Nissan Motor Company Ltd
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans


1987
Nissan R86V #29
Chasis: 86G-8 March LM
Motor: Nissan VG30ET 3.0L V6 Turbo
Italya Sports
Anders Olofsson
Alain Ferté
Patrick Gonin
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por accidente - Vuelta 86
LeMans43
Referencia: LM031

El vehículo
Con la creciente popularidad del campeonato japonés JSPC, basado en coches del Grupo C e IMSA, el interés de Nissan por participar en este tipo de carreras se despertó y en 1985 crearía Nissan Motorsport (o Nismo) para desarrollar los coches con lo que competir, no sólo en el JSPC, sino también en el WEC y por supuesto, en las 24 Horas de Le Mans. El primer paso en su carrera sería encargar nuevos chasis al fabricante inglés March Engineering que serían equipados con motores V6 desarrollados por la empresa americana Electramotive Engineering Inc. El nuevo, apodado como 86G, fue diseñado por el ex ingeniero de McLaren, Gordon Coppuck, utilizando sofisticados programas informáticos de CAD/CAM. El chasis era un monocasco construido de aluminio con núcleo de panal de abeja. Contaban además con una jaula de titanio para la cabina del piloto, pero la mayor diferencia respecto a los anteriores coches del Grupo C e IMSA de March fue la colocación de los radiadores en los pontones laterales del coche, lo que permitía una aerodinámica más efectiva. El motor V6 de tres litros estaba basado en el de producción de Nissan, reemplazando el bloque original de hierro fundido por uno de aluminio. También se usaron dos turbocompresores Garrett capaz de desarrollar cerca de 1000CV, pero en condiciones de carrera se quedaba en alrededor de 700CV. Vestidos con una elegante carrocería desarrollada también por March, los nuevos coches fueron oficialmente nombrados como Nissan R86V. El primer modelo construido debutó en los 500 Kilómetros de Suzuka pero ni siquiera llegó a disputar la carrera debido a un incendio en las prácticas. Una vez reconstruido fue enviado a Le Mans junto con un anterior March 85G renombrado como Nissan R85V. Mientras que el viejo modelo terminó en la 16ª, el R86V no terminó la carrera. Una vez de vuelta en Japón los R86V que corrieron en Le Mans se unieron a otro más en la carrera de los 1.000 Kilómetros de Fuji, que contaba para el Campeonato del Mundo, sólo dos sobrevivieron terminando en la 10ª y 11ª plaza. Al mismo tiempo March y Nismo estaban trabajando en el nuevo modelo para la temporada de 1987, el Nissan R87E, por lo que el proyecto del R86V fue abandonado por el equipo oficial, pero el testigo sería recogido por los equipos privados de Nissan. Así ocurriría con esta unidad con la que se presentó Italya Sports (nombre con el que se presentó el fabricante japonés de piezas de repuestos, Le Mans Co., Ltd.) y que sería pilotada por Anders Olofsson, Alain Ferté y Patrick Gonin que, sin embargo, no pudo terminar debido a un accidente tras poco más de seis horas de carrera.

Los pilotos
Anders Olofsson comenzó su carrera en la Fórmula 3 sueca, proclamándose campeón en 1977 y 1978, años en los que también sería subcampeón de Europa de la especialidad. Tras un breve paso por la Fórmula 2, centra su carrera en competiciones de turismos y prototipos, tomando parte en varias pruebas del WSC y del ETCC. En este último consigue sus primeras victorias y podios a mediados de los años 80 y es fichado por Nissan como piloto. Con el fabricante japonés disputaría el WSPC y el JSPC, consiguiendo más victorias y podios y siendo campeón del Campeonato Japonés de Prototipos en 1990 y en el de turismos (JTCC) en 1991. Ese mismo año conseguiría el que su mayor triunfo en una carrera al ganar las 24 Horas de Spa. Tras finalizar su contrato con Nissan participa de forma regular en varios campeonatos de GT, como el Intenational GT, el BPR o su sucesor, el FIA GT, logrando nuevas victorias y podios. En 1998 y 1999 participaría en unas pocas pruebas del JGTC hasta que en el año 2000 disputaría su última carrera en las 24 Horas de Daytona, después de la cual se retiró de la competición activa tras haber disputado más de 150 eventos en los que conseguiría diez victorias, nueve segundos y trece terceros puestos, además de otras tres victorias dentro de la clase en la que competía. En las 24 de Le Mans participaría en nueve ocasiones, debutando justamente con este Nissan R86V con el que hubo de abandonar tras un accidente. Todas sus demás carreras, excepto la última, acabaron antes de tiempo. Así, en 1988 abandonaría con un March 88S, en 1989 con un Cougar Nissan R88V, en 1990 con un Nissan R89C, en 1991 con un Courage C26S, en 1994 con un Ferrari F40 Turbo, en 1995 con un Ferrari F40 GT LM y en 1996 con un Ferrari F40 GT Evoluzione. En 1997 conseguiría finalizar la prueba, alcanzando la segunda posición en el podio y la victoria dentro de la clase GT1 con un McLaren F1 GTR.

Alain Ferté comenzó su carrera disputando campeonatos de promoción de monoplazas a mediados de la década de 1970. Después de pasar por la Fórmula 3 francesa y europea y la Fórmula 2 y su sucesora, la Fórmula 3000. Durante ese periodo disputa varias carreras de resistencia, especialidad junto a competiciones de turismos, a las dedica mayor atención desde finales de los años 80. Así por ejemplo, participa en el DTM alemán donde consigue tres victorias en la temporada de 1989. Ese mismo año tomaría la salida en distintos eventos del WSPC con Jaguar, consiguiendo la victoria en los 480 Kilómetros de Silverstone en 1990. Hasta 1998 participa de forma esporádica en diferentes eventos del BPR Global GT Series, el FIA GT o el japonés, JGTC, cambiando después los coches por los camiones y disputar el Campeonato de Europa de Camiones. En 2007 retornaría al FIA GT por dos temporadas antes de abandonar la competición activa, aunque regresaría en 2012 brevemente para disputar tres pruebas, entre ellas las 24 Horas de Le Mans. En la prueba de resistencia francesa tomaría la salida en catorce ocasiones de las que abandonaría en nueve. Su retirada más dolorosa sería la de 1991 en la que después de liderar la prueba durante 21 horas con un Mercedes-Benz C11 la rotura del motor le impidió obtener una victoria que parecía asegurada. Otro abandono, éste menos doloroso, lo tendría con este Nissan R86V que sufrió un accidente en el primer tercio de la prueba. El resto de sus resultados en La Sarthe serían: 1983 y 1984 con un Rondeau M482 (AB y 13º), 1986 con un Porsche 962C (AB), 1989 con un Jaguar XJR-9 LM (8º), 1990 con un Jaguar XJR-12 (AB), 1992 con un Peugeot 905 Evo 1B (AB), 1994 con un Courage C32 (AB), 1995 y 1996 con un SARD MC8-R (AB y 24º), 1997 con un Porsche 911 GT1 (AB), 2008 con un Ferrari 430 GT2 (25º) y 2012 con un Ferrari 458 Italia GTC con el que cruzaría la línea de meta en la 32ª posición.

Patrick Gonin comenzó su carrera en los campeonatos franceses de Fórmula Renault y Fórmula 3, donde en 1982 sería cuarto del campeonato. Sin apoyo financiero con el que progresar en los monoplazas, dirige sus pasos hacia las carreras de turismos y de prototipos, donde permanece hasta su retirada en el año 2000, participando en varias pruebas de campeonatos como el Renault Alpine V6 Europe Cup, el Renault Elf Turbo Europe Cup, el Championnat de France de Supertourisme o el World Sportscar Championship, la Peugeot 905 Spider Cup y el Belgian Procar, obteniendo un subcampeonato en 1988 en el Campeonato Europeo Renault Alpine V6 como uno de sus mayores logros de su carrera deportiva. En las 24 Horas de Le Mans estaría en un total de once ocasiones de las que abandonaría en ocho, como con este Nissan R86V con el que en 1986 apenas disputó 86 vueltas antes de que el coche sufriera un accidente. El resto de sus resultados en el circuito de La Sarthe fueron: 1983 con un Porsche 928S (NC), 1985 con un Rondeau M482 (AB), 1989 con un Cougar C22LM (AB), 1990 con un Porsche 962C K6 (16º), 1991 con un ALD C91 (AB), 1992 con un WR LM92 (AB), 1993 y 1994 con un WR LM93 (24º, ganando su clase y AB respectivamente), 1995 con un WR LM94 con el que también abandonaría y, por último, 1996 con un WR LM96 con el que tampoco conseguiría finalizar la prueba.

La miniatura
LeMans43 es una gama creada por el fabricante italiano Top Model, con modelos de carreras de los años 1980 y 1990. Las reproducciones en resina de los distintos coches que comprende esta gama generalmente están muy bien terminados, teniendo una buena relación calidad/precio, aunque adolecen del mejor acabado de las miniaturas similares fabricadas por competidores como Best, Bang o Spark.


1988
Nissan R88C #23
Chasis: 87G-3 March LM
Motor: Nissan VRH30 3.0L V8 Turbo
Nismo Nissan Motorsport
Kazuyoshi Hoshino
Takao Wada
Aguri Suzuki
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 286
Ebbro
Referencia: 43680

El vehículo
Directo sucesor de los prototipos fabricados por March Engineering para Nismo, el Nissan R88C presentó como novedad una nueva unidad de motor V8 turbo de tres litros, y equipado con dos turbocompresores IHI, que entregaba una potencia cercana a los 750CV. Los chasis 86G y 87G construidos por March hubieron de ser modificados para dar cabida al motor, alargando la distancia entre ejes. Por primera vez Nismo trabajó en el túnel de viento la aerodinámica de los coches y desarrolló una nueva carrocería de fibra de carbono. El equipo japonés inscribió los nuevos coches en más carreras antes de Le Mans. Desgraciadamente, los resultados no fueron alentadores, pero aun así decidió seguir adelante con el programa desarrollado para participar en la prueba francesa. La presencia de Nissan en la gran carrera de 24 horas consistió en dos nuevos ejemplares del R88C así como dos máquinas con motor V6 de 3.2 litros basadas en el Nissan R86V, y renombradas como March 88S, de equipos privados. Tres años después de iniciar el asalto al circuito de La Sarthe pocas cosas habían cambiado respecto a la fiabilidad de los motores y sólo un coche del fabricante japonés terminaría la prueba, mientras que este Nissan R88C, pilotado por Kazuyoshi Hoshino, Takao Wada y Aguri Suzuki, aguantaría 21 horas de carrera antes de que motor se rompiera.

Los pilotos
Kazuyoshi Hoshino, piloto emblemático de Nissan (con quien estaría compitiendo durante la mayor parte toda su carrera deportiva) y conocido como el piloto más rápido de Japón, comenzó compitiendo en moto-cross, ganando el campeonato japonés de 90 y 1255cc de 1968, antes de pasarse a las cuatro ruedas en 1969 como piloto de fábrica de Datsun, y desde 1972 de Nissan. Piloto polivalente, disputó pruebas de monoplazas, de turismos y de resistencia hasta el año 2002, en el que colgó el casco para dirigir el equipo de carreras que fundara en 1988 con el nombre de Hoshino Racing y con el que hoy en día sigue compitiendo en la Fórmula Nippon y en el Super GT con el nombre de la compañía de su propiedad especializada en Nissan, Hoshino Impul Co., Ltd. o, simplemente, Impul, creada en 1980. En su periodo como piloto en monoplazas conseguiría el título de campeón de la Fórmula 2 japonesa en 1975, 1977, 1978, 1987, 1990 y 1993, teniendo el récord de victorias (41) y podios (95) de este campeonato, además de haber sido subcampeón en siete ocasiones más. En resistencia y turismos lograría 36 victorias, 19 segundos puestos y 12 terceros, además de dos victorias de clase, siendo campeón de las Fuji Grand Champion Series en 1978, 1982, 1984, 1985 y 1987, del JTCC en 1990, del JSPC en 1991 y 1992 y de las 24 Horas de Daytona de 1992. En nueve ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans y en todas ellas estaría al volante de los distintos modelos con los que Nissan se presentaría a la prueba de resistencia francesa con su equipo oficial. En cinco de ellas abandonaría a causa de distintas averías mecánicas, como en el caso de la edición de 1988 en la que a bordo de este Nissan R88C hubo de retirarse a falta de tres horas para acabar la carrera. El resto de sus resultados en el circuito de La Sarthe serían: 1986 con un Nissan R86V (AB), 1987 con un Nissan R87E (AB), 1989 con un Nissan R89C (AB), 1990 con un Nissan R90CP (5º), 1995 y 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (AB y 15º). En 1997 y 1998 disputaría la prueba con un Nissan R390 GT1 con el que en su primer intento finalizaría 12ª y en el segundo obtendría su mejor resultado en la carrera francesa al subir al tercer escalón del podio.

Takao Wada debutó como piloto profesional a finales de la década de 1970 disputando la Fórmula Pacífico y el campeonato japonés de resistencia Fuji Long Distance Series. Con los monoplazas sería subcampeón en 1978 y al año siguiente obtendría el título de campeón. Compitiendo con monoplazas, turismos y prototipos seguiría hasta prácticamente hasta el final de su carrera deportiva en 1999. Tras pasar por la Fórmula 2 japonesa y después por el campeonato que la sustituyó, la Fórmula 3000, en el que ganaría dos pruebas entre 1987 y 1993, en 1994 participa en el recién estrenado campeonato JGTC, donde en seis temporadas no consiguió ninguna victoria o podio, terminando entre los diez primeros en cinco carreras de las 30 en las que participó. En 1993 lograría el mayor éxito deportivo de su carrera al ganar los 1.000 Kilómetros de Suzuka con un Nissan R92CP. Precisamente con los coches del constructor japonés saldría en cinco ocasiones de su país para participar en las 24 Horas de Le Mans, única prueba extranjera en la que competiría durante sus años comopiloto de carreras y en la que sólo vería la bandera a cuadros en una ocasión mientras que en las restantes abandonaría por diferentes averías mecánicas, como en el caso de la edición de 1988 en la que a bordo de este Nissan R88C hubo de retirarse por un fallo en el motor. El resto de sus participaciones fueron; en 1986 con un Nissan R85V (18º), 1987 con un Nissan R87E (AB), 1989 con un March 88S (AB) y 1990 con un Nissan R89C abandonaría tras una avería en el sistema de encendido del coche.

Aguri Suzuki, más conocido por su etapa como piloto de Fórmula 1 y posteriormente como el propietario del equipo Super Aguri F1 Team, que por sus participaciones en pruebas de resistencia o campeonatos de turismos, este japonés debutaría a principios de la década de 1970 participando en carreras de karts, proclamándose campeón en 1978. Un año más tarde debutaría en la Fórmula 3 donde no lograría grandes resultados y volvería al karting donde de nuevo fue campeón en 1981. Dos años más tarde regresa a la Fórmula 3 y queda segundo del campeonato. A partir de entonces inicia su despegue como piloto profesional participando en la Fórmula 2. Con los monoplazas lograría cinco victorias entre 1985 y 1988, obteniendo el título de campeón en 1988, año en el que disputa su primera carrera en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en el Gran Premio de Japón, convirtiéndose en el primer japonés en participar en la máxima categoría de monoplazas. En esta especialidad disputaría 64 carreras hasta 1995 en las que solamente lograría un tercer puesto en el Gran Premio local de 1990 y estaría en los puntos en cuatro carreras más y dejaría esta competición tras un grave accidente en la prueba de Suzuka. En 1997, en colaboración con la empresa japonesa Autobacs Seven Co., crea el equipo de carreras Autobacs Racing Team Aguri (ARTA) con el que participaría como piloto y propietario en el campeonato JGTC y en su sucesor el Super GT. Como piloto en este campeonato lograría dos victorias, cuatro segundos puestos y tres terceros, acabando en los puntos en doce ocasiones de las 32 en las que competiría hasta su retirada como piloto en el año 2000, pasando a dirigir su equipo de competición en el Super GT en el que continua hoy en día. En 2003 junto al piloto mejicano Adrián Fernández crea el Super Aguri Fernández Racing para participar en la Indy Racing League americana y en colaboración con el equipo alemán Persson Motorsport compite en el campeonato alemán DTM ese mismo año. A pesar de su dilatada carrera, y a excepción de los años en los que compitió en la Fórmula 1, no fue un piloto muy propenso a participar en pruebas allende su país natal. Las 24 Horas de Le Mans serían una de esas carreras y competiría en ellas en siete ocasiones de las que abandonaría en seis de ellas. En 1988 lo haría con este Nissan R88C debido a un fallo en el motor. El resto de sus participaciones fueron: 1986 con un Nissan R86V (AB), 1987 con un Nissan R87E (AB), 1990 con un Toyota 90C-V (AB), 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (18º), 1997 con un Nissan R390 GT1 con el que abandonaría y con el que al año siguiente lograría su mejor resultado al finalizar tercero de la clasificación general.

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.


1988
Nissan R88C #32
Chasis: 87G-2 March LM
Motor: Nissan VRH30 3.0L V8 Turbo
Nismo Nissan Motorsport
Allan Grice
Mike Wilds
Win Percy
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
14º 13º
344 Vueltas: 4.656,040 km - Velocidad Media: 193,378 km/h
Ebbro
Referencia: 43681

El vehículo
Directo sucesor de los prototipos fabricados por March Engineering para Nismo, el Nissan R88C presentó como novedad una nueva unidad de motor V8 turbo de tres litros, y equipado con dos turbocompresores IHI, que entregaba una potencia cercana a los 750CV. Los chasis 86G y 87G construidos por March hubieron de ser modificados para dar cabida al motor, alargando la distancia entre ejes. Por primera vez Nismo trabajó en el túnel de viento la aerodinámica de los coches y desarrolló una nueva carrocería de fibra de carbono. El equipo japonés inscribió los nuevos coches en más carreras antes de Le Mans. Desgraciadamente, los resultados no fueron alentadores, pero aun así decidió seguir adelante con el programa desarrollado para participar en la prueba francesa. La presencia de Nissan en la gran carrera de 24 horas consistió en dos nuevos ejemplares del R88C así como dos máquinas con motor V6 de 3.2 litros basadas en el Nissan R86V, y renombradas como March 88S, de equipos privados. Tres años después de iniciar el asalto al circuito de La Sarthe pocas cosas habían cambiado respecto a la fiabilidad de los motores y sólo un coche del fabricante japonés, este Nissan R88C pilotado por Allan Grice, Mike Wilds y Win Percy, consiguió terminar la prueba a 50 vueltas de distancia del Jaguar ganador.

Los pilotos
Allan Grice es un conocidísimo piloto australiano sobre todo tras sus dos victorias en la Bathurst 1000 en 1986 y 1990. Con una carrera basada casi exclusivamente en pruebas y campeonatos australianos, comenzó en 1972 participando en el campeonato de Australia de Fórmula 2, pero pronto se pasaría a las competiciones de turismos donde lograría sus mejores resultados. En 1975 sería tercero del campeonato ATCC (Australian Touring Car Championship) y un año más tarde ganaría el campeonato de turismos Sun-7 Series. En 1978 y 1979 logró, así mismo, el campeonato del National Sports Sedan Series y sería subcampeón en 1980. Siguió participando en más campeonatos menores cosechando más triunfos y ya en 1984 logra el título de campeón en el Campeonato GT de Australia. Dos años más tarde sería el vencedor del South Pacific Touring Car Championship. A partir de entonces comienza a disputar campeonatos fuera de territorio australiano como el European Touring Car Championship (ETCC), el British Touring Car Championship (BTCC) o el WSC aunque no igualaría los resultados conseguidos en su tierra natal. En la Bathurst 1000, además de sus dos victorias, sería segundo en cuatro ocasiones y tercero en una. En otros eventos de resistencia en los que participaría como la Sandown 250, las 24 Horas de Spa o las 12 Horas de Bathurst, lograría una victoria, cuatro podios y conseguiría acabar entre los diez primeros en cuatro ocasiones de 26 carreras disputadas. En las 24 Horas de Le Mans sólo estaría presente en dos ocasiones: en 1984 con un Porsche 956B con el que no acabaría y en 1988 con este Nissan R88C con el que terminó 14º de la general. Retirado de la competición, se dedicó a la política y actualmente dirige una compañía de derivados del petróleo.

Mike Wilds comenzó en la Fórmula 3 británica, donde ganó algunas carreras, en 1972. Dos años más tarde lo intentaría en la Fórmula 5000 y mediada la temporada participa en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, pero no consigue clasificarse para la prueba final. En la máxima categoría de los monoplazas competiría en dos temporadas más, pero sus resultados son desastrosos. De siete carreras en las que estuvo inscrito, en cuatro no llegó a calificar para el Gran Premio, en dos hubo de abandonar y en otra, a pesar de terminar, llegó con nueve vueltas de desventaja y no se clasificó en la general. Tras fracasar en la Fórmula 1 volvió al Campeonato Británico de Fórmula 2 y de Fórmula 1, aunque no consiguió mejores resultados. En 1980 comienza a disputar carreras de prototipos, especialmente las celebradas en el Reino Unido, consiguiendo una victoria en el Thundersports de Thruxton en 1984, otra en el de Brands Hatch de 1987 y 1988 y tres más en el de Oulton Park de 1986, 1988 y 1989. En esos años amplía su repertorio de pruebas y disputa varias carreras del World Sports-Prototype Championship (WSPC), logrando un séptimo puesto en las 200 Millas de Norisring como mejor resultado. Tras unas temporadas en el Campeonato Británico de GT, en 2008 abandona la competición para dedicarse a disputar pruebas históricas. En las 24 Horas de Le Mans participaría en siete ocasiones y sólo en una su nombre figuraría en la lista de clasificados, precisamente fue con este Nissan R88C con el que finalizó en la 14ª plaza y que a la postre, sería su última prueba en el circuito de La Sarthe. El resto de sus resultados fueron: 1981 con un Porsche 935L1 (AB), 1982 con un De Cadenet-Lola LM (AB), 1984, 1985 y 1986 con un Ecosse C2, con el que abandonaría en los dos primeros años y sería descalificado en el último, y 1987 en el que también abandonaría, esta vez a bordo de un Ecosse C286.

Win Percy comenzó en 1964 participando en carreras de club en el Reino Unido como piloto aficionado, a medida que fue logrando victorias se dedicó profesionalmente al automovilismo, destacando sobremanera en el Campeonato Británico de Turismos (BSCC y desde 1983, BTCC). En esta serie lograría tres títulos de campeón en 1980, 1981 y 1982, además de dos subcampeonatos en 1975 y 1976. También disputaría el Europeo de Turismos, en el que sería tercero en 1985 y segundo en 1986, obteniendo en las siete temporadas en las que compitió doce victorias y nueve podios. Tras un breve periodo en el que disputa varias pruebas de resistencia del WSPC, en las que no consigue grandes resultados, se convierte en un asiduo del Australian Touring Car Championship y, sobre todo, de la Bathurst 1000 que consigue ganar en 1990, siendo segundo en 1991 y tercero en 1985, finalizando cuatro veces entre los cinco primeros en 1992, 1994, 1995 y 1997. Otra de sus carreras de resistencia favorita fueron las 24 Horas de Spa, prueba que corrió en once ocasiones y que ganó en 1984 y 1989, añadiendo otra victoria más de clase en 1981 a su extenso palmarés. En las 24 Horas de Le Mans estaría en la parrilla de salida en seis ocasiones, pero sólo terminaría una vez, justamente con este Nissan R88C con el que cruzó la línea de meta en la 14ª posición. Todos sus demás intentos acabaron en abandono, pero si es recordado en el circuito de La Sarthe por algo fue por el tremendo accidente que sufrió en 1987 pilotando un Jaguar XJR-8 LM y del que salió vivo de milagro. En 1981 debutaría con un Mazda RX-7 y no volvería hasta 1986 con un Jaguar XJR-6. Después de su participación con este Nissan, no regresaría hasta 1993, año en el que con un Jaguar XJ220 sufriría una avería mecánica y en la siguiente edición otro accidente. Retirado de la competición activa se dedicó a participar en pruebas de coches históricos hasta que 2003, tras un accidente casero, un error médico en el hospital al que fue llevado le dejó paralizado de cintura para abajo.

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.


1988
March 88S #85
Chasis: 86G-8 March LM
Motor: Nissan VG30ET 3.2L V6 Turbo
Italya Cabin Team Le Mans Co Ltd
Michel Trollé
Toshio Suzuki
Danny Ongais
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 74
LeMans43
Referencia: LM019

El vehículo
En 1988, Le Mans Co., Ltd. comenzó a trabajar sobre la base de su Nissan R86V de 1987 en un intento de mantener el coche competitivo para la nueva temporada. Se realizaron cambios en las secciones delantera y trasera del coche para mejorar la aerodinámica y se amplió la capacidad del motor Nissan VG30ET V6 de 2,9 a 3,2 litros. Aún siguiendo con el chasis 86G sobre el que se construyó el Nissan, el coche fue renombrado como March 88S y se estrenó en la prueba inaugural del All-Japan Sports Prototype Championship de 1988, los 500 Kilómetros de Fuji, pero la rotura de la suspensión le impidió terminar la carrera. En la segunda prueba, los 500 Kilómetros de Suzuka fue la transmisión la que forzó al coche a un nuevo abandono. Su fortuna mejoró en el siguiente evento del campeonato, los 1.000 Kilómetros de Fuji, en los que ocuparía una novena plaza final. El coche fue enviado a Francia para participar en las 24 Horas de Le Mans, junto con otro ejemplar basado en el chasis March 87G y que también sería llamado March 88S, para los pilotos Michel Trollé, Toshio Suzuki y Danny Ongais, que en menos de cinco horas sufrieron de nuevo la falta de fiabilidad del coche y se encontraron fuera de la carrera por una avería en la inyección del motor. El resto de la temporada no fue mucho mejor para el March 88S, terminando solamente una carrera, en la que quedó octavo, de las tres que restaban del campeonato JSPC.

Los pilotos
Michel Trollé pertenece a la generación francesa de pilotos que se forjó primero en los campeonatos locales de karts y luego en los de monoplazas como Yannick Dalmas, Olivier Grouillard, Jean Alesi o Érik Comas entre muchos otros. Ganador del Volant Elf de 1983, participó regularmente y con éxito en todas las disciplinas automovilismo, desde la Fórmula Renault hasta la Fórmula 3000, pasando por la Fórmula 3, hasta que un accidente en la Fórmula 3000 runcó su carrera deportiva. En agosto de 1988, durante los entrenamientos para la carrera de Brands Hatch perdió el control de su coche a más de 200 km/h y se estrelló contra las protecciones del circuito. Pasaron casi dos horas hasta que pudo ser rescatado, inconsciente pero con vida, sufriendo múltiples lesiones en sus dos piernas. Después de 4 semanas en coma, 6 meses de hospitalización, un año en sillas de ruedas e incontables horas de rehabilitación, pudo volver a caminar por sí mismo. En 1990 intentó reaparecer en carreras, pero tuvo problemas de salud en varias ocasiones y dijo adiós al automovilismo profesional en 1997. Después del final de su carrera, organizó eventos de rally y fue manager del corredor canadiense Bruno Spengler. En las 24 Horas de Le Mans participó en cinco ocasiones, debutando en 1986 con un Porsche 962C con el que finalizaría en la décima posición. En 1987 abandonaría con otro Porsche 962C y el mismo resultado lo obtendría en 1988 con este March 88S y en 1989 con un Courage C24S. Su última aparición en La Sarthe sería a bordo de un Cougar C26S con el que también se retiraría de la prueba.

Toshio Suzuki debutó en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 a la edad de 38 años, como sustituto del piloto francés Philippe Alliot, en las dos últimas pruebas de la temporada de 1993, el Gran Premio de Suzuka y el de Australia, pruebas que terminó en 12ª y 14ª posición respectivamente. Antes de eso ya era un popular piloto después de ganar en 1975 y 1976 el campeonato japonés de karts y de coronarse como campeón en 1979 de la Fórmula 3 japonesa. Tras un breve paso por las fórmulas de promoción del Reino Unido, regresaría de nuevo a Japón para participar en la Fórmula 2 y en su sucesora la Fórmula 3000. En esta categoría permaneció a lo largo de varias temporadas en las que además sería un habitual del campeonato de turismos JTCC y del de resistencia JSPC como piloto de Nissan y Toyota. Con los monoplazas sería campeón en 1995 y subcampeón en 1992 y con los turismos ganaría el campeonato en 1990 y sería tercero en 1991 y 1993. En el campeonato de resistencia obtendría el título de campeón de 1991, siendo tercero en 1990 y segundo en puntos en 1992, aunque lograría el campeonato para Nissan. Tras su paso por los prototipos y la Fórmula 1, en 1994 debuta en el recién creado JGTC en el que compite hasta el año 2000, consiguiendo once podios y terminando tercero del campeonato en 1995 y 1997. Su mayor éxito fuera de su país lo lograría en las 24 Horas de Daytona de 1992, en la que sería la primera victoria de un equipo completamente formado por japoneses, coche incluido, en un evento internacional. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en once ocasiones y lograría su mejor resultado en 1999, año en el que finalizó segundo después de que un pinchazo retrasara el Toyota GT-One que andaba a la captura del BMW V12 LMR, que finalmente ganó la prueba con un margen de una vuelta, teniéndose que conformar con la victoria dentro de la clase LMGTP. En tres ocasiones más terminaría entre los diez primeros y una entre los quince mejores, abandonando en seis ediciones la prueba, como en 1988, en la que a bordo de este March 88S hubo de retirarse tras un fallo en el motor. Sus resultados completos en Le Mans fueron: 1985 con un Dome 85C (AB), 1986 con un Dome 86C-L (AB), 1989 con un Nissan R89C (AB), 1990 con un Nissan R90CP (5º), 1993 con un Toyota TS010 (4º), 1995 y 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (AB y 15º), 1998 con un Toyota GT-One (9º), 2000 con un Panoz LMP-1 Roadster-S (6º) y 2008 con un Courage-ORECA LC70 con el que sufriría su último abandono. Desde 2006 es el encargado del equipo de carreras R&D Sport, con el que compite hoy en día en el campeonato japonés Super GT.

Danny Ongais, piloto hawaiano de larguísima trayectoria deportiva, comenzó disputando pruebas de motociclismo a principios de los años 60 siendo en varias ocasiones campeón de Hawái, pero pasaría a principios de la década de 1970 a competir en pruebas de dragsters y posteriormente en carreras de monoplazas, en las que estaría compitiendo prácticamente hasta su retirada como piloto en el año 2002. Debutaría en la Fórmula 1 en 1977, compitiendo en dos carreras como piloto sustituto y dos más en la siguiente de 1978. Antes de disputar su primera prueba en la máxima categoría de los monoplazas, ya se había ganado una reputación en el campeonato americano de la especialidad organizado por el United States Auto Club (USAC), en el que lograría seis victorias en 35 carreras. También participaría en la IndyCar entre 1979 y 1987, obteniendo dos terceros puestos en 52 pruebas, y en la Indy Racing League entre 1996 y 1998, años en los que sólo tomaría la salida en dos de las tres carreras en las que se inscribió. Paralelamente a su carrera en monoplazas, también tuvo una interesante carrera con turismos y prototipos, participando de manera principal en diversas pruebas y campeonatos americanos. Así por ejemplo, obtendría la victoria en las 24 Horas de Daytona de 1979 y conseguiría cinco victorias más y 14 podios en campeonatos como la Trans-Am o el IMSA, incluido un segundo puesto en las 12 Horas de Sebring de 1980. Precisamente ese año participaría por primera vez en las 24 Horas de Le Mans, prueba en la que estaría en dos ocasiones más sin que en ninguna de ellas lograra acabar la prueba. El año de su debut abandonaría con un Porsche 935 K3. Dos años más tarde lo haría con un Kremer CK5 y, finalmente, en 1988 se retiraría con este March 88S a causa de una avería mecánica.

La miniatura
LeMans43 es una gama creada por el fabricante italiano Top Model, con modelos de carreras de los años 1980 y 1990. Las reproducciones en resina de los distintos coches que comprende esta gama generalmente están muy bien terminados, teniendo una buena relación calidad/precio, aunque adolecen del mejor acabado de las miniaturas similares fabricadas por competidores como Best, Bang o Spark.


1989
Nissan R89C #23
Chasis: Lola R89C-03
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Motorsports International
Masahiro Hasemi
Kazuyoshi Hoshino
Toshio Suzuki
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 167
IXO
Referencia: LMC060

El vehículo
Como respuesta al cambio normativo que impuso la FIA, y que entraría en efecto en 1989 obligando a los constructores a participar en todas las rondas de su campeonato de resistencia con sanciones de 250.000$ por cada carrera en la que no se presentaran, Nissan vio su programa de Le Mans comprometido. Como preparación para la nueva temporada, se creó una nueva sede europea, Nissan Motorsports Europe (NME) con sede en el mismo condado en el que está radicado el circuito de Silverstone, que sería la encargada de llevar los coches del campeonato de la FIA y las 24 Horas de Le Mans con el apoyo de Nismo desde Japón. Como primera medida, NME encargó la construcción de un nuevo modelo a Lola Cars International, hasta entonces los chasis de Nissan eran construidos por March Engineering. Lola utilizó como base el chasis de su T810, evolución asimismo del T600 de principios de los 80. Los diseñadores Eric Broadley y Andy Scriven crearon un monocasco de doble hoja de aluminio con núcleo de panal de abeja mientras que la carrocería, inspirada en el Jaguar XJR-9, era de fibra de carbono y kevlar. La parte desarrollada por Nismo correspondería al motor, un V8 de tres litros y medio y 32 válvulas con doble turbo compresor, que con especificaciones de resistencia desarrollaba cerca de 800CV de potencia que eran detenidos por unos nuevos discos de carbono y sujetados al suelo por unas nuevas suspensiones de doble brazo con amortiguadores de cilindro y muelles. El nuevo Nissan R89C no estuvo listo hasta mayo de 1989, cuando las 24 Horas de Le Mans ya se habían excluido del campeonato de la FIA por discrepancias entre esta y el A.C.O., aun así el coche debutaría en la prueba de Dijon del WSPC, donde calificó sexto y terminó 15º. NME inscribió tres de los nuevos R89C en Le Mans, respaldados por un 88C presentado por Yves Courage. Durante la calificación los coches no pudieron realizar buenos tiempos y terminaron 12º, 15º y 19º en la parrilla de salida. La carrera resultó ser aún peor para los tres R89C ya que ninguno consiguió terminar. Esta unidad del Nissan R89C contaría con los japoneses Masahiro Hasemi, Kazuyoshi Hoshino y Toshio Suzuki que disputarían la prueba durante diez horas antes de que la junta de la culata se rompiera cuando iban en sexta posición.

Los pilotos
Masahiro Hasemi inició su carrera en el moto-cross antes de firmar un contrato como piloto de Nissan en 1964, fabricante con el que estaría involucrado durante la mayor parte de su trayectoria deportiva en carreras de turismos y resistencia, aunque su primera victoria en esta especialidad la consiguió con un Porsche 906 en los 300 Kilómetros de Suzuka de 1968. Durante esos años siguió logrando más victorias y podios y en 1974 se proclamaría campeón de las Fuji Grand Champion Series. Ese mismo año debutaría en la Fórmula 2 japonesa siendo subcampeón y tercero y de nuevo segundo en las dos temporadas posteriores. En 1976 sería uno de los cuatro pilotos japoneses en debutar en el primer Gran Premio de Japón de Fórmula 1 valedero para el campeonato del mundo, prueba en la que terminaría undécimo. En 1980 vencería de nuevo en las Fuji Grand Champion Series. Después de este título se convirtió en un especialista del modelo Skyline de Nissan y con el conseguiría el campeonato del JTCC de 1989, 1991 y 1992, además de competir con todos los prototipos que el constructor japonés fabricaría hasta 1992, ganando el campeonato JSPC de 1991 y las 24 Horas de Daytona de 1992 entre otras muchas más pruebas en su país natal. En 1994 debutaría en el JGTC del que se retiraría en el año 2000 para seguir como jefe de su propio equipo de carreras, Hasemi Motor Sport y de su empresa del mismo nombre especializada en terminaciones y repuestos deportivos para Nissan y que fundó en 1981. En este campeonato como piloto sería subcampeón en las dos primeras ediciones y disputaría un total de 43 carreras de las que ganaría dos, subiría al podio en seis ocasiones y terminaría en los puntos en 25 de ellas, mientras que como patrón ganó la clase GT300 en 2003 y 2010. En cinco ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans, todas ellas con Nissan. Su mejor resultado lo obtendría en 1990 a bordo de un Nissan R90CP con el que terminó quinto. Debutaría en 1985 con un Nissan R85V acabando en la 16ª plaza, tras la cual abandonaría en dos ocasiones: en 1987 con un Nissan R87E y en 1989 con este Nissan R89C. En 1996 tomaría la salida por última vez y acabaría 15º con un Nissan Skyline GT-R LM.

Kazuyoshi Hoshino, piloto emblemático de Nissan (con quien estaría compitiendo durante la mayor parte toda su carrera deportiva) y conocido como el piloto más rápido de Japón, comenzó compitiendo en moto-cross, ganando el campeonato japonés de 90 y 1255cc de 1968, antes de pasarse a las cuatro ruedas en 1969 como piloto de fábrica de Datsun, y desde 1972 de Nissan. Piloto polivalente, disputó pruebas de monoplazas, de turismos y de resistencia hasta el año 2002, en el que colgó el casco para dirigir el equipo de carreras que fundara en 1988 con el nombre de Hoshino Racing y con el que hoy en día sigue compitiendo en la Fórmula Nippon y en el Super GT con el nombre de la compañía de su propiedad especializada en Nissan, Hoshino Impul Co., Ltd. o, simplemente, Impul, creada en 1980. En su periodo como piloto en monoplazas conseguiría el título de campeón de la Fórmula 2 japonesa en 1975, 1977, 1978, 1987, 1990 y 1993, teniendo el récord de victorias (41) y podios (95) de este campeonato, además de haber sido subcampeón en siete ocasiones más. En resistencia y turismos lograría 36 victorias, 19 segundos puestos y 12 terceros, además de dos victorias de clase, siendo campeón de las Fuji Grand Champion Series en 1978, 1982, 1984, 1985 y 1987, del JTCC en 1990, del JSPC en 1991 y 1992 y de las 24 Horas de Daytona de 1992. En nueve ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans y en todas ellas estaría al volante de los distintos modelos con los que Nissan se presentaría a la prueba de resistencia francesa con su equipo oficial. En cinco de ellas abandonaría a causa de distintas averías mecánicas, como en el caso de la edición de 1989 en la que a bordo de este Nissan R89C. El resto de sus resultados en el circuito de La Sarthe serían: 1986 con un Nissan R86V (AB), 1987 con un Nissan R87E (AB), 1988 con un Nissan R88C (AB), 1990 con un Nissan R90CP (5º), 1993 con un Toyota TS010 (4º), 1995 y 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (AB y 15º). En 1997 y 1998 disputaría la prueba con un Nissan R390 GT1 con el que en su primer intento finalizaría 12ª y en el segundo obtendría su mejor resultado en la carrera francesa al subir al tercer escalón del podio.

Toshio Suzuki debutó en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 a la edad de 38 años, como sustituto del piloto francés Philippe Alliot, en las dos últimas pruebas de la temporada de 1993, el Gran Premio de Suzuka y el de Australia, pruebas que terminó en 12ª y 14ª posición respectivamente. Antes de eso ya era un popular piloto después de ganar en 1975 y 1976 el campeonato japonés de karts y de coronarse como campeón en 1979 de la Fórmula 3 japonesa. Tras un breve paso por las fórmulas de promoción del Reino Unido, regresaría de nuevo a Japón para participar en la Fórmula 2 y en su sucesora la Fórmula 3000. En esta categoría permaneció a lo largo de varias temporadas en las que además sería un habitual del campeonato de turismos JTCC y del de resistencia JSPC como piloto de Nissan y Toyota. Con los monoplazas sería campeón en 1995 y subcampeón en 1992 y con los turismos ganaría el campeonato en 1990 y sería tercero en 1991 y 1993. En el campeonato de resistencia obtendría el título de campeón de 1991, siendo tercero en 1990 y segundo en puntos en 1992, aunque lograría el campeonato para Nissan. Tras su paso por los prototipos y la Fórmula 1, en 1994 debuta en el recién creado JGTC en el que compite hasta el año 2000, consiguiendo once podios y terminando tercero del campeonato en 1995 y 1997. Su mayor éxito fuera de su país lo lograría en las 24 Horas de Daytona de 1992, en la que sería la primera victoria de un equipo completamente formado por japoneses, coche incluido, en un evento internacional. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en once ocasiones y lograría su mejor resultado en 1999, año en el que finalizó segundo después de que un pinchazo retrasara el Toyota GT-One que andaba a la captura del BMW V12 LMR, que finalmente ganó la prueba con un margen de una vuelta, teniéndose que conformar con la victoria dentro de la clase LMGTP. En tres ocasiones más terminaría entre los diez primeros y una entre los quince mejores, abandonando en seis ediciones la prueba, como en 1989, en la que a bordo de este Nissan R89C hubo de retirarse tras un fallo en el motor. Sus resultados completos en Le Mans fueron: 1985 con un Dome 85C (AB), 1986 con un Dome 86C-L (AB), 1988 con un March 88S, 1990 con un Nissan R90CP (5º), 1993 con un Toyota TS010 (4º), 1995 y 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (AB y 15º), 1998 con un Toyota GT-One (9º), 2000 con un Panoz LMP-1 Roadster-S (6º) y 2008 con un Courage-ORECA LC70 con el que sufriría su último abandono. Desde 2006 es el encargado del equipo de carreras R&D Sport, con el que compite hoy en día en el campeonato japonés Super GT.

La miniatura
IXO Models pertenece al grupo Premium & Collectibles Trading Co. Ltd. y en colaboración con Sonic International Toys Co. Ltd. fabrica uno de los más extensos catálogos de miniaturas. IXO tomó el relevo de Vitesse cuando está compañía quebró en 2001 y continuó produciendo algunos de los antiguos moldes. Hoy en día produce modelos en gran número y una calidad y precio aceptable lo que le hace ser una marca muy apreciada por los coleccionistas. Este modelo pertenece a la serie "Le Mans Classics" de la marca y que incluye los modelos más relevantes que han participado en esta prueba hasta la década de 1990.


1989
Nissan R89C #24
Chasis: Lola R89C-01
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Motorsports International
Julian Bailey
Mark Blundell
Martin Donnelly
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 5
Q-Model
Referencia: QMC-002

El vehículo
Como respuesta al cambio normativo que impuso la FIA, y que entraría en efecto en 1989 obligando a los constructores a participar en todas las rondas de su campeonato de resistencia con sanciones de 250.000$ por cada carrera en la que no se presentaran, Nissan vio su programa de Le Mans comprometido. Como preparación para la nueva temporada, se creó una nueva sede europea, Nissan Motorsports Europe (NME) con sede en el mismo condado en el que está radicado el circuito de Silverstone, que sería la encargada de llevar los coches del campeonato de la FIA y las 24 Horas de Le Mans con el apoyo de Nismo desde Japón. Como primera medida, NME encargó la construcción de un nuevo modelo a Lola Cars International, hasta entonces los chasis de Nissan eran construidos por March Engineering. Lola utilizó como base el chasis de su T810, evolución asimismo del T600 de principios de los 80. Los diseñadores Eric Broadley y Andy Scriven crearon un monocasco de doble hoja de aluminio con núcleo de panal de abeja mientras que la carrocería, inspirada en el Jaguar XJR-9, era de fibra de carbono y kevlar. La parte desarrollada por Nismo correspondería al motor, un V8 de tres litros y medio y 32 válvulas con doble turbo compresor, que con especificaciones de resistencia desarrollaba cerca de 800CV de potencia que eran detenidos por unos nuevos discos de carbono y sujetados al suelo por unas nuevas suspensiones de doble brazo con amortiguadores de cilindro y muelles. El nuevo Nissan R89C no estuvo listo hasta mayo de 1989, cuando las 24 Horas de Le Mans ya se habían excluido del campeonato de la FIA por discrepancias entre esta y el A.C.O., aun así el coche debutaría en la prueba de Dijon del WSPC, donde calificó sexto y terminó 15º. NME inscribió tres de los nuevos R89C en Le Mans, respaldados por un 88C presentado por Yves Courage. Durante la calificación los coches no pudieron realizar buenos tiempos y terminaron 12º, 15º y 19º en la parrilla de salida. La carrera resultó ser aún peor para los tres R89C ya que ninguno consiguió terminar. Esta unidad del Nissan R89C sería pilotada por Julian Bailey, Mark Blundell y Martin Donnelly y sería el primer coche, no sólo de Nissan, en abandonar la carrera después de que Bailey, que partiendo desde la 12ª posición de la parrilla subió hasta la quinta posición en las primeras vueltas. Por desgracia, en su ímpetu por alcanzar mejores posiciones, sufrió una salida de pista en la vuelta cinco y terminó estrellándose contra las protecciones del circuito, dañando el coche más allá de toda reparación posible.

Los pilotos
Julian Bailey comenzó su carrera deportiva en las fórmulas de promoción británicas como la Fórmula Ford 1600 y el Festival Fórmula Ford a mediados de los años 80. Sus buenos resultados en estas disciplinas le valieron un contrato para competir en la temporada de 1987 en la Fórmula 3000, en la que se convertiría en el primer piloto británico en ganar una prueba al vencer en la séptima prueba del calendario en el circuito de Brands Hatch. Al año siguiente debutaría en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de la mano de Tyrrell, pero tras calificarse solamente en seis carreras de las 16 que componían el calendario y terminar solamente cuatro de ellas sin conseguir puntos fue despedido. Dirigió entonces sus pasos al mundo de la resistencia donde participaría con Nissan durante tres temporadas en las que lograría una victoria y siete podios. En 1991 vuelve a la Fórmula 1 como piloto de Lotus, pero tras cuatro carreras en las que sólo se calificó en una, terminando sexto, su contrato es rescindido. Completa la temporada de 1991 participando en tres eventos del BTCC con Nissan y en 1992 se convierte en piloto de Toyota para este campeonato y disputaría cuatro temporadas logrando una victoria y dos podios en las 65 carreras que corrió con los coches del fabricante japonés. Tras su experiencia en el BTCC, ficha por Lister como piloto y participa en el IMSA, en el British GT Championship (campeonato en el que cosecharía nueve victorias y siete podios y resultaría vencedor en la edición de 1999) y en el FIA GT, donde sumaría un nuevo título de campeón a su palmarés en el año 2000 con cinco victorias y dos podios. Tras una aciaga temporada en 2001, pondría punto final a su carrera deportiva tras su abandono en las 24 Horas de Le Mans de 2002. Éste sería el quinto abandono que sufriera en la prueba de resistencia francesa, donde no consiguió terminar ninguna de las cinco ediciones en las que compitió. Se estrenó con este Nissan R89C con el que sólo duró cinco vueltas antes de sufrir un accidente y al que seguirían los abandonos de 1990 con un Nissan R90CK, de 1997 con un Lister Storm GTL y de 2001 con un MG-Lola EX257.

Mark Blundell, piloto curtido en las fórmulas de promoción británicas y europeas donde lograría varios campeonatos y victorias, debutaría en la Fórmula 3000 (antesala de la Fórmula 1) en 1987, donde a lo largo de tres temporadas lograría tres terceros puestos antes de debutar en la máxima categoría de los monoplazas en 1991, y en la que obtendría tres podios y sumaría 32 puntos en las cuatro temporadas en las que compitió. Tras su aventura en la Fórmula 1 cruzaría el Atlántico para participar en la CART en la que debutaría en 1996 y en la que hasta el año 2000 correría en 81 pruebas de las que ganaría tres y sería dos veces segundo, alcanzando un sexto puesto en el campeonato de 1997. Paralelamente a su carrera en monoplazas encontraría tiempo para participar en pruebas de resistencia en las que competiría hasta su retirada en el año 2013. Después de lograr varios podios con Nissan en las temporadas de 1989 y 1990 su mejor resultado llegaría en 1992, año en el que ganaría las 24 Horas de Le Mans con un Peugeot 905 Evo 1 Bis LM. En la prueba de resistencia francesa debutaría precisamente con este Nissan R89C con el que no tuvo oportunidad de dar una sola vuelta de carrera ya que uno de sus compañeros de equipo estrelló el coche en la quinta vuelta. Tras este desastroso estreno participaría en Le Mans en 1990 con un Nissan R90CK con el que también habría de abandonar. Tras su victoria en 1992 no regresaría hasta 1995, año en el que con un McLaren F1 GTR cruzó la línea de meta en la cuarta posición. En 2001 y 2002 sufriría sendos abandonos con un MG-Lola EX257 y en 2003 tomaría la salida por última vez y finalizaría segundo con un Bentley EXP Speed 8. Tras varios años comentando la Fórmula 1 en el canal británico ITV, regresaría para participar de forma esporádica en el campeonato British GT, en las Blancpain Endurance Series y en las 24 Horas de Daytona de 2011, en las que sería cuarto, a bordo de un Riley Mk XX del equipo United Autosports.

Martin Donnelly comenzó en la Fórmula 3 británica y europea a mediados de los años 80 y daría el salto a la Fórmula 3000 en 1987. En la temporada siguiente sería tercero del campeonato compitiendo solamente en cinco carreras de las que ganaría dos y terminaría segundo en otras dos. Esto le valió un contrato con Arrows para debutar en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 1989 con el que participaría en una sola carrera mientras disputaba el mundial de Fórmula 3 de ese año en el que logró una victoria y un podio. En 1990 es contratado por Lotus para la Fórmula 1 y participa en doce carreras en las que termina tres veces entre los diez primeros antes de que en las sesiones de prácticas del Gran Premio de España en el circuito de Jerez sufriera un terrible accidente que pondría fin a su carrera en los monoplazas. Desde entonces ha participado en varias competiciones monomarca como la Lotus Sport Elise Championship, la Ginetta G50 Cup o la Volkswagen Scirocco R-Cup y correría tres pruebas del BTCC en 2015. En carreras de resistencia participaría esporádicamente en distintas pruebas antes de su salto a la máxima categoría de los monoplazas y con posterioridad a su accidente. Así en 1987 fue séptimo en los 1.000 Kilómetros de Nürburgring, ganaría la prueba del circuito de Diepholz del campeonato alemán ADAC Supercup de 1989 y sería tercero en la carrera de Silverstone del British GT Championship de 1993. En dos ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans. En 1989 debutaría con este Nissan R89C, con el que abandonaría tras sufrir un de sus compañeros de equipo un accidente en las primeras vueltas, y en 1990, año en el que también habría de abandonar, esta vez a bordo de un Nissan R90CK.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1989
Nissan R89C #25
Chasis: Lola R89C-02
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Motorsports International
Geoff Brabham
Chip Robinson
Arie Luyendyk
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 250
Q-Model
Referencia: QMC-003

El vehículo
Como respuesta al cambio normativo que impuso la FIA, y que entraría en efecto en 1989 obligando a los constructores a participar en todas las rondas de su campeonato de resistencia con sanciones de 250.000$ por cada carrera en la que no se presentaran, Nissan vio su programa de Le Mans comprometido. Como preparación para la nueva temporada, se creó una nueva sede europea, Nissan Motorsports Europe (NME) con sede en el mismo condado en el que está radicado el circuito de Silverstone, que sería la encargada de llevar los coches del campeonato de la FIA y las 24 Horas de Le Mans con el apoyo de Nismo desde Japón. Como primera medida, NME encargó la construcción de un nuevo modelo a Lola Cars International, hasta entonces los chasis de Nissan eran construidos por March Engineering. Lola utilizó como base el chasis de su T810, evolución asimismo del T600 de principios de los 80. Los diseñadores Eric Broadley y Andy Scriven crearon un monocasco de doble hoja de aluminio con núcleo de panal de abeja mientras que la carrocería, inspirada en el Jaguar XJR-9, era de fibra de carbono y kevlar. La parte desarrollada por Nismo correspondería al motor, un V8 de tres litros y medio y 32 válvulas con doble turbo compresor, que con especificaciones de resistencia desarrollaba cerca de 800CV de potencia que eran detenidos por unos nuevos discos de carbono y sujetados al suelo por unas nuevas suspensiones de doble brazo con amortiguadores de cilindro y muelles. El nuevo Nissan R89C no estuvo listo hasta mayo de 1989, cuando las 24 Horas de Le Mans ya se habían excluido del campeonato de la FIA por discrepancias entre esta y el A.C.O., aun así el coche debutaría en la prueba de Dijon del WSPC, donde calificó sexto y terminó 15º. NME inscribió tres de los nuevos R89C en Le Mans, respaldados por un 88C presentado por Yves Courage. Durante la calificación los coches no pudieron realizar buenos tiempos y terminaron 12º, 15º y 19º en la parrilla de salida. La carrera resultó ser aún peor para los tres R89C ya que ninguno consiguió terminar. Esta unidad del Nissan R89C, pilotada por Geoff Brabham, Chip Robinson y Arie Luyendyk sería el último en dirigirse al parque cerrado al romper el motor cuando estaban en quinta posición a ocho horas de finalizar la carrera.

Los pilotos
Geoff Brabham, hijo mayor del triple campeón del mundo Jack Brabham y hermano de los también pilotos Gary y David Brabham, comenzó su carrera deportiva en las fórmulas de promoción y en 1973 obtendría el título de campeón de la Fórmula 2 australiana. Tras varios años en distintos campeonatos de Fórmula 3, en 1979 sería campeón de la Fórmula Super Vee de los Estados Unidos e iniciaría una larga carrera que le llevaría a participar en la Canadian-American Challenge Cup (Can-Am), de la que fue campeón en 1981, la CART, en la que consiguió en doce temporadas ocho podios, terminando como el mejor octavo piloto en tres ocasiones y sobre todo en el campeonato IMSA, del que sería campeón en 1988, 1989, 1990 y 1991. Tras finalizar en la CART, regresó a su Australia natal para participar en el Australian Super Touring Championship, del que sería subcampeón en 1995 y 1997, y en el que lograría nueve victorias de 48 pruebas disputadas. En pruebas individuales ganaría las 12 Horas de Sebring de 1989 y 1991, terminando segundo en las ediciones de 1990 y 1992, y sería ganador junto a su hermano David de la Bathurst 1000 de 1997. Cuatro años antes lograría el que es su mayor triunfo en una sola carrera, al vencer en su tercera y última participación en las 24 Horas de Le Mans de 1993, donde pilotaría para el equipo oficial de Peugeot un 905 Evo 1C, lo que le convertía en el tercer piloto australiano en ganar en Le Mans tras Bernard Rubin en 1928 y Vern Schuppan en 1983. Curiosamente, su hermano David sería el cuarto, y de momento último, en hacerlo; esta vez con Peugeot 908 HDi FAP oficial en la edición de 2009. En 1989 se estrenaría en el circuito de La Sarthe a bordo de este Nissan R89C con el que estuvo durante 16 horas de carrera remontando desde la 15ª posición de la que partió al inicio de la prueba, pero una fuga de aceite y posterior pérdida de presión puso en fuera de juego el motor cuando se encontraba en la quinta posición. Al año siguiente repetiría con Nissan, en esta ocasión con un Nissan R90CK, con el que tampoco pudo terminar la carrera. Tras su retirada como piloto profesional se encarga de dirigir la carrera de su hijo, y también piloto, Matthew Brabham.

Chip Robinson, durante los años en los que compitió como piloto profesional, estuvo activo principalmente en distintos campeonatos de los Estados Unidos, especialmente el IMSA. Comenzó su carrera deportiva en las fórmulas de promoción como la Super Vee organizada por la SCCA, de la que sería subcampeón en 1984. En la serie IMSA disputaría cerca de 120 carreras entre 1985 y 1993 de las cuales lograría vencer en 17 ocasiones, incluida una victoria en las 24 Horas de Daytona de 1987, a la que sumaría una segunda posición en 1991. Otra de sus victorias más importantes de su palmarés la obtendría en las 12 Horas de Sebring de 1989, prueba en la que sería segundo en 1987, 1990 y 1991. El mismo año en que ganó en Daytona se proclamaría campeón del IMSA y en este campeonato, además de sus victorias, cosecharía 23 segundos puestos más y diez terceros. En cuatro ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans. En la primera de ellas terminaría 13º y resultaría vencedor de su clase con un Jaguar XJR-5. Sus tres restantes participaciones terminarían con su coche aparcado antes de tiempo, estas fueron en 1987 con un Porsche 962C, en 1989 con este Nissan R90C y 1990 con un Nissan R90CK.

Arie Luyendyk, piloto holandés desconocido en Europa pero muy famoso en los Estados Unidos, comenzó en las fórmulas de promoción holandesas y europeas, de las que ganó varios títulos de campeón a nivel nacional e incluso alguno europeo como el de la Fórmula Super Vee en 1977. Antes de desembarcar en el campeonato CART americano, en el que compitió a lo largo de trece temporadas hasta 1993, sería el campeón de la USSC Formula Super Vee en 1984. En la CART lograría cuatro victorias, una de ellas en las míticas 500 Millas de Indianápolis de 1990, en la que estableció el récord de velocidad media con 299,308 km/h que estaría vigente hasta 2013, logrando además diez podios, si bien ningún campeonato. En 1996 participaría en la Indy Racing League en la que competiría de manera regular hasta 1998 y luego de forma esporádica hasta su retirada oficial como piloto en el año 2003, participando casi exclusivamente en la prueba de Indianápolis. En la IndyCar obtendría otras cuatro victorias, nuevamente ganando las 500 Millas en 1997, y un tercer puesto y, al igual que en la CART, no conseguiría campeonato alguno. Además de su extensa carrera con los monoplazas americanos, encontró tiempo para participar en pruebas de resistencia como las 24 Horas de Daytona, carrera que ganó en 1998, y las 12 Horas de Sebring, de la que sería ganador en 1989. Ese mismo año participaría por primera y única vez en las 24 Horas de Le Mans a bordo de este Nissan R89C con el que no pudo terminar.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1990
Nissan R90CP #23
Chasis: Lola R89C-02
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nismo Nissan Motorsport
Masahiro Hasemi
Kazuyoshi Hoshino
Toshio Suzuki
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
348 Vueltas: 4.732.8 km - Velocidad Media: 197,21 km/h
Q-Model
Referencia: QMC-020

El vehículo
El Nissan R90CP de 1990 derivaba del chasis construido por Lola para el R89C de la temporada anterior. Este coche fue llevado a la factoría de Nismo en Japón donde se llevarían a cabo varias modificaciones. La parte delantera del coche fue modificada para dar entrada a nuevos conductos de refrigeración y se añadieron nuevos en los guardabarros delanteros, en los que además se integraron los espejos retrovisores para una mejor aerodinámica. La entrada de turbo sería colocada en el borde delantero del guardabarros trasero, en lugar de en la parte superior de la cubierta del motor como llevaría el R90CK. El alerón trasero, sería colocado en una posición mucho más baja y estaría unido a la carrocería mediante dos alas que salían desde la parte trasera del guardabarros. Con este coche, Nismo se presentaría a las 24 Horas de Le Mans junto a otros cuatro modelos oficiales del Nissan R90CK, dos de la central europea Nissan Motorsports Europe (NME) y dos de la división americana, Nissan Performance Technology Inc. (NPTI). Sólo este coche, pilotado por Masahiro Hasemi, Kazuyoshi Hoshino y Toshio Suzuki, y uno de NPTI lograrían terminar la prueba. En el caso del inscrito por Nismo, además conseguiría el mejor resultado hasta ese momento para Nissan, finalizando en la quinta posición, después de haber liderado la prueba durante varias fases de la carrera, pero una avería en los momentos finales de la misma le impidió obtener mejor resultado.

Los pilotos
Masahiro Hasemi inició su carrera en el moto-cross antes de firmar un contrato como piloto de Nissan en 1964, fabricante con el que estaría involucrado durante la mayor parte de su trayectoria deportiva en carreras de turismos y resistencia, aunque su primera victoria en esta especialidad la consiguió con un Porsche 906 en los 300 Kilómetros de Suzuka de 1968. Durante esos años siguió logrando más victorias y podios y en 1974 se proclamaría campeón de las Fuji Grand Champion Series. Ese mismo año debutaría en la Fórmula 2 japonesa siendo subcampeón y tercero y de nuevo segundo en las dos temporadas posteriores. En 1976 sería uno de los cuatro pilotos japoneses en debutar en el primer Gran Premio de Japón de Fórmula 1 valedero para el campeonato del mundo, prueba en la que terminaría undécimo. En 1980 vencería de nuevo en las Fuji Grand Champion Series. Después de este título se convirtió en un especialista del modelo Skyline de Nissan y con el conseguiría el campeonato del JTCC de 1989, 1991 y 1992, además de competir con todos los prototipos que el constructor japonés fabricaría hasta 1992, ganando el campeonato JSPC de 1991 y las 24 Horas de Daytona de 1992 entre otras muchas más pruebas en su país natal. En 1994 debutaría en el JGTC del que se retiraría en el año 2000 para seguir como jefe de su propio equipo de carreras, Hasemi Motor Sport y de su empresa del mismo nombre especializada en terminaciones y repuestos deportivos para Nissan y que fundó en 1981. En este campeonato como piloto sería subcampeón en las dos primeras ediciones y disputaría un total de 43 carreras de las que ganaría dos, subiría al podio en seis ocasiones y terminaría en los puntos en 25 de ellas, mientras que como patrón ganó la clase GT300 en 2003 y 2010. En cinco ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans, todas ellas con Nissan. Su mejor resultado lo obtendría en 1990 a bordo de este Nissan R90CP con el que terminó quinto. Debutaría en 1985 con un Nissan R85V acabando en la 16ª plaza, tras la cual abandonaría en dos ocasiones: en 1987 con un Nissan R87E y en 1989 con un Nissan R89C. En 1996 tomaría la salida por última vez y acabaría 15º con un Nissan Skyline GT-R LM.

Kazuyoshi Hoshino, piloto emblemático de Nissan (con quien estaría compitiendo durante la mayor parte toda su carrera deportiva) y conocido como el piloto más rápido de Japón, comenzó compitiendo en moto-cross, ganando el campeonato japonés de 90 y 1255cc de 1968, antes de pasarse a las cuatro ruedas en 1969 como piloto de fábrica de Datsun, y desde 1972 de Nissan. Piloto polivalente, disputó pruebas de monoplazas, de turismos y de resistencia hasta el año 2002, en el que colgó el casco para dirigir el equipo de carreras que fundara en 1988 con el nombre de Hoshino Racing y con el que hoy en día sigue compitiendo en la Fórmula Nippon y en el Super GT con el nombre de la compañía de su propiedad especializada en Nissan, Hoshino Impul Co., Ltd. o, simplemente, Impul, creada en 1980. En su periodo como piloto en monoplazas conseguiría el título de campeón de la Fórmula 2 japonesa en 1975, 1977, 1978, 1987, 1990 y 1993, teniendo el récord de victorias (41) y podios (95) de este campeonato, además de haber sido subcampeón en siete ocasiones más. En resistencia y turismos lograría 36 victorias, 19 segundos puestos y 12 terceros, además de dos victorias de clase, siendo campeón de las Fuji Grand Champion Series en 1978, 1982, 1984, 1985 y 1987, del JTCC en 1990, del JSPC en 1991 y 1992 y de las 24 Horas de Daytona de 1992. En nueve ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans y en todas ellas estaría al volante de los distintos modelos con los que Nissan se presentaría a la prueba de resistencia francesa con su equipo oficial. Uno de sus mejores resultados lo lograría en 1990 con este Nissan R90CP en la edición de 1990 con el que finalizaría quinto de la general. El resto de sus resultados en el circuito de La Sarthe serían: 1986 con un Nissan R86V (AB), 1987 con un Nissan R87E (AB), 1988 con un Nissan R88C (AB), 1989 con un Nissan R89C (AB), 1995 y 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (AB y 15º). En 1997 y 1998 disputaría la prueba con un Nissan R390 GT1 con el que en su primer intento finalizaría 12ª y en el segundo obtendría su mejor resultado en la carrera francesa al subir al tercer escalón del podio.

Toshio Suzuki debutó en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 a la edad de 38 años, como sustituto del piloto francés Philippe Alliot, en las dos últimas pruebas de la temporada de 1993, el Gran Premio de Suzuka y el de Australia, pruebas que terminó en 12ª y 14ª posición respectivamente. Antes de eso ya era un popular piloto después de ganar en 1975 y 1976 el campeonato japonés de karts y de coronarse como campeón en 1979 de la Fórmula 3 japonesa. Tras un breve paso por las fórmulas de promoción del Reino Unido, regresaría de nuevo a Japón para participar en la Fórmula 2 y en su sucesora la Fórmula 3000. En esta categoría permaneció a lo largo de varias temporadas en las que además sería un habitual del campeonato de turismos JTCC y del de resistencia JSPC como piloto de Nissan y Toyota. Con los monoplazas sería campeón en 1995 y subcampeón en 1992 y con los turismos ganaría el campeonato en 1990 y sería tercero en 1991 y 1993. En el campeonato de resistencia obtendría el título de campeón de 1991, siendo tercero en 1990 y segundo en puntos en 1992, aunque lograría el campeonato para Nissan. Tras su paso por los prototipos y la Fórmula 1, en 1994 debuta en el recién creado JGTC en el que compite hasta el año 2000, consiguiendo once podios y terminando tercero del campeonato en 1995 y 1997. Su mayor éxito fuera de su país lo lograría en las 24 Horas de Daytona de 1992, en la que sería la primera victoria de un equipo completamente formado por japoneses, coche incluido, en un evento internacional. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en once ocasiones y lograría su mejor resultado en 1999, año en el que finalizó segundo después de que un pinchazo retrasara el Toyota GT-One que andaba a la captura del BMW V12 LMR, que finalmente ganó la prueba con un margen de una vuelta, teniéndose que conformar con la victoria dentro de la clase LMGTP. En tres ocasiones más terminaría entre los diez primeros, como en 1990, en la que a bordo de este Nissan R90CP sería quinto. Sus resultados completos en Le Mans fueron: 1985 con un Dome 85C (AB), 1986 con un Dome 86C-L (AB), 1988 con un March 88S, 1989 con un Nissan R89C (AB), 1993 con Toyota TS010 (4º), 1995 y 1996 con un Nissan Skyline GT-R LM (AB y 15º), 1998 con un Toyota GT-One (9º), 2000 con un Panoz LMP-1 Roadster-S (6º) y 2008 con un Courage-ORECA LC70 con el que sufriría su último abandono. Desde 2006 es el encargado del equipo de carreras R&D Sport, con el que compite hoy en día en el campeonato japonés Super GT.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1990
Nissan R90CK #24
Chasis: Lola R90C-03
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Motorsport Europe
Julian Bailey
Mark Blundell
Gianfranco Brancatelli
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 142
Q-Model
Referencia: QMC-021

El vehículo
El R90CK es la siguiente evolución del Nissan R89C y con éste comparte muchos de sus elementos. El modelo fue de nuevo construido por Lola, que rediseñó la parte posterior para dar cabida a unos neumáticos traseros más grandes así como para acceder a los elementos claves del motor de una manera más sencilla y rápida. El motor turbo V8 Nissan VRH35Z de 3,5 litros fue así mismo revisado, entregando una potencia de hasta 1.200CV con ajustes de calificación y cerca de 800CV con ajustes de carrera. Un total de seis R90CK fueron construidos entre enero y mayo en el Reino Unido para la temporada de 1990, cuatro para Nissan Motorsport Europe (NME) y dos para la división americana Nissan Performance Technology Inc. (NPTI). Los coches, aunque idénticos, diferían ligeramente en varios elementos aerodinámicos, al provenir estos de diferentes suministradores europeos y americanos. Para la edición de las 24 Horas de Le Mans, Nissan inscribiría las seis unidades en la carrera, cuatro para disputarla y dos que harían las veces de coche de pruebas con los números 21T y 23T. Después de hacer historia para Nissan y el automovilismo japonés al alcanzar la primera posición de la parrilla de salida, una serie averías pusieron en jaque todo el esfuerzo logístico de Nissan para esta carrera y tan sólo uno de los R90CK llegó a completar la prueba. Esta unidad de NME pilotada por Julian Bailey, Mark Blundell (autor de la pole position) y Gianfranco Brancatelli hubo de retirarse poco después de que el italiano sufriera un accidente cundo iba en primera posición al intentar doblar el Toyota 89C-V de Aguri Suzuki. Aunque el coche pudo ser reparado y devuelto a la pista, horas más tarde sufriría un fallo masivo del motor y la transmisión provocando el abandono del último Nissan de NME que quedaba en pie.

Los pilotos
Julian Bailey comenzó su carrera deportiva en las fórmulas de promoción británicas como la Fórmula Ford 1600 y el Festival Fórmula Ford a mediados de los años 80. Sus buenos resultados en estas disciplinas le valieron un contrato para competir en la temporada de 1987 en la Fórmula 3000, en la que se convertiría en el primer piloto británico en ganar una prueba al vencer en la séptima prueba del calendario en el circuito de Brands Hatch. Al año siguiente debutaría en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de la mano de Tyrrell, pero tras calificarse solamente en seis carreras de las 16 que componían el calendario y terminar solamente cuatro de ellas sin conseguir puntos fue despedido. Dirigió entonces sus pasos al mundo de la resistencia donde participaría con Nissan durante tres temporadas en las que lograría una victoria y siete podios. En 1991 vuelve a la Fórmula 1 como piloto de Lotus, pero tras cuatro carreras en las que sólo se calificó en una, terminando sexto, su contrato es rescindido. Completa la temporada de 1991 participando en tres eventos del BTCC con Nissan y en 1992 se convierte en piloto de Toyota para este campeonato y disputaría cuatro temporadas logrando una victoria y dos podios en las 65 carreras que corrió con los coches del fabricante japonés. Tras su experiencia en el BTCC, ficha por Lister como piloto y participa en el IMSA, en el British GT Championship (campeonato en el que cosecharía nueve victorias y siete podios y resultaría vencedor en la edición de 1999) y en el FIA GT, donde sumaría un nuevo título de campeón a su palmarés en el año 2000 con cinco victorias y dos podios. Tras una aciaga temporada en 2001, pondría punto final a su carrera deportiva tras su abandono en las 24 Horas de Le Mans de 2002. Éste sería el quinto abandono que sufriera en la prueba de resistencia francesa, donde no consiguió terminar ninguna de las cinco ediciones en las que compitió. Se estrenó con un Nissan R89C con el que sólo duró cinco vueltas antes de sufrir un accidente y al que seguirían los abandonos de 1990 con este Nissan R90CK, de 1997 con un Lister Storm GTL y de 2001 con un MG-Lola EX257.

Mark Blundell, piloto curtido en las fórmulas de promoción británicas y europeas donde lograría varios campeonatos y victorias, debutaría en la Fórmula 3000 (antesala de la Fórmula 1) en 1987, donde a lo largo de tres temporadas lograría tres terceros puestos antes de debutar en la máxima categoría de los monoplazas en 1991, y en la que obtendría tres podios y sumaría 32 puntos en las cuatro temporadas en las que compitió. Tras su aventura en la Fórmula 1 cruzaría el Atlántico para participar en la CART en la que debutaría en 1996 y en la que hasta el año 2000 correría en 81 pruebas de las que ganaría tres y sería dos veces segundo, alcanzando un sexto puesto en el campeonato de 1997. Paralelamente a su carrera en monoplazas encontraría tiempo para participar en pruebas de resistencia en las que competiría hasta su retirada en el año 2013. Después de lograr varios podios con Nissan en las temporadas de 1989 y 1990 su mejor resultado llegaría en 1992, año en el que ganaría las 24 Horas de Le Mans con un Peugeot 905 Evo 1 Bis LM. En la prueba de resistencia francesa debutaría con un Nissan R89C con el que no tuvo oportunidad de dar una sola vuelta de carrera ya que uno de sus compañeros de equipo estrelló el coche en la quinta vuelta. Tras este desastroso estreno participaría en Le Mans en 1990 con este Nissan R90CK con el que también habría de abandonar. Tras su victoria en 1992 no regresaría hasta 1995, año en el que con un McLaren F1 GTR cruzó la línea de meta en la cuarta posición. En 2001 y 2002 sufriría sendos abandonos con un MG-Lola EX257 y en 2003 tomaría la salida por última vez y finalizaría segundo con un Bentley EXP Speed 8. Tras varios años comentando la Fórmula 1 en el canal británico ITV, regresaría para participar de forma esporádica en el campeonato British GT, en las Blancpain Endurance Series y en las 24 Horas de Daytona de 2011, en las que sería cuarto, a bordo de un Riley Mk XX del equipo United Autosports.

Gianfranco Brancatelli debutó en 1973 en la Fórmula Abarth italiana, de la que sería campeón en la temporada siguiente. En 1975 terminaría segundo en el campeonato local de Fórmula 3 y ese mismo año disputaría el Europeo de la especialidad, siendo tercero en la temporada de 1976. Siguiendo con su profesión en los monoplazas, competiría en la Fórmula 2 europea y debutaría en la Fórmula 1 en 1979, si bien en tres carreras en las que estuvo inscrito no llegó a calificarse para disputar la prueba. Tras no conseguir un volante en este campeonato, dirigió sus pasos a las carreras de turismos y prototipos, donde cosecharía sus mejores resultados, especialmente en el European Touring Car Championship (ETCC). En este campeonato estaría por primera vez en 1980, pero no sería hasta dos años más tarde cuando empezaría a terminar regularmente en los puntos y ya en 1984 lograría sus primeras victorias y en 1985 conseguiría el título de campeón, venciendo en seis carreras y subiendo al podio en otras cinco ocasiones. Su mayor triunfo en una carrera individual fue en las 24 Horas de Spa de 1989, prueba que ganó en un Ford Sierra RS500 Cosworth junto a Bern Schneider y Win Percy. En las 24 Horas de Le Mans su mejor resultado lo conseguiría con un Sauber C9 con el que se colocó segundo de la clasificación final en la que sería su cuarta participación en la prueba gala. La primera vez que vistió La Sarthe fue en 1979 con un De Tomaso Pantera con el que, a pesar de terminar, no se clasificó al no recorrer la distancia mínima exigida para hacerlo. En 1980 abandonaría con un Lancia Beta Montecarlo, al igual que haría en 1986 Jaguar XJR-6 y en su última carrera en Le Mans, en 1990, con este Nissan R90CK. Tras participar en las 24 Horas de Daytona en 1997 se retiraría oficialmente de la competición.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1990
Nissan R90CK #25
Chasis: Lola R90C-04
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Motorsport Europe
Kenneth Acheson
Olivier Grouillard
Martin Donnelly
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 0
Q-Model
Referencia: QMC-022

El vehículo
El R90CK es la siguiente evolución del Nissan R89C y con éste comparte muchos de sus elementos. El modelo fue de nuevo construido por Lola, que rediseñó la parte posterior para dar cabida a unos neumáticos traseros más grandes así como para acceder a los elementos claves del motor de una manera más sencilla y rápida. El motor turbo V8 Nissan VRH35Z de 3,5 litros fue así mismo revisado, entregando una potencia de hasta 1.200CV con ajustes de calificación y cerca de 800CV con ajustes de carrera. Un total de seis R90CK fueron construidos entre enero y mayo en el Reino Unido para la temporada de 1990, cuatro para Nissan Motorsport Europe (NME) y dos para la división americana Nissan Performance Technology Inc. (NPTI). Los coches, aunque idénticos, diferían ligeramente en varios elementos aerodinámicos, al provenir estos de diferentes suministradores europeos y americanos. Para la edición de las 24 Horas de Le Mans, Nissan inscribiría las seis unidades en la carrera, cuatro para disputarla y dos que harían las veces de coche de pruebas con los números 21T y 23T. Después de hacer historia para Nissan y el automovilismo japonés al alcanzar la primera posición de la parrilla de salida, una serie averías pusieron en jaque todo el esfuerzo logístico de Nissan para esta carrera y tan sólo uno de los R90CK llegó a completar la prueba. Esta unidad de NME pilotada por Kenneth Acheson, Martin Donnelly y Olivier Grouillard, que partían desde la quinta posición en la parrilla de salida, ni siquiera llegó a completar la vuelta de formación, al sufrir la rotura de la caja de cambios durante la misma.

Los pilotos
Kenneth Acheson, hijo del también piloto Harry Acheson, comenzó disputando campeonatos de promoción de monoplazas a mediados de los años 70, y ya en 1977 se proclamaría campeón de la Fórmula Ford 1600 irlandesa. Al año siguiente se trasladó a la Fórmula Ford británica donde ganó 29 pruebas y tres campeonatos. En 1979 debuta en la Fórmula 3 y queda subcampeón en 1980. Siguiendo su progresión con los monoplazas, competiría en el europeo de Fórmula 2 entre 1981 y 1983, donde obtendría tres podios y a mitad de la temporada de 1983 debutaría en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en el Gran Premio de Gran Bretaña, en el que, sin embargo, no pudo clasificarse para correr la prueba. Lo intentaría durante cinco Grandes Premios más sin éxito y en la última carrera, el Gran Premio de Sudáfrica, por fin pudo estar en la parrilla de salida y consiguió terminar la carrera en la duodécima posición. En 1984 sólo se inscribiría en tres pruebas, de las que únicamente competiría en una que terminaría en abandono. Tras fracasar como piloto de Fórmula 1, inició una carrera en el mundo de las competiciones de turismos y prototipos que le fue más provechosa, participando con asiduidad en el All-Japan Sports Prototype Championship (JSPC) y el World Sports-Prototype Championship (WSPC), donde a lo largo de cerca de 60 carreras disputadas entre 1985 y 1995 cosecharía cinco victorias absolutas, siete segundos puestos y ocho terceros. En las 24 Horas de Le Mans estaría en la parrilla de salida en seis ocasiones, tres de las cuales acabaría en el podio, con dos segundos y un tercer puesto, mientras que en el resto habría de abandonar. Su debut oficial en la prueba reina de la resistencia, sería en 1989 con un Sauber C9, con el que obtendría su primer podio, finalizando segundo. Esa misma posición la lograría en 1992 con un Toyota TS010 y en 1991 ocuparía el tercer puesto con un Jaguar XJR-12. Los tres abandonos que sufriría serían en 1990 con este Nissan R90CK, en 1993 con un Toyota TS010 y en 1995 con un SARD MC8-R. En 1996 competiría con un Lister Storm GTS en las 24 Horas de Daytona con el que tendría un espectacular accidente del que afortunadamente salió indemne, pero que le convenció para dejar la competición activa.

Olivier Grouillard comenzó su carrera en el karting francés y ya en 1981 ganaría el prestigioso Volant Elf para jóvenes pilotos, que le abriría las puertas para competir en la Fórmula Renault, campeonato que ganaría en su primer año, y las Fórmula 3 francesa, donde sería de nuevo campeón en 1984. Tras pasar por el campeonato de Fórmula 3000, obteniendo la victoria en dos carreras y siendo subcampeón en 1988, al año siguiente debutaría en el mundial de Fórmula 1. En este campeonato disputaría cuatro temporadas en las que correría 41 pruebas de 62 inscripciones y de las que terminaría en los puntos solamente en una de ellas. Tras acabar su aventura en la Fórmula 1, en 1993 competiría durante una temporada en la CART americana, pero sus resultados no fueron mejores y regresaría a Europa para participar en el BPR Global GT, consiguiendo tres victorias en la edición de 1995 y una más en la de 1996. Desde 1997 y hasta el final de su carrera en 2001, participaría en varios campeonatos de GT, obteniendo un segundo puesto en los 300 Kilómetros de Suzuka del JGTC de 1998 como mejor resultado. En las 24 Horas de Le Mans competiría en siete ocasiones, debutando con este Nissan R90CK con el que no llegaría a completar una sola vuelta en carrera ya que el coche se averió en la vuelta de formación. No volvería al circuito de La Sarthe hasta 1994, año en el que con un Venturi 600LM también abandonaría, al igual que haría en 1997 con un Courage C36. En 1995 y 1996 sería quinto y sexto respectivamente con un McLaren F1 GTR y en 1998 repetiría con un Courage C36 con el que terminó 16º. Su última carrera la disputaría en el año 2000 a bordo de un Courage C52 con el que finalizó cuarto de la general.

Martin Donnelly comenzó en la Fórmula 3 británica y europea a mediados de los años 80 y daría el salto a la Fórmula 3000 en 1987. En la temporada siguiente sería tercero del campeonato compitiendo solamente en cinco carreras de las que ganaría dos y terminaría segundo en otras dos. Esto le valió un contrato con Arrows para debutar en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 1989 con el que participaría en una sola carrera mientras disputaba el mundial de Fórmula 3 de ese año en el que logró una victoria y un podio. En 1990 es contratado por Lotus para la Fórmula 1 y participa en doce carreras en las que termina tres veces entre los diez primeros antes de que en las sesiones de prácticas del Gran Premio de España en el circuito de Jerez sufriera un terrible accidente que pondría fin a su carrera en los monoplazas. Desde entonces ha participado en varias competiciones monomarca como la Lotus Sport Elise Championship, la Ginetta G50 Cup o la Volkswagen Scirocco R-Cup y correría tres pruebas del BTCC en 2015. En carreras de resistencia participaría esporádicamente en distintas pruebas antes de su salto a la máxima categoría de los monoplazas y con posterioridad a su accidente. Así en 1987 fue séptimo en los 1.000 Kilómetros de Nürburgring, ganaría la prueba del circuito de Diepholz del campeonato alemán ADAC Supercup de 1989 y sería tercero en la carrera de Silverstone del British GT Championship de 1993. En dos ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans. En 1989 debutaría con un Nissan R89C, con el que abandonaría tras sufrir un de sus compañeros de equipo un accidente en las primeras vueltas, y en 1990, año en el que también habría de abandonar, esta vez a bordo de este Nissan R90CK que no llegó a completar la vuelta de formación.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1990
Nissan R90CK #83
Chasis: Lola R90C-05
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Performance Technology Inc.
Geoff Brabham
Chip Robinson
Derek Daly
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 251
Q-Model
Referencia: QMC-023

El vehículo
El R90CK es la siguiente evolución del Nissan R89C y con éste comparte muchos de sus elementos. El modelo fue de nuevo construido por Lola, que rediseñó la parte posterior para dar cabida a unos neumáticos traseros más grandes así como para acceder a los elementos claves del motor de una manera más sencilla y rápida. El motor turbo V8 Nissan VRH35Z de 3,5 litros fue así mismo revisado, entregando una potencia de hasta 1.200CV con ajustes de calificación y cerca de 800CV con ajustes de carrera. Un total de seis R90CK fueron construidos entre enero y mayo en el Reino Unido para la temporada de 1990, cuatro para Nissan Motorsport Europe (NME) y dos para la división americana Nissan Performance Technology Inc. (NPTI). Los coches, aunque idénticos, diferían ligeramente en varios elementos aerodinámicos, al provenir estos de diferentes suministradores europeos y americanos. Para la edición de las 24 Horas de Le Mans, Nissan inscribiría las seis unidades en la carrera, cuatro para disputarla y dos que harían las veces de coche de pruebas con los números 21T y 23T. Después de hacer historia para Nissan y el automovilismo japonés al alcanzar la primera posición de la parrilla de salida, una serie averías pusieron en jaque todo el esfuerzo logístico de Nissan para esta carrera y tan sólo uno de los R90CK llegó a completar la prueba. Esta unidad de NPTI pilotada por Geoff Brabham, Chip Robinson y Derek Daly sería la última en abandonar la carrera, después de haber pasado buena parte de la misma en la primera posición. Finalmente, una avería les llevó a los garajes donde los mecánicos emplearon más de noventa minutos en intentar solucionarla, pero a pesar de todos sus esfuerzos el coche no pudo ser puesto de nuevo en la pista y se retiró.

Los pilotos
Geoff Brabham, hijo mayor del triple campeón del mundo Jack Brabham y hermano de los también pilotos Gary y David Brabham, comenzó su carrera deportiva en las fórmulas de promoción y en 1973 obtendría el título de campeón de la Fórmula 2 australiana. Tras varios años en distintos campeonatos de Fórmula 3, en 1979 sería campeón de la Fórmula Super Vee de los Estados Unidos e iniciaría una larga carrera que le llevaría a participar en la Canadian-American Challenge Cup (Can-Am), de la que fue campeón en 1981, la CART, en la que consiguió en doce temporadas ocho podios, terminando como el mejor octavo piloto en tres ocasiones y sobre todo en el campeonato IMSA, del que sería campeón en 1988, 1989, 1990 y 1991. Tras finalizar en la CART, regresó a su Australia natal para participar en el Australian Super Touring Championship, del que sería subcampeón en 1995 y 1997, y en el que lograría nueve victorias de 48 pruebas disputadas. En pruebas individuales ganaría las 12 Horas de Sebring de 1989 y 1991, terminando segundo en las ediciones de 1990 y 1992, y sería ganador junto a su hermano David de la Bathurst 1000 de 1997. Cuatro años antes lograría el que es su mayor triunfo en una sola carrera, al vencer en su tercera y última participación en las 24 Horas de Le Mans de 1993, donde pilotaría para el equipo oficial de Peugeot un 905 Evo 1C, lo que le convertía en el tercer piloto australiano en ganar en Le Mans tras Bernard Rubin en 1928 y Vern Schuppan en 1983. Curiosamente, su hermano David sería el cuarto, y de momento último, en hacerlo; esta vez con Peugeot 908 HDi FAP oficial en la edición de 2009. En 1989 se estrenaría en el circuito de La Sarthe a bordo de un Nissan R89C con el que abandonaría. Al año siguiente repetiría con Nissan, en esta ocasión con este Nissan R90CK, con el que tampoco pudo terminar la carrera. Tras su retirada como piloto profesional se encarga de dirigir la carrera de su hijo, y también piloto, Matthew Brabham.

Chip Robinson, durante los años en los que compitió como piloto profesional, estuvo activo principalmente en distintos campeonatos de los Estados Unidos, especialmente el IMSA. Comenzó su carrera deportiva en las fórmulas de promoción como la Super Vee organizada por la SCCA, de la que sería subcampeón en 1984. En la serie IMSA disputaría cerca de 120 carreras entre 1985 y 1993 de las cuales lograría vencer en 17 ocasiones, incluida una victoria en las 24 Horas de Daytona de 1987, a la que sumaría una segunda posición en 1991. Otra de sus victorias más importantes de su palmarés la obtendría en las 12 Horas de Sebring de 1989, prueba en la que sería segundo en 1987, 1990 y 1991. El mismo año en que ganó en Daytona se proclamaría campeón del IMSA y en este campeonato, además de sus victorias, cosecharía 23 segundos puestos más y diez terceros. En cuatro ocasiones participaría en las 24 Horas de Le Mans. En la primera de ellas terminaría 13º y resultaría vencedor de su clase con un Jaguar XJR-5. Sus tres restantes participaciones terminarían con su coche aparcado antes de tiempo, estas fueron en 1987 con un Porsche 962C, en 1989 con un Nissan R90C y 1990 con este Nissan R90CK.

Derek Daly, comenzó a disputa fórmulas de promoción a mediados de la década de 1970, este irlandés realizó una vertiginosa carrera con los monoplazas que le llevó de ser el ganador del Festival Formula Ford de 1976 y campeón del campeonato británico de Fórmula 3 en 1977 a competir casi simultáneamente en el Campeonato de Europa de Fórmula 2 y el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 a finales de la década. En la máxima categoría de los monoplazas debutaría en 1978 y tras varias decepciones en esa temporada lograría una sexta posición en el último Gran Premio, el de Canadá. La siguiente temporada no fue mejor y habría de esperar hasta la de 1980 para volver a sumar puntos. En su último año en la Fórmula 1, 1982, cosechó sus mejores resultados con cinco carreras en los puntos y tres más entre los diez primeros. Ese mismo año disputaría así mismo una prueba en la CART americana y en este campeonato estaría hasta 1989, consiguiendo un tercer puesto como mejor resultado y terminando 2 vece entre los diez primeros. Al finalizar su contrato en la CART pasaría a disputar pruebas de resistencia, disciplina en la que ya había competido de manera intermitente en el pasado, como piloto oficial de la división americana de Nissan, Nissan Performance Technologies Inc. (NPTI). Con ellos lograría los mejores resultados de su carrerea deportiva, ganando las 12 Horas de Sebring de 1990 y 1991, además de ser segundo en 1992, posición que también lograría en las 24 Horas de Daytona un año antes. En las 24 Horas de Le Mans participaría en tres ocasiones. En 1988 debutaría con el equipo Silk Cut Jaguar en un Jaguar XJR-9 LM con el que finalizaría cuarto y con el que abandonaría en 1989. Al año siguiente como integrante de NPTI correría la prueba con este Nissan R90CK con el que hubo de abandonar después de haber liderado la prueba durante varias fases de la misma.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1990
Nissan R90CK #84
Chasis: Lola R90C-02
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Nissan Performance Technology Inc.
Bob Earl
Michael Roe
Steve Millen
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
17º 17º
311 Vueltas: 4.229,600 km - Velocidad Media: 176,131 km/h
Q-Model
Referencia: QMC-024

El vehículo
El R90CK es la siguiente evolución del Nissan R89C y con éste comparte muchos de sus elementos. El modelo fue de nuevo construido por Lola, que rediseñó la parte posterior para dar cabida a unos neumáticos traseros más grandes así como para acceder a los elementos claves del motor de una manera más sencilla y rápida. El motor turbo V8 Nissan VRH35Z de 3,5 litros fue así mismo revisado, entregando una potencia de hasta 1.200CV con ajustes de calificación y cerca de 800CV con ajustes de carrera. Un total de seis R90CK fueron construidos entre enero y mayo en el Reino Unido para la temporada de 1990, cuatro para Nissan Motorsport Europe (NME) y dos para la división americana Nissan Performance Technology Inc. (NPTI). Los coches, aunque idénticos, diferían ligeramente en varios elementos aerodinámicos, al provenir estos de diferentes suministradores europeos y americanos. Para la edición de las 24 Horas de Le Mans, Nissan inscribiría las seis unidades en la carrera, cuatro para disputarla y dos que harían las veces de coche de pruebas con los números 21T y 23T. Después de hacer historia para Nissan y el automovilismo japonés al alcanzar la primera posición de la parrilla de salida, una serie averías pusieron en jaque todo el esfuerzo logístico de Nissan para esta carrera y tan sólo uno de los R90CK llegó a completar la prueba, precisamente esta unidad de NPTI pilotada por Bob Earl, Michael Roe y Steve Millen, que cruzarían la línea de meta en la 17ª posición, después de haber salido desde la 25ª, y tras de sufrir dos averías consecutivas en los primeros compases de la prueba y que les llevaron hasta la última posición en el primer cuarto de carrera.

Los pilotos
Bob Earl comenzó su carrera deportiva en la Fórmula Ford estadounidense a principios de la década de 1970 y ya en 1973 obtendría el título de campeón en esta disciplina. Más tarde debutaría en la Formula Atlantic donde lograría la victoria en el Gran Premio de Road Atlanta en 1979 y 1980 y el Gran Premio de Macao de 1981. A mediados de los años 80, dirigiría sus pasos hacia las competiciones de turismos y resistencia, en las que ya había competido de manera intermitente durante su etapa en los monoplazas, participando de manera principal en el campeonato IMSA. En este campeonato lograría varias victorias absolutas, como la de las 12 Horas de Sebring de 1990, y varias de clase como las de las 24 Horas de Daytona de 1987 y 1989 y en las que lograría finalizar como el segundo mejor piloto en 1991, resultado que también conseguiría en la prueba de Sebring de ese mismo año. En 1990 participaría por primera y única vez en las 24 Horas de Le Mans y lo haría a bordo de este Nissan R90CK con el que finalizaría en la 17ª posición de la general. Se retiraría de la competición oficial al término de la temporada de la IMSA de 1993 para dedicarse a trabajar como instructor de jóvenes pilotos.

Michael Roe se trasladó en busca de mejores fortunas a los Estados Unidos tras debutar en la Fórmula Ford británica, de la que ganó la prueba del Festival Fórmula Ford en el circuito de Brands Hatch en 1978. En el país americano competiría en la Can-Am y en su segunda temporada obtendría el título de campeón venciendo en siete de las diez carreras que componían la serie y haciendo la pole y la vuelta rápida de carrera en las diez. Tras su paso por la Can-Am, completó varias carreras de la CART, pero no logró buenos resultados y terminó 27º del campeonato. A partir de 1985 competiría de manera regular en las pruebas del WSC, JSPC y más adelante en las del IMSA, obteniendo un tercer puesto en los 500 Kilómetros de Suzuka de 1986 como mejor resultado. En 1989 debutaría en Le Mans con un Aston Martin AMR1 con el que cruzaría la línea de meta en undécima posición. Al año siguiente, con este Nissan R90CK, tomaría la salida por última vez en la prueba francesa, terminando en la 17ª plaza de la general.

Steve Millen comenzaría en las competiciones de subida a montaña y en las de fórmulas promocionales antes de trasladarse a los Estados Unidos, país en el que terminaría convirtiéndose en toda una leyenda del automovilismo deportivo. Piloto todoterreno, a lo largo de su trayectoria deportiva competiría en numerosas pruebas de Super Trucks, rally, monoplazas, turismos y prototipos, ganando muchas de ellas e incluso llegaría a participar como especialista en diversas películas. Su carrera daría un giro cuando en 1989 fue contratado por Cunningham Racing, equipo semioficial de Nissan America, con quien competiría en siete temporadas del campeonato IMSA a bordo de un Nissan 300ZX Turbo en las clases GT. Durante esos siete años con este equipo respaldado por la fábrica, lograría los récords aún hoy imbatidos de 23 primeras posiciones en la parrilla de salida, así como veinte victorias, que le otorgarían dos veces el título de campeón en 1992 y 1994. Entre esas victorias destacan con luz propia las absolutas de las 24 Horas de Daytona y las de las 12 Horas de Sebring en 1994, prueba en la que además sería primero de la clase GTO y GTS en 1993 y 1995 respectivamente. Tras sufrir un accidente en la prueba de Road Atlanta del campeonato de 1995, se retiraría oficialmente de la competición y crearía la empresa Stillen, especializada en repuestos y accesorios de competición para vehículos de producción de Nissan y que más tarde se transformaría en Stillen Motorsports, suministrando recambios para equipos de competición. Con tan exitosa carrera en los Estados Unidos, en muy pocas ocasiones cruzaría el charco para participar en competiciones europeas, así, solamente dos veces acudiría a las 24 Horas de Le Mans, ambas con Nissan. La primera de ellas sería con este Nissan R90CK con el que finalizó 17º y no volvería hasta 1994, año en el que competiría con el mismo Nissan 300ZX Turbo de la IMSA y con el que terminaría quinto, obteniendo la victoria dentro, precisamente, de la clase IMSA GTS de la prueba francesa.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.


1990
Nissan R89C #85
Chasis: Lola R89C-03
Motor: Nissan VRH35Z 3.5L V8 Turbo
Team Le Mans Co
Takao Wada
Anders Olofsson
Maurizio Sandro Sala
Grand Prix d'Endurance les 24 Heures du Mans
General Gr. C1
AB  
Abandono por avería - Vuelta 182
Q-Model
Referencia: QMC-004

El vehículo
Una vez que Nissan comenzó el desarrollo del sustituto del R89C, algunas de las unidades construidas serían vendidas a equipo privados, como esta que lo sería al especialista en repuestos y accesorios de Nissan, Le Mans Co. Esta unidad sería la misma que llevara el número 23 en la edición de 1989. Para la de este año, se sustituyeron los carenados que cubrían el eje trasero, se colocó el ala posterior en una posición más horizontal para mejorar el agarre y se rediseñó la capota trasera para hacerla más accesible el motor en caso de reparación. A pesar de estos cambios, el coche, que sería pilotado por Takao Wada, Anders Olofsson y Maurizio Sandro Sala no pudo completar la prueba tras sufrir una avería en el sistema eléctrico.

Los pilotos
Takao Wada debutó como piloto profesional a finales de la década de 1970 disputando la Fórmula Pacífico y el campeonato japonés de resistencia Fuji Long Distance Series. Con los monoplazas sería subcampeón en 1978 y al año siguiente obtendría el título de campeón. Compitiendo con monoplazas, turismos y prototipos seguiría hasta prácticamente hasta el final de su carrera deportiva en 1999. Tras pasar por la Fórmula 2 japonesa y después por el campeonato que la sustituyó, la Fórmula 3000, en el que ganaría dos pruebas entre 1987 y 1993, en 1994 participa en el recién estrenado campeonato JGTC, donde en seis temporadas no consiguió ninguna victoria o podio, terminando entre los diez primeros en cinco carreras de las 30 en las que participó. En 1993 lograría el mayor éxito deportivo de su carrera al ganar los 1.000 Kilómetros de Suzuka con un Nissan R92CP. Precisamente con los coches del constructor japonés saldría en cinco ocasiones de su país para participar en las 24 Horas de Le Mans, única prueba extranjera en la que competiría durante sus años comopiloto de carreras y en la que sólo vería la bandera a cuadros en una ocasión mientras que en las restantes abandonaría por diferentes averías mecánicas, como en el caso de la edición de 1990 en la que a bordo de este Nissan R89C hubo de retirarse. El resto de sus participaciones fueron; en 1986 con un Nissan R85V (18º), 1987 con un Nissan R87E (AB), 1988 con un Nissan R88C (AB) y 1989 con un March 88S (AB).

Anders Olofsson comenzó su carrera en la Fórmula 3 sueca, proclamándose campeón en 1977 y 1978, años en los que también sería subcampeón de Europa de la especialidad. Tras un breve paso por la Fórmula 2, centra su carrera en competiciones de turismos y prototipos, tomando parte en varias pruebas del WSC y del ETCC. En este último consigue sus primeras victorias y podios a mediados de los años 80 y es fichado por Nissan como piloto. Con el fabricante japonés disputaría el WSPC y el JSPC, consiguiendo más victorias y podios y siendo campeón del Campeonato Japonés de Prototipos en 1990 y en el de turismos (JTCC) en 1991. Ese mismo año conseguiría el que su mayor triunfo en una carrera al ganar las 24 Horas de Spa. Tras finalizar su contrato con Nissan participa de forma regular en varios campeonatos de GT, como el Intenational GT, el BPR o su sucesor, el FIA GT, logrando nuevas victorias y podios. En 1998 y 1999 participaría en unas pocas pruebas del JGTC hasta que en el año 2000 disputaría su última carrera en las 24 Horas de Daytona, después de la cual se retiró de la competición activa tras haber disputado más de 150 eventos en los que conseguiría diez victorias, nueve segundos y trece terceros puestos, además de otras tres victorias dentro de la clase en la que competía. En las 24 de Le Mans participaría en nueve ocasiones, debutando justamente con un Nissan R86V con el que hubo de abandonar tras un accidente. Todas sus demás carreras, excepto la última, acabaron antes de tiempo. Así, en 1988 abandonaría con un March 88S, en 1989 con un Cougar Nissan R88V, en 1990 con este Nissan R89C, en 1991 con un Courage C26S, en 1994 con un Ferrari F40 Turbo, en 1995 con un Ferrari F40 GT LM y en 1996 con un Ferrari F40 GT Evoluzione. En 1997 conseguiría finalizar la prueba, alcanzando la segunda posición en el podio y la victoria dentro de la clase GT1 con un McLaren F1 GTR.

Maurizio Sandro Sala comenzó compitiendo en el karting brasileño antes de pasar a competir en la Fórmula Vee y en la Fórmula Ford de su país. A mediados de los años 80 se traslada al Reino Unido para seguir compitiendo en la Fórmula Ford, resultando campeón en 1983, y en la Fórmula 3, donde sería subcampeón en 1986. En 1987 cambia de aires y se dirige a Japón donde disputa el campeonato de Fórmula 3 y el All-Japan Sports Prototype Championship. En este campeonato lograría una de sus victorias más importantes al vencer en los 500 Kilómetros de Suzuka de 1988. A principios de la década de 1990 compite en el nuevo FIA Sportscar World Championship, sustituto del WSC, obteniendo un segundo puesto como mejor resultado en las dos temporadas en las que compitió antes de comenzar en el BPR Global GT, campeonato en el que ganaría cinco carreras en 1995. En las 24 Horas de Le Mans tomaría la salida en seis ocasiones, terminando tres y abandonando en el resto, como en esta edición de 1990, en la que a bordo de este Nissan R89CK sufriría una avería eléctrica irreparable. Sus demás resultados fueron: 1989 con un Porsche 962C (AB), 1991 con un Mazda 787 (6º), 1992 con un Mazda MXR-01 (4º), 1995 y 1996 con un McLaren F1 GTR con el que finalizaría cuarto y abandonaría en su última carrera en el circuito de La Sarthe. Tras varios años en los que apenas compite en una o dos pruebas por temporada, se retiraría de la competición oficial en 2005, dedicándose desde entonces a impartir cursos de conducción para jóvenes pilotos, además de trabajar en una empresa de blindaje de automóviles de representación.

La miniatura
Q-Model es un fabricante japonés que comenzó fabricando repuestos para coches de slot y posteriormente a fabricar kits a escala 1/24. En el año 2000 inició la producción de modelos en escala 1/43, principalmente de coches de carreras de fabricantes japoneses, aunque su primera miniatura fue un Lancia LC1 de la edición de 1982 de Le Mans. Su escasa producción se basa en unos pocos modelos en diecast, y posteriormente en resina, del Mazda 767B, Toyota 89C-V y 90C-V y del Nissan R89C y R90, tanto de las 24 Horas de Le Mans como del campeonato japonés de resistencia. Las miniaturas están muy bien terminadas y detalladas y se producen en mínimas tiradas que apenas salen de Japón, lo que les hacen ser bastante difíciles de conseguir en otros países.