Plymouth
Fabricantes de Estados Unidos

Walter Chrysler era, en 1918, uno de los principales fabricantes de automóviles de Norteamérica. Su compañía construía principalmente coches de gama alta y caros con las marcas Imperial, Chrysler y Dodge, mientras que su competencia Ford y General Motors a través de la división de Chevrolet manufacturaban coches más baratos de rango medio. Para competir con ellos, en julio de 1928 la Chrysler Corporation fundaría una nueva marca a la que llamaría Plymouth, por la ciudad inglesa de la que procederían los emigrantes que fundaron el estado de Massachusetts en el siglo XVII, con el propósito original de simplemente cubrir ese segmento del mercado.

Durante la Gran Depresión de la década de 1930, Plymouth contribuiría significativamente a garantizar la supervivencia de la Chrysler Corporation en una década que hizo estragos en la mayoría de fabricantes y con posterioridad, y durante gran parte del tiempo que la marca estuvo en activo, sería una de las principales en venta de automóviles, junto con Chevrolet y Ford, superando a esta última en la década de 1940 como el segundo constructor más vendido en los Estados Unidos.

La compañía perdería cuota de mercado rápidamente en la década de 1960 con diseños basados en los coches de la década anterior pero torpemente hechos y la propia competencia con su hermana de división, Dodge, haría que Plymouth entrara en un declive del cual nunca se recuperaría completamente. Tras la introducción de los modelos Valiant y Duster a principios del decenio de 1970, Plymouth resultaría duramente golpeada por los problemas financieros de Chrysler de finales de esa década con decisiones de marketing que diluirían progresivamente la posición de la compañía dentro del grupo en favor de Dodge y Chrysler,¡ y para 1979, la gama de Plymouth consistiría únicamente en dos modelos de producción nacional, el Volare y el Horizon, así como algunos modelos importados de Mitsubishi renombrados como Plymouth.

Esta tendencia continuaría en los años siguientes donde la mayoría de los modelos ofrecidos en el catálogo serían versiones de modelos de Chrysler, Dodge y Mitsubishi. A finales de 1990, sólo cuatro vehículos fueron vendidos bajo el nombre de Plymouth: el Voyager y Grand Voyager, el Breeze, el Neón y el Prowler, que de hecho sería el último modelo único del fabricante. El último coche que se vendería con la marca Plymouth, sería la segunda generación de Neón en el período de 2000 y 2001, además, mientras que en todos los concesionarios de Plymouth también se vendía la línea de vehículos Chrysler, muchos distribuidores Dodge sólo comercializaban Dodge y en consecuencia, Daimler-Chrysler AG decidiría dejar la marca después de vender un limitado número de modelos 2001.


Plymouth Savoy

El vehículo

1959
Plymouth Savoy
WhiteBox
Referencia: WB090

La miniatura
WhiteBox es una marca comercial de la tienda online alemana Modelcarworld, que también es propietaria de BoS (Best of Show) y Neo, esta última adquirida en 2012. Las miniaturas a escala 1/43 vendidas con la denominación WhiteBox son en su mayor parte productos ya vendidos anteriormente en coleccionables de todo el mundo con modelos fabricados por PCT Collectibles, la casa matriz de IXO Models, J-Collection o IST Moldes entre otras marcas. Al basarse en moldes ya existentes, los modelos de WhiteBox se encuentran en la gama de precio medio-baja entre los fabricantes de miniaturas y ofrecen pequeñas mejoras en los acabados en relación a las mismas unidades vendidas como parte de una colección de fascículos, con el añadido de ser series limitadas generalmente a 1.000 ó 2.000 unidades. Con un origen tan diverso, en su gama se pueden encontrar desde coches clásicos a otros más modernos, incluyendo también versiones de competición, camiones y furgonetas de múltiples constructores de automóviles de los cinco continentes.


Plymouth Belvedere

El vehículo

1964
Plymouth Belvedere
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 78/85

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Plymouth Barracuda

En abril de 1964 y unas semanas antes de que Ford presentara en el mercado el Mustang, la división Plymouth del grupo Chrysler comenzaría las ventas del cupé Barracuda construido con la plataforma A-Body del grupo ya utilizada en el Dodge Dart y el Plymouth Valiant. El Barracuda será rápidamente superado en ventas no sólo por el Ford Mustang, sino también por modelos similares de sus competidores como el Chevrolet Camaro y el Pontiac Firebird y no tendría un verdadero éxito en el segmento hasta la llegada de la tercera generación en 1970, cuando se convertiría en un símbolo de potencia y rendimiento dentro de los Muscle Cars.

La primera generación del Barracuda se vendería al principio como una versión del Valiant con los mismos motores e incluso la misma insignia con un precio base de 2.512 dólares. Originalmente, el automóvil iba a ser llamado Panda, pero la imagen de este animal lento y torpe desataría las protestas de los empleados que no verían en este nombre una relación entre dicho animal y un coche de prestaciones deportivas y se elegiría el nombre de Barracuda, un pez depredador de aguas profundas.

Un rasgo característico de la primera generación de Barracuda sería su cuerpo de cola truncada o Fastback donde la parte trasera del techo desciende hacia la tapa del maletero como si fuera la misma pieza. Las unidades de potencia provenientes del Valiant incluirían dos versiones del motor de seis cilindros en línea G-engine, más conocido como Slant-6 por su inclinación de 30 grados sobre su vertical, de 2.8 litros (170 pulgadas cúbicas) y 101CV y una versión de 3.7 litros (225 in³) de 145. Como opción, estaría el más potente V8 de 4.5 Litros (278 in³) con doble carburador y 180 caballos de potencia que contaría como extra con una caja de cambios automática de cuatro velocidades en lugar de la manual de tres del resto de la gama.

Como era costumbre en los fabricantes estadounidenses en esa época, cada año se introducían mejoras en los modelos y el caso del Barracuda no sería distinto. Así, en 1965 llegarían dos nuevos motores V8 de la serie B de Chrysler y un paquete de opciones llamado Fórmula S para incrementar el rendimiento del coche con una suspensión mejorada y nuevos neumáticos y llantas En 1966, el coche se sometería a un lavado de cara y recibiría nuevas luces traseras, parrilla delantera junto a un parachoques de tamaño completo.

Al año siguiente, el Plymouth Barracuda sería completamente rediseñado sobre la misma plataforma A-Body. En esta segunda generación del modelo se añadirían a la gama variantes Fastback con techo rígido y convertible y durante su producción hasta 1969 las distintas versiones de cada año sufrirían cambios estéticos y mecánicos. Por ejemplo, los modelos de 1967 no tienen intermitentes laterales, en el del año 1968 estos serían pequeños y redondos, mientras que en el Barracuda de 1969 reían rectangulares y algo más grandes.

En el apartado de motores, el Slant-6 seguiría siendo la elección en el modelo de entrada a la gama y llegarían mejoras en los V8 de la serie B con desplazamientos de entre 4.5 y 6.2 litros en 1967. En el modelo de 1968, el motor más pequeño disponible sería el de 5.2 litros (318 in³) y estarían disponibles otro motor de la serie B de 5.5 litros y uno de 7.2 (440 in³) de la serie RB con un carburados de cuatro cuerpos. 1969 sería el año en el que Plymouth decidiría mejorar seriamente el rendimiento del Barracuda para potenciar unas ventas que no dejaban de caer en relación a la competencia de Ford y Chevrolet. La potencia de la unidad de 6.2 litros aumentaría hasta los 330CV y se introduciría un nuevo paquete de opciones similar al del Fórmula S, que sería llamado ’Cuda (abreviatura de Barracuda), que incluiría una suspensión reforzada, neumáticos más anchos y decoraciones específicas.

En 1970, la gama del Plymouth Barracuda sería completamente rediseñada a partir de la plataforma E-Body, más corta y ancha y con mayor espacio para el motor que la A-Body y que permitiría instalar un nuevo motor Hemi de 7.0 litros (426 in³). Esta tercera generación del modelo, perdería la carrocería Fastback y únicamente habría dos versiones disponibles: el cupé de dos puertas y el descapotable. Para las variantes ‘Cuda se utilizarían seis motores V8 diferentes con desplazamientos de entre 318 pulgadas cúbicas hasta las 440, con más mejoras en el sistema de la suspensión para mejorar la transferencia de la potencia a las ruedas.

En el modelo de 1971, se cambiaría el diseño de la parrilla con la incorporación de seis tomas de aire y cuatro faros redondos y branquias opcionales en el parachoques y luces traseras ligeramente modificadas. En 1972, el diseño de la parrilla y la luz trasera se volvería a cambiar con un nuevo estilo de dos faros delante y cuatro luces traseras de forma redonda que permanecerían en el Barracuda hasta el final de su producción en 1974, con la inclusión puntas de gomas en los parachoques delantero y trasero de los modelos 1973 y 1974 a causa de nuevas normas de seguridad.

El final del Plymouth Barracuda no sólo sería debido a sus bajas ventas, sino también, a la Crisis del Petróleo de 1973 y las nuevas normas ambientales de 1972 que reducirían drásticamente las emisiones de los motores y por ende de su potencia, por ejemplo, el motor más grande disponible en 1972 para la versión ‘Cuda sería el 340. El Slant-6 ya no estaría disponible a partir de 1973 y el motor base sería el V8 318. El motor del ‘Cuda sería reemplazado a mediados de año por un V8 de 360 pulgadas cúbicas sin mejoras en el rendimiento.

1968
Plymouth Barrauda Formula S
IXO Models/Altaya
Colección: American Cars - Nº 18/

La miniatura
A finales de septiembre de 2019, la editorial Altaya ponía a la venta mediante suscripción en su página web la colección American Cars con los modelos más emblemáticos producidos en los Estados Unidos a lo largo de los años. Las miniaturas, como en la mayoría de las colecciones ofrecidas por esta editorial, son fabricados por IXO Models y cuentan con un excelente nivel de detalles y acabados habida cuenta el bajo precio de venta: 2,99€ el número uno, 7,99€ el segundo y 14,99€ a partir del tercero con una colección prevista a 80 ejemplares.

1970
Plymouth Hemi 'Cuda
IXO Models/Altaya
Colección: American Cars - Nº 9/

La miniatura
A finales de septiembre de 2019, la editorial Altaya ponía a la venta mediante suscripción en su página web la colección American Cars con los modelos más emblemáticos producidos en los Estados Unidos a lo largo de los años. Las miniaturas, como en la mayoría de las colecciones ofrecidas por esta editorial, son fabricados por IXO Models y cuentan con un excelente nivel de detalles y acabados habida cuenta el bajo precio de venta: 2,99€ el número uno, 7,99€ el segundo y 14,99€ a partir del tercero con una colección prevista a 80 ejemplares.


Plymouth Road Runner

El vehículo
Aunque Plymouth ya tenía un representante en el segmento de los Muscle Cars con el modelo GTX, los diseñadores de la compañía decidirían desarrollar una alternativa más rápida y barata a este vehículo. Para su construcción se tomaría la base de la versión cupé del Plymouth Belvedere y se utilizaría el motor Chrysler V8 383 de 6.3 litros y carburador de cuatro vías. El nombre del nuevo modelo saldría de un concurso de ideas entre los hijos de los empleados de Plymouth y la idea ganadora sería la de ponerle el nombre del popular personaje de dibujos animados Road Runner, el Correcaminos en español, para lo cual Plymouth pagaría 50.000 dólares a Warner Bros por la utilización de los derechos del nombre.

El Plymouth Road Runner, se convertiría en un éxito inmediato debido a su bajo coste y prestaciones, 3.000 dólares de la época para un automóvil que desarrollaba 335CV, a pesar de su espartano interior del que se retirarían todas los elementos relacionados con la comodidad de conducción. A modo de ejemplo, el coche no tendría suelo tapizado o alfombrillas y los asientos serían de banco simple en lugar de los populares de tipo cubo, aunque en modelos posteriores, estaría en producción desde 1968 hasta 1980 a través de tres generaciones, se irían agregando diferentes opciones.

Al motor básico acoplado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades de 1968, se uniría un año más tarde el V8 Hemi 426 de 7.0 litros y 435CV por un coste adicional de 714 dólares. Con la segunda generación, la oferta de motores se ampliaría con versiones V8 de 5.2, 5.6, 5.9 y 7.2 litros acoplados a cajas de cambios manuales de cuatro marchas o automáticas TorqueFlite de tres y con la tercera serie del modelo se montarían motores de 5.2, 5.9, 6.6 y 7.2 litros unidos a la misma transmisión TorqueFlite pero con el cambio manual ahora ofreciendo tres relaciones.

Estos motores vendrían acompañados por otros elementos como el capó con toma de aire controlada (sistema presente en el Chevrolet Chevelle, su competidor más directo) que con solo presionar un botón situado en el salpicadero permite, al abrirse, entrar más aire y mejorar la combustión del motor agregando oxígeno a la combustión y por lo tanto aumentando su potencia. Otros ejemplos serían el sistema de arranque eléctrico, una invención de Chrysler que se convertiría en estándar en 1972 tras el estreno un año antes de la segunda serie del modelo, el aire acondicionado o la ventana trasera térmica que añadirían cierto lujo al modelo.

En 1975, se estrenaría la tercera generación con el modelo convertido prácticamente en una copia del Plymouth Satellite y con poco o nada de la potencia que los primeros Road Runner ofrecían al irse adaptando el modelo a las cada vez más restrictivas normativas sobre el control de emisiones contaminantes que herirían de muerte a todos los Muscle Cars de la época. Con la caída de ventas, el Plymouth Road Runner sería reemplazado por el nuevo Volare, basado en un modelo de Dodge, quedando solamente la denominación del automóvil reducida casi al papel de decoración y poco más a nivel técnico hasta 1980, año en el que el Volare, y con él el Road Runner, dejarían de producirse.

En su corta trayectoria en el mercado, el Plymouth Road Runner tendría, además de su variante cupé original, una versión de techo de vinilo y otra convertible que únicamente estarían disponibles en la primera generación del modelo. Sin embargo, la versión más famosa del Plymouth Road Runner no serían las de producción, sino el modelo construido para la serie NASCAR: el Plymouth Superbird caracterizado por su largo frontal y su enorme alerón trasero, del que luego se haría alrededor de 1.900 copias para su comercialización.

El Superbird, sería 48 centímetros más largo que el Road Runner de producción y en su frontal destacarían los faros retráctiles y las tomas de aire en la parte trasera de los guardabarros delanteros para mejorar la circulación de aire en el espacio entre las ruedas y los pasos de rueda. Para mejorar la carga aerodinámica, el alerón trasero se montaría sobre unos soportes altos para que actuara en la zona de aire más limpio pero también para permitir la apertura del maletero sin que esta tocara la parte inferior del alerón. Los coches utilizados en la NASCAR equiparían únicamente el motor V8 Hemi 426 de 7.0 litros, mientras que los coches vendidos a través de la red de concesionarios también se encontrarían disponibles con los motores de 7.2 litros equipados con un carburador de cuatro barriles o tres carburadores de doble barril.

1970
Plymouth Road Runner
IXO Models/Altaya
Colección: American Cars - Nº 27/

La miniatura
A finales de septiembre de 2019, la editorial Altaya ponía a la venta mediante suscripción en su página web la colección American Cars con los modelos más emblemáticos producidos en los Estados Unidos a lo largo de los años. Las miniaturas, como en la mayoría de las colecciones ofrecidas por esta editorial, son fabricados por IXO Models y cuentan con un excelente nivel de detalles y acabados habida cuenta el bajo precio de venta: 2,99€ el número uno, 7,99€ el segundo y 14,99€ a partir del tercero con una colección prevista a 80 ejemplares.

1970
Plymouth Superbird
IXO Models/Altaya
Colección: American Cars - Nº 24/

La miniatura
A finales de septiembre de 2019, la editorial Altaya ponía a la venta mediante suscripción en su página web la colección American Cars con los modelos más emblemáticos producidos en los Estados Unidos a lo largo de los años. Las miniaturas, como en la mayoría de las colecciones ofrecidas por esta editorial, son fabricados por IXO Models y cuentan con un excelente nivel de detalles y acabados habida cuenta el bajo precio de venta: 2,99€ el número uno, 7,99€ el segundo y 14,99€ a partir del tercero con una colección prevista a 80 ejemplares.


Plymouth GTX

El vehículo

1971
Plymouth GTX
Yat Ming
Referencia: 94218

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.


Plymouth Prowler

El vehículo

1997
Plymouth Prowler
Universal Hobbies
Referencia: 3672

La miniatura
El nacimiento de Universal Hobbies está vinculado al fabricante de miniaturas francés Jouef, una compañía bien conocida por sus modelos ferroviarios y coches de slot, que estuvo fabricando modelos a escala 1/43 y 1/18 entre 1991 a 1996. Jouef cerró en 2001, sin embargo, la producción fue continuada por Universal Hobbies añadiéndose nuevos modelos a la gama. Estos fueron comercializados bajo varias marcas, primero como Eagle's Race, luego Eagle Collectibles y, finalmente, como Universal Hobbies. Las miniaturas ofrecen un muy buen nivel de acabado y detalles a un precio no muy elevado, lo que hace que sean piezas bastante interesantes para el coleccionista, especialmente para aquellos a los que les guste la marca Renault, ya que UH fabrica un buen número de las miniaturas que se venden en los concesionarios de la marca francesa. Otros modelos de este fabricante se pueden encontrar en multitud de coleccionables publicados por diferentes editoriales, como DelPrado, Hachette, Atlas o Altaya.