Land Rover
Vehículos Industriales

El inicial éxito en todo el mundo del Land Rover, dificultaría la fabricación del modelo para satisfacer la demanda, por lo que Rover buscaría acuerdos con otras compañías para producir el Land Rover bajo licencia distintos países. Así, en aquellos años se ensamblarían en Bélgica por la firma Minerva y en Alemania por Tempo. En España, la firma Metalúrgica de Santa Ana, más tarde Santana Motor, S.A., fundada en 1955 en Linares (Jaén) para producir cosechadoras y otros aperos agrícolas, quería diversificar su producción y contactaría con Rover para fabricar el todoterreno en su factoría.

La firma británica se interesaría por el proyecto y las conversaciones se centrarían en la elección del modelo que se produciría en España, ya que los británicos pretendían que se fabricase el Serie I, mientras que los españoles querían producir un modelo más actualizado, en concreto el nuevo Serie II. Finalmente las negociaciones se decantarían a favor de la parte española. Para obtener los permisos de importación para la maquinaria sería necesario movilizar a todas las autoridades de la provincia frente al Ministerio de Comercio y por fin en 1958 se iniciaría la producción del Land Rover Series II.

Los primeros Land Rover producidos por Santana serían por tanto los Serie II con 88 pulgadas de batalla, es decir la versión corta, a los que poco más tarde se uniría la versión larga o de 109 pulgadas, con una gran mayoría de las unidades fabricadas en estos primeros años yendo a parar a la Policía Armada, Guardia Civil, Ministerio de Obras Públicas y otros organismos oficiales. La producción de Santana recibiría un nuevo impulso a finales de la década de 1960 con la aparición de los modelos exclusivamente militares, desarrollados por completo en Linares.

En la década de 1980, aparecerían dos nuevos modelos específicos de Santana: por una parte se desarrollaría una versión civil del Land Rover militar denominada Ligero y por otra un nuevo modelo de cabina avanzada denominado 2.000. A principios de 1983 se firmaría un acuerdo con Suzuki para fabricar en España los pequeños SJ-410, mientras la firma británica Rover, inmersa en una importante crisis financiera, abandonaría su participación en Santana Motor y gracias a un acuerdo con SEAT la firma jienense seguiría utilizando la denominación Santana en sus productos desapareciendo la denominación Land Rover en los vehículos salidos de la planta de Linares.

Más miniaturas e información de Land Rover en las siguientes secciones


Land Rover (Series)

El vehículo
Después de la Segunda Guerra Mundial, el fabricante Rover, que hasta antes del conflicto bélico principalmente producía automóviles de lujo, comenzaría a fabricar vehículos más económicos para facilitar las exportaciones en esos años difíciles. Uno de estos vehículos sería completamente diferente a los demás y estaría inspirado en los Jeep que el ejército americano utilizaría durante la guerra. Este modelo, denominado como Land Rover y diseñado por Maurice Wilks, llegaría al mercado en 1948 y se convertiría en el epítome de vehículo todoterreno. Su importancia en el mercado quedaría aún más de manifiesto cuando en 1978, año de la nacionalización de British Leyland (que había adquirido la marca Rover en 1967), el nombre del famoso vehículo también se convertiría en el de un fabricante de automóviles independiente, Land Rover.

El Land Rover, se produciría en varias series, inicialmente indicando junto a su nombre la medida de la distancia entre ejes en pulgadas, por ejemplo Land Rover 88, 90, 110 ó 127, la primera serie estaría en producción hasta 1958, ese año llegaría el Series II que en 1961 sería sustituido por el Series IIA. En 1971, llegarían los Series III sustituidos en 1983 por los modelos 90 (Land Rover Ninety), 110 (Land Rover One Ten) y 127. Estos tres modelos serían a partir de 1990 denominados como Defender, nombre que perduraría en el modelo hasta el día de hoy con la llegada del nuevo Defender en 2016, siendo el modelo clásico aún ensamblado en varios países en vías de desarrollo.

La característica principal del Land Rover durante buena parte de su fabricación, además de su sistema de tracción total, sería un bastidor de acero en forma de caja sobre el que se atornillaría una carrocería de aluminio, menos expuesta a la corrosión y, en ese momento, no sujeta a cuotas por parte del gobierno británico, aunque posteriormente se equiparía una carrocería totalmente metálica. La versatilidad de su bastidor y carrocería permitiría que el Land Rover fuera utilizado en cualquier tipo de aplicación, desde coche de recreo a vehículo industrial tanto para clientes civiles como militares.

La Serie I tendría una distancia entre ejes de 205,4 cm (80,88 pulgadas), un motor de gasolina de cuatro cilindros de 1.595 cm³, 1.997 cm³ a partir de 1952, y tracción en las cuatro ruedas siempre acoplada con un sistema de ruedas libres, sustituida en 1950 por luna tracción total conmutable. Este modelo luego llegaría a las 86 pulgadas de batalla en 1954 y a las 88 en 1956. También en 1954, se introduciría el modelo con 107 pulgadas de distancia entre ejes, 109 desde 1956. Un año más tarde, se añadiría a la gama de motores un motor diésel de cuatro cilindros de 2.052 cm³.

Con la llegada de la segunda serie, disponible en distancias entre ejes de 88 o 109 pulgadas, se presentaría un nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros de 2.286 cm³, además del diésel anterior. El sistema de transmisión contaría con una caja de cambios de cuatro marchas, de las cuales sólo la tercera y cuarta estarían sincronizadas. Otra palanca permitiría acoplar a la transmisión tracción trasera fija las ruedas delanteras para conducir en terrenos accidentados. En 1961 se presentaría la Serie IIA, con algunos detalles modificados y un nuevo diésel de 2.286 cm³. En 1968, el modelo recibiría un cambio estético ya que los faros delanteros se trasladarían del interior del frontal a los guardabarros para cumplir con las normas de tráfico de algunos países europeos.

La Serie III se comercializaría a partir de 1971 con distancia entre ejes de 88 o 109 pulgadas y los mismos motores que la Serie II y IIA, aunque habría una serie especial con un motor V8 de 3.528 cm³. Las principales innovaciones en esta generación serían la introducción de una caja de cambios con todas las relaciones sincronizadas, un nuevo tablero de instrumentos y una rejilla del radiador de plástico. En 1983, comenzaría la producción del Land Rover Series III 110 (evolución del modelo 109) y posteriormente, en 1984, se introduciría el Land Rover 90, con 93 pulgadas de distancia entre ejes en sustitución del Land Rover 88, y en 1985 el Land Rover 127.

Los nuevos 90 y 110 serían a menudo confundidos con la Serie IIA y III por su gran similitud, incluso muchas partes eran intercambiables entre ambas series a pesar de la diferencia de edad entre las dos generaciones, aunque por ejemplo, los Serie IIA y III tenían suspensión de ballesta con la opción de elegir entre tracción a dos o cuatro ruedas, mientras que la 90 y la 110 tenían suspensión de resorte y tracción total permanente con la capacidad de bloquear el diferencial central. Land Rover pasaría a denominar a los modelos con el nombre de Defender, derivado de su amplio uso en el campo militar y de defensa en general, producido después de la introducción del Land Rover Discovery en 1989 y para distinguirlo del Land Rover Range Rover, este último cada vez más popular. en el mercado. Además, a partir de este momento, el Land Rover 127 pasaría a llamarse Defender 130, aunque la distancia entre los ejes no variaría.

1958
Land Rover Serie II 88
IXO Models/Altaya
Colección: Furgonetas De Antaño - Nº 23/50

La miniatura
En enero de 2005, la editorial Altaya pondría a la venta la colección Furgonetas de Antaño en la que a través de 50 entregas se daría un repaso a este tipo de vehículo industrial con miniaturas que representarían los modelos más emblemáticos que circularon por España en las décadas de 1960 y 1970. Como muchas otras de las colecciones vendidas por esta editorial, los modelos serían fabricados por IXO Models en China y reflejarían con bastante acierto las decoraciones de las furgonetas reales en las que se basarían, si bien una buena parte de las mismas serían unidades recicladas de la colección francesa Nos Chères Camionnettes d'Antan a las que simplemente se les añadiría la decoración de una empresa española, lo que llevaría a la colección a ser un fracaso en cuanto a originalidad y popularidad entre los coleccionistas.

1961
Land Rover Serie IIA 88
IXO Models/Salvat
Colección: Camiones y Vehículos de Bomberos - Regalo Suscriptor

La miniatura
En marzo de 2016, la editorial Salvat pondría a la venta la colección Camiones y Vehículos de Bomberos basada en gran parte en la francesa Camions et Véhicules de Sapeurs Pompiers publicada en el país vecino por Hachette, grupo editorial al que pertenece Salvat. En la edición española, no obstante se ofrecerían varios modelos de camiones españoles para atraer la atención del coleccionistas patrio que más allá de conseguir estos vehículos, no mostraría gran interés por la colección siendo esta suspendida tras 40 entregas mientras su contraparte francesa llegaría hasta los 140 números. Como otras muchas colecciones de este tipo, las miniaturas estarían realizadas por IXO Models y representarían fielmente los modelos reales en las que estaría basadas, incluyendo infinidad de detalles y partes movibles como escaleras y torretas.