Lancia Automobiles S.p.A.
Otros rallies y Campeonatos

Siendo Vincenzo Lancia piloto de carreras antes de fundar su compañía, la actividad en competición de la empresa comenzaría prácticamente al unísono con la producción de vehículos y ya en 1908, Lancia lograría éxitos importantes allá donde competían sus coches. En los años siguientes, la compañía dejaría su impronta en competiciones como la Targa Florio y pruebas similares pero sería ya en la década de 1950 cuando el nombre del fabricante italiano quedaría ligado al mundo de la competición gracias a los triunfos que lograría con uno de sus vehículos más significativos: el elegante cupé Lancia Aurelia B20.

El B20, que nacería con un motor de dos litros, se volvería aún más atractivo para las carreras a partir de 1953, cuando se aumentaría la cilindrada del motor a 2.5 litros y se incrementaría la velocidad máxima de 162 a 185 km/h. Con este modelo, la actividad deportiva de Lancia pasaría de ser una simple asistencia técnica a los clientes privados a todo un organigrama oficial en las carreras más importantes con la recién creada Scuderia Lancia.

Así, en el período de 1951 y 1952 los B20 de 2.0 litros lograrían el éxito internacional, incluyendo en 1951, un segundo lugar en la general en la Mille Miglia, la victoria de clase en las 24 Horas de Le Mans y, al año siguiente, la absoluta victoria en el Rallye del Sestriere y la dura Targa Florio, así como un nuevo primer puesto en su clase en Le Mans. Desde de 1953 el B20 con motor de 2.5 litros obtendría repetidos éxitos tanto en pista como en rally, donde su mayor victoria a nivel internacional sería la del Rally de Monte-Carlo de 1954, y dentro de su clase en 1955, 1956 y 1958 o el Rally del Acrópolis de 1958 entre otras muchas pruebas.

No obstante estos excelentes resultados, Lancia, daría un salto cualitativo y diseñaría con un coche especifico de competición: el Lancia D20 construido sobre la base del Aurelia con un chasis tubular, una carrocería diseñada por Pininfarina y un motor mejorado por Vittorio Jano. El modelo debutaría en la Mille Miglia de 1953 con una tercera posición y ganaría ese mismo año la Targa Florio. El deportivo evolucionaría posteriormente con los modelos D23 y D24, siendo éste último el que alcanzaría mayor fama con una contundente victoria en la Carrera Panamericana de 1953.

Cesare Fiorio, hijo del jefe de prensa de Lancia, crearía en 1960 la HF Squadra Corse, un departamento de carreras para los clientes de Lancia y que se encargaría de preparar los Lancia Fulvia con los que el fabricante italiano regresaría al mundo de la competición sentando las bases del éxito de Lancia en el mundo del rally durante la década de 1970 y 1980. El Lancia Fulvia Coupé HF con motores de 1.3 y 1.6 litros obtendría victorias como la del Tour de Corse de 1967 con Sandro Munari al volante, o las de Harry Källström en el RAC Rally de 1969 y 1970, convirtiéndose en el ganador del Campeonato de Europa de Rally (ERC) de 1969, el primer título internacional obtenido por Lancia cuando aún no existía un campeonato mundial de la especialidad. En 1970, se organizaría el FIA International Championship for Manufacturers, el Campeonato Internacional de Constructores que sería el germen del WRC.

La empresa con sede en Turín cerraría el primer año con un tercer lugar en la clasificación y en su segunda edición con un cuarto puesto, pero en 1972, cuando ya se trabaja para un sustituto del Lancia Fulvia Coupé HF, el modelo ganaría el campeonato internacional de constructores, gracias al triunfo de Sandro Munari en Monte-Carlo, la victoria de Simo Lampinen en Marruecos, su segundo puesto en Grecia y Amilcare Ballestrieri en el Rally de Sanremo.

Este camino en competiciones internacionales de rally abierto por el Fulvia sería continuado por el Lancia Stratos HF presentado a mediados de la temporada de 1974 y que el modelo de referencia tanto en el campeonato del mundo como en el ERC y competiciones nacionales, a modo de ejemplo, el coche sumaría 52 victorias en el ERC entre 1973 y 1982 con tres campeonatos en 1976 y 1977 para Bernard Darniche, también campeón de Francia en 1976 y 1978, y 1979 para Tony Carello, cuatro campeonato en Italia (1976 y 1979 para Antonio Fassina, 1977 para Mauro Pregliasco y 1978 para Adartico Vudafieri), los títulos de campeón de rally de España para Jorge de Bagration en 1979 y 1981, el Tour de France Automobile ganado por Sandro Munari en 1973 y los conseguidos por Darniche en 1975, 1977, 1979 y 1980, el Giro Automobilistico d'Italia de 1974 (Jean-Claude Andruet) o el Campeonato de Europa de Rallycross de 1976 logrado por Franz Wurz.

Tras un parón de cinco años en los que lancia quedaría relegada por FIAT en las actividades de rally, el fabricante italiano regresaría a la escena deportiva con el Lancia Rally 037, ganando el título mundial en 1983 sumando seis victorias en tres años, mientras que en el ERC, añadiría a su palmarés cerca de 40 victorias, haciendo a Miki Biasion campeón de la edición de 1983, a Carlo Capone de la de 1984 y a Dario Cerrato en 1985. A nivel de campeonatos nacionales, el Lancia Rally 037 haría de Tonino Tognana campeón de Italia en 1982, si bien durante la temporada también usaría un Ferrari 308 GTB, y también serían campeones del italiano Miki Biasion en 1983, Adartico Vudafieri en 1984 y Dario Cerrato en 1985. Por su parte, Salvador Servià sería campeón de España en 1985 y 1986 y el belga Patrick Snijers lo sería de su país en la edición de 1985.

En la temporada de 1985, haría su aparición en el Grupo B el Lancia Delta S4, el primer coche de rally de Lancia con tracción total, que en dos años, el Grupo B se cancelaría al final de la campaña de 1986 debido a varios accidentes graves, sumaría cinco victorias en el WRC. También en 1985, Fabrizio Tabaton ganaría el Campeonato de Europa de Rally (ERC) y en campeonato nacionales, el Lancia Delta S4 destacaría sobremanera en el Campeonato de España de Rally de Tierra donde sumaría un título en las manos de Juan Carlos Oñoro en 1987 y tres campeonatos para el uruguayo Gustavo Trelles entre 1988 y 1990. Asimismo, Dario Cerrato de proclamaría campeón italiano en 1986.

Después de la prohibición del Grupo B, el Lancia Delta S4 aparecería en otras disciplinas del automovilismo en Europa como el rallycross, especialmente en el Campeonato de Francia, y en autocross en el Campeonato de Italia y en el Campeonato de Europa, brillando en estos eventos en las manos de pilotos como Bruno Saby o Fabrizio Tabaton, sumado cinco títulos europeos: 1987 por Gian Battista Rosella, 1988 por Augusto Cesari , 1989 por Illide Romagna y 1990 y 1991 por Giancarlo Stecca.

El Grupo B sería reemplazado por el coches del Grupo A, hasta entonces la segunda división del WRC, y la marca italiana llegaría con el Lancia Delta Integrale que, en sus diferentes evoluciones, reinaría no sólo en el mundial, sino en cualquier campeonato donde participaría, convirtiéndose en el coche de rally por excelencia logrando seis títulos de constructores consecutivos entre 1987 y 1992 y cuatro campeonatos de pilotos: Juha Kankkunen en 1987 y 1991 y Miki Biasion en 1988 y 1989, sumando un total de 46 victorias entre 1987 y 1993, convirtiéndose en el modelo más exitoso de la historia del WRC junto al Subaru Impreza con sus distintas versiones, que tiene la misma cifra pero con un mayor número de temporadas a sus espaldas.

En el ERC, el Lancia Delta le daría el título de campeón a Dario Cerrato en 1987, 1990 y 1991, a Fabrizio Tabaton en 1988, a Yves Loubet en 1989, Robert Droogmans en 1990, a Piero Liatti en 1991 y al francés Pierre-César Baroni en 1992. En campeonatos nacionales, el Lancia Delta sumaría, entre otros, cinco títulos nacionales en Italia, seis en Grecia por Ioánnis Vardinoyiannis de manera consecutiva entre 1987 y 1992, cuatro portugueses, tres austriacos, tres españoles sobre tierra y dos sobre asfalto y otros cinco en el campeonato de Francia de tierra, sumando cerca de 1.000 victorias entre todos los campeonatos y pruebas en las que estarían inscritos los distintos Lancia Delta.

Más miniaturas e información de Lancia en las siguientes secciones


Lancia Aurelia B20 GT

El vehículo
El Lancia Aurelia, nombre de la calzada romana que unía las ciudades de Roma y Pisa, fue otro de los diseños salidos del tablero de dibujo del italiano Vittorio Jano y combinaría altos niveles de lujo con un excelente rendimiento en una carrocería atractiva y compacta, estando en producción desde 1950 a 1958 a través de seis series en las que habría del modelo con diferentes detalles y motores de diferente capacidad y potencia. Por ejemplo, el sedán estaría disponible en las variantes B10, B21, B15, B22, el cupé recibiría denominación B20 GT y las versiones de carrocería abierta, aparte del Spider, incluirían varias generaciones del B24 y la versión B50 construida por Pininfarina y basado en el B10. El vehículo sería un éxito para la firma no sólo económicamente, sino también porque definiría el estilo de muchos otros modelos futuros del fabricante italiano.

El Lancia Aurelia se pondría a la venta como un sedán equipado con un motor V6 de 1.754 cm³, tanto el bloque del motor como la culata estarían hechos de aluminio con un solo árbol de levas ubicado en el bloque del motor que accionaría las válvulas a través de las varillas de empuje, alimentado por un carburador Solex que producía 56CV y con la llegada del B21, la cilindrada aumentaría hasta los 1.991 cm³ y la potencia hasta los 70CV. Junto a este modelo se lanzaría la versión cupé, el Lancia Aurelia B20 GT, diseñado por Ghia y con carrocería construida por Pininfarina y el mismo motor que la versión B21 pero con la potencia aumentada a 75CV.

Con el Lancia Aurelia, el fabricante italiano introduciría una serie de soluciones innovadoras como el uso de un motor V6 en un vehículo producido en serie por primera vez. Este motor transmitiría su potencia al eje posterior a través de la caja de cambios ubicada en la parte trasera del vehículo junto con el embrague y el diferencial combinados en una carcasa (sistema transeje) y los frenos de tambor de las ruedas traseras estarían ubicados al lado del diferencial, no directamente en las ruedas. Durante 1952, la gama Aurelia la segunda serie del cupé B20 ligeramente mejorado y modificado en algunos detalles de carrocería y ya en 1953, el cupé vería una profunda renovación en su motor, cuyo rendimiento gracias al aumento de la cilindrada, pasaría a los 2.5 litros.

Las cualidades competitivas del Lancia Aurelia B20 GT quedarían expuestas desde las primeras carreras a las que haría frente y entre sus éxitos deportivos se encuentran sus dos victorias dentro de su categoría en las 24 Horas de Le Mans en 1951 y 1952 y la Targa Florio de 1952, donde tres B20 GT coparían las tres primeras plazas del podio. En competiciones de rally, el Lancia Aurelia B20 GT también sería a lo largo de su historia uno de los automóviles a batir, sumando numerosas victorias absolutas y dentro de su categoría. Por ejemplo, ganaría de manera absoluta el Rallye del Sestriere de 1951, 1952 1954 y 1955, el Rally de Monte-Carlo de 1954, y dentro de su clase en 1955, 1956 y 1958, o el Rally del Acrópolis de 1958 entre otras muchas pruebas.

1954
Lancia Aurelia B20 GT #69
Louis Chiron
Ciro Basadonna
Rallye Automobile de Monte-Carlo
IXO Models/Altaya
Colección: Rallye Monte-Carlo - Les Voitures Mythiques - Nº 47/130

El piloto

El piloto monegasco Louis Chiron es toda una leyenda del mundo del automovilismo deportivo. Con una carrera profesional de 35 años, no hubo prueba en su época en la que no participara, desde los Gran Prix, 500 Millas de Indianápolis hasta el Rally de Monte-Carlo, las 24 Horas de Le Mans o la Fórmula 1, donde tiene el récord de ser el piloto de mayor edad en disputar una carrera, lo hizo con 58 años en el Gran Premio de Mónaco de 1958. En su palmarés se incluyen además 19 victorias en los Gran Prix anteriores a la Segunda Guerra Mundial y tres más después de esta, así como una victoria en el rally de Monte-Carlo en 1954. Desde su debut en 1928 en las 24 Horas de Le Mans, ha participado un total de nueve ocasiones, sin embargo, nunca logró terminar entre los clasificados en ninguna de ellas. Con un Lancia D20 no pudo acabar al griparse el motor en la edición de 1953. Sus restantes abandonos fueron: En 1928 con un Chrysler 72, 1929 con un Stutz DV32, 1931 con un Bugatti Type 50S, 1932 con un Bugatti Type 55, 1933 con un Alfa Romeo 8C 2300 LM, 1937 con un Talbot-Lago T150C, 1938 con un Delahaye 145 y 1951 con un Ferrari 340 America.

La miniatura


Lancia Fulvia

El vehículo
El Lancia Fulvia sería el automóvil con el que el fabricante italiano regresaría al mundo de la competición después de abandonarlo en 1955 y sentaría las bases del éxito de Lancia en el mundo del rally durante la década de 1970 y 1980. El vehículo se presentaría en el Salón Del Automóvil de Ginebra de 1963 desarrollado como reemplazo del modelo más pequeño de Lancia, el Appia, y se basaría en gran medida en el Lancia Flavia, heredando de éste la tracción delantera, las suspensiones en ambos ejes y los frenos de disco en las cuatro ruedas. Sin embargo, a diferencia del Flavia, el Fulvia contaría con el conocido motor V4 con bloque de hierro fundido y culata de aluminio con doble árbol de levas en cabeza.

Al igual que otros modelos Lancia después del Aurelia presentado en 1950, el Fulvia recibiría su nombre de una calzada romana histórica, en este caso la que conectaría las ciudades de Tortona y Turín, y se fabricaría con tres carrocerías distintas: sedán, cupé y sport, esta última diseñada por Zagato utilizando la base del cupé que, a diferencia de éste, llevaría un trasera truncada con portón. El concepto técnico del Lancia Fulvia proviene de Antonio Fessia, mientras que la forma del sedán y el Fulvia Coupé un diseño de Pietro Castagnero del Centro Stile en Lancia y Fulvia Sport sería dibujado por Ercole Spada para Carrozzeria Zagato.

En el Salón del Automóvil de Turín de 1965, se presentaría el Lancia Fulvia Coupé construido sobre el chasis acortado del sedán con el motor de 1.216 cm³, 1.231 cm³ desde 1967, que ofrecería 80CV de potencia. Antes, en 1966, llegaría la versión Fulvia HF (High Fidelity) con el primer motor pero mejorado para entregar 88CV. Gracias a su reducido peso, logrado mediante el empleo aluminio en puertas, capó y tapa del maletero y plexiglás en las ventanas, esta versión comenzaría la serie de éxitos deportivos del Fulvia. El Fulvia HF con motor 1.2 sería reemplazado, al igual que el cupé convencional, en 1967 por el 1.3 HF contando ambos con el motor de 1.298 cm³ que generaría 87CV en la versión normal y 101 en la HF.

En 1968 aparecería el Fulvia 1.3 S Rallye Coupé, equipado con servofreno de vacío y el enfriador de aceite del Fulvia 1.3 HF y un motor que ahora desarrollaría 93CV. Ese mismo año, Lancia presentaría el Coupé 1.6 HF con un motor de 1.584 cm³ con carburadores Solex mejorados y que llevarían a la unidad de potencia a entregar 114CV. Gracias a los éxitos deportivos del Fulvia Coupé, desde 1973 solamente esta versión de carrocería estaría disponible con la designación Fulvia, fabricándose hasta 1976 con un motor de 1.3 litros acoplado a una caja de cambios de cinco velocidades.

Lancia competiría con todas las versiones del Fulvia, pero sería el cupé el que se asociaría más al automovilismo a través de sus éxitos en pruebas de rally entre las que destacaría las victorias en el Rally RAC de 1969 y 1970 o el Rally de Monte-Carlo, Rally de Marruecos y Rally Sanremo de 1972, año en el que Lancia obtendría el título en la segunda temporada del FIA International Championship for Manufacturers. El Fulvia sería reemplazado como coche de rally en el WRC por el Lancia Stratos HF en 1974 y solamente obtendría un tercer puesto en el Safari Rally de ese año con Sandro Munari, pero para entonces el coche ya había consumado sus mayores éxitos en años anteriores.

1966
Lancia Fulvia 1.6 Coupé HF #14
Sandro Munari
Mario Mannucci
Rallye Automobile de Monte-Carlo
AB
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Racing Car Collection - Nº 17/28

La miniatura
En el año 2000, la editorial española DelPrado abriría una delegación en Japón poniendo a la venta las mismas colecciones que publicaba en otros país y también algunas exclusivas más orientadas al mercado japonés. Éste sería el caso de la colección Racing Car Collection, aparecida en 2001 y originalmente prevista con 48 modelos que darían un repaso a los modelos más emblemáticos del mundo de la competición incluyendo coches de carreras en circuito y rally. La colección se cancelaría tras 28 números debido a la quiebra del grupo. Las miniaturas, al igual que otras colecciones de la editorial, tendrían orígenes diversos siendo el fabricante principal Universal Hobbies y en general ofrecen una muy terminación sobre moldes más que correctos.

1969
Lancia Fulvia 1.6 Coupé HF #12
Harry Källström
Gunnar Häggbom
Rally RAC
IXO Models/Altaya
Colección: Rally Collection - Nº 35/70

El piloto
Harry Källström

La miniatura
Aparecida en el mercado español en 2004, la colección Rally Collection sería una obra editorial publicada por Altaya en varios países con pequeñas diferencias en el listado de miniaturas ofrecidas. En España, la colección estaría prevista a un total de 50 entregas posteriormente ampliada hasta las 70 debido a su éxito. Los modelos incluidos junto al fascículo estarían fabricados por IXO Models y ofrecerían buenos moldes pero pocos detalles, aunque la relación calidad-precio seguiría siendo bastante aceptable.

1972
Lancia Fulvia 1.6 Coupé HF #14
Sandro Munari
Mario Mannucci
FIA International Championship for Manufacturers
Rallye Automobile de Monte-Carlo
IXO Models/Altaya
Colección: 100 Años De Sport Automóvil - Nº 48/50

El piloto
Sandro Munari comenzaría a mediados de la década de 1960 como copiloto y poco tiempo después iniciaría su carrera detrás del volante compitiendo en el Campeonato de Italia de Rally (CIR) donde lograría sus primeras victorias, llegando a ser campeón del mismo en 1967 y 1969 pilotando un Lancia Fulvia 1.3 Coupé HF o un Lancia Fulvia 1.6 Coupé HF, marca con la que su nombre quedaría asociado durante la mayor parte de su carrera y con la que lograría sus primeros éxitos internacionales como la victoria en el Tour de Corse de 1967.

Con la llegada de la década de 1970, su carrera se orientaría aún más hacia la escena internacional y así, en 1971 ganaría la Mitropa Rally Cup, un campeonato para pilotos no profesionales que se celebra a lo largo de varios países de Europa, y sería subcampeón del Campeonato de Europa de Rally (ERC), posición que también repetiría en 1974, intercalando estos triunfos con la victoria en la Targa Florio de 1972 y el cuarto puesto en los 1.000 Kilómetros de Zeltweg del mismo año siendo compañero de equipo de Arturo Merzario en un Ferrari 312 PB.

En el ERC lograría hasta 1977 doce victorias, muchas de ellas como parte del CIR, y otras propias de otros campeonatos como el Rally Semperit austriaco o los Rally de la Costa Brava y Rally Firestone españoles, el Tour de Corse y el Tour de France Automobile franceses, mientras que en el CIR sumaría un total de 18 victorias, quince con el Lancia Fulvia y tres con el Lancia Stratos HF, venciendo por ejemplo cuatro veces en el Rally San Martino di Castrozza o tres en el Rally Alpi Orientali.

Con la creación del Campeonato del Mundo de Rally (WRC), sería uno de los pilotos del Lancia Stratos HF que daría al fabricante italiano tres títulos mundiales y con el que el Munari ganaría siete pruebas del mundial, estrenándose en el Rallye Sanremo de 1974 y siguiendo por el Rally Rideau Lakes de ese mismo año, el Rallye de Monte-Carlo de 1975, 1976 y 1977, prueba esta que ya ganaría en 1972 con el Fulvia, y el Rally de Portugal y el Tour de Corse de 1976, proclamándose campeón de la Copa FIA de Pilotos en 1977.

Tras la retirada de Lancia de la competición, continuaría corriendo para FIAT aunque sin el mismo éxito, su mejor resultado sería una sexta plaza en el Safari Rally de 1980, y más tarde, comenzaría a disputar pruebas todoterreno como el Dakar o el Rally de los Faraones utilizando diferentes coches entre ellos un Lamborghini LM 002. Tras colgar el mono de pilotar, fundaría con el apoyo de Abarth una escuela donde se imparten cursos de conducción segura en la pista de pruebas del Grupo FIAT en Balocco, apareciendo en ocasiones en pruebas de coches clásicos.

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta como parte de la colección 100 Años De Sport Automóvil publicada en España por primera vez en 2001 por la editorial Altaya y que estaba compuesta por los modelos más representativos de diferentes categorías de los deportes de motor, como Rally, Dakar, Fórmula 1 o las 24 Horas de Le Mans. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, aunque algo escasa en detalles en relación a otros fabricantes.


Lancia Stratos HF

El vehículo
El Lancia Stratos HF, mostrado por primera vez al público en el Salón de Turín de 1970 como Stratos Zero, sería el primer automóvil del fabricante italiano diseñado específicamente para competición. El proyecto estaría dirigido por Cesare Fiorio y colaborarían el piloto e ingeniero británico Mike Parkes, el piloto del equipo de fábrica Sandro Munari y el diseñador de Bertone Marcello Gandini. El prototipo sería creado sobre el bastidor del Lancia Fulvia e impulsado por el V4 del Fulvia 1.6 Coupé HF y Pier Ugo Gobbato, entonces gerente de Lancia, aprobaría el resultado y daría el visto bueno para la construcción de las 500 unidades necesarias para su homologación como coche de carreras.

La versión final, presentada en 1972 durante el Salón del Automóvil de Turín, sería muy diferente al Stratos Zero tanto en su apariencia, con una vasta cabina vítrea que excede el resto de la carrocería, como en la motorización, con motor V6 de 2.418 cm3 y 190CV del Ferrari Dino 246 GT colocado de forma transversal en la parte central trasera. Estos motores se dejarían de producir en 1974, pero Ferrari vendería a Lancia los 500 necesarios, aunque finalmente sólo se ensamblarían 492 copias ya que en 1974 se cambiaría la normativa del Grupo 4 de la FIA y desde ese año solamente eran necesarias 400 unidades. Para las carreras donde se permitía la participación de prototipos del Grupo 5 durante las temporadas de 1972 y 1973, el motor alcanzaría una potencia de 280CV, 560 alimentado con un turbocompresor KKK (Lancia Stratos HF Turbo), A mediados de 1974, se instalarían culatas de 24 válvulas en los motores atmosféricos que generarían una potencia de 305CV y en 1975, la potencia de los motores de 12 válvulas alcanzaría los 260 caballos de fuerza.

El chasis del Lancia Stratos HF sería un monocasco con un bastidor auxiliar montado detrás del motor para acoplar la suspensión y los elementos de la transmisión, mientras que la suspensión delantera y el mecanismo de dirección estarían unidos directamente al monocasco. En la suspensión delantera, se utilizarían vástagos transversales de longitud desigual con amortiguadores telescópicos con muelles ajustables y barra estabilizadora. En un primer momento, para la parte trasera se había previsto establecer un diseño similar, pero la escasez de espacio obligaría a utilizar una suspensión de tipo se MacPherson. Sobre el chasis, se colocaría una carrocería realizada en fibra de vidrio con paneles fácilmente desmontables para facilitar el acceso a los elementos mecánicos.

La primera participación en las competiciones del Lancia Stratos HF sería en el Tour de Corse de 1972, sumando 52 victorias en el ERC entre 1973 y 1982 con tres campeonatos en 1976 y 1977 para Bernard Darniche, también campeón de Francia en 1976 y 1978, y 1979 para Tony Carello, cuatro campeonato en Italia (1976 y 1979 para Antonio Fassina, 1977 para Mauro Pregliasco y 1978 para Adartico Vudafieri), los títulos de campeón de rally de España para Jorge de Bagration en 1979 y 1981, el Tour de France Automobile ganado por Sandro Munari en y los conseguidos por Darniche en 1975, 1977, 1979 y 1980, el Giro Automobilistico d'Italia de 1974 (Jean-Claude Andruet), 1976 (Carlo Facetti) y 1978 (Markku Alén) o el Campeonato de Europa de Rallycross de 1976 logrado por Franz Wurz, entre otras que podrían haber sido muchas más, pero el grupo FIAT, por consideraciones económicas y estratégicas, decidiría promover la versión deportiva del FIAT 131 en el mundo del rally.

1979
Lancia Stratos HF #4
Jorge de Bagration
Nuria Llopis
Campeonato de España de Rally
/496 Puntos
Rally de España
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Campeones de Rally - Nº 23/60

El piloto
Jorge de Bagration

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7 R8 R9 R10 R11 R12 R13 R14 R15 R16 R17 R18 R19 R20 R21
  AB 1 1 1     1 1 1               1 AB   1
1Jordi Sabater como copiloto

La miniatura
En agosto de 2006, Altaya ponía a la venta el coleccionable Nuestros Campeones de Rally dedicada exclusivamente a pilotos españoles y que en 60 entregas pondría disposición de los coleccionistas numerosas decoraciones inéditas sobre moldes, en su inmensa mayoría, ya conocidos de otras colecciones de la misma editorial. De nuevo las réplicas estarían fabricadas por IXO Models en China y tendrían el mismo nivel de acabado, detalles y precio (12,95€) que la colección Carlos Sainz publicada un año antes, y al igual que esta tendría una segunda edición tiempo más tarde, e incluiría entre sus modelos una amplía selección de pilotos que competirían en los campeonatos nacionales de la especialidad tanto en asfalto como en tierra, además de otros que daría el salto a eventos europeos y mundiales.


Lancia Rally 037

El vehículo
A finales de la década de 1970, FIAT tomaría control de las actividades de rally en las que hasta entonces el coche a batir era el Lancia Stratos HF, utilizando para ello una versión modificada por Abarth del FIAT 131, modelo con mayor valor de mercado que el Stratos. FIAT lograría un gran éxito con el FIAT 131 Abarth Rally pero con la llegada del Grupo B, pasaría de nuevo el testigo a Lancia que, en 1981, en colaboración de nuevo con Abarth, Lancia comenzaría el desarrollo de un automóvil que estaría destinado exclusivamente a la clase del Grupo B.

El modelo se basaría en el Lancia Beta Montecarlo Turbo y recibiría el número de proyecto 037, que luego se usaría como el nombre oficial del modelo. Abarth sería el responsable del diseño que contaría con un marco central de acero con dos bastidores auxiliares delante y detrás, mientras que el resto de la carrocería estaría realizado en resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio. El motor estaría ubicado en el vano central posterior dispuesto longitudinalmente lo que redundaría en un mayor equilibrio y manejo del automóvil. Para sujetar el coche al suelo se usarían horquillas dobles independientes en los ejes delantero y trasero, con amortiguadores traseros dobles para reducir el estrés en los elementos mecánicos del coche.

A diferencia de su predecesor, el Lancia Stratos HF con motor V6, el Lancia Rally 037 montaría un motor sobrealimentado de 2.0 litros litros y cuatro cilindros sobrealimentado por un turbo. En evoluciones posteriores, la cilindrada se aumentaría ligeramente y se usaría un árbol de levas gemelo con cuatro válvulas por cilindro con un carburador Weber grande en lugar de los dos de la primera versión del automóvil y posteriormente se utilizaría un motor de inyección, ofreciendo una potencia de alrededor de 285CV para terminar generando hasta 350 caballos de fuerza al eje trasero.

El debut competitivo del Lancia Rally 037 tendría lugar en el Rally Costa Smeralda en Italia en la primavera de 1982 y su primera aparición en el WRC ocurriría con los pilotos más tarde ese año en el Tour de Corse. La primera versión del Rally 037 no resultaría tan competitiva como se esperaría, pero una versión evolucionada que fue utilizada por Lancia desde la temporada de 1983 plantaría cara al Audi quattro obteniendo cinco victorias en el WRC de ese año y Lancia se convertiría de nuevo en campeona mundial de constructores, mientras que los pilotos Walter Röhrl y Markku Alén terminarían como segundo y tercero respectivamente en el campeonato de pilotos.

En la temporada 1984, Lancia introduciría la segunda evolución del Rally 037, que mostraría una notable diferencia en su apariencia física con respecto a su predecesor, ya que en esta versión se eliminaría todo el parachoques trasero. Sin embargo, el equipo no podría continuar con la línea de éxito establecida en 1983, especialmente después de la espectacular introducción del Peugeot 205 Turbo 16 a mitad de temporada. El Lancia Rally 037 aun ganaría ganaría en manos de Alén en el Tour de Corse, una prueba de asfalto donde el Rally 037 estaba en su elemento, pero Audi dominaría tanto el campeonato de pilotos como el de constructores ese año.

En esa misma temporada, Lancia comenzaría a desarrollar un automóvil con tracción en las cuatro ruedas para el Grupo B, que luego debutaría como Lancia Delta S4. Sin embargo, este proyecto se retrasaría, ya que el Rally 037 se utilizaría para la aparición del fabricante italiano en el WRC hasta bien entrada la temporada de 1985 y en numerosos eventos del Campeonato de Europa de Rally (ERC) así como en campeonatos nacionales, realizando su última aparición en el mundial en 1986.

En el ERC, el Lancia Rally 037 sumaría cerca de 40 victorias haciendo a Miki Biasion campeón de la edición de 1983, a Carlo Capone de la de 1984 y a Dario Cerrato en 1985. En el palmarés del coche de Lancia en el ERC se incluirían victorias como las del Rally Costa Brava de 1983 y 1985 por Biasion, quien también ganaría el Rally RACE - Costa Blanca de 1983 y 1985 o el Rally Halkidiki en esos mismos años, la Targa Florio que lograría Cerrato en 1985, la del Rally de Cataluña de 1985 por Fabrizio Tabaton, el Rally de Madeira y Príncipe de Asturias de 1985 junto al Rally RACE español de 1986 por Salvador Servià o las pruebas belgas de Valais y Condroz de 1985 y el Rally de Chipre en 1986 por Patrick Snijers.

A nivel de campeonatos nacionales, el Lancia Rally 037 haría de Tonino Tognana campeón de Italia en 1982, si bien durante la temoprada también usaría un Ferrari 308 GTB, y también serían campeones del italiano Miki Biasion en 1983, Adartico Vudafieri en 1984 y Dario Cerrato en 1985. Por su parte, Salvador Servià sería campeón de España en 1985 y 1986 y el belga Patrick Snijers lo sería de su país en la edición de 1985.

1984
Lancia Rally 037 #4
Total Chardonnet
Jean-Claude Andruet
Annick Peuvergne
Championnat de France des Rallyes
/56 Puntos
Rallye du Var
IXO Models/Altaya
Colección: Champions Français de Rallye - Nº 18/60

El piloto
Jean-Claude Andruet es, a pesar de haber participado en 19 ocasiones en las 24 Horas de Le Mans, más conocido por su carrera dentro de los rallies. En este tipo de competición fue campeón del Campeonato Francés de rallies en 1968 y 1970, año este en el que también se coronó en el del European Rally Championship. En el campeonato del Mundo de esta especialidad ganó tres carreras: el Rallye Automobile de Monte-Carlo de 1973, el Tour de Corse de 1974 y el Rallye de Sanremo de 1977. En el Campeonato de Europa obtuvo un total de 17 victorias entre 1970 y 1984, mientras que en el campeonato francés consiguió 33 entre 1968 y 1984. Además de todas estas victorias, también ganó la Coupé des Alpes en 1967 o las 24 Heures de Spa en 1977 entre otras carreras. En el circuito de La Sarthe debutaría en 1967 a bordo de un Alpine A210 pero abandonó. Al año siguiente repitió con el mismo coche esta vez acabando 12º y consiguiendo la victoria dentro de su clase.

Esta victoria dentro de la categoría en la que participaba la repetiría en 1972 con un Ferrari 365 GTB4 con el que finalizó 5º en la general. El resto de sus resultados fueron: En 1969 con un Alpine A220 (AB), 1970 con un Ligier JS1 (AB), 1971 con un Porsche 910 (AB), 1973 y 1975 con un Ferrari 365 GTB4 (20º y 12º), 1974 con un Ferrari 312 P (9º), 1976 con un Porsche 911 Carrera RSR (13º), 1978 con un Ferrari 512 BB (AB), 1979, 1980, 1981 y 1982 con un Ferrari 512 BB/LM (AB, AB, 5º y ganador de su clase y AB, respectivamente), 1983 con un Lancia LC2 (AB), 1985 con un WM P83B (AB), 1988 con un Spice Fiero S88C (AB) y 1989 con un Cougar C20B (14º y vencedor de su categoría).

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7 R8 R9 R10
  11           2   1
1Martine Rick-Place como copiloto

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 3 de junio de 2009 como parte de la colección Champions Français De Rallye (Campeones Franceses de Rally) que la editorial Altaya pondría a la venta en los kioscos franceses en agosto de 2008 y en la que, a través de 60 entregas, se ofrecerían miniaturas de los más famosos pilotos de Francia en las pruebas que estos disputarían en diversos campeonatos como el WRC, el ERC o el de Francia entre otros. Como es habitual en esta editorial, los modelos estarían fabricados por IXO Models y, como también es típico de este fabricante, contarían con moldes correctos y buenos detalles en general siempre teniendo el cuenta el precio de venta de este tipo de productos, en este caso 12,99€ a partir del tercer número.

1986
Lancia 037 Evo #2
RACC Bendiberica
Salvador Servià
Jordi Sabater
FIA European Rally Championship
11º/164 Puntos
Rally de Catalunya
IXO Models/Altaya
Colección: Rally Collection - Regalo Suscriptor

Resultados

3 1 1 AB AB 3

La miniatura
Aparecida en el mercado español en 2004, la colección Rally Collection sería una obra editorial publicada por Altaya en varios países con pequeñas diferencias en el listado de miniaturas ofrecidas. En España, la colección estaría prevista a un total de 50 entregas posteriormente ampliada hasta las 70 debido a su éxito. Los modelos incluidos junto al fascículo estarían fabricados por IXO Models y ofrecerían buenos moldes pero pocos detalles, aunque la relación calidad-precio seguiría siendo bastante aceptable.

1986
Lancia 037 Evo 2 #1
RACC - Bendibérica
Salvador Servià
Jordi Sabater
Campeonato de España de Rally de Asfalto
/1424 Puntos
Rally San Froilán
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Campeones de Rally - Nº 20/60

El piloto
Salvador Servià

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7 R8 R9 R10 R11
3 1 1 - 1 AB AB AB 1 3 2

La miniatura
En agosto de 2006, Altaya ponía a la venta el coleccionable Nuestros Campeones de Rally dedicada exclusivamente a pilotos españoles y que en 60 entregas pondría disposición de los coleccionistas numerosas decoraciones inéditas sobre moldes, en su inmensa mayoría, ya conocidos de otras colecciones de la misma editorial. De nuevo las réplicas estarían fabricadas por IXO Models en China y tendrían el mismo nivel de acabado, detalles y precio (12,95€) que la colección Carlos Sainz publicada un año antes, y al igual que esta tendría una segunda edición tiempo más tarde, e incluiría entre sus modelos una amplía selección de pilotos que competirían en los campeonatos nacionales de la especialidad tanto en asfalto como en tierra, además de otros que daría el salto a eventos europeos y mundiales.


Lancia Delta S4

El vehículo
Con la puesta a la venta en 1979 del Lancia Delta, el Grupo FIAT, al que pertenecía Lancia, descartaría en principio crear versiones de competición dado que en la competición de rally ya tenía vehículos de probado éxito como el Lancia Stratos HF, el FIAT 131 Abarth Rally y posteriormente el Lancia Rally 037, el último modelo hasta la fecha en ganar el campeonato del mundo teniendo tracción trasera. Sin embargo, en 1982 se presentaría un prototipo de tracción total en el Salón del Automóvil de Turín con la mecánica y el chasis del modelo básico equipado con un motor de 1.6 litros con turbocompresor y doble árbol de levas en cabeza que entregaría una potencia de 166CV transmitidos a los dos ejes mediante un diferencial de caja de transferencia en la salida de la caja de cambios y un diferencial autoblocante en la plataforma trasera.

Con la competencia en el Grupo B de la FIA dejando atrás las prestaciones del Lancia Rally 037, los ingenieros de Lancia en colaboración con los de Abarth, también perteneciente al Grupo FIAT, diseñarían un nuevo automóvil para el WRC basado en el Lancia Delta de tracción total con el nombre en clave de Tipo 831. Para construir el automóvil del Grupo B, el ingeniero Aurelio Lampredi y el director técnico de Abarth, Claudio Lombardi, se inspirarían en el Peugeot 205 Turbo 16 con su motor longitudinal central-trasero y una carrocería muy similar al modelo de producción.

La tracción a las cuatro ruedas con embrague de doble disco, caja de cambios Hewland de cinco velocidades, distribuidor de par y bloqueo del diferencial central serían los encargados de transmitir la potencia del motor de cuatro cilindros de de 1.759 cm³ con el bloque y la culata realizados en aleación ligera, un encendido electrónico Weber y un nuevo sistema de sobrealimentación con un sobrealimentador Abarth-Volumex asociado a un turbocompresor KKK para obtener mayor par y reducir el tiempo de respuesta del turbo, obteniendo con ello una potencia de 400 caballos de fuerza, 450 después de ser homologado. Para homologar el modelo, se fabricarían 200 copias que se venderían con el nombre de Lancia Delta S4 Stradale, la letra S por Sobrealimentación y el número en 4 en referencia a la tracción, con una potencia reducida a los 250CV.

El Lancia Delta S4 de competición, en nada se parecería al Delta de producción, y se trataría de un prototipo construido sobre una estructura tubular de acero-cromo-molibdeno, un interior de resina y fibra de vidrio con las partes delantera y trasera de la carrocería completamente inclinadas para acceder a las partes mecánicas que requeriría una gran inversión al ser la mayoría de sus elementos inéditos, debutando en competición en la temporada de 1985 y finalizando su recorrido en el WRC en 1986 al ser abolido el Grupo B después de dos serios accidentes en ese año, el primero en el Rally de Portugal donde el piloto Joaquim Santos perdería el control de su Ford RS200 y se precipitaría entre la multitud matando a tres espectadores e hiriendo a más de 30, y el segundo en el Tour de Corse cuando el Lancia Delta S4 pilotado por Henri Toivonen se saldría de la pista precipitándose por un barranco e incendiándose, falleciendo el finlandés y su copiloto Sergio Cresto.

En esos dos años, el Lancia Delta S4 lograría sumar cinco victorias en el WRC: RAC Rally de 1985 y las ediciones de 1986 del Rally de Monte-Carlo, el Rally de Argentina, el Rally Sanremo y el Olympus Rally, además de sumar diez podios en doce carreras, uno en 1985 y los demás en 1986, siendo Lancia segunda en el campeonato de constructores de 1986 y Markku Alén en el de pilotos. Ese mismo año, Fabrizio Tabaton ganaría el Campeonato de Europa de Rally (ERC) siendo el vencedor en seis pruebas de las trece en las que participaría, tradicionalmente el ERC se disputa a lo largo del año con un indeterminado número de eventos, en 1986 hasta 50 pruebas otorgarían puntos para el campeonato, y los pilotos y fabricantes acuden a aquellos en los que mayores posibilidades de ganar que en el caso del piloto italiano serían los certámenes del Rally Costa Brava, el Rali Vinho da Madeira, el Halkidiki Rally, el Rally Príncipe de Asturias, el Rally de Cataluña y el Rally de San Marino.

En campeonato nacionales, el Lancia Delta S4 destacaría sobremanera en el Campeonato de España de Rally de Tierra donde sumaría un título en las manos de Juan Carlos Oñoro en 1987 anotándose la victoria en las pruebas de Lugo, Granada, Soria y Gironella, y tres campeonatos para el uruguayo Gustavo Trelles entre 1988 y 1990, venciendo en el Rally Costa Cálida en esos tres años, Toledo y Madrid en 1988 y 1989, y el Rally de Balaguer en 1988 y 1990, Lugo en 1989 y 1990, Álava, y Córdoba en 1989 y La Rioja y Vigo en 1990. También lo haría en Italia, donde Dario Cerrato de proclamaría campeón nacional en 1986 tras sumar las victorias del Rally 1000 Miglia, Rallye dell'Isola d'Elba, la Targa Florio y el Rally Valle d'Aosta.

Después de la prohibición del Grupo B, el Lancia Delta S4 aparecería en otras disciplinas del automovilismo en Europa como el rallycross, especialmente en el Campeonato de Francia, y en autocross en el Campeonato de Italia y en el Campeonato de Europa, brillando en estos eventos en las manos de pilotos como Bruno Saby o Fabrizio Tabaton, sumado cinco títulos europeos: 1987 por Gian Battista Rosella, 1988 por Augusto Cesari , 1989 por Illide Romagna y 1990 y 1991 por Giancarlo Stecca.

1988
Lancia Delta S4 Proto #4
Jolly Club
Gustavo Trelles
Manuel Ortiz-Tallo
Campeonato de España de Rally de Tierra
/153 Puntos
Rally RACE Toledo
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Campeones de Rally - Nº 31/60

El piloto
Gustavo Trelles

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7
AB1 1 22 21 1 12 1
1Daniel Muzio como copiloto
2Pedro García como copiloto

La miniatura
En agosto de 2006, Altaya ponía a la venta el coleccionable Nuestros Campeones de Rally dedicada exclusivamente a pilotos españoles y que en 60 entregas pondría disposición de los coleccionistas numerosas decoraciones inéditas sobre moldes, en su inmensa mayoría, ya conocidos de otras colecciones de la misma editorial. De nuevo las réplicas estarían fabricadas por IXO Models en China y tendrían el mismo nivel de acabado, detalles y precio (12,95€) que la colección Carlos Sainz publicada un año antes, y al igual que esta tendría una segunda edición tiempo más tarde, e incluiría entre sus modelos una amplía selección de pilotos que competirían en los campeonatos nacionales de la especialidad tanto en asfalto como en tierra, además de otros que daría el salto a eventos europeos y mundiales.


Lancia Delta

El vehículo
Con la puesta a la venta en 1979 del Lancia Delta, el Grupo FIAT, al que pertenecía Lancia, descartaría en principio crear versiones de competición dado que en la competición de rally ya tenía vehículos de probado éxito como el Lancia Stratos HF, el FIAT 131 Abarth Rally y posteriormente el Lancia Rally 037, el último modelo hasta la fecha en ganar el campeonato del mundo teniendo tracción trasera. Sin embargo, en 1982 se presentaría un prototipo de tracción total en el Salón del Automóvil de Turín con la mecánica y el chasis del modelo básico equipado con un motor de 1.6 litros con turbocompresor y doble árbol de levas en cabeza que entregaría una potencia de 166CV transmitidos a los dos ejes mediante un diferencial de caja de transferencia en la salida de la caja de cambios y un diferencial autoblocante en la plataforma trasera.

En el Campeonato del Mundo de Rally, el Grupo A, categoría creada en 1982, era entonces una especia de segunda división de un WRC dominado por los Grupo B. Sin embargo, los dramáticos sucesos de 1985 con el accidente que le causaría la muerte a Attilio Bettega tras salirse de la carretera y chocar contra un árbol pilotando un Lancia Rally 037 en el Tour de Corse, y los de 1986 con el accidente de Joaquim Santos con un Ford RS200 en el Rally de Portugal que acabaría con la vida de tres espectadores y el del Lancia Delta S4 de Henri Toivonen en el Tour de Cose en el que fallecería tanto él como su copiloto Sergio Cresto, la FIA prohibiría los Grupo B al final de la temporada de 1986 y para la siguiente, el Grupo A de convertiría en la categoría reina del WRC.

Para homologar un vehículo en esta clase se requeriría la producción de cinco mil unidades del modelo de calle para homologar el modelo de competencia. Lancia ya tenía en el mercado la versión más deportiva de su compacto Lancia Delta, el Lancia Delta HF 4WD, del que ya había fabricado 2.300 unidades desde mayo de 1986, por lo que la fábrica se dedicaría a construir las 2.700 restantes para obtener la homologación de la FIA. Nacía de esta manera el Lancia Delta HF 4WD del Grupo A, un coche que en sus diferentes versiones se convertiría en el automóvil más exitoso de la historia no sólo del WRC, donde sumaría 46 victorias entre 1987 y 1993 (el Subaru Impreza con sus distintas versiones tiene la misma cifra pero con un mayor número de temporadas a sus espaldas), así como seis títulos de constructores consecutivos entre 1987 y 1992 y cuatro de pilotos: dos para Juha Kankkunen en 1987 y 1991 y otros dos para Miki Biasion en 1988 y 1989, sino también en otros campeonatos internacionales y nacionales donde participaría incluso después de que la producción del modelo terminase en 1993.

El Lancia Delta HF 4WD del Grupo A contaría con una versión modificada del motor empleado por Lancia Thema y Delta HF 4WD de producción: un cuatro cilindros en línea de 1.995 cm³ turboalimentado que entregaría una potencia cercana a los 250CV entregados a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades a las cuatro ruedas por un conjunto de tres diferenciales con una distribución del par del 56% en la parte delantera y del 44% en la parte trasera, debutando en el Rally de Monte-Carlo de 1987 con un doblete tras la victoria lograda por Miki Biasion por delante de Juha Kankkunen.

El Lancia Delta HF 4WD sería reemplazado a partir del Rally de Portugal de 1988 por el Lancia Delta Integrale, similar a su predecesor, pero con ejes ocho centímetros más anchos, así como los guardabarros ensanchados que los alojaban, su principal diferencia externa, que permiten instalar llantas y neumáticos más grandes para mejorar la adherencia a la carretera y transmitir más potencia al suelo. Esta potencia vendría generada por un nuevo turbocompresor, que aumentaría la potencia hasta casi los 300CV gestionados por una nueva caja de cambios de seis velocidades, además de mejoras en la suspensión.

En el Rally de Sanremo de 1989 se estrenaría una versión mejorada del Lancia Delta Integrale, destacando una nueva culata para albergar las 16 válvulas con las que contaría el motor en esta campaña, razón por la cual al Delta Integrale de 1988 se le conoce también como Lancia Delta Integrale 8V y al nuevo como 16V. También llegaría una caja de cambios de cambios mejorada y una distribución de par trasera modificada, así como un embrague operado hidráulicamente, en los modelos anteriores el accionamiento era mecánico por cable. Dado que la nueva culata era más alta, el capó tuvo que adaptarse en consecuencia y el modelo es fácilmente distinguible del 8V precisamente por el capó abovedado en su parte central.

En el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1991, se presentaría el Lancia Delta HF Integrale 16V Evoluzione, o simplemente Lancia Delta HF Integrale, siete centímetros más ancho que su predecesor, una potencia mejorada hasta los 340CV, mejores suspensiones y frenos y aditamentos aerodinámicos como un nuevo alerón trasero colocado en la parte superior de la ventanilla trasera que debutaría en competición en el Rally de Monte-Carlo de 1992. Con estas cuatro variantes del Lancia Delta, numerosos equipos semioficiales y privados a lo largo y ancho de Europa dominarían los campeonatos internacionales y nacionales, sumando una cincuentena de títulos de pilotos y victorias en un sinfín de pruebas hasta el año 2002.

Por ejemplo, en el Campeonato de Europa de Rally (ERC) el Lancia Delta HF 4WD le daría el título de campeón a Dario Cerrato en 1987 y a Fabrizio Tabaton en 1988 (con parte de la temporada disputada con el Lancia Delta Integrale), siendo además estos dos pilotos campeones del Campeonato de Italia de Rally (CIR), en 1987 lo sería Tabaton y en 1988 Cerrato. Otros campeones nacionales con el Delta HF 4WD serían el griego Ioánnis Vardinoyiannis en el campeonato de su país de 1987 y el austriaco Franz Wittmann en 1988, aunque durante la mayor parte de la temporada utilizaría el Delta Integrale o el luso Carlos Bica en el Campeonato de Portugal de Rally (CPR) de 1988 y 1989.

El Lancia Delta Integrale continuaría esta senda triunfante, tanto en el ERC como en distintas series nacionales y así, Yves Loubet sería campeón europeo en 1989, Dario Cerrato repetiría en el CIR de 1989, Wittmann haría lo propio en la serie austriaca, Vardinoyiannis obtendría dos títulos más en Grecia en 1988 y 1989, Greg Carr en el Campeonato de Australia de Rally también en 1989 y el finlandés Sebastian Lindholm en su tierra natal en el año 1990 al igual que al germano Ronald Holzer en su país en el misma temporada. Por su parte, el Lancia Delta Integrale 16V haría campeón de Europa a Robert Droogmans en 1990 y a Piero Liatti en 1991 y campeones nacionales a Dario Cerrato en esos dos mismos años, a Ioánnis Vardinoyiannis en 1990, 1991 y 1992, a los austriacos Ernst Harrach y Christoph Dirtl en 1990 y 1991 de manera respectiva en su país y a Carlos Bica en el portugués de 1991, en España a Jesús Puras en 1990 y en Francia en el campeonato de tierra a Bruno Saby en 1990 y 1991.

El Lancia Delta HF Integrale no se quedaría atrás en cuanto a títulos y victorias y por ejemplo, el francés Pierre-César Baroni sería campeón del ERC, si bien parte de la campaña la disputaría también con un Ford Escort RS Cosworth, y en cuanto a campeonatos nacionales, Piergiorgio Deila en 1992 y Gilberto Pianezzola en 1993 se llevarían el CIR, Jorge Bica el CPR de 1993, Jesús Puras el nacional de asfalto en 1992, Gustavo Trelles el nacional sobre tierra en 1992, su compatriota Gabriel Méndez en 1995 y Pedro Diego en 1996, Chiel Bos el Campeonato de Holanda de Rally en 1991 y los franceses Jean-Michel Wolff en 1992, Olivier Bosch en 1994, François Chauche en 1996 y Gilbert Magaud en 2002 la serie nacional de su país sobre tierra, sumando cerca de 1.000 victorias entre todos los campeonatos y pruebas en las que estarían inscritos los Lancia Delta.

1987
Lancia Delta HF 4WD #1
Jolly Club Totip
Dario Cerrato
Giuseppe Cerri
FIA European Rally Championship
/469 Puntos
Rally Internazionale della Lana
IXO Models/Altaya
Colección: Rally Collection - Nº 55/70

El piloto
Dario Cerrato

Resultados

2 AB 2 AB 1 5 1 1 1 1

La miniatura
Aparecida en el mercado español en 2004, la colección Rally Collection sería una obra editorial publicada por Altaya en varios países con pequeñas diferencias en el listado de miniaturas ofrecidas. En España, la colección estaría prevista a un total de 50 entregas posteriormente ampliada hasta las 70 debido a su éxito. Los modelos incluidos junto al fascículo estarían fabricados por IXO Models y ofrecerían buenos moldes pero pocos detalles, aunque la relación calidad-precio seguiría siendo bastante aceptable.

1988
Lancia Delta Integrale #1
H.F. Grifone SRL
Fabrizio Tabaton
Luciano Tedeschini
FIA European Rally Championship
/1685 Puntos
Elpa-Halkidiki Rally
IXO Models/Eaglemoss Collections
Colección: Passione Rally - Nº 83/120

El piloto
Fabrizio Tabaton

Resultados

AB 3 AB 2 4 AB AB 1 4 2 AB 2

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección italiana Passione Rally publicada en 2012 por la editorial Eaglemoss. En ella se hace un repaso a esta especialidad recopilando tanto los coches más modernos como los más legendarios. Producidas por IXO Models en exclusiva para esta colección, Las miniaturas están realizadas en metal y representan fielmente los modelos que reproducen lo que les da una excelente relación calidad/precio.

1988
Lancia Delta HF 4WD #18
Duriforte Construçoes
Carlos Bica
Fernando Prata
Campeonato Nacional FPAK de Ralis
/1337,5 Puntos
Rallye de Portugal - Vinho do Porto
IXO Models/Altaya
Colección: Os Nossos Campeões de Ralis - Nº 8/50

El piloto
Carlos Bica

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7 R8 R9 R10 R11
3 2 2 2 1 AB 1 1 AB AB 4

La miniatura
En enero de 2006, la editorial Altaya pondría a la venta en Portugal la colección Os Nossos Campeões De Ralis (Nuestos Campeones de Rally), una obra editorial en la que se ofrecerían 50 miniaturas y sus correspondientes fascículos no sólo de pilotos portugueses, sino también foráneos que participarían en el Rally de Portugal. Los modelos de esta colección estarían fabricados por IXO Models y contarían, como es habitual en el fabricante con sede en Macao, con buenos modelos pero algo parcos en detalles, por ejemplo, los interiores serían completamente negros aunque por otra parte se ofrecerían en algunas reproducciones la publicidad original incluyendo las marcas de bebidas alcohólicas o de tabaco. Asimismo y por apenas 10,99€, la colección ofrecería la oportunidad de conseguir moldes que en hasta ese momento eran inéditos, lo que haría de ella un éxito entre el aficionado a este tipo de miniaturas.

1989
Lancia Delta HF Integrale #3
H.F. Grifone
Ybes Loubet
Jean-Marc Andrié
FIA European Rally Championship
/2740 Puntos
Rali Vinho da Madeira
IXO Models/Altaya
Colección: Champions Français de Rallye - Nº 14/60

El piloto
Ybes Loubet

Resultados

1 2 2 AB 2 3 1 1 1

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 20 de marzo de 2009 como parte de la colección Champions Français De Rallye (Campeones Franceses de Rally) que la editorial Altaya pondría a la venta en los kioscos franceses en agosto de 2008 y en la que, a través de 60 entregas, se ofrecerían miniaturas de los más famosos pilotos de Francia en las pruebas que estos disputarían en diversos campeonatos como el WRC, el ERC o el de Francia entre otros. Como es habitual en esta editorial, los modelos estarían fabricados por IXO Models y, como también es típico de este fabricante, contarían con moldes correctos y buenos detalles en general siempre teniendo el cuenta el precio de venta de este tipo de productos, en este caso 12,99€ a partir del tercer número.

1992
Lancia Delta HF Integrale #1
Mauro Rally Tuning
Jesús Puras
José Arrarte
Campeonato de España de Rally de Asfalto
/1014 Puntos
Rally Caja Cantabria
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Campeones de Rally - Nº 3/60

El piloto
Jesús Puras

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7 R8 R9 R10 R11 R12
- - 2 1 1 1 AB 11 61 11
1Àlex Romaní como copiloto

La miniatura
En agosto de 2006, Altaya ponía a la venta el coleccionable Nuestros Campeones de Rally dedicada exclusivamente a pilotos españoles y que en 60 entregas pondría disposición de los coleccionistas numerosas decoraciones inéditas sobre moldes, en su inmensa mayoría, ya conocidos de otras colecciones de la misma editorial. De nuevo las réplicas estarían fabricadas por IXO Models en China y tendrían el mismo nivel de acabado, detalles y precio (12,95€) que la colección Carlos Sainz publicada un año antes, y al igual que esta tendría una segunda edición tiempo más tarde, e incluiría entre sus modelos una amplía selección de pilotos que competirían en los campeonatos nacionales de la especialidad tanto en asfalto como en tierra, además de otros que daría el salto a eventos europeos y mundiales.

1993
Lancia Delta HF Integrale #16
Duriforte Construçoes
Jorge Bica
Joaquim Capelo
Campeonato Nacional FPAK de Ralis
/- Puntos
Rallye de Portugal - Vinho do Porto
IXO Models/Altaya
Colección: Os Nossos Campeões de Ralis - Nº 14/50

El piloto
Jorge Bica

Resultados

R1 R2 R3 R4 R5 R6 R7 R8 R9 R10
1 1 1 3 1 2 - 2 - -

La miniatura
En enero de 2006, la editorial Altaya pondría a la venta en Portugal la colección Os Nossos Campeões De Ralis (Nuestos Campeones de Rally), una obra editorial en la que se ofrecerían 50 miniaturas y sus correspondientes fascículos no sólo de pilotos portugueses, sino también foráneos que participarían en el Rally de Portugal. Los modelos de esta colección estarían fabricados por IXO Models y contarían, como es habitual en el fabricante con sede en Macao, con buenos modelos pero algo parcos en detalles, por ejemplo, los interiores serían completamente negros aunque por otra parte se ofrecerían en algunas reproducciones la publicidad original incluyendo las marcas de bebidas alcohólicas o de tabaco. Asimismo y por apenas 10,99€, la colección ofrecería la oportunidad de conseguir moldes que en hasta ese momento eran inéditos, lo que haría de ella un éxito entre el aficionado a este tipo de miniaturas.