Chrysler Corporation
Les 24 Heures du Mans

Más miniaturas e información de Chrysler en las siguientes secciones

Los coches fabricados por la empresa fundada por Walter P. Chrysler en 1925 fueron los primeros automóviles americanos en participar en Le Mans. Fue en la edición de 1925 con el modelo Chrysler 70 que sería inscrito por el concesionario parisino del fabricante americano. Con tres periodos bien diferenciados, Chrysler ha estado presente en Le Mans a lo largo de una buena parte de la historia de la prueba, pero sin embargo nunca ha conseguido ganarla de manera absoluta, aunque sí ha ganado en seis ocasiones la clase dentro de la que competía, tres con sus coches y otras tres como proveedor de motores.

Entre 1925 y 1931 participaría en cuatro ediciones, siendo su mejor resultado el tercer puesto conseguido por Henri Stoffel y André Rossignol con el Modelo 72 Six. En los primeros años de la década de 1950 participaría como motorista, con su poderoso Hemi V8, para los coches de Briggs Cunningham, con el que conseguiría dos terceros puestos en los años 1953 y 1954 además de conseguir la victoria en su clase en 1951, 1952 y 1953. El último periodo, y quizá el más interesante, comenzó en 1996 y duró hasta 2003 donde la marca desplegó todo un arsenal de su deportivo superventas, el Viper GTS-R, de los que hasta un total de 37 tomaron la salida durante esos años, consiguiendo tres victorias dentro de su clase en 1998, 1999 y 2000.

En 1925, y con el deseo de dar a conocer al nuevo fabricante americano en Europa, el departamento comercial francés de la recién fundada Chrysler Corporation registró uno de sus coches para la carrera de las 24 Horas de Le Mans. El modelo elegido fue un Chrysler 70 Six que ya venía de probar su solidez en pruebas de resistencia en los Estados Unidos, especialmente con el ganador de Indianapolis Ralph DePalma, que se proclamó vencedor en la Subida a Mount Wilson y las 1000 Millas para coches de producción celebrada en el circuito de Fresno (California).

Los experimentados pilotos franceses Henri Stoffel y Lucien Desvaux fueron los elegidos para llevarlo hasta la línea de meta, sin embargo, sufrieron una salida de pista cuando estaban a falta de dos vueltas para completar la distancia mínima establecida para su categoría, no pudiendo terminar la prueba como coche clasificado. Pasarían tres años antes de Chrysler volviera a estar representada en la salida del circuito de La Sarthe. En 1928, de nuevo el concesionario francés de la marca, inscribió cuatro modelos 72 Six con los que intentar luchar por la victoria final.

Cyril de Vere y Louis Chiron se harían cargo de la primera unidad, Goffredo Zehender y Jérôme Ledure de la segunda, el Príncipe Jean Ghica Cantacuzino y su hermano de la siguiente y de nuevo Stoffel, esta vez haciendo pareja con André Rossignol, se haría cargo del cuarto. De todos ellos el mejor parado fue este último que consiguió terminar en la tercera plaza diez vueltas por detrás del Bentley ganador y a nueve de distancia del Stutz DV16 Black Hawk de los franceses Édouard Brisson y Robert Bloch. Los aristócratas Ghica Cantacuzino acabaron justo después a cinco vueltas del Chrysler de Stoffel y Rossignol. Zehender y Ledure serían los primeros en abandonar al romperse su radiador cuando disputaban la quinta vuelta, por su parte, de Vere y Chiron harían lo mismo 61 vueltas más tarde al quemar el embrague de su coche.

Sólo dos Chrysler fueron registrados para la carrera de 1929, un modelo 77, que sería conducido por Cyril de Vere y Marcel Mongin y un modelo 75 que lo sería por Henri Stoffel y Robert Benoist. Ambos consiguieron terminar la prueba, pero lejos de la cabeza de carrera. El modelo 75 sería sexto en la general mientras que el modelo 77 finalizaría justo detrás pero a tres vueltas de su compañero. En 1931, Henri de Costier y Raymond Sommer inscribirían un Chysler Imperial y un modelo 80 respectivamente. Sommer junto a Jean Delemer abandonarían cuando llevaban disputadas catorce vueltas a causa de una rotura en el radiador; de Costier junto a Raymond Lussan lo harían cuatro vueltas más tarde por el mismo motivo.

Tras estos dos abandonos, pero no a causa de ellos, Chrysler no volvería a participar con coches propios hasta 65 años más tarde. Entre medias sirvió como motorista del equipo de carreras de Briggs Cunningham entre los años 1951 y 1955 en sus modelos C2-R, con el que obtendría la victoria en su clase en 1951, el C-4R que conseguiría lo mismo al año siguiente y un tercer puesto en 1954, el C5-R que clasificaría tercero en la general y primero de su clase en 1953 y finalmente, en 1955 en un solitario C6-R que no conseguiría terminar al romperse un pistón de su motor Hemi V8.


1996
Chrysler Viper GTS-R #48
Chasis: C5
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Canaska Southwind Motorsport
Price Cobb
Mark Dismore
Shawn Hendricks
Les 24 Heures du Mans
General GT1
10º
320 Vueltas: 4.352 km - Velocidad Media: 181,333 km/h
Universal Hobbies
Referencia: 3607

El vehículo
Tras el lanzamiento del Dodge Viper (o Chrysler Viper en el mercado europeo) en 1992 y después de la popularidad adquirida por el coche durante las 24 Horas de Le Mans de 1994, Chrysler se animó a desarrollar un nuevo modelo con el que competir en la categoría GT1 y que vería la luz en 1996 con el nombre de Chrysler Viper GTS-R. El nuevo GTS-R era notablemente similar al coche de producción en el que se basaba sufriendo modificaciones en el chasis y la suspensión hasta donde permitía el reglamento, pero la mayor parte del trabajo se centró en aligerar el peso y agregar características de seguridad como una jaula antivuelco. Con un motor V10 de 8,0 litros totalmente de aluminio, el desarrollo del motor se centró en la fiabilidad y la gestión del motor para trabajar con los limitadores obligatorios de la categoría que dejaron la potencia en 460CV. La optimización de la aerodinámica fue otra área clave durante el desarrollo del GTS-R. En la parte delantera se montó un separador debajo del paragolpes para evitar turbulencias, mientras que un alerón con difusor de tamaño considerable se agregó a la cola. El coche se presentaría en Europa en 1996 durante la prueba de las 4 Horas del Jarama perteneciente al campeonato BPR Global GT preparado por Viper Team ORECA y en los Estados Unidos lo haría de la mano de Canaska Southwind en las 24 Horas de Daytona de ese mismo año. Ambos equipos traerían sendas parejas del Chrysler Viper GTS-R para competir en las 24 Horas de Le Mans. Con esta unidad del equipo americano, los pilotos Price Cobb, Mark Dismore y Shawn Hendricks serían los mejores de los cuatro Viper, terminando en una meritoria 10ª posición de la clasificación general.

Los pilotos
Price Cobb comenzó su carrera en series menores de monoplazas organizadas por el SCCA a principios de los años 70. Posteriormente participaría durante tres temporadas en la Fórmula Atlántico y en 1979 comenzaría a disputar pruebas de resistencia con turismos y prototipos, especialmente en el campeonato IMSA y en el Grand-American Road Racing Championship. Allí se mantendría en activo hasta 2007, participando en más de 150 pruebas de las que ganaría quince y conseguiría 40 podios además de otras cuatro victorias dentro de la clase en la que competía. Su primera victoria la lograría en 1985 en los 500 kilómetros de Columbus. Al margen de sus victorias sus mejores resultados serían en las 24 Horas de Daytona donde sería tercero en 1987 y segundo en 1989, 1990 y 1995. Logrando también un segundo puesto en las 12 Horas de Sebring de 1989 y un tercero en 1988. De las pocas veces que salió de los Estados Unidos para competir, en siete de ellas participaría en las 24 Horas de Le Mans, prueba que ganaría en 1990 con este Jaguar XJR-12. Precisamente con Jaguar debutaría en 1988 con un XJR-9 LM con el que acabaría en un discreto 16º puesto en la clasificación final. Su debut en la prueba de resistencia más famosa del mundo sería con un Porsche 956B del equipo de Richard Lloyd, con el que cruzaría la línea de meta en la novena posición. El resto de sus resultados en este evento fueron: 1987 con un Porsche 962C (AB), 1989 con un Jaguar XJR-9 LM (AB), 1996 con este Chrysler Viper GTS-R (10º) y 1997 con un Saleen Mustang RRR con el que abandonaría y que contaría entre sus pilotos con el español Carlos Palau.

Mark Dismore comenzó su carrera en el karting a principios de la década de 1970, ganando la clasificación general de la serie Open National a la edad de 17 años. En los años 80 comenzó su andadura en las competiciones de monoplazas comenzando en la Fórmula Super V y debutando en 1989 en su primera carrera en la IndyCar. En esos años y hasta 2002, año en el que se retiraría de la competición activa, sería un habitual de esta competición llegando a ser tercero del campeonato en 1999, año en el que sumaría su única victoria. Paralelamente a sus actividades con los monoplazas competiría en varias pruebas americanas de resistencia, especialmente las 24 Horas de Daytona, prueba que ganaría en 1993 a bordo de un Eagle Mk III. En las 24 Horas solamente participaría en una ocasión, precisamente esta pilotando el nuevo Chrysler Viper GTS-R y con el acabaría en la 10ª posición de la general.

Shawn Hendricks comenzaría a competir en los campeonatos americanos de Stock Cars de Estados Unidos en la década de 1980. Más tarde pasaría a competir en el campeonato Supercar de la IMSA donde cosecharía sus mejores resultados ganando nueve carreras entre 1992 y 1995 y siendo campeón del mismo en su último año en la competición. Antes de colgar el casco en 1997 le daría tiempo a participar en las 12 Horas de Sebring de 1995, preuba en la que terminó 18º y en las 24 Horas de Le Mans, carrera que sólo disputaría en esta ocasión y en la que finalizaría 10º con este Chrysler Viper GTS-R.

La miniatura
El nacimiento de Universal Hobbies está vinculado al fabricante de miniaturas francés Jouef, una compañía francesa bien conocida por sus modelos ferroviarios y coches de slot, que estuvo fabricando modelos a escala 1/43 y 1/18 entre 1991 a 1996. Jouef cerró en 2001, sin embargo, la producción fue continuada por Universal Hobbies añadiéndose nuevos modelos a la gama. Estos fueron comercializados bajo varias marcas, primero como Eagle's Race, luego Eagle Collectibles y, finalmente, como Universal Hobbies. Las miniaturas ofrecen un muy buen nivel de acabado y detalles a un precio no muy elevado, lo que hace que sean piezas bastante interesantes para el coleccionista, especialmente para aquellos a los que les guste la marca Renault, ya que UH fabrica un buen número de las miniaturas que se venden en los concesionarios de la marca francesa. Otros modelos de este fabricante se pueden encontrar en multitud de coleccionables publicados por diferentes editoriales, como DelPrado, Hachette, Atlas o Altaya.


1996
Chrysler Viper GTS-R #49
Chasis: C3
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Canaska Southwind Motorsport
Alain Cudini
Victor Sifton
John Morton
Les 24 Heures du Mans
General GT1
23º 13º
269 Vueltas: 3.658,400 km - Velocidad Media: 152,230 km/h
Minichamps
Referencia: 430961449

El vehículo
Tras el lanzamiento del Dodge Viper (o Chrysler Viper en el mercado europeo) en 1992 y después de la popularidad adquirida por el coche durante las 24 Horas de Le Mans de 1994, Chrysler se animó a desarrollar un nuevo modelo con el que competir en la categoría GT1 y que vería la luz en 1996 con el nombre de Chrysler Viper GTS-R. El nuevo GTS-R era notablemente similar al coche de producción en el que se basaba sufriendo modificaciones en el chasis y la suspensión hasta donde permitía el reglamento, pero la mayor parte del trabajo se centró en aligerar el peso y agregar características de seguridad como una jaula antivuelco. Con un motor V10 de 8,0 litros totalmente de aluminio, el desarrollo del motor se centró en la fiabilidad y la gestión del motor para trabajar con los limitadores obligatorios de la categoría que dejaron la potencia en 460CV. La optimización de la aerodinámica fue otra área clave durante el desarrollo del GTS-R. En la parte delantera se montó un separador debajo del paragolpes para evitar turbulencias, mientras que un alerón con difusor de tamaño considerable se agregó a la cola. El coche se presentaría en Europa en 1996 durante la prueba de las 4 Horas del Jarama perteneciente al campeonato BPR Global GT preparado por Viper Team ORECA y en los Estados Unidos lo haría de la mano de Canaska Southwind en las 24 Horas de Daytona de ese mismo año. Ambos equipos traerían sendas parejas del Chrysler Viper GTS-R para competir en las 24 Horas de Le Mans. Con esta unidad de Canaska Southwind, Alain Cudini, Victor Sifton y John Morton acabarían la prueba en la antepenúltima posición de los coches clasificados.

Los pilotos
Alain Cudini dio sus primeros pasos en el mundo de la competición en la Fórmula Renault francesa a principios de los años 70 y ya en 1972 ganaría el Campeonato Europeo de dicha especialidad y participaría por primera vez en las 24 Horas de Le Mans. A partir de 1974 comienza a competir esporádicamente en campeonatos de resistencia como el Europeo de dos litros o el WSC consiguiendo un par de victorias. En los años 80 comienza a disputar carreras de turismos sin abandonar las de resistencia y en 1983 se proclama campeón del Campeonato de Francia de Super Turismo. En 1988 debuta en el campeonato alemán DTM donde en cuatro temporadas disputa 85 carreras quedando quinto en la edición de 1988 y sexto en 1991. De vuelta al campeonato francés, queda tercero en 1992 y subcampeón en 1994. En Le Mans participaría en trece ediciones de las que terminaría seis y abandonaría en el resto. Sus resultado fueron: 1972 con un Chevrolet Corvette C3 (AB), 1974 con un Ferrari 365 GTB4 (6º), 1975 con un Chevrolet Corvette C3 Stingray (AB), 1976 con un Porsche 911 Carrera RSR (6º), 1977 con un Osella PA5 (AB), 1979 con un TOJ SC206 (AB), 1981 y 1982 con un Ferrari 512BB/LM (AB y 9º respectivamente), 1983 con un Rondeau M382 (AB), 1989 con un Sauber C9 (5º), 1990 con un Nissan R89C (22º), 1994 con un Bugatti EB110 SS (AB) y finalmente en 1996 con un Chrysler Viper GTS-R con el que ocuparía la 23ª posición de la general.

Victor Sifton apenas disputaría carreras durante sus breves años en la competición automovilística. Comenzaría participando en algunas carreras de las diferentes series regionales de la NASCAR americana y de los campeonatos organizados por el SCCA (Sports Car Club of America) a mediados de los años 90. Competiría asimismo en las 24 Horas de Daytona en cuatro ocasiones entre 1995 y 1999 y en las 12 Horas de Sebring de 1996 y 1997, aunque nunca llegaría a lograr resultados reseñables. En las 24 Horas de Le Mans solamente participaría en esta edición de 1996, terminando 23º con este Chrysler Viper GTS-R.

John Morton es uno de los pilotos americanos con una de las carreras profesional más dilatada, estando compitiendo de manera regular desde 1963 hasta 2002, principalmente en los distintos campeonatos americanos. Después de terminar la universidad completó un curso de formación en la escuela de alto rendimiento de conducción de Carroll Shelby y luego trabajaría como asistente en Shelby American. Con el dinero ahorrado se compró un Lotus Super Seven y en 1963 competiría con él en el Campeonato SCCA y conseguiría su primera victoria absoluta en el circuito de Greenwood. A lo largo de los años participaría en cerca de 300 carreras consiguiendo 26 victorias absolutas, 21 de clase y once segundos y trece terceros puestos. Entre esas victorias estarían las de Mid-Ohio, Edmonton, Donnybrooke, Road America, Olathe, Bryar, Road Atlanta, Portland, Laguna Seca y Riverside de los distintos campeonatos Trans-Am en los que competiría. En 1970 y 1971 fue campeón en el SCCA National C Production Championship y en 1971 y 1972 del Trans-Am para motores de menos de 2.5 litros. En la década de los 80 seguiría cosechando triunfos como los de 600 Kilómetros de Riverside de 1985, las 3 Horas de West Palm Beach de 1987 y 1988, los 500 Kilómetros de Road Atlanta, Watkins Glen y Road America, también de 1988 o las 12 Horas de Sebring de 1994. En los últimos años de su carrera deportiva estaría presente en los campeonatos Grand Am Sports Car Series y las American Le Mans Series aunque no obtendría grandes resultados. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en nueve ocasiones entre 1974 y 1998 finalizando en seis ocasiones, cuatro de ellas entre los diez primeros, como en 1994, año en el que con un Nissan 300ZX Turbo ocupó la quinta plaza de la general además de ganar dentro de la categoría en la que participaba. El resto de sus resultados en La Sarthe fueron: 1979 con un Porsche 935 (AB), 1981 y 1982 con un Ferrari 512 BB/LM (AB y 9º respectivamente), 1984 con un Lola T616 (10º), 1986 con un Porsche 956 (3º), 1996 y 1997 con un Chrysler Viper GTS-R (23º y 14º respectivamente) y 1998 con un Porsche 993 GT2 con el que abandonaría tras sufrir un accidente.

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.


1996
Chrysler Viper GTS-R #50
Chasis: C1
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Société Viper Team ORECA
Olivier Beretta
Philippe Gache
Éric Hélary
Les 24 Heures du Mans
General GT1
21º 11º
283 Vueltas: 3.849 km - Velocidad Media: 160,375 km/h
Universal Hobbies
Referencia: 3608

El vehículo
Tras el lanzamiento del Dodge Viper (o Chrysler Viper en el mercado europeo) en 1992 y después de la popularidad adquirida por el coche durante las 24 Horas de Le Mans de 1994, Chrysler se animó a desarrollar un nuevo modelo con el que competir en la categoría GT1 y que vería la luz en 1996 con el nombre de Chrysler Viper GTS-R. El nuevo GTS-R era notablemente similar al coche de producción en el que se basaba sufriendo modificaciones en el chasis y la suspensión hasta donde permitía el reglamento, pero la mayor parte del trabajo se centró en aligerar el peso y agregar características de seguridad como una jaula antivuelco. Con un motor V10 de 8,0 litros totalmente de aluminio, el desarrollo del motor se centró en la fiabilidad y la gestión del motor para trabajar con los limitadores obligatorios de la categoría que dejaron la potencia en 460CV. La optimización de la aerodinámica fue otra área clave durante el desarrollo del GTS-R. En la parte delantera se montó un separador debajo del paragolpes para evitar turbulencias, mientras que un alerón con difusor de tamaño considerable se agregó a la cola. El coche se presentaría en Europa en 1996 durante la prueba de las 4 Horas del Jarama perteneciente al campeonato BPR Global GT preparado por Viper Team ORECA y en los Estados Unidos lo haría de la mano de Canaska Southwind en las 24 Horas de Daytona de ese mismo año. Ambos equipos traerían sendas parejas del Chrysler Viper GTS-R para competir en las 24 Horas de Le Mans. Con esta unidad del equipo francés, los pilotos Olivier Beretta, Philippe Gache y Éric Hélary ocuparían la 21ª plaza de los 25 coches que terminaron la carrera.

Los pilotos
Olivier Beretta, como muchos otros pilotos de su generación, comenzó su carrera en el mundo del karting a principios de la década de 1980 hasta que a finales de la misma, y tras ser campeón nacional en 1985 en la categoría de 125cc, comenzó su andadura primero en la Fórmula 3 francesa y después en el campeonato de Europa de la misma especialidad, logrando una victoria en el circuito francés de Pau. Tras pasar dos temporadas en la Fórmula 3000, ganando en el circuito de Donington Park en 1993, debutaría con el equipo Larrousse en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, con quien tomaría la salida en nueve Grandes Premios de los que terminaría cuatro aunque sin sumar punto alguno. Hastiado de intentarlo con los monoplazas y no conseguir ningún resultado encaminó su carrera hacia las carreras de resistencia donde con el tiempo se convertiría en uno de los más aclamados pilotos dentro de la categoría GT. Tras un intento fallido de participar en las 24 Horas de Le Mans de 1995 en el que no pudo clasificar el coche para la carrera, al año siguiente correría con este Chrysler Viper GTS-R del equipo Viper Team ORECA con el que finalizaría 21º de la general. Con ORECA pasó sus primeros años disputando la clase GT2 de los campeonatos BPR Global GT y FIA GT y posteriormente en las American Le Mans Series (ALMS). Precisamente en estos dos últimos campeonatos es donde comenzó a cimentar su fama como especialista de la categoría, ganando los títulos de campeón de su clase en el FIA GT de 1998 y 1999 y de las ALMS de 1999 y 2000. Tras su aventura con Chrysler, con quien también ganaría las 24 Horas de Daytona y las 12 Horas de Sebring en el año 2000, se fue a la competencia y comenzó a disputar el campeonato de americano con Chevrolet, volviendo a ganar su clase en 2005, 2006 y 2007, donde también saldría victorioso en la carrera de Sebring de 2006 y 2007. En la prueba de resistencia francesa participaría en veinte ocasiones más hasta 2017 siendo campeón de su clase en 1999 con un Chrysler Viper GTS-R, 2004 con un Chevrolet Corvette C5-R y 2005 y 2006 con un Chevrolet Corvette C6.R y 2011 con un Chevrolet Corvette C6.R ZR1. Sus restantes resultados han sido: 1997 y 1998 con un Chrysler Viper GTS-R (AB y 13º), 2001 con un Chrysler LMP 2001 (4º), 2002 con un ORECA-Dallara LMP 02 (5º), 2003 con un Panoz LMP-1 (5º), 2007, 2008 y 2009 con un Chevrolet Corvette C6.R Z06 (AB, 15º y AB respectivamente), 2010 con un Chevrolet Corvette C6.R ZR1 (AB), 2012 con un Ferrari 458 Italia GTC (22º), 2013, 2014 y 2015 con un Ferrari 458 Italia GTC (21º, AB y 21º) y por último su última participación sería en 2017 con un Ferrari 488 GTE con el que sería 41º de la general. En los últimos años ha participado en distintas pruebas de las series europeas y asiáticas de Le Mans, además del International GT Open y del campeonato WEC, competición esta última en la que está inscrito para la temporada 2018/19.

Philippe Gache debutó en el automovilismo en 1983 en la Fórmula Ford francesa, ganando el título en 1985. Después pasaría a la Fórmula 3 y la Fórmula 3000 internacional, pero la falta de resultados le llevaría de nuevo a las series locales. En 1992 trató de regresar a la competición internacional y corrió para el equipo Dick Simon Racing en las 500 millas en Indianápolis. En la carrera, perdió el control de su Lola y se estrelló contra el muro exterior, saliendo ileso del accidente pero truncando sus sueños de pilotar monoplazas. No obstante sus resultados esta especialidad, comenzó una más interesante carrera dentro de los coches deportivos que le llevaría a debutar en las 24 Horas de Le Mans en 1987, año en el que a bordo de un WM P87 le vería acabar la carrera antes de tiempo. En 1989 participaría con un WM P489 con el que también abandonaría. No regresaría hasta el año 1994, en el que con un Dodge Viper RT/10 no se clasificaría al no completar el 70% de la distancia recorrida por el vencedor. En 1996 y 1997 correría con un Chrysler Viper GTS-R con el que acabaría 21º en el primer año y sufriría un accidente en el segundo. Cuatro abandonos consecutivos (1998 con un Riley & Scott Mk III, 1999 con un Riley & Scott Mk III/2 y 2000 y 2001 con un Courage C60 no hicieron más que empobrecer su historial que terminaría en 2002 con un Lola B98/10 con el que, a pesar de terminar, no llegó a clasificarse. En su palmarés como piloto figuran la Porsche Carrera Cup de Francia de 2001, las 24 horas de Chamonix de 1997 y tres victorias dentro de la categoría de dos litros del Trofeo Andros. En 1997 fundaría su propio equipo de carreras, SMG (Speedy-Mobil-Gache) con el que comenzaría a participar en distintas especialidades del automóvil dedicándose en los últimos años a los Raid, en especial al Dakar donde el equipo compite con sus propios prototipos, y a los rally históricos.

Éric Hélary comenzó compitiendo en karting en 1979, siendo el campeón junior francés de esta disciplina durante tres años consecutivos desde 1984 hasta 1986. Después de su paso por la Fórmula Ford francesa, que ganaría en 1988 con nueve victorias y del Campeonato Francés de Fórmula 3000, del que también sería vencedor en 1991, encaminó sus pasos a las pruebas de turismos y prototipos siendo campeón de Europa y subcampeón francés en la Fórmula Peugeot 905 Spider. Gracias a sus resultados fue contratado para el tercer Peugeot 905 que disputaba en 1992 el WSC. Al año siguiente se proclamaría campeón de la Fórmula Spider y debutaría en las 24 Horas de Le Mans, prueba que ganaría a bordo de un Peugeot 905 Evo 1C. Desde 1994 hasta 2005 se dedicó principalmente a las competiciones de turismos donde fue uno de los principales animadores del Campeonato Francés de Super Turismo, terminando regularmente segundo pilotando regularmente coches Opel y Peugeot. También tomaría parte en los campeonatos BPR en 1995, STW en 1998 y 1999 y el DTM en el año 2000. Sin embargo sus mayores éxitos provienen del mundo de la resistencia donde inscribió su nombre en el libro de los vencedores en 1997 en las 24 horas de Spa, en los 1.000 kilómetros de Nürburgring de 2006 o en la carrera sobre hielo de las 24 Horas de Chamonix de 1996 además de otras pruebas. En 2007 fue llamado de nuevo por Peugeot para ayudar en el desarrollo del Peugeot 908 con el que el fabricante galo intentaba regresar a Le Mans. Tras participar en una serie de eventos menores, colgó el casco oficialmente en 2011 tras ganar el Dodge Challenger Elite Championship y solamente regresaría en 2014 para disputar una vez más las 24 Horas de Le Mans, año en el que terminaría 34º con un Porsche 991 GT3-RSR. Además de su victoria en 1993, estaría en el pódium del circuito francés en tres ocasiones más: en 1995 con un Courage C34 con el que finalizó segundo y vencedor de su clase; en 1997 con un McLaren F1 GTR con el que sería tercero y en 2006, año en el que volvería a ser segundo, esta vez con un Pescarolo C60. El resto de sus resultados en Le Mans fueron: 1994 con un Bugatti EB110 SS (AB), 1996 con este Chrysler Viper GTS-R (21º), 1998 con un Toyota GT-One (AB), 2002 y 2003 con un Courage C60 (AB y 9º respectivamente) y 2005 con un Pescarolo C60 Hybrid con el que abandonaría.

La miniatura
El nacimiento de Universal Hobbies está vinculado al fabricante de miniaturas francés Jouef, una compañía francesa bien conocida por sus modelos ferroviarios y coches de slot, que estuvo fabricando modelos a escala 1/43 y 1/18 entre 1991 a 1996. Jouef cerró en 2001, sin embargo, la producción fue continuada por Universal Hobbies añadiéndose nuevos modelos a la gama. Estos fueron comercializados bajo varias marcas, primero como Eagle's Race, luego Eagle Collectibles y, finalmente, como Universal Hobbies. Las miniaturas ofrecen un muy buen nivel de acabado y detalles a un precio no muy elevado, lo que hace que sean piezas bastante interesantes para el coleccionista, especialmente para aquellos a los que les guste la marca Renault, ya que UH fabrica un buen número de las miniaturas que se venden en los concesionarios de la marca francesa. Otros modelos de este fabricante se pueden encontrar en multitud de coleccionables publicados por diferentes editoriales, como DelPrado, Hachette, Atlas o Altaya.


1996
Chrysler Viper GTS-R #51
Chasis: C2
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Société Viper Team ORECA
Justin Bell
Dominique Dupuy
Perry McCarthy
Les 24 Heures du Mans
General GT1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 96
Universal Hobbies
Referencia: 3605

El vehículo
Tras el lanzamiento del Dodge Viper (o Chrysler Viper en el mercado europeo) en 1992 y después de la popularidad adquirida por el coche durante las 24 Horas de Le Mans de 1994, Chrysler se animó a desarrollar un nuevo modelo con el que competir en la categoría GT1 y que vería la luz en 1996 con el nombre de Chrysler Viper GTS-R. El nuevo GTS-R era notablemente similar al coche de producción en el que se basaba sufriendo modificaciones en el chasis y la suspensión hasta donde permitía el reglamento, pero la mayor parte del trabajo se centró en aligerar el peso y agregar características de seguridad como una jaula antivuelco. Con un motor V10 de 8,0 litros totalmente de aluminio, el desarrollo del motor se centró en la fiabilidad y la gestión del motor para trabajar con los limitadores obligatorios de la categoría que dejaron la potencia en 460CV. La optimización de la aerodinámica fue otra área clave durante el desarrollo del GTS-R. En la parte delantera se montó un separador debajo del paragolpes para evitar turbulencias, mientras que un alerón con difusor de tamaño considerable se agregó a la cola. El coche se presentaría en Europa en 1996 durante la prueba de las 4 Horas del Jarama perteneciente al campeonato BPR Global GT preparado por Viper Team ORECA y en los Estados Unidos lo haría de la mano de Canaska Southwind en las 24 Horas de Daytona de ese mismo año. Ambos equipos traerían sendas parejas del Chrysler Viper GTS-R para competir en las 24 Horas de Le Mans. Esta unidad preparada por ORECA y que sería compartida al volante por Justin Bell, Dominique Dupuy y Perry McCarthy sería el único de los cuatro Viper en abandonar a mitad de carrera la dura prueba de resistencia al sufrir una avería en el motor.

Los pilotos
Justin Bell, hijo del quíntuple ganador de Le Mans, Derek Bell; comenzaría a desarrollar su carrera como piloto profesional a finales de la década de 1980 participando en competiciones de promoción de jóvenes pilotos como la Fórmula Vauxhall o la Barber SAAB Pro Series. Ya en 1989 tendría su primera toma de contacto en el ámbito de las carreras de resistencia, especialidad en la que pasaría la mayor parte de su carrera deportiva, compitiendo en la carrera a 150 vueltas del circuito de Lime Rock. En 1992 haría su debut en las 24 Horas de Le Mans. Junto con su padre Derek Bell y Tiff Needell pilotó un Porsche 962C GTi con el que finalizó en el 12º lugar de la clasificación general. Su mejor carrera en el circuito de La Sarthe llegaría en 1995, cuando volvió a conducir con su padre y el británico Andy Wallace, esta vez con este McLaren F1 GTR con el que obtuvo el tercer puesto a pesar de haber liderado la prueba durante varias horas. Un año antes tomaría la salida con un Dodge Viper RT/10 con el que finalizaría 12º. Dentro de la categoría GT2, en 1997 vencería en el campeonato FIA GT y las 24 Horas de Le Mans en 1998. En 2000, firmó con General Motors como piloto del equipo Corvette Racing compitiendo en las 24 Horas de Daytona, las 24 Horas de Le Mans (11º con un Chevrolet Corvette C5-R) y Petit Le Mans. Desde 2005 ha sido un asiduo comentarista del canal de televisión Speed Channel y posteriormente debutó como instructor de pilotaje para celebridades en el espacio televisivo The Jay Leno Show, lo que hizo que sus participaciones en eventos deportivos fueran cada vez menores hasta que finalmente en 2011 guardaría los guantes de piloto. En Le Mans participaría en cuatro ocasiones más, todas ellas con un Chrysler Viper GTS-R con el abandonaría en 1996, terminaría 14º en 1997, 11º en 1998 y 12º en 1999.

Dominique Dupuy comenzó su aventura como piloto en el karting francés, del que posteriormente saldría para competir desde mediados de los años 80 en el Campeonato de Fórmula Renault y más tarde en el campeonato nacional de Fórmula 3. En 1989 y gracias al patrocinio de Shell comenzaría disputar la Copa Porsche francesa ganando el campeonato en cinco ocasiones (1992, 1993, 1997, 1998 y 1999). Al mismo tiempo disputaría el Campeonato Francés de GT (FFSA GT), primero con Porsche para a partir de 2000 competir con un Chrysler Viper GTS-R con el que sería campeón ese año y el siguiente. En sus años con Porsche también participaría en pruebas de mayor calado internacional, como las 24 Horas de Daytona, en las que finalizó segundo en 1994 y ganaría en 2000 ya con un el Viper GTS-R. No obstante estos éxitos, siguió centrado en el FFSA GT, y esporádicamente en el Campeonato de España de GT terminando con ocho podios entre 2000 y 2002 siendo subcampeón en 2001, compitiendo hasta su retirada como piloto en 2007 cambiando en 2004 el Chrysler, con el que terminaría ganando 11 pruebas y lograría 12 podios por un Saleen S7-R y con el que conseguiría seis victorias, cuatro segundos puestos y cinco terceros. Sus participaciones en las 24 Horas de Le Mans serían un reflejo de su carrera como piloto, así, comenzaría primero con los coches del fabricante alemán para posteriormente disputar la prueba con los coches americanos. En 1993 debutaría con un Porsche 911 Carrera RSR con el que sería 15º y vencedor de su clase. Al año siguiente repetiría coche y triunfo dentro de su categoría, terminando octavo de la general. En 1995 disputaría su última carrera con Porsche y no pudo acabar de peor manera ya que hubo de abandonar a causa de un accidente que destrozó el 993 GT2 Evo con el que compitió. Ya con los Chrysler Viper GTS-R sufriría sendos abandonos en las ediciones de 1996 y 1997 para terminar 10º imponiéndose en su clase en 1999 y 7º y de nuevo triunfando en su categoría en 2000. Ya no volvería Le Mans hasta 2003, año en el que de nuevo con un Chrysler Viper GTS-R abandonaría debido a una avería.

Perry McCarthy, más conocido por ser el primer piloto caracterizado como The Stig en el programa de televisión Top Gear, debutaría en la Fórmula Ford inglesa en 1983 y pasaría en años posteriores a la Fórmula 3 y la 3000 sin conseguir resultados reseñables. En 1990 dejaría momentáneamente los monoplazas y se embarcaría en la IMSA americana donde competiría en varias pruebas del campeonato con los coches de Spice Engineering durante un par de temporadas en las que, de nuevo, no lograría destacar. En 1992 recibe una oferta para ser piloto del equipo Andrea Moda Formula para competir en el Campeonato del mundo de Fórmula 1, pero no logra comenzar ninguno de los seis Grandes Premios en los que estuvo inscrito, unas veces debido a problemas presupuestarios del equipo y otras más porque simplemente no llegaba a clasificar el coche para la carrera. Por ejemplo, en San Marino cronometró el 119% de la pole position quedando a ocho segundos por detrás de su compañero de equipo. En Gran Bretaña, marcó el 137% de la pole, 16 segundos por detrás de su compañero y en Bélgica la FIA obligó al dueño del equipo a despedirle después de marcar el 124% de la pole, 10 segundos más lento que el otro coche del equipo. Tras fracasar estrepitosamente en la máxima categoría de la competición automovilística y después de un año sabático, volvería a las competiciones de resistencia como el BPR Global GT, donde sería segundo en las 4 Horas de Silverstone de 1996, y el FIA GT, donde obtendría un tercer puesto en las 3 Horas de Sebring de 1997. Precisamente en esa época debutaría en las 24 Horas de Le Mans, carrera que disputaría en cinco ocasiones sin llegar a terminar ninguna de ellas. Su primer abandono lo sufriría en 1996 con este Chrysler Viper GTS-R, el segundo en 1997 con un Panoz Esperante GTR-1, el tercero en 1999 con un Audi R8C, el cuarto en 2002 con un Panoz LMP-1 Roadster-S y el último en 2003 con un Audi R8.

La miniatura
El nacimiento de Universal Hobbies está vinculado al fabricante de miniaturas francés Jouef, una compañía francesa bien conocida por sus modelos ferroviarios y coches de slot, que estuvo fabricando modelos a escala 1/43 y 1/18 entre 1991 a 1996. Jouef cerró en 2001, sin embargo, la producción fue continuada por Universal Hobbies añadiéndose nuevos modelos a la gama. Estos fueron comercializados bajo varias marcas, primero como Eagle's Race, luego Eagle Collectibles y, finalmente, como Universal Hobbies. Las miniaturas ofrecen un muy buen nivel de acabado y detalles a un precio no muy elevado, lo que hace que sean piezas bastante interesantes para el coleccionista, especialmente para aquellos a los que les guste la marca Renault, ya que UH fabrica un buen número de las miniaturas que se venden en los concesionarios de la marca francesa. Otros modelos de este fabricante se pueden encontrar en multitud de coleccionables publicados por diferentes editoriales, como DelPrado, Hachette, Atlas o Altaya.


1997
Chrysler Viper GTS-R #62
Chasis: C6
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Société Viper Team ORECA
Tommy Archer
Soheil Ayari
Marc Duez
Les 24 Heures du Mans
General GT1
AB  
Abandono por acciedente, Vuelta 76
Minichamps
Referencia: 430971462

El vehículo
Para la temporada de 1997, Chrysler apenas modificó el modelo del Viper GTS-R que compitiera en 1996 a lo largo de distintas pruebas con éxito desigual. El equipo americano Canaska Southwind no siguió con el proyecto de correr con el coche en el continente americano y la entera responsabilidad de participar en estos eventos recayó en los franceses de ORECA, que ya disputarían las pruebas del continente europeo en 1996. Para esta temporada, el equipo Viper Team ORECA participaría en la primera prueba importante del año, las 24 Horas de Daytona, en la cual el coche alcanzó una meritoria 12ª plaza en la general y terminando tercero dentro de su clase. En el nuevo campeonato FIA GT, el coche participaría en la clase GT2 y terminaría dando la victoria a ORECA en la clasificación por equipos y a Justin Bell en la no oficial de pilotos. En las 24 Horas de Le Mans de ese año, ORECA inscribiría tres unidades del Viper GTS-R dentro de la categoría GT2 al que se uniría un cuarto de Chamberlain Engineering. Solamente dos de los cuatro Viper alcanzarían a ver la bandera a cuadros, el ORECA de Justin Bell, Pierre Yver y John Morton (14º) y el de Chamberlain con Hans Hugenholtz, Jr., Jari Nurminen y Chris Gleason que concluiría la prueba inmediatamente después. Esta unidad pilotada por Tommy Archer, Soheil Ayari y Marc Duez sería el primer coche de ORECA en retirarse ese año y lo haría a causa de un accidente ocurrido en la quinta hora de carrera.

Los pilotos
Tommy Archer, piloto estadounidense especialista en carreras sobre hielo, debutaría a los 16 años en el autocross americano a principios de la década de los años 70 pero rápidamente daría el salto a las competiciones sobre hielo reguladas por la International Ice Racing Association y de las que sería campeón en siete ocasiones entre 1972 y 1987. Paralelamente, participaría también en los campeonatos organizados por la IMSA y por el SCCA (Sport Club Car of America) cosechando sus primeras victorias dentro de la clase en la que participaba en estas series. En los siguientes años participaría en un sinfín de pruebas e iría aumentando su palmarés de triunfos con hechos tan destacables como las 16 carreras que ganó en la serie IMSA Challenge en 1984, la primera victoria de un coche Chevrolet con tracción delantera en 1986 o ser elegido novato del año en la Trans-Am de 1992, año en el que sería tercero de este campeonato. Su carrera entonces le llevaría a participar desde la Craftsman Truck Series organizada por la NASCAR a eventos de calado internacional como el FIA GT y más adelante las American Le Mans Series (ALMS) de la mano de Viper Team ORECA, con los que lograría una segunda posición dentro de su clase en las 24 Horas de Daytona de 1999. Ya en el siglo XXI pasaría a dedicarse al desarrollo para la competición de los modelos de Chrysler e inauguraría una escuela para jóvenes pilotos por lo que sus actividades como piloto profesional pasaron a un segundo plano participando en un par de ocasiones en las 24 Horas de Daytona y retirándose oficialmente de la competición a finales de 2008 tras ganar tres pruebas del SCCA Pro Racing Speed World Challenge. En las 24 Horas de Le Mans competiría en cuatro ocasiones, todas ellas con Viper Team ORECA. Su debut lo realizaría con este Chysler Viper GTS-R con el que abandonaría a causa de un accidente. Con el mismo modelo tendría mejor suerte en 1998, terminando 13º de la general y segundo dentro de su clase. Esta misma posición dentro de su categoría la repetiría en 1999 de nuevo con un GTS-R, pero lograría mejorar su posición en la clasificación general al terminar 12º. En el año 2000 tomaría la salida por última vez en la prueba de resistencia francesa y acabaría de nuevo como 12º mejor piloto, pero tan sólo sería quinto dentro de su clase.

Soheil Ayari debutaría en las fórmulas de promoción para jóvenes pilotos disputadas en Francia y ya con 24 años, en 1994, sería campeón de Francia de la Fórmula Ford 1800 y dos años más tarde se proclamaría campeón de Francia de Fórmula 3, consiguiendo al año siguiente uno de sus mayores hitos en su carrera deportiva con monoplazas al convertirse en el primer piloto francés en ganar la prueba del circuito de Macao en la Fórmula 3. Tras pasar cuatro temporadas en el Campeonato Internacional de Fórmula 3000 en las que obtendría dos victorias y cinco podios, no pudo progresar hacia la Fórmula 1 y dedicó sus habilidades a los turismos y coches de altas prestaciones, algo a lo que no era ajeno ya que debutaría en las 24 Horas de Le Mans en 1997 precisamente con este Chrysler Viper GTS-R con el que sin embargo abandonaría a causa de un accidente. Especializado en el Campeonato de Francia de Turismos y de Gran Turismo (FFSA GT), en estos lograría sumar un buen número de victorias que le llevarían a ser campeón del FFSA GT en 2002, 2004 y 2005. En esos años también participaría en las Le Mans Series dentro de la clase GT resultando campeón de su clase en 2007, año en el que sumaría además un segundo título del campeonato francés de resistencia y que ya lograría también en 2006. En los años siguientes también competiría en el Mundial de Resistencia (WEC) y en el Intenational GT Open, del que sería campeón en 2011, y a día de hoy sigue demostrando su destreza al volante en el Campeonato de Europa de GT4. En las 24 Horas de Le Mans, además de la carrera de su debut, competiría en once ocasiones más entre 1999 y 2014 siendo sus mejores resultados sendos cuartos puestos logrados uno en 2004 con un Pescarolo C60 y otro en 2010 con un ORECA 01. Sus restantes resultados serían: 1999 con un Chrysler Viper GTS-R (AB), 2003 con un Courage C60 (9º), 2005 con un Pescarolo C60 Hybrid (AB), 2007 con un Saleen S7-R (16º), 2008 con un Courage-ORECA LC70 (8º), 2009 con un ORECA 01 (5º), 2011 y 2012 con un ORECA 03 (9º en ambas ocasiones) y 2014 con un Ferrari 458 Italia GT2 con el que finalizó 27º de la general.

Marc Duez comenzó su carrera a finales de la década de 1970 compitiendo con turismos en el campeonato belga de la especialidad y compitiendo por un breve espacio de tiempo en la Fórmula Ford. A principios de la década siguiente disputaría también el Campeonato Belga de Rally del que sería campeón en 1982, 1989 y 1990 sumando 16 victorias y 33 podios y compitiendo en 26 rallies del WRC y del 76 del ERC, aunque lejos de obtener los mismos resultados. En 1983, Duez hizo su debut en las 24 Horas de Le Mans pero abandonó en el Porsche 936C de Joest Racing a principios de la carrera por problemas técnicos. En los años 90 y 2000, llegó a ser reconocido como uno de los mejores pilotos de GT en Europa. Ganando en 1992, 1995, 1998 y 1999 las 24 horas en Nürburgring, en tres ocasiones (1997, 1998 y 2001) las 24 horas de Spa-Francorchamps y en 2000 y 2006 las 24 Horas de Zolder. En la prueba de resistencia francesa fue un habitual de la parrilla compitiendo en once ediciones tras su debut. Su mejor posición la lograría en 1987 con un Ecosse C286 con el que finalizó octavo. En 1988 y 1989 participaría con un Mazda 767 con el que sería 17º y 12º respectivamente. Tras abandonar en 1990 con un Porsche 962C no regresaría hasta 1993, año en el que a bordo de un Venturi 500LM sería 25º. Habría que esperar hasta la edición de 1996 para volver a verle detrás de un coche, en esa ocasión con un McLaren F1 GTR con el que terminaría 11º. En los cuatro años siguientes tomaría la salida con un Chrysler Viper GTS-R del equipo Viper Team ORECA abandonando en 1997 y 1998 y terminando en la 12ª posición en 1999 y 2000. En 2002 visitaría por última vez el circuito de La Sarthe y se pondría a los mandos de un Panoz LMP-1 Roadster-S con el que, sin embargo, hubo de abandonar. Retirado oficialmente de la competición, en la actualidad sigue compitiendo por diversión en algunas pruebas de Rallycross o del campeonato de rally para coches GT (FIA R-GT Cup).

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.


1998
Chrysler Viper GTS-R #50
Chasis: C10
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Société Viper Team ORECA
Karl Wendlinger
Marc Duez
Patrick Huisman
Les 24 Heures du Mans
General GT2
AB  
Abandono por avería - Vuelta 28
IXO
Referencia: LMM070

El vehículo
Pocos cambios sufriría la versión de carreras del Chrysler Viper GTS-R en la temporada de 1998 en la que se convertiría en el coche a batir en la clase GT2. Este chasis en concreto sería uno de los cuatro construidos por Chrysler para esa temporada, en la que correría bajo el mando del equipo francés Viper Team ORECA con el que no obtendría los excelentes resultados de su hermano, el chasis C9 también construido en 1998, y solamente ganaría una carrera, la disputada en el circuito A1-Ring dentro del campeonato FIA GT. En 1999, el coche solamente disputaría las 24 Horas de Le Mans terminando en la 15ª plaza, una mejora sustancial sobre esta edición de 1998 en la que hubo de abandonar tras 28 giros por un problema eléctrico en las manos de Karl Wendlinger, Marc Duez y Patrick Huisman. En 2000 y 2001 el coche pasaría a ser propiedad del equipo italiano Racing Box que lo llevaría al FIA GT con discretos resultados, obteniendo un sexto puesto en la prueba de Zolder del campeonato de 1997. También correría en las 6 Horas de Vallelunga de 2001 finalizando quinto en la general y primero de la clase FIA GT2. En 2003 el coche cambiaría de manos y competiría para la escuadra transalpina Megadrive SRL en el Campeonato Italiano de GT, cosechando un segundo puesto en la primera manga y un primero en la segunda en la carrera de Vallelunga.

Los pilotos
Karl Wendlinger pasaría del karting a la Fórmula 3 a finales de la década de 1980 y en esta disciplina sería campeón austriaco en 1988 y alemán en 1989. Estos triunfos le valieron para ingresar en el programa de jóvenes pilotos de Mercedes-Benz y como piloto de la marca alemana participaría en competiciones tales como el WSC (obteniendo victorias en las pruebas de Spa de 1990 y en la de Autopolis de 1991) y el DTM, en el que competiría en dos temporadas sin conseguir ningún podio antes de regresar en 2002 de la mano del equipo Abt Sportsline con el que tampoco conseguiría terminar entre los tres primeros en ninguna de las 29 carreras que disputó con el Abt-Audi TT-R. En 1991 ve cumplido su sueño y debuta en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en el equipo Leyton House Racing, con quien compite en las dos últimas pruebas de esas temporadas, antes de ser fichado por March F1 para quien corre en 1992 y con los que consigue un cuarto puesto en el Gran Premio de Canadá. En 1993 es fichado por Sauber y completa tres temporadas sumando puntos en seis carreras, aunque en 1994 sufriría un terrible accidente durante los ensayos libres del Gran Premio de Mónaco que le llevarían a estar varios días en coma y que le impedirían completar el año. En 1995, es despedido por el equipo tras el Gran Premio de España, pero tras los malos resultados de su sustituto, es de nuevo contratado para las dos últimas carreras del año, que se convertirían también en las dos últimas de su historia en la Fórmula 1. Se reconvirtió entonces en piloto de turismos y resistencia y competiría en el FIA GT, las ALMS, el V8Star, la Grand-Am, las Le Mans Series, el International GT Open, el ADAC GT y la Blancpain. Además también competiría en pruebas largas como las 24 Horas de Daytona, que ganaría en 2000, o las 24 Horas de Le Mans, en las que sería vencedor de su clase en dos ocasiones, en 1999 y 2000 a bordo de un Chrysler Viper GTS-R. Asimismo sería campeón absoluto del FIA GT de 1999 también con un Chrysler Viper GTS-R. En la prueba de resistencia francesa se estrenaría en 1991 con un Mercedes-Benz C11 y cruzaría bajo la bandera a cuadros en la quinta posición. En 1992 abandonaría a bordo de un Peugeot 905 Evo 1 Bis LM y, coincidiendo con su carrera en la Fórmula 1, ya no regresaría hasta 1996, año en el que lograría su mejor posición absoluta al terminar tercero con un Porsche 911 GT1. Al año siguiente con el mismo modelo abandonaría a causa de un accidente y sumaría un abandono más, el último de todas sus participaciones, en 1998 con este Chrysler Viper GTS-R. En 2001 sería cuarto con un Chrysler LMP 2001 y ya no retornaría al circuito francés hasta 2008, año en el que pilotando un Aston Martin DBR9 terminaría en la 16ª posición. Ha estado en activo hasta 2016 y hasta ese año ha competido en más de 200 pruebas habiendo ganando más de 30 entre absolutas y de clase y subiendo al podio en casi veinte ocasiones y desde 2012 se dedica a labores promocionales para Mercedes-AMG además de instructor en la academia de pilotos del fabricante alemán.

Marc Duez comenzó su carrera a finales de la década de 1970 compitiendo con turismos en el campeonato belga de la especialidad y compitiendo por un breve espacio de tiempo en la Fórmula Ford. A principios de la década siguiente disputaría también el Campeonato Belga de Rally del que sería campeón en 1982, 1989 y 1990 sumando 16 victorias y 33 podios y compitiendo en 26 rallies del WRC y del 76 del ERC, aunque lejos de obtener los mismos resultados. En 1983, Duez hizo su debut en las 24 Horas de Le Mans pero abandonó en el Porsche 936C de Joest Racing a principios de la carrera por problemas técnicos. En los años 90 y 2000, llegó a ser reconocido como uno de los mejores pilotos de GT en Europa. Ganando en 1992, 1995, 1998 y 1999 las 24 horas en Nürburgring, en tres ocasiones (1997, 1998 y 2001) las 24 horas de Spa-Francorchamps y en 2000 y 2006 las 24 Horas de Zolder. En la prueba de resistencia francesa fue un habitual de la parrilla compitiendo en once ediciones tras su debut. Su mejor posición la lograría en 1987 con un Ecosse C286 con el que finalizó octavo. En 1988 y 1989 participaría con un Mazda 767 con el que sería 17º y 12º respectivamente. Tras abandonar en 1990 con un Porsche 962C no regresaría hasta 1993, año en el que a bordo de un Venturi 500LM sería 25º. Habría que esperar hasta la edición de 1996 para volver a verle detrás de un coche, en esa ocasión con un McLaren F1 GTR con el que terminaría 11º. En los cuatro años siguientes tomaría la salida con un Chrysler Viper GTS-R del equipo Viper Team ORECA abandonando en 1997 y 1998 y terminando en la 12ª posición en 1999 y 2000. En 2002 visitaría por última vez el circuito de La Sarthe y se pondría a los mandos de un Panoz LMP-1 Roadster-S con el que, sin embargo, hubo de abandonar. Retirado oficialmente de la competición, en la actualidad sigue compitiendo por diversión en algunas pruebas de Rallycross o del campeonato de rally para coches GT (FIA R-GT Cup).

Patrick Huisman, piloto especialista en turismos, se estrenaría en el campeonato Squadra Bianca Championship (campeonato hoy conocido como Alfa Romeo Challenge) y en la temporada de 1989 resultaría vencedor ganando las siete carreras que componían la serie. También sería vencedor del campeonato de Holanda de Turismos en 1991 y subcampeón del mismo en 1993 y 1994. Entre medias se estrenaría en la Copa Porsche, terminando como mejor novato en 1992 y posteriormente sería campeón en 1997, 1998, 1999 y 2000. En esos años también compite en la ADAC GT, campeonato en el que ha estado participando en varias carreras hasta la temporada de 2017. A su palmarés añadiría dos victorias en las 24 Horas de Zolder en 1997 y 1998 y el campeonato belga de GT de 1998. De 2001 a 2003 competiría en el campeonato alemán DTM y sumaría una victoria en la primera manga de la última prueba del campeonato de 2001, año en el que también sumaría dos terceros puestos. En 2004 probaría con Minardi para su equipo de Fórmula 1, pero finalmente no llegaría a debutar en la máxima especialidad de los monoplazas. En los siguientes años participaría en varias carreras de la Grand-Am a la vez que seguía compitiendo en la Copa Porsche y aparecería en varias ocasiones en las 24 Horas de Daytona y en las de Nürburgring. A lo largo de su carrera ha disputado más de 300 carreras en las que ha sumado 37 victorias en total, habiendo finalizado en el podio en 50 y sumando 23 primeras posiciones y 14 vueltas rápidas de carrera. En las 24 Horas de Le Mans participaría en cuatro ocasiones resultando vencedor dentro de la clase LM GT de 1999 con un Porsche 996 GT3-R con el que terminaría 13º en la clasificación general. Su estreno sería en 1994 con un Porsche 911 Carrera RSR de Konrad Motorsport con el que sería 10º absoluto, su mejor resultado. En sus dos restantes apariciones competiría con el mismo modelo, un Chrysler Viper GTS-R, con el que en 1998 abandonaría debido a un fallo eléctrico y que en el año 2000 le llevaría hasta la 12º plaza de los coches que terminaron la prueba.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO Models tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Modern" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba desde la década de 1990 hasta nuestros días.


1998
Chrysler Viper GTS-R #51
Chasis: C9
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Société Viper Team ORECA
Olivier Beretta
Pedro Lamy
Tommy Archer
Les 24 Heures du Mans
General GT2
13º
312 Vueltas: 4.240,199 km - Velocidad Media: 176,675 km/h
IXO/Altaya
Colección: 100 Años De Sport Automóvil - Nº 43/50

El vehículo
Pocos cambios sufriría la versión de carreras del Chrysler Viper GTS-R en la temporada de 1998 en la que se convertiría en el coche a batir en la clase GT2. Este chasis en concreto, el C9, sería vencedor de la clase GT2 en las pruebas de Oschersleben, Silverstone, Hockenheim, Dijon y Donington del campeonato FIA GT, además de ganar los ensayos precalificatorios de las 24 Horas de Le Mans de ese año. En la temporada de 1999, el coche correría para el equipo del actor francés Paul Belmondo que lo mantendría en competición hasta el año 2005 en el FIA GT, el Campeonato de Francia de GT, las 24 Horas de Le Mans o las Le Mans Endurance Series. En la edición de 1998 de la prueba de resistencia francesa, Viper Team ORECA inscribiría el coche para los pilotos Olivier Beretta, Pedro Lamy y Tommy Archer que llevarían el automóvil desde la 30ª posición desde la que partieron en la parrilla de salida hasta la 13ª plaza en la que terminaron, finalizando como segundos dentro de la clase GT2, ganada también por un Chrysler Viper GTS-R del equipo galo.

Los pilotos
Olivier Beretta, como muchos otros pilotos de su generación, comenzó su carrera en el mundo del karting a principios de la década de 1980 hasta que a finales de la misma, y tras ser campeón nacional en 1985 en la categoría de 125cc, comenzó su andadura primero en la Fórmula 3 francesa y después en el campeonato de Europa de la misma especialidad, logrando una victoria en el circuito francés de Pau. Tras pasar dos temporadas en la Fórmula 3000, ganando en el circuito de Donington Park en 1993, debutaría con el equipo Larrousse en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, con quien tomaría la salida en nueve Grandes Premios de los que terminaría cuatro aunque sin sumar punto alguno. Hastiado de intentarlo con los monoplazas y no conseguir ningún resultado encaminó su carrera hacia las carreras de resistencia donde con el tiempo se convertiría en uno de los más aclamados pilotos dentro de la categoría GT. Tras un intento fallido de participar en las 24 Horas de Le Mans de 1995 en el que no pudo clasificar el coche para la carrera, al año siguiente correría con un Chrysler Viper GTS-R del equipo Viper Team ORECA con el que finalizaría 21º de la general. Con ORECA pasó sus primeros años disputando la clase GT2 de los campeonatos BPR Global GT y FIA GT y posteriormente en las American Le Mans Series (ALMS). Precisamente en estos dos últimos campeonatos es donde comenzó a cimentar su fama como especialista de la categoría, ganando los títulos de campeón de su clase en el FIA GT de 1998 y 1999 y de las ALMS de 1999 y 2000. Tras su aventura con Chrysler, con quien también ganaría las 24 Horas de Daytona y las 12 Horas de Sebring en el año 2000, se fue a la competencia y comenzó a disputar el campeonato de americano con Chevrolet, volviendo a ganar su clase en 2005, 2006 y 2007, donde también saldría victorioso en la carrera de Sebring de 2006 y 2007. En la prueba de resistencia francesa participaría en veinte ocasiones más hasta 2017 siendo campeón de su clase en 1999 con un Chrysler Viper GTS-R, 2004 con un Chevrolet Corvette C5-R y 2005 y 2006 con un Chevrolet Corvette C6.R y 2011 con un Chevrolet Corvette C6.R ZR1. Sus restantes resultados han sido: 1997 y 1998 con un Chrysler Viper GTS-R (AB y 13º), 2001 con un Chrysler LMP 2001 (4º), 2002 con un ORECA-Dallara LMP 02 (5º), 2003 con un Panoz LMP-1 (5º), 2007, 2008 y 2009 con un Chevrolet Corvette C6.R Z06 (AB, 15º y AB respectivamente), 2010 con un Chevrolet Corvette C6.R ZR1 (AB), 2012 con un Ferrari 458 Italia GTC (22º), 2013, 2014 y 2015 con un Ferrari 458 Italia GTC (21º, AB y 21º) y por último su última participación sería en 2017 con un Ferrari 488 GTE con el que sería 41º de la general. En los últimos años ha participado en distintas pruebas de las series europeas y asiáticas de Le Mans, además del International GT Open y del campeonato WEC, competición esta última en la que está inscrito para la temporada 2018/19.

Pedro Lamy, probablemente el mejor piloto portugués de todos los tiempos y primero en sumar un punto en la Fórmula 1, inició su carrera en el mundo de las dos ruedas y sería campeón en varias ocasiones en moto-cross y motociclismo siendo un niño. En 1985 se pasa a las cuatro ruedas y termina tres veces como subcampeón nacional de karting y campeón en 1988. Tras ganar el campeonato local de Fórmula Ford en 1989 y el nacional y europeo de la Fórmula Opel en 1991, debuta en la Fórmula 3 internacional y gana en la clasificación de la serie alemana en 1992 y queda subcampeón internacional en 1993. A finales de ese mismo año es fichado por Lotus para competir en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en sustitución de Alessandro Zanardi. Continúa con Lotus en 1994, pero un terrible accidente durante unos test en el circuito de Silverstone hace que pierda la temporada y el contrato con el equipo inglés. Tras recuperarse, es fichado por Minardi como piloto para la segunda parte de la temporada de 1995 y logra un sexto puesto en la última prueba del año, el Gran Premio de Australia. Sigue con el equipo italiano en 1996, pero la falta de presupuesto y competitividad del coche le impide terminar la mitad de las carreras que disputó, logrando acabar ocho con un noveno puesto como mejor resultado. Tras su aventura con los monoplazas inicia una más que fructífera carrera con los turismos y deportivos que le llevaría a competir en el FIA GT, el DTM, el V8Star, las Le Mans Series, las American Le Mans Series y el WEC (FIA World Endurance Championship), campeonato éste en el que sigue compitiendo en la actualidad, además de otras pruebas de larga duración como las 24 Horas de Daytona, las de Nürburgring o las de Le Mans. En el FIA GT disputaría ocho temporadas entre 1997 y 2010 y se proclamaría campeón de la clase GT2 en 1998 venciendo en ocho de diez carreras. En las Le Mans Series sería campeón de la clase GTS en 2004, de la categoría GT1 en 2006 y de la LMP1 en 2007. En el WEC, hasta su victoria en las 6 Horas de Spa de 2018, ha sumado un total de 19 dentro de la categoría que disputaba y en 2017 ganaría la clasificación de la clase LMGTE Am. Otros hitos importantes de su palmarés son las cinco victorias que tiene en las 24 Horas de Nürburgring (2001, 2002, 2004, 2005 y 2010) y el campeonato V8Star de 2003. En las 24 Horas de Le Mans es el piloto portugués con mayor número de participaciones, con 19 hasta 2018, siendo vencedor de la clase LM GTE Am en 2012 con un Chevrolet Corvette C6.R con el que finalizaría 20º de la general. Debutaría con un quinto puesto en 1997 a bordo de un Porsche 911 GT1 y al año siguiente sería 13º con este Chrysler Viper GTS-R. El resto de sus resultado en la prueba de resistencia francesa han sido: 1999 un Mercedes-Benz CLR (AB), 2001 con un Chrysler LMP 2001 (4º), 2002 con un ORECA-Dallara LMP 02 (5º), 2005 y 2006 con un Aston Martin DBR9 (AB y 10º respectivamente). De 2007 a 2010 competiría con un Peugeot 908 HDi FAP terminando segundo en 2007, quinto en 2008, sexto en 2009 y abandonando en 2010. En 2011 competiría con un Peugeot 908 y volvería a ser segundo. Desde 2013 hasta la actualidad es piloto de Aston Martin Racing y, pilotando un Aston Martin V8 Vantage GTE, abandonaría en 2013, sería 24º en 2014, volvería a abandonar en 2015, no se clasificaría en 2016, acabaría en la posición 36ª en 2017 y sufriría un nuevo abandono en la carrera de 2018.

Tommy Archer, piloto estadounidense especialista en carreras sobre hielo, debutaría a los 16 años en el autocross americano a principios de la década de los años 70 pero rápidamente daría el salto a las competiciones sobre hielo reguladas por la International Ice Racing Association y de las que sería campeón en siete ocasiones entre 1972 y 1987. Paralelamente, participaría también en los campeonatos organizados por la IMSA y por el SCCA (Sport Club Car of America) cosechando sus primeras victorias dentro de la clase en la que participaba en estas series. En los siguientes años participaría en un sinfín de pruebas e iría aumentando su palmarés de triunfos con hechos tan destacables como las 16 carreras que ganó en la serie IMSA Challenge en 1984, la primera victoria de un coche Chevrolet con tracción delantera en 1986 o ser elegido novato del año en la Trans-Am de 1992, año en el que sería tercero de este campeonato. Su carrera entonces le llevaría a participar desde la Craftsman Truck Series organizada por la NASCAR a eventos de calado internacional como el FIA GT y más adelante las American Le Mans Series (ALMS) de la mano de Viper Team ORECA, con los que lograría una segunda posición dentro de su clase en las 24 Horas de Daytona de 1999. Ya en el siglo XXI pasaría a dedicarse al desarrollo para la competición de los modelos de Chrysler e inauguraría una escuela para jóvenes pilotos por lo que sus actividades como piloto profesional pasaron a un segundo plano participando en un par de ocasiones en las 24 Horas de Daytona y retirándose oficialmente de la competición a finales de 2008 tras ganar tres pruebas del SCCA Pro Racing Speed World Challenge. En las 24 Horas de Le Mans competiría en cuatro ocasiones, todas ellas con Viper Team ORECA. Su debut lo realizaría en 1997 con un Chysler Viper GTS-R con el que abandonaría a causa de un accidente. Con el mismo modelo tendría mejor suerte en 1998, terminando 13º de la general y segundo dentro de su clase. Esta misma posición dentro de su categoría la repetiría en 1999 de nuevo con un GTS-R, pero lograría mejorar su posición en la clasificación general al terminar 12º. En el año 2000 tomaría la salida por última vez en la prueba de resistencia francesa y acabaría de nuevo como 12º mejor piloto, pero tan sólo sería quinto dentro de su clase.

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta como parte de la colección 100 Años De Sport Automóvil publicada en España por primera vez en 2001 por la editorial Altaya y que estaba compuesta por los modelos más representativos de diferentes categorías de los deportes de motor, como Rally, Dakar, Fórmula 1 o las 24 Horas de Le Mans. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.


1999
Chrysler Viper GTS-R #52
Chasis: C23
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Viper Team ORECA
Tommy Archer
Justin Bell
Marc Duez
Les 24 Heures du Mans
General LMPGTS
12º
318 Vueltas: 4.300 km - Velocidad Media: 180 km/h
IXO
Referencia: LMM073

El vehículo
En la temporada de 1999 la normativa de la categoría GT2 sufrió un cambio al incorporarse con la extinta clase GT1 y reconvertirse en LM GTS (Grand Turismo Sport). Para el Chrysler Viper GTS-R, poco cambió, ya que siguió dominando dentro de su clase de una manera incontestable y al final de año el coche ganaría el campeonato FIA GT absoluto y el de la categoría GTS en las recién creadas American Le Mans Series (ALMS). Esta unidad fue construida por el gigante americano en 1999 y fue entregada para su preparación a Viper Team ORECA que estrenaría el coche en los ensayos preliminares de las 24 Horas de Le Mans del mes de mayo en los que quedaría 33º en la general con los pilotos Karl Wendlinger, Jean-Philippe Belloc y Soheil Ayari. Para la carrera, ORECA cambiaría por completo la terna de pilotos y confiaría en Tommy Archer, Marc Duez y Justin Bell para llevar el coche a lo más alto del cajón dentro de su categoría. Su competencia serían otros siete Viper y ocho Porsche. Finalmente no lograron su objetivo, pero alcanzaron la segunda posición a siete vueltas del primer clasificado de la clase, otro Chrysler Viper GTS-R. Ese mismo año el coche solamente participaría en la prueba de Donington del FIA GT, carrera que ganaría con Olivier Beretta y Karl Wendlinger al volante. En los siguientes años hasta 2007, este Viper pasaría por varios equipos y en el año 2000 volvería a participar en Le Mans bajo la supervisión de Team Goh e incluso llegaría a participar en el Campeonato de España de GT preparado por Jesús Díez Villarroel y acabaría sus días en el Campeonato de Europa de GT4 de 2007 venciendo dentro de su clase en el circuito Magny-Cours con el equipo francés de Florent Moulin.

Los pilotos
Tommy Archer, piloto estadounidense especialista en carreras sobre hielo, debutaría a los 16 años en el autocross americano a principios de la década de los años 70 pero rápidamente daría el salto a las competiciones sobre hielo reguladas por la International Ice Racing Association y de las que sería campeón en siete ocasiones entre 1972 y 1987. Paralelamente, participaría también en los campeonatos organizados por la IMSA y por el SCCA (Sport Club Car of America) cosechando sus primeras victorias dentro de la clase en la que participaba en estas series. En los siguientes años participaría en un sinfín de pruebas e iría aumentando su palmarés de triunfos con hechos tan destacables como las 16 carreras que ganó en la serie IMSA Challenge en 1984, la primera victoria de un coche Chevrolet con tracción delantera en 1986 o ser elegido novato del año en la Trans-Am de 1992, año en el que sería tercero de este campeonato. Su carrera entonces le llevaría a participar desde la Craftsman Truck Series organizada por la NASCAR a eventos de calado internacional como el FIA GT y más adelante las American Le Mans Series (ALMS) de la mano de Viper Team ORECA, con los que lograría una segunda posición dentro de su clase en las 24 Horas de Daytona de 1999. Ya en el siglo XXI pasaría a dedicarse al desarrollo para la competición de los modelos de Chrysler e inauguraría una escuela para jóvenes pilotos por lo que sus actividades como piloto profesional pasaron a un segundo plano participando en un par de ocasiones en las 24 Horas de Daytona y retirándose oficialmente de la competición a finales de 2008 tras ganar tres pruebas del SCCA Pro Racing Speed World Challenge. En las 24 Horas de Le Mans competiría en cuatro ocasiones, todas ellas con Viper Team ORECA. Su debut lo realizaría en 1997 con un Chysler Viper GTS-R con el que abandonaría a causa de un accidente. Con el mismo modelo tendría mejor suerte en 1998, terminando 13º de la general y segundo dentro de su clase. Esta misma posición dentro de su categoría la repetiría en 1999 de nuevo con un GTS-R, pero lograría mejorar su posición en la clasificación general al terminar 12º. En el año 2000 tomaría la salida por última vez en la prueba de resistencia francesa y acabaría de nuevo como 12º mejor piloto, pero tan sólo sería quinto dentro de su clase.

Justin Bell, hijo del quíntuple ganador de Le Mans, Derek Bell; comenzaría a desarrollar su carrera como piloto profesional a finales de la década de 1980 participando en competiciones de promoción de jóvenes pilotos como la Fórmula Vauxhall o la Barber SAAB Pro Series. Ya en 1989 tendría su primera toma de contacto en el ámbito de las carreras de resistencia, especialidad en la que pasaría la mayor parte de su carrera deportiva, compitiendo en la carrera a 150 vueltas del circuito de Lime Rock. En 1992 haría su debut en las 24 Horas de Le Mans. Junto con su padre Derek Bell y Tiff Needell pilotó un Porsche 962C GTi con el que finalizó en el 12º lugar de la clasificación general. Su mejor carrera en el circuito de La Sarthe llegaría en 1995, cuando volvió a conducir con su padre y el británico Andy Wallace, esta vez con este McLaren F1 GTR con el que obtuvo el tercer puesto a pesar de haber liderado la prueba durante varias horas. Un año antes tomaría la salida con un Dodge Viper RT/10 con el que finalizaría 12º. Dentro de la categoría GT2, en 1997 vencería en el campeonato FIA GT y las 24 Horas de Le Mans en 1998. En 2000, firmó con General Motors como piloto del equipo Corvette Racing compitiendo en las 24 Horas de Daytona, las 24 Horas de Le Mans (11º con un Chevrolet Corvette C5-R) y Petit Le Mans. Desde 2005 ha sido un asiduo comentarista del canal de televisión Speed Channel y posteriormente debutó como instructor de pilotaje para celebridades en el espacio televisivo The Jay Leno Show, lo que hizo que sus participaciones en eventos deportivos fueran cada vez menores hasta que finalmente en 2011 guardaría los guantes de piloto. En Le Mans participaría en cuatro ocasiones más, todas ellas con un Chrysler Viper GTS-R con el abandonaría en 1996, terminaría 14º en 1997, 11º en 1998 y 12º en 1999.

Marc Duez comenzó su carrera a finales de la década de 1970 compitiendo con turismos en el campeonato belga de la especialidad y compitiendo por un breve espacio de tiempo en la Fórmula Ford. A principios de la década siguiente disputaría también el Campeonato Belga de Rally del que sería campeón en 1982, 1989 y 1990 sumando 16 victorias y 33 podios y compitiendo en 26 rallies del WRC y del 76 del ERC, aunque lejos de obtener los mismos resultados. En 1983, Duez hizo su debut en las 24 Horas de Le Mans pero abandonó en el Porsche 936C de Joest Racing a principios de la carrera por problemas técnicos. En los años 90 y 2000, llegó a ser reconocido como uno de los mejores pilotos de GT en Europa. Ganando en 1992, 1995, 1998 y 1999 las 24 horas en Nürburgring, en tres ocasiones (1997, 1998 y 2001) las 24 horas de Spa-Francorchamps y en 2000 y 2006 las 24 Horas de Zolder. En la prueba de resistencia francesa fue un habitual de la parrilla compitiendo en once ediciones tras su debut. Su mejor posición la lograría en 1987 con un Ecosse C286 con el que finalizó octavo. En 1988 y 1989 participaría con un Mazda 767 con el que sería 17º y 12º respectivamente. Tras abandonar en 1990 con un Porsche 962C no regresaría hasta 1993, año en el que a bordo de un Venturi 500LM sería 25º. Habría que esperar hasta la edición de 1996 para volver a verle detrás de un coche, en esa ocasión con un McLaren F1 GTR con el que terminaría 11º. En los cuatro años siguientes tomaría la salida con un Chrysler Viper GTS-R del equipo Viper Team ORECA abandonando en 1997 y 1998 y terminando en la 12ª posición en 1999 y 2000. En 2002 visitaría por última vez el circuito de La Sarthe y se pondría a los mandos de un Panoz LMP-1 Roadster-S con el que, sin embargo, hubo de abandonar. Retirado oficialmente de la competición, en la actualidad sigue compitiendo por diversión en algunas pruebas de Rallycross o del campeonato de rally para coches GT (FIA R-GT Cup).

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO Models tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Modern" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba desde la década de 1990 hasta nuestros días.


1999
Chrysler Viper GTS-R #56
Chasis: C16
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Hugh Chamberlain Engineering
Ni Amorim
Hans Hugenholtz, Jr.
Toni Seiler
Les 24 Heures du Mans
General LMPGTS
14º
314 Vueltas: 4.285,600 km - Velocidad Media: 178,600 km/h
IXO
Referencia: LMM075

El vehículo
En la temporada de 1999 la normativa de la categoría GT2 sufrió un cambio al incorporarse con la extinta clase GT1 y reconvertirse en LM GTS (Grand Turismo Sport). Para el Chrysler Viper GTS-R, poco cambió, ya que siguió dominando dentro de su clase de una manera incontestable y al final de año el coche ganaría el campeonato FIA GT absoluto y el de la categoría GTS en las recién creadas American Le Mans Series (ALMS). Esta unidad fue construida por el gigante americano en 1999 y sería adquirida por Chamberlain Engineering que estrenaría el coche en las 24 Horas de Daytona de ese mismo año, pero no completaría la prueba debido a un accidente, aunque sí se clasificaría al completar el porcentaje mínimo de carrera requerido para ello. En los ensayos del mes de mayo con Ni Amorim, Hans Hugenholtz, Jr. y Toni Seiler finalizaría en la 37ª posición y antes de competir en la prueba del mes de junio participaría en la carrera de Silverstone del campeonato FIA GT, prueba que tampoco pudo concluir debido a la rotura de la caja de cambios. En Le Mans el coche completaría la prueba en la posición 14ª de la general siendo tercero de la clase LM GTS y primer Viper privado de la carrera. Chamberlain seguiría utilizando el coche ese año y el siguiente en el FIA GT obteniendo algún podio y acabando la temporada de 1999 como segundo en la tabla de equipos y quinto en la de 2000. El coche con posterioridad sería adquirido por el equipo holandés Zwaans Racing que lo llevaría hasta 2004 participando en varios eventos de las Euro GT Series, del FIA GT e incluso las 24 Horas de Spa, consiguiendo el coche a lo largo de esos años varias victorias y podios.

Los pilotos
Ni Amorim, popular piloto portugués de turismos y deportivos con varias victorias y podios en este tipo de competiciones, comenzaría su carrera deportiva a principios de la década de 1980 y hasta su retirada oficial en 2012 competiría en multitud de campeonatos de estas especialidades. Así, en 1987 sería campeón de Portugal en el Grupo N de turismos y en 1989, 1990 lo sería del Grupo A y en 1993 de nuevo en el Grupo N. En los siguientes años participaría en el Campeonato de España de Turismos (CET), en el alemán DTM y a partir de 1997 disputaría además el FIA GT y otros campeonatos nacionales de la clase GT, como el británico del que sería campeón en 2004. También participaría en campeonatos de resistencia como las la American Le Mans Series o las European Le Mans Series. Posteriormente participaría en el Campeonato de España GT siendo subcampeón en 2006 y seguiría su carrera hasta el final en el Campeonato de Europa FIA GT3 o el Scirocco R Masters Challenge. En las 24 Horas de Le Mans estaría presente en cinco ocasiones. Su debut lo realizaría en el equipo de Hugh Chamberlain en 1998 a bordo de un Chrysler Viper GTS-R cruzando la línea de meta en la 21ª posición. Al año siguiente repetiría modelo y equipo y con este Viper sería 14º. En 2000 lograría su mejor resultado, también con un Viper GTS-R, esta vez del equipo ORECA, con el que sería noveno. Sus dos últimas carreras acabarían en abandono, así, en 2000 lo haría con un Chrysler LMP y en 2005 con un Courage C65. Desde 2017 es Presidente de la Federación Portuguesa de Automovilismo y Karting (FPAK).

Hans Hugenholtz, Jr., es hijo del diseñador de coches y circuitos del mismo nombre y que en su día también sería administrador del circuito de Zandvoort y diseñador del circuito del Jarama en Madrid. Ingeniero mecánico y luego administrador de empresas fue consejero del fabricante holandés de coches Spyker y es también presidente de una compañía de aviación. Como empresario acumuló una fortuna considerable y como pasatiempo se dedicaba a la competición automovilística compitiendo de manera regular en varios campeonatos como el BPR Global GT, el FIA GT, las diferentes series de Le Mans e incluso en campeonatos de turismos como el holandés o el francés consiguiendo varios podios hasta el año 2010 en el que pasa a competir en el Campeonato Europeo de GT Histórico del que se proclamaría campeón. En su palmarés cuenta con el título de Campeón de Holanda de Turismos de 1986 y las siete victorias que tiene en el Tour Automobile de clásicos. En las 24 Horas de Le Mans participaría en siete ocasiones, las tres primeras como piloto de Chamberlain Engineering y sus Chrysler Viper GTS-R con los que sería 15º en 1997, 19º en 1998 y 14º en esta edición de 1999. En el año 2000 volvería a competir con un Chrysler Viper GTS-R, esta vez del equipo Carpsort Holland con el que lograría su mejor clasificación en la general de la prueba francesa al terminar en la 13ª plaza. En 2002 y 2003 tomaría la salida con un Spyker C8 Double-12R, pero abandonaría en ambas carreras. Su última prueba la disputaría en 2004 y lo haría a bordo de un Ferrari 360 Modena GTC con el que clasificaría 19º absoluto.

Toni Seiler, piloto suizo forjado en las competiciones monomarca y posteriormente en los campeonatos turismos y en la Copa Porsche, pasaría buena parte de sus 25 años de carrera deportiva conduciendo para los más prestigiosos equipos privados europeos, especialmente con Konrad Motorsport. Tras pasar por el campeonato suizo de la Renault 5 GT Turbo Cup y el DTM alemán a finales de los años 80 y principios de los 90, en 1994 se pasa a las competiciones de GT y es fichado por Konrad para competir en el BPR Global GT en la temporada inaugural de este campeonato y con ellos estaría hasta la segunda temporada del FIA GT en 1998 logrando en esos años algunos podios dentro de su clase. Con la escuadra del piloto austriaco conseguiría la que sería su mayor victoria en todos sus años de profesionalismo, al ganar la clase GT2 de las 24 Horas de Daytona de 1998. En los años siguientes correría para el equipo de Hugh Chamberlain en el FIA GT y sumaría un par de podios más a su palmarés. De vuelta a Konrad en 2001, competiría en las series basadas en el formato Le Mans de América y Europa donde seguiría sumando victorias dentro de la categoría así como algunos podios. Ya en 2005 ficha por el equipo italiano BMS Scuderia Italia con el que participa en el GT Open, en el FIA GT3 y las Le Mans Endurance Series, de las que se proclama campeón de la categoría LM GT1 gracias a sus victorias en las pruebas de Monza y Estambul y sus dos podios en las de Spa y Nürburgring. En 2008 creó su propia estructura para competir en el ADAC GT alemán pero sin grandes resultados y un año más tarde ficha por Callaway Competition para disputar el mismo campeonato, del que se retiraría oficialmente de la competición en 2014 para pasar a disputar las 24 Horas de Le Mans Clásicas y otras carreras de vehículos históricos, actividad que mantiene hasta hoy. En las 24 Horas de Le Mans ha participado en un total de nueve ocasiones de las cuales solamente en dos lograría acabar la dura carrera. Precisamente la primera vez que consiguió ver la bandera a cuadros fue en su cuarta participación en la prueba gala en la que con este Chrysler Viper GTS-R llegaría en la posición 14ª. En 2002 sería el último clasificado de la general al terminar 26º con el Saleen S7-R de Konrad Motorsport. El resto de sus participaciones, que terminaron todas en abandono por diferentes problemas mecánicos, fueron: en 1996, 1997 y 1998 con un Porsche 993 GT2, 2000 con un Chrysler Viper GTS-R, 2001 y 2003 con un Saleen S7-R y por último en el año 2005 abandonaría a bordo de un Ferrari 550-GTS Maranello.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO Models tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Modern" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba desde la década de 1990 hasta nuestros días.