima vuelta, el deterioro de sus neumáticos le harían perder la trazada, momento que aprovecharía el piloto de McLaren John Watson para tomar la delantera y asegurar su tercera victoria en un Gran Premio, cruzando el Williams la línea de meta como segundo por delante de Niki Lauda.

En el Gran Premio de Mónaco, Keke Rosberg sufriría su primer abandono del año después de chocar contra las barreras de la pista cuando iba en la quinta plaza poco después de que se pusiera a llover en los instantes finales de la prueba. Tras la carrera del principado monegasco, la caravana de la Fórmula 1 se iría por primera vez en su historia a Detroit para competir allí en un nuevo circuito urbano. De nuevo, el finlandés partiría desde la tercera posición. La carrera se interrumpiría en la séptima vuelta debido a una colisión entre Roberto Guerrero y Elio de Angelis cuando Rosberg peleaba con arrebatarle la primera posición a Alain Prost.

En la reanudación, Prost volvería a defender su primera posición, sin embargo, comenzaría a tener problemas con el suministro de combustible y el piloto de Williams tomaría la delantera en la vuelta 23, posición que perdería vueltas más tarde en favor de John Watson, que se abriría camino desde el puesto 17 en la parrilla hasta la cabeza de carrera de una manera impresionante. A pocas vueltas para el final, Niki Lauda intentaría adelantar a Rosberg, pero chocaría con él y luego contra la pared y se retiraría pero haría que Rosberg bajara el ritmo y, aunque pudo continuar, perdería su segunda posición tras aprovecharse Eddie Cheever de la situación creada por el austriaco en una carrera que se detendría al llegar a las dos horas máximas de duración después de dar 62 de las 70 vueltas previstas originalmente.

En el Gran Premio de Canadá la Fórmula 1 volvería a vestirse de luto, esta vez con el fallecimiento de Riccardo Paletti tras chocar en la misma parrilla de salida contra el coche de Didier Pironi, que partía desde la primera posición pero su motor se negaría a arrancar quedando parado en la recta de salida convirtiéndose en un obstáculo inesperado para los pilotos que partían desde las posiciones traseras, como en el caso del italiano, que no podría evitar al Ferrari, falleciendo horas más tarde en el hospital al que sería trasladado. Para Keke Rosberg, la carrera acabaría en la vuelta 51 tras la rotura de la caja de cambios, sumando así su segundo abandono del año.

La prueba canadiense marcaría la mitad de la temporada y de allí saldría líder John Watson con 30 puntos, diez más que Didier Pironi y once sobre Riccardo Patrese. Rosberg se encontraba muy lejos de pelear por el título mundial, ocupando la séptima posición con 17 puntos en su casillero. Precisamente ese lugar lo ocuparía en el Gran Premio de Holanda en el retorno de la Fórmula 1 a Europa, pero después en carrera daría lo mejor de si mismo hasta llegar a una cuarta plaza que se convertiría en tercera tras los abandonos de René Arnoux y Alain Prost y después de adelantar en pista a Patrick Tambay y Niki Lauda. Esta tercera posición, unida a los abandonos de sus rivales, le impulsarían hasta el tercer puesto en el campeonato a sólo nueve puntos de Watson y ocho de Didier Pironi, poniendo el título al alcance de su mano.

El buen estado de forma del piloto y el gran rendimiento del Williams FW08, quedarían probados con una excelente sesión de clasificación en el Gran Premio de Gran Bretaña donde el finlandés se anotaría el mejor tiempo. Cuando el pelotón arrancó para la vuelta previa a la salida, el coche de Rosberg se detendría, por lo que comenzaría la carrera desde el último lugar, superando a ocho oponentes en la primera vuelta. Durante las siguientes vueltas subiría hasta al sexto lugar, pero el esfuerzo mecánico al que sometería al coche en su intento por llegar a la cabeza acabaría en la vuelta 50 después de la rotura de la bomba de combustible, sufriendo el tercer y último abandono del año.

En el Gran Premio de Francia, una mala clasificación le relegaría hasta la décima plaza de la parrilla de salida desde donde remontaría hasta la quinta posición, siendo el primer piloto no francés que cruzaría la línea de meta tras la lucha que mantendrían René Arnoux, Alain Prost, Didier Pironi y Patrick Tambay, los tres primeros con apenas un segundo de diferencia entre ellos. En El Gran Premio de Alemania, Pironi marcaría el mejor tiempo de clasificación, pero durante los entrenamientos libres del sábado y en mitad de una intensa lluvia, colisionaría con con el Williams de Derek Daly, sufriendo múltiples fracturas en las piernas que pondrían no sólo fin a su participación en el campeonato, sino también el punto final a su carrera deportiva.

Sin el líder de la clasificación provisional en pista, las opciones al título se centrarían en John Watson, Alain Prost, Niki Lauda y el propio Rosberg, quien de nuevo haría una clasificación para olvidar al terminar en la décima posición. No obstante, sus aspiraciones al título no se verían mermadas en la carrera del domingo pues saldría beneficiado por los abandonos de Prost en la vuelta 14 y el de Watson en la 36, remontando el finlandés hasta la tercera posición, colocándose asimismo tercero del mundial. En el Gran Premio de Austria, daría el salto hasta la segunda plaza en el campeonato quedándose a tan sólo siete puntos de Didier Pironi, aún líder a pesar de haberse retirado en Alemania, después de una intensa lucha con Prost y Elio de Angelis por la primera plaza.

Alain Prost se retiraría en la vuelta 49 debido a una bomba de inyección defectuosa, y el duelo entre de Angelis y Rosberg se convertiría en un duelo por la victoria. En el penúltimo cruce de la línea de meta, de Angelis tenía una ventaja de alrededor de 1,6 segundos sobre Rosberg y durante la última vuelta, el finlandés casi llegaría a alcanzarle, cruzando la línea de meta con una diferencia de 125 milésimas. En el Gran Premio de Suiza, el finlandés vería recompensado su esfuerzo por proclamarse campeón del mundo obteniendo su primera victoria en la Fórmula 1, triunfo que vendría después de remontar desde la octava plaza hasta la segunda, dando alcance y sobrepasando a Prost en la penúltima vuelta de la carrera.

Conseguía así colocarse primero de la clasificación provisional con el francés segundo a once puntos con Niki Lauda y John Watson empatados en la tercera posición a doce puntos de distancia del piloto de Williams. Esta distancia la reduciría el británico hasta los nueve puntos en el Gran Premio de Italia después de que Rosberg no llegase a la zona de puntos, terminaría octavo, debido a un alerón trasero roto. El campeonato llegaría a su última cita del año con el Gran Premio de Las Vegas con todo a favor del finlandés ya que el único resultado posible para Watson sería ganar la carrera y que el de Williams no puntuase.

Ninguna de estas dos circunstancias se darían, la carrera la ganaría Michele Alboreto y Watson quedaría segundo con Keke Rosberg alojado en una cómoda quinta posición, proclamándose campeón del mundo en la que sería la primera vez en la que un piloto finlandés obtendría tal título, así como la primera vez en la que el campeón solamente ganaría una carrera en todo el año desde Mike Hawthorn en 1958, sumando puntos en diez Grandes Premios de los once que contarían para el cómputo del campeonato frente a los siete del subcampeón Didier Pironi y los ocho de John Watson, que empataría a puntos con el francés y tendrían las mismas primeras y segundas posiciones, pero el piloto de Ferrari obtendría un tercer puesto más que el británco de McLaren.