FIA World Rally Championship
Temporada 2019

El Campeonato Mundial de Rally celebraría en 2019 su 47ª edición con la adición de una nueva prueba al calendario, el Rally de Chile, y la cancelación del campeonato WRC-3, exclusivo para equipos con vehículos de las clases inferiores a la R5 (R4, R3, R2 y R1), y en su lugar se dividiría el WRC-2 en dos series: una para equipos oficiales que se conocería como WRC- 2 Pro y la de escuadras o pilotos privados que mantendría el nombre de la serie.

Los participantes del campeonato WRC-2 Pro, deberían completar al menos siete rondas del campeonato siendo una al menos fuera de Europa para calificar para el título de constructores para el que tendrían que inscribir un mínimo de un coche y un máximo de dos, contando los mejores ocho resultados de los catorce en total disponibles para el campeonato, mientras que para el WRC-2 solamente contarían las mejores seis clasificaciones disputadas por cada contendiente a lo largo del año.

En el campeonato principal, los mismos contendientes de los últimos años regresarían con sus mejores coches y pilotos para lograr la victoria final. El único cambio significativo sería el paso del seis veces Campeón del Mundo Sébastien Ogier de Ford a Citroën, constructor que perdería a su patrocinador principal Abu Dhabi e inscribiría únicamente dos Citroën C3 WRC siendo el segundo para el finlandés Esapekka Lappi quien el año anterior estaría en las filas de Toyota, escuadra que seguiría contando con Ott Tänak, Jari-Matti Latvala y Kris Meeke para llevar el Toyota Yaris WRC y defender el título de constructores ganado en la edición anterior del WRC.

En Hyundai, el único piloto que se podría considerar titular sería el belga Thierry Neuville, subcampeón del WRC en los años 2013, 2016, 2017 y 2018, ya que el equipo surcoreano contaría con distintivos pilotos a lo largo de la temporada turnándose en sus Hyundai i20 Coupé WRC y así, Andreas Mikkelsen completaría diez eventos, Dani Sordo nueve de las catorce pruebas, Sébastien Loeb lo haría en seis y el irlandés Craig Breen en tres. Una situación similar se viviría en M-Sport que contaría con cinco pilotos a lo largo de un año en que solamente Teemu Suninen disputaría los catorce rallies con el Ford Fiesta WRC, seguido del galés Elfyn Evans que llevaría una unidad en once rondas.

La temporada se inauguraría como de costumbre con el Rally de Monte-Carlo, única prueba sobre terreno mixto junto al Rally de Cataluña, penúltima prueba del mundial, y continuaría sobre la nieve del Rally de Suecia para viajar posteriormente a Méjico y regresar a Europa para disputar el Tour de Corse, rally junto al de Alemania en disputarse sobre asfalto. Después de pasar por la isla mediterránea, la caravana del WRC viajaría de nuevo a América para disputar los certámenes de Argentina y Chile para volver de nuevo al continente europeo para cumplimentar las visitas de Portugal, Cerdeña, Finlandia y Alemania y tras visitar el Rally de Turquía, regresar al Reino Unido y España, donde acabaría el campeonato tras la cancelación de la última carrera de la temporada, el Rally de Australia, después de los incendios registrados en la región donde se debía disputar el evento.

El año comenzaría con una nueva victoria de Sébastien Ogier en el Rally de Monte-Carlo, la sexta de su carrera deportiva y lograda de manera consecutiva, con Thierry Neuville ocupando la segunda plaza y Ott Tänak la tercera. Estos serían los tres pilotos que se repartirían las seis siguientes victorias y que lucharían por el título de campeón del WRC. El estonio ganaría en Suecia, triunfo al que seguiría el logrado por Ogier en Méjico y por Neuville en Francia y Argentina que le llevarían a comandar la clasificación provisional con 110 puntos, diez más que Ogier y 28 más que Tänak. El piloto del Toyota Yaris WRC, revertiría en parte esta situación tras vencer en Chile y Portugal, situándose como segundo del campeonato a dos puntos de Ogier y con ocho de ventaja sobre Neuville, que abandonaría en Chile después de sufrir un espectacular accidente.

En el Rally de Cerdeña habría un ganador diferente por primera vez en la temporada y no sería otro que el español Dani Sordo que 56 pruebas más tarde desde su primera victoria en el Rally de Alemania de 2013, volvería a subir a lo más alto del cajón. Esta victoria vendría acompañada por el cambio de líder en la general ya que Sébastien Ogier sufriría la rotura de la suspensión y acabaría perdido en la clasificación sin sumar puntos, mientras que Ott Tänak sería quinto y Neuville sexto.

El estonio se afianzaría en su primera plaza tras ganar consecutivamente en Finlandia y Alemania acumulando 205 puntos por los 172 de Thierry Neuville y los 165 de Ogier. Con este colchón de puntos de más de un prueba completa de distancia, acometería los tres últimos rallies del año en su camino hacia su primer título de campeón. Sin embargo, un problema eléctrico le impediría estar en los puntos en el Rally de Turquía, únicamente lograría los cinco que se dan al ganador de la Power Stage, en una prueba que ganaría Sébastien Ogier que sobrepasaría a Neuville en la clasificación y se quedaría a tan sólo 17 puntos de Tänak.

Una nueva victoria para el piloto de Toyota en el Reino Unido con un segundo puesto de Neuville y una tercera plaza de Ogier, dejaría a Ott Tänak con las mejores opciones a falta de dos rallies para acabar la temporada, el Rally de Australia no sería oficialmente cancelado hasta dos días antes de su celebración. Los tres candidatos al título, llegarían al Rally de Cataluña con la obligación de ganar, en el caso de Tänak para asegurarse el campeonato, y en el de Ogier y Neuville para mantenerse vivos en la lucha por la victoria final. El rally lo ganaría el piloto belga del Hyundai i20 Coupé WRC y segundo sería el estonio y su Toyota Yaris WRC con Ogier y su Citroën C3 WRC no pudiendo hacer nada mejor que un octavo puesto y perdiendo su segunda plaza en la general en favor del belga.

Tras la cancelación del Rally de Australia, llegaría la confirmación del primer título de Ott Tänak en el WRC, también el primer piloto estonio en ganar el campeonato y la primera vez desde 1994 en la que un piloto de Toyota se proclamaría Campeón del Mundo. El fabricante japonés no podría renovar, sin embargo, su vitoria en la clasificación de constructores, ese premio recaería por primer en su historia en el WRC sobre Hyundai que vería a Thierry Neuville volver a ser subcampeón del mundo por quinta vez en su carrera deportiva. El campeón de los últimos seis años, finalizaría tercero del mundo por segunda vez en su carrera deportiva, la primera de ellas también la obtendría con Citroën en 2011, y al final del año decidiría abandonar al constructor francés para fichar por Toyota.

En el nuevo campeonato WRC-2 Pro, el campeonato se lo llevaría Kalle Rovanperä pilotando el Škoda Fabia R5 de Škoda Motorsport con el que ganaría los rallies de Chile, Portugal, Italia, Finlandia y Reino Unido. Segundo sería Mads Østberg que con el Citroën C3 R5 de Citroën Total vencería en Suecia, Argentina y España y como tercero finalizaría el británico Gus Greensmith que resultaría ganador en Monte-Carlo y Turquía con el Ford Fiesta R5 de M-Sport, siendo las pruebas de Alemania ganadas por Jan Kopecký y las de Méjico y Francia por el polaco Łukasz Pieniążek, el primero con un Škoda Fabia Rally2 evo y el segundo a bordo de un Ford Fiesta R5.

En la categoría WRC-2, el título de campeón sería para el francés Pierre-Louis Loubet quien se impondría con su Škoda Fabia R5 con el que ganaría en Portugal e Italia al polaco Kajetan Kajetanowicz, vencedor de Turquía con el mismo modelo, y al mejicano Benito Guerra, ganador también con el Škoda R5 en el rally de su país. El resto de ganadores del año serían el francés Yoann Bonato en Monte-Carlo con un Citroën C3 R5, el noruego Ole Christian Veiby en Suecia pilotando un Volkswagen Polo GTI R5, el italiano Fabio Andolfi en el Tour de Corse con otro Fabia R5, el chileno Pedro Heller en el Rally de Argentina a bordo de un Ford Fiesta R5, modelo con el que el japonés Takamoto Katsuta se impondría en Chile, el ruso Nikolaj Grjazin ganaría en Finlandia con un Škoda Fabia R5, el alemán Fabian Kreim vencería en el rally de su país con un Škoda Fabia Rally2 evo, Petter Solberg el Rally de Gales con un Volkswagen Polo GTI R5 y por último el francés Eric Camilli sería el primero en el Rally de Cataluña manejando un Citroën C3 R5.

El piloto español Jan Solans, hermano de Nil Solans quien sería vencedor en 2017 del WRC-3 y del J-WRC, se convertiría en el campeón junior tras imponerse con su Ford Fiesta R2 en dos de las cinco pruebas puntuables para este campeonato: Italia y Reino Unido, por delante de los suecos Tom Kristensson, vencedor en Suecia y Finlandia, y Dennis Rådström, siendo el alemán Julius Tannert el ganador del Tour de Corse.

Fecha País Prueba Coche Piloto Copiloto
1 24-27/01 Rallye Automobile de Monte-Carlo 1 Citroën C3 WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
2 14-17/02 Rally Sweden1 8 Toyota Yaris WRC Ott Tänak Martin Järveoja
3 07-10/03 Rally Guanajuato Mexico 1 Citroën C3 WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
4 28-31/03 Corsica Linea - Tour de Corse1 11 Hyundai i20 Coupé WRC Thierry Neuville Nicolas Gilsoul
5 25-28/04 XION Rally Argentina 11 Hyundai i20 Coupé WRC Thierry Neuville Nicolas Gilsoul
6 09-12/05 Copec Rally Chile 8 Toyota Yaris WRC Ott Tänak Martin Järveoja
7 30/05-02/06 Vodafone Rally de Portugal 8 Toyota Yaris WRC Ott Tänak Martin Järveoja
8 13-16/06 Rally Italia Sardegna1 6 Hyundai i20 Coupé WRC Dani Sordo Carlos del Barrio
9 01-04/08 Neste Rally Finland1 8 Toyota Yaris WRC Ott Tänak Martin Järveoja
10 22-25/08 ADAC Rally Deutschland 8 Toyota Yaris WRC Ott Tänak Martin Järveoja
11 12-15/09 Marmaris Rally Turkey 1 Citroën C3 WRC Sébastien Ogier Julien Ingrassia
12 03-06/10 Wales Rally GB1 8 Toyota Yaris WRC Ott Tänak Martin Järveoja
13 24-27/10 RallyRACC Catalunya - Costa Daurada 11 Hyundai i20 Coupé WRC Thierry Neuville Nicolas Gilsoul
14 14-17/11 Kennards Hire Rally Australia Cancelada
1Prueba puntuable para el FIA Junior World Rally Championship (J-WRC)

Abreviaturas AB DQ NC NS Puntos 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Significado Abandono Descalificado No clasificado No comenzó 25 18 15 12 10 8 6 4 2 1
Power Stage 5 4 3 2 1          

Pos. Piloto Coche Puntos
1 Ott Tänak Toyota Yaris WRC 3 1 2 6 8 1 1 5 1 1 16 1 2 - 263
2 Thierry Neuville Hyundai i20 Coupé WRC 2 3 4 1 1 AB 2 6 6 4 8 2 1 - 227
3 Sébastien Ogier Citroën C3 WRC 1 29 1 2 3 2 3 41 5 7 1 3 8 - 217
4 Andreas Mikkelsen Hyundai i20 Coupé WRC AB 4 AB - 2 7 - 3 4 6 3 6 - - 102
5 Elfyn Evans Ford Fiesta WRC AB 5 3 3 AB 4 5 4 - - - 5 6 - 102
6 Kris Meeke Toyota Yaris WRC 6 6 5 9 4 10 AB 8 AB 2 7 4 29 - 98
7 Jari-Matti Latvala Toyota Yaris WRC 5 21 8 10 5 11 7 19 3 3 6 AB 5 - 94
8 Dani Sordo Hyundai i20 Coupé WRC - - 9 4 6 - 23 1 - 5 5 - 3 - 89
9 Teemu Suninen Ford Fiesta WRC 11 23 AB 5 7 5 4 2 8 29 4 AB 7 - 89
10 Esapekka Lappi Citroën C3 WRC AB 2 13 7 AB 6 AB 7 2 8 2 27 AB - 83
11 Sébastien Loeb Hyundai i20 Coupé WRC 4 7 - 8 - 3 AB - - - - - 4 - 51
12 Kalle Rovanperä Škoda Fabia R51
Škoda Fabia R5 Evo
181 181 - AB1 - 81 6 9 9 16 18 9 12 - 18
13 Pontus Tidemand Ford Fiesta WRC 20 8 - - - - - - - - 9 7 - - 12
14 Craig Breen Hyundai i20 Coupé WRC - - - - - - - - 7 - - 8 - - 10
15 Gus Greensmith Ford Fiesta R51
Ford Fiesta WRC2
Ford Fiesta R5 Mk II
71 191 - - 151 121 AB2 421 AB2 92 10 33 15 - 9
16 Benito Guerra Škoda Fabia R51
Škoda Fabia R5 Evo
- - 61 - 121 161 141 - - - - 20 AB - 8
17 Marco Bulacia Wilkinson Škoda Fabia R5 - - 7 - AB 15 - 14 - - 13 15 AB - 6
18 Mads Østberg Citroën C3 R5 - 11 - - 9 9 24 18 - 17 - 45 9 - 6
19 Jan Kopecký Škoda Fabia R5 Evo - - - - - - 8 10 - 11 11 18 11 - 5
20 Yoann Bonato Citroën C3 R5 8 - - 49 - - - - - - - - - - 4
21 Pierre-Louis Loubet Škoda Fabia R51
Škoda Fabia R5 Evo
- - - 441 - - 91 111 14 - - 12 17 - 2
22 Ole Christian Veiby Volkswagen Polo GTI R5 12 9 - AB - - AB 20 - - - 35 16 - 2
23 Stéphane Sarrazin Hyundai i20 R5 9 - - - - - - - - AB - - - - 2
24 Nikolay Gryazin Škoda Fabia R51
Škoda Fabia R5 Evo
- 151 - 121 - - 131 AB1 101 201 - 131 23 - 1
25 Takamoto Katsuta Ford Fiesta R51
Toyota Yaris WRC2
Ford Fiesta R5 Mk II
131 AB1 - 141 161 141 211 AB1 AB1 102 - 14 392 - 1
26 Eric Camilli Volkswagen Polo GTI R51
Ford Fiesta R52
Ford Fiesta R5 Mk II3
Citroën C3 R5
- - - AB1 - - - - 132 153 - - 10 - 1
27 Emil Bergkvist Ford Fiesta R5 - 14 - - - - 10 - - - - - - - 1
28 Adrien Fourmaux Ford Fiesta R51
Ford Fiesta R22
Ford Fiesta R5 Mk II
101 451 - 301 - - - 362 232 23 - 161 321 - 1
29 Pedro Heller Ford Fiesta R5 - - AB - 10 28 - - - - - - - - 1
30 Janne Tuohino Ford Fiesta WRC - 10 - - - - - - - - - - - - 1
31 Ricardo Triviño Škoda Fabia R5 - - 10 - - - - - - - - - - - 1
32 Petter Solberg Volkswagen Polo GTI R5 - - - - - - - - - - - 10 - - 1
Pos. Piloto Coche Puntos

2019
Toyota Yaris WRC #8
Toyota Gazoo Racing WRT
Ott Tänak
Martin Järveoja
FIA World Rally Championship
/263 Puntos
Rally Sweden
IXO Models
Referencia: RAM704

Toyota Yaris WRC #8
Toyota Gazoo Racing WRT
Ott Tänak
Martin Järveoja
Neste Rally Finland
IXO Models
Referencia: RAM723

El piloto
Ott Tänak comenzaría su carrera deportiva en pruebas de rally y rallysprint en Estonia a principios de la década de 2000 a la vez que compaginaba sus estudios como mecánico de automóviles. En 2003, disfrutaría de su primeras victorias dentro de la categoría en la que participaba y que le llevarían a ser ese mismo año campeón juvenil nacional y dos veces consecutivas subcampeón de su clase en el campeonato nacional, en el que terminaría como campeón de su categoría en 2005.

En su camino se cruzaría entonces el piloto estonio más conocido entonces, Markko Märtin, que tras su retirada oficial como piloto montaría su propio equipo de carreras MM Motorsport, y con el continuaría participando en los distintos campeonatos nacionales y en 2009 participaría en su primer certamen puntuable para el WRC, el Rally de Portugal donde terminaría 20º y como cuarto en la clase N4 con un Subaru Impreza STi, coche con el que ese mismo año y en 2008 se proclamaría campeón nacional de la categoría venciendo en cuatro pruebas, dos de ellas de manera absoluta en ambas temporadas y en 2008 campeón absoluto de la Copa de Estonia de Rally.

Estos títulos y victorias, le permitirían acceder a un mayor presupuesto con el que se embarcaría junto a MM Motorsport en más pruebas mundialistas donde sumaría sus primeros puntos en el año 2011 pilotando un Ford Fiesta S2000 antes de ser fichado por M-Sport, equipo oficial de Ford en el campeonato, que le haría debutar ese mismo año en el Rally de Gales con un Ford Fiesta RS WRC con el que finalizaría sexto, su mejor resultado hasta entonces en el WRC. En ese periodo, disputaría asimismo varias pruebas del Campeonato de Producción (P-WRC), ganando los eventos de Finlandia y Gran Bretaña en 2010 con un Mitsubishi Lancer Evo X y el S-WRC, el campeonato para coches de la clase S2000 del WRC, en el que con el Ford Fiesta S2000 sería subcampeón tras vencer en Italia, Alemania y Francia

Con M-Sport, disputaría cinco temporadas de las siete en las que estaría asociado con Ford, las otras dos las haría con el equipo satélite DMACK con el que en 2014 disputaría el campeonato WRC-2, logrando la victoria en el Rally de Polonia amnejando un Ford Fiesta R5, y en 2016 el WRC, antes de regresar a la disciplina de M-Sport en 2017 con el nuevo Ford Fiesta WRC con el que ese mismo año, sumaría sus dos primeras victorias en el mundial, el Rally de Cerdeña y el Rally de Alemania, terminando ese año como tercero del campeonato y sumando a su palmarés cinco podios a añadir a los tres logrados en años precedentes: uno en 2015 y dos en 2016.

En 2018, comenzaría su relación con Toyota Gazoo Racing como piloto titular a bordo del Toyota Yaris WRC con el que en esa temporada volvería a ser tercero del mundial venciendo en cinco pruebas y siendo segundo en otras dos y con el que en 2019, se convertiría en el primer piloto estonio Campeón del Mundo tras vencer en otros seis rallies, terminar en el podio en otros tres y puntuar en el resto de carreras con la excepción del Rally de Turquía, en el que sería 16º, y el de Australia que sería cancelado. En 2020, y hasta la cancelación del WRC por la pandemia mundial causada por el brote de la COVID-19, sumaría sendas segundas posiciones en Suecia y Méjico.

Resultados
Tras finalizar tercero en 2018 en su primer año con el equipo Toyota Gazoo Racing WRT y el Toyota Yaris WRC, 2019 sería la temporada en la que el estonio Ott Tänak haría historia al convertirse en el primer piloto de su país en convertirse en Campeón del Mundo en el WRC. Lo sería además logrando más victorias que ningún otro piloto en 2019, seis en total, marcando el mejor tiempo en 73 tramos cronometrados, venciendo en seis de las Power Stage y siendo líder de un rally en 114 ocasiones a lo largo de la temporada.

Su año comenzaría con una tercera posición en el Rally de Monte-Carlo, prueba que comenzaría liderando pero en la que un pinchazo le relegaría a las últimas posiciones de las que ascendería hasta su posición final encadenando seis victorias de etapa. Su primer triunfo del año llegaría en Suecia, rally que lideraría prácticamente en su totalidad y en el que sumaría también su primera Power Stage del año, subiendo hasta la primera posición como líder provisional del campeonato.

De las heladas pistas del país nórdico, el WRC partiría hacia tierras mejicanas donde el estonio, en dura competencia con el francés Sébastien Ogier terminaría por detrás de éste después de añadir a su cuenta otras seis etapas y mantendría por cuatro puntos su posición de privilegio en la tabla clasificatoria respecto al piloto de Citroën. En el Tour de Corse, un nuevo pinchazo cuando iba líder en los últimos tramos le alejaría de una más que probable victoria, saliendo de la isla francesa con un sexto puesto y tres victorias de etapa y cayendo hasta la tercera plaza del campeonato por detrás de Thierry Neuville y Ogier.

El WRC regresaría a tierras americanas para disputar entonces el Rally de Argentina y el Rally de Chile. En el primero, una avería en el alternador le volvería a dejar fuera de las posiciones de podio, completando la prueba en una octava posición con cuatro tramos ganados. En Chile, se resarciría de sus dos malos resultados anteriores y sumaría su segunda victoria del año, liderando el rally desde la segunda etapa hasta el final y añadiendo a su cuenta seis triunfos de etapa incluyendo la Power Stage, puntos que, sumados al abandono de Neuville, le llevaría hasta la segunda plaza de la general con diez puntos de desventaja sobre Ogier.

La caravana del WRC volvería a tierras europeas para disputar el resto de la temporada, prevista para terminar en Australia pero esta última ronda se cancelaría debido a los incendios registrados en la región donde se debía disputar el evento. El buen ritmo del Toyota Yaris WRC mostrado en Chile continuaría en el Rally de Portugal, donde de nuevo Tänak lideraría prácticamente desde el inicio, sumando cinco victorias de etapa y reduciendo su diferencia con Ogier a dos puntos. Esta racha de victorias se detendría en Italia donde, de nuevo como líder de la general tras encadenar seis victorias de etapa, la dirección asistida de su Toyota Yaris WRC le haría caer en el último tramo hasta la quinta plaza final, aunque, gracias al abandono de Ogier, pasaría a comandar la provisional del campeonato.

En Finlandia y Alemania firmaría sendos triunfos, una vez manteniendo la primera plaza en la casi totalidad de los tramos, sumando cinco etapas y la Power Stage en el antiguo Rally de los 1.000 Lagos y ocho en el asfalto germano, dejando a Sébastien Ogier a 33 puntos de distancia en el campeonato. Esta se reduciría a tan 17 después de que el francés ganase en el Rally de Turquía y el estonio solamente pudiera sumar los puntos de la Power Stage tras abandonar la prueba después de sufrir un fallo eléctrico en su coche, en un rally en el que ya de por sí quedaría relegado a las posiciones de fuera de los puntos a causa de un pinchazo en una etapa y un problema mecánico en un tramo de enlace.

En el País de Gales, se pondría líder a mitad del rally tras ganar cuatro especiales y esa posición la mantendría hasta el final, venciendo además en otras dos y la Power Stage, sumando el máximo de puntos, dejando el campeonato casi sentenciado a falta solamente del Rally de Cataluña donde únicamente necesitaría sumar tres puntos. En el único rally mixto junto al de Monte-Carlo de toda la temporada, a Ott Tänak se le atragantarían los tramos sobre tierra, aunque mantendría una cómoda quinta plaza en la general provisional, y no sería hasta las etapas sobre asfalto en las que el estonio y su Toyota Yaris WRC comenzarían a marcar mejores tiempos encadenando cuatro victorias de etapa y subiendo hasta la tercera posición y culminando el rally en la segunda tras una nueva victoria en una Power Stage, finalizando el año como campeón por delante del Hyundai i20 Coupé WRC de Thierry Neuville y el Citroën C3 WRC de Sébastien Ogier a los que aventajaría en 36 y 46 puntos de manera respectiva.


2019
Hyundai i20 Coupé WRC #11
Hyundai Shell Mobis WRT
Thierry Neuville
Nicolas Gilsoul
FIA World Rally Championship
/227 Puntos
Corsica Linea - Tour de Corse
PCT Collectibles/Salvat
Colección: WRC Official Collection - Nº 2/-

El piloto
Thierry Neuville comenzaría su andadura en el mundo del rally en pruebas belgas de la especialidad, ganando varias carreras del Fiesta Sporting Trophy en 2008. Al año siguiente ya tomaría la salida en rallies de mayor calado como el de Ypres con un Peugeot 207 S2000 o el de Catalunya con un Citroën C2 R2 Max, aunque en ambos abandonaría. En 2010, competiría en seis pruebas del Intercontinental Rally Challenge (IRC) logrando un tercer puesto en el Rally Ypres con otro Peugeot 207 S2000 a la vez que participa en cinco del Mundial Junior del WRC (J-WRC) con un Citroën C2 S1600 obteniendo la victoria en el Rally de Bulgaria y tercero en Francia que le llevarían a ser 7º en el J-WRC, acabando noveno en el IRC, campeonato al que regresaría para disputar toda la temporada menos el Rally de Azores, añadiendo a su currículo las victorias en el Tour de Corse y en el Rally Sanremo, además de un segundo puesto en Hungría y un tercero en el Rally Islas Canarias, finalizando el año en la quinta posición.

En 2012, sería fichado por el equipo de jóvenes pilotos de Citroën y con ellos pilotaría un Citroën DS3 WRC en once de las trece pruebas del WRC de ese año siendo su mejor puesto un cuarto en el Rally de Francia, mientras que en las otras dos (Nueva Zelanda e Italia) tomaría la salida con un Ford Fiesta RS WRC del equipo Qatar World Rally Team. Ya a tiempo completo con el equipo patrocinado por el reino qatarí, terminaría como subcampeón en 2013 del WRC después de cosechar cuatro segundos puestos (Italia, Finlandia, Alemania y Australia) y tres terceros en Méjico, Grecia y País de Gales. En 2014, ficha por Hyundai como piloto titular del nuevo equipo de carreras de la firma surcoreana, con la que participa a día de hoy en el WRC, y con el nuevo Hyundai i20 WRC llegaría su primera victoria en el mundial en el Rally de Alemania a la que añadiría dos terceras plazas en Méjico y Polonia, ocupando la sexta plaza en la tabla de pilotos.

Después de sumar en 2015 una segunda plaza en el Rally de Suecia y otro tercero más en el de Italia, 2016 le vería de nuevo en lo más alto del podio al ganar el Rally de Italia, subiendo al cajón como segundo en Francia y como tercero en Monte-Carlo, Alemania, España, País de Gales y Australia, volviendo a ser subcampeón del mundo, posición que repetiría en 2017 y 2018 con un Hyundai i20 Coupé WRC con el que sumaría las victorias de Francia, Argentina, Polonia y Australia en 2017 y Suecia, Portugal e Italia en 2018, terminando asimismo como segundo en Portugal y País de Gales en 2017 y Argentina y Alemania en 2018 y como tercero en Méjico e Italia en 2017 y Francia en 2018.

La temporada de 2019 vería al piloto belga ser subcampeón del WRC por quinta vez en su carrera deportiva, la cuarta de forma consecutiva, haciendo vanos sus triunfos en el Tour de Corse, Argentina y Cataluña y los podios logrados en Monte-Carlo, Suecia, Portugal y Gran Bretaña. La campaña de 2020 sufriría las consecuencias de la pandemia ocasionada por el brote de la COVID-19 y con un campeonato reducido a siete eventos, lograría por primera vez en su carrera deportiva la victoria en el emblemático Rally de Monte-Carlo, sumando dos podios más a su palmarés que no le evitarían terminar como cuarto mejor piloto del año.

Resultados
Por quinta vez en su carrera deportiva, el piloto belga se quedaría a las puertas de conquistar su primer título de campeón del WRC, pero en esta ocasión no sería frente a su bestia negra Sébastien Ogier, sino frente al piloto estonio Ott Tänak en su segunda temporada como piloto de Toyota. Para esta campaña, Thierry Neuville sería nuevamente el piloto de lanza del Hyundai Shell Mobis WRT y su Hyundai i20 Coupé WRC con el que sumaría tres victorias (Tour de Corse, Rally de Argentina y Rally de Cataluña) así como cuatro podios y puntos en otros cinco rallies que no le servirían para ganar al piloto estonio contra el que perdería de forma matemática el campeonato a pesar de su triunfo en la prueba catalana.

Su año comenzaría con una segunda plaza en el rally de Monte-Carlo, que vendría acompañada por tres victorias de etapa, al que que seguiría una tercera posición en el Rally de Suecia donde marcaría el mejor tiempo en dos tramos. La visita al Rally de Méjico se saldaría con una cuarta posición, logrando otras dos victorias parciales. De vuelta a Europa para disputar el Tour de Corse, sumaría su décimo triunfo en una prueba del WRC y el segundo de su carrera en el evento francés, siendo asimismo el más rápido en tres especiales. Esta victoria le llevaría al liderato provisional del campeonato por delante de Ogier y Tänak, posición que reforzaría en Argentina con una nueva victoria, marcando el mejor tiempo en cuatro tramos cronometrados.

Continuando en Sudamérica, el estreno del Rally de Chile como prueba mundialista acabaría con el piloto de Hyundai haciendo las maletas antes de tiempo después de sufrir un aparatoso accidente tras ganar dos especiales, perdiendo además el liderato del campeonato. Nuevamente en el continente europeo, subiría como al podio como segundo del Rally de Portugal ganando de paso cinco etapas especiales, anotándose después sendos sextos puestos en Italia y Finlandia, un cuarto en Alemania y un octavo en Turquía, añadiendo a su palmarés una victoria de tramo en Italia, dos en Finlandia, seis en Alemania, incluyendo su primera Power Stage del año, y tres en Turquía.

Con tres pruebas por delante para la conclusión del mundial, se encontraría tercero de una clasificación comandada por Tänak y secundada por Ogier al que adelantaría en la clasificación gracias a su victoria en el Rally de Cataluña después de terminar como segundo en el Reino Unido donde sumaría otras tres victorias de etapa, mientras que en Cataluña sumaría cinco. El campeonato tenía previsto finalizar en Australia, pero después de los incendios registrados en la región donde se debía disputar el evento, éste sería cancelado, siendo el campeonato finiquitado con la prueba española con el piloto de Toyota superando a Neuville por 36 puntos tras finalizar el estonio como segundo en Cataluña.


2019
Citroën C3 WRC #1
Citroën Total WRT
Sébastien Ogier
Julien Ingrassia
FIA World Rally Championship
/217 Puntos
Rallye Automobile de Monte-Carlo
IXO Models/Altaya
Colección: Vencedores de Rally - Nº 11/-

El piloto
Sébastien Ogier comenzaría su carrera deportiva ganando el Volante de Jóvenes Pilotos organizados por la Federación Francesa de Deportes de Motor (FFSA) pasando en 2006 a competir en la Copa Peugeot 206 junto a Julien Ingrassia en las labores de copilotaje. Tras lograr un podio en su primer año, en 2007 se proclamaría campeón después de vencer en los rallies de Diois, Langres, Causses, Touquet y sumar dos segundos puestos en Alsace-Vosges y Limousin. Estas actuaciones llamarían la atención de Citroën que le ficharía para el Campeonato Mundial Junior (J-WRC) en 2008, terminando el año como campeón a bordo de un Citroën C2 S1600 venciendo en Méjico, Jordania y Alemania.

En 2009, debutaría en el WRC con un Citroën C4 WRC, no sin antes ganar por primera vez el Rally de Monte-Carlo, prueba puntuable ese año para el IRC, en un Peugeot 207 S2000. Hasta 2011, permanecería en la disciplina de la firma francesa, sumando un segundo puesto en su primer año en Grecia y obteniendo las victorias de Portugal y Japón en 2010, además de terminar en el podio en otras cuatro ocasiones pasando del octavo puesto de 2009 al cuarto de 2010.

Su último año con Citroën lo disputaría con un DS3 WRC con el que añadiría a su currículo cinco victorias: Portugal, Jordania, Grecia, Alemania y Francia, terminando como tercer mejor piloto. Tras romper con el equipo francés, ficha por Volkswagen y compite en 2012 con un Škoda Fabia S2000 con el que su mejor resultado sería un quinto puesto en Italia. Ya en 2013, estrena el Volkswagen Polo R WRC que le llevaría hasta la victoria final después de vencer en nueve de los trece rallies que componían el calendario. A este primer título de campeón le seguiría el de 2014, 2015 y 2016 todos ellos con el Polo R WRC sumando 22 victorias sobre 39 posibles, acabando en el podio en otras nueve ocasiones más.

Con estas magnificas credenciales, y tras el abandono de Volkswagen Motorsport de la competición a finales de 2016, en 2017 ficha por M-Sport World Rally Team con los que disputará el mundial pilotando un Ford Fiesta WRC con el que de nuevo sería Campeón del Mundo tras vencer en dos pruebas y sumar siete podios y volvería a repetir victoria en el campeonato en 2018 antes de regresar a Citroën al año siguiente, después de ganar cuatro pruebas más y terminar en la segunda posición en otros dos rallies.

Resultados
Después de añadir dos títulos mundiales con Ford a los cuatro logrados con Volkswagen, todos ellos de manera consecutiva, Sébastien Ogier comenzaría un nuevo reto en la temporada de 2019 con su regreso a Citroën: la de convertirse en el único piloto junto a Juha Kankkunen en ganar con tres constructores distintos al menos un campeonato del mundo.

Su vuelta a la casa con la que sería Campeón del Mundo junior en 2008 y con la que ganase su primer rally en el mundial, Portugal en 2010, lo compartiría con su inseparable copiloto Julien Ingrassia con el que ganaría por sexta vez seguida el rally de Monte-Carlo en la prueba de apertura de la nueva campaña del WRC en una duro mano a mano con el Hyundai i20 Coupé WRC de Thierry Neuville al que aventajaría en la meta por tan sólo 2,2 segundos. Tras esta victoria en su estreno con el Citroën C3 WRC, en Suecia quedaría varado en un banco de nieve que le haría caer hasta las últimas posiciones, posición que se agravaría tras recibir una penalización por llegar tarde al control al final de una etapa, terminando 29º y perdiendo el liderato provisional frente a Ott Tänak y Neuville.

En Méjico, el francés volvería a ganar de manera autoritaria liderando el certamen desde prácticamente sus inicios y se situaría como líder de la general, puesto que perdería en favor del belga en el Tour de Corse a pesar de su segundo puesto. Estos cambios en las tres primeras posiciones de la clasificación del WRC entre Ogier, Neuville y Tänak serían una constante a lo largo del año y así, Thierry Neuville saldría como primero en el Tour de Corse y mantendría esta posición en Argentina con Ogier en la segunda plaza tras terminar esa prueba en la tercera posición.

Sin embargo, en la siguiente parada del mundial, el nuevo Rally de Chile, sería el francés el que ocuparía la primera posición provisional después de terminar segundo y de que Neuville abandonase, perdiendo la segunda posición en la clasificación general en favor de Ott Tänak que ganaría la prueba. En Portugal, los tres pilotos candidatos al título de campeón en 2019, mantendrían sus posiciones en la tabla, Ogier quedaría tercero en un rally que ganaría el piloto estonio con su Toyota Yaris WRC por delante del piloto belga del Hyundai.

En el Rally de Cerdeña, una suspensión rota tras golpear una roca le llevaría a terminar el rally en la 41ª posición, sumando únicamente los puntos de la segunda plaza que lograría en el Power Stage, insuficientes para mantener su posición de privilegio en el campeonato la cual perdería ante Tänak que terminaría quinto con Neuville sexto. Dos victorias consecutivas del estonio Finlandia y Alemania le permitirían poner distancia entre él y Sébastien Ogier, quien sería de manera respectiva quinto y séptimo, y Thierry Neuville, que sobrepasaría al francés en la clasificación al terminar como cuarto en Alemania.

Con las opciones aún vivas para lograr su séptimo título mundial, Ogier encararía el tramo final del campeonato con su victoria número 47ª en el WRC al terminar como vencedor del Rally de Turquía. En la siguiente cita mundialista, el Rally de Gales, Tänak se alejaría aún más en la clasificación general al terminar como primero dejando a Neuville a apenas once segundos en la línea de meta y a casi 30 al piloto francés del Citroën C3 WRC.

La penúltima prueba del calendario sería el RallyRACC Catalunya - Costa Daurada y aquí, Ogier perdería su segunda plaza en el campeonato y todas sus opciones a renovar su título mundial de 2018 después de sufrir unos problemas en la dirección del coche que le relegarían a la octava posición final perdiendo asimismo, la segunda plaza en el campeonato al terminar Neuville como vencedor del mismo y Ott Tänak asegurase su primer campeonato de manera matemática al acabar como segundo en la prueba por detrás del belga.

Esta clasificación provisional con Ott Tänak al frente de la tabla de pilotos, Thierry Neuville en la segunda y Sébastien Ogier en la tercera, se convertiría en definitiva tras la cancelación del Rally de Australia a causa de los incendios registrados en la región de Nueva Gales del Sur, zona en la que debía disputarse el certamen. De esta manera, Ogier repetiría la misma posición en el campeonato que ya lograra con Citroën en 2011 y pondría punto final a su relación con el constructor francés para embarcarse en el equipo de Toyota para la campaña de 2020 después de firmar esta temporada con el Citroën C3 WRC tres victorias, cinco podios y ganar 23 tramos cronometrados, incluidas tres Power Stage, y haber liderado un rally en 34 ocasiones.


2019
Hyundai i20 Coupé WRC #6
Hyundai Shell Mobis WRT
Dani Sordo
Carlos del Barrio
FIA World Rally Championship
/89 Puntos
Rally Italia Sardegna
IXO Models/Altaya
Colección: Vencedores de Rally - Nº 14/-

El piloto
Dani Sordo comenzaría su carrera deportiva en certámenes de moto-cross con 12 años y más tarde se pasaría a las cuatro ruedas de los karts, su padre es dueño de una pista de karting y en su tiempo también fue piloto de rally y de pruebas de montaña, y posteriormente a las carreras de turismos, montaña y rally en campeonatos regionales, proclamándose en el año 2000 campeón de Cantabria de montaña.

En 2001, disputaría sus primeros rallies con un Mitsubishi Lancer Evo VI comenzando a sumar victorias a su palmarés y un año más tarde participaría en varias pruebas de los campeonatos de España de asfalto y tierra a la vez que el regional cántabro, volviendo a destacar con varios triunfos. En 2003, disputaría su primera prueba en el WRC al tomar parte del Rally de Cataluña donde finalizaría 18º de la general y segundo de su clase en un año en el que lograría su primera victoria absoluta en el nacional de asfalto al ganar el Rally de Cantabria.

Estas actualizaciones le valdrían un contrato con la filial española de Citroën Sport participando ese mismo año con un Citroën Saxo S1600 en un rally del nacional y que cambiaría en 2004 por un Citroën C2 S1600 con el que competiría en el campeonato de España donde sumaría las victorias de los dos últimos rallies del año, Costa del Sol y Madrid - La Alcarria, terminando como quinto de la clasificación acumulando más experiencia en el WRC tras participar en otras tres pruebas.

2005, sería el año de su consagración como campeón de España sobre asfalto con el Citroën C2 S1600 con el sumaría cinco victorias y coche con el que también participaría en el Campeonato Junior del WRC y en el que tras vencer en Cerdeña Finlandia, Alemania y Cataluña se llevaría asimismo el título de campeón, lo que le valdría para firmar un contrato de tres años como piloto oficial de Citroën en el WRC manejando un Citroën Xsara WRC. Con el equipo francés, disputaría finalmente un total de cinco temporadas hasta 2010 en las que primero bajo la sombra de Sébastien Loeb y la amenaza de Sébastien Ogier después, no lograría sumar ninguna victoria pero estaría en el podio en 27 ocasiones de las que 17 serían como segundo, acabando las temporadas de 2008 y 2009 como tercer mejor piloto del año con un Citroën C4 WRC.

Tras Citroën, formaría parte del equipo MINI en el WRC pilotando un MINI John Cooper Works WRC en ocho rallies entre 2011 y 2012, pasando luego al equipo Prodrive con el mismo coche completando otras cinco pruebas más y pilotando en el Rally de Argentina un Ford Fiesta RS WRC como sustituto de Jari-Matti Latvala, convaleciente tras sufrir un accidente. Con el Mini, lograría sumar tres podios más a su cuenta pero la victoria en una prueba mundialista le seguiría siendo esquiva.

Esta llegaría finalmente en el Rally de Alemania de 2013 en su retorno a Citroën para los que pilotaría un tercer Citroën DS3 WRC oficial, sumando ese año además una segunda plaza en el Rally Acrópolis y otra en el Rally de Alsacia así como un tercer puesto en el Rally de Monte-Carlo. Tras completar el año con el fabricante francés, ficharía por Hyundai en el regreso del constructor surcoreano al WRC y permaneciendo en el equipo desde entonces.

En este periodo, con el Hyundai i20 WRC hasta 2016 y con el Hyundai i20 Coupé WRC desde entonces, participaría en 30 rallies con el primero y 28 con el segundo hasta el Rally de Méjico de 2020, sumando en ese periodo su segunda victoria en el WRC, la del Rally de Cerdeña de 2019 y acumulando tres segundas plazas y un tercer puesto entre 2014 y 2016 y una segunda posición y cuatro terceras con el Hyundai i20 Coupé WRC.

Al margen de su carrera en el WRC, también participaría en eventos como el Memorial Bettega, que ganaría en 2008 con el Citroën C4 WRC o el Monza Rally Show en el que también vencería en 2010 con el mismo coche, en 2013 con el Citroën DS3 WRC y en 2019 en su clase con un Hyundai i20 Coupé WRC o el Tour de Corse de 2012, prueba puntuable ese año para el IRC, en la que también resultaría ganador pilotando en esa ocasión un MINI John Cooper Works S2000.

Resultados
Tras su sólida actuación con el Hyundai i20 Coupé WRC en la temporada de 2018, en la que acabaría como noveno en el campeonato habiendo disputado únicamente siete rallies sumando trece puntos menos que su compañero Andreas Mikkelsen, sexto y participando en todas las pruebas del calendario, el piloto cántabro sería renovado para esta edición del WRC por el equipo Hyundai Shell Mobis WRT con los que competiría en diez pruebas del mundial, finalmente reducidas a solamente ocho.

Su misión para esta campaña sería la de sumar puntos suficientes para el fabricante surcoreano de cara al campeonato de constructores, donde únicamente los resultados de los dos mejores coches en los equipos que inscriben más de esta cifra cuentan para los puntos, y de paso intentar ganar su segundo rally en el mundial. Ambos objetivos los cumpliría con creces pues junto al belga Thierry Neuville, sería el único piloto de Hyundai en ganar una prueba del WRC, el belga lo haría en tres ocasiones y el español en el Rally de Cerdeña, casi cinco años después de obtener la primera en el Rally de Alemania de 2013.

Esta victoria, vendría acompañada por una tercera posición en el Rally de Cataluña, un cuarto puesto en el Tour de Corse y un quinto puesto en Alemania que darían a Hyundai los puntos suficientes, junto a los obtenidos por Neuville y Mikkelsen, para convertirse por primera vez en su historia en campeona en el mundial de constructores aventajando en 18 puntos a Toyota, 96 a Citroën y 162 a Ford.

El español comenzaría su año en el Rally de Méjico donde acabaría como noveno de la clasificación para después disputar el Tour de Corse y el Rally de Argentina, prueba que terminaría en la sexta plaza. Tras ausentarse del nuevo Rally de Chile, en Portugal viviría un autentico infierno que comenzaría con una pérdida de presión en la bomba de la gasolina que le haría llegar tarde al control de final de etapa siendo penalizado por ello. Sus problemas en el rally luso no acabarían ahí pues sufriría dos pinchazos prácticamente consecutivos y sería penalizado con tiempo extra en otras tres ocasiones, finalizando el certamen en la 23ª posición, todo ello tras ganar dos tramos cronometrados en los primeros compases de la prueba.

Después de este mal resultado llegaría el Rally Italia Sardegna, evento en el que estaría en la primera posición a mitad del recorrido programado para ser sobrepasado por Ott Tänak hasta la última especial en la que el estonio cometería un error de conducción que el español aprovecharía para colocarse en la primera plaza y ganar así su segundo rally en el WRC. El año para el piloto español acabaría con las visitas a Alemania, Turquía y Cataluña, sumando en la prueba turca otra quinta posición y una nueva victoria de etapa, sumando otras tres en Cataluña a la lograda en Méjico, Tour de Corse, Cerdeña y Alemania.