Nissan Motor Company Ltd
British Touring Car Championship

Nissan comenzaría a disputar el BTCC casi al mismo tiempo que la organización del campeonato optara por los Super Turismos de 2.0 litros. El Nissan Primera sería el modelo elegido por el constructor japonés que lo pondría en las manos de Ray Mallock Limited (RML) para convertirlo en una verdadera máquina de carreras. El éxito no tardaría en llegar y en 1993, en la carrera que servía de apoyo al Gran Premio de Gran Bretaña de Formula 1, Kieth O'dor lograría sumar la primera victoria para Nissan en la serie británica. Tras una mala temporada en 1994, Nissan se tomaría un año sabático en 1996 de la mano del equipo del cuatro veces ganador del campeonato, el británico Andy Rouse, el Primera regresaría a las pistas pero sus resultados no serían mejores.

La situación para el constructor japonés cambiaría en 1997 después de retornar como equipo oficial con el Primera GT que lograría con David Leslie tres terceros puestos en el campeonato sumido en problemas de fiabilidad con el recién estrenado coche. 1998 sería el año en el que Nissan comenzaría a ver un mejor rendimiento del vehículo y Anthony Reid obtendría el subcampeonato de pilotos tras imponerse en seis carreras y subir al podio en otras ocho que junto a las dos victorias y cinco podios de Leslie, llevarían al fabricante nipón a la victoria en la tabla de equipos y constructores.

Estos buenos resultados del Primera GT se verían refrendados al año siguiente en el que contaría con Laurent Aiello como piloto estrella y que se llevaría el título de campeón con diez triunfos y cinco podios, siendo secundado en la general por su compañero de equipo dos victorias y diez podios que de nuevo llevarían a Nissan a ser campeona de equipos y constructores abandonando el campeonato con el objetivo cumplido tras subir al cajón de vencedores en 93 ocasiones.

Más miniaturas e información de Nissan en las siguientes secciones


Nissan Primera GT

El vehículo
La segunda generación del Nissan Primera (P11 según la nomenclatura del fabricante japonés y cuya plataforma también serviría de base para el modelo para el mercado estadounidense Infiniti G) llegaría a Europa un año más tarde de su lanzamiento en Japón en dos versiones de carrocería: de tres volúmenes con maletero independiente y otra con portón trasero a la que se le añadiría la versión ranchera (Traveler) con el primer lavado de cara que sufriría el modelo en 1997. En una apuesta clara por la seguridad, las primeras unidades del Primera contarían de serie con airbags dobles y sistema de antibloqueo de los frenos (ABS), añadiéndose a la gama volante de cuero, faros antiniebla, alerón trasero o volantes ergonómicos según el acabado elegido por el comprador.

Las motorizaciones, todas ellas con 16 válvulas a excepción del motor diésel que contaría con ocho, que utilizarían los Primera en su primera fase irían desde los 1.6 litros de 90CV de los modelos GX hasta los 2.0 litros y 150CV de la versión GT, que sería la elegida para ser homologada para la competición y que en el modelo de producción vendría con numerosos extras como asientos deportivos y volante de cuero, ventanillas eléctricas, aire acondicionado, barras de refuerzo , suspensión deportiva, faldones en el frontal y laterales del coche, alerón trasero y pasos de ruedas enanchados. Los motores 1.6 y 2.0 litros obtuvieron un aumento en el rendimiento y se mejoró el equipo de seguridad con los retoques realizados en la segunda fase puesta a la venta a partir de septiembre de 1997 y que incluía entre otras mejoras el mismo sistema de frenos de la versión GT, así como el cambio de los pilotos traseros donde los intermitentes pasarían del blanco de la primera fase a amarillos en el segundo modelo, P11-120 según el código de Nissan.

Para su participación en el mundo de las competiciones de turismos, Nissan recurriría a Ray Mallock Limited (RML) como preparador del coche. El motor original del Primera GT, sería modificado para entregar una potencia de 320CV a través de un cambio secuencial de seis velocidades de Xtrac y debutaría en esta edición del BTCC de 1997 con David Leslie y Anthony Reid como pilotos, si bien el año anterior, el equipo formado por Andy Rouse inscribiría dos unidades como avanzadilla del esfuerzo de fábrica desplegado para esta edición.

Tras terminar como quinto en la clasificación de constructores, Nissan aumentaría el presupuesto e incluiría tres coches, los dos de Leslie y Reid y una unidad más para Tiff Needell y el coche sumaría sus primeras victorias consiguiendo que el fabricante japonés se llevase el título de campeón en la general de equipos y de constructores y un año más tarde, sin Anthony Reid ni Needell y con Laurent Aïello junto a David Leslie, sería el año de la gloria para Nissan ya que el piloto francés se proclamaría campeón de la serie, Matt Neal lo haría en el campeonato para equipos privados con el Nissan Primera GT de Team Dynamics y Nissan volvería a acaparar los títulos de equipo y constructor. Con el cambio en la normativa del año 2000 y el fin de la era de los Super Turismos, los Nissan Primera GT seguirían corriendo esa temporada ya sin apoyo de la fábrica.

1997
Nissan Primera GT #4
Vodafone Nissan Racing
David Leslie
British Touring Car Championship
/89 Puntos
Onyx
Referencia: XT057

La miniatura
Onyx fue la marca utilizada por el grupo portugués Vitesse para sus modelos diecast de coches de carreras contemporáneos. Los primeros modelos de Onyx aparecieron a finales de la década de 1980 y en los años siguientes diversificó su gama a escala 1/43 con vehículos de Le Mans y de la serie IndyCar. Todos los modelos estaban auténticamente decorados, esto incluye aquellos que estaban patrocinados por marcas tabaqueras y de bebidas alcohólicas. Si bien los primeros modelos de Onyx no destacan por su calidad y parecen más un juguete que una miniatura de colección, al ser los únicos que reproducían fielmente las decoraciones de los coches hacía, y sigue haciendo, que sean modelos muy buscados por los coleccionistas de todo el mundo. A mediados de los años 90, una vez que la fabricación se trasladó a China, la calidad mejoró progresivamente hasta que la producción cesó cuando Vitesse quebró en 2001.

1998
Nissan Primera GT #8
Vodafone Nissan Racing
David Leslie
British Touring Car Championship
/148 Puntos
Onyx
Referencia: XT099

La miniatura
Onyx fue la marca utilizada por el grupo portugués Vitesse para sus modelos diecast de coches de carreras contemporáneos. Los primeros modelos de Onyx aparecieron a finales de la década de 1980 y en los años siguientes diversificó su gama a escala 1/43 con vehículos de Le Mans y de la serie IndyCar. Todos los modelos estaban auténticamente decorados, esto incluye aquellos que estaban patrocinados por marcas tabaqueras y de bebidas alcohólicas. Si bien los primeros modelos de Onyx no destacan por su calidad y parecen más un juguete que una miniatura de colección, al ser los únicos que reproducían fielmente las decoraciones de los coches hacía, y sigue haciendo, que sean modelos muy buscados por los coleccionistas de todo el mundo. A mediados de los años 90, una vez que la fabricación se trasladó a China, la calidad mejoró progresivamente hasta que la producción cesó cuando Vitesse quebró en 2001.

1998
Nissan Primera GT #23
Vodafone Nissan Racing
Anthony Reid
British Touring Car Championship
/239 Puntos
Onyx
Referencia: XT100

La miniatura
Onyx fue la marca utilizada por el grupo portugués Vitesse para sus modelos diecast de coches de carreras contemporáneos. Los primeros modelos de Onyx aparecieron a finales de la década de 1980 y en los años siguientes diversificó su gama a escala 1/43 con vehículos de Le Mans y de la serie IndyCar. Todos los modelos estaban auténticamente decorados, esto incluye aquellos que estaban patrocinados por marcas tabaqueras y de bebidas alcohólicas. Si bien los primeros modelos de Onyx no destacan por su calidad y parecen más un juguete que una miniatura de colección, al ser los únicos que reproducían fielmente las decoraciones de los coches hacía, y sigue haciendo, que sean modelos muy buscados por los coleccionistas de todo el mundo. A mediados de los años 90, una vez que la fabricación se trasladó a China, la calidad mejoró progresivamente hasta que la producción cesó cuando Vitesse quebró en 2001.