Canadian-American Challenge Cup

El campeonato Can-Am, cuyo nombre completo es Canadian-American Challenge Cup, se estableció en 1966 y tendría dos períodos relevantes en su corta historia. El primero comprendería desde de 1966 a 1974, siendo éste el mas famoso de la serie disputándose con prototipos del Grupo 7 prácticamente sin restricciones y que, en su momento, fueron los coches mas rápidos del mundo, mas veloces incluso que los monoplazas de Fórmula 1 o sus hermanos del Campeonato Mundial de Automóviles Deportivos o World Sportcars Championship (WSC) en inglés. Muchos pilotos estrella de la Fórmula 1, con nombres como John Surtees, Jody Scheckter, Jack Brabham, Graham Hill, Phil Hill, Denny Hulme, Jackie Stewart o Mario Andretti, formarían parte de la Can-Am en su época dorada, con el primer título de campeón recayendo precisamente en uno de ellos, John Surtees, campeón del mundo de Fórmula 1 en 1964, quien ganaría el primer campeonato con un Lola T70 Mk2 con motor Chevrolet.

Dese 1967 y hasta 1971 se convertiría en el campeonato en el que Bruce McLaren y sus coches asentarían buena parte de su leyenda, con el fundador de la marca y Denny Hulme dominando la serie ganando en casi todas las carreras de ese periodo. Pero tras el fallecimiento de Bruce McLaren, precisamente probando un nuevo prototipo para el campeonato, los nuevos gestores de McLaren perderían interés en la Can-Am dando paso a los Porsche turboalimentados que recogerían la antorcha del constructor británico e impondrían su poderío, aunque por un breve espacio de tiempo.

Una de las virtudes de la Can-Am, y una de las razones de su éxito, sería la expansión de los límites de la ingeniería en la construcción de coches y motores haciendo un extensivo uso de la aerodinámica, turbocompresores y la utilización de materiales como la fibra de vidrio, aluminio, titanio y magnesio, por lo que más que los pilotos, las estrellas reales del campeonato serían los coches con fabricantes tales como Lola, McLaren, Chaparral, Ferrari, Porsche, BRM o Shadow, y los motores fabricados por Ford y sobre todo el V8 de 7.0 litros de Chevrolet, que se convertiría prácticamente en el estándar del campeonato hasta que la Crisis del Petróleo de 1973 y los crecientes costes de la tecnología obligaran a la Can-Am a echar el telón en 1974, año en el que tras cinco carreras el campeonato sería cancerado sin que ni siquiera su vencedor, Jackie Oliver con un Shadow DN4 con motor Chevrolet, fuera reconocido como tal por la FIA.

La Can-Am resurgiría de sus cenizas en 1977 con prototipos basados en monoplazas con motores de hasta cinco litros de desplazamiento. En este periodo hay nombres como los de Patrick Tambay, que sería dos veces campeón en 1978 y 1980, Alain Jones, Jacky Ickx o el malogrado Jacques Villeneuve, todos ellos campeones de la serie en distintos años. Sin embargo, esta segunda aventura no tendría el mismo reconocimiento que la Can-Am original teniendo la competencia de la propia Fórmula 1 y la CART estadounidense, lo que conduciría de nuevo a la suspensión definitiva del campeonato en 1987 después de cada vez menos pruebas y participantes.

En relación a las miniaturas a escala 1/43, es la primera época la mejor representada con varios modelos creados por distintos fabricantes, ofreciendo una buena representación de los principales constructores de la época dorada de la Can-Am, aunque muy escasa en número comparada con otras categorías y carreras de prototipos. Sin embargo, la importancia del campeonato en el desarrollo de nuevos coches y motores, le da un plus de interés que hace que merezcan tener su propia sección aparte, que como otras de este tipo en ExpoMiniaturas43, está dividida en años y marcas con los correspondientes resúmenes, biografías e historias de cada coche y piloto.

     
1966
1967
1968
1969
1970
1971 1972
1973
1974