Isuzu Motors Limited
Fabricantes de Japón

Isuzu, que significa 50 campanas, es el nombre de un río que atraviesa una provincia japonesa jalonada con capillas del culto Shinto en Japón. Las raíces de la compañía datan de 1916, cuando dos compañias, la Tokyo Ishikawajima Shipbuilding and Engineering Company y la Tokyo Gas and Electric Industrial Company, deciden ampliar su negocio para incluir la fabricación de automóviles. La compañía forjaría una unión técnica con la inglesa Wolseley en 1918 de la que adquiría una licencia para construir su primer vehículo, el A9, al que seguiría su primer camión, el CP.

En los años siguientes a la finalización de la Segunda Guerra Mundial, la producción de los camiones y coches de Isuzu crecería al mismo tiempo que Japón se recuperaba de los devastadores efectos del conflicto bélico. En ese periodo que abarcaría hasta finales de la década de 1960, se producirían vehículos como el Florian, el Bellett y el 117 Coupé, así como la camioneta Wasp, entre otros modelos.

En 1971, Isuzu formaría una sociedad con General Motors y como producto de esta unión nacería el Gemini y ya en 1980, Isuzu aterrizaría en los Estados Unidos como fabricante con el modelo P'Up, el primer Isuzu vendido en el mercado americano al que seguirían el Trooper, presentado en 1983 abriendo el nuevo mercado de los SUV (Sport Utility Vehicle), el Isuzu Piazza y con la fabricación, con el apoyo de Subaru, del todoterreno Isuzu Rodeo.

El éxito de los Trooper y Rodeo, impulsarían las ventas de la compañía a lo largo de la década de 1990 y, de hecho, haría que el pequeño fabricante japonés se especializara en este tipo de vehículos que finalmente tendría su momento estelar en 1997 con la introducción del Isuzu VehiCROSS uno de los SUV mas espectaculares y llamativos de ese momento, fabricado en principio en serie limitada para potenciar así su exclusividad. Sin embargo, este modelo no tendría el éxito esperado y desde 1999 Isuzi pasaría a ser controlada por General Motors, basándose su producción en modelos del gigante americano.

En 2001, se crearía la empresa conjunta J-Bus Ltd con Hino Motors para la comercialización de autobuses de las marcas Isuzu e Hino, mientras que a partir de 2004 la división Isuzu Bus, Hino Bus y la empresa conjunta J-Bus se fusionaron en una sola empresa que operaría bajo ambas marcas (Isuzu y Hino) y fusionaría todas las antiguas fábricas de los dos fabricantes para la producción de carrocerías y componentes de autobuses. Más recientemente, Isuzu firmaría un acuerdo con Volvo Trucks para desarrollar camiones y vehículos comerciales eléctricos y autónomos.


Isuzu VehiCROSS

El vehículo
A principios de la década de 1990, Isuzu comenzaría el desarrollo de un prototipo para crear un SUV experimental de dos puertas con un chasis de aleación ligera y un uso extensivo de materiales compuestos plásticos en elementos como la parrilla del radiador de carbono, piso o el tanque de gasolina. La carrocería del vehículo presentaría como solución con la rueda de repuesto oculta en la parte trasera, accediendo a ella desde el interior del vehículo, así como una moldura de en el capó para reducir el reflejo de la luz en los ojos del conductor y un faldón sin pintar hecho de plástico resistente para proteger la carrocería de roces laterales.

El resultado sería mostrado en el Salón del Automóvil de Tokio de 1993 y sería recibido con gran entusiasmo por parte del público lo que llevaría al constructor japonés a ponerlo en producción. Tomando como base la camioneta vendida en los Estados Unidos como Isuzu hombre (Opel Campo en Europa) y compartiendo muchos componentes mecánicos del Isuzu Tropper y Mu, en 1997 se pondría a la venta en series limitadas y en unos pocos países, principalmente Japón y los Estados Unidos, el Isuzu VehiCROSS equipado con motores V6 de 3.2 litros y 3.5 litros que desarrollarían 215 caballos y la opción del sistema de tracción total TOD (Torque-On-Demand) desarrollada por la compañía BorgWarner.

El conjunto mecánico estaría compuesto, además de la caja de transferencia TOD, de una transmisión automática de cuatro velocidades suministrada por General Motors y un diferencial de deslizamiento limitado en el eje trasero. El sistema de suspensión se tomaría casi en su totalidad del Isuzu Tropper, llevando en la parte delantera una suspensión independiente con dos brazos y una barra estabilizadora y en la parte trasera una suspensión de resorte en tres brazos de arrastre con una barra Panhard con la única diferencia del suministrador de los amortiguadores.

Con un producción intencionalmente limitada, solamente se ensamblarían hasta 2001 cerca de 6.000 unidades de las cuales alrededor de 4.200 serían para el mercado de los Estados Unidos, el Isuzu VehiCROSS reafirmaría su concepto de SUV de lujo con la incorporación de detalles como asientos de cuero Recaro, un volante deportivo Momo, sistema de audio Clarion y una cámara de visión trasera para compensar la visibilidad limitada. El automóvil se fabricaría en cinco colores básicos, pero el consumidor también pudo elegir entre 20 colores adicionales a pedido. Además habría opciones como llantas cromadas, una boquilla pulida con un diámetro ampliado en el tubo de escape o colmillos de metal en la rejilla del radiador.

En el año 2000, se realizarían varios cambios en el modelo entre los cuales sería la sustitución del aire acondicionado por un control de clima, llantas de mayor diámetro y se agregarían más colores a la oferta básica así como un mayor número de posibilidades en el esquema de color del interior donde todos los colores nuevos recibirían un interior en tonalidad gris-negra. La producción de automóviles cesaría a principios de 2001 debido a los nuevos requisitos para la seguridad del automóvil establecidos en California, para los que resultaría demasiado caro adaptar el Isuzu VehiCROSS.

1998
Isuzu VehiCROSS
Cararama
Referencia: 143ND

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.