FIA World Touring Car Championship

El Campeonato Mundial de Turismos (WTCC) surgiría en 1987 basado en el Campeonato de Europa de Turismos (ETCC), serie de referencia a nivel internacional de la especialidad. Organizado por la Federation Internationale de l'Automobile (FIA), esta primera edición duraría un solo año en medio de la polémica creada entre los competidores y la FIA con descodificaciones de varios coches en algunos eventos, de hecho el campeón de pilotos, el italiano Roberto Ravaglia, no sería confirmado como tal hasta marzo de 1988 tras ser excluidos de la carrera de los 1.000 Kilómetros de Bathurst los Ford Sierra RS 500 Cosworth, entre ellos el del ganador de la temporada al término de la misma, el alemán Klaus Ludwig.

La FIA, intentaría recrear el WTCC con la Copa del Mundo de Superturismo, pero este campeonato se disputaría únicamente durante tres años entre 1991 y 1993. Con el resurgir del ETCC en 2001, basado a su vez en el Campeonato de Italia de Superturismo, la FIA junto a la empresa inglesa KSO (Kigema Sport Organisation Ltd.), filial del canal de televisión europeo Eurosport, volvería a crear una serie mundial para los turismos a partir de 2005 con la normativa de los coches de la clase Super 2000 para modelos construidos en al menos 2.500 unidades, convirtiéndose en el tercer campeonato mundial tras el de Fórmula 1 y el World Rally Car (WRC) organizado por la FIA.

El nuevo WTCC, tendría un éxito inmediato en parte gracias al apoyo de los fabricantes que disputaban el ETCC como Alfa Romeo, BMW, Chevrolet y SEAT, y a que Eurosport retransmitiría en directo las carreras celebradas a dos mangas de muy corta duración cada una, alrededor de 50 kilómetros por ronda, con una calificación que serviría para dirimir los puestos de la parrilla de salida en la primera carrera mientras que en la segunda la salida se realizaría por parrilla inversa de los primeros ocho clasificados en la primera manga, esto es, el octavo saldría primero y el primero como octavo, manteniéndose las posiciones a partir de la novena inalteradas.

En su primera edición, siete serían los fabricantes representados en el campeonato, los mencionados anteriormente junto a Ford, Honda y Peugeot, aunque estos tres tendrían una representación más notable en la clasificación del campeonato para equipos privados patrocinada por la firma de neumáticos francesa Michelin, sustituida a partir de la edición de 2006 por la japonesa Yokohama. En ambos casos, habría un título de pilotos y otro para el constructor en la clasificación general y el equipo en la de privados con el mismo sistema de puntuación a excepción de las carreras 19 y 20, las dos rondas de Macao, que en el caso de la clasificación para equipos de la clasificación del Trofeo Michelin obtendrían el doble de puntos.

El británico Andy Priaulx, vencedor del ETCC en 2004, sería el primer campeón del mundo de esta segunda etapa del WTCC, imponiéndose con su BMW 320i (E46), fabricante que ganaría la clasificación de constructores por delante de Alfa Romeo, SEAT, Chevrolet y Ford. Por su parte en el Trofeo Michelin, el vencedor sería el germano Marc Hennerici, asimismo con un BMW 320i (E46) y el triunfo en la clasificación de equipos sería para la escuadra italiana Proteam Motorsport y sus BMW pilotados por Stefano D'Aste y Giuseppe Cirò.

Alfa Romeo abandonaría el campeonato de manera oficial al término de la temporada, aunque en en la edición de 2006 continuaría representada por el equipo N. Technology, que ya había inscrito coches oficiales en años anteriores. Esta temporada de 2006, estaría mucho más competida que la anterior y vería hasta once pilotos ganar al menos una carrera y antes del último fin de semana en Macao, hasta nueve pilotos llegarían con opciones para ganar el ´título que por un punto de diferencia volvería a recaer en Andy Priaulx y su nuevo BMW 320si (E90), siendo el fabricante alemán el ganador de la clasificación de constructores por delante de la cada vez más competitiva SEAT.

BMW y Andy Priaulx volverían a ganar sus respectivos títulos en 2007, año en el que la firma española introduciría su SEAT León TDI con motorización diésel que en las manos de Yvan Muller en la primera ronda del circuito de Oschersleben, octava prueba del calendario de ese año, se convertiría en el primer coche propulsado con este combustible en ganar una carrera de un evento organizado por al FIA, récord que en 2008 se ampliaría con el primer título mundial para SEAT e Yvan Muller en una temporada que tendría 14 pilotos ganadores en sus 24 carreras.

En 2009, sería nuevamente SEAT el coche dominante al final de la temporada con el italiano Gabriele Tarquini venciendo en la clasificación de pilotos y la firma española sumando su segundo título como constructor por delante de BMW, Chevrolet y el fabricante ruso Lada que en esta campaña se estrenaría en la competición principal después de competir en 2008 en la de equipos privados. A finales de año, tanto SEAT como BMW Motorsport anunciarían que se retirarían del WTCC, aunque seguirían brindando soporte técnico a los equipos privados que quisieran adquirir sus modelos.

Este abandono de la primera línea de dos de los actores principales del campeonato supondría una etapa de dominación de Chevrolet que ganaría el campeonato de manera consecutiva en las siguientes cuatro ediciones, en 2010, 2011 y 2013 con el francés Yvan Muller y en 2012 con el británico Robert Huff, venciendo el fabricante americano en la tabla de constructores en los tres primeros años ya que al término de la temporada de 2012 anunciaría su retirada del campeonato, siendo Ray Mallock Ltd, el constructor y preparador de los coches, el encargado de representar a Chevrolet en 2013, acumulando los pilotos que disputarían el WTCC en esos cuatro años un total de 62 victorias en las 94 pruebas que disputarían con el récord absoluto de vitorias en el año 2011 donde ganarían 21 de las 24 carreras del año.

En 2013, el campeonato de constructores lo ganaría Honda que junto a Lada serían los únicos equipos oficiales en el WTCC hasta la llegada de Citroën en 2014 con el nuevo Citroën C-Elysée WTCC que se convertiría en el coche dominarte del campeonato hasta el año 2017, a partir del cual el WTCC se reconvertiría en el FIA World Touring Car Cup (WTCR) basado en la normativa técnica de la TCR International Series, un campeonato creado en 2015 por Marcello Lotti y su compañía World Sporting Consulting como una fórmula de turismos orientada a los coches del segmento C y de menor coste que el WTCC lo que atraería de inmediato un mayor número de participantes y que rápidamente se convertiría en la serie de referencia en las competiciones de turismos.

La etapa de Citroën en el WTCC se saldaría con los títulos de constructores logrados consecutivamente en 2014, 2015 y 2016 y los logrados por el argentino José María López en eso mismos años en la clasificación de pilotos, sumando los pilotos del fabricante francés 17 victorias sobre 24 posibles en 2014, 21 sobre 24 en 2015 y 12 sobre 22 en 2016, año en el que Citroën anunciaría su retirada en el campeonato para centrar en el WRC, aunque seguiría representada por equipos privados entre ellos el del nueve veces campeón del mundo de rally Sébastien Loeb. También Lada, abandonaría el campeonato y como marcas oficiales para la temporada de 2017 únicamente quedarían Honda y Volvo, siendo el fabricante sueco y su piloto Thed Björk se convertirían en los vencedores del año y últimos del WTCC antes de la fusión del campeonato con la TCR International Series.

A lo largo de sus 14 temporadas, incluyendo la de 1987, la presencia de pilotos españoles en el WTCC tendría nombres como los de Luis Pérez-Sala, que inauguraría la lista de victorias logradas por pilotos españoles en el mundial con su triunfo en las 24 Horas de Spa en 1987, Jordi Gené, el español con más victorias con cuatro todas ellas logradas con SEAT y también con el mayor número de carreras disputadas con 128 entre 2005 y 2010, Antonio García, Marc Carol, Marcel Costa, Oscar Nogués, Félix Porteiro, José Manuel Pérez-Aicart o Sergio Hernández en el campeonato principal o de Polo Villaamil, María de Villota, Diego Puyo, Pepe Oriola, Javier Villa, Isaac Tutumlu y Fernando Monje en el de equipos privados, clasificación que ganaría en 2008 y 2010 Sergio Hernández.

En miniaturas a escala 1/43, la representación del WTCC está compuesta en su mayor parte por los modelos de BMW y SEAT de los años 2005 a 2009 fabricados por Minichamps, Spark o J-Collection en el caso de la firma española, aunque muchos de estos modelos serían vendidos con el nombre de Alexander Fischer, Director de Marketíng de Volkswagen encargado de la publicidad de la firma española, y que se venderían principalmente en los propios concesionarios de la marca. IXO Models, fabricaría recientemente varios de los modelos que estarían presentes en la edición de 1987, especialmente los BMW M3 (E30) y los Ford Sierra RS Cosworth y es posible encontrar también algún modelo de Honda Civic fabricado por Ebbro o los Lada realizados por Spark o DIP Models, así como los Alfa Romeo 156 fabricados por M4, los Citroën y los Chevrolet fabricados por Spark y Norev.

Como en otras secciones de ExpoMiniaturas43, la colección de miniaturas se puede visitar por fabricante o por año, incluyéndose una breve historia del fabricante en relación al campeonato, así como biografías de los pilotos, sus resultados en carrera y las clasificaciones de cada temporada del campeonato principal.

       
1987
       
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017