FIA World Rally Championship
Temporada 2013

La 41ª edición del Campeonato del Mundo de Rally traería consigo dos importantes novedades, una en el ámbito de los distintas series que se disputan bajo el manto del WRC y la otra con el regreso de Volkswagen, ausente desde 1998, a la primera línea de los rallies con el nuevo Volkswagen Polo R WRC con el que aspiraría a destronar a Citroën de su dominación en el campeonato en las últimas nueve temporadas.

A partir de esta temporada, se introducía la nueva categoría de coches del mundial del Grupo R que vendría a sustituir a los coches de las categorías A y N y que estaría dividido en seis categorías numeradas de la RC1 a la RC5 basadas en vehículos de producción con al menos 2.500 unidades en fabricación para ser homologados más los coches de la clase R-GT y a su vez, subdividido en diez clases.

A la categoría RC1 pertenecerían los World Rally Car de tracción total y motores de 1.6 litros turboalimentados. En la RC2 se agruparían las clases R5 y R4, la primera similar en cuanto a mecánica que los coches RC1 pero basados en los automóviles de la clase S2000 y más limitados en cuanto a especificaciones aerodinámicas y mecánicas y la segunda sería para los coches basados en el Grupo N con motores de más de 2.0 litros y tracción total.

En la categoría RC3 se encontrarían los coches de la clase R3T con motores turbo de hasta 1.6 litros, los R3C de más de 1.6 y hasta 2.0 litros de aspiración natural y los R3D con motores de más de 2.0 litros diésel, todos ellos con tracción delantera o trasera. El grupo RC4 tendría los coches de la clase R2B y R2C, los primeros con motores turbo de entre 0.9 y 1.1 litros con turbo o 1.4 a 1.6 de aspiración natural mientras que los segundos serían para motores turbo de entre 1.1 y 1.4 y de atmosféricos de 1.6 hasta los 2.0 litros.

Por último, la categoría RC5 tendría la clase R1A para motores de aspiración natural de hasta 1.4 litros y turbo de hasta 0.9 y la clase R1B para turbos de entre 0.9 y 1.1 y atmosféricos de 1.4 a 1.6 litros, siendo la clase R-GT reservada para vehículos GT sin limitación en la capacidad de sus motores o en el sistema de alimentación de los mismos.

Estas nuevas categorías darían lugar a los nuevos campeonatos WRC-2 y WRC-3 que vendrían a sustituir a los anteriores S-WRC para modelos S2000 y P-WRC para coches de los Grupos A y N y también se recuperaría como J-WRC el campeonato junior para pilotos menores de 26 años, renombrado como WRC Academy en 2011. Los coches elegibles para el WRC-2 serían los de las dos clases de la categorías RC2 y el grueso de los competidores del WRC-3 estarían en la categoría RC3 de coches de dos ruedas motrices, siendo los coches del J-WRC los adscritos a las clases R2B y R3T.

En cuanto al campeonato principal, con el regreso de Volkswagen y el anuncio del nueve veces campeón del mundo Sebastián Loeb de no volver a competir en el WRC por el título, el camino para tener un nuevo campeón quedaría despejado para los eternos segundos durante el periodo de superioridad del piloto francés en el mundial. Así, Mikko Hirvonen, Jari-Matti Latvala, Sébastien Ogier e incluso el español Dani Sordo tendrían opciones de demostrar su valía en las trece pruebas que compondrían el calendario.

El campeonato comenzaría en el Rally de Monte-Carlo a mediados de enero y continuaría en Suecia para pasar a Méjico en el primero de los seis rallies consecutivos que se disputarían sobre tierra y que serían Portugal, Argentina, Acrópolis , Cerdeña y Finlandia antes de regresar al asfalto del Rally de Alemania y volver a cruzar otra vez medio mundo para llegar a Australia, regresar al Rally de Alsacia en Francia y completar el calendario con el rally de Cataluña y el de Gales en los meses de octubre y noviembre.

El número de fabricantes presentes para esta nueva temporada elegibles para sumar puntos de cara al título de constructores sería el mismo que los del año anterior con el añadido de Volkswagen que a través de su equipo principal, Volkswagen Motorsport I, inscribiría dos unidades del Volkswagen Polo R WRC asignados a Latvala y Ogier, el noruego Andreas Mikkelsen llevaría una tercera unidad del equipo Volkswagen Motorsport II que no sumaría puntos para el campeonato de los fabricantes y que para ello cada equipo debía de contar con dos coches y disputar las trece pruebas de la serie, siete para el resto de equipos de la categoría principal incluyendo al menos una prueba fuera de Europa.

Una situación similar se viviría en Citroën que inscribiría tres coches en su equipo principal (Citroën Total Abu Dhabi World Rally Team) para Sébastien Loeb, quien participaría en los rallies de Monte-Carlo, Suecia, Argentina y Francia, el finlandés Mikko Hirvonen y Dani Sordo, que se haría cargo del tercer coche en los rallies en los que estuviera ausente el nueve veces campeón del mundo y en los coincidentes ocuparía el único Citroën DS3 WRC adscrito al segundo equipo de la marca francesa, Abu Dhabi Citroën Total World Rally Team, compartiendo el asiento con Khalid Al-Qassimi, Chris Atkinson, Robert Kubica y Kris Meeke en distintos rallies y en el caso del piloto británico, también se montaría en el tercer coche de la escudería principal en el Rally de Australia al que el español no acudiría.

Por su parte, M-Sport se quedaría sin el respaldo oficial de Ford pero aún así, y gracias sobre todo al dinero invertido por el Reino de Catar, inscribiría cuatro Ford Fiesta RS WRC, dos en el equipo Qatar M-Sport World Rally Team para el noruego Mads Østberg y el ruso Evgeny Novikov y los del Qatar World Rally Team para el catarí Nasser Al-Attiyah, que competiría en unas pocas pruebas y en cuyo coche se sentaría Juho Hänninen en la cita de apertura del calendario, y el belga Thierry Neuville que disputaría de esta manera su segunda temporada completa en el WRC tras su paso por Citroën.

Entre el resto de equipos de la categoría World Rally Car que no contarían para el campeonato estarían entre otros los Ford Fiesta RS WRC oficiales de M-Sport con pilotos como Elfyn Evans, Hayden Paddon o Henning Solberg entre otros y los de concursantes privados como Per-Gunnar Andersson o Ken Block; los Citroën DS3 WRC de PH Sport (Citroën Junior Rally Team) que contaría con Bryan Bouffier o Tomáš Kostka y los MINI John Cooper Works WRC inscritos para unos pocos eventos por Prodrive, ST Motors Oy y Motorsport Italia, equipo que con el apoyo financiero del conglomerado industrial polaco del sector de la energía Grupa Lotos SA, inscribiría bajo el nombre de Lotos Team WRC un Ford Fiesta RS WRC que utilizaría el polaco Michał Kościuszko, quien comenzaría el año con un MINI John Cooper Works WRC durante los cinco primeros rallies de la temporada.

En el Rally de Monte-Carlo, el foco de atención recaería sobre los dos pilotos del Volkswagen Polo R WRC y especialmente sobre le francés Sébastien Ogier quien ya desde el primer tramo cronometrado dejaría claro el potencial del coche del Grupo VAG, confirmado al término del rally con una segunda posición tras el incombustible Sébastien Loeb. Esta segunda plaza del piloto francés sería continuada por tres victorias consecutivas en Suecia, Méjico y Portugal que le dispararían en la clasificación provisional con 108 puntos, 60 más que el en teoría sucesor de Loeb en el trono del campeonato, el finlandés Mikko Hirvonen que en esos cuatro rallies sería cuarto en Monte-Carlo, abandonaría en Suecia y sería segundo en los otros dos, posiciones que le permitirían a adelantar al nueve veces campeón del mundo que en Suecia sería segundo y con esos puntos se situaría tercero de la clasificación provisional con 43 puntos.

La marcha victoriosa de Ogier en el campeonato se vería interrumpida por la última victoria oficial de Sébastien Loeb en el año de su retirada al vencer en el Rally de Argentina y se situaría como segundo de la tabla de pilotos por detrás de su compatriota que sería segundo en la prueba argentina. El campeonato regresaría a Europa para disputar las pruebas de Grecia, Italia, Finlandia y Alemania y con ellas volvería también la racha de victorias del Volkswagen Polo R WRC, primero de la mano de Jari-Matti Latvala en Grecia y después de Ogier en Italia y Finlandia antes de que el español Dani Sordo inscribiera por primera vez en su carrera deportiva su nombre como vencedor de un rally del WRC tras vencer sobre su terreno favorito, el asfalto, del Rally de Alemania con el Citroën DS3 WRC.

Tras la ronda alemana, cuatro serían los rallies que quedarían por disputar: Australia, Francia, España y Gran Bretaña y para entonces, Sébastien Ogier se situaba en la cima de la clasificación de pilotos con 184 puntos por 109 del belga Thierry Neuville, quien con su Ford Fiesta RS WRC lograría tres segundas posiciones (Italia, Finlandia y Alemania) y sendos terceros puestos en los rallies de Méjico y Grecia y se colocaría segundo de la provisional, dejando a Latvala con 98 puntos en la tercera y a Dani Sordo como cuarto en discordia con 96.

El piloto francés ganaría los cuatro rallies y se proclamaría matemáticamente como campeón precisamente en la prueba disputada en Francia dejando aún en el aire la segunda y tercera posición en el campeonato que aún permanecería abierta para los dos últimos rallies del año con una ventaja de Neuville de 18 puntos sobre Latvala, 26 sobre Sordo y 32 sobre un superado como líder de Citroën Mikko Hirvonen y con la amenaza lejana pero posible de Mads Østberg, que hasta Francia sería el único piloto junto a Sébastien Ogier en puntuar en todos los once rallies celebrados hasta ese momento.

Finalmente, Thierry Neuville se aseguraría su primer subcampeonato al terminar cuarto en Cataluña y tercero en Gales, aventajando por 14 puntos a Jari-Matti Latvala que secundaría en el podio a su compañero de equipo con sendas segundas plazas, acabando el año como tercero a 128 puntos de Ogier y 14 de Neuville. Por su parte, Hirvonen adelantaría en la clasificación a Dani Sordo en Cataluña tras un abandono del piloto cántabro y acabaría el año como quinto a tres puntos del finlandés después de que éste también abandonase en el Rally de Gales.

Esta dominación por parte de Volkswagen se vería reflejada obviamente en la tabla de constructores donde terminaría como campeona con 425 puntos, 145 más que el equipo principal de Citroën y 235 del de M-Sport y sus Ford, única marca en no lograr una victoria en un rally después de que el Volkswagen Polo R WRC acumulase diez (nueve de Ogier y una de Latvala) y Citroën las otras tres, las dos de Sébastien Loeb y la de Dani Sordo en Alemania.

En el campeonato WRC-2, sería Robert Kubica el que inscribiría su nombre como campeón después de ganar en su clase con su Citroën DS3 RRC los rallies de Grecia, Italia, Alemania, Francia y España sumando un total de 143 puntos, 25 más que el catarí Abdulaziz Al-Kuwari que vencería en Méjico, Argentina y Australia con un Ford Fiesta RRC y el ucraniano Jurij Protasow quien no ganaría ningún rally y comenzaría el año con un Subaru Impreza STi y lo acabaría con un Ford Fiesta RRC y un Ford Fiesta R5 en los rallies finales del año. El resto de las victorias en esta nueva categoría se las repartirían, Sepp Wiegand en Monte-Carlo con un Škoda Fabia S2000, Yazeed Al-Rajhi en Suecia pilotando un Ford Fiesta RRC, Esapekka Lappi en Portugal a bordo de otro Škoda Fabia S2000, Jari Ketomaa en Finlandia con un Ford Fiesta R5 y Elfyn Evans en Gran Bretaña con el mismo modelo.

En el WRC-3, el campeón sería el francés Sébastien Chardonnet que ganaría con un Citroën DS3 R3T en Monte-Carlo y Alemania y que empataría a puntos con el irlandés Keith Cronin que ganaría en Finlandia con otro Citroën DS3 R3T y que perdería el título por el diferencia de victorias de un campeonato que también vería al Citroën DS3 R3T de Bryan Bouffier ganar en Portugal, al del germano Christian Riedemann en Italia, al del francés Quentin Gilbert, tercero en el campeonato, en Francia y al español Enrique Ojeda salir victorioso de Cataluña y al finlandés Jukka Korhonen de el antiguo RAC Rally.

Por último, el J-WRC coronaría al sueco Pontus Tidemand como campeón por delante del español Yeray Lemes y del estonio Sander Pärn, logrando el primero tres victorias (Portugal, Alemania y Francia) por una del piloto canario precisamente en el Rally de España que, junto a otro español, José Antonio Suárez en Grecia y el finlandés Andreas Amberg en su país serían los pilotos triunfadores del campeonato, compitiendo todos ellos con un Ford Fiesta R2.

Fecha País Prueba Coche Piloto Copiloto
1 15-20/01 Rallye Automobile de Monte-Carlo 1 Citroën DS3 WRC Sébastien Loeb Daniel Elena
2 07-10/02 Rally Sweden 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
3 07-10/03 Rally Guanajuato Mexico 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
4 11-14/04 Vodafone Rally de Portugal1 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
5 02-05/05 Philips LED Rally Argentina 1 Citroën DS3 WRC Sébastien Loeb Daniel Elena
6 31/05-02/06 Acropolis Rally of Greece1 7 Volkswagen Polo R WRC Jari-Matti Latvala Miikka Anttila
7 20-22/06 Rally d'Italia Sardegna 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
8 01-03/08 Neste Oil Rally Finland1 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
9 23-25/08 ADAC Rally Deutschland1 3 Citroën DS3 WRC Dani Sordo Carlos del Barrio
10 12-15/09 Rally Australia 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
11 03-06/10 Rallye de France - Alsace1 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
12 24-27/10 Rally RACC - Rally de España1 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
13 14-17/11 Wales Rally GB 8 Volkswagen Polo R WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
1Prueba puntuable para el FIA Junior World Rally Championship (J-WRC)

Abreviaturas AB DQ NC NS Puntos 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Significado Abandono Descalificado No clasificado No comenzó 25 18 15 12 10 8 6 4 2 1
Power Stage 3 2 1              

Pos. Piloto Coche Puntos
1 Sébastien Ogier Volkswagen Polo R WRC 2 1 1 1 2 10 1 1 17 1 1 1 1 290
2 Thierry Neuville Ford Fiesta RS WRC AB 5 3 17 5 3 2 2 2 2 4 4 3 176
3 Jari-Matti Latvala Volkswagen Polo R WRC AB 4 16 3 3 1 3 17 7 4 3 2 2 162
4 Mikko Hirvonen Citroën DS3 WRC 4 17 2 2 6 8 AB 4 3 3 6 3 AB 126
5 Dani Sordo Citroën DS3 WRC 3 AB 4 12 9 2 4 5 1 - 2 AB 7 123
6 Mads Østberg Ford Fiesta RS WRC 6 3 11 8 7 6 8 3 9 5 8 6 4 102
7 Evgeny Novikov Ford Fiesta RS WRC AB 9 10 4 4 9 AB 6 10 7 5 5 19 69
8 Sébastien Loeb Citroën DS3 WRC 1 2 - - 1 - - - - - AB - - 68
9 Martin Prokop Ford Fiesta RS WRC 7 7 9 7 10 7 5 AB 4 - AB 7 6 63
10 Andreas Mikkelsen Volkswagen Polo R WRC - - - 6 8 4 AB 10 - 6 7 AB 5 50
11 Nasser Al-Attiyah Ford Fiesta RS WRC - - 5 5 - 5 - - 13 - - AB - 30
12 Elfyn Evans Ford Fiesta RRC1
Ford Fiesta RS WRC2
Ford Fiesta R5
- - - 231 - - 62 AB 6 - 11 AB 8 20
13 Robert Kubica Citroën DS3 RRC1
Citroën DS3 WRC
- - - 191 - 111 91 91 51 - 91 91 AB 18
14 Bryan Bouffier Citroën DS3 WRC1
Citroën DS3 R3T
51 - - 13 - - 31 - - - - - AB 10
15 Juho Hänninen Ford Fiesta RS WRC AB 6 - - - - - 32 - - - - - 8
16 Chris Atkinson Citroën DS3 WRC - - 6 - - - - - - - - - - 8
17 Jari Ketomaa Ford Fiesta RS WRC1
Ford Fiesta R5
- AB1 - - - - - 7 - - - - 9 8
18 Hayden Paddon Škoda Fabia S20001
Ford Fiesta RS WRC
- - - - - - - 111 81 171 - 8 - 8
19 Michał Kościuszko MINI John Cooper Works WRC1
Ford Fiesta RS WRC
101 141 AB1 AB1 AB1 - 7 - AB - - - - 7
20 Ken Block Ford Fiesta RS WRC - - 7 - - - - - - - - - - 6
21 Khalid Al-Qassimi Citroën DS3 WRC - AB - 9 - AB 10 - 11 9 - 11 - 5
22 Sepp Wiegand Škoda Fabia S2000 8 13 - 14 - - AB - 14 - - AB - 4
23 Per-Gunnar Andersson Ford Fiesta S20001
Ford Fiesta RS WRC
- - - AB1 - - 13 8 AB - - - - 4
24 Benito Guerra Citroën DS3 WRC1
Mitsubishi Lancer Evo X
- - 81 - - - - - - - - 14 - 4
25 Henning Solberg Ford Fiesta RS WRC - 8 - - - - - - - - - - - 4
26 Nathan Quinn MINI John Cooper Works WRC - - - - - - - - - 8 - - - 4
27 Olivier Burri Peugeot 207 S2000 9 - - - - - - - - - - - - 2
28 Abdulaziz Al-Kuwari Ford Fiesta RRC1
Ford Fiesta RS WRC
- - 121 161 131 131 111 - - 101 - 10 - 2
29 Yazeed Al-Rajhi Ford Fiesta RRC - 10 - - - - - 12 - 13 - 12 18 1
30 Esapekka Lappi Škoda Fabia S2000 AB - - 10 - - - 31 - - - - - 1
31 Romain Dumas Ford Fiesta RS WRC - - - - - - - - - - 10 - - 1
32 Mark Higgins Ford Fiesta R5 - - - - - - - - - - - - 10 1
Pos. Piloto Coche Puntos

2013
Volkswagen Polo R WRC #8
Volkswagen Motorsport
Sébastien Ogier
Julien Ingrassia
FIA World Rally Championship
/290 Puntos
Rally Sweden
IXO Models/Eaglemoss Collections
Colección: Passione Rally - Nº 118/120

Volkswagen Polo R WRC #8
Volkswagen Motorsport
Sébastien Ogier
Julien Ingrassia
Vodafone Rally de Portugal
IXO Models
Referencia: RAM549

Volkswagen Polo R WRC #8
Volkswagen Motorsport
Sébastien Ogier
Julien Ingrassia
Neste Oil Rally Finland
IXO Models/Eaglemoss Collections
Referencia: L11C01

El piloto
Sébastien Ogier comenzaría su carrera deportiva ganando el Volante de Jóvenes Pilotos organizados por la Federación Francesa de Deportes de Motor (FFSA) pasando en 2006 a competir en la Copa Peugeot 206 junto a Julien Ingrassia en las labores de copilotaje. Tras lograr un podio en su primer año, en 2007 se proclamaría campeón después de vencer en los rallies de Diois, Langres, Causses, Touquet y sumar dos segundos puestos en Alsace-Vosges y Limousin. Estas actuaciones llamarían la atención de Citroën que le ficharía para el Campeonato Mundial Junior (J-WRC) en 2008, terminando el año como campeón a bordo de un Citroën C2 S1600 venciendo en Méjico, Jordania y Alemania.

En 2009, debutaría en el WRC con un Citroën C4 WRC, no sin antes ganar por primera vez el Rally de Monte-Carlo, prueba puntuable ese año para el IRC, en un Peugeot 207 S2000. Hasta 2011, permanecería en la disciplina de la firma francesa, sumando un segundo puesto en su primer año en Grecia y obteniendo las victorias de Portugal y Japón en 2010, además de terminar en el podio en otras cuatro ocasiones pasando del octavo puesto de 2009 al cuarto de 2010.

Su último año con Citroën lo disputaría con un DS3 WRC con el que añadiría a su currículo cinco victorias: Portugal, Jordania, Grecia, Alemania y Francia, terminando como tercer mejor piloto. Tras romper con el equipo francés, ficha por Volkswagen y compite en 2012 con un Škoda Fabia S2000 con el que su mejor resultado sería un quinto puesto en Italia. Ya en 2013, estrena el Volkswagen Polo R WRC que le llevaría hasta la victoria final después de vencer en nueve de los trece rallies que componían el calendario. A este primer título de campeón le seguiría el de 2014, 2015 y 2016 todos ellos con el Polo R WRC sumando 22 victorias sobre 39 posibles, acabando en el podio en otras nueve ocasiones más.

Con estas magnificas credenciales, y tras el abandono de Volkswagen Motorsport de la competición a finales de 2016, en 2017 ficha por M-Sport World Rally Team con los que disputará el mundial pilotando un Ford Fiesta WRC con el que de nuevo sería campeón del mundo tras vencer en dos pruebas y sumar siete podios y volvería a repetir victoria en el campeonato en 2018 antes de regresar a Citroën al año siguiente, después de ganar cuatro pruebas más y terminar en la segunda posición en otros dos rallies.

Resultados
Tras ganar todos los rallies de la temporada del WRC de 2012 con el Škoda Fabia S2000 en la Clase 2 con las únicas excepciones del Rally de Monte-Carlo y del Rally de Cataluña, 2013 marcaría el debut del piloto francés con el nuevo Volkswagen Polo R WRC después de un intenso año de pruebas para tener el coche a punto para su estreno en el rally monegasco y disputarle el título de campeón a los pilotos de Citroën y a su propio compañero de equipo, el finlandés Jari-Matti Latvala.

Desde la primera especial del Rally de Monte-Carlo el Volkswagen Polo R WRC ya dejaría entrever que era un coche ganador al que sólo la habilidad y experiencia de Sébastien Loeb conseguiría arrebatar la victoria en el primer rally del año. En Suecia, Ogier demostraría que el resultado de Monte-Carlo el nuevo Polo R WRC no fue producto de la suerte y destreza del piloto francés, sino que verdaderamente el coche del Grupo VAG llegó al WRC para establecer un nuevo periodo de dominación en el campeonato, arrebatándole la primera posición al incombustible Loeb por 41 segundos.

Tras esta primera victoria en Suecia, llegarían las de Méjico y Portugal, rally del que Ogier saldría con una ventaja de 54 puntos sobre el primer espada del equipo Citroën y segundo en la clasificación provisional, el finlandés Mikko Hirvonen. Un pinchazo en Argentina y un problema mecánico en el Rally Acrópolis le llevarían a ocupar de manera respectiva la segunda y décima posición, manteniendo todavía un margen de 52 puntos sobre su compañero de equipo Jari-Matti Latvala, quien ganaría en Grecia y se colocaría segundo, y 58 sobre Sébastien Loeb, que ganaría en Argentina en el tercer de los cuatro rallies que disputaría en esta campaña.

Con esta ventaja en puntos y habiendo sido el único piloto en puntuar en todas las carreras junto al checo Martin Prokop y el Ford Fiesta RS WRC del equipo Jipocar Czech National Team, el piloto francés abordaría la segunda parte de la temporada imponiéndose en los rallies de Cerdeña y Finlandia, aumentando su ventaja frente a Latvala en 90 puntos, más de tres pruebas completas incluyendo los puntos de las Power Stage. Un accidente en el segundo día del Rally de Alemania después de haberlo liderado en sus etapas iniciales, vería reducida su distancia en puntos al terminar 17º y sumar únicamente los de la Power Stage frente al belga Thierry Neuville, que con su segunda posición en esta prueba se colocaría como segundo de la clasificación provisional por delante de Latvala.

La caravana del WRC se trasladaría a Australia y en estas alejadas tierras, el francés sentenciaría prácticamente el título de campeón después de dominarlo en su totalidad desde la tercera especial del rally, venciendo en 19 de los 22 tramos cronometrados de la prueba. La confirmación de su primera corona como campeón del mundo llegaría en el Rally de Alsacia en suelo francés, prueba que también ganaría junto a las dos ultimas citas del año: el Rally RACC - Rally de España y el Wales Rally GB, imponiéndose en un total de ocho etapas en Francia y Cataluña y nueve en la prueba británica, dejando a una distancia de 114 puntos al belga Neuville, margen que sería récord absoluto en la historia del WRC.

Este título de campeón del WRC con el Volkswagen Polo R WRC vendría acompañado de unos números que hablarían por si solos de la excelente campaña de piloto y coche pues el francés se impondrían en un total de 110 etapas especiales sobre un total de 240 incluyendo las que se cancelarían por distintos motivos a lo largo de la temporada y las Power Stage en las que resultaría vencedor: Suecia, Portugal, Acrópolis, Alemania y Cataluña, siendo líder del campeonato en 151 de ellas, y con sus nueve victorias en un sólo año igualaría el número conseguido por Sébastien Loeb en 2012 con el Citroën DS3 WRC, dos por debajo del récord absoluto de once en poder también del nueve veces campeón del mundo obtenido en 2008 con un Citroën C4 WRC.


2013
Volkswagen Polo R WRC #7
Volkswagen Motorsport
Jari-Matti Latvala
Miikka Anttila
FIA World Rally Championship
/162 Puntos
Acropolis Rally of Greece
IXO Models
Referencia: RAM551

El piloto
Jari-Matti Latvala comenzaría en el karting finlandés a dar sus primeros pasos en la competición pero ya desde muy joven comenzaría practicando en coches de rally apoyado por su padre Jari, también piloto de la misma especialidad. De manera profesional, comenzaría con un Toyota Corolla 1600 GT a participar en las pruebas de su país a principios de siglo, y donde prácticamente ganaría cada carrera, lo que llamaría la atención de otro expiloto de rally, Pentti Airikkala, que le enseñaría todo lo necesario para en 2002, y tras disputar varias pruebas en Gran Bretaña donde lograría algún triunfo dentro de su categoría, debutar en el WRC precisamente en la prueba que se disputaría en aquel país y en la que a bordo de un Mitsubishi Lancer Evo VI finalizaría en la 17ª plaza. Al año siguiente, participaría en varios eventos más, tanto nacionales como internacionales con diferente fortuna y regresaría a cuatro pruebas del WRC donde lograría sendas 10ª plazas en el Rally de Grecia y en el de Gran Bretaña con un Ford Focus RS WRC. En 2004, pasaría parte del año compitiendo en el Campeonato Junior del Mundial de Rally (J-WRC) donde su mejor plaza sería un cuarto puesto en el Rally de Gales con un Suzuki Ignis S1600.

Tras sumar una victoria en su clase en el Tour de Corse de 2005 con un Subaru Impreza STi, en 2006 sería fichado por el segundo equipo de Ford en el campeonato, Stobart VK Ford Rally Team, con el que competiría en cuatro pruebas con mediocres resultados, siendo sus mejores actuaciones las obtenidas con la inscripción de su propio Subaru Impreza STi en el Campeonato de Producción (P-WRC) donde ganaría las pruebas de Australia y Nueva Zelanda, terminando como cuarto mejor piloto. Durante la siguiente campaña permanecería con Ford durante todo el año y sumaría su primer podio, un tercer puesto en el Rally de Irlanda, que junto a otras brillantes actuaciones ese año le daría el aval para pasar al primer equipo de Ford, BP Ford Abu Dhabi World Rally Team, para el campeonato de 2008, con el que lograría su primera victoria en el mundial en el Rally de Suecia.

Con Ford permanecería hasta 2012, firmando en ese periodo seis triunfos más además de 24 podios que le harían ser subcampeón en 2010 y tercero en 2012. Para la temporada de 2013, sería uno de los pilotos titulares en el regreso de Volkswagen al campeonato del mundo y con el fabricante alemán estaría hasta el final de la campaña de 2016, acumulando en esos cuatro años, nueve victorias y 16 podios, siendo tercero del mundial en 2013 y subcampeón en 2014 y 2015. En 2017, sería protagonista de otro regreso de un fabricante al mundial, en este caso de Toyota y su Toyota Yaris WRC con el que competiría hasta el final de la temporada de 2019 y con el que lograría una victoria en 2017 y otra en 2018, además de sumar dos podios en 2017, cuatro en 2018 y dos más en 2019 que marcarían su adiós al WRC después de no lograr los patrocinios suficientes para disputar la campaña de 2020, pasando desde entonces a competir en pruebas de coches históricos, actividad que desde 2021 compatibiliza con la dirección del equipo Toyota Gazoo WRT.

Resultados
En 2012, Ford World Rally Team cesaría de competir en el WRC y dejaría la puerta abierta para que Jari-Matti Latvala, que ese mismo año acababa contrato con el equipo oficial de Ford, continuase con la escuadra satélite del gigante americano M-Sport o fichase por el proyecto de Volkswagen Motorsport en su retorno al Campeonato del Mundo de Rally basado en el Volkswagen Polo R WRC como teórico número uno del equipo que compartiría con Sebastian Ogier, quien contaba ya con experiencia en el coche como probador del mismo durante la campaña de 2012.

No habría que esperar demasiado para comprobar que el conocimiento y habilidad del francés con el Polo R WRC era netamente superior al del finlandés y ya en el rally de Monte-Carlo, Ogier acabaría en la segunda plaza mientras que Latvala sufriría un aparatoso accidente en la 14ª etapa especial de la prueba cuando se encontraba quinto en la clasificación provisional. En los tres rallies siguientes, Suecia, Méjico y Portugal, no sólo quedaría por detrás de su compañero de equipo, que ganaría esos tres rallies, sino que tampoco podría superar a los rivales de Volkswagen y terminaría en esas tres pruebas como cuarto, 16º, donde dañaría su coche en otro accidente en los primeros tramos, y tercero en el rally luso, posición que repetiría en Argentina en la que su compañero Ogier sería segundo por detrás de Sébastien Loeb.

De la prueba del país sudamericano is saldría como cuarto del mundial con 73 puntos de diferencia sobre Sébastien Ogier por lo que sus opciones de lograr su primer título como campeón del WRC en su séptima temporada completa en el campeonato deberían esperar otro año más salvo una caída de rendimiento de Ogier. En el Rally Acrópolis ganaría su séptimo rally en el mundial por delante del Citroën DS3 WRC del español Dani Sordo y el Ford Fiesta RS WRC del belga Thierry Neuville y subiría en la clasificación hasta el segundo lugar pero aún a 52 puntos de Ogier que sería décimo y arañaría los tres puntos de la Power Stage.

El belga, en su segunda temporada en el mundial, se convertiría en una nueva pesadilla para el finlandés en su intento de al menos alcanzar el subcampeonato y con cuatro segundas plazas consecutivas en Italia, Finlandia, Alemania y Australia por un tercero, 17º, séptimo y cuarto del finlandés, Neuville pasaría a ocupar la segunda posición por delante de Latvala con apenas un margen de 19 puntos y tres pruebas por disputar.

En el Rally de Alsacia, Sébastien Ogier se convertiría matemáticamente en campeón del mundo quedando únicamente la duda de quien le acompañaría en la segunda y tercera posición. En Francia, el finlandés terminaría tercero por delante del belga pero éste, sumaría dos puntos al terminar segundo en la Power Stage por lo que la ventaja entre ambos se reduciría solamente en un punto. La distancia caería otros cuatro puntos en la penúltima prueba del año, el Rally RACC – Rally de España donde Latvala quedaría segundo y Neuville cuarto, minimizando los daños en la tabla clasificatoria al ganar la Power Stage.

El subcampeonato por tanto todavía estaba en el aire al llegar al Rally de Gales, antiguo RAC Rally, donde de nuevo el finlandés volvería a dar lo mejor de si mismo terminando la prueba en la segunda posición por delante de Thierry Neuville pero volvería a ganar la etapa especial de la Power Stage, finalizando el año como subcampeón y dejando al piloto finlandés como tercero de un mundial en el que le costaría encontrarse cómodo en el coche, todo lo contrario que Sébastien Ogier que dominaría el mundial casi en su totalidad y que se llevaría a casa nueve trofeos de trece posibles y en el que sumaría dos podios, 110 victorias de etapa incluyendo siete Power Stage por seis, 31 y una respectivamente del finlandés.


2013
Citroën DS3 WRC #3
Citroën Total Abu Dhabi WRT
Dani Sordo
Carlos del Barrio
FIA World Rally Championship
/123 Puntos
ADAC Rally Deutschland
IXO Models
Referencia: RAM538

El piloto
Dani Sordo comenzaría su carrera deportiva en certámenes de moto-cross con 12 años y más tarde se pasaría a las cuatro ruedas de los karts, su padre es dueño de una pista de karting y en su tiempo también fue piloto de rally y de pruebas de montaña, y posteriormente a las carreras de turismos, montaña y rally en campeonatos regionales, proclamándose en el año 2000 campeón de Cantabria de montaña.

En 2001, disputaría sus primeros rallies con un Mitsubishi Lancer Evo VI comenzando a sumar victorias a su palmarés y un año más tarde participaría en varias pruebas de los campeonatos de España de asfalto y tierra a la vez que el regional cántabro, volviendo a destacar con varios triunfos. En 2003, disputaría su primera prueba en el WRC al tomar parte del Rally de Cataluña donde finalizaría 18º de la general y segundo de su clase en un año en el que lograría su primera victoria absoluta en el nacional de asfalto al ganar el Rally de Cantabria.

Estas actualizaciones le valdrían un contrato con la filial española de Citroën Sport participando ese mismo año con un Citroën Saxo S1600 en un rally del nacional y que cambiaría en 2004 por un Citroën C2 S1600 con el que competiría en el campeonato de España donde sumaría las victorias de los dos últimos rallies del año, Costa del Sol y Madrid - La Alcarria, terminando como quinto de la clasificación acumulando más experiencia en el WRC tras participar en otras tres pruebas.

2005, sería el año de su consagración como campeón de España sobre asfalto con el Citroën C2 S1600 con el sumaría cinco victorias y coche con el que también participaría en el Campeonato Junior del WRC y en el que tras vencer en Cerdeña Finlandia, Alemania y Cataluña se llevaría asimismo el título de campeón, lo que le valdría para firmar un contrato de tres años como piloto oficial de Citroën en el WRC manejando un Citroën Xsara WRC. Con el equipo francés, disputaría finalmente un total de cinco temporadas hasta 2010 en las que primero bajo la sombra de Sébastien Loeb y la amenaza de Sébastien Ogier después, no lograría sumar ninguna victoria pero estaría en el podio en 27 ocasiones de las que 17 serían como segundo, acabando las temporadas de 2008 y 2009 como tercer mejor piloto del año con un Citroën C4 WRC.

Tras Citroën, formaría parte del equipo MINI en el WRC pilotando un MINI John Cooper Works WRC en ocho rallies entre 2011 y 2012, pasando luego al equipo Prodrive con el mismo coche completando otras cinco pruebas más y pilotando en el Rally de Argentina un Ford Fiesta RS WRC como sustituto de Jari-Matti Latvala, convaleciente tras sufrir un accidente. Con el Mini, lograría sumar tres podios más a su cuenta pero la victoria en una prueba mundialista le seguiría siendo esquiva.

Esta llegaría finalmente en el Rally de Alemania de 2013 en su retorno a Citroën para los que pilotaría un tercer Citroën DS3 WRC oficial, sumando ese año además una segunda plaza en el Rally Acrópolis y otra en el Rally de Alsacia así como un tercer puesto en el Rally de Monte-Carlo. Tras completar el año con el fabricante francés, ficharía por Hyundai en el regreso del constructor surcoreano al WRC y permaneciendo en el equipo desde entonces.

En este periodo, con el Hyundai i20 WRC hasta 2016 y con el Hyundai i20 Coupé WRC desde entonces, participaría en 30 rallies con el primero y 28 con el segundo hasta el Rally de Méjico de 2020, sumando en ese periodo su segunda victoria en el WRC, la del Rally de Cerdeña de 2019 y acumulando tres segundas plazas y un tercer puesto entre 2014 y 2016 y una segunda posición y cuatro terceras con el Hyundai i20 Coupé WRC.

Al margen de su carrera en el WRC, también participaría en eventos como el Memorial Bettega, que ganaría en 2008 con el Citroën C4 WRC o el Monza Rally Show en el que también vencería en 2010 con el mismo coche, en 2013 con el Citroën DS3 WRC y en 2019 en su clase con un Hyundai i20 Coupé WRC o el Tour de Corse de 2012, prueba puntuable ese año para el IRC, en la que también resultaría ganador pilotando en esa ocasión un MINI John Cooper Works S2000.

Resultados
La retirada de Sébastien Loeb del WRC dejaría un asiento vacante en el equipo oficial de Citroën de cara a la temporada de 2013. Yves Matton, jefe del equipo francés, recurriría a un viejo conocido de la casa, el español Dani Sordo embarcado en las dos últimas temporadas con el MINI John Cooper Works WRC en el campeonato mundial con el que lograría en esos dos años tres podios. En favor del cántabro estaría el hecho de que ya en 2010 y mientras era piloto oficial de Citroën realizaría varias pruebas con el Citroën DS3 WRC pero lo que terminaría por convencer a Matton sería el excelente rendimiento de Sordo en el Rally de Cataluña donde ganaría seis especiales a pesar de terminar como noveno en el rally.

La labor del español en el equipo sería la de segundo piloto con la excepción de los cuatro rallies que, finalmente, el nueve veces ganador del WRC acordaría disputar con Citroën y que serían los de Monte-Carlo, Suecia, Argentina y Francia, pasando Dani Sordo al segundo equipo del fabricante en esas pruebas, salvo la del Rally de Australia al que no acudiría siendo su puesto ocupado por el británico Kris Meeke, y tendría como máximo objetivo lograr una primera victoria en el WRC que le era esquiva desde que comenzara en 2003 a participar en certámenes del mundial de rally, logro que conseguiría en el Rally de Alemania superando en casi un minuto al belga Thierry Neuville y su Ford Fiesta RS WRC y en más de dos y medio a su compañero de Citroën, el finlandés Mikko Hirvonen.

Su camino hacia su primera victoria comenzaría con un prometedor tercer puesto en Monte-Carlo, al que seguiría un accidente en Suecia y una cuarta plaza en la tierra de Méjico y una 12ª posición en Portugal tras un error de pilotaje que le haría caer desde la segunda posición hasta la 29º tras ganar dos etapas en el primer día del rally. La caravana del WRC volvería a cruzar el Atlántico para disputar el Rally de Argentina donde el español sería noveno antes de regresar de Europa para disputar los rallies de Grecia, Italia y Finlandia, ganando un tramo en el Acrópolis y logrando su 34º podio mundialista al acabar en la segunda posición y siendo de manera respectiva cuarto y quinto en Cerdeña y la tierra finlandesa.

Tras su victoria en Alemania después de 105 rallies disputados en el WRC, el español dejaría su puesto a Kris Meeke para la disputa del Rally de Australia y regresaría al segundo equipo de Citroën en el Rally de Francia, última prueba que Sébastien Loeb disputaría esta temporada y en la que Dani Sordo lograría su 21ª segunda posición en un rally del WRC. En Cataluña, podría haber logrado aumentar esta cuenta pero sufriría su único abandono de la temporada tras romper la suspensión de su Citroën DS3 WRC en la penúltima etapa del rally cuando se encontraba en la tercera posición tras ganar dos especiales.

Con el año finiquitado y su quinta posición en la clasificación de pilotos asegurada, el cántabro se enfrentaría al Rally de Gran Bretaña con el único objetivo de terminar en la mejor posición posible que, finalmente sería una séptima plaza tras imponerse de nuevo en dos tramos tras superar una penalización de cinco minutos impuesta por los comisarios técnicos antes de comenzar el rally al utilizar el equipo el noveno chasis en el año cuando el reglamento solamente permite ocho para cada equipo en la que sería su última campaña con Citroën ya que, a partir de 2014, pasaría a formar parte del equipo oficial de Hyundai Motorsport en el regreso del fabricante coreano al WRC con su nuevo Hyundai i20 WRC.


2013
Citroën DS3 WRC #1
Citroën Total Abu Dhabi WRT
Sébastien Loeb
Daniel Elena
FIA World Rally Championship
/68 Puntos
Rallye Automobile de Monte-Carlo
IXO Models/Altaya
Colección: Sébastien Loeb - Nº 5/-

Citroën DS3 WRC #1
Citroën Total Abu Dhabi WRT
Sébastien Loeb
Daniel Elena
Philips LED Rally Argentina
IXO Models/Altaya
Colección: Vencedores de Rally - Nº 6/-

Citroën DS3 WRC #1
Citroën Total Abu Dhabi WRT
Sébastien Loeb
Daniel Elena
Rallye de France - Alsace
AB
IXO Models/Eaglemoss Collections
Referencia: L12C02

El piloto
Sébastien Loeb está considerado como el mejor piloto de rally de todos los tiempos y no sólo por sus nueve títulos mundiales logrados de manera consecutiva desde 2004 a 2012, sino también por sus 79 victorias en el Campeonato del Mundo de Rally (WRC), siendo la última en el RallyRACC Catalunya - Costa Daurada de 2018. En 1995 comenzaría a competir oficialmente en rally y, como piloto amateur, comenzaría de inmediato a dar prueba de sus dotes para la conducción venciendo en numerosas pruebas. En 1998, elegiría al monegasco Daniel Elena como copiloto y establecería una relación profesional con Citroën con quienes formaría un trío imbatible y con el que le llegarían sus mayores victorias en la especialidad.

Así, en 1999 sería vencedor del Trofeo Citroën Saxo Kit Car venciendo en cuatro de las siete pruebas del calendario y en 2000 se convierte en campeón francés de tierra para dos ruedas motrices. En 2001 comienza a disputar con regularidad pruebas de nivel internacional y compite en el Mundial Junior (J-WRC), campeonato que gana con cinco victorias sobre seis eventos y que añade al absoluto francés de ese mismo año con seis triunfos sobre ocho pruebas. En 2002 debuta en el WRC y suma su primera victoria en el Rally de Alemania, prueba que ganaría en todas sus ediciones hasta 2012 a excepción de la de 2011 en la que sería segundo, siendo ocho de ellas consecutivas.

Esta no sería la única prueba en la que ganaría repetidamente y por ejemplo ha sumado nueve victorias en el Rally de Catalunya y siete en el de Mónaco entre muchos otros. A pesar de ser piloto de rally a tiempo completo, su interés por otras competiciones automovilísticas le llevaría a competir en distintas especialidades a lo largo de los años y disputaría varias carreras del Campeonato de Francia de GT (FFSA) y de la Copa Porsche, serie esta última en la que ganaría varias carreras. Tras convertirse en 2012 por novena vez consecutiva en campeón del mundo de rally, abandonaría esta competición, a la que regresaría de manera esporádica en los años siguientes, y se pasaría a las carreras de circuito compitiendo en 2013 en el FIA GT Series en el que ganaría cuatro carreras con un McLaren MP4-12C GT3, y en 2014 y 2015 compite en el WTCC con un Citroën C-Élysée WTCC con el que sumaría entre las dos temporadas seis victorias, acabando ambos campeonatos como tercer mejor piloto.

En 2016, comienza a participar en otra disciplina, el rallycross, y con un Peugeot 208 WRX ha completado hasta 2018 tres temporadas completas en las que ha sumado dos victorias. Con Peugeot, y en los mismos años, participaría en el Dakar en el que lograría una segunda plaza en la edición de 2017. Su relación con Peugeot, que pertenece al igual que Citroën al grupo PSA, se iniciaría con el Peugeot 208 T16 Pikes Peak con el que competiría en la célebre subida donde no solamente vencería en 2013, sino que además batiría el récord de la prueba por más de un minuto y medio. En 2005, un año después de ser campeón del mundo de rally, participaría con Pescarolo Sport en las 24 Horas de Le Mans, aunque habría de abandonar la carrera debido a los numerosos problemas mecánicos del coche y varias salidas de pista. En 2006 regresaría por última vez al circuito de La Sarthe y competiría con un Pescarolo C60 Hybride con el que terminaría segundo a cuatro vueltas del vencedor.

Resultados
Después de lograr nueve campeonato del mundo de manera consecutiva con Citroën, récord absoluto de cualquier campeonato de la FIA tanto por el número como en la forma, y establecer otros registro apabullantes para sus rivales, Sébastien Loeb anunciaría al término de la temporada de 2011 su adiós definitivo al WRC para embarcarse en otras aventuras. Solamente la insistencia de Olivier Quesnel, a la sazón Jefe del Departamento de Carreras del Grupo PSA al que pertenece Citroën en la época de dominación del piloto francés, haría que éste se plantease un breve regreso a la competición en 2012 para el que contaría con un Citroën DS3 WRC del equipo oficial en cuatro pruebas: Monte-Carlo, Suecia, Argentina y Francia.

En el primer rally del año, el nueve veces campeón del mundo del WRC dejaría sin argumentos a aquellos que veían tras su retirada la sombra del creciente protagonismo en el campeonato de su compatriota Sébastien Ogier y se impondría a éste por un margen de más de un minuto y medio al Volkswagen Polo R WRC de su excompañero en Citroën en el siempre complicado asfalto nevado del rally monegasco en el que además sumaría ocho victorias de etapa por dos de Ogier. En Suecia sería el piloto del Volkswagen quien acabaría por delante de Loeb con una diferencia de 41 segundos, venciendo en once tramos cronometrados por siete de Loeb.

El piloto del Citroën DS3 WRC con el dorsal número 1 en la puerta volvería a demostrar su clase en Argentina tras ausentarse en Méjico e Italia, rally este último en el que perdería su segunda posición por cinco puntos en la clasificación provisional en favor de su compañero de equipo Mikko Hirvonen, puesto que recuperaría tras ganar en Argentina donde a pesar de vencer solamente en dos especiales, se colocaría primero en la séptima y cruzaría la línea de meta con una ventaja de casi un minuto respecto a Sébastien Ogier.

Su despedida oficial del WRC tendría lugar en el rally de casa, el Rallye de France – Alsace, con un coche especialmente decorado para la ocasión con todas las cifras de sus récords en la librea, sin embargo, su adiós tendría un amargo final pues tendría que abandonar el rally tras un espectacular accidente en la 15ª especial del rally cuando circulaba en la cuarta plaza del mismo y haberlo liderado en algunos tramos. No obstante este abandono, la última temporada de Sébastien Loeb en el WRC dejaría muestras de su excepcional categoría como piloto pues sería el autor de dos de las tres victorias que Citroën lograría en esta campaña, la tercera sería obra del español Dani Sordo en el Rally de Alemania, ganando en cuatro rallies un total de 28 tramos cronometrados.


2013
Citroën DS3 RRC #74
Lotos Dynamic Rally Team
Robert Kubica
Maciej Baran
FIA World Rally Championship-2
/143 Puntos
ADAC Rally Deutschland
IXO Models
Referencia: RAM539

El piloto
Robert Kubica, único piloto polaco hasta la fecha en disputar el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y único también en ganar un Gran Premio, comenzaría con seis años practicando en carreras de karting en su país donde con los años ganaría varios títulos nacionales en diversas categorías. Su carrera entonces le llevaría a los campeonatos italianos de la especialidad y ya en 2001, comenzaría a disputar carreras en monoplazas en las fórmulas promocionales como la Renault en cuya serie italiana quedaría como subcampeón en 2002.

Tras pasar por la Fórmula 3 y la Fórmula Renault 3.5, ganando el título en esta última en 2005 sumando cuatro victorias y siete podios, pasaría ese mismo año a ser piloto probador de la escudería del constructor francés en la Fórmula 1, debutando en este campeonato a finales de 2006 embarcado en el equipo BMW Sauber F1 Team, permaneciendo en él hasta el final de la campaña de 2009 y con los que lograría en 2008 la victoria en el Gran premio de Canadá de 2008, obteniendo en ese periodo tres segundos y cuatro terceros puestos, además de puntuar en 22 de las 51 carreras que disputaría con el equipo, solamente se perdería una, el Gran Premio de los Estados Unidos de 2007 del que estaría ausente tras su aparatoso accidente en el de Canadá una semana antes, siendo su mejor finalización en la clasificación de pilotos un cuarto puesto en la edición de 2008.

Tras su paso por Sauber, retornaría a Renault para la campaña de 2010, sumando una segunda plaza y dos terceros puestos. En 2011, tenía previsto continuar con el equipo pero un grave accidente con un Škoda Fabia S2000 a primeros de año en la prueba italiana Ronde di Andora, le apartaría prácticamente de la competición deportiva durante más de un año y medio en el que se sometería a múltiples operaciones para recomponer su brazo, parcialmente amputado tras el accidente, y piernas.

Su regreso a la competición tendría lugar en otra prueba de rally, disciplina en la que competía de manera esporádica desde 2004, participando entre otros en el Rally de Monte-Carlo en 2010 con un Renault Clio R3, y a la que se dedicaría con mayor interés habida cuenta que sus lesiones le inutilizaban para seguir compitiendo enla más exigente Fórmula 1, aunque regresaría a este campeonato en 2018 como piloto probador de Williams y un año más tarde como parte del dúo de pilotos del constructor británico en el campeonato sumando el punto del décimo lugar del Gran Premio de Alemania de ese año.

En el mundo del rally, tendría actuaciones muy destacadas en el año de su retorno y en 2013 ganaría su único título en esta disciplina tras coronarse como campeón del WRC-2 pilotando un Citroën DS3 RRC con el que ganaría cinco de los siete rallies en los que participaría en esta serie paralela al WRC. En 2014 y 2015, participaría en el campeonato principal con un Ford Fiesta RS WRC con el que su mejor puesto sería una sexta plaza en el Rally de Argentina de 2014, puntuando asimismo en otras cinco pruebas en esos dos años, periodo en el que también dejaría su nombre como ganador del Jänner Rallye de 2014 con un Ford Fiesta RRC.

Hasta antes de su regreso a la Fórmula 1, su interés por los rallies iría decayendo en beneficio de otras especialidades como las carreras de resistencia del WEC, la GP3 y la Fórmula E en las que debido a sus lesiones en muchos casos únicamente participaría en ensayos como los que realizaría con el ENSO CLM P1/01 de la categoría LMP1 para el equipo ByKolles en 2017, o los de la GP3 con el equipo Trident Racing y con un monoplaza de la Fórmula E en el mismo año.

Resultados
En 2013, el polaco Robert Kubica continuaría con su proceso de recuperación y regreso a las pistas tras su accidente en la Ronde di Andora en febrero de 2011 y que apunto estuvo de costarle la vida. Tras disputar unos pocos rallies en 2012, en esta nueva temporada, el expiloto de Fórmula 1 se embarcaría con un Citroën DS3 RRC (Regional Rally Car) en el nuevo campeonato WRC-2 a partir del Rally de Portugal donde lograría una 19ª plaza en la general y una sexta en su categoría.

El año para él continuaría disputando varias pruebas del ERC y acudiendo a las citas mundialistas de Grecia, Italia, Finlandia y Alemania ganando todas ellas en la clase WRC-2 con la única excepción del antiguo Rally de los 1.000 lagos en los que sería segundo, ocupando de manera respectiva la undécima plaza de la general del WRC en Grecia, la novena en Italia y Finlandia y la quinta en Alemania.

Tras ausentarse de Australia, el polaco regresaría para los dos últimos rallies de asfalto del año, Francia y España, en los que de nuevo volvería a quedar como primero de la categoría WRC-2, noveno en la clasificación general en ambos rallies, asegurándose el título de campeón del nuevo campeonato. Su título tendría como premio el disputar su primer rally con un coche con especificaciones de World Rally Car pues Citroën le daría la oportunidad de llevar el tercer coche de la factoría en el mundial en detrimento del británico Kris Meeke, que reemplazaría a Dani Sordo en Australia después de impresionar con su rendimiento en Finlandia antes de abandonar el rally tras un accidente y volver a estrellarse en Australia.

Sin conocimiento previo del evento, del Citroën DS3 WRC y con la sustitución de su copiloto a lo largo del año, su compatriota Maciej Baran, por el italiano Michele Ferrara, sufriría dos salidas de pista de la que la segunda le costaría el abandono en un año en el que además de su título de campeón en el WRC-2, sumaría tres victorias más en otros eventos de rally antes de involucrarse con su propio equipo de careras en asociación con M-Sport para la temporada de 2014 a bordo de un Ford Fiesta RS WRC.