Morgan-Olson
Vehículos Industriales

La idea para la construcción de camiones con carrocerías de aluminio nacería a mediados de la década de 1920 en Brooklyn, Nueva York. Jimmy Olson, por entonces Comisionado de la Autoridad de Licores del Estado de Nueva York y amigo del dueño de una lavandería se quejó de que los vehículos utilizados hasta entonces eran demasiado pesados y propensos a la oxidación asociada a la humedad del negocio de lavanderías.

Olson, no conocía como desarrollar un camión, pero sí conocía a Walter Heingartner, dueño del concesionario Kinney Motors. de Chevrolet en Nueva York, y a Leon Albert Swirbul, cofundador junto a Leroy Grumman de la compañía de aviación Grumman Aircraft Engineering Corporation que verían una oportunidad de negocio a gran nivel para camiones más livianos pues solamente en Brooklyn había diez compañías de lavandería en Brooklyn.

A pesar de la falta de experiencia de Grumman en la construcción de carrocerías comerciales, el proyecto emprendido por los cuatro socios continuaría gracias a los contactos de Heingartner con Chevrolet que proporcionaría los chasis y motores para los nuevos vehículos. Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial paralizaría el desarrollo de los camiones y éste no sería recuperado hasta el final de esta.

Después de la guerra, Olson y tres socios formularon J.B.E. Olson Corporation en Brooklyn y producirían su primer camión de aluminio, llamado Kargo King, que inmediatamente sería recibida con entusiasmo por compañías de reparto de paquetería como UPS y similares que harían crecer la demanda de este tipo de vehículos ampliándose la gama con más tamaños y opciones para satisfacer a todo tipo de clientes.

En 1984, la entonces llamada Grumman-Olson firmaría el contrato más grande de su historia para suministrar con sus vehículos al Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) por un valor de más de mil millones de dólares. De este contrato nacerían más de 150.000 vehículos, muchos de los cuales siguen operativos hoy en día y otros, junto a modelos de otras compañías, serían reconvertidos en los populares Food-Truck americanos, pequeños restaurantes ambulantes de comida para llevar.

A pesar de su éxito comercial, la compañía no estaría exenta de problemas financieros y tras varios cambios de propiedad y del nombre de la compañía Grumman-Olson declararía la bancarrota en 2001. Los activos de la compañía serían entonces comprados por J.B. Poindexter & Co. Inc, un consorcio empresarial que posee y opera una amplia gama de empresas y marcas orientadas al transporte y productos industriales organizadas en torno a cuatro divisiones: carrocerías de camiones, furgonetas, accesorios de camiones y fabricación especializada que reviviría la producción de los camiones ahora bajo el nombre de Morgan-Olson, experimentando un crecimiento constante y rentable, al tiempo que reinvierte parte de sus beneficios en mejorar equipos y procesos de fabricación.


Grumman-Olson Step-van

El vehículo

1993
Grumman-Olson Kurbmaster
PCT Collectibles/Salvat
Colección: Vehículos Inolvidables de Reparto y Servicio - Nº 6/-

La miniatura
En mayo de 2018, la editorial Salvat ponía a la venta en Argentina la colección Vehículos Inolvidables de Reparto y Servicio con el objetivo de representar los coches y camiones comerciales que poblaron las calles y carreteras del país sudamericano. Como en otros muchos coleccionables de este tipo, las miniaturas están fabricadas por PCT Collectibles con un gran nivel de detalle y acabados, llevando en todos los casos las decoraciones y marcas comerciales que tuvieron estos vehículos en su época, lo que hace que el conjunto sea aún más deseable por los coleccionistas que quieran recrear ese tiempo en sus colecciones.