FIA Formula One World Championship
Temporada 1966

El Campeonato del Mundo de Fórmula 1 llegaría en 1966 a su decimoséptima temporada con la principal novedad de los motores atmosféricos de 3.0 litros, los motores sobrealimentados tendrían un volumen máximo de 1.5 litros pudiendo utilizar para ello tanto compresor volumétrico como turbocompresor, aunque el turbo no sería utilizado hasta la temporada de 1977 por Renault. Solamente tres constructores adaptarían sus motores a la nueva normativa: la australiana Repco, basándose en un motor V8 de 3.5 litros de Oldsmobile que sería equipado con culatas de aleación ligera después del cambio de cilindrada, Ferrari y Maserati, esta última con una versión del motor de doce cilindros que se había utilizado en algunas carreras en 1957.

El calendario de carreras incluiría las nueve pruebas, y en el mismo orden, que se disputarían en la temporada de 1965 tras el Gran Premio de Sudáfrica, ausente de la lista en esta campaña. La primera prueba del año por tanto sería el Gran Premio de Mónaco que se disputaría en mayo, seguido del Gran Premio de Bélgica en junio, el Gran Premio de Francia, que cambiaría su sede al trazado de Reims, en la primera semana de julio seguido quince días después por el Gran Premio de Gran Bretaña a disputar en el circuito de Brands Hatch y terminando el mes de julio en el Gran Premio de Holanda. En agosto se visitaría la pista de Nürburgring para celebrar el Gran Premio de Alemania, seguido un mes más tarde por el Gran Premio de Italia, desde el cual, el campeonato abandonaría Europa para disputar las dos últimas carreras del año: el Gran Premio de los Estados Unidos a principios de octubre y el Gran Premio de Méjico a finales del mismo mes.

Entre los principales candidatos al título, destacarían el vigente campeón Jim Clark de nuevo a los mandos de un Lotus equipado con un motor Climax de 2.0 litros a principio de la temporada y después cambiado a una unidad BRM H16 de dos bancos V8 de 1.5 litros cada uno. Otro Campeón del Mundo, John Surtees, se recuperaría del accidente de la campaña anterior y junto a Lorenzo Bandini serían los dos pilotos de la Scuderia Ferrari, si bien el piloto británico que ganaría el campeonato en 1964 abandonaría el equipo tras unas desavenencias con el equipo en las 24 Horas de Le Mans y ficharía por Cooper para el resto del año, siendo su puesto ocupado por Mike Parkes y Ludovico Scarfiotti.

Precisamente este constructor, vendería el equipo a Chipstead Motor Group, dirigido por el expiloto Jonathan Sieff que firmaría con Maserati para el suministro de motores. Tras la marcha de Bruce McLaren, que en esta temporada se estrenaría en el campeonato como constructor con su equipo Bruce McLaren Motor Racing, el equipo contaría con el austriaco Jochen Rindt y, hasta la llegada de Surtees, con un Richie Ginther todavía ligado a Honda, pero liberado por la firma japonesa para competir con otros equipos. Por su parte, el doble Campeón del Mundo Jack Brabham (1959 y 1960), elegiría para sus coches los motores de la firma australiana Repco y para paliar la salida de Dan Gurney, que también debutaría este año con su propia estructura Anglo American Racers cuyos vehículos competirían bajo el nombre de Eagle, ficharía como segundo piloto al neozelandés Denny Hulme, mientras que BRM seguiría teniendo como pilotos titulares a Graham Hill, campeón en 1962, y Jackie Stewart.

La primera carrera del año, el Gran Premio de Mónaco, estaría marcada por numerosos abandonos y solamente cuatro monoplazas llegarían a la línea de meta, siendo el ganador Jackie Stewart. Una suerte similar sufrirían los 16 pilotos que se clasificarían para el Gran Premio de Bélgica, prueba que tendría que ser detenida tras un accidente múltiple causado por la lluvia y que se llevaría a ocho coches por delante en la primera vuelta. Tras la reanudación, se desarrollaría un interesante duelo entre John Surtees y Jochen Rindt que sería ganado por el piloto del Ferrari 312/66 dejando al Cooper T81 del austriaco a apenas 3,2 segundos de distancia. Tras esta victoria, John Surtees dejaría el equipo Ferrari y ficharía por Cooper.

La Scuderia Ferrari no notaría en exceso su ausencia ya que, debido a las habilidades motoras superiores y las largas rectas que prevalecían en Reims, Lorenzo Bandini lideraría la carrera hasta la vuelta 31, pero entonces, una avería en el motor le haría retroceder tanto que ya no podría clasificarse, en esta temporada los pilotos tendrían que completar el 90% del tiempo del ganador para hacerlo, y la victoria sería para Jack Brabham que se convertiría de esta manera en el primer piloto en ganar un Gran Premio con un vehículo de diseño propio.

En el Gran Premio de Gran Bretaña, Ferrari estaría ausente debido a una huelga en Italia y de nuevo, el pequeño pero eficiente Brabham BT19 de Jack Brabham se llevaría la victoria esta vez por delante de su compañero de equipo Denis Hulme y del BRM P261 de Graham Hill. El Gran Premio de Holanda sería el escenario de una pelea emocionante entre Jim Clark, Brabham, Hill y Hulme por la primera posición, pero desde la vuelta 30, Clark comenzaría a sufrir problemas mecánicos que le harían caer hasta la tercera plaza por detrás de Brabham y Hill. Con esta tercera victoria consecutiva, el australiano se asentaría como líder de la clasificación con 30 puntos, 16 más que Graham Hill y 18 de ventaja sobre Jackie Stewart.

En el trazado de Nürburgring, la organización de la carrera decidiría complementar la parrilla de Fórmula 1 con coches de Fórmula 2 para poder presentar siempre suficientes vehículos a los espectadores en la larga pista. A pesar de ello, la carrera en sí no fue sería emocionante y Jack Brabham lograría su cuarto triunfo del campeonato en un fin de semana que tendría como nota negativa el accidente de John Taylor, quien se saldría de la pista en la primera vuelta después de una colisión con Jacky Ickx y chocaría contra una casa, incendiándose el monoplaza después y causándole serias quemaduras a las que sucumbiría semanas más tarde.

Con 27 puntos en juego y 22 de ventaja sobre Graham Hill, Jack Brabham tendría prácticamente encarrilado su tercer título mundial, incluso teniendo en cuenta que solamente contaban para el campeonato de pilotos los cinco mejores resultados del año. Así se llegaría a un Gran Premio de Italia que se disputaría en el rapidísimo circuito de Monza donde se vería una emocionante carrera con adelantamientos constantes entre Lorenzo Bandini, Mike Parkes, Brabham, Ludovico Scarfiotti y John Surtees, hasta que a mitad de la prueba Scarfiotti pudo mantener al resto de competidores a raya y ganar su primer y único Gran Premio. Denis Hulme y Parkes lucharían por el segundo lugar hasta la línea de meta y este último ganaría la pelea. Por su parte Jack Brabham, que no terminaría la carrera, se convertiría en Campeón del Mundo de Fórmula 1 debido al abandono de John Surtees, pasando a ser el primero, y único hasta la fecha, que ha logrado serlo en un automóvil diseñado por él mismo.

Con el campeonato decidido, el Gran Premio de los Estados Unidos terminaría con la única victoria del año para el Lotus 43 pilotado por Jim Clark seguido de los Cooper T81 de Jochen Rindt y John Surtees, mientras que en el Gran Premio de Méjico, sería el campeón de 1964 el que daría la única victoria del año a los nuevos propietarios de Cooper dejando atrás a los Brabham BT20 pilotados por Jack Brabham y Denis Hulme. Con esta segunda posición, el ahora triple Campeón del Mundo sumaría un total de 45 puntos de los cuales 42 le servirían para el título, y se convertiría asimismo en campeón en la clasificación de constructores, añadiendo a sus estadísticas tres primeras plazas en parrilla (Gran Bretaña, Holanda y Estados Unidos) y una vuelta rápida en carrera en el trazado de Brands Hatch.

Fecha País Prueba Circuito Coche Motor Equipo Piloto
1 22/05 Grand Prix Automobile de Monaco Monaco 12 BRM P261 BRM P60 2.0L V8 Owen Racing Organisation Jackie Stewart
2 12/06 Grand Prix de Belgique Spa-Francorchamps 6 Ferrari 312/66 Ferrari 218 3.0L V12 Scuderia Ferrari SpA SEFAC John Surtees
3 03/07 Grand Prix de l'ACF Reims 12 Brabham BT19 Repco 620 3.0L V8 Brabham Racing Organisation Jack Brabham
4 16/07 RAC British Grand Prix Brands Hatch 5 Brabham BT19 Repco 620 3.0L V8 Brabham Racing Organisation Jack Brabham
5 24/07 Grote Prijs van Nederland Zandvoort 16 Brabham BT19 Repco 620 3.0L V8 Brabham Racing Organisation Jack Brabham
6 07/08 Großer Preis von Deutschland Nürburgring 3 Brabham BT19 Repco 620 3.0L V8 Brabham Racing Organisation Jack Brabham
7 04/09 Gran Premio d'Italia Monza 6 Ferrari 312/66 Ferrari 218 3.0L V12 Scuderia Ferrari SpA SEFAC Ludovico Scarfiotti
8 02/10 United States Grand Prix Watkins Glen 1 Lotus 43 BRM P75 3.0L H16 Team Lotus Jim Clark
9 23/10 Gran Premio de México Magdalena Mixiuhca 7 Cooper T81 Maserati 9/F1 3.0L V12 Cooper Car Company John Surtees

1966
Brabham BT19 #12
Motor: Repco 620 3.0L V8
Brabham Racing Organisation
Jack Brabham
FIA Formula One World Championship
/42 Puntos
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Formula 1 The Car Collection - Nº 121/-

El piloto
Jack Brabham comenzaría con 15 años a trabajar en un taller y tras servir durante la Segunda Guerra Mundial como mecánico de la Real Fuerza Aérea Australiana abriría su propio pequeño garaje con el que prepararía los coches con los que participaría en diversos campeonatos en Australia y Nueva Zelanda donde conocería a Ron Tauranac, ingeniero y aficionado al motor con el que en 1961 se asociaría para fundar Motor Racing Developments Ltd, la empresa que serviría de base para la construcción de los monoplazas Brabham con los que lograría su tercer entorchado mundial en 1966 y se convertiría en el único piloto hasta la fecha en ser Campeón del Mundo de Fórmula 1 con un automóvil construido por él mismo.

Su explosión como piloto llegaría en el Reino Unido, país al que llegaría de la mano de John Cooper, fundador junto a su padre Charles de la Cooper Car Company, y que le daría la oportunidad de disputar el Campeonato Británico de Fórmula 2, que ganaría en 1958 y más tarde en 1966, y otras carreras basadas tanto en monoplazas como en deportivos, por ejemplo, en 1957 participaría con un Cooper T39 en las 24 Horas de Le Mans terminando 15º de la general y tercero en su clase, además de debutar participando en el Gran Premio de Gran Bretaña de 1955 en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1.

En este campeonato, pilotaría desde entonces y hasta su retirada con 44 años en 1970 un total de 126 pruebas para Cooper, Maserati, inscrito por el propio piloto, y Lotus y Brabham con el equipo que crearía junto a Tauranac, de las cuales ganaría un total de catorce carreras, la primera sería el Gran Premio de Mónaco de 1959 con el Cooper T51 con el que se convertiría en el primer piloto australiano en ser coronado como Campeón del Mundo, y la última en el año de su retirada en la que ganaría el Gran Premio de Sudáfrica con un Brabham BT33.

Entre medias sumaría, una victoria más en 1959, cuatro en 1960 con un Cooper T53, que le convertían por segunda vez en Campeón del Mundo, otras cuatro en el año de su tercer campeonato en el que pilotaría un Brabham BT19 y dos más en 1967 a bordo de un Brabham BT24 con el que sería subcampeón del mundo por detrás de su compañero de equipo Denny Hulme, sumando en ese periodo trece pole position, doce vueltas rápidas de carrera y 17 podios, participando además en casi un centenar de Grandes Premios fuera de la Fórmula 1 de los que ganaría 17, diez de ellos con los monoplazas Brabham.

Al margen de su carrera con los monoplazas, también dejaría su huella en otras competiciones como el Campeonato Británico de Turismos (BSCC), participando de manera esporádica entre 1964 y 1966 y en el que se anotaría cinco victorias y tres podios en once pruebas disputadas, diversas citas del Campeonato del Mundo de Automóviles Deportivos (WSC), ganando por ejemplo los 1.000 Kilómetros de Nürburgring de 1958 junto a Stirling Moss en un Aston Martin DBR1/300, coche con el que en 1959 tomaría la salida por segunda vez en Le Mans aunque esta vez abandonaría, o su victoria en la categoría P3.0 con un Matra MS650 en los 1.000 Kilómetros de Monza de 1970, año en el que participaría por última vez en Le Mans sumando con el Matra un nuevo abandono. Asimismo disputaría distintos certámenes del USAC Road Racing Championship, serie donde en 1961 ganaría con un Cooper Monaco T57 las 200 Millas de Riverside o la Tasman Series donde añadiría a su palmarés otras cinco victorias y seis podios entre 1964 y 1969.

Además de sus títulos y victorias, su carrera se vería engrandecida por varias menciones y nombramientos honoríficos y así, en 1979 sería nombrado caballero por la reina Isabel II, en 1990 entraría en el Salón de la Fama del Automovilismo Internacional yen 2008 recibiría el galardón Oficial de la Orden de Australia por sus contribuciones al automovilismo como embajador, mentor y promotor de la seguridad y de la comunidad a través de organizaciones benéficas de apoyo, legado que continuarían sus tres hijos Geoff, Gary y David que se convertirían en pilotos profesionales, siendo Geoff ganador de las 24 Horas de Le Mans de 1993 y su hermano David en las de 2009.

Resultados
En la temporada de 1966 de Fórmula 1 se abriría la posibilidad para los constructores de equipar sus monoplazas con motores atmosféricos de hasta 3.0 litros, norma establecida a finales de la campaña de 1963 pero que no entraría en vigor hasta este año. El mayor proveedor de motores para los monoplazas de esta categoría, la compañía Coventry Climax y sus famosos V8 de aspiración natural de 1.5 litros, ya había anunciado a sus equipos clientes que no diseñaría ninguna unidad de potencia con las nuevas especificaciones.

Uno de sus muchos clientes, la escudería Brabham Racing Organisation propiedad del Campeón del Mundo de 1959 y 1960, el australiano Jack Brabham, precisamente con los motores Climax acoplados a los bólidos de Cooper con los que competiría, comenzaría junto a la compañía de su país Replacement Parts Company, más conocida como Repco, el desarrollo de un nuevo motor V8 con un desplazamiento de 3.0 litros. Con esta unidad de potencia basada en el motor V8 de la primera generación del Oldsmobile Cutlass montada en el único modelo del Brabham BT19 que se construiría para la temporada de 1966, el australiano Brabham lograría su tercer título de Campeón del Mundo gracias a la enorme fiabilidad del vehículo a pesar de no ser el más potente de la parrilla.

Esta falta de empuje del motor quedaría evidenciada en la primera carrera del año, el trazado urbano de Mónaco en el Gran Premio de Monte-Carlo en el que el doble Campeón del Mundo calificaría como el undécimo coche de los 16 que tomarían la salida, pero su aventura en carrera apenas duraría 17 vueltas ya que una avería en la caja de cambios le dejaría fuera de una carrera en la solamente cuatro coches se clasificarían, la menor cifra de coches cruzando la línea de meta en un Gran Premio hasta la fecha.

El año viviría otro Gran Premio caótico en Bélgica, donde al australiano una cuarta plaza en parrilla de salida le salvaría de verse involucrado en un múltiple accidente que se produciría en la primera vuelta a causa de la lluvia y que se llevaría por delante a más de la mitad de los competidores, dejando únicamente siete coches en carrera al inicio de la segunda vuelta. Con Brabham instalado en una segunda posición que luego perdería retrocediendo hasta la cuarta por detrás Jochen Rindt y Lorenzo Bandini, finalizando en esa posición con dos vueltas de desventaja sobre le ganador John Surtees.

En el Gran Premio de Francia, la suerte comenzaría a cambiar para el australiano que volvería a salir desde la cuarta posición de la parrilla de salida y se vería favorecido por un temprano abandono de Surtees, pasando a disputar la victoria contra el Ferrari de Bandini hasta que éste sufriría problemas mecánicos en la vuelta 31, llegando el Brabham a liderar la carrera hasta el final en la que sería la primera victoria para un piloto con un vehículo construido por él mismo. Con esta victoria, Jack Brabham pasaría a liderar el campeonato de pilotos con un margen de dos puntos sobre Lorenzo Bandini, distancia que aumentaría con su segunda victoria del año en la siguiente cita del calendario, el Gran Premio de Gran Bretaña, en el que además de lograr los nueve puntos de la primera plaza, lograría marcar el mejor tiempo en calificación y la vuelta rápida de carrera secundado por el Brabham BT20 de su compañero de equipo Denny Hulme ambos con una vuelta de ventaja sobre Graham Hill en la que sería la primera ocasión en la dos coches de Brabham Racing Organisation ocuparían las dos primeras posiciones de una prueba.

Tras partir desde la tercera posición de la parrilla de salida, sumaría otros nueve puntos en el Gran Premio de Holanda, su segunda victoria en esta carrera tras la lograda en 1960, y su camino hacia el tercer título de campeón quedaría prácticamente despejado tras dejar a Hill con 16 puntos de desventaja a pesar de terminar segundo con su BRM P261 por delante del Lotus 33 de Jim Clark. Esta ventaja de Brabham sobre Graham Hill aún se haría mayor tras lograr el piloto australiano la cuarta victoria del año en el siguiente Gran Premio, el disputado en el largo trazado de Nürburgring, después de un disputado duelo con el Cooper T81 de John Surtees hasta que éste terminaría cediendo por problemas con el embrague a poco más de dos vueltas para el final.

Con 22 puntos de ventaja sobre Hill y 27 en juego, Jack Brabham abandonaría en la séptima vuelta del Gran Premio de Italia debido a una fuga de aceite. Sin embargo, el abandono de Graham Hill en la primera vuelta tras la rotura del árbol de levas de su motor y el de John Surtees en la 31 por una fuga de combustible, permitirían al australiano proclamarse de forma matemática como Campeón del Mundo por tercera vez en su carrera deportiva, siendo además el único hasta la fecha en lograr este título con un monoplaza diseñado por el propio piloto.

Con el campeonato decidido, las dos últimas rondas serían irrelevantes salvo para el campeonato de constructores, donde tras el Gran Premio de Italia Brabham aventajaba en nueve puntos a Ferrari, aunque Brabham Racing Organisation contaría con la ventaja del número de victorias en caso de empate. Ni uno ni otro variarían su clasificación después de disputarse el Gran Premio de los Estados Unidos, Brabham porque abandonaría con sus dos coches, en el caso del dueño del equipo por una avería en el motor en la vuelta 55 tras partir como segundo, y Ferrari porque el único coche que inscribiría, el de Lorenzo Bandini, también terminaría antes de tiempo por otro fallo mecánico.

El campeonato de constructores finalmente caería del lado de la escuadra australiana gracias a la segunda posición alcanzada por Jack Brabham en la única carrera del año que disputaría con el Brabham BT20, monoplaza que su compañero de equipo Denny Hulme venía utilizando desde el Gran Premio de Francia y usaría también en esta prueba finalizando tercero, terminando ambos por detrás de John Surtees en la que sería su segunda victoria del año, primera desde que fichara por Cooper después de dejar Ferrari tras vencer en el Gran Premio de Bélgica.

Con esta segunda plaza, Brabham sumaría un total de 45 puntos en el campeonato de pilotos, pero aplicada la regla de los cinco mejores resultados en carrera se verían reducidos a 42, 14 más que John Surtees que sería subcampeón y 20 más que Jochen Rindt, tercer mejor piloto de la temporada tras lograr 24 puntos en total. En cuanto al campeonato de constructores, donde también se aplicaría la norma de los cinco mejores resultados puntuando únicamente el coche en mejor posición, Brabham lograría su primer título sumando los 42 puntos del campeón, de 49 puntos logrados en total, dejando a Ferrari con 31, 32 a lo largo del campeonato, y a Cooper con 30 después de conseguir 35 puntos en las nueve carreras del año.