Studebaker Corporation
Fabricantes de Estados Unidos

Peter Studebaker desembarcó como emigrante en América del Norte procedente de Holanda en 1736, durante muchos años el trabajo de los Studebaker se caracterizaría por la construcción de carrozas y carruajes. Tal actividad fue consolidada por los biznietos del fundador original, Henry y Clem, que prepararon un taller en South Bend, Indiana, con el mismo propósito que su bisabuelo. A principios de siglo, la Sociedad Studebaker era el mayor fabricante de carros arrastrados por caballos del país. De la fabricación de carros y por la evolución lógica del mercado, pasó a construir chasis para las primeras fábricas de automóviles, y ello provocó que se contemplara la posibilidad de producir vehículos propios.

El primer automóvil Studebaker, se produjo en 1902, pero fue 1914 cuando se inició la producción de automóviles propiamente dicha con el nombre Studebaker, basada en dos líneas de coches económicos, y en directa competencia con los coches más difundidos de aquella época. En 1927, Studebaker, lanzó al mercado una série de automóviles de gama más alta bautizados como Erskine. Al año siguiente, compró una parte de la marca Pierce-Arrow, que había sido hasta entonces una fábrica de coches de lujo y que había conocido importantes dificultades económicas, durante la misma época, el nuevo director de estudios, Barney Roos (procedente de Pierce-Arrow) desarrolla el nuevo modelo denominado President.

En el año 1932, las ventas bajaron de tal manera, que Studebaker quebró y todos sus bienes fueron subastados. Los nuevos propietarios vendieron Pierce-Arrow, suprimieron el President y bajo la marca Studebaker lanzaron dos nuevos modelos económicos. En 1935 la situación aconómica y financiera vuelve a ser rentable, pudiendo batallar con la competencia. Para dar a los coches un toque de elegancia y carácter, Studebaker contrató al diseñador Raymond Loewy. La consecuencia fue la salida al mercado en 1938 del Champion. Este automóvil relativamente pequeño para las costumbres norteamericanas, contribuyó de manera significativa al aumento de la cifra de ventas. En 1949, Studebaker, había construido cerca de 200.000 coches. Las series de 1951, tuvieron un buen resultado en ventas y avalan las peculiares líneas de esos Studebaker, sus faros prominentes y su peculiar entrada de aire. En 1951 se suavizan las líneas delanteras, y dos años más tarde aparecen nuevos modelos, tales como un coupé (llamado Starliner), y un break. Durante esa epoca, las ventas volvieron a caer de una manera significativa por lo que la empresa, con graves problemas financieros, fue vendida a la Packard en 1954.

A pesar de que la posición en ventas de la Studebaker cayó en picado tras 1950, el nuevo consorcio Studebaker-Packard Corporation volvió a proponer una nueva versión del coupé Starliner, disponible en 4 variantes y con la denominación de Hawk al que en 1957 siguió la versión sobrealimentada Golden Hawk. Durante los primeros años 60, la marca consiguió sobrevivir casi por inercia. En 1962, el nuevo presidente de la sociedad, Sherwood Egbert, diversificó la actividad de la Studebaker, de manera que en 1963 la mitad de las ventas de la sociedad (y todos sus ingresos) se referían a productos no relacionados con el sector automovilístico. En diciembre de 1964 anunció que la fábrica de South Bend sería cerrada. Studebaker dejaba de ocuparse de la construcción de automóviles en marzo de 1966.


1936
Studebaker Big Six President
DongGuan
Referencia: 463.13.03


1950
Studebaker Champion
Yat Ming
Referencia: 94249


1957
Studebaker Golden Hawk
Yat Ming
Referencia: 94254