Automobiles Marius Berliet
Fabricantes de Europa

Principalmente conocido como fabricante de vehículos industriales, la compañía fundada por Marius Berliet en 1901 comenzaría su actividad produciendo automóviles, de hecho, años antes de establecerse por cuenta propia en 1894 construiría su primer motor y un año más tarde su primer coche. La fabricación de automóviles estaría presente en los planes de la compañía hasta 1939, construyendo su primer primer autobús en 1906 seguido del primer camión en 1910, fabricando también vehículos comerciales ligeros durante este período, pero excepto durante la Primera Guerra Mundial, esta producción siempre sería marginal respecto a las tres áreas principales de negocio de Automobiles Marius Berliet.

Precisamente fue durante el conflicto armado cuando la compañía se convertiría en un importante productor de camiones para apoyar al ejercito francés, y con el final de esta y debido a la falta de oportunidades comerciales de sus vehículos pesados, casi todas las producción de Berliet se reorienta de nuevo hacia el automóvil con los que ya había tendido cierto éxito años antes, por ejemplo, en 1912 un equipo alemán con un coche Berliet Type AM de serie ganaría el Rally de Monte-Carlo en una época en la que la fabricación anual rondaba las 3.500 unidades, representando las exportaciones de sus coches prácticamente el 50% de las ventas de la compañía.

Hacia finales del Siglo XIX, la ciudad francesa de Lyon era un importante centro de fabricación de automóviles con marcas como Audibert-Lavirotte, Luc Court, Rochet-Schneider, Cottin-Desgouttes, La Buire, Pilain o Vermorel, y en ella se instalaría Marius Berliet con sus primitivos vehículos de un solo cilindro y ya en los primeros años del Siglo XX fabricaría motores de dos y cuatro cilindros, especialmente tras la compra de la Société Anonyme de Anciens Établissements Audibert et Lavirotte. En los talleres de esta compañía, comenzaría la fabricación de los primeros vehículos Berliet propiamente dichos con motores de cuatro cilindros y estructura tubular de acero, en ese momento algo completamente inusual por lo caro del material, cuando la mayoría de los demás fabricantes usaban principalmente madera para la construcción de sus automóviles.

En 1905, la compañía ALCO (American Locomotive Company) adquiriría la licencia para fabricar los automóviles de Berliet de 22, 40 y 60CV, venta que le proporcionaría los recursos necesarios para ampliar su carrera industrial, eligiendo como emblema de la compañía el frontal de la locomotora Schenectady fabricada por ALCO. Apenas cinco años más tarde, Berliet ya contaría con varias sucursales a lo largo y ancho de Francia fabricando el anteriormente mencionado Type AM y más tarde el Type VB, copia de un modelo de Dodge y construido en masa siguiendo el mismo sistema de fabricación industrial utilizado por el fabricante estadounidense. Como era habitual en ese momento en todos los fabricantes, Berliet únicamente construiría los chasis y la mecánica de los coches, entregando los mismo a diversos carroceros que completarían los automóviles, no siendo hasta 1925 cuando Berliet comenzaría a entregar a sus clientes vehículos completos.

La complicada situación económica de la posguerra, falta de pagos pendientes del Gobierno de Francia tras el final del conflicto armado unido a los factores de que el mercado de vehículos comerciales se derrumbaría porque tras el desarme habría una gran cantidad de camiones del ejército bien mantenidos y reparados que estaban disponibles en condiciones muy favorables y el retorno de Berliet a la fabricación de automóviles, harían mella en las finanzas de la compañía que en 1921 se pondría bajo administración judicial haciéndose cargo de los presupuestos de la compañía un consorcio liderado por bancos, sus principales acreedores, quedando Marius Berliet únicamente como gestor de la empresa pero no de la propiedad, que volvería a tener serios problemas por la falta de liquidez tras el colapso del mercado de valores de 1929.

En ese momento, la gama de automóviles ofrecida por Berliet incluiría el pequeño Type VIG y el más grande VRC de 8 y 12 caballos de potencia fiscales. El coche de 8CV, sería el más exitoso de la escasa gama ofrecida por Berliet quien, en 1932 ofrecería una evolución del mismo que posteriormente serviría de base para la fabricación de sus últimos modelos. El Berliet 944, cuyo nombre deriva de sus 9 caballos fiscales (40CV de potencia), cuatro cilindros y cuatro velocidades, sería un éxito inmediato y derivaría en el 1144 presentado un año más tarde y conocido como Berliet Dauphine, nombre que designaría un tipo de chasis bajo de carrocería con una sección de caja longitudinal en forma de perímetro y un refuerzo transversal soldado, y que sería utilizada a petición del cliente también en el modelo 944.

En las pocas ventas del modelo, influiría de manera decisiva la introducción del Citroën Traction, 2.000 francos más barato que el modelo de Berliet, y más tarde con la aparición del aerodinámico Peugeot 402 a un precio apenas más alto que el Traction. Desde 1935, el único modelo ofrecido por Berliet sería el Dauphine de once caballos fiscales y, bajo pedido, una versión de catorce. Berliet no podría hacer frente a esta competencia y mantendría el modelo con leves mejoras hasta el final de su producción y, al mismo tiempo, la fabricación de automóviles en 1939 para centrarse en el mercado de los camiones y autobuses después de haber producido aproximadamente 6.850 especímenes del Dauphine, de las cuales unas 200 serían del Type VIRP 2, fabricado con una carrocería mejorada del Peugeot 402B y equipado con un motor Berliet de 2.0 que desarrollaría 40CV conectado a una caja de cambios de cuatro velocidades.

Más miniaturas e información de Berliet en las siguientes secciones


Berliet Dauphine

El vehículo
Tras ser intervenida judicialmente por sus acreedores en 1929, Berliet abandonaría la producción de vehículos de alta gama para centrase en vehículos más acordes a la situación financiera tanto del país como de la compañía. Tomando como base el Type VIL, en 1933 produciría el sedán 944, nombre derivado de los nueve caballos fiscales del motor de 1.6 litros de cuatro cilindros con caja de cambios de cuatro velocidades, de 40CV de potencia y una velocidad máxima de 95 km/h. A partir de 1933, la gama se enriquece con la introducción del 1144 con motor de 2.0 litros y 50CV de potencia.

El 1144 evolucionaría a partir de 1935 para convertirse en el Dauphine, ofreciendo a su pequeña pero leal clientela varias de las soluciones técnicas de los anteriores dos modelos como la red eléctrica de doce voltios, el motor con válvulas en la cabeza, suspensión delantera independiente con lamas transversales introducidas en el 1144 y eje rígido trasero con ballestas longitudinales junto a frenos de tambor en las cuatro ruedas autoajustables controlados por cable. Con un chasis de baja altura, que permitiría una versión descapotable, y una carrocería elegante y moderna, las ventas del nuevo modelo no serían las esperadas por la compañía dirigida por Marius Berliet, únicamente se fabricarían alrededor de 6.600 unidades, que debería enfrentarse a la competencia del Citroën Traction y del Peugeot 402, ambos modelos más baratos que el Dauphine.

En estos tiempos difíciles para la compañía, Berliet no tendría la liquidez necesaria para innovar en el coche ya que la mayor parte del presupuesto de la misma se dedicaba a la fabricación de camiones y autobuses y no podía permitirse el lujo de ofrecer un nuevo diseño con el que hacer frente a sus rivales, recurriendo a Peugeot para comprarle carrocerías del 402B que serían reelaboradas por Berliet con un nuevo frontal inspirado en los vehículos estadounidenses de la época con los faros delanteros montados a ambos lados de la parrilla del radiador. Esta nueva versión del modelo sería el VIRP 2, que se presentaría en 1938 y del que apenas se fabricarían 200 ejemplares equipados con el motor y la mecánica del 1144 y los interiores del Peugeot 402 con una velocidad máxima de 115 km/h.

Tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el 1 de septiembre de 1939 con la invasión de Polonia por parte del ejercito alemán, la fábrica de Berliet en Lyon sería requerida por el estado francés para la fabricación de proyectiles y camiones para el ejército, poniendo punto final al Dauphine VIRP2 y por ende, a la fabricación de automóviles por parte de la compañía que, una vez finalizado el conflicto armado recuperaría sus propiedades y continuaría únicamente como constructor de vehículos industriales.

1939
Berliet Dauphine Type VIRP 2
IXO Models/Altaya
Colección: Voitures Françaises d'Autrefois - Nº 9/90

La miniatura
El 18 de mayo de 2012 se ponía a la venta esta miniatura dentro de la colección Voitures Françaises d'Autrefois (Coches Franceses de Antaño) publicada por Altaya en el país vecino desde enero de ese año y que a través de 90 entregas haría un repaso a los fabricantes de los años 1930 hasta 1990 poniendo especial atención a aquellos menos conocidos o marcas desaparecidas hoy en día como Facel-Vega, Monica, Panhard, SOVAM o Hommell entre muchos otros, sirviendo la colección como un formidable complemento de otras publicadas por la misma editorial como Voitures Classiques (Coches de Época en España) o la versión francesa de Nuestros Queridos Coches (Nos Chères Voitures d'Antan). Las miniaturas, al igual que las otras colecciones mencionadas, estarían realizadas por IXO Models en China y contaría para lo bueno y lo malo con la calidad típica de estos modelos vendidos masivamente en kioscos ofreciendo como ventaja, además de su bajo precio, la posibilidad de conseguir modelos nunca realizados anteriormente a escala 1/43.