Ford Motor Company
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans


1966
Ford GT40 Mk II #1
Chasis: 1015
Motor: Ford 427 7.0L V8
Shelby American Inc.
Ken Miles
Denny Hulme
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
360 Vueltas: 4.843,070 km - Velocidad Media: 201,795 km/h
IXO
Referencia: LMC107

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. Uno de los tres coches registrados por Shelby American Inc. sería este Ford GT40 Mk II pilotado por Ken Miles y Denny Hulme, que conseguirían la segunda plaza.

Los pilotos
Ken Miles, formado como ingeniero de locomotoras, trabajó en la industria automovilística del Reino Unido, especialmente con MG y Rover, hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Tras el final de la guerra, y después de varios intentos en el motociclismo, se compró un Frazer-Nash y comenzó a disputar carreras locales. Emigrado posteriormente a los Estados Unidos, comenzó a pilotar coches MG modificados por él mismo, hasta que empezó a utilizar los primeros Porsche que llegaron a America, con los que ganó numerosas carreras y fama que le llevaron a ser fichado por Shelby como piloto de su equipo de carreras a mediados de la década de 1960. En las 24 Horas de Le Mans participaría en tres ocasiones, en 1952 con un MG EX 182 como piloto oficial de la marca, finalizando en la 12ª plaza. Ya con Shelby participaría con un Ford GT40 Mk II con el que abandonaría en 1965 y terminaría segundo en 1966. Ese mismo año, el 17 de agosto, sufrió un accidente mortal mientras preparaba el nuevo prototipo de Ford, J-car, previsto para sustituir al Mk II, en el circuito californiano de Riverside.

Denny Hulme comenzó disputando carreras de monoplazas, especialmente en campeonatos de Junior y de Fórmula 2, antes de dar el salto a la categoría reina del automovilismo deportivo, donde conseguiría ser campeón en 1967, disputando 112 Grandes Premios a lo largo de 10 temporadas en las que obtendría ocho victorias, 9 segundos y 16 terceros puestos, con un total de 248 puntos. Además de su carrera en Fórmula 1, también tendría una brillante carrera en otros campeonatos, como la Can-Am donde ganaría tres títulos como piloto y cinco como constructor para McLaren. En las 24 Horas de Le Mans, participó solamente en tres ocasiones, en 1961 con un FIAT-Abarth 850S con el que finalizó 14º y 1º dentro de su clase, en 1966 con este Ford Mk II con el que terminó 2º y, finalmente en 1967 con un Ford GT40 Mk IV con el que abandonaría. El 4 de octubre de 1992, durante la disputa de la Bathurst 1000 en el histórico circuito de Mount Panorama, a bordo de un BMW M3, sufrió un ataque al corazón. Aunque consiguió detener el coche, para cuando las asistencias llegaron, Hulme ya había fallecido.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1966
Ford GT40 Mk II #2
Chasis: 1046
Motor: Ford 427 7.0L V8
Shelby American Inc.
Bruce McLaren
Chris Amon
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
360 Vueltas: 4.843,090 km - Velocidad Media: 201,795 km/h
IXO/Altaya
Colección: 24 Horas De Le Mans - Nº 33/50

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. Uno de los tres coches registrados por Shelby American Inc. sería este Ford GT40 Mk II pilotado por los neozelandeses Bruce McLaren y Chris Amon, que tras un final muy ajustado, fue declarado vencedor por la organización otorgándole un margen de tan sólo 20 metros con el segundo clasificado.

Los pilotos
Bruce McLaren fue un niño prodigio de las carreras, debutando con 15 años en Nueva Zelanda donde llamó la atención del piloto australiano Jack Brabham, que le ofreció trabajo en el equipo Cooper, y con el que en 1958, debutaría como piloto profesional en la Fórmula 1. En este campeonato desarrollaría buena parte de su carrera, primero como piloto y desde 1967 también como fabricante de sus propios coches, y correría en un total de 100 carreras a lo largo de trece temporadas, consiguiendo cuatro victorias, 11 segundos y 12 terceros puestos con un total de 196,5 puntos y quedando subcampeón en 1960 y tercero en 1962 y 1969. En la Canadian-American Challenge Cup o Can-Am, también disfrutaría de numerosos éxitos como piloto, con dos victorias en 1967 y 1969, y como constructor, con cinco campeonatos consecutivos entre 1967 y 1971. En las 24 Horas de Le Mans participaría en ocho ocasiones de las cuales sólo terminaría en dos. La primera de ellas fue con este Ford GT40 Mk II con el que sería proclamado vencedor tras un apretadísimo final, en el que el margen de la victoria fue decidido por los organizadores. Al año siguiente volvería a terminar, esta vez en 4ª posición, con un Ford GT40 Mk IV. El resto de sus participaciones fueron: 1959 con un Cooper T49 Monaco Mk I, 1961 con un Maserati Tipo 63, 1962 con un Maserati Tipo 151, 1963 con un Aston Martin DP215, 1964 con un Ford GT40 Mk I y 1965 con un Ford GT40 Mk II. El 2 de junio de 1970 sufriría un accidente mortal mientras se encontraba probando su modelo de la Can-Am, M8D, en el circuito de Goodwood, Inglaterra.

Chris Amon comenzaría su carrera como piloto en carreras locales en Nueva Zelanda, desde donde saltaría a la Fórmula 1 en 1963, campeonato en el que participaría en 14 ocasiones a lo largo de su carrera, en las que, sin embargo, nunca conseguiría una victoria, obteniendo tres segundos y ocho terceros puestos como mejores resultados con un total de 86 puntos. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en ocho ocasiones, de las cuales terminaría sólo una, en 1966 con un Ford GT40 Mk II con el que consiguió su triunfo más importante en toda su carrera deportiva. El resto de sus apariciones en Le Mans terminaron en abandonos, tres por accidente (1969 con un Ferrari 312P, 1972 con un Matra MS 670 y 1973 con un BMW 3.0 CSL), una descalificación (1964 con un AC Shelby Cobra) y tres averías mecánicas (1965 con un Ford GT40 Mk II, 1967 con un Ferrari 330 P3 y 1971 con un Matra MS 660). Además de participar en las 24 Horas de Le Mans, competiría en un sinfín de pruebas más a ambos lados del Atlántico sobre4saliendo en sus actuaciones en los campeonatos organizados por la USAC, especialmente el USRRC y la Can-Am, así como en el WSC y otros campeonatos nacionales como el British Sports Car Championship. En estos lograría varias victorias absolutas de entre las cuales las más importantes serían las de las 12 Horas de Sebring de 1966 con un Ford GT-X1, prueba que también ganaría dentro de su categoría en 1969 con un Ferrari 312 P, o la de las 24 Horas de Daytona de 1967 con un Ferrari 330 P3/4, añadiendo a su palmarés otras victorias notables como la de los 1.000 Kilómetros de Monza de 1967 con un Ferrari 330 P4. También sería campeón de la Tasman Series en 1969 y subcampeón en 1968, campeonato de monoplazas que se celebraría en el continente Austral desde 1964 a 1975, y en el que lograría siete victorias en las 32 carreras que disputaría en cinco temporadas y en las que lograría subir al podio en otras seis ocasiones y que añadiría a la decena que lograría en otras disciplinas hasta su retirada de la competición activa en 1977.

La miniatura
La miniatura corresponde a la colección "24 Horas De Le Mans" publicada en España por primera vez en 2003 por la editorial Altaya y que estaba dedicada a los coches que hicieron historia en la prueba de resistencia francesa. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.


1966
Ford GT40 Mk II #3
Chasis: 1047
Motor: Ford 427 7.0L V8
Shelby American Inc.
Dan Gurney
Jerry Grant
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
AB  
Abandono por avería - Vuelta 257
IXO/Altaya
Colección: Les Monstres Sacrés De l'Endurance - Nº 5/80

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. El tercero de los tres coches registrados por Shelby American Inc. sería este Ford GT40 Mk II pilotado por Dan Gurney y Jerry Grant, que abandonaría a causa de una fuga de aceite y posterior gripaje del motor cuando se encontraban líderes de la prueba.

Los pilotos
Dan Gurney es uno de los más prolíficos y exitosos pilotos de todos los tiempos, participando en competiciones tan diversas como la Fórmula 1 (4 victorias, 8 segundos y 7 terceros puestos), IndyCar (7 victorias, 4 segundos y 5 terceros puestos), WSC (10 victorias, 5 en la general, incluida una en Le Mans y otras 5 dentro de su clase, una de ellas también en Le Mans), NASCAR (5 victorias), Can-Am (3 victorias) y muchas otras más, hasta hacer el total de las 312 carreras en las que participó a lo largo de su vida deportiva. Fue el primer, y único piloto hasta la fecha, en ganar una carrera de Fórmula 1 con su propio coche, el Eagle Mk 1, con su equipo All American Racers en el Grand Prix de Belgique de 1967. Ese mismo año ganaría también en las 24 Horas de Le Mans y sería el iniciador de una de las tradiciones que se ha convertido en una parte esencial de todas las ceremonias de entrega de premios en cualquier carrera del mundo, cuando espontáneamente roció de champán a todos los asistentes que se encontraban en la zona del podio mientras celebraba su victoria. En las 24 Horas de Le Mans participó en 10 ocasiones entre 1958 y 1967, terminando solamente en dos de ellas, en 1964 tomó la salida con un AC Shelby Cobra Daytona con el que finalizó 4º y fue ganador de su clase y 1967 con un Ford GT40 Mk IV con el que obtuvo el primer puesto en la general. En 1966 participaría con este Ford GT40 Mk II con el que hubo de retirarse al romperse el motor cuando estaba liderando la prueba. El resto de sus participaciones en la prueba de resistencia francesa fueron: 1958 con un Ferrari 250 TR, 1959 con un Ferrari 250 TR59, 1960 con un Jaguar D-Type 2A, 1961 con un Porsche 718/4 RS Coupé, 1962 con un Ferrari 250 TR/61, 1963 con un Ferrari 330 LMB y 1965 con un AC Shelby Cobra Daytona.

Jerry Grant, canadiense de nacimiento pero afincado en Estados Unidos, comenzó su carrera deportiva en California a principios de la década de 1960 y pronto empezó a participar en el USAC Championship Car americano y en la Indianapolis 500, con un total de 54 carreras disputadas entre 1965 y 1977. De la mano de Shelby American Inc. participaría en las 24 Horas de Le Mans en dos ocasiones, ambas haciendo pareja con Dan Gurney y, por tanto, obteniendo los mismos resultados que éste. En 1965 le haría compañía en el AC Shelby Cobra Daytona y en 1966 con este Ford GT40 Mk II.

La miniatura
La miniatura se puso a la venta el 11 de octubre de 2006 como parte de la colección "Les Monstres Sacrés De l'Endurance", dedicada a los coches más míticos de las 24 Horas de Le Mans y que fue publicada entre agosto de 2006 y diciembre de 2009 por la editorial Altaya en Francia. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.


1966
Ford GT40 Mk II #4
Chasis: 1032
Motor: Ford 427 7.0L V8
Holman & Moody
Paul Hawkins
Mark Donohue
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
AB  
Abandono por avería - Vuelta 12
IXO
Referencia: LMC109

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. El equipo de carreras estadounidense Holman & Moody, muy conocido dentro del mundo de la competición de la NASCAR americana, en la que era la mano derecha de Ford y prácticamente único preparador oficial de los coches de la marca desde 1950, inscribió este Ford GT40 Mk II con los pilotos Paul Hawkins y Mark Donohue que tan sólo pudieron completar 12 vueltas antes de que el diferencial de su coche se rompiera.

Los pilotos
Paul Hawkins emigraría de su Australia natal a Inglaterra a principios de 1960 y comenzaría a trabajar en la Donald Healey Motor Company Ltd, y con sus coches empezó a disputar carreras locales hasta dar el paso a la Fórmula 2 y posteriormente a la Fórmula 1, corriendo solamente en tres carreras en la temporada de 1965, y el World Sports Car Championship, competición en la que ganaría la Targa Florio, los 500 Kilómetros de Zeltweg y los 1.000 Kilómetros de Paris en 1967. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en cinco ocasiones, consiguiendo finalizar solamente en una de ellas con un Austin Healey Sebring Sprite con el terminó en la 12ª plaza y ganador de su clase en 1965. Al año siguiente llevaría este Ford GT40 Mk II con el que sufriría una avería mecánica en los primeros compases de la prueba. El resto de sus participaciones fueron en 1961 con un Austin Healey Sebring, 1967 con un Ford GT40 Mk IIB y 1968 con un Ford GT40. El 26 de mayo de 1969 sufriría un accidente mortal, al perder el control del Lola T70 GT que pilotaba, en una de las curvas del circuito de Oulton Park (Inglaterra), mientras disputaba el RAC Tourist Trophy.

Mark Donohue comenzó a destacar como piloto de subidas a montaña a finales de la década de 1950, desde pasaría a participar en diferentes campeonatos, como el SCCA, que ganó en 1961, la Indianapolis 500, vencedor en 1972 , las 24 Horas de Daytona, donde consiguió el triunfo en 1969, Can-Am, campeón en 1973, NASCAR, con una victoria en la Winston Western 500 en 1973 y Fórmula 1, en la que participó en tres temporadas en las que corrió 14 carreras, terminando tercero en una ocasión y sumando en total ocho puntos. En las 24 Horas de Le Mans participaría en tres ocasiones. La primera fue con este Ford GT40 Mk II de Holman & Moody con el que sólo recorrió poco más de 160 kilómetros antes de que su coche se parara debido a una avería mecánica. Al año siguiente tomaría la salida con un Ford GT40 Mk IV con el que finalizaría 4ª y 2º dentro se clase. Su última aparición en Le Mans fue en 1971 con un Ferrari 512M con el que también abandonaría. El 19 de agosto de 1975 sufrió un accidente en las sesiones de prácticas del Großer Preis von Österreich. Un pinchazo en uno de los neumáticos de su March 751 le hizo perder el control y salirse de la pista, arrollando a un comisario, que resultó muerto, y terminó colisionando contra una valla publicitaria. Aquejado de fuertes dolores en la cabeza, después de ir al hospital de Graz al día siguiente, entró en coma a causa de una hemorragia cerebral y murió.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1966
Ford GT40 Mk II #5
Chasis: 1016
Motor: Ford 427 7.0L V8
Holman & Moody
Ronnie Bucknum
Dick Hutcherson
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
348 Vueltas: 4.681,57 km - Velocidad Media: 195,08 km/h
IXO
Referencia: LMC110

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. El equipo de carreras estadounidense Holman & Moody, muy conocido dentro del mundo de la competición de la NASCAR americana, en la que era la mano derecha de Ford y prácticamente único preparador oficial de los coches de la marca desde 1950, inscribió este Ford GT40 Mk II con el piloto de monoplazas Ronnie Bucknum y el de la NASCAR, Dick Hutcherson, como pareja y ambos consiguieron una trabaja tercera posición en el podio final.

Los pilotos
Ronnie Bucknum hizo su debut en el campeonato de Fórmula 1 como piloto oficial de Honda, con quien participaría en tres temporadas en las que disputó 11 carreras sin llegar a subir en ninguna de ellas al podio y consiguiendo dos puntos solamente. En las 24 Horas de Le Mans participaría en cuatro ocasiones, siendo su mejor resultado el tercer puesto que consiguió con este Ford GT40 Mk II en 1966. Un año antes debutaría con un Ford GT40 Mk I con el que abandonaría por problemas mecánicos. En 1967 tampoco vería la bandera de cuadros al abandonar con un Ford GT40 Mk IIB. Su última carrera sobre la Sarthe sería en 1970 a bordo de un Ferrari 512S con el que ocuparía la cuarta plaza. Retirado del mundo profesional a causa de su diabetes, fallecería el 14 de abril de 1992 a consecuencia de esta enfermedad.

Dick Hutcherson participó en 103 carreras de la NASCAR americana, obteniendo un segundo puesto como mejor resultado en el campeonato, pero consiguiendo 14 victorias y 73 finales entre los diez primeros, en los cuatro años en los que estuvo disputando esta prueba, antes de dejar el mundo de la competición y dedicar sus energías a su nueva empresa de chasis de coches, Hutcherson-Pagan Enterprises, hoy reconvertida en una empresa dedicada a la fabricación de repuestos para el automóvil. En las 24 Horas de Le Mans participaría en dos ocasiones, la primera fue con este Ford GT40 Mk II con el que finalizó tercero en la general. Su segunda aparición fue en 1976 con un Ford Torino de la NASCAR y para el cual, el A.C.O., creo una nueva categoría que estaría en vigor solamente ese año y en la que solamente tomarían parte dicho Torino y un Dodge Charger.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1966
Ford GT40 Mk II #6
Chasis: 1031
Motor: Ford 427 7.0L V8
Holman & Moody
Mario Andretti
Lucien Bianchi
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
AB  
Abandono por avería - Vuelta 97
IXO
Referencia: LMC111

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. El equipo de carreras estadounidense Holman & Moody, muy conocido dentro del mundo de la competición de la NASCAR americana, en la que era la mano derecha de Ford y prácticamente único preparador oficial de los coches de la marca desde 1950, inscribió este Ford GT40 Mk II con los pilotos Mario Andretti y Lucien Bianchi que abandonaron al anochecer debido a una avería en su motor.

Los pilotos
Mario Andretti, italiano de nacimiento y nacionalizado estadounidense, es uno de los mejores pilotos de la historia del automovilismo deportivo. Con una carrera que se extiende sobre cuatro décadas, es uno de los pilotos más laureados del mundo ganando carreras y campeonatos prácticamente en todas las disciplinas automovilísticas. Su primera experiencia en el mundo del motor la tuvo con 13 años participando en la Fórmula Junior en Italia. Emigrado a Estados Unidos, comenzó a participar en carreras de Stock Cars organizadas por el United States Automobile Club (USAC). Compaginando los turismos y los monoplazas, debutó en 1961 en carreras organizadas por la American Three Quarter Midget Racing Association, dando el salto a la IndyCar (USAC Championship Car Series) en 1964, siendo campeón en 1965, 1966, 1969 y 1984 con 52 victorias. En la NASCAR corrió en 14 ocasiones, consiguiendo la victoria en la Daytona 500 en 1967. En Fórmula 1 fue campeón en 1978 y compitió en 128 carreras en las que sumó 180 puntos, con 12 victorias en total. En el WSC ganó siete carreras. Obtuvo la victoria en la Indianapolis 500 en 1969 y en el mismo año ganó la prueba Pikes Peak Hill Climb. Fue campeón del USAC National Dirt Track Championship en 1974 y del International Race of Champions (IROC) en 1979. En total a lo largo de su vida deportiva disputó 879 carreras, en las que obtuvo 111 victorias. En las 24 Horas de Le Mans participaría en ocho ocasiones, debutando precisamente con este Ford GT40 Mk II del equipo Holman & Moody con el que, sin embargo, no pudo completar la prueba al sufrir una avería mecánica. Sus restantes incursiones en el circuito de La Sarthe fueron: 1967 con un Ford GT40 Mk IV (AB), 1983 con un Porsche 956 (3º), 1988 con un Porsche 962C (6º), 1995 con un Courage C34 (2º y 1º en su clase), 1996 y 1997 con un Courage C36 (13º y AB) y 2000 con un Panoz LMP-1 Roadster-S (15º).

Lucien Bianchi comenzó su carrera como piloto de rally en el Coupe des Alpes de 1951. En 1956 participaría por primera vez en las 24 Horas de Le Mans, prueba en la que tomaría la salida hasta en 13 ocasiones, terminando dos de ellas, en las que resultó vencedor de la edición de 1968 con un Ford GT40 y 7º y primero de su clase en 1957 con un Ferrari 500 TRC. Uno de estos abandonos lo sufrió con este Ford GT40 Mk II de Holman & Moody, con el que abandonó tras seis horas de carrera debido a una avería del motor. El 30 de marzo de 1969, cuando se encontraba practicando para la edición de ese año con un Alfa Romeo T33, falleció después de chocar contra un poste de teléfono al final de la recta de Mulsanne. Sus participaciones en Le Mans fueron: En 1956 con un Ferrari 500 TR (AB), entre 1958 y 1961 abandonaría con un Ferrari 250 TR, 250 TR58 y un Ferrari 250 GT SWB en las dos últimas, en 1962 con un Maserati Tipo 151 (AB), 1963 con un Aston Martin DP215 (AB), 1964 con un Ferrari 250 GTO (5ª y 1ª en su clase), 1965 con un Ferrari 250 LM (AB) y 1967 con un Ford Mk IV con el que también abandonaría. Lucien Bianchi era tío abuelo de Jules Bianchi, piloto de Fórmula 1 fallecido en 2015 a causa de las heridas sufridas un año antes durante la disputa del Gran Premio de Japón.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1966
Ford GT40 Mk II #7
Chasis: XGT-2
Motor: Ford 427 7.0L V8
Alan Mann Racing Ltd
Graham Hill
Brian Muir
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
AB  
Abandono por avería - Vuelta 110
IXO
Referencia: LMC112

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. El preparador inglés Alan Mann, que conseguiría victorias en el British Saloon Car Championship, el European Touring Car Challenge y el FIA World GT Championship for Manufacturers, todas ellas con una variedad de modelos Ford preparados en sus talleres, inscribiría este Ford GT40 Mk II con el campeón de Fórmula 1 de 1962, Graham Hill y el neozelandés, Brian Muir que, sin embargo, no pudieron finalizar la prueba debido a una rotura de la suspensión del tren trasero.

Los pilotos
Graham Hill comenzó a finales de 1950 como mecánico en Colin Chapman en el equipo Lotus. En 1960 se incorporó como conductor para BRM y con ellos ganó el Campeonato de Fórmula 1 de 1962, triunfo que repetiría en 1968, esta vez de vuelta con Lotus. En la Fórmula 1 disputó 176 carreras a lo largo de 18 temporadas en las que consiguió 14 victorias, 15 segundos y 7 terceros puestos, con una suma total de 289 puntos. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en nueve ocasiones. En 1972 obtendría la primera posición con el Matra MS 670 del Équipe Matra-SIMCA Shell y ya no volvería a participar en la prueba de resistencia francesa. Su debut fue en 1959 con un Lotus 15 con el que abandonó. El mismo resultado lo tendría en 1960 con un Porsche 718/4 RS, 1961 con un Ferrari 250 GT SWB y 1962 con un Aston Martin DP212. En 1963 tomaría la salida con el Rover-BRM Turbine impulsado por gas, con el que, a pesar de terminar la prueba en séptima posición, no se clasifico al participar fuera de concurso. En 1964 con un Ferrari 330 P conseguiría la segunda plaza en la general. Al año siguiente volvería a pilotar el Rover de turbina de gas, esta vez compitiendo como uno más, y terminó en 10ª posición. En 1966 estaría en la parrilla de salida con este Ford GT40 Mk II del preparador inglés Alan Mann con el que hubo de abandonar a causa de la rotura de la suspensión. El 29 de noviembre 1975, falleció en un accidente de avioneta, cuando regresando del circuito francés de Paul Ricard, se estrelló en el norte de Londres, mientras intentaba aterrizar de noche y con niebla en el Aeródromo de Elstree.

Brian Muir tuvo una brillante carrera en campeonatos de turismos tanto en Australia como en el Reino Unido, participando en el Australian Touring Car Championship, con un tercer puesto en el campeonato en 1965, y en el British Saloon Car Championship, donde finalizó 2º en 1968 y 3º en 1969. A nivel internacional, competiría en el European Touring Car Championship en dos ocasiones, finalizando subcampeón en 1973. En las 24 Horas de Le Mans, tomaría la salida en cuatro ocasiones, pero sin embargo, no cruzó la línea de meta en ninguna de ellas. Su debut en 1966 con este Ford GT40 Mk II del equipo inglés Alan Mann Racing Ltd, estuvo a punto de no producirse. El piloto originalmente inscrito, Dick Thompson, colisionó durante las sesiones de prácticas con el Ford GT40 privado de Richard Holquist, dejando a este coche tan dañado que no pudo tan siquiera clasificar para la carrera. El A.C.O. entonces quiso descalificar al Ford GT40 Mk II, tras una protesta oficial del equipo, se llegó a una solución de compromiso, Dick Thompson renunciaría a participar y sería reemplazado por Brian Muir. Tras esta carrera, participaría en 1967 con un Mirage M1, 1968 con un Ford GT40 y 1976 con un BMW 3.5 CSL.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1966
Ford GT40 Mk II #8
Chasis: XGT-1
Motor: Ford 427 7.0L V8
Alan Mann Racing Ltd
John Whitmore
Frank Gardner
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
AB  
Abandono por avería - Vuelta 31
IXO
Referencia: LMC113

El vehículo
El Ford GT40 fue diseñado para vencer a Ferrari. Inicialmente diseñado en 1963, el GT40, construido y diseñado en Inglaterra (Mk I, Mk II y Mk III) y en Estados Unidos (Mk IV), y con una serie de motores construidos en los Estados Unidos, sufrió un duro aprendizaje hasta convertirse en el coche ganador de cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans. Con un desastroso estreno en 1964, donde todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, al año siguiente, Ford decidió buscar la colaboración de Carroll Shelby que montó un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT 40 Mk II se retiran también durante las primeras horas de la carrera. Con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby American Inc., que sustituyo el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiendo unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no fue sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados, que de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, ingeniero jefe de Shelby, diseñó un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitía la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos. Con un motor que entregaba una potencia de 485CV y alcanzaba una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres presentados por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. El preparador inglés Alan Mann, que conseguiría victorias en el British Saloon Car Championship, el European Touring Car Challenge y el FIA World GT Championship for Manufacturers, todas ellas con una variedad de modelos Ford preparados en sus talleres, inscribiría este Ford GT40 Mk II con John Whitmore y Frank Gardner como pilotos y que tuvieron que abandonar en los primeros compases de la prueba debido a la rotura del embrague.

Los pilotos
John Whitmore era un aristócrata inglés que, a finales de la década de los años 1950, decidió convertir su afición por los coches en profesión, debutando en la carrera local, Scott-Brown Memorial en el circuito inglés de Snetterton. Un año más tarde participaría por primera vez en las 24 Horas de Le Mans, prueba que repetiría en 4 ocasiones más hasta 1966. Durante esos años también estaría participando en el Campeonato Británico de Turismos (British Saloon Car Championship) donde quedó campeón en 1961 y el Campeonato Europeo de Turismos (European Touring Car Championship) donde también terminó como campeón en 1965. De todas sus participaciones en Le Mans, sólo conseguiría cruzar la línea de meta en una ocasión. Lo hizo con un Lotus Elite con el que terminó en 10ª posición. Su última aparición sobre el circuito francés de La Sarthe fue con este Ford GT40 Mk II del equipo Alan Mann Racing Ltd al que, tras 31 vueltas al circuito, se le rompió el embrague. El resto de sus carreras fueron en 1962 con un Austin-Healey 3000, 1963 con un Austin-Healey Sprite 1100 y 1964 con un Ford GT40 Mk I.

Frank Gardner comenzó su carrera como piloto de motocicletas en Australia antes de iniciar su carrera deportiva con coches, especialmente en carreras de turismos. Aunque tuvo una pequeña experiencia en monoplazas, participando en ocho carreras del campeonato de Fórmula 1 entre 1964 y 1968, donde, sin embargo, no consiguió sumar puntos. Sus mayores éxitos fueron en el British Saloon Car Championship, donde fue campeón en tres ocasiones, 1967, 1968 y 1973; en la Rothmans European Formula 5000 Championship que ganó en 1971 y en el Australian Sports Sedan Championship donde también se coronó como campeón en 1977. En las 24 Horas de Le Mans participaría en cinco ocasiones en las que sólo terminaría una vez a bordo de un Lotus Elite del equipo oficial del fabricante con el que finalizó 8º y primero en su clase. El resto de sus carreras en Le Mans fueron en 1963, de nuevo con un Lotus Elite, en 1966 con este Ford GT40 Mk II con el que abandonó debido a la rotura del embrague, 1967 con un Ford GT40 Mk IIB y 1969 con un Ford GT40.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1967
Ford GT40 Mk IV #1
Chasis: J-6
Motor: Ford 427 7.0L V8
Shelby American Inc.
Dan Gurney
Anthony Joseph Foyt
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
1º Índice de Eficiencia Térmica
388 Vueltas: 5.232,900 km - Velocidad Media: 218,038 km/h
IXO/Altaya
Colección: 24 Horas De Le Mans - Nº 23/50

El vehículo
Tras el incontestable triunfo del GT40 Mk II en 1966, Ford, a pesar de los costes crecientes, decidió continuar con el desarrollo del GT40 para la temporada de 1967. Dos proyectos empezaron su desarrollo en 1966, el primero de ellos fue el prototipo X1 construido por McLaren Racing Limited. El segundo proyecto, llamado J, fue más experimental el X1. Con un chasis constituido por paneles de aluminio de nido de abeja y una carrocería de fibra de vidrio, el J fue producido por la filial de Ford, Kar Kraft que completó el primer modelo en marzo de 1966 y fue presentado a los ensayos previos a Le Mans, pero en el último momento, Ford decidió dejar al margen la producción y centrarse en el Mk II. Un segundo coche, con especificación para el campeonato Can-Am, fue realizado para mejorar el chasis de aluminio de nido de abeja. Por desgracia, este coche fue completamente destruido en el circuito californiano de Riverside en un accidente que se cobró la vida de Ken Miles. Después de una pobre aparición en las 24 Horas de Daytona, Ford continuó con el desarrollo del J sobre todo para hacer frente al Ferrari 330 P4. Otros dos coches se completaron antes de las 12 Horas de Sebring. Durante este tiempo, Roy Lunn, Chuck Montaña y Phil Remmington trabajaron en los coches, modificando el chasis para incorporar una nariz más larga delantera, una sección de cola estilo Can-Am y un nuevo diseño del techo para acoplar una ventana trasera. Durante esta transformación el nombre del coche se cambió oficialmente al de GT40 Mark IV y bajo este nombre debutaron en Sebring donde consiguió la victoria. Ford decidió preparar más Mk IV para Le Mans, la carrera más importante del año. De los doce Ford que aparecieron en La Sarthe, cuatro eran Mk IV y fueron repartidos entre Shelby American Inc. y Holman & Moody con dos unidades cada uno. Sólo los dos coches presentados por Shelby llegarían a completar la prueba. Dan Gurney y Anthony Joseph Foyt con este GT40 Mk IV con el chasis J-6, conseguirían la segunda victoria para Ford en las 24 Horas de Le Mans, siendo la primera vez que un equipo completamente americano ganaría la prueba. Ambos pilotos obtuvieron, asimismo, su única victoria en la prueba de resistencia francesa.

Los pilotos
Dan Gurney es uno de los más prolíficos y exitosos pilotos de todos los tiempos, participando en competiciones tan diversas como la Fórmula 1 (4 victorias, 8 segundos y 7 terceros puestos), IndyCar (7 victorias, 4 segundos y 5 terceros puestos), WSC (10 victorias, 5 en la general, incluida una en Le Mans y otras 5 dentro de su clase, una de ellas también en Le Mans), NASCAR (5 victorias), Can-Am (3 victorias) y muchas otras más, hasta hacer el total de las 312 carreras en las que participó a lo largo de su vida deportiva. Fue el primer, y único piloto hasta la fecha, en ganar una carrera de Fórmula 1 con su propio coche, el Eagle Mk 1, con su equipo All American Racers en el Grand Prix de Belgique de 1967. Ese mismo año ganaría también en las 24 Horas de Le Mans y sería el iniciador de una de las tradiciones que se ha convertido en una parte esencial de todas las ceremonias de entrega de premios en cualquier carrera del mundo, cuando espontáneamente roció de champán a todos los asistentes que se encontraban en la zona del podio mientras celebraba su victoria. En las 24 Horas de Le Mans participó en 10 ocasiones entre 1958 y 1967, terminando solamente en dos de ellas, en 1964 tomó la salida con un AC Shelby Cobra Daytona con el que finalizó 4º y fue ganador de su clase y 1967 con este Ford GT40 Mk IV con el que obtuvo el primer puesto en la general. En 1966 participaría con un Ford GT40 Mk II con el que hubo de retirarse al romperse el motor cuando estaba liderando la prueba. El resto de sus participaciones en la prueba de resistencia francesa fueron: 1958 con un Ferrari 250 TR, 1959 con un Ferrari 250 TR59, 1960 con un Jaguar D-Type 2A, 1961 con un Porsche 718/4 RS Coupé, 1962 con un Ferrari 250 TR/61, 1963 con un Ferrari 330 LMB y 1965 con un AC Shelby Cobra Daytona.

Anthony Joseph Foyt está considerado como una leyenda del automovilismo estadounidense donde desarrolló la mayoría de su carrera. Su principal actividad como piloto fue en la IndyCar y la Champ Car donde entre 1957 y 1993 participó en 369 consiguiendo la victoria en 67 de ella. En Fórmula 1 competiría en tres temporadas en las que sólo correría en la prueba que se celebraba en su país y en la obtuvo un 10º puesto en 1959 como mejor resultado. Fue campeón del USAC en 1960, 1961, 1963, 1964, 1967, 1975 y 1979. En el campeonato NASCAR ganaría en siete ocasiones, una de ellas en la prestigiosa Daytona 500. En 1967 participaría por primera y única vez en las 24 Horas de Le Mans y conseguiría la victoria a bordo de este Ford GT40 Mk IV. En carreras de resistencia también obtuvo la victoria en las 24 Horas de Daytona (1983 y 1985) y en las 12 Horas de Sebring de 1985, victorias todas ellas con un Porsche 962C.

La miniatura
La miniatura corresponde a la colección "24 Horas De Le Mans" publicada en España por primera vez en 2003 por la editorial Altaya y que estaba dedicada a los coches que hicieron historia en la prueba de resistencia francesa. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.


1967
Ford GT40 Mk IV #2
Chasis: J-5
Motor: Ford 427 7.0L V8
Shelby American Inc.
Bruce McLaren
Mark Donohue
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General P +5.0
359 Vueltas: 4.844,140 km - Velocidad Media: 201,839 km/h
IXO
Referencia: LMC009

El vehículo
Tras el incontestable triunfo del GT40 Mk II en 1966, Ford, a pesar de los costes crecientes, decidió continuar con el desarrollo del GT40 para la temporada de 1967. Dos proyectos empezaron su desarrollo en 1966, el primero de ellos fue el prototipo X1 construido por McLaren Racing Limited. El segundo proyecto, llamado J, fue más experimental el X1. Con un chasis constituido por paneles de aluminio de nido de abeja y una carrocería de fibra de vidrio, el J fue producido por la filial de Ford, Kar Kraft que completó el primer modelo en marzo de 1966 y fue presentado a los ensayos previos a Le Mans, pero en el último momento, Ford decidió dejar al margen la producción y centrarse en el Mk II. Un segundo coche, con especificación para el campeonato Can-Am, fue realizado para mejorar el chasis de aluminio de nido de abeja. Por desgracia, este coche fue completamente destruido en el circuito californiano de Riverside en un accidente que se cobró la vida de Ken Miles. Después de una pobre aparición en las 24 Horas de Daytona, Ford continuó con el desarrollo del J sobre todo para hacer frente al Ferrari 330 P4. Otros dos coches se completaron antes de las 12 Horas de Sebring. Durante este tiempo, Roy Lunn, Chuck Montaña y Phil Remmington trabajaron en los coches, modificando el chasis para incorporar una nariz más larga delantera, una sección de cola estilo Can-Am y un nuevo diseño del techo para acoplar una ventana trasera. Durante esta transformación el nombre del coche se cambió oficialmente al de GT40 Mark IV y bajo este nombre debutaron en Sebring donde consiguió la victoria. Ford decidió preparar más Mk IV para Le Mans, la carrera más importante del año. De los doce Ford que aparecieron en La Sarthe, cuatro eran Mk IV y fueron repartidos entre Shelby American Inc. y Holman & Moody con dos unidades cada uno. Sólo los dos coches presentados por Shelby llegarían a completar la prueba. Bruce McLaren y Mark Donohue con este GT40 Mk IV con el chasis J-5, conseguirían completar la prueba en la cuarta posición de la general detrás sus compañeros de equipo y de los dos prototipos de Ferrari que sobrevivieron a la prueba.

Los pilotos
Bruce McLaren fue un niño prodigio de las carreras, debutando con 15 años en Nueva Zelanda donde llamó la atención del piloto australiano Jack Brabham, que le ofreció trabajo en el equipo Cooper, y con el que en 1958, debutaría como piloto profesional en la Fórmula 1. En este campeonato desarrollaría buena parte de su carrera, primero como piloto y desde 1967 también como fabricante de sus propios coches, y correría en un total de 100 carreras a lo largo de trece temporadas, consiguiendo cuatro victorias, 11 segundos y 12 terceros puestos con un total de 196,5 puntos y quedando subcampeón en 1960 y tercero en 1962 y 1969. En la Canadian-American Challenge Cup o Can-Am, también disfrutaría de numerosos éxitos como piloto, con dos victorias en 1967 y 1969, y como constructor, con cinco campeonatos consecutivos entre 1967 y 1971. En las 24 Horas de Le Mans participaría en ocho ocasiones de las cuales sólo terminaría en dos. La primera de ellas fue con un Ford GT40 Mk II con el que sería proclamado vencedor tras un apretadísimo final, en el que el margen de la victoria fue decidido por los organizadores. Al año siguiente volvería a terminar, esta vez en 4ª posición, con este Ford GT40 Mk IV. El resto de sus participaciones fueron: 1959 con un Cooper T49 Monaco Mk I, 1961 con un Maserati Tipo 63, 1962 con un Maserati Tipo 151, 1963 con un Aston Martin DP215, 1964 con un Ford GT40 Mk I y 1965 con un Ford GT40 Mk II. El 2 de junio de 1970 sufriría un accidente mortal mientras se encontraba probando su modelo de la Can-Am, M8D, en el circuito de Goodwood, Inglaterra.

Mark Donohue comenzó a destacar como piloto de subidas a montaña a finales de la década de 1950, desde pasaría a participar en diferentes campeonatos, como el SCCA, que ganó en 1961, la Indianapolis 500, vencedor en 1972 , las 24 Horas de Daytona, donde consiguió el triunfo en 1969, Can-Am, campeón en 1973, NASCAR, con una victoria en la Winston Western 500 en 1973 y Fórmula 1, en la que participó en tres temporadas en las que corrió 14 carreras, terminando tercero en una ocasión y sumando en total ocho puntos. En las 24 Horas de Le Mans participaría en tres ocasiones. La primera fue en 1966 con un Ford GT40 Mk II con el que abandonó debido a una avería mecánica. Al año siguiente tomaría la salida con este Ford GT40 Mk IV con el que finalizaría 4ª y 2º dentro se clase. Su última aparición en Le Mans fue en 1971 con un Ferrari 512M con el que también abandonaría. El 19 de agosto de 1975 sufrió un accidente en las sesiones de prácticas del Großer Preis von Österreich. Un pinchazo en uno de los neumáticos de su March 751 le hizo perder el control y salirse de la pista, arrollando a un comisario, que resultó muerto, y terminó colisionando contra una valla publicitaria. Aquejado de fuertes dolores en la cabeza, después de ir al hospital de Graz al día siguiente, entró en coma a causa de una hemorragia cerebral y murió.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó utilizando algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce una infinidad de modelos, desde miniaturas de Le Mans a modelos de rally, camiones y coches de calle entre otros, con una calidad y precio aceptable, lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.