Ford Motor Company
Vehículos Industriales

Cuando ni siquiera la Ford Motor Company existía, en 1900, Henry Ford ya diseñó un camión; con la salida al mercado del Model T One-Ton en 1917 arranca la fabricación de vehículos industriales como tal, ya que este fue el primer modelo para el que se construyó un chasis específico y no una mejora de los chasis del Model T para camiones como hasta entonces. En 1928 presenta el Model A Open Cab Pickup, al que 4 años después le sigue el Model BB, los primeros en incorporar motores V8. Tras la Segunda Guerra Mundial es introducida la F-Series, con una gama que va desde la F-1 (1/2 tonelada) a la F-8 (3 toneladas). Esta serie y sus posteriores mejoras (F-150, F-250, F-350) y avances tecnológicos es la base de todas los vehículos comerciales que Ford fabrica en los Estados Unidos.

En Inglaterra, Ford produce una gama de vehículos comerciales a partir del modelo TT en 1917. De 1933 a 1939, estos fueron renombrados como Fordson, luego Fordson Thames hasta 1957, tras lo cual se convirtió en Thames en 1965 y, finalmente, simplemente Ford. Hacia 1960, las divisiones de Ford en Alemania e Inglaterra trabajaban en la producción de una nueva furgoneta sobre los nuevos diseños en la Ford Köln y la Thames 800E, con fuertes inversiones de de dinero para, basicamente, el mismo producto para el mismo mercado, se reestructuró el proyecto de ambas divisiones y en 1961, con el nombre clave de "Redcap" se comenzó a diseñar una sola furgoneta para todo el mercado europeo, este proyecto se conoció después como "V-series" (V de Van, furgoneta en inglés) y de aquí, en 1965 nació la furgoneta Ford Transit. Una buena idea que se ha perpetuado durante más de 40 años como el líder del mercado durante muchos años demostrando su fiabilidad, longevidad y su inagotable capacidad de evolucionar día a día en el exigente mercado de los vehículos comerciales.

Más miniaturas e información de Ford en las siguientes secciones


Ford Model AA

El vehículo

1927
Ford Model AA
WhiteBox
Referencia: WB290

La miniatura
WhiteBox es una marca comercial de la tienda online alemana Modelcarworld, que también es propietaria de BoS (Best of Show) y Neo, esta última adquirida en 2012. Las miniaturas a escala 1/43 vendidas con la denominación WhiteBox son en su mayor parte productos ya vendidos anteriormente en coleccionables de todo el mundo con modelos fabricados por PCT Collectibles, la casa matriz de IXO Models, J-Collection o IST Moldes entre otras marcas. Al basarse en moldes ya existentes, los modelos de WhiteBox se encuentran en la gama de precio medio-baja entre los fabricantes de miniaturas y ofrecen pequeñas mejoras en los acabados en relación a las mismas unidades vendidas como parte de una colección de fascículos, con el añadido de ser series limitadas generalmente a 1.000 ó 2.000 unidades. Con un origen tan diverso, en su gama se pueden encontrar desde coches clásicos a otros más modernos, incluyendo también versiones de competición, camiones y furgonetas de múltiples constructores de automóviles de los cinco continentes.


Ford Model BB

El vehículo

1937
Ford Pickup
Yat Ming
Referencia: 94232

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.


Ford F-Series

El vehículo
Hasta la aparición de la Ford F-Series en 1947, las camionetas o pickup, camiones semipesados y pesados fabricados por la compañía creada por Henry Ford se basaban en los modelos de automóviles que el gigante americano ponía a la venta prácticamente cada año. Así, las primeras camionetas estarían construidas sobre la base del Ford Model T con la denominación Ford Model AA a la que sucedería el Ford Model BB basado en el Ford 1932 y posteriores.

Estas plataformas servirían de base para la fabricación de un sinfín de modelos industriales incluyendo furgonetas y camiones a las tres principales ramas antes mencionadas. Con la presentación de la F-Series, Ford separaría la producción de automóviles de la de vehículos industriales y, precisamente esta serie, sería la de mayor éxito en el mercado estadounidense con más de 34 millones de unidades vendidas desde la aparición de la primera generación hasta la presente, la decimotercera, que se encuentra en el mercado desde 2015, convirtiéndose en la columna vertebral de las operaciones de Ford en su país de origen.

Este éxito se basa en la oferta de gran cantidad de opciones de carrocerías y terminaciones disponibles capaz de satisfacer al cliente que meramente busca un vehículo de carga para su trabajo como a familias o apasionados de la velocidad debido a sus infinitas configuraciones de distancia entre ejes, motores, transmisiones, su alta carga útil y su gran capacidad de remolque que ofrecen como contrapunto un elevado gasto de combustible tanto en sus motores gasolina como diésel (estos últimos tradicionalmente reservado a las camionetas y camiones semipesados que configurarían las series F-250 y F-350 y su elevado peso en vacío.

La primera generación de la Ford F-Series, a la venta a partir de 1948, aparecería en ocho versiones diferentes numeradas de F-1 a F-8 en orden ascendente en función de la tara del vehículo. Por ejemplo, la Ford F-1 se utilizaría para las camionetas y furgonetas de hasta media tonelada, F-2 para las de tres cuartos y 5,7 toneladas de peso máximo, F-3 para tres cuartos y 6,8 de peso máximo y camiones de hasta 7,8 toneladas y así sucesivamente hasta la F-8 para pesos de 20 a 22 toneladas de máximo.

En el apartado mecánico, esta primera generación contaría con motores de gasolina de seis cilindros y V8 con desplazamientos de entre 3.7 y 5.5 litros con cajas de cambios manuales de tres, cuatro o cinco velocidades. Esta generación estaría en producción hasta 1952, cambiando su aspecto en varias ocasiones en esos años. Por ejemplo, la parrilla original compuesta de barras horizontales con los faros a cada extremo de la misma sería sustituida en 1951 por otra con puntales verticales y los faros desplazados hacia los pasos de ruedas.

En 1953, aparecería la segunda generación de la Ford F-Series que se distinguiría del modelo anterior en dos aspectos. El primero, sería una nueva parrilla mucho más ancha en la que se integrarían los faros y el segundo en la designación de los modelos que desde esta generación pasarían a llamarse como F-100 para las versiones básicas, F-250 para los modelos anteriormente en la gama F-2 y F-3 y F-350 para los modelos de una tonelada de carga, la anterior F-4, quedando la F-360, F-600 y F-700 dentro de los vehículos con mayor capacidad de carga.

Como en la generación anterior, los motores disponibles seguirían siendo de seis cilindros en línea y V8 con una oferta aún mayor y con potencias disponibles desde los 101CV de los motores de 3.5 litros de desplazamiento hasta los 300CV entregados por el bloque V8 que montarían los coches de las distintas divisiones de Ford como Mercury, Edsel o la propia compañía matriz, siendo además esta serie la primera en ofrecer cambio automático como opción en la gama.

La tercera generación de la Ford F-Series ofrecería a partir de 1957 a sus compradores un modelo completamente nuevo en cuanto a diseño, con una carrocería más angular y un capó de ancho completo con una versión llamada Styleside en la que el área de carga estaba al ras de la cabina del conductor. La oferta de motores para esta generación desecharía las versiones de mayor desplazamiento y únicamente tendría tres motores diferentes: un motor en línea de seis cilindros con una cilindrada de 3.7 litros y dos motores V8 con una cilindrada de 4.5 y 4.7 litros.

Asimismo, esta sería la primera vez que una Ford F-Series se construiría fuera de los Estados Unidos como modelo autóctono, comenzando la fabricación en Brasil hasta 1971 una vez que el modelo fuera sustituido por la cuarta generación, presentada en 1961, en su país de origen y que a su vez, sería la primera generación en fabricarse en plantas fuera de los Estados Unidos, concretamente en Cuautitlán (Méjico), General Pacheco (Argentina) y Oakville en Canadá y vería la primera versión de cabina doble de la gama F-Series. De la misma manera, la tercera generación estrenaría la tracción integral para los modelos F-100 y F-250.

En la cuarta generación de la Ford F-Series se retomarían los motores de mayor capacidad siendo el tope de gama la camioneta F-350 con un V8 de 5.8 litros. Con la llegada de la quinta generación en 1967, este motor sería acompañado por otro V8 de 6.4 litros, quedando la oferta de motorizaciones en dos unidades de seis cilindros en línea de 3.9 y 4.9 litros y 150 y 170CV respectivamente y cuatro motores V8 de 4,9, 5.9 además de los ya mencionados con potencia desde los 205 hasta los 255 caballos. Además desde 1968 y debido a un cambio normativo, todos los vehículos pasaron a estar equipados con iluminación lateral o reflectores, introduciéndose asimismo el Ford Ranger, una versión de lujo basada en el chasis del F-100.

Por otra parte, la quinta generación sería vendida en Brasil como sustituta de la tercera generación a partir de 1971 continuando su producción hasta 1992 donde a lo largo de esos años se utilizarían motorizaciones diésel montadas en la planta de São Paulo. En el país carioca, la popularidad de las pickup comenzaría con el establecimiento de la fabrica de Willys–Overland Motors en 1953, más conocidos por ser los fabricantes del Jeep, como Willys do Brasil. Las operaciones de la compañía en Brasil serían asumidas por Ford compartiendo las mismas especificaciones mecánicas que otras camionetas Jeep, pero con un estilo completamente diferente, y finalmente cambiando su nombre en 1970 de Pick Up Jeep a Ford F-75 de 1971 a 1983, año en el que terminaría la producción después de haberse convertido en el modelo de acceso a la gama de la F-Series en Brasil.

Entre 1973 y 1979, Ford pondría a la venta la sexta generación que como novedades más destacadas traería consigo el uso de paneles de acero galvanizado en la carrocería para mejorar la resistencia al óxido y la corrosión, así como una nueva parrilla en la que destacaría la cuatro letras de la palabra Ford repartidas a lo largo de la calandra delantera rematada con una barra lateral de aluminio. Con esta generación se introduciría el Ford Bronco, un todoterreno convencional derivado del F-150 y de la nueva F-350 SRW de eje trasero simple (SRW significa Single Rear Wheel).

En 1980, llegaría la séptima generación de la F-Series caracterizado por un diseño cuadrado y optimizado para una mejor resistencia al aire y, por lo tanto, para un menor consumo de combustible. En la parrilla delantera se colocaría el óvalo de Ford modernizado y se fabricaría por primera vez un vehículo de tracción total con suspensión delantera independiente. Asimismo, el modelo de entrada a la gama ya no sería el Ford F-100, sino el F-150 a la vez que el Ford Ranger dejaría de ser una opción más de carrocería para convertirse en un modelo independiente a la F-Series, remplazando a la primera generación de la Ford Courier. Es en esta generación también cuando Ford comenzaría a utilizar más frecuentemente motores diésel en las distintas versiones de los modelos de la serie.

Con la octava generación abriéndose camino en 1987, la mecánica de la F-Series daría un importante salto cualitativo. En primer lugar, los motores de gasolina con carburador serían sustituidos por unidades con inyección electrónica y en esta generación se haría común el uso del sistema de antibloqueo de los frenos traseros. La gama se extendería con la F- Super Duty, un modelo significativamente más grande que la versión básica del F-350 y que llevaría neumáticos gemelos en el eje trasero y estaría motorizado con un V8 de 7.4 litros de gasolina o un V8 diésel de 7.3 litros. Las opciones mecánicas también llegarían a las cajas de cambios con hasta cuatro modelos disponibles: Ford C6 automática de tres velocidades, Borg-Warner T18 manual de cuatro marchas, Mazda M5OD manual de cinco y ZF S5-42, también manual y con cinco velocidades.

En 1992, llegaría la novena generación en el que la F-Series tendría un aspecto mas curvilíneo y suave y por lo tanto, más aerodinámico. Con esta nueva serie, se introduciría como estándar el airbag lateral para el conductor, una tercera luz de freno y un sistema de aire acondicionado sin clorofluorocarbonos (CFC). Como opciones, la novena generación ofrecería a su clientes cierre centralizado remoto, radio con reproductor CD y asiento de conductor ajustable eléctricamente. En la parte mecánica, los motores diésel ahora serían también de inyección directa además de montar turbocompresor en los cinco modelos de la gama: F-150, F-250, F-250 HD (Heavy Duty), F-350 y F Super Duty que contarían con hasta trece motorizaciones diferentes al final de su ciclo en 1997 desde el básico de seis cilindros en línea de 4.9 litros, pasando por las distintas versiones gasolinas de los V8 de 5.0, 5.5 y 5.8 litros y las del diésel V8 de 7.3 litros de capacidad.

El motor de seis cilindros en línea presente en la gama desde sus orígenes, sería sustituido a partir de la décima generación por un más moderno V6 de 4.2 litros mientras que la oferta de motores V8 se reduciría a las unidades de 4.6 y 5.4 litros, quedando el diésel únicamente disponible para la F Super Duty. El cambio estético sufrido por la generación anterior sería aún más acusado en esta serie con unas líneas más redondeadas que le darían a los modelos de la gama un aspecto más aerodinámico. Con esta generación, la F Super Duty se presentaría como un modelo independiente y en el transcurso de su ciclo de producción, finalizado en 2004, el modelo básico solo se construiría como una camioneta sin la opción de chasis-cabina, opción mantenida en la F-250 en sus versiones de carga ligera y mediana, y desde 1998, todos los modelos superiores al F-150 únicamente estarían disponibles como Super Duty.

Con esta generación llegaría la segunda versión de la variante especial F-150 Lightning (vendida como Ford SVT Lightning y desarrollada por la división Special Vehicle Team de Ford) que, hasta la aparición del Dodge Ram SRT-10, sería el pickup de producción más rápido del mundo gracias a su motor Triton V8 sobrealimentado capaz de generar una potencia de 380 caballos y de alcanzar los 100 km/h desde parado en poco más de cinco segundos y alcanzar una velocidad máxima superior a los 225 km/h.

La undécima generación, presentada en 2004, traería más modernizaciones estéticas con un parachoques delantero equipado con luces antiniebla redondas, asientos delanteros con mayor soporte lateral frente a impactos, de hecho esta sería la primera generación en lograr cinco estrellas en las pruebas de choque del NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), el equivalente de las pruebas europeas del organismo Euro NCAP. El modelo de entrada a la gama seguiría siendo un motor V6 de 4.2 litros y transmisión manual pero únicamente estaría disponible para la venta a flotas de compañías y los clientes normales únicamente podrían elegir entre dos motores V8 de 4.6 y 5.4 litros de cilindrada con cajas de cambios de cuatro velocidades tanto manuales como automáticas. En el aspecto de motorizaciones, cabe destacar que el motor de 5.4 litros sería un nuevo desarrollo con tecnología de tres válvulas por cilindro y a partir de 2006 estaría también disponible una versión de bio-etanol para el mismo motor.

A partir del otoño de 2008, la duodécima generación de la F-Series estaría disponible en los concesionarios estadounidenses. Al igual que las dos generaciones predecesoras, esta también recibiría el premio Camioneta del Año de América del Norte. Esta nueva versión ya no contarían con transmisión manual en la versión F-150, ofrecida solamente en las versiones F-250 y F-350 y contaría con un nuevo motor V8 de 4.6 litros con dos versiones distintas de 231 y 248CV, siendo el tope de gama de nuevo el motor V8 de 6.2 litros y 411CV y, al igual que en la generación anterior, el motor V8 de 5.4 litros de capacidad tendría una versión compatible con el uso de biocombustibles.

En el aspecto mecánico, en la primavera de 2011, Ford presentaría un nuevo motor Ecoboost V6 sobrealimentado con una cilindrada de 3.5 litros y 365CV pero sin duda donde destacaría esta generación sería en los sistemas de seguridad ofrecidos por Ford. Por primera vez en un pickup se montaría como equipamiento básico el sistema de control de estabilidad ESP, así como con un sistema de compensación automática de balanceo (Roll Stability Control o RSC). La duodécima generación completaría su oferta de paquete básico con la inclusión de airbags laterales para el conductor y pasajero delantero y de cabeza y hombro para los pasajeros en la primera y segunda fila de asientos.

Desde diciembre de 2014, se encuentra a la venta la hasta ahora última generación de la Ford F-Series. Esta generación se basa en el pickup conceptual Ford Atlas y destaca sobre todo por el uso de aleaciones de aluminio y aceros de alta resistencia en la carrocería rebajando el peso total del vehículo en alrededor de 350 kilos en comparación con su predecesor de 2.5 toneladas. La cantidad anual estimada de aluminio requerida para la fabricación en masa de las diferentes versiones de la F-Series es de 350.000 toneladas, lo que significa que Ford procesa más aluminio para este modelo que toda la industria europea de vehículos combinada, según el proveedor Alcoa.

En la gama, se ofrecen cuatro motores diferentes: un motor V6 de gasolina y 3.5 litros para el modelo de entrada con una potencia de 282CV, otro de igual capacidad con tecnología EcoBoost con 365 caballos de empuje, un V6 2.7 litros EcoBoost que entregaría 325CV y un V8 de 5.0 litros que desarrolla 385 caballos de potencia. Con esta generación, Ford ofrece faros LED opcionales para una camioneta y una ventana sin marco para la pared trasera de la cabina del conductor.


1948
Ford Pickup F-1
Cararama
Referencia: 2719

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.

1953
Ford Pickup F-100
Yat Ming
Referencia: 94204

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.

1959
Ford F-100
PCT Collectibles/Salvat
Colección: Autos Inolvidables Argentinos - Nº 42/-

La miniatura
En agosto de 2016 llegaría a los puntos de ventas de periódicos y revistas argentinos una nueva colección exclusiva para ese mercado publicada por la editorial española Salvat con el nombre de Autos Inolvidables Argentinos. Con un plan de la obra previsto a 40 miniaturas, el éxito de la colección, no sólo en Argentina, sino también en otros países, llevaría a la editorial a ampliar la colección en otras 40 entregas. Los modelos que se incluyen ofrecen un exhaustivo repaso a los coches vendidos en el país sudamericano a lo largo de su historia y comprende tanto marcas propias como SIAM, IKA o IAME como otras de los principales fabricantes globales manufacturadas en sus propias fábricas del Cono Sur como de importación. Las miniaturas están realizados por PCT Collectibles, matriz de marcas como IXO Models, J-Collection o IST entre otras, y tienen la calidad de acabados acostumbrados en este tipo de réplicas vendidas quincenalmente en los kioscos.

1980
Ford F-75
Premium X
Referencia: PRD393

La miniatura
Creada en 2009 como parte del grupo Premium Collectibles & Trading Company al que pertenece IXO Models Moldes entre otras marcas, Premium X es la gama de modelos realizados en escala 1/43 y 1/18 principalmente en resina con mayor calidad en sus acabados, aunque también realiza modelos en metal también en ambas escalas. Las miniaturas construidas en ambos materiales van desde deportivos americanos hasta coches de carreras muchos de ellos utilizando moldes ya usados tanto por IXO Models en sus propios productos o mejorados de las versiones de coleccionables que el grupo fabrica para diversas editoriales a nivel mundial. Tanto los modelos de resina como los de metal cuentan con suficientes detalles como para diferenciarse de las mismas versiones ofrecidas por otras marcas del grupo y, como estas, tienen una excelente relación calidad/precio aunque por debajo de otros fabricantes especializados en resina como Spark o Neo.

1982
Ford F-100
PCT Collectibles/Salvat
Colección: Autos Inolvidables Argentinos Años 80/90 - Nº 15/-

La miniatura
En febrero de 2019, la editorial Salvat ponía a la venta en Argentina la nueva colección Autos Inolvidables Argentinos Años 80/90 como continuación de la popular Autos Inolvidables Argentinos más centrada en los coches clásicos de décadas anteriores que circularon por las calles y carreteras del país suramericano. Al igual que aquella, esta nueva colección ofrece numerosos modelos inéditos a escala 1/43 fabricados por PCT Collectibles en Bangladés, lo que garantiza unos moldes y acabados muy acertados al contenido precio de este tipo de productos ofrecidos en coleccionables.

1995
Ford F-150
Yat Ming
Referencia: 94243

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.

1998
Ford Pickup F-150
Yat Ming
Referencia: 94217

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.

1999
Ford Pickup F-350
Cararama
Referencia: 2567

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.


Ford Ranchero

El vehículo
El Ford Ranchero, llamado así porque Ford quería asociar este nombre de los antiguos terratenientes de la California española al ser un vehículo destinado principalmente a los agricultores estadounidenses que deseaban la practicidad de una camioneta sin perder las ventajas estéticas de un vehículo convencional, sería presentado en 1957 y se mantendría en producción en los Estados Unidos hasta 1979 a través de siete generaciones en las que, como era habitual en los fabricantes americanos, cada año se introducirían mejoras.

A diferencia de las camionetas convencional como las Serie F de Ford o las Advance Design de su gran rival Chevrolet, el Ranchero se derivaría de sedanes de medio y gran tamaño en el que la parte trasera sería sustituida por la zona de carga en un vehículo que típicamente contaría con un banco delantero para tres pasajeros. En el modelo de Ford, la plataforma elegida para inaugurar este segmento, continuado después por el Chevrolet El Camino y el Cadillac Caballero, sería el Ford Fairlane.

La primera generación del modelo estaría en producción hasta 1959 y en ese periodo, habría dos versiones diferentes disponibles, una versión destinada a usuarios de camionetas clásicas, como agricultores, y una versión Custom, compuesta por muchas opciones y accesorios del Ford Fairlane, más pensada para uso en carretera. Ambas versiones estarían disponibles con cualquier motor disponible para el Fairlane.

En 1960 Ford actualizaría el modelo, ahora basado en la plataforma del Ford Falcon y por la que el Ford Ranchero disminuiría en tamaño a excepción del modelo de 1967 en la que el vehículo volvería a ser construido sobre el chasis del Fairlane, en un intento del constructor americano de hacer el modelo más práctico, liviano y económico que una camioneta convencional de tamaño completo. El éxito del Ranchero también continuaría en esta nueva forma con nuevos motores disponibles que irían desde el económico 2.4 litros de seis cilindros en línea, que era el motor estándar, hasta el V8 de 4.3 litros que proporcionaría un mejor rendimiento en un vehículo de este tamaño.

A partir de 1968, el Ford Ranchero de tercera generación volvería a abandonar la plataforma del Fairlane para basarse en lo sucesivo sobre la base de un Ford Torino. Más grande e imponente, el Ranchero estaría disponible con una variedad más amplia de motores incluyendo varios V8 como Ram-Air 428 Cobra Jet V8. Este sería el nacimiento de las versiones GT de la línea Ranchero, en parte como respuesta de Ford a la gama SS del Chevrolet El Camino. Casi todas las opciones disponibles para el Torino se podían pedir en los tres acabados disponibles, básico, 500 y GT.

La gama del Ford Ranchero sufriría un cambio radical en el apartado estético y el estilo suave de las versiones anteriores sería reemplazado por uno más agresivo en el que la parrilla se convirtió en una enorme entrada de aire y una carrocería completamente nueva. Al igual que en las series precedentes, el modelo tendría una gran variedad de motores disponibles pero menos potentes debido a la normativa ambiental anticontaminación. Por otra parte, a rejilla abierta sería rediseñada en 1973, debido a nuevas medidas de protección contra impactos directos para proteger a los peatones y a partir de este año, el Ford Ranchero se volvería más cuadrado. Para el modelo seguirían estando disponibles prácticamente todas las opciones del Ford Gran Torino.

La producción del Torino se pararía en 1976 y la plataforma elegida para continuar con la producción del Ford Ranchero sería la del Ford LTD II, también empleada en la séptima generación del Ford Thunderbird. El Ranchero estaría disponible en los tres modelos que lo caracterizaban desde 1968: estándar, 500 y GT con una extensa gama de motores pero, debido al endurecimiento de la legislación contra las camionetas y que los Ranchero eran cada vez vehículos más pequeños, Ford terminaría la producción del modelo en 1979. Sin embargo, el mito del Ranchero no se extinguiría por completo, ya que Ford Australia continuaría fabricando este tipo de vehículos, siempre sobre la base del Ford Falcon con el nombre de Falcon Ute hasta 2016 y en Argentina, sobre la base de su propio Falcon, el Ford Ranchero estaría en producción hasta 1991.

1957
Ford Ranchero I
Yat Ming
Referencia: 94215

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.


Ford Thames

El vehículo

1957
Ford Thames FTG 7
IXO Models/Altaya
Colección: Camiones De Antaño - Nº 57/100

La miniatura
En agosto de 2010, la editorial Altaya pondría a la venta en los kioscos españoles la colección Camiones de Antaño, una versión patria de la colección francesa Camions d'Autrefois puesta a la venta en el país vecino en septiembre de 2009. Como la colección en la que se basa, la propuesta presentada por Altaya sería la primera vez en la que un coleccionable incluiría camiones a escala 1/43.

Con la colección francesa, compartiría el grueso de los modelos propuestos si bien para satisfacer al coleccionista español se ofrecerían reproducciones de modelos españoles de los fabricantes Pegaso, Barreiros y Ebro. La colección inicialmente estaría prevista a 60 modelos sería posteriormente ampliada hasta los 100, en Francia hasta los 120 y, como suele ser habitual en los productos de esta editorial, las miniaturas estarían fabricadas por IXO Models en China y desde 2015 en Bangladés.

Las miniaturas reproducen los modelos con bastante exactitud y con un decente nivel de detalles tanto en las cabinas como en las distintas configuraciones de carga y decoraciones en las que se ofrecen, estando las cabinas realizadas en metal inyectado y los chasis y cajas producidos en plástico, ofreciendo fotograbados e intermitentes y faros como añadidos a los buenos acabados generales.

También como es habitual en estas colecciones, cada miniatura se acompaña de un fascículo en el que se incluía información sobre el modelo correspondiente, sino también sobre la historia de este medio de transporte. El primer número saldría a la venta por el precio de 5,99€ y el segundo por 12,99€ mientras que el resto de la colección se vendería a 19,99€, precio prácticamente imbatible para este tipo de vehículos de fabricantes como Norev, Eligor, Schuco o Minichamps y que definitivamente, junto a la variedad de modelos, harían de esta colección un éxito de ventas con algunos modelos muy buscados por los coleccionistas.


Ford Thames 400E

El vehículo

1956
Ford Thames 400E
Oxford Diecast
Referencia: 43FDE017

La miniatura
Fundada en 1993 por Lyndon Davies, antiguo empleado de Mettoy Playcraft Ltd, compañía más conocida por fabricar los modelos a escala de Corgi en el pasado,Oxford Diecast comenzaría la fabricación de sus modelos, principalmente encargos promocionales para distintas empresas del Reino Unido, precisamente en la antigua fábrica de Mettoy situada en Swansea (País de Gales). Con el tiempo y la ampliación del negocio a otras escalas, la producción se trasladaría a China donde se fabrica la extensa gama de productos ofrecidos por la firma que incluye automóviles y furgonetas a escala 1/43, generalmente de modelos británicos, aviones, trenes y autobuses a distintas escalas desde 1/148 hasta 1/18 repartidos en sus gamas Oxford Aviation, Omnibus, Rail y otras muchas más. Los modelos a escala 1/43 ofrecen un buen nivel de acabados con moldes bien proporcionados que se ajustan a los coches en los que se basan, todo ello ofrecido con un precio muy competitivo lo que les hace ser una compra recomendables para los aficionados a los coches del Reino Unido y que no son reproducidos generalmente por otras compañías.


Ford L-Series

El vehículo
Ford entraría en la década de 1970 inaugurando una nueva planta para la fabricación de camiones cerca de Louisville, Kentucky. Aunque oficialmente se llamó Planta de Camiones de Kentucky, rápidamente sería conocida como la Planta de Louisville porque su principal reclamo sería la fabricación de la nueva Serie L de camiones pesados, a su vez conocidos popularmente como los Ford Louisville que vendrían a sustituir a los vehículos de carga mediana de la Serie N y los de mayor tonelaje de la Serie F y sus versiones de doble eje trasero de la Serie T, abarcando de esta manera un gran rango de servicios medianos, pesados y extrapesados, que la convertiría con el tiempo en una de las series de camiones más vendidas que Ford haya producido.

La Serie L, tendría un total de cuatro rangos de tamaño designados por su Masa Máxima Autorizada (M.M.A. en español y GVWR en inglés) dentro de las Clases 6, 7 y 8 designadas por el Departamento de Transportes de la Administración Nacional de Carreteras estadounidense y continuarían con la tradición de Ford de denominar a sus camiones de acuerdo a sus motorizaciones. Así, los modelos con motor de gasolina tendrían en su nombre tres dígitos y cuatro los equipados con unidades diésel con el primero de ellos representando la Clase GVWR a la que pertenecía.

Asimismo, los nombres de los camiones se completarían de acuerdo al número de ejes o la longitud del vehículo con un código de letras: LT para tractoras de doble eje, LN para camiones de frontal corto, LS para indicar la posición retrasada del eje delantero y LTL para camiones de doble eje y frontal largo, como en el caso del Ford LTL-9000 de la Clase 8 que solamente se vendería con motor diésel.

La Serie L montaría diferentes motores a lo largo de sus diferentes modelos partiendo de la opción más básica de los motores de gasolina Ford 361 V8 (5.9 litros) y 138CV equipado en las series L-600, L-700 y L-800 y el Ford 401 V8 (6.6 litros) de 171CV de la serie L-900. En motorizaciones diésel, estarían disponibles unidades de Caterpillar y Cummins. De los primeros, el V175 V8 de 8.6 litros y 175CV sería el motor estándar de los L-7000 y L-8000, pudiendo montar este último como opción un Caterpillar V225 V8 de 10.4 litros y 225 caballos de potencia.

Los modelos L-9000, incluido el Ford LTL-9000, tendrían como motor de entrada a la gama el Cummins NH230 de seis cilindros en línea y 14.0 litros de desplazamiento con 230CV y como opciones las versiones turboalimentadas Cummins NTC350 de 14.0 litros y 350CV y Caterpillar 3406 con una capacidad de 14.6 litros y 375 caballos de potencia. Dependiendo del uso final de los vehículos, se instalarían transmisiones automáticas de cuatro velocidades hasta manuales de 13 velocidades.

El Ford LTL-9000, llegaría a la gama en 1976 estando especialmente diseñado como un camión para largas distancias y competir en ese segmento con el GMC General, Kenworth W900, Mack Super-Liner y Peterbilt 359, montando el motor Cummins NH230 acoplado a una transmisión Fuller de diez velocidades como equipo básico y con numerosas opciones de personalización tanto por dentro como por fuera, marcado por su gran rejilla cuadrada y extensos guardabarros y parachoques delantero.

El diseño de la Serie L también influiría en otros modelos de Ford como el Torino y el Ranchero de 1972 que tendrían una parrilla hexagonal parecida, la Serie W de camiones que en 1974 heredaría la parrilla cromada o la camioneta Ford F-100 presentada en 1978 que también montaría la parrilla hexagonal. En 1978, el Ford LTL-9000 tendría su propia parrilla y estilo de faro, incluyendo uno de los primeros usos del logotipo en forma de óvalo azul de Ford. En 1988, la Serie L fue rediseñada con un parabrisas inclinado y contornos frontales redondeados, y también se sustituiría el perfil frontal hexagonal por un diseño de barras horizontales de cromo.

A finales de la década de 1990, y debido al auge de la construcción en todo el mundo y el aumento de pedidos de camiones, Ford vendería toda su división de camiones pesados a Freightliner, hoy perteneciente a Mercedes-Benz a través de Daimler Trucks North America, que vendería los camiones rebautizados como Sterling A-Line y Acterra; Sterling fue una antigua división de la White Motor Company, sociedad a la que también pertenecía Freightliner.

1978
Ford LTL-9000
IXO Models
Referencia: TR052

La miniatura
Con la aparición de varias colecciones de camiones publicadas por distintas editoriales en varios países europeos y que estarían realizadas por IXO Models, primero en China y a partir de 2015 en sus nuevas instalaciones en Bangladés, la marca perteneciente a Premium & Collectibles Trading Co. Ltd (PCT), comenzaría una nueva gama de productos basada en estos vehículos. Bajo la denominación genérica de TR, del inglés truck o camión en español, se encuentran las series de camiones rígidos o TRU, la de semirremolques TRL, la de conjuntos de cabina más tráiler TTR o la de cabezas tractoras TR, todas ellas reutilizando moldes retocados de los modelos que ya se vieron en esas colecciones. Este uso de moldes ya fabricados permite que las miniaturas, cuyas calidades generales son buenas, tener un bajo precio respecto a modelos similares de otros fabricantes como Eligor o Minichamps.


Ford Ranger

El vehículo
La denominación Ranger es un nombre que Ford Motor Company utilizaría en varios tipos de camionetas a lo largo de los años. Originalmente, de 1965 a 1981 el nombre se usaría para una versión de la Ford F-Series pero desde 1983, el nombre de Ranger se usaría para una nueva camioneta compacta destinada exclusivamente al mercado norteamericano que durante 29 años se actualizaría varias veces, primero con un lavado de cara en 1989, una segunda generación en 1993 y el rediseño de esta en 1998 que se mantendría en el mercado hasta 2011. A partir de 1995, el Ford Ranger se vendería por primera vez fuera de Estados Unidos y Canadá y llegaría a algunos países de América del Sur, dando lugar a la versión internacional del modelo que coexistiría con el Ranger americano hasta 2011, año en el que Ford dejaría de fabricar las dos líneas del modelo y la sustituiría por una nueva generación, el modelo T6, actualmente a la venta tras recibir una serie de mejoras en 2018.

La primera generación de la Ford Ranger serviría de reemplazo al Ford Courier y se basaría en las líneas de las camionetas más grandes de Ford, ofreciéndose inicialmente con un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con versiones de 2.0 litros y 72CV y 2.3 litros que generaría 80 caballos de fuerza, aumentadas a 90 entre 1984 y 1988 y después a 100 a partir de entonces, además de un V6 con una cilindrada de 2.8 litros y 115CV. En los años siguientes se ofrecerían en la gama unidades V6 de 2.9 litros que entregarían 140CV, 145 a partir del modelo de 1991, un 4.0 litros con 160CV y un 3.0 litros de 140CV. Asimismo, habría disponibles dos unidades diésel, una de origen Mazda de 2.2 litros y 54 caballos, sustituida en 1985 por una unidad turbodiésel de Mitsubishi de 2.3 litros y 86CV.

En 1993, el Ford Ranger sería completamente rediseñado y se le daría una carrocería más aerodinámica. El motor V6 de 2.9 litros disponible anteriormente se reemplazaría por otro V6 con 3.0 litros de desplazamiento. En esta serie, el modelo recibiría mejoras en los años siguientes como un nuevo tablero de instrumentos que permitiría instalar un airbag para el pasajero, ofrecido por primera vez en 1996, o un compartimiento de pasajeros más grande gracias a una distancia entre ejes extendida. Más adelante el modelo incorporaría nuevos parachoques, faros y parrilla modificada luego rediseñados en 2003 y 2006. Con la llegada del nuevo diseño de 2006, la Ford Ranger llegaría a Europa en tres configuraciones de cabina, como cabina simple, cabina individual extendida y doble. Dependiendo del tamaño de la cabina, el área de carga tendría una longitud de 2,28, 1,75 o 1,53 metros respectivamente.

En 2012, aparecería la nueva generación de modelos ofrecida nuevamente en las tres configuraciones de cabina impulsadas por unidades diésel de cuatro cilindros en línea de 2.2 litros, opcionalmente con 125CV o con 150CV, así como un motor también diésel de 3.2 litros en línea de cinco cilindros con 200CV, equipados en cualquier caso con una transmisión manual de seis velocidades y una transmisión automática de seis velocidades disponible para los dos motores más potentes. Esta generación de la Ford Ranger llegaría con un amplio equipamiento de seguridad en sus versiones básicas como el sistema de frenos antibloqueo (ABS) y el control de estabilidad del vehículo (ESP), el control de descenso de pendientes, el asistente de arranque en pendientes, la estabilización del remolque, el asistente de frenado de seguridad, las luces de freno de emergencia, la protección contra vuelcos y el sistema de control de tracción.

2001
Ford Ranger II Limited
PCT Collectibles/Salvat
Colección: Autos Inolvidables Argentinos Años 80/90 - Nº 53/-

La miniatura
En febrero de 2019, la editorial Salvat ponía a la venta en Argentina la nueva colección Autos Inolvidables Argentinos Años 80/90 como continuación de la popular Autos Inolvidables Argentinos más centrada en los coches clásicos de décadas anteriores que circularon por las calles y carreteras del país suramericano. Al igual que aquella, esta nueva colección ofrece numerosos modelos inéditos a escala 1/43 fabricados por PCT Collectibles en Bangladés, lo que garantiza unos moldes y acabados muy acertados al contenido precio de este tipo de productos ofrecidos en coleccionables.


Ford Transit

El vehículo
La Ford Transit es es una gama de vehículos comerciales livianos que se han producido desde mediados del siglo XX y uno de los modelos de furgonetas más exitosos en Europa, siendo reconocida en cinco ocasiones como Furgoneta del Año: en 2001 tras el estreno de la tercera generación del modelo, quinta en algunos mercados, en 2007 con la revisión del modelo anterior o sexta generación dependiendo del país en el que se vendía y en 2013 con la versión Ford Transit Custom y 2014 con la variante Ford Transit Connect, que también recibiría el premio en 2003.

Aunque la primera generación de la Ford Transit se remonta a 1965, unos años antes Ford Alemania (Ford-Werke AG) fabricaría la furgoneta Ford FK 1000 (FK por la fábrica de Ford en el estado alemán de Colonia, Köln en alemán y 1000 por la capacidad de carga. Paralelamente a este modelos, la filial de Ford en el Reino Unido (Ford of Britain) fabricaría la Ford Thames 400E siendo ambas furgonetas vendidas en buena parte de los países europeos ocupando el mismo nicho de mercado y por lo tanto compitiendo entre ellas lo que redundaría en unas bajas ventas.

Para paliar esta situación, la sede corporativa de Ford ordenaría en 1963 a sus dos filiales el desarrollo de un modelo único que unificase ambos diseños y cuyo nombre de proyecto sería Redcap-Project del que nacería en 1965 la Ford Transit cuyo nombre derivaría de la segunda versión de la Ford FK 1000 que sería renombrada en 1961 como Ford Taunus Transit dado que todos los modelos fabricados por Ford Alemania llevarían el nombre de Taunus asociado a su denominación, Taunus 12M, Taunus 15M y Taunus 17M.

Excepto por el nombre, la Ford Taunus Transit sería similar en diseño a la FK 1000 pero aumentaría su capacidad de carga hasta los 1.250 kilos y montaría un motor de 1.5 litros en lugar del 1.2 de la versión 1000. Por otra parte, la Ford Thames 400E se vendería cada vez peor en su propio mercado interno y la creación de un nuevo modelo se aceleraría con un nuevo diseño creado en el Reino Unido y la tecnología aplicada en el modelo alemán.

Después de que el vehículo fuera terminado por completo, la elección del nombre Transit prevalecería frente al de Taunus, posteriormente un línea propia de vehículos de alta gama de Ford, y el de Thames (por el río Támesis) con el Ford of Britain nombraba a sus productos al estar su factoría a orillas de dicho río. Por esta razón, en Alemania y otros países se considera a la Ford FK 1000 como la primera generación de la Ford Transit mientras que en el Reino Unido es el el modelo presentado en 1965 el que se conoce como la primera generación.

Desde este modelo y tomando como base las generaciones del Reino Unido, la Ford Transit llegaría hasta nuestros días a través de cuatro generaciones y ocho versiones. La primera generación o Mark I, sería la fabricada en el periodo comprendido entre 1965 y 1986 el cual sufriría una revisión en 1978. La segunda generación (Mark II), se vendería entre 1986 y 2000 con un rediseño en 1995 y su diseño sentaría las bases de las generaciones posteriores siendo el modelo visualmente más reconocible de la Transit. En el año 2000, llegaría la tercera generación (Mark III) que estaría en producción hasta 2014, con una revisión en 2006, y sería reemplazada por la cuarta generación (Mark IV) a partir de ese año con el modelo que en el año 2020 recibiría una serie de mejoras.

En el mercado alemán, la Ford Transit fabricada entre 1965 y 1978 es considerada como la segunda generación, mientras que el modelo revisado a partir de ese año se considera como la tercera. La cuarta generación del modelo corresponde a la Ford Transit fabricada entre 1986 y 2000 y tendría en ese periodo dos versiones, una llegada en 1991 y la otra en 1995. El modelo del año 2000, sería la quinta generación del modelo en Alemania y la revisión recibida en 2006 se consideraría como la sexta generación hasta la aparición de la versión de 2014 que se vendería como la séptima encarnación de la Ford Transit.

Independientemente de las generaciones, el concepto de la Ford Transit como furgoneta de uso profesional se iría ampliando con el paso de los años y llegarían versiones de diferentes largos y alturas, así como modelos de chasis-cabina, doble cabina, de pasajeros (denominadas como Ford Tourneo), mini furgonetas dentro de la gama Ford Transit Connect, Ford Transit Courier y Ford Tourneo Courier o la Ford Transit Custom y su versión para pasajeros Ford Tourneo Custom.

La Ford Transit de 1965, representaría una gran revolución en los vehículos comerciales europeos de la época con una zona de carga más ancha y un diseño inspirado en las camionetas de los Estados Unidos con el motor separado del habitáculo del pasajero y la mercancía que le darían una gran ventaja en la capacidad de carga en comparación con los vehículos comerciales de entonces, llegando a un peso total permitido de 3,25 toneladas. Otra clave del éxito del modelo sería la disponibilidad de diferentes versiones de carrocería desde furgonetas paneladas con distancia entre ejes largas y cortas, chasis-cabina, cabinas dobles y minibuses por citar algunas.

El apartado mecánico de este modelo de la Ford Transit se basaba en buena parte en modelos preexistentes de Ford montando tracción trasera y suspensiones de ejes rígidos con muelles y por ejemplo, los modelos del mercado europeo montarían los motores de gasolina V4 de la gama de turismos Taunus 12M, 15M y 17M de 1.2 a 1.7 litros de entre 45 y 65CV de potencia mientras que los modelos vendidos en el reino Unido montarían las unidades de gasolina Essex V4 del Ford Corsair de 2.0 litros de entre 70 y 80CV y una versión diésel fabricada por Perkins de cuatro cilindros en línea de 2.4 litros y 62 caballos. A principios de 1971, esta versión de la Transit sería ligeramente revisada y a la gama llegaría un motor diésel de la gama York de Ford más potente y también más grande por lo que la rejilla del radiador y el capó tuvieron que ajustarse.

El modelo de 1978 de la Ford Transit sería una versión ligeramente modificada técnica y externamente del modelo anterior. El interior y el frente fueron rediseñados y los vehículos con motor de gasolina y diésel ahora se verían iguales desde el exterior. Como unidades de potencia, los modelos montarían motores gasolina de cuatro cilindros en línea de 1.6 y 2.0 litros, diésel de 2.3 y 2.5 y un Essex V6 gasolina de 3.0 litros idéntico a los montados en el modelos como el Ford Capri o el Ford Granada.

Este modelo, recibiría en 1983 una pequeña revisión que se compondría de una nueva rejilla del radiador, laterales de parachoques extendidos y luces traseras más grandes con luz de marcha atrás integrada y a principios de 1984, se introduciría el primer motor diésel con inyección directa en la gama con una capacidad de 2.5 litros que consumía casi un 25 por ciento menos que el modelo anterior con requisitos de mantenimiento significativamente menores.

En 1986, llegaría un nuevo modelo con una nueva carrocería mucho más aerodinámica que la de sus predecesores con el capó y habitáculo integrados en la misma carrocería 1986. La carrocería era fundamentalmente nueva y aerodinámica en tierra. Esta nueva Ford Transit, permanecería con la tracción trasera, pero el eje rígido delantero sería reemplazado por una suspensión independiente, excepto en las versiones chasis-cabina y con distancia entre ejes larga, y montaría también una dirección de cremallera y piñón, caja de cambios de cinco velocidades, un interior más cercano al de un automóvil y conservando la gama de motores ofrecida en los modelos de la generación de 1978 a 1985, aunque en 1989 el motor Essex V6 de 3.0 V6 sería reemplazado por el Köln 2.9 V6 EFI.

En el otoño de 1991, esta generación recibiría sus primeros cambios estéticos y mecánicos, cambiando el aspecto de los faros delanteros ligeramente más redondeados, los intermitentes, la rejilla del radiador y el capó, mientras que a la parte de los motores llegarían los diésel de inyección directa y turbocompresor, así como un motor de gasolina de 2.0 litros con convertidor catalítico. Por otra parte, la suspensión delantera independiente se haría estándar en toda la gama, mientras que un rediseño del puente trasero permitiría el uso de ruedas individuales en la versiones de mayor distancia entre ejes lo que conllevaría un aumento de la capacidad de carga.

A finales del verano de 1994, esta generación de la Ford Transit, recibiría otro lavado de cara y entre otras cosas se incorporaría una nueva rejilla delantera de forma ovalada con el emblema Ford integrado y un nuevo interior que incluiría un rediseñado tablero de instrumentos. Al mismo tiempo, se incluiría en la gama el motor de gasolina del Ford Scorpio y Ford Sierra con dos árboles de levas cabeza y ocho válvulas que, en contraste con los motores anteriores de gasolina de la Ford Transit, no tenía una correa dentada, sino una cadena de distribución.

La Transit llegaría al nuevo siglo con el modelo aparecido en el año 2000 con un diseño completamente nuevo inspirado en las soluciones de estilo llamadas New Edge creadas por Jack Telnack como Vicepresidente de Diseño de Ford y que sería común a buena parte del catalogo del fabricante estadounidense incluyendo modelos como el Ford Focus o el Ford Ka. Esta nueva generación estaría completamente desarrollada en los Estados Unidos y su principal innovación, diseño aparte, sería la inclusión de la tracción delantera por primera vez en la gama así como la de los motores turbodiésel Duratorq también montados en el Ford Mondeo y el Jaguar X-Type.

En esta versión del modelo y hasta su revisión en 2006, irían llegando elementos como la transmisión automática Durashift (opcional en la versión de tracción trasera y estándar en las variantes con motor Duratorq) equipada con controles montados en el tablero de instrumentos con la posibilidad de varios ajustes predefinidos: un modo manual adaptado, un modo de remolque, un modo economía y un modo de invierno.

Dos años más tarde, Ford presentaría la Ford Transit Connect, una furgoneta más pequeña que comparte muy poco con la Transit tradicional en términos de ingeniería y mecánica y que reemplazaría a los vehículos comerciales Ford más pequeños y antiguos basados en el Ford Escort y Ford Fiesta como el Ford Courier (derivado directamente del Fiesta). Ese mismo año, se introduciría en la gama el primer motor diésel de raíl común en la Ford Transit con el motor de 2.0 litros HPCR (High Pressure Common Rail) en la versión de tracción delantera al que seguiría otra unidad de 2.4 de capacidad que también montaría una caja de cambios MT-82 de seis velocidades en los modelos de tracción trasera.

Tras lograr en 2005 la cifra de cinco millones de Ford Transit construidas, en junio de 2006, llegaría la primera revisión del modelo y se ofrecería la tracción integral como opción para los modelos de hasta 3,5 toneladas, además de nuevos cambios faciales con nuevos diseños de los faros delanteros y pilotos traseros y una rediseñada rejilla del radiador. Paralelamente, algunos motores también serían sustituidos para dar paso a unidades de mayor capacidad y potencia con tecnología TDCI (raíl común de alta presión). Las versiones más pequeñas y livianas con solo tracción delantera y una carga útil de hasta una tonelada pasarían a denominarse Ford Transit Custom, o Tourneo para las versiones de pasajeros, desde septiembre de 2012.

La última generación de la Ford Transit sería lanzada en 2014, con una revisión en 2020 que consistiría en un nuevo frente, tablero y volante, y que como novedades en comparación con el modelo predecesor sería la tracción delantera, trasera o en las cuatro ruedas opcionales a lo largo de toda la gama, para cubrir las diferentes clases de peso y las distintas necesidades de uso. Los modelos de las clases de mayor peso seguirían cubiertos con la nueva Ford Transit y contarían con opciones de equipamiento más cercanas a las de un automóvil de uso diario que la de una furgoneta de carga como el asistente de cambio de carril y airbags laterales y de cabeza y hombro adicionales.

En el apartado mecánico, la Ford Transit de esta generación utilizaría un motor diésel de raíl común de 2.0 litros que adoptaría la tecnología de reducción de emisiones a través del aditivo AdBlue (el motor se llamaría EcoBlue) y conservaría el tablero del Transit Custom más pequeño, pero diferiría en el resto de sus opciones de carrocería con tres longitudes y dos alturas disponibles con tracción delantera, trasera o en las cuatro ruedas con un peso total que varía de dos a cinco toneladas.

1956
Ford FK 1000
Norev/Atlas Editions
Colección: Legendäre Nutzfahrzeuge - Nº 21/25

La miniatura

1972
Ford Transit I
IXO Models/Salvat
Colección: Vehículos de Reparto y Servicio - Nº 23/-

La miniatura
El 3 de septiembre de 2019, se ponía a la venta en España una nueva colección publicada por la editorial Salvat dedicada a los vehículos comerciales más populares de las últimas décadas. Las miniaturas, como es habitual en este tipo de colecciones están realizadas por IXO Models en Bangladés y representan casi fielmente los modelos reales en los que se basan con abundantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.

1978
Ford Transit II
IXO Models/Altaya
Colección: Véhicules d'Assistance Rallye - Nº 7/

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 28 de octubre de 2020, como parte de la colección Véhicule d'assistance rallye 1/43 (Vehículos de asistencia de rally) puesta a la venta por la editorial Altaya a principios de agosto de ese mismo año en los kioscos franceses. Esta obra ofrecería en sus entregas reproducciones de las furgonetas y vehículos de asistencia que acompañan a los equipos por su devenir en los distintos campeonatos de esta especialidad que se celebran en el mundo. Como es costumbre en esta editorial, las miniaturas son fabricadas por IXO Models y mantienen la buena relación calidad/precio de este tipo de productos, con buenos moldes y detalles que, en el caso concreto de esta colección, presentan decoraciones originales, bacas con repuestos como neumáticos, cajas de herramientas, etc, lo que da un valor añadido a las réplicas.

1995
Ford Transit IV
IXO Models/Salvat
Colección: Vehículos de Reparto y Servicio - Nº 17/-

La miniatura
El 3 de septiembre de 2019, se ponía a la venta en España una nueva colección publicada por la editorial Salvat dedicada a los vehículos comerciales más populares de las últimas décadas. Las miniaturas, como es habitual en este tipo de colecciones están realizadas por IXO Models en Bangladés y representan casi fielmente los modelos reales en los que se basan con abundantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.

2000
Ford Transit V
Cararama
Referencia: 431ND-004

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.

2000
Ford Transit V
Minichamps
Referencia: 433089003

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.

2000
Ford Transit V
Minichamps
Referencia: 433089103

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.