Honda Motor Co., Ltd.
Otros Campeonatos

Más miniaturas e información de Honda en las siguientes secciones


Honda NSX

El vehículo
Desde su lanzamiento en 1990, el Honda NSX no tardaría en atraer la atención de diferentes equipos como vehículo base para la competición tanto dentro como fuera de Japón. Sin embargo, no sería el coche, sino el motor V6 de 3.0 litros que montarían los Honda NSX (Type I E-NA1) lo que se utilizaría por primera vez en competición.

La filial americana de Honda, Acura, en conjunción con Spice Engineering y el equipo Comptech Racing pondrían en pista un Spice SE90P para competir en la categoría GTP Lights del campeonato IMSA de 1991 con el piloto Parker Johnstone que ese mismo año ganaría el campeonato de pilotos y el de fabricantes en su clase, venciendo en un total de ocho pruebas incluyendo las famosas 24 Horas de Daytona junto a Steve Cameron, Doug Peterson y Bob Lesnett y los 500 Kilómetros de Watkins Glen en solitario.

Este primer título, sería continuado en la clasificación de pilotos por otros dos en 1992 y 1993 con un Spice SE91P con el que en 1992 volvería a ganar, además de otras cinco carreras, las 24 Horas de Daytona con la colaboración de Steve Cameron, Jim Vasser y Dan Marvin y las 12 Horas de Sebring de 1993 junto a Dan Marvin y Ruggero Melgrati, terminando ese año con ocho victorias incluyendo la prueba de Watkins Glen y los 1.000 Kilómetros de Suzuka con Dan Marvin como segundo piloto, convirtiéndose en el conductor con mayor número de vitorias en la IMSA.

Durante dos años a partir de 1993, el Honda NSX Type R (Type I E-NA1) sería utilizado por el equipo Seikel Motorsport en el campeonato alemán ADAC GT Cup donde, de la mano de los pilotos Armin Hahne y John Nielsen, sumaría cuatro victorias en dos temporadas, finalizando la primera campaña en la tercera posición del campeonato y como segundo en la siguiente.

En 1994, el fabricante japonés se involucraría de manera oficial en el proyecto de convertir el Honda NSX en un verdadero automóvil de competición y ese año, encargaría a la compañía británica Thompson Composites la construcción del chasis de tres nuevos NSX acordes a las nuevas reglamentaciones del Grupo GT2, dándole la responsabilidad del equipo a Kremer Racing, escuadra con un largo historial en carreras de resistencia como las 24 Horas de Le Mans, que inscribiría tres unidades en la carrera de resistencia francesa, terminando la prueba en las posiciones 14ª, 16ª y 18ª.

Tras esta primera experiencia, en 1995, el equipo oficial de Honda tomaría la responsabilidad de las operaciones de dos de los tres coches, reconvitiéndolos a la clase GT1 y el equipo fundado por Kunimitsu Takahashi del tercero dentro de la categoría GT2 de la que sería ganador. Un año más tarde, solamente el equipo Kunimitsu participar en Le Mans y terminaría en el tercer puesto de la clase GT2.

Ese mismo año, el mismo Honda NSX de Kunimitsu se estrenaría en el All-Japan GT Championship (JGTC), campeonato que sería el principal escenario del Honda NSX hasta 2009 ya que el cambio normativo que entraría en vigor en la serie japonesa que entraría en vigor en 2010 permitiendo únicamente el uso de automóviles con motor delantero dejaría al NSX con su motor central inelegible para la serie renombrada en 2005 como Super GT.

Por su parte, Acura seguiría representando a Honda en los campeonatos americanos, en especial el SCCA donde Peter Cunningham y su equipo RealTime Racing utilizarían un modificado NSX con motor de aspiración natural en el World Challenge GT, donde el coche ganaría entre 1996 y 1998 ocho carreras y le daría el título de campeón a Cunningham en 1997, pasando a disputar el campeonato con el motor turboalimentado para la categoría World Challenge GT de 2001 a 2002, obteniendo el equipo seis victorias y los subcampeonatos de 2001 y 2002 para Cunningham.

Junto al Super GT, otro campo de batalla del Honda NSX a lo largo de su existencia serían los 1.000 Kilómetros de Suzuka, carrera anual que a lo largo de su historia sería disputada como prueba única o como parte de un campeonato, por ejemplo entre 2006 y 2017 formaría parte del calendario del Super GT y en años anteriores de campeonatos como el All-Japan Sports Prototype Championship (JSPC), FIA World Sportscar Championship (WSC), BPR Global GT Series o el FIA GT Championship.

De 1999 a 2005, la carrera se celebraría como evento único y en el primer año, el Honda NSX preparado por Mugen y Dome vencería en la prueba con los pilotos Osamu Nakako, Ryō Michigami y Katsutomo Kaneishi, victoria que el equipo repetiría en la edición de 2000 con el coche manejado por Juichi Wakisaka, Katsutomo Kaneishi y Daisuke Itō. Michigami, volvería a ganar en 2003 y 2004, en el primer año acompañado por el francés Sébastien Philippe y en el segundo por este mismo y Daisuke Itō en ambos años corriendo para Dome Racing.

2004
Raybrig NSX #100
Team Kunimitsu With Moon Craft
Shinji Nakano
Hiroki Katō
International Pokka 1000 km Suzuka
Ebbro
Referencia: 43631

Los pilotos
Shinji Nakano accedería al Campeonato de Japón de Fórmula 3 en 1989 tras una brillante etapa de cinco años en el karting japonés. A partir de entonces y con el apoyo de Nakajima Racing, iniciaría una carrera por el continente europeo que le llevaría de la Fórmula Ford británica y la Fórmula Opel europea antes de regresar a la Fórmula 3 japonesa y la Fórmula Nippon de la que saldría con rumbo a la Fórmula 1 en 1996 con el equipo dirigido por el cuatro veces campeón del mundo Alain Prost y con el sumaría sendos sextos puestos en esa primera temporada de las dos que disputaría en la máxima disciplina de los monoplazas y que acabaría al año siguiente con el equipo Minardi y un octavo puesto como mejor resultado.

Tras pasar por la Fórmula 1, intentaría encontrar acomodo en otras series y así, participaría durante tres campañas en la CART americana, finalizando entre los diez primeros en otras tantas ocasiones, el JGTC, campeonato que disputaría de forma completa únicamente en 2004 con un Honda NSX del equipo Kunimitsu, regresando en 2016 y 2018 con un Audi R8 LMS Ultra del equipo Taisan para unas citas puntuales, y diversas pruebas de resistencia de las European Le Mans Series, WEC y las 24 Horas de Le Mans, donde cumplimentaría nueve visitas al circuito de La Sarthe desde 2005 a 2016, además de otras pruebas fuera de campeonato como los 1.000 Kilómetros de Suzuka.

En la prueba de resistencia francesa, su mejor resultado global lo lograría en 2011 con un Pescarolo 01 con el que acabaría 14º, siendo esta la primera de las cuatro veces en las que cruzaría la línea de meta de la exigente prueba, las tres restantes serían en 2012 con un ORECA 03 con el que sería 24º, en 2014 con un Ferrari 458 Italia GT2 con el que terminaría 26º y 2016 con un ORECA 03R con el que terminaría como 44º. Sus demás participaciones terminarían antes de tiempo a causa de accidentes: 2005 y 2006 con un Courage C65 y un Courage LC70 respectivamente o a debido a averías: 2007 con un Creation CA07, 2008 con un Epsilon Euskadi ee1 y 2013 con un ORECA 03.

En el resto de competiciones en las que tomaría parte, sus resultados más notables serían la victoria en la clase LMP2 en la edición del WEC de 2012 con un ORECA 03 sobre el trazado de Fuji y su segunda posición absoluta en los 1.000 Kilómetros de Suzuka de 2004 con este Honda NSX, así como varias victorias dentro de la categoría en la que participaba en el campeonato de resistencia Super Taikyu.

Hiroki Katō se formaría en las competiciones de monoplazas japonesas, donde debutaría en la Fórmula Toyota a comienzos de la década de 1990 y pasaría a mediados de la misma por la Fórmula 3 y Nippon antes de dedicarse a las competidores de resistencia y coches GT, especialidad esta última en la que sigue compitiendo en la clase GT300 del campeonato Super GT. Con los coches deportivos ha sumado hasta 2018 cuatro victorias desde que debutara en el campeonato en 1997, siendo subcampeón de la categoría en 2006 y 2007 y sumando 18 podios, dos de ellos en la clase GT500, y puntuando en 49 carreras (15 en GT500) en las 21 temporadas que lleva disputadas hasta la fecha.

En las 24 Horas de Le Mans haría su debut en 1999, pilotando un BMW V12 LM con el que habría de abandonar al romperse la caja de cambios. En 2000 participaría con un Panoz LMP-1 Roadster-S con el que sería quinto y con el que disputaría también algunas de las pruebas de las ALMS. En 2001 tomaría la salida con un Dome S101, pero tampoco conseguiría finalizar la carrera al romperse la bomba del aceite. Ese mismo año cosecharía su primera y única victoria a nivel internacional anotándose el triunfo en la prueba de Brno del FIA Sportscar Championship con el mismo Dome S101 de Le Mans.

En 2002 terminaría séptimo a bordo del Audi R8 de Audi Sport Japan Team Goh y ya no volvería a pisar el asfalto de La Sarthe hasta 2004, año en el que de nuevo con un Dome S101 volvería a abandonar, esta vez a causa de una pérdida de aceite. En 2008 regresaría para un nuevo intento de acabar la carrera entre los mejores, pero no llegaría a clasificarse, a pesar de que terminaría la prueba con el Courage LC70 con el que lo intentó, al no completar la distancia mínima de carrera. Su última aparición en la prueba de resistencia francesa sería en 2017 a bordo de un Ferrari 488 GTE, coche con el que terminaría 40ª y 11º en la clase LM GTE-Am.

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.