Volvo Lastvagnar AB
Vehículos Industriales

Tan pronto como Volvo comenzó la producción de automóviles en 1926, la compañía decidió también abarcar el sector de los vehículos industriales, así, un año más tarde se presentó el Serie 1 con una producción prevista de 500 unidades equipadas con un motor de 4 cilindros de 28 CV y una carga útil de hasta 1500 kg. Hasta el año 1932 los camiones ligeros y semipesados de Volvo no eran modelos muy modernos, ya que contaban con un sistema de frenos de dos ruedas y llantas de radios de madera. La necesidad de crear un camión más pequeño y moderno era evidente. Los nuevos camiones LV71 y LV73 obtuvieron un gran éxito, hasta tal punto que podría decirse que fueron estos dos modelos los que convirtieron a Volvo, a mediados de los años 30, en el exportador de camiones más importante. Sin embargo, el paso más importante de esa época consistió en desplazar el motor del camión -normalmente situado detrás del eje delantero- hacia delante y hacia arriba, situándolo sobre el eje delantero y mejorando así la distribución de la carga sobre los ejes. El resultado de esta innovación fueron los camiones LV8 y LV9, dos modelos de gran éxito que se convirtieron en los camiones suecos más habituales durante la última etapa de los años treinta.

Después del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Volvo se vio obligada a destinar la mayor parte de su línea de montaje a la producción militar. Sin embargo, la medida más importante para Volvo en la década del 40 fue sustituir los motores de gasolina y los rudimentarios motores diésel con cámara de precombustión por eficaces motores diésel de inyección directa. En 1951 Volvo presentó el Titán (o L39) y desempeñó un papel precursor. En 1954 fue uno de los primeros camiones que incorporó un motor turbo alimentado y el resultado fue espectacular: con un incremento de peso de tan solo 25 kg, la potencia del motor experimentó un aumento de 35CV (de 150 a 185CV).

La Serie L447 se inició en los primeros años 60, con dirección asistida y cabinas mejoradas. En este época Volvo presentó los modelos TIPTOP/F88/G88 de Titan, su eficaz cabina basculante proporcionaba un mejor acceso a los componentes básicos que la de los camiones N. Hacia finales de la década, Volvo dio el primer paso hacia el aumento de la potencia de sus motores y sus nuevos camiones (F89/G89) fueron equipados con un nuevo motor de 330CV diésel, pensados para el transporte a larga distancia y con una capacidad de carga útil de hasta 52 toneladas.

Ya en la década de 1970 se presenta la serie F10/12, con un diseño revolucionario que, en la práctica, sienta las bases de una nueva tendencia en términos de producción de camiones en toda Europa. Lo que diferenciaba estos camiones de todos sus predecesores fue la gran mejora en seguridad y ergonomía. Después de varios estudios sobre los accidentes de camiones, Volvo diseñó una de las cabinas más seguras del mundo, con suspensión de muelles espirales y ventanas muy grandes. En términos de mejora de la ergonomía, la cabina estaba equipada con un compartimiento de equipaje y la posibilidad de ajustar el volante, además estaba equipada con un sistema de aire acondicionado, una innovación en el transporte por carretera europea en ese momento. En realidad, fue esta serie la que proporcionó la base para la cabina "Globetrotter", una de las más exitosas de Volvo de todos los tiempos.

En la década de 1980, después de que Mercedes adquiriera el fabricante americano Freightliner, Volvo compró la White Motor Corporation para competir en el mercado estadounidense; en los años siguientes, una serie de camiones nuevos se comercializan en los Estados Unidos por Volvo, incluyendo el Road Boss, Road Commander 2, Road Xpeditor 2, Road Constructor 2 y el Western Star. Al mismo tiempo, en Europa, se actualiza la gama F10/12 con nuevas suspensiones de muelles parabólicos y motores de 10 y 12 litros Otros modelos introducidos en los años 80 fueron los FL6/FL4 (camiones de carga media), los FL7/FL10 (pesado de la misma serie FL).

Una década después de establecerse como uno de los principales contendientes en el mercado de EE.UU., Volvo lanzó el modelo FE42. La serie FH se introdujo en 1993 para sustituir a la gama F10/F12/F16. La nueva línea aparece con un nuevo motor diésel de 12 y 16 litros, cubriendo un rango de potencias desde 340 hasta 660CV), el sistema de frenado más seguro diseñado por Volvo y la mejora de la aerodinámica para maximizar la economía de combustible. La gama FH recibe el premio 'Truck of the Year 1994 ". En 1995, Volvo lanzó su primer Ambiental Concept Truck (TEC) y, un año más tarde, la innovadora serie VN, diseñada para el mercado europeo y americano. El mismo año, el fabricante sueco completó su sector de camiones ligeros con la introducción de la serie FLC. El nuevo milenio trajo un nuevo modelo para el gran mercado de los EE.UU. , el camión VHD. Un año más tarde, en 2001, Volvo actualizó su gama FL, FM y FH, mientras que la nueva generación de camiones VN se introdujo en 2002. A partir de 2005, el fabricante sueco renovó la mayoría de sus modelos, con versiones actualizadas de la FH y FM en 2005 y FL y FE en 2006.


1967
Volvo N88
IXO/Altaya
Colección: Camiones De Antaño - Nº 7/100

El vehículo

La miniatura


1967
Volvo N88
IXO/Altaya
Colección: Camiones De Antaño - Nº 58/100

El vehículo

La miniatura


1970
Volvo F88
IXO/Altaya
Colección: Camiones De Antaño - Nº 72/100

El vehículo

La miniatura


1972
Volvo F89
IXO/Altaya
Colección: Camiones De Antaño - Nº 20/100

El vehículo

La miniatura


1975
Volvo F89
IXO/Altaya
Colección: Camiones De Antaño - Nº 100/100

El vehículo

La miniatura


1994
Volvo FH12
IXO
Referencia: TR018

El vehículo
Tras siete años de desarrollo, en 1993 llegaría la nueva propuesta de Volvo en el sector de cabinas tractoras para sustituir a la serie F que llevaba en producción desde 1977. El nuevo Volvo FH (Forward control High cab o Cabina alta adelantada) llegaría con motorizaciones de 12.0 y 16.0 litros en cuatro configuraciones diferentes de cabina: corta de día, cabina con techo normal, techo Globetrotter con techo alto y a partir de 1995 se añadiría la versión con techo sobredimensionado Globetrotter XL. Ambos modelos, el FH12 y el FH16 contarían con la misma cabina realizada en acero galvanizado que, además de su alta resistencia a colisiones, proporcionaría una reducción significativa en el peso del conjunto, casi un 30% menos que su predecesor. La cabina se probaría en un túnel de viento de forma intensiva para optimizar la aerodinámica con el objeto de reducir el arrastre y mejorar el consumo y contaría con un parabrisas más inclinado y un frontal más redondeado. Como parte de las pruebas de colisión, el Volvo FH se sometería a una batería de pruebas que incluían el lanzamiento de una masa de quince toneladas sobre el techo seguida de varios impactos de un balancín de una tonelada contra la parte trasera de la cabina y otros dos contra los pilares del parabrisas, teniendo que estar las puertas de la cabina operables para considerar la prueba como válida. Para aumentar aún más la seguridad del conductor, en 1995 la serie FH se convertiría en el primer camión del mundo en equipar Airbag en el volante.

Paralelamente al desarrollo de la cabina, Volvo comenzaría el diseño de la unidad de potencia D12 para la versión FH12 ya que el FH16 montaría el mismo motor, caja de cambios y transmisión de la serie F actualizados al nuevo chasis. Por primera vez en la industria de vehículos pesados, se utilizaría árbol de levas en cabeza y cuatro válvulas por cilindro con inyección directa de gestión electrónica. Los motores de seis cilindros en línea turboalimentados desarrollarían una potencia según características del modelo de entre 360CV a los 750CV con una gama de cajas de cambios manuales de 12 y 16 velocidades, semiautomática de 12 (cambio I-shift) y completamente automática de 6 o Powertronic incorporadas más tarde en las revisiones del modelo. Junto a la mayor eficiencia en el uso del combustible y la mejorada aerodinámica, llegaría también un nuevo sistema de frenado del motor desarrollado por Volvo, VEB (Volvo Engine Brake), un sistema de freno de motor accionado por una doble leva que utiliza los tiempos de las válvulas de escape en la compresión y el escape para aumentar el efecto de frenado del motor.

La gama de camiones Volvo FH sería premiada como Camión del Año en 1994 y es a día de hoy una de las familias de camiones más exitosas de la historia, con más de 400.000 unidades vendidas desde 1993. incluidas las revisiones que tendría el modelo en 1998, donde se introduciría el sistema TEA (Truck Electronic Architecture o Arquitectura Electrónica del Camión en español) que es un sistema computarizado de gestión y control utilizado para controlar y coordinar las diferentes funcionalidades de los componentes principales del vehículo, así como otras modificaciones en el motor y la caja de cambios.

La miniatura
Con la aparición de varias colecciones de camiones publicadas por distintas editoriales en varios países europeos y que estarían realizadas por IXO, primero en China y a partir de 2015 en sus nuevas instalaciones en Bangladés, la marca perteneciente a Premium & Collectibles Trading Co. Ltd (PCT), comenzaría una nueva gama de productos basada en estos vehículos. Bajo la denominación genérica de TR, del inglés truck o camión en español, se encuentran las series de camiones rígidos o TRU, la de semirremolques TRL, la de conjuntos de cabina más tráiler TTR o la de cabezas tractoras TR, todas ellas reutilizando moldes retocados de los modelos que ya se vieron en esas colecciones. Este uso de moldes ya fabricados permite que las miniaturas, cuyas calidades generales son buenas, tener un bajo precio respecto a modelos similares de otros fabricantes como Eligor o Minichamps.