Volkswagen AG
Otros Campeonatos

Más miniaturas e información de Volkswagen en las siguientes secciones


Nitec Volkswagen Passat

El vehículo
El campeonato alemán V8-Star se basaría en el concepto de proporcionar a los equipos y conductores los mismos requisitos técnicos para poner sus habilidades individuales en primer plano. Para este propósito, se utilizarán vehículos de producción, esencialmente sedanes de clase media alta como el Opel Omega, Jaguar S-Type, Ford Mondeo, Audi A6 o BMW Series 5 utilizando un motor estándar. Para garantizar la igualdad de oportunidades, a los equipos no se les permitió realizar cambios ni en el motor ni en la transmisión y se prohibirían las ayudas electrónicas a la conducción. Si bien estos motores se limitaron a 450CV en la temporada 2001, para la campaña de 2002 se aumentarían oficialmente 495CV, pudiendo los equipos aumentar el rendimiento mediante cambios en el sistema de admisión y la electrónica del motor.

La empresa Nitec, una subsidiaria de Zakspeed, se encargaría del desarrollo del diseño y la posterior producción de los vehículos que incluirían el chasis tubular, suspensiones, celdas de seguridad y componentes de choque, carrozados con la silueta respectiva del fabricante realizada en CFRP. El chasis incluiría ruedas delanteras y traseras suspendidas individualmente en horquillas dobles, así como amortiguadores Bilstein y resortes helicoidales H&R. Los equipos y los conductores podían elegir entre tres paquetes de resortes diferentes para ajustar el chasis. El precio de un kit de vehículo completo era de 156.000 euros más 45.000 euros por el alquiler del motor.

La unidad de potencia se basaría en un motor V8 de 5.7 litros con dos válvulas por cilindro desarrollado por Jack Roush. Al diseñar el motor, la atención se centraría principalmente en la longevidad durante toda una temporada para mantener los posibles fallos y costes lo más bajo posible. Dado que el motor sólo se alquilaba, los equipos tenían seguridad en la planificación con respecto a los costos, especialmente porque el contrato de arrendamiento también incluía un reemplazo del motor en caso de fallo del motor. La transmisión de potencia del motor al eje trasero se llevaría a cabo mediante una transmisión secuencial de seis velocidades del especialista australiano Holinger.

A pesar de que los vehículos tenían similitudes externas con los vehículos de producción, varios de los fabricantes de automóviles optarían por no apoyar el campeonato, BMW, Audi y Mercedes-Benz en particular prohibirían de hecho las siluetas de sus modelos basándose en sus derechos de marca, otros como Opel, Lexus y Jaguar verían la referencia a sus vehículos de serie como publicidad gratuita de sus respectivos Omega, GS y S-Type, mientras que Volkswagen y Ford apostarían por el campeonato por lo que sus carrocerías no tendrían que ser modificadas, sino que correspondían en su caso con el Passat y el Mondeo originales.

El campeonato no duraría los cinco años previstos, sino que sería suspendido al final de la campaña de 2003 después de que Johnny Cecotto se proclamase campeón en las ediciones de 2001 y 2002 con un Opel Omega preparado por Irmscher Motorsport y Pedro Lamy en 2003 con un Jaguar S-Type de Zakspeed Racing con el que lograría en esa temporada cinco victorias. El Volkswagen Passat participaría en las campañas de 2002 mediante los equipos Motopark Academy y First Choice Racing y en 2003 de la mano de Jetstream Motorsport con el que Marcel Kesseler lograría el mejor resultado de un piloto en el Passat después de finalizar como quinto en la clasificación general.

2003
V8STAR Jetstream Motorsport #9
Volkswagen Passat B5
Jetstream Motorsport
Marcel Kesseler
V8Star Meisterschaft
/179 Puntos
Schuco
Referencia: 04864

El piloto
Marcel Kesseler

Resultados

R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2
13 12 - 14 12 11 9 12 10 11 9 9 8 12 6 6

La miniatura
Schuco fue fundada por Heinrich Müller y Heinrich Schreyer en Nuremberg en 1912. La producción de modelos a escala 1/43 no se inició hasta 1971. Cuando Schuco quebró en 1981, la empresa pasó a manos de Gama. Esta retomó la fabricación de coches a escala bajo el nombre de Schuco en 1993. Seis años más parte la marca fue comprada por el grupo de Dickie-Simba desde 1999 con un sustancial aumento de la calidad de sus modelos. La mayor parte de su catálogo lo componen modelos de los principales fabricantes de coches alemanes e incluye tanto coches de producción como de carreras o vehículos de servicio. La calidad de las miniaturas fabricadas es muy buena y generalmente se encuentran a un precio relativamente económico, siendo una de las marcas favoritas de los coleccionistas de coches alemanes.