Bentley Motors Limited
Les 24 Heures du Mans

Walter Owen Bentley siempre fue claro a la hora de dar sus razones para apoyar las carreras de coches: conseguir publicidad, generar ventas y establecer la marca Bentley como fabricante de coches deportivos impecables e imbatibles. Durante los años 20 Bentley fue una de las marcas más sobresalientes del panorama deportivo, cosechando triunfos en carreras, además de registrar nuevos récords de velocidad. Bentley ganó las 24 Horas de Le Mans por primera vez en 1924, victoria que repetiría en las ediciones de 1927, 1928, 1929, 1930 y por última vez en 2003.

En 1923 Walter Owen trabajó con John Francis Duff para preparar su Bentley y junto al conductor de la factoría Frank Clement disputaron la épica carrera de resistencia. El Bentley 3 litros fue el coche que puso a la compañía en el mapa de la competición ganando las 24 Horas de Le Mans en 1924 realizando un total de 129 vueltas en las que recorrieron una distancia de 2.077,340 km a una velocidad media de 86,555 km/h en una carrera no exenta de problemas.

Después de 12 horas, 19 coches ya estaban retirados. El Bentley casi se unió a las filas de los coches aparcados, cuando Duff tomó el relevo de su compañero de equipo a las 11:30 de la noche y tuvo problemas para arrancar el coche, una vez en la carrera se quedó sin presión en la bomba de combustible. Bombeando frenéticamente, Duff revivió la presión de combustible del Bentley, y el número 8 reanudó su búsqueda del más potente Lorraine-Dietrich B3-6. Duff estaba recuperando sobre 18 segundos por vuelta cuando de madrugada los amortiguadores traseros se rompieron.

Justo antes de las 9 de la mañana en la vuelta 107. Duff se instaló en primer lugar cuando el Lorraine-Dietrich de Henri Stoffel y Édouard Brisson se detuvo por una rotura de las llantas. Con la conservación de los neumáticos en su cabeza, Duff se detuvo a hacer un cambio de ruedas por precaución dos horas y media antes del término de la carrera.

Fue una parada agónicamente larga pues las reglas de Le Mans requerían que todo el trabajo se hiciera por el piloto. Un anillo de la llanta se quedó bloqueado y Duff pasó más tiempo del esperado en boxes. Cuando se reincorporó a la pista no sabía la posición en la que estaba respecto al Lorraine-Dietrich y no fue hasta que llegó a boxes después de terminar la carrera que supo que su Bentley Sport se había proclamado vencedor de la prueba.

En la edición del año siguiente, el mismo dúo repite su participación junto a otro Sport 3 Litre pilotado por Herbert Kensington y John Dudley Benjafield. Ninguno de los terminaría la prueba. Kensington hubo de detenerse en la vuelta 19 al quedarse su Bentley sin gasolina, mientras que Duff, que ya había tenido problemas con el circuito de combustible, vio como su Bentley ardía en un margen de la carretera poco después del amanecer en la vuelta 68.

Para la cuarta edición de la prueba de resistencia, Bentley aportó tres 3 Litre en su versión Speed Model y que llevarían los dorsales 7 pilotado por Sydney Charles Davis y John Dudley Benjafield. El 8 por George Duller y Frank Clement. Y, finalmente el 9 que fue adjudicado a Tommy Thistlethwayte y Clive Gallop. Ninguno de los tres coches terminaría la carrera.

Con la retirada de la competición de los fabricantes Chenard et Walcker y Lorraine-Dietrich, sólo Bentley permanecía como la única marca ganadora en las 24 Horas de Le Mans que repetiría en la edición de 1927. A pesar de los malos resultados de las ediciones anteriores, Bentley inscribió tres coches, un 4.5 Litros y dos Super Sport de 3 Litros. Uno de ellos, el número 3, fue adjudicado a John Dudley Benjafield y Sydney Charles Davis. El 4.5 Litros con el número 1 fue entregado a Frank Clement, que ya había ganado la prueba en 1924, y Leslie Callingham y el restante Super Sport con el número 2 sería pilotado por André d'Erlanger y George Duller.

Al darse la salida y tal y como se esperaba, los tres Bentley partieron en las primeras posiciones, El número 1 rápidamente tomó ventaja seguido por Super Sport de Benjafield al que seguía el de Duller. En la segunda vuelta de carrera, Frank Clement batió el récord del circuito al recorrer el trazado en 8 minutos y 46 segundos, hecho aún más notable si cabe al tener los participantes la obligación de llevar las capotas instaladas durante las tres primeras horas de carrera.

Al caer la noche empezó una lluvia fina pero persistente y alrededor de las nueve y media de la noche se desencadenó el mayor incidente registrado en Le Mans hasta entonces. El coche número 11, un Théo Schneider 25 SP con Pierre Tabourin al volante estaba detenido en un lado de la carretera a la altura de la Maison Blanche después de haber sufrido una salida de pista.

Callingham, que venía con el Bentley 4.5 Litros en primera posición, no lo vio con la suficiente antelación como para esquivarlo y colisionó con el coche terminando en la cuneta de lado derecho. El segundo Théo Schneider pilotado por René Schiltz, que venía inmediatamente detrás del Bentley, aunque con vueltas perdidas, también chocó. Al tumulto se unió de manera involuntaria el pequeño Ariès 8-10 CV de Fernand Gabriel y Michel Paris. Segundos más tarde hacía su aparición George Duller que llegaba con el Bentley número 2 y también se estrelló contra la pila de coches destrozados.

El Super Sport número 3 pilotado por Davis, se aproximaba entonces a la zona de la Maison Blanche y vio en la lejanía los restos de los coches que habían volado por toda la zona, redujo su velocidad, pero los malos frenos que montaba su Bentley no fueron lo suficientemente eficaces para evitar la colisión. Giró el volante en un último esfuerzo por evitar el choque, pero terminó golpeando con su lado derecho contra los coches accidentados. El impacto fue de importancia, pero a diferencia de los otros implicados, fue capaz llegar a los boxes

El alerón derecho estaba destrozado y hubo que volver a unirlo al chasis mediante cuerdas, el faro derecho se rompió sin posibilidad de reparación, pero el daño más significativo fue el de la rueda delantera derecha que estaba doblada al igual que el eje. Davis entonces tomó la decisión de seguir en la carrera, completó seis vueltas para comprobar que todo estaba bien y paro en boxes una vez más para pasar el relevo a Benjafield.

A falta de media hora para el final de la carrera, sólo siete coches permanecían sobre el asfalto francés. El Bentley llevaba una distancia de 18 vueltas sobre su inmediato seguidor, el Salmson GS de André de Victor y Joseph Hasley. A pesar de esta cómoda ventaja, Benjafield, paró una vez más en boxes, pero esta vez para cederle el testigo a Davis y otorgarle el honor de ser él el que cruzara la línea de meta en primera posición como reconocimiento por su gran trabajo en la reconstrucción del maltrecho número 3 después del aparatoso accidente en el que se vio envuelto durante la noche, consiguiendo de esta manera la segunda victoria para el fabricante inglés.

En la edición de 1928, Bentley presentó su nuevo modelo de 4.5 Litros de capacidad esperando repetir el éxito cosechado en la prueba del año anterior. Tres unidades fueron traídas al circuito de La Sarthe con las parejas formadas por Frank Clement con John Dudley Benjafield, Henry Birkin con Jean Chassagne y Joel Woolf Barnato con Bernard Rubin. Desde el inicio los Bentley se pusieron en cabeza perseguidos por los rapidísimos Stutz y Chrysler.

El duelo a tres bandas entre los dos fabricantes americanos y Bentley continuó durante la noche, con cambios constantes en las primeras posiciones. Cuando se llevaban recorridas diez horas, el chasis del Bentley de Clement y Benjafield empezó a mostrar signos de fatiga, finalmente las vibraciones partieron el conducto del líquido refrigerante y la bomba del agua se rompió y se vieron obligados a abandonar la carrera.

Henry Birkin y Jean Chassagne sufrieron un pinchazo y rotura de una llanta en la que emplearon tres horas en su reparación hasta que pudieron reemprender la marcha, perdiendo sus opciones de ser los primeros en cruzar la línea de meta. Los inexpertos Barnato y Rubin quedaron como única representación del fabricante británico para luchar contra Stutz y Chrysler. Al mediodía del domingo, Édouard Brisson y Robert Bloch con su Stutz DV16 Black Hawk lideraban la prueba seguidos muy de cerca por el Bentley 4.5 Litre de Barnato y Rubin.

Sólo en la última parada en boxes, el Bentley fue capaz de superar al Stutz. Sin embargo, el chasis del Bentley ya empezaba a mostrar los mismos signos de fatiga que obligaron a abandonar la competición a su compañero de equipo. Barnato, entonces, aflojó el ritmo en un intento desesperado de terminar la carrera sin que el Stutz de Brisson le diera alcance logrando cruzar la línea de meta con tan sólo media vuelta de ventaja sobre el Stutz, consiguiendo para Bentley su tercera victoria en Le Mans y segunda consecutiva.

En 1929, Bentley se presenta con cinco coches, un Speed Six y cuatro 4.5 Litre sobrealimentados. En la carrera apenas hubo competencia; con cuatro Bentley ocupando las primeras posiciones, sólo el Stutz de 5.3 litros parecía capaz de seguir el ritmo impuesto por los ingleses. Los primeros abandonos no tardaron en llegar. El primer coche en dejar la carrera fue el Bentley 4.5 Litre de Bernard Rubin y Francis Curzon.

Con los Bentley corriendo en procesión, el resto de los supervivientes poco o nada podían hacer, aparte de intentar terminar la carrera. Finalmente, el Speed Six de Joel Woolf Barnato y Henry Birkin sumó el cuarto triunfo en las 24 Horas de Le Mans y tercero consecutivo para Bentley. Barnato sumó otro éxito a su palmarés, convirtiéndose en el único piloto hasta la fecha en haber terminado todas sus participaciones con una victoria.

Del resto de los Bentley, sólo uno no pudo terminar la carrera, el 4.5 Litre de Bernard Rubin y Francis Curzon. El resto ocupó todas las posiciones hasta la cuarta plaza. A quince minutos del final de la carrera, y con sólo 10 coches en liza de los 25 que empezaron la prueba, el cuarteto Bentley disfrutaba de tal ventaja que decidieron reducir su velocidad drásticamente y disponerse en el trazado como si estuvieran participando en un desfile.

Este gesto, simplemente un espectáculo teatral, pero que a su vez resumía el poderío del fabricante inglés, causó una fuerte impresión entre los aficionados y fabricantes y acabaría siendo una tradición en Le Mans cuando dos o más coches del mismo constructor ocupan las primeras posiciones al final de la carrera.

Los efectos del crack bursátil de 1929 se dejaron notar en la edición de las 24 de Horas Le Mans de 1930; sólo 17 equipos tomaron la salida, el número más bajo de participantes en toda la historia de la competición. El elenco inscrito para esta edición constaba de los triunfadores en las carreras anteriores, Bentley, que además de los coches de fábrica presentó dos Bentley Blower C (4.5 Litre sobrealimentado) financiados por la aristócrata y empresaria Dorothy Paget.

La carrera permaneció sin novedades por algunas horas con los Bentley rivalizando con el Mercedes SS de Rudolf Caracciola. Clive Dunfee a bordo de uno de los Speed Six sufrió una salida de pista doblando el eje más allá de toda reparación posible, convirtiéndose en el primero en abandonar la prueba. La carrera se convirtió en una constante lucha por la primera posición entre el Mercedes y el Bentley de Joel Woolf Barnato y Glen Kidston, hasta que Barnato se vio obligado a detenerse en boxes debido al alto consumo de aceite de su coche. Mercedes, entonces pasó a liderar la prueba de manera constante hasta bien entrada la mañana.

Con las primeras luces del día, el Mercedes entra a boxes. Los faros parpadeaban peligrosamente. La inspección de rutina del coche se convirtió en una autopsia. Las baterías estaban secas y el reglamento no permitía cambiarlas y el Mercedes fue abandonado en los boxes. A partir de este incidente, la carrera, al igual que el año anterior, se convirtió en un desfile para Bentley, con los dos Speed Six supervivientes en las dos primeras posiciones.

Bentley sumó su quinta victoria y cuarta consecutiva en la prueba. Joel Woolf Barnato consiguió su tercera victoria sobre tres participaciones, hecho no igualado por ningún otro piloto en la historia de las 24 Horas de Le Mans. A pesar de estos triunfos, Bentley nunca volvería a participar con equipo propio en Le Mans hasta el año 2001, aunque bajo el paraguas de Audi.

Durante ese largo receso, algunos Bentley fueron vistos en Le Mans siempre de manos de equipos privados. En 1931, Gerald Bevan y Mike Coupér se presentaron con un 4.5 Litre sobrealimentado, que abandonó por problemas con el motor. En 1933, los franceses Louis Gas y Jean Trévoux repitieron con otro 4.5 Litre, pero un accidente en Mulsanne en las primeras horas de la carrera terminó con su aventura. Más tarde, en 1949, 1950 y 1951, Jack Hay presentó diversos modelos de Bentley con los que acabó 6º, 14º y 22º respectivamente.

Más miniaturas e información de Bentley en las siguientes secciones


Bentley Sport

El vehículo
El Bentley Sport fue presentado por primera vez en el Salón de Londres en enero de 1920 y fue uno de los primeros en ofrecer cuatro válvulas por cilindro, el bloque y la culata eran una sola pieza fundida con espacio para dos bujías por cilindro. Como innovación para la carrera de 1924, Bentley fue el primero en presentar frenos en las cuatro ruedas y no sólo en las posteriores. Bentley necesitó dos años para preparar el motor, pero ya en 1924, con su primera victoria en Le Mans, el Bentley Sport 3 Litre puso a la marca inglesa en el mapa de la automoción mundial.

El Bentley Super Sport es una variación de la carrocería del modelo Sport 3 Litre Durante su producción, que duró hasta 1929, sólo 18 Super Sport fueron construidos. Con la victoria conseguida por este modelo en la edición de 1927, Bentley inicia su reinado en la prueba francesa, que situaría a la marca británica en lo más alto del competitivo mundo de la fabricación de automóviles y que continuaría con el Bentley 4.5 Litre, presentado en la edición de las 24 Horas de Le Mans de 1928, y que era un modelo Super Sport de ediciones anteriores al que se le acopló un motor de mayor cilindrada. Con este modelo, Bentley consiguió su tercera victoria en la prueba de resistencia francesa encadenando dos victorias consecutivas.

1924
Bentley Sport 3 Litre #8
Chasis: 582
Motor: Bentley 3.0L I4
Duff & Adlington
John Francis Duff
Frank Clement
Les 24 Heures du Mans
General 2001/3000
129 Vueltas: 2.077,340 km - Velocidad Media: 86,555 km/h
IXO Models
Referencia: LM1924

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO Models tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó produciendo algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce modelos en gran número y una calidad y precio aceptable lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie Le Mans Winners de la marca.

1927
Bentley Super Sport 3 Litre #3
Chasis:
Motor: Bentley 2.9L I4
Bentley Motors Ltd
John Dudley Benjafield
Sydney Charles Davis
Les 24 Heures du Mans
General 2001/3000
137 Vueltas: 2.369,807 km - Velocidad Media: 98,740 km/h
IXO Models
Referencia: LM1927

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO Models tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie Le Mans Winners de la marca.

1928
Bentley 4.5 Litre #4
Chasis:
Motor: Bentley 4.4L I6
Bentley Motors Ltd
Joel Woolf Barnato
Bernard Rubin
Les 24 Heures du Mans
General 3001/5000
154 Vueltas: 2.669,272 km - Velocidad Media: 111,219 km/h
IXO Models
Referencia: LM1928

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO Models tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie Le Mans Winners de la marca.


Bentley Speed Six

Los recursos utilizados para las competiciones deportivas serían enormes, por lo que a pesar de estos éxitos, la empresa se enfrentaría a una falta de liquidez a la que haría frente Barney Barnato, padre de Joel Woolf Barnato y propietario de varias minas de diamantes en Sudáfrica, quien compraría en 1926 por 100.000 libras la mayoría de las acciones de la compañía, quedando el papel de W.O. Bentley al diseño de motores y automóviles de mayor prestigio y Woolf Barnato como presidente de la misma. En 1929, se presentaría el Bentley Speed Six, o Blower C, como una versión más rápida del afamado 6,5 litros y que desarrollaría una potencia de 180CV a 3.500rpm. Contaba con un motor de seis cilindros y características muy avanzadas para la época, incluyendo pistones de aluminio, doble encendido y una cámara de combustión de alto rendimiento.

En su primera participación en las 24 Horas de Le Mans consiguió el cuarto triunfo, tercero consecutivo, para Bentley, así como la segunda victoria consecutiva de Joel Woolf Barnato acompañado por Henry Birkin, mientras que en su segunda, Barnato sumaría su tercera victoria acompañado por Glen Kidston, en la que sería la quinta para Bentley y cuarta de manera consecutiva. A pesar de estos triunfos y de la publicidad hacia la marca derivada de ellos, la delicada situación económica de la compañía empeoraría tras la caída del mercado de valores de la Bolsa de Nueva York y Barnato se vería obligado a limitar la producción de modelos financiando la creación del Blower, diseñado en 1928 por Henry Birkin sobre la base del Bentley 4.5 Litre para la competición y de un nuevo motor de ocho cilindros para el lujoso modelo de calle Bentley 8 Litre, un digno competidor del Rolls-Royce Phantom que, sin embargo, debido a su alto precio de venta y al fracaso de los Blower en las 24 Horas de Le Mans, harían que en julio de 1931, Barney Barnato decidiera retirar su apoyo financiero a Bentley entrando la compañía en proceso de liquidación.

1929
Bentley Speed Six #1
Chasis: LB2332
Motor: Bentley 6.6L I6
Bentley Motors Ltd
Joel Woolf Barnato
Henry Birkin
Les 24 Heures du Mans
General 5001/8000
1º Prix de la Performance: 1,27400
1º Coupé Biennal - Rudge-Whitworth Cup
174 Vueltas: 2.843,830 km - Velocidad Media: 118,492 km/h
IXO/Altaya
Colección: Los más bellos Coches De Época - Regalo Suscriptor

La miniatura
A finales de 2006, Altaya pondría a la venta la colección Los más bellos Coches de Época en España que incluiría las mismas 50 miniaturas que compusieron similar la versión francesa, editada en agosto de 2005 con el nombre de Voitures Classiques y que más tarde también vendería en Portugal con el nombre de Carros Clássicos. La colección comprendería los principales fabricantes de coches construidos hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial en la que es considerada por muchos aficionados como la época dorada del automóvil. Las miniaturas estarían fabricadas por IXO Models en China, que posteriormente utilizaría algunos modelos para crear otra línea de negocio llamada IXO Museum (MUS) que cuenta con modelos de esta y otras colecciones con modelos de este periodo en diferente color y mejores acabados que las originales puestas a la venta por las editoriales que incluían detalles más toscos sobre unos moldes correctos y un buen acabado general considerando su bajo precio de venta, 10,95€ en España y que muchos modelos eran inéditos en escala 1/43 en ese momento.

1930
Bentley Speed Six #4
Chasis: LB2332
Motor: Bentley 6.6L I6
Bentley Motors Ltd
Joel Woolf Barnato
Glen Kidston
Les 24 Heures du Mans
General 5001/8000
1º Coupé Biennal - Rudge-Whitworth Cup
179 Vueltas: 2.930,663 km - Velocidad Media: 122,111 km/h
IXO/Altaya
Colección: 24 Horas De Le Mans - Nº 31/50

La miniatura
La miniatura corresponde a la colección 24 Horas De Le Mans publicada en España por primera vez en 2003 por la editorial Altaya y que estaba dedicada a los coches que hicieron historia en la prueba de resistencia francesa. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.


Bentley EXP Speed 8

El vehículo
Tras abandonar Audi el proyecto del R8C e invertir todo su esfuerzo en desarrollar el prototipo de cabina abierta que daría paso al R8, desde el Grupo Volkswagen (VAG) se pensó en revivir la marca Bentley (adquirida por VAG en 1998) y construir un nuevo modelo para revivir la herencia en carrera de Bentley y volver a competir en las 24 Horas de Le Mans y ganar la prueba. Para evitar la competencia con Audi, marca que también pertenecía a VAG, se pensó en construir un modelo para la clase LMP GTP o de prototipos cerrados mientras que Audi seguiría en la LMP 900 de los prototipos abiertos. Se encargó a Racing Technology Norfolk (RTN), diseñadores del Audi R8C, el desarrollo del nuevo coche. Su diseñador, Peter Elleray, sería encargado del nuevo proyecto y volvería a contar con Tony Southgate como consultor que rescataría los planos del R8C para construir un nuevo modelo.

El primer Bentley EXP Speed 8 se terminó en noviembre de 2000 y contaba con un chasis de fibra de carbono y aluminio de panel de abeja sobre el que se montaría el motor Audi V8 de 3.6 litros cuya potencia de 670CV era entregada al eje trasero mediante una caja de cambios electro-neumática diseñada en exclusiva por Xtrac para el coche, que además montaría suspensiones delanteras y traseras de brazos oscilantes, con barras de torsión delante y muelles helicoidales en la parte trasera. Sobre el conjunto se montaba una carrocería de fibra de carbono muy ligera y aerodinámica con una larga cola trasera para aumentar la estabilidad a altas velocidades. Tres unidades adicionales del EXP Speed 8 se fabricarían antes de la gran cita de Le Mans de 2001 para pulir el rendimiento del coche.

Para dirigir el equipo de carreras se eligió a Richard Lloyd, fundador de RTN, excorredor y jefe de equipo de Audi Sport en el Campeonato Británico de Turismos y que ya dirigiera el proyecto del Audi R8C en 1999. En esta ocasión, Lloyd contaría con Derek Bell, ganador de Le Mans en cuatro ocasiones, como consultor del equipo de carreras. Dos Bentley EXP Speed 8 serían presentados a los ensayos de mayo. El primer automóvil (coche con el número 7 y segundo chasis construido por RTN) sería para Martin Brundle (ganador de Le Mans en 1990), Stéphane Ortelli (vencedor en 1998) y Guy Smith, piloto de Johansson Motorsports en la Indy Lights y que sería mejor novato de la temporada de 1998, mientras que de la segunda unidad (coche número 8 y tercer chasis de RTN) se harían cargo Andy Wallace (vencedor de Le Mans en 1988), Robert Leitzinger (ganador de las 24 Horas de Daytona de 1997 y 1999) y Eric van de Poele que ganaría las 12 Horas de Sebring en 1995 y 1996.

El trio compuesto por Brundle, Ortelli y Smith calificarían como terceros en el mes de mayo y sus compañeros serían séptimos. En la calificación para dirimir las posiciones de parrilla el coche número 7 traería el último chasis de los construidos en esa temporada en una clara apuesta de Lloyd y Bell por el coche de Martin Brundle como favorito dejando a Wallace, Leitzinger y van der Poele con la misma unidad del mes de mayo. Brundle llevaría el coche hasta la séptima posición y Wallace colocaría su Bentley EXP Speed 8 en la novena. El primer coche llegó a liderar la prueba en las primeras vueltas debido al caos desatado por la lluvia, pero pocas vueltas más tarde, el mismo accidente meteorológico acabaría con el coche envuelto en un incendio tras filtrarse agua al interior de la caja de cambios y quedarse averiada esta y el embrague.

Por su parte, Wallace, Leitzinger y van der Poele también tuvieron que hacer frente al mal tiempo y perderían varias posiciones en los primeros compases de la prueba. Leitzinger llegó hasta la tercera plaza cerca de la medianoche, pero la caja de cambios sufriría una avería y se quedaría atascada en la cuarta marcha. Se emplearon cerca de 45 minutos en reparar el daño y más tarde serían las palancas del cambio las que se quedarían atascadas, volviendo a retrasar el coche en los garajes. Aun así, y también debido al abandono de la mayoría de participantes de las clases LMP, el Bentley se enzarzó en una apasionante lucha con los Courage, Dome y Cadillac que quedaban en carrera por ocupar la tercera plaza del podio, que finalmente caería del lado del recién creado prototipo.

En 2002, Bentley continuaría con el desarrollo del EXP Speed 8 con la vista puesta en la edición de 2003. A simple vista la única unidad que presentarían este año era idéntica al modelo de 2001, cada parte fue revisada y mejorada hasta donde fuera posible. El mayor cambio lo sufriría el motor donde Bentley transformaría el V8 de 3.6 litros de Audi en uno de 4,0 litros. Aunque la ganancia en potencia una vez aplicadas las restricciones a la admisión obligatorias por reglamento fue insignificante, la mayor capacidad del motor permitía un mejor par y distribuir éste en un mayor espectro a bajas y altas revoluciones. Como elemento adicional y siguiendo con la colaboración de Audi, el Bentley de 2002 contaría con los últimos desarrollos del fabricante alemán con la tecnología de inyección directa (FSI). La caja de cambios seguiría siendo la misma unidad Xtrac de seis velocidades a la que se le revisaría los ratios del cambio para utilizar mejor el par de la nueva unidad de potencia. Asimismo, las suspensiones, especialmente la delantera, fueron completamente mejoradas para ofrecer mayor agarre.

La evolución del Bentley EXP Speed 8 de 2002 aparecería en los ensayos del mes de mayo con Andy Wallace, Eric van de Poele y Robert Leitzinger al volante y colocarían al coche como el sexto más rápido de la clasificación. En las sesiones de calificación del miércoles y jueves previas a la carrera el coche quedaría en la undécima posición. Ya en la disputa de la prueba propiamente dicha, nada pudieron hacer frente a los intratables Audi R8 oficiales teniendo que conformarse con terminar en la cuarta plaza que heredaron del MG EX257 de Anthony Reid, Warren Hughes y Jonny Kane una vez que estos se retiraron tras un fallo del motor. Como consuelo quedaría la victoria en la clase LM GTP de la que serían únicos representantes. Durante el resto del año, Peter Elleray y su equipo de Racing Technology Norfolk (RTN) continuarían trabajando en el desarrollo del coche y construirían tres unidades más para el año 2003, que serían las últimas del Bentley EXP Speed 8 para intentar la victoria en las 24 Horas de Le Mans 73 años después de la última lograda por un Bentley.

Al igual que el modelo anterior, los nuevos EXP Speed 8 contarían con el motor V8 de Audi con su capacidad aumentada a los 4,0 litros que además se beneficiarían de la tecnología de inyección de combustible inventada por el fabricante alemán. Externamente el coche sería similar en concepción a los modelos anteriores, un prototipo cerrado, pero incluiría los suficientes cambios para pasar por un coche completamente nuevo más que rediseñado. Por ejemplo se reduciría la altura de la cabina retirando la entrada de aire y colocando dos en los laterales de las ruedas traseras al igual que los Audi R8, consiguiendo de paso un mejor coeficiente aerodinámico. Debido a la colocación de las entradas de aire, los laterales del coche serían mejorados desde su parte central hasta la final para aguantar mejor la presión del aire a altas velocidades y además mejorar el agarre en el paso por curva.

Otro cambio significativo fue el del suministrador de neumáticos pasando de Dunlop a Michelin, neumáticos que se adaptaban mejor a la configuración aerodinamiza de Audi implementada en el Bentley y para los que hubo que reconstruir la suspensión y cambiar la geometría de las ruedas. El fabricante alemán ya había anunciado que no competiría de manera oficial en esta edición de 2003 por lo que sus pilotos quedaban libres para competir en otros equipos. Para continuar con la sinergia entre Audi y Bentley dentro del Grupo VAG, el fabricante británico se desharía de todos los pilotos que habían participado con los EXP Speed 8 desde 2001, quedando tan sólo el inglés Guy Smith como único representante de los primeros intentos de Bentley por reverdecer viejos laureles. Así las cosas, dos EXP Speed 8 fueron preparados para las 12 Horas de Sebring para no dejar nada al azar posteriormente en las 24 Horas de Le Mans.

En el primero, Guy Smith estaría acompañado en la prueba americana por Rinaldo Capello y Tom Kristensen que se harían cargo del primero de los cinco Bentley EXP Speed 8 construidos para esta temporada. Después de calificar segundo y ser enviados a la última posición de la parrilla por una infracción del equipo, remontarían hasta la cuarta plaza de la general en una muestra clara del poderío de la nueva máquina británica. El coche luego llegaría a los ensayos del mes de mayo donde clasificaría primero y sería sustituido para la carrera por esta unidad, la última de las cinco construidas y que en carrera partiría desde la primera posición y lideraría todas las horas de la larga prueba, consiguiendo finalmente el objetivo con la que fue concebida. Así, Bentley ganaría por sexta vez y Tom Kristensen por quinta, mientras que Rinaldo Capello sumaba la primera de las tres que lograría en Le Mans y Guy Smith obtendría su única victoria en la prueba de resistencia francesa.

A cargo de la segunda unidad que Bentley presentaría en la prueba de reistencia francesa estarían Mark Blundell, David Brabham y Johnny Herbert. Este último lograría la primera posición de la parrilla si bien luego el equipo fue penalizado y hubo de salir desde la última plaza desde la que remontarían hasta llegar a la cuarta posición de la general. En los ensayos del mes de mayo previos a la cita de las 24 horas, el coche quedaría como tercer mejor clasificado y partiría desde la segunda posición una vez terminadas las sesiones de calificación del miércoles y jueves previos a la carrera. Durante el transcurso de esta, especialmente en los primeros compases, llegaría a situarse como líderes de la misma aprovechando el paso por los garajes de sus compañeros de equipo, pero retornarían a la segunda plaza una vez que realizaban las suyas. Finalmente llegarían en esa segunda posición a dos vueltas de distancia poniendo así punto final a la aventura de Bentley en las 24 Horas de Le Mans. Con todas las casillas del plan del Grupo VAG para Bentley, el programa de carreras se cerró solamente para ser recuperado en los últimos años en los campeonatos de GT con el Bentley Continental GT3 que compite en las Blancpain GT Series Endurance Cup, en el Intercontinental GT Challenge y en las Pirelli World Challenge.

2001
Bentley EXP Speed 8 #8
Chasis: 002/3 RTN
Motor: Audi 3.6L V8 Turbo
Team Bentley
Andy Wallace
Robert Leitzinger
Eric van de Poele
Les 24 Heures du Mans
General LM GTP
306 Vueltas: 4.165,285 km - Velocidad Media: 172,493 km/h
IXO/Altaya
Colección: 24 Horas De Le Mans - Nº 3/50

La miniatura
La miniatura corresponde a la colección 24 Horas De Le Mans publicada en España por primera vez en 2003 por la editorial Altaya y que estaba dedicada a los coches que hicieron historia en la prueba de resistencia francesa. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.

2002
Bentley EXP Speed 8 #8
Chasis: 002/6 RTN
Motor: Bentley 4.0L V8 Turbo
Team Bentley
Andy Wallace
Robert Leitzinger
Eric van de Poele
Les 24 Heures du Mans
General GTP
362 Vueltas: 4.941,3 km - Velocidad Media: 205,294 km/h
Minichamps
Referencia: BL331

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.

2003
Bentley EXP Speed 8 #7
Chasis: 004/5 RTN
Motor: Bentley 4.0L V8 Turbo
Team Bentley
Rinaldo Capello
Tom Kristensen
Guy Smith
Les 24 Heures du Mans
General LM GTP
377 Vueltas: 5.143,927 km - Velocidad Media: 214,330 km/h
Minichamps
Referencia: 400031307

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.

2003
Bentley EXP Speed 8 #8
Chasis: 004/3 RTN
Motor: Bentley 4.0L V8 Turbo
Team Bentley
Mark Blundell
David Brabham
Johnny Herbert
Les 24 Heures du Mans
General LM GTP
375 Vueltas: 5.118,75 km - Velocidad Media: 213,281 km/h
Minichamps
Referencia: BL364

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.