GM Holden Limited Company
Resto del Mundo

Apenas 11 años después de que Karl Benz patentara su primer automóvil, Harry A. Tarrant diseñó y fabricó el primer vehículo australiano en Melbourne. Tarrant posteriormente se asoció con Howard Lewis y juntos produjeron otro coche con un motor de 6 caballos de potencia. Este coche llegó a ser conocido como el Tarrant, y con los años sufrió una serie de mejoras utilizando tanto componentes australianos como importados. Hacia 1910, con el fin de proteger la producción local, el gobierno australiano presentó un derecho de aduana sobre las carrocerías de vehículos importados. Si bien este impuesto puso cierta presión sobre las importaciones, principalmente del Reino Unido y los Estados Unidos, los fabricantes locales todavía estaban produciendo menos de la mitad de la cantidad de los coches que se importaban.

Los automóviles se hicieron más asequibles y alcanzaron un mercado más amplio, y ya en 1914 se estimaba que había 37.000 coches y camiones en Australia. Ya no se consideraban como un artículo de lujo, sino una forma de transporte práctico para los seres humanos, así como de mercancías. La industria automotriz de Australia (y en todo el mundo) fue practicamente hundida por la Gran Depresión de la década de 1930. Muchas personas que trabajaban en la automoción perdieron su trabajo, lejos de recuperarse el sector se estancó aún más con el inicio de la Segunda Guerra Mundial a finales de la década de 1930.

Al final de la guerra, fabricantes como General Motors, Chrysler, Volkswagen, Ford y la British Motor Corporation comenzaron a inundar el mercado y fueron aumentando sus capacidades de fabricación. La construción de los primeros vehículos hechos completamente en Australia se produjo en 1948 por el fabricante Holden, hoy todo un icono de éxito y de propiedad de muchas familias australianas, siendo este el principio del auge de la industria del motor de Australia.

En 1856, James Alexander Holden estableció un negocio de cuero y talabartería en Adelaida y en 1885 se asocia con el constructor de carruajes Henry Adolf Frost convirtiendose en uno de los principales fabricantes de carruajes de Australia. Hacia 1914 construyen su primera carrocería sobre un chasis importado de Lancia. Holden's Motor Body Builders Ltd. fue registrada en 1919 como una empresa independiente especializada en carrocerías de automóviles, especialmente sobre chasis de Overland, Chevrolet, Durant, Hupmobile y Dodge, y ya en 1924, la compañia se convirtió en el único constructor de Australia para los vehículos de General Motors y tuvo una producción de más de 22.000 coches (más de 11.000 de GM) en 65 diferentes estilos de carrocería.

Durante la Gran Depresión de 1930, la producción cayó de 34.000 unidades por año a sólo 1651 y, en 1931, General Motors adquirió Holden y la fusionó con la matriz estadounidense para formar la General Motors Holden's Ltd. (GM Holden Ltd. desde 2005). Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno australiano tomó medidas para alentar la industria de automóviles en Australia, y convenció a la General Motors para construir el "coche de Australia". El Holden 48/215 fue introducido en 1948 y estaba basado en un diseño propuesto por Chevrolet para su nuevo modelo americano de 1949, este modelo había sido rechazado por ser demasiado pequeño para ese fin. Simple, aunque robusto y más potente que la mayoría de sus competidores, ofrecía un rendimiento razonable en un paquete asequible y con la ayuda de las barreras arancelarias impuestas por el Gobierno, se convirtió rápidamente en el coche más vendido.

A pesar de la llegada de los competidores en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, los modelos fabricados por Holden siempre se han mantenido en los primeros puestos de ventas, ofreciendo una variedad razonablemente completa de vehículos, algunos de producción propia, aunque otros provienen de diversas partes del imperio de la General Motors, como Chevrolet, Opel, Vauxhall, Isuzu y Suzuki, renombrados y rediseñados para el gusto del consumidor australiano.

Hoy en día, casi cada generación australiana ha tenido o conducido un Holden en algún momento y con razón se puede afirmar que es el coche favorito de Australia.

Más miniaturas e información de Holden en las siguientes secciones


Holden VS Commodore

El vehículo

1995
Holden VS Commodore
Biante/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 77/85

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.