Dodge Brothers Company
Les 24 Heures du Mans

Más miniaturas e información de Dodge en las siguientes secciones


1994
Dodge Viper RT/10 #40
Chasis: 1B3BR65E2NV100098
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Rent-a-Car Racing Team - Luigi Racing
René Arnoux
Justin Bell
Bertrand Balas
Les 24 Heures du Mans
General LM GT1
12º
274 Vueltas: 3.717,81 km - Velocidad Media: 154,909 km/h
Universal Hobbies
Referencia: 3609

El vehículo
El Dodge Viper (o Chrysler Viper en el mercado europeo) fue durante muchos años el modelo más potente de Dodge en el mercado estando en producción desde 1992 hasta 2017. El primer prototipo fue presentado en diciembre de 1989 y en la primavera de 1992 el Viper RT/10 llegó como roadster abierto a los concesionarios de la marca. La versión cerrada (Viper GTS) se presentaría un año más tarde como concept car. Una característica especial del diseño fue el contorno del techo con dos abultamientos, lo que facilitaba la conducción con casco ya que el coche atrajo de inmediato interés por parte de equipos profesionales y aficionados para su uso en la competición. La pieza central del automóvil era su motor. Lamborghini, entonces propiedad de Chrysler Corporation, ayudó con la fundición del V10 en aleación de aluminio para el coche, basándose en el motor Chrysler LA V8. Con una potencia de 408CV transmitida a las ruedas traseras impulsando el coche hasta los 264 km/h, el Viper era un coche extremadamente difícil de conducir por manos inexpertas ya que Dodge eligió deliberadamente no utilizar sistemas convencionales de asistencia electrónica al conductor, como ABS, ESP y control de tracción que solamente estaban disponibles por encargo. Sólo el ABS se ofreció desde 2001 como estándar. La carrocería, realizada en fibra de vidrio, se asentaba sobre un chasis tubular de acero que dejaba el peso del coche cercano a la tonelada y media. En 1993, el conocido periodista deportivo francés y propietario de un equipo de carreras, Gilles Gaignault, adquirió dos modelos del RT/10 para participar en las 24 Horas de Le Mans. En ese momento, el grupo Chrysler no tenía ninguna intención de regresar a Le Mans con su nombre y Gaignault tuvo que atraer el patrocinio de diferentes compañías para financiar su aventura. Contrató a Luigi Cimarosti, propietario de Luigi Racing, para supervisar la preparación de los coches que se enfrentaría a la ambiciosa tarea de convertir las dos unidades de producción a las especificaciones de Le Mans, trabajo que desarrolló durante seis meses y que terminó justo a tiempo para presentarlos a la prueba. En esta unidad se sentarían tras el volante René Arnoux, Justin Bell y Bertrand Balas que terminarían la prueba en 12ª posición. El otro coche, pilotado por François Migault, Denis Morin y Philippe Gache no llegó a clasificarse a pesar de completar las 24 horas ya que no llegó a cubrir el 70% de la distancia realizada por el ganador. Sin embargo, la popularidad adquirida por ambos coches durante el evento, era la primera vez que un Viper RT/10 aparecía en una carrera europea, animó a Chrysler a desarrollar un nuevo modelo con el que competir en la categoría GT1 y que vería la luz en 1996 con el nombre de Chrysler Viper GTS-R.

Los pilotos
René Arnoux comenzó compitiendo en karts a la edad de diez años. Después de terminar sus estudios y el Servicio Militar, de la mano de Jean-Pierre Beltoise, empezó a disputar carreras de monoplazas en competiciones como el Campeonato de Formula Renault de Francia que ganó en 1973 o el Europeo de la misma especialidad donde se proclamó campeón en 1975. Fue fichado por el equipo Martini para correr la serie europea de Fórmula 2, donde tras un mal año inaugural, conseguiría el Campeonato en 1977. Este triunfo le valdría el pasaporte para la Fórmula 1, disciplina en la que disputó 162 Grandes Premios entre 1978 y 1989, ganando siete carreras y haciendo podio en 22 ocasiones, sin embargo lo más memorable de su carrera en esta especialidad fue el enconado duelo que mantuvo durante varias vueltas con Gilles Villeneuve por la segunda plaza en el Gran Premio de Francia de 1979, posición que finalmente caería del lado del canadiense. Con su carrera focalizada en la Fórmula 1, apenas participó en otro tipo de carreras. En las 24 Horas de Le Mans sólo participaría en tres ocasiones, una en el año en que se proclamó Campeón de Europa de Fórmula 2 y lo haría con un Renault-Alpine A442 en el que ni siquiera llegó a competir ya que el coche abandonó con tan sólo una vuelta completada. Ya en 1994 volvería al circuito de La Sarthe a bordo de este Dodge Viper RT/10 con el que finalizó 12º. Un año después participaría con un Ferrari 333SP con el que también terminó la carrera antes de tiempo.

Justin Bell, hijo del quíntuple ganador de Le Mans, Derek Bell; comenzaría a desarrollar su carrera como piloto profesional a finales de la década de 1980 participando en competiciones de promoción de jóvenes pilotos como la Fórmula Vauxhall o la Barber SAAB Pro Series. Ya en 1989 tendría su primera toma de contacto en el ámbito de las carreras de resistencia, especialidad en la que pasaría la mayor parte de su carrera deportiva, compitiendo en la carrera a 150 vueltas del circuito de Lime Rock. En 1992 haría su debut en las 24 Horas de Le Mans. Junto con su padre Derek Bell y Tiff Needell pilotó un Porsche 962C GTi con el que finalizó en el 12º lugar de la clasificación general. Su mejor carrera en el circuito de La Sarthe llegaría en 1995, cuando volvió a conducir con su padre y el británico Andy Wallace, esta vez un McLaren F1 GTR con el que obtuvo el tercer puesto a pesar de haber liderado la prueba durante varias horas. Un año antes tomaría la salida con este Dodge Viper RT/10 con el que finalizaría 12º. Dentro de la categoría GT2, en 1997 vencería en el campeonato FIA GT y las 24 Horas de Le Mans en 1998. En 2000, firmó con General Motors como piloto del equipo Corvette Racing compitiendo en las 24 Horas de Daytona, las 24 Horas de Le Mans (11º con un Chevrolet Corvette C5-R) y Petit Le Mans. Desde 2005 ha sido un asiduo comentarista del canal de televisión Speed Channel y posteriormente debutó como instructor de pilotaje para celebridades en el espacio televisivo The Jay Leno Show, lo que hizo que sus participaciones en eventos deportivos fueran cada vez menores hasta que finalmente en 2011 guardaría los guantes de piloto. En Le Mans participaría en cuatro ocasiones más, todas ellas con un Chrysler Viper GTS-R con el abandonaría en 1996, terminaría 14º en 1997, 11º en 1998 y 12º en 1999.

Bertrand Balas, que en la actualidad dirige un concesionario de BMW y Mini en la ciudad suiza de Ginebra, estuvo compitiendo regularmente desde finales de los años 70. Sus primeros éxitos los lograría en la Fórmula Renault donde terminaría como cuarto clasificado en 1979 y 1980. A partir de 1981 comenzó a disputar pruebas de rally, llegando a ganar dentro de su clase pruebas como el Tour de France Automobile o el Rally de Monte-Carlo. Ya en 1993 volvería a las pruebas en circuito disputando la Copa Porsche Carrera de Francia y debutando en las 24 Horas de Le Mans con este Dodge Viper RT/10 con el que en 1994 cruzaría la línea de meta en la 12ª plaza y que a la postre sería su único resultado en la más grande prueba de resistencia del mundo ya que en un año más tarde no llegó a clasificarse para la carrera y no pudo participar. A finales de la década competiría en el Campeonato de Francia de GT donde lograría dos terceros puestos en tres temporadas tras lo sólo participaría en el Trophée Andros, logrando siete victorias y terminando tercero del trofeo en 1990, 1992 y 2007, participando en todas las ediciones del evento desde 1990 hasta 2017.

La miniatura
El nacimiento de Universal Hobbies está vinculado al fabricante de miniaturas francés Jouef, una compañía bien conocida por sus modelos ferroviarios y coches de slot, que estuvo fabricando modelos a escala 1/43 y 1/18 entre 1991 a 1996. Jouef cerró en 2001, sin embargo, la producción fue continuada por Universal Hobbies añadiéndose nuevos modelos a la gama. Estos fueron comercializados bajo varias marcas, primero como Eagle's Race, luego Eagle Collectibles y, finalmente, como Universal Hobbies. Las miniaturas ofrecen un muy buen nivel de acabado y detalles a un precio no muy elevado, lo que hace que sean piezas bastante interesantes para el coleccionista, especialmente para aquellos a los que les guste la marca Renault, ya que UH fabrica un buen número de las miniaturas que se venden en los concesionarios de la marca francesa. Otros modelos de este fabricante se pueden encontrar en multitud de coleccionables publicados por diferentes editoriales, como DelPrado, Hachette, Atlas o Altaya.


1994
Dodge Viper RT/10 #41
Chasis: -
Motor: Chrysler 356-T6 8.0L V10
Rent-a-Car Racing Team - Luigi Racing
François Migault
Denis Morin
Philippe Gache
Les 24 Heures du Mans
General LM GT1
NC  
Distancia Insuficiente - 225 Vueltas
Universal Hobbies
Referencia: 3610

El vehículo
El Dodge Viper (o Chrysler Viper en el mercado europeo) fue durante muchos años el modelo más potente de Dodge en el mercado estando en producción desde 1992 hasta 2017. El primer prototipo fue presentado en diciembre de 1989 y en la primavera de 1992 el Viper RT/10 llegó como roadster abierto a los concesionarios de la marca. La versión cerrada (Viper GTS) se presentaría un año más tarde como concept car. Una característica especial del diseño fue el contorno del techo con dos abultamientos, lo que facilitaba la conducción con casco ya que el coche atrajo de inmediato interés por parte de equipos profesionales y aficionados para su uso en la competición. La pieza central del automóvil era su motor. Lamborghini, entonces propiedad de Chrysler Corporation, ayudó con la fundición del V10 en aleación de aluminio para el coche, basándose en el motor Chrysler LA V8. Con una potencia de 408CV transmitida a las ruedas traseras impulsando el coche hasta los 264 km/h, el Viper era un coche extremadamente difícil de conducir por manos inexpertas ya que Dodge eligió deliberadamente no utilizar sistemas convencionales de asistencia electrónica al conductor, como ABS, ESP y control de tracción que solamente estaban disponibles por encargo. Sólo el ABS se ofreció desde 2001 como estándar. La carrocería, realizada en fibra de vidrio, se asentaba sobre un chasis tubular de acero que dejaba el peso del coche cercano a la tonelada y media. En 1993, el conocido periodista deportivo francés y propietario de un equipo de carreras, Gilles Gaignault, adquirió dos modelos del RT/10 para participar en las 24 Horas de Le Mans. En ese momento, el grupo Chrysler no tenía ninguna intención de regresar a Le Mans con su nombre y Gaignault tuvo que atraer el patrocinio de diferentes compañías para financiar su aventura. Contrató a Luigi Cimarosti, propietario de Luigi Racing, para supervisar la preparación de los coches que se enfrentaría a la ambiciosa tarea de convertir las dos unidades de producción a las especificaciones de Le Mans, trabajo que desarrolló durante seis meses y que terminó justo a tiempo para presentarlos a la prueba. Esta unidad sería pilotada por François Migault, Denis Morin y Philippe Gache que no llegaron a clasificarse a pesar de completar las 24 horas al no cubrir el 70% de la distancia realizada por el ganador. En el otro coche se sentarían tras el volante René Arnoux, Justin Bell y Bertrand Balas que terminarían la prueba en 12ª posición. A pesar de no parecer grandes resultados, la popularidad adquirida por ambos coches durante el evento (era la primera vez que un Viper RT/10 aparecía en una carrera europea) animó a Chrysler a desarrollar un nuevo modelo con el que competir en la categoría GT1 y que vería la luz en 1996 con el nombre de Chrysler Viper GTS-R.

Los pilotos
François Migault comenzó a disputar carreras de manera profesional después de ganar en 1968 el premio Volante Shell, también conocido como Volant de l'A.C.O., para pilotos principiantes. Esta victoria le valió para participar en el Campeonato de Francia de Fórmula 3 y posteriormente el de Fórmula 2. En 1972 inició sus pasos en la Fórmula 1, competición en la que participaría en 13 carreras entre 1972 y 1975, y en la no conseguiría ningún resultado destacable, no sumando ningún punto en ese periodo. Donde sí destacaría sería en pruebas de resistencia, en las que a pesar de no conseguir nunca la victoria, terminó nueve veces en el podio. Sus mayores logros, exceptuando las 24 Horas de Le Mans, serían entre otros un segundo puesto en las 24 Horas de Daytona de 1972 o las 6 Horas de Silverstone de 1979. En el circuito de La Sarthe participaría en un total de 24 carreras lo que le hace ser el quinto piloto con mayor número de entradas en esta carrera.

Desde su debut en 1972 con un Ferrari 365 GTB4 con el que hubo de abandonar hasta 2002, año en el que también se retiraría pilotando un Dome S101, terminaría 11 carreras, aunque sólo se clasificaría en nueve de ellas. En 1976 conseguiría su mejor resultado con un Mirage GR8 con el que finalizó segundo. Dos veces más acabaría en el podio como tercer mejor clasificado. La primera de ellas lo haría a bordo de un Matra-SIMCA MS 670C con el que tuvieron que pelear desde el principio por mantenerlo en carrera debido a diversos problemas mecánicos. En 1981 volvería a finalizar tercero con un Rondeau M379CL. Las restantes carreras que acabó fueron: 1973 con un Ferrari 365 GTB4 (13º), 1977 y 1978 con un Ferrari 365 GT4/BB (16º en ambas ocasiones), 1980 con un De Cadenet LM (7º), 1991 con un Cougar C26 S (11º), 1993 con un Porsche 962CK 6 (13º), 1994 con este Dodge Viper RT10 (NC) y 1995 con un Marcos LM 600 (NC). Sus abandonos serían: 1975 con un Ligier JS2, 1979 con un De Cadenet LM, 1982 con un Rondeau M382, 1983 con un Ford C 100, 1984 con un Lola T610, 1986 con un WM P85, 1987 con un WM P86, 1988 con un Cougar C22, 1990 con un ALD C 289, 1998 con un Ferrari 333SP y 2001 con un Pilbeam MP 84.

Denis Morin fue uno de los pilotos más prolíficos de la Fórmula 3 a nivel nacional e internacional durante la década de los años 80. Comenzó su carrera en 1978 ganando el Volante Elf que le abriría las puertas para participar en la Fórmula Renault, campeonato que ganaría en 1980. En los años siguientes disputaría los campeonatos de Fórmula 3 de Francia, Alemania y también el Europeo además de participar en otros eventos con coches deportivos tales como el FIA GT o el ETCC (Campeonato de Europa de Turismos) y otras pruebas de prototipos. Ya en los inicios de su carrera debutaría en las 24 Horas de Le Mans, llegando al circuito de La Sarthe en 1979 con un WM P79 con el que abandonaría. Mismo final tendría un año después, esta vez a bordo de un WM P79/80. En seis ocasiones más estaría inscrito en la prueba francesa terminando la prueba en tres de ellas. Desgraciadamente, en 1994 no se clasificaría al no cubrir la distancia mínima de carrera con este Dodge Viper R/T 10. En 1981 se clasificaría en la posición 13º con el mismo WM P79/80 con el que corriera en 1980. En 1982 abandonaría con un Ferrari 512 BB/LM, en 1990 lo haría con un Spice SE86C y en 1992 con un Cougar C28 LM. Un año más tarde participaría con un Porsche 962C con el que cruzaría la línea de meta en el 14º lugar.

Philippe Gache debutó en el automovilismo en 1983 en la Fórmula Ford francesa, ganando el título en 1985. Después pasaría a la Fórmula 3 y la Fórmula 3000 internacional, pero la falta de resultados le llevaría de nuevo a las series locales. En 1992 trató de regresar a la competición internacional y corrió para el equipo Dick Simon Racing en las 500 millas en Indianápolis. En la carrera, perdió el control de su Lola y se estrelló contra el muro exterior, saliendo ileso del accidente pero truncando sus sueños de pilotar monoplazas. No obstante sus resultados esta especialidad, comenzó una más interesante carrera dentro de los coches deportivos que le llevaría a debutar en las 24 Horas de Le Mans en 1987, año en el que a bordo de un WM P87 le vería acabar la carrera antes de tiempo. En 1989 participaría con un WM P489 con el que también abandonaría. No regresaría hasta el año 1994, en el que con este Dodge Viper RT/10 no se clasificaría al no completar el 70% de la distancia recorrida por el vencedor. En 1996 y 1997 correría con un Chrysler Viper GTS-R con el que acabaría 21º en el primer año y sufriría un accidente en el segundo. Cuatro abandonos consecutivos (1998 con un Riley & Scott Mk III, 1999 con un Riley & Scott Mk III/2 y 2000 y 2001 con un Courage C60 no hicieron más que empobrecer su historial que terminaría en 2002 con un Lola B98/10 con el que, a pesar de terminar, no llegó a clasificarse. En su palmarés como piloto figuran la Porsche Carrera Cup de Francia de 2001, las 24 horas de Chamonix de 1997 y tres victorias dentro de la categoría de dos litros del Trofeo Andros. En 1997 fundaría su propio equipo de carreras, SMG (Speedy-Mobil-Gache) con el que comenzaría a participar en distintas especialidades del automóvil dedicándose en los últimos años a los Raid, en especial al Dakar donde el equipo compite con sus propios prototipos, y a los rally históricos.

La miniatura
El nacimiento de Universal Hobbies está vinculado al fabricante de miniaturas francés Jouef, una compañía bien conocida por sus modelos ferroviarios y coches de slot, que estuvo fabricando modelos a escala 1/43 y 1/18 entre 1991 a 1996. Jouef cerró en 2001, sin embargo, la producción fue continuada por Universal Hobbies añadiéndose nuevos modelos a la gama. Estos fueron comercializados bajo varias marcas, primero como Eagle's Race, luego Eagle Collectibles y, finalmente, como Universal Hobbies. Las miniaturas ofrecen un muy buen nivel de acabado y detalles a un precio no muy elevado, lo que hace que sean piezas bastante interesantes para el coleccionista, especialmente para aquellos a los que les guste la marca Renault, ya que UH fabrica un buen número de las miniaturas que se venden en los concesionarios de la marca francesa. Otros modelos de este fabricante se pueden encontrar en multitud de coleccionables publicados por diferentes editoriales, como DelPrado, Hachette, Atlas o Altaya.