La Hispano-Suiza Fábrica de Automóviles
Vehículos Industriales

El principio de la Hispano-Suiza comenzaría en 1904, pero su existencia y experiencia en el mundo del automóvil se remontaría a seis años antes cuando el militar español Emilio de la Cuadra fundaría en 1898 La Cuadra, una empresa centrada en la producción de automóviles eléctricos. El ingeniero suizo Marc Birkigt, se uniría a la compañía poco después de su creación y juntos crearían en 1900 un motor de gasolina impulsado por un eje en vez de por cadena, un diseño revolucionario entonces que, sin embargo, no tendría ningún éxito y obligaría al cierre de la empresa renombrada entonces como Fábrica Hispano-Suiza de Automóviles.

Bajo la dirección de José María Castro Fernández, en 1904 la compañía renacería con el nombre de La Hispano-Suiza Fábrica de Automóviles creando nuevos motores y chasis que , como era costumbre en esa época, serían entregados a carroceros independientes. Dado que la demanda de automóviles de lujo era mas importante en Francia que en España, en 1911 una factoría nueva, conocida como Société Française Hispano-Suiza, abriría sus puertas en París para satisfacer la demanda de los clientes franceses.

Durante la Primera Guerra Mundial, Hispano-Suiza se centraría en la fabricación de motores para la aviación y a la conclusión del conflicto bélico, regresarían al diseño de automóviles con la presentación del Hispano-Suiza H6, un vehículo totalmente revolucionario en ese momento que ofrecería lujo y calidad haciendo ganar a la compañía franco-española una reputación similar a la de Rolls-Royce en Inglaterra. El H6, sería el último de los modelos ensamblados en las fábricas de Hispano-Suiza españolas, y ya a partir de los modelos H6B y siguientes, toda la producción se derivaría a los talleres de París.

Debido a la Gran Depresión, los coches de lujo verían como su mercado menguaba y muchos fabricante se verían obligados a construir vehículos mas pequeños. Hispano-Suiza sin embargo no cambiaría y continuaría con la producción de sus grandes y lujosos automóviles como el Hispano-Suiza J12, pero con el estallido de la Guerra Civil en España y el ambiente bélico de la Europa de finales de la década de 1930, la compañía cerraría sus puertas a la producción de automóviles en 1938 para dedicarse a la producción de armamento y motores de aviones después de haber creado algunos de los automóviles mas elegantes y exquisitos de todos los tiempos.

No obstante, en 1940 junto con el banco español Banco Urquijo y un grupo de empresas industriales españolas, Hispano-Suiza fundaría la Sociedad Ibérica de Automóviles de Turismo (S.I.A.T.) que lograría firmar varios acuerdos con FIAT para la producción de vehículos, pero ninguno de estos proyectos saldría adelante, aunque años más tarde esta sociedad sería reconvertida en la Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT). Por otro lado, en 1946 Hispano-Suiza vendería sus activos de automoción españoles a ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones S.A.), el fabricante de los camiones Pegaso.

La rama de aviación de la compañía continuaría principalmente construyendo motores Rolls-Royce bajo licencia y más tarde en la fabricación de turbinas hasta que, en 1968, sería absorbida por el grupo francés SNECMA (Société Nationale d'Études et de Construction de Moteurs d'Aviation) conviritiéndose en una división de esta y trasladando su planta de turbinas a Bezons, en las afueras de París, utilizando las fábricas originales para transmisiones de potencia y sistemas accesorios para motores a reacción, actividad en la que continuá hoy en día como parte de Safran Aircraft Engines, nacida de la fusión de SNECMA y SAGEM (Société d’Applications Générales de l’Électricité et de la Mécanique) en 2005.

Más miniaturas e información de Hispano-Suiza en las siguientes secciones


Hispano-Suiza T69

El vehículo

1941
Hispano-Suiza T69
IXO Models/Hachette
Colección: Autobus & Autocar du Monde - Nº 61/120

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 18 de mayo de 2017 como parte de la edición francesa de la colección que Hachette dedica a los autobuses y autocares más populares del mundo, y que también publica en Italia y Polonia con diferente orden, y de los cuales algunos serían puestos a la venta por la editorial española Salvat, que pertenece al Grupo Hachette, en su tienda online. Las miniaturas están realizadas por IXO Models en Bangladés y representan fielmente los modelos originales en los que se basan con unos moldes muy corectos con una excelente terminación y abundantes detalles que hacen de estas miniaturas una compra segura habida cuenta su ajustado precio en relación a otras realizadas por distintos fabricantes y que en ocasiones cuestan tres veces más.