Nissan Motor Company Ltd
All-Japan Gran Turismo Championship - Super GT

Más miniaturas e información de Nissan en las siguientes secciones


Nissan Skyline GT-R (BNR32)

El vehículo

1994
Unisia Jecs Skyline #3
Hasemi Motorsports
Masahiro Hasemi
All-Japan Gran Turismo Championship
Class 1
/56 Puntos
Ebbro
Referencia: 44190

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.


Nissan Skyline GT-R (BNR33)

El vehículo

1995
Nissan Skyline GT-R #1
Hoshino Racing
Masahiko Kageyama
Kazuyoshi Hoshino
All-Japan Gran Turismo Championship
Class 1
/67 Puntos
Ebbro
Referencia: 43361

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

1998
Pennzoil NISMO GT-R #23
NISMO
Érik Comas
Masami Kageyama
All-Japan Gran Turismo Championship
GT500
/67 Puntos
Ebbro
Referencia: 44191

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.


Nissan Skyline GT-R (BNR34)

El vehículo

2003
Motul Pitwork GT-R #22
NISMO
Masami Kageyama
Richard Lyons
All-Japan Gran Turismo Championship
GT500
/65 Puntos
Ebbro
Referencia: 43471

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.


Nissan Fairlady Z (Z33)

El vehículo
Presentado a mediados de 2002 tras más de dos años de desarrollo, el Nissan Fairlady Z (Z33) constituiría la cuarta generación de la serie Z del fabricante japonés que comenzaría en 1969 con el 240Z y continuaría después con el 280ZX y las dos generaciones del 300ZX cuya última versión estaría en producción hasta el verano de 2000. Como buque insignia de estos modelos, el Fairlady Z sería igualmente un cupé deportivo de dos plazas que contaría con una versión descapotable introducida en 2003.

Conocido como Nissan 350Z en el resto de mercados debido al desplazamiento de su motor, un V6 de 3,5 litros, el Fairlady Z sería construido sobre la plataforma Nissan FM diseñada para vehículos de motor central y tracción trasera si bien, el nuevo cupé deportivo montaría la unidad en la parte delantera. Para lograr un comportamiento lo más deportivo posible, los ingenieros de Nissan pondrían especial atención en lograr un bajo centro de gravedad y un equilibrio de pesos entre la parte delantera y trasera idénticos para lo que se construirían dos subchasis con soldaduras reforzadas para el motor y el conjunto de la transmisión trasera.

Se utilizarían entonces materiales livianos como el aluminio en el capó y una gran parte de los componentes del chasis, prescindiendo de técnicas complejas y pesadas como la turboalimentación, los sistemas de admisión variable o la dirección en todas las ruedas. El resultado fue una distribución de peso del 53% en el eje delantero y del 47% en el eje trasero, a lo que también contribuiría la posición del motor con el centro de gravedad situado detrás del eje delantero. Otra ventaja de no utilizar tecnología complicada, y por lo tanto cara fue el menor costo en desarrollo y producción que repercutiría en un precio de venta relativamente bajo ofreciendo al cliente una buena relación precio-rendimiento.

El diseño mecánico del Nissan Fairlady Z contaría con el motor VQ35DE, esto es, un gasolina V6 de 3.5 litros de desplazamiento fabricado en aluminio con cuatro válvulas por cilindro y cuatro árboles de levas en cabeza de aspiración natural capaz de entregar 280CV con una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,9 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h con un consumo medio de 11,4 litros por cada 100 kilómetros.

La transmisión de esta potencia se realiza de forma estándar a través de una caja de cambios manual con seis marchas fabricada por Aichi Machine Industry y estaría disponible asimismo una automática con cinco velocidades en algunos mercados realizada JATCO Ltd, compañía especializada en fabricar componentes de alto rendimiento para Nissan. Como parte del proceso de ahorro de peso impuesto por el fabricante japonés para el Nissan Fairlady Z, la caja de cambios estaría conectada a un diferencial viscoso en el eje trasero a través de un eje cardán de una pieza hecho de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP por sus siglas en inglés).

El Fairlady Z (Z33) estaría en producción hasta 2008 y sería sustituido por el 370Z (Z34) y en ese periodo recibiría dos mejoras tanto en su aspecto exterior como en su mecánica. La primera llegaría en septiembre de 2005 con la inclusión en la gama de luces traseras LED, faros bi-xenón, llantas de aleación de 18 pulgadas, un paragolpes delantero rediseñado, una nueva parrilla con dos puntales transversales en lugar de tres y reflectores laterales modificados. El motor sería el mismo VQ35DE pero su potencia se incrementaría hasta los 301CV ajustando el sistema de admisión y optimizando el peso de las bielas, los pistones, los nuevos árboles de levas, así como el control variable de las válvulas de escape.

El segundo lavado de cara ocurriría en enero de 2007, con un nuevo diseño del capó para dar cabida al mayor tracto de admisión del nuevo motor VQ35HR. Esta unidad sería una evolución del anterior VQ35DE en la que se revisarían alrededor del 80 por ciento de los componentes que conllevaría a un aumento de la compresión y de la potencia, situada ahora en los 313CV con la velocidad máxima aún limitada a los 250 km/h y una mejora en la aceleración de 0 a 100 de 0,2 segundos.

Durante su periodo de fabricación, el Nissan Fairlady Z sería el puntal del fabricante japonés en el mundo de la competición siendo utilizado por numerosos equipos tanto oficiales como privados en carreras de GT como el propio campeonato japonés de la especialidad, así como en otras series GT e incluso en carreras de 24 horas como la de Nürburgring.

En el campeonato japonés, JGTC y Super GT a partir de 2005, el coche se estrenaría en la temporada de 2003 en la clase GT300 de la mano del equipo Hasemi Motorsports que terminaría el campeonato en la primera posición después de lograr una victoria parcial en la prueba celebrada en el circuito malayo de Sepang. En 2004, el coche sería introducido en la clase GT500 para sustituir al Nissan Skyline GT-R (BNR34). Con extensas modificaciones que incluirían una mayor distancia entre ejes, carrocería de carbono para reducir el peso, chasis de aluminio y un nuevo motor VQ30DETT de 3.0 litros con doble turbocompresor que ofrece una potencia máxima cercana a los 480 caballos.

Cuatro coches disputarían la campaña de GT500 2004: dos introducidos por NISMO, otro de Impul y el cuarto preparado por Hasemi. Tras lograr las victorias de Aida y Kyūshū, los pilotos Satoshi Motoyama y Richard Lyons se llevarían el campeonato a bordo de su Xanavi NISMO Z, mientras que el G'ZOX ・ SSR-Hasemi Z manejado por Toshihiro Kaneishi y Érik Comas quedaría tercero, el Motul Pitwork Z de Masami Kageyama y Michael Krumm sería noveno y el Calsonic Impul Z conducido por Benoît Tréluyer y Yūji Ide finalizaría en la undécima posición, sumando Nissan dos victorias más: la de Hokkaido lograda por Kageyama y Krumm y la de Suzuka por obra de Tréluyer e Ide, acaparando entre todos cuatro podios y puntuando en otras doce carreras.

En la clase GT300, dos unidades serían presentadas por Daishin para los pilotos Mitsuhiro Kinoshita y Kazuki Hoshino en el Endless Daishin Advan Z y Masataka Yanagida junto a Naofumi Omoto en el C-West Daishin Advan Z logrando un tercer puesto como mejor resultado la pareja formada por Yanagida y Omoto que terminarían el año en la sexta posición del campeonato mientras que sus compañeros de equipo serían séptimos.

En 2005, el campeonato pasaría a denominarse como Super GT y de nuevo cuatro Nissan Fairlady Z (Z33) estarían preparados para la clase reina del campeonato junto a tres unidades que participarían la categoría GT300. Este año no sería tan positivo para el fabricante japonés como el anterior pues solamente el coche pilotado por los defensores del título lograría sumar una victoria, Malasia, terminando el año en la tercera posición de la tabla de pilotos añadiendo al palmarés de Nissan una segunda plaza en Suzuka que se añadirían a las dos logradas por Krumm y Yanagida en Fuji y Kyūshū y a los terceros puestos logrados por Kaneishi y Comas en Okayama y Kyūshū y al de Tréluyer e Ide en Motegi.

En GT300, el Endless Advan Z que Mitsuhiro Kinoshita y Masami Kageyama pilotarían para Endless Sport estrenaría el año con victoria pero terminarían el mismo en la sexta plaza justo por detrás del Dream Cube's Advan Z del equipo MOLA manejado por Kazuki Hoshino y Takayuki Aoki que se llevarían la prueba de Motegi con el CCI Recaldent Advan Z, inscrito también por MOLA, de Go Shimizu y Tomonobu Fujii ocupando la 21ª posición del campeonato.

Para la campaña de 2006, cinco serían los Nissan Fairlady Z (Z33) inscritos para el campeonato uniéndose a los dos coches de NISMO, el de Hasemi y el de Impul la unidad presentada por el equipo Kondō Racing propiedad del piloto Masahiko Kondō, mientras que en la categoría GT300 regresarían el modelo de Endless Sport y las dos unidades de MOLA. El año en términos generales acabaría como el anterior y los Fairlady de Nissan únicamente sumarían dos victorias en GT500 con las del coche de Impul pilotado por Benoît Tréluyer, Kazuki Hoshino y Jérémie Dufour en los 1.000 Kilómetros de Suzuka y la de Satoshi Motoyama y Tsugio Matsuda para NISMO en Kyūshū y la de Kōta Sasaki y Taku Banba en uno de los coches de MOLA en la prueba celebrada en Sugo, acaparando ocho podios en GT500 entre los cinco coches y otros tres logrados por el coche de Endless en GT300.

En 2007, el Fairlady Z se presentaría de manera oficial con apoyo de la fabrica en la clase GT500 ya que sería remplazado por el Nissan GT-R (R35) en la siguiente temporada. Como novedad de este año, los coches montarían el nuevo motor VK45DE, un V8 de 4.5 litros que también montaría posteriormente su sustituto. Los cinco representantes de GT500 y los tres de GT300 repetirían en esta campaña que terminaría con las victorias logradas por Satoshi Motoyama y Richard Lyons para NISMO en Fuji y la de João Paulo de Oliveira y Seiji Ara con el coche de Kondō Racing en Sepang y la de Masami Kageyama y Tomonobu Fujii con el coche inscrito por Endless en la prueba inaugural del campeonato celebrada en el trazado de Suzuka, sumando un total de diez podios entre todos los modelos en ambas categorías.

Ya sin ningún Nissan Fairlady Z (Z33) en la parrilla de salida de GT500 del año 2008, el modelo seguiría siendo elegible para GT300 con varias modificaciones en el motor para adaptarlo a la clase. Dos coches se inscribirían en esta categoría: el preparado por MOLA con Kazuki Hoshino y Hironobu Yasuda al volante y el del equipo Daishin con Takayuki Aoki y Tomonobu Fujii en la cabina. Ambos coches sumarían sendas victorias, el primero lo haría en los 1.000 Kilómetros de Suzuka y el segundo en el trazado de Kyūshū, sumando además Hoshino y Hyasuda dos segundas posiciones y Aoki y Fujii otra más, finalizando el año el coche de MOLA y sus pilotos como campeones de la clase.

Un único ejemplar del Fairlady Z estaría presente en la campaña de 2009 de la mano de MOLA con Kazuki Hoshino y Masataka Yanagida al volante que llevarían el coche a lo más alto en la prueba de los 1.000 Kilómetros de Suzuka además de lograr una tercera posición en Fuji que no les valdría para renovar el título de campeones, terminando el año en la séptima posición de la general de GT300.

El último año del Nissan Fairlady Z (Z33) coincidiría con el regreso de Hasemi Motorsports a la clase pequeña del Super GT tras estrenar el coche en 2003. En esta ocasión y como entonces, el coche resultaría campeón de su clase contando además con los pilotos de MOLA Hoshino y Yanagida fichados por Hasemi para esta temporada en la que añadirían al palmarés del Fairlady Z la última victoria de su vida tras imponerse en la última prueba del calendario.

Meses antes, el vehículo inscrito por MOLA con Naoki Yokomizo y Tsubasa Abe al volante se llevaría la victoria en Okayama tras lograr una segunda posición en la prueba inaugural de Suzuka, podio este que el coche de Hasemi obtendría en Sugo junto a una tercera plaza en Okayama, cerrando la historia del Nissan Fairlady Z (Z33) después de lograr un campeonato en GT500 y tres en GT300, acumulando en sus ocho temporadas nueve victorias en GT500 y diez en GT300, sumando además 25 podios en la máxima categoría y 21 en la pequeña.

2004
Xanavi NISMO Z #1
NISMO
Satoshi Motoyama
Richard Lyons
All-Japan Gran Turismo Championship
GT500
/73 Puntos
Ebbro
Referencia: 43571

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2004
G'ZOX ・ SSR-Hasemi Z #3
G'ZOX Hasemi Motorsport
Toshihiro Kaneishi
Érik Comas
All-Japan Gran Turismo Championship
GT500
/50 Puntos
Ebbro
Referencia: 43614

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2004
Calsonic Impul Z #12
Team Impul
Benoît Tréluyer
Yūji Ide
All-Japan Gran Turismo Championship
GT500
11º/35 Puntos
Ebbro
Referencia: 43573

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2004
Motul Pitwork Z #22
NISMO
Masami Kageyama
Michael Krumm
All-Japan Gran Turismo Championship
GT500
/39 Puntos
Ebbro
Referencia: 43572

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2004
Endless Daishin Advan Z #80
Team Daishin
Mitsuhiro Kinoshita
Kazuki Hoshino
All-Japan Gran Turismo Championship
GT300
/29 Puntos
Ebbro
Referencia: 43602

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2004
C-West Daishin Advan Z #81
Team Daishin
Masataka Yanagida
Naofumi Omoto
All-Japan Gran Turismo Championship
GT300
/33 Puntos
Ebbro
Referencia: 43601

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2005
Xanavi NISMO Z #1
NISMO
Satoshi Motoyama
Richard Lyons
Autobacs Super GT Series
GT500
/60 Puntos
Ebbro
Referencia: 43687

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2005
Endless Advan Z #13
Endless Sports
Mitsuhiro Kinoshita
Masami Kageyama
Autobacs Super GT Series
GT300
/58 Puntos
Ebbro
Referencia: 43702

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2005
Dream Cube's Advan Z #46
MOLA
Kazuki Hoshino
Takayuki Aoki
Autobacs Super GT Series
GT300
/59 Puntos
Ebbro
Referencia: 43703

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2006
Calsonic Impul Z #12
Team Impul
Benoît Tréluyer
Kazuki Hoshino
Autobacs Super GT Series
GT500
/67 Puntos
Ebbro
Referencia: 43796

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2006
Xanavi NISMO Z #23
NISMO
Satoshi Motoyama
Tsugio Matsuda
Autobacs Super GT Series
GT500
/69 Puntos
Ebbro
Referencia: 43792

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2006
Kicchou Houzan Direzza Z #46
MOLA
Kōta Sasaki
Taku Banba
Autobacs Super GT Series
GT300
/56 Puntos
Ebbro
Referencia: 43812

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2007
Xanavi NISMO Z #23
NISMO
Satoshi Motoyama
Richard Lyons
Autobacs Super GT Series
GT500
/48 Puntos
Ebbro
Referencia: 43913

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2007
Woodone Advan Clarion Z #24
Kondō Racing
João Paulo de Oliveira
Seiji Ara
Autobacs Super GT Series
GT500
10º/34 Puntos
Ebbro
Referencia: 43916

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2008
MOLA Leopalace Z #46
MOLA
Kazuki Hoshino
Hironobu Yasuda
Autobacs Super GT Series
GT300
/78 Puntos
Ebbro
Referencia: 44117

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2008
Daishin Advan Z #81
Team Daishin
Takayuki Aoki
Tomonobu Fujii
Autobacs Super GT Series
GT300
/62 Puntos
Ebbro
Referencia: 44199

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.


Nissan GT-R (R35)

El vehículo
Entre 1969 y 1974 y posteriormente entre 1989 y 2002, Nissan produciría una versión de alto rendimiento de su cupé Skyline llamada Nissan Skyline GT-R, modelo que se convertiría en todo en un icono para el constructor japonés con una legión de fanáticos de estos modelos repartidos por todo el mundo. En el Salón del Automóvil de Tokio de 2005, y tras cuatro años de desarrollo de la nueva generación de la versión GT-R (Gran Turismo Racer), se presentaría el modelo conceptual GT-R Proto como un ejercicio de diseño exterior únicamente. Este primitivo modelo estaba llamado a seguir la senda de los famosos Skyline producidos por Nissan desde 1967 y antes por Prince Motor Company desde una década antes.

En el Salón de Tokio de 2007, se presentaría oficialmente el modelo de producción con un chasis construido con materiales resistentes y livianos como el aluminio y el acero reforzado, que permitiría reducir el peso del automóvil a los 1.740 kilos, como el inicio de una nueva generación de modelos de alto rendimiento al margen de la gama Skyline que sería orientada al segmento de las berlinas de representación, aunque el nuevo Nissan GT-R mantendría el estilo cupé de dos puertas y espacio para cuatro pasajeros tradicionales en los Skyline desde el tipo KPGC10 o Skyline 2000 GT-R de 1969, además de las características cuatro luces traseras redondas.

A diferencia de sus predecesores, por primera vez el Nissan GT-R (R35) ya no se comercializaría únicamente en los mercados de automóviles con el volante a la derecha, tradicionalmente Japón y Gran Bretaña, sino también en países con volante a la izquierda, pero al igual que algunas generaciones posteriores del Skyline GT-R, el GT-R montaría tracción total con un motor V6 y doble turbocompresor de 3.8 litros (motor Nissan VR38DETT). Debido a la herencia del GT-R, el código del chasis para la versión completamente nueva se nombraría como CBA-R35 o R35 para abreviar (CBA representa un prefijo estándar de emisiones de los motores de Nissan), continuando así con la tendencia de nomenclatura del Skyline GT-R de la generación anterior.

Desde su puesta a la venta, el modelo básico del Nissan GT-R (R35) sería mejorado en dos ocasiones y se añadirían a la gama varias ediciones especiales mejorando sus acabados y prestaciones. Así, en 2011 llegaría la segunda versión del modelo denominada como DBA-R35 que recibiría nuevas luces diurnas de tipo LED en la parte delantera y un llamativo difusor trasero en la parte trasera. El chasis se haría más rígido y las características de la geometría de la suspensión más duras. En esta mejora del modelo, el motor seguiría siendo la misma unidad Nissan VR38DETT pero mejorada hasta los 530CV gracias a un nuevo mapa de gestión del mismo y el cambio de el sistema de escape.

Con la mejora que recibiría el DBA-R35 en 2014 llegaría también la edición especial NISMO, preparada por el departamento Nissan Motorsport, y basado en el modelo de competición que participaba en el campeonato japonés Super GT desde 2008. El motor VR38DETT se equiparía con la misma turbina montada en el GT-R NISMO GT3, un vehículo exclusivo para carreras del grupo GT3 de la FIA y GT300 del Super GT, y con la que la potencia mejoraría hasta los 600 caballos.

Como automóvil deportivo puro que es, el Nissan GT-R (R35) estaría llamado a ser preparado para el mundo de la competición, especialmente en el Super GT japonés donde Nissan es uno de los competidores principales. Las versiones preparadas para el Super GT serían llevadas a cabo por NISMO que, a su vez, se encargaría de preparar también los modelos para competir en la clase GT1 y GT3 de la FIA y otros organizadores con un notable éxito.

En el campeonato de casa, Nissan anunciaría en enero de 2008 que competirá en la clase GT500 del campeonato de ese mismo año con el nuevo GT-R (R35) en sustitución del Nissan Fairlady Z (Z33). Como es habitual en esta serie, en el vehículo de competición quedarían únicamente distinguibles la forma del coche y el nombre pues NISMO se encargaría de la fabricación de un nuevo chasis de carbono sobre el que montaría la carrocería del mismo material e incluiría el motor V8 de 4.5 litros VK45DE ya utilizado la campaña anterior por el Fairlady Z.

El estreno de la nueva maquina de carreras tendría lugar en las pruebas previas al campeonato celebradas en el circuito de Suzuka. Allí, los cuatro equipos de Nissan (NISMO, Hasemi Motorsport, Team Impul y Kondō Racing) comenzarían a desarrollar el coche para llegar a la primera carrera del año, también a disputar en el mismo trazado japonés sobre una distancia de 300 kilómetros.

Otra de las tradiciones del campeonato japonés es la de nombrar a los coches con el nombre de los patrocinadores o del equipo seguido de la denominación del coche. Así, en la primera prueba puntuable del 2008 en la parrilla de salida estaría por parte de Hasemi Motorsport el YellowHat YMS Tomica GT-R, Team Impul inscribiría el Calsonic Impul GT-R, el equipo de fábrica NISMO lo haría con el Motul Autech GT-R y el Xanavi NISMO GT-R y Kondō Racing utilizaría el nombre de Woodone Advan Clarion GT-R para su montura.

La nueva propuesta de Nissan para el campeonato sería un éxito inmediato pues Satoshi Motoyama y Benoît Tréluyer, pilotos del Xanavi NISMO GT-R se anotarían las dos primeras citas del calendario y regresarían a lo más alto en la penúltima, celebrada en el circuito de Autopolis, terminando el año como campeones de la serie. Asimismo, este inmejorable debut vendría acompañado por la victoria de João Paulo de Oliveira y Seiji Ara para Kondō Racing, la de Tsugio Matsuda y Sébastien Philippe con el Calsonic Impul GT-R en los 1.000 Kilómetros de Suzuka y la prueba de Fuji que cerraba el año y la de Ronnie Quintarelli y Naoki Yokomizo a bordo de la máquina de Hasemi Motorsport. Siete victorias sobre ocho posibles que además estarían adornadas por cuatro segundos puestos, dos logrados por la pareja formada por Matsuda y Philippe y los dos otros por el dúo compuesto por Michael Krumm y Masataka Yanagida a bordo del Motul Autech GT-R.

En 2009, las expectativas surgidas después del paseo triunfal del Nissan GT-R (R35) en el campeonato estarían en todo lo alto, pero un estreno tan extraordinario es difícilmente no ya superable, sino igualable. NISMO únicamente inscribiría un coche mientras que los demás equipos seguirían con sus respectivas monturas. La nueva temporada comenzaría de la misma manera que terminaría la anterior: con una victoria del coche, esta vez para los pilotos João Paulo de Oliveira y Seiji Ara que se impondrían en Okayama con su HIS Advan Kondō GT-R. Los defensores del título regresarían a la senda del triunfo en la tercera carrera puntuable del año, los 400 Kilómetros de Fuji, pilotando el Motul Autech GT-R con el que repetirían en Sugo, última victoria del año para un GT-R, y que vería a los pilotos campeones terminar en la tercera plaza de la general subir al podio como segundos en dos ocasiones más.

Al margen de estas tres victorias, Ronnie Quintarelli e Hironobu Yasuda vencerían en la prueba de Malasia con el Hasemi Tomica Ebbro GT-R, haciendo del Nissan GT-R (R35) el coche más exitoso del año, y sumarían asimismo otra segunda plaza que, junto a una tercera posición lograda por de Oliveira y Ara y otra por Matsuda Tsugio y Sébastien Philippe para Impul, irían engordando el cada vez más extenso palmarés del coche en la competición japonesa.

Para la temporada de 2010, entraría en juego un nuevo reglamento que impondría entre otros cambios el paso a motores de 3.4 litros por lo que la unidad impulsora del Nissan GT-R (R35) sería el motor VRH34A, derivado a su vez del bloque del VK45DE. Para este año, la lista de participantes de la categoría GT500 se vería reducida de 15 a 13 y por lo tanto, únicamente tres GT-R serían inscritos para el campeonato: el Calsonic Impul GT-R de Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli, el Motul Autech GT-R de Satoshi Motoyama y Benoît Tréluyer y el HIS Advan Kondō GT-R que pilotaría João Paulo de Oliveira junto a Hironobu Yasuda.

A pesar de contar con un nuevo motor con un desarrollo de apenas seis meses, el Nissan GT-R (R35) permanecería igual de competitivo que en las dos temporadas precedentes y sumaría dos nuevas victorias: la del coche de Kondō Racing en la prueba inaugural de Okayama y la de Matsuda y Quintarelli en Malasia, sumando el coche dos segundas plazas firmadas por Motoyama y Tréluyer y terminando el año en las posiciones quinta (Impul), séptima (Kondō) y la décima de la general lograda por el coche de NISMO.

A partir de 2011, un nuevo elemento vendría a jugar un papel estratégico en el desarrollo del campeonato pues desde esta temporada los equipos serían libres de elegir el fabricante de neumáticos de entre una lista de suministradores oficiales. Nissan inscribiría cuatro unidades de su GT-R (R35) y tres de ellas equiparían gomas suministradas por tres fabricantes diferentes. Asimismo, Nissan cambiaría al nuevo motor VRH34B con un par aumentado pero con el mismo desplazamiento en litros y caballaje.

Como novedad este año, llegaría la montura del equipo MOLA, un habitual de la clase GT300 que daba el paso a la categoría superior del campeonato, y que haría que de nuevo hubiera cuatro Nissan GT-R (R35) en las parrillas de salidas de las ocho pruebas puntuables que conformaban el campeonato. Esta nueva incorporación traería consigo unas nuevas parejas de pilotos y de esta manera, la máquina de Impul sería manejada por Tsugio Matsuda y João Paulo de Oliveira, la de Kondō Racing por Hironobu Yasuda y Björn Wirdheim y la de MOLA (S Road MOLA GT-R) por Masataka Yanagida y Ronnie Quintarelli, permaneciendo Satoshi Motoyama y Benoît Tréluyer como los pilotos de NISMO.

Ya fuera con motores antiguos o mejorados o con unos pilotos u otros, las prestaciones del GT-R en competición seguirían siendo prácticamente inalcanzables para el resto de su competencia ya que en este año el coche sumaría cinco de las ocho victorias posibles, además de ganar tres de las cuatro carreras del Festival All Stars recuperado en 2010 por la organización como final del campeonato, todas ellas ganadas por el S Road MOLA GT-R.

El casillero de victorias lo inauguraría la nueva pareja encargada del Calsonic Impul GT-R que vencerían en la primera cita del año, triunfo seguido por el Motul Autech GT-R de Motoyama y Tréluyer en la carrera larga de Fuji. El equipo MOLA tendría la oportunidad de ver a sus dos pilotos en lo más alto en el circuito de Sugo y el año acabaría como empezó la andadura del Nissan GT-R (R35) en el campeonato de 2008: con dos victorias consecutivas de la mano de Satoshi Motoyama y Benoît Tréluyer quienes, a pesar de sumar estas tres victorias, quedarían subcampeones por detrás de Masataka Yanagida y Ronnie Quintarelli que sumarían cuatro segundas plazas a su triunfo en Sugo, cifra de podios a las que también contribuirían Matsuda y de Oliveira con una segunda y tercera plaza a lo largo del año.

En 2012, el dominio del Nissan GT-R (R35) en numero de victorias se vería reducido a tan sólo tres pero una vez más, la diversificación de los neumáticos utilizados por Nissan en sus coches les permitirá ganar el título por tercera vez en total y segunda de manera consecutiva además por el mismo equipo y pilotos. En esta campaña, continuarían los cuatro actores principales de Nissan: Impul, NISMO, Kondō y MOLA y por primera vez en la serie, debutaría en la clase GT300 la versión del GT-R fabricada para la normativa GT3 de la FIA, el Nissan GT-R NISMO GT3 (S Road NDDP GT-R) del que se encargaría el equipo NDDP Racing.

En esta temporada, Masataka Yanagida y Ronnie Quintarelli se llevarían, además del campeonato, la victoria de la prueba de los 1.000 Kilómetros de Suzuka y la de Autopolis, sumando también dos segundas plazas y una tercera posición, mientras que Tsugio Matsuda y João Paulo de Oliveira ganarían la prueba de 300 kilómetros del trazado de Fuji. Por su parte, Satoshi Motoyama con Michael Krumm e Hironobu Yasuda junto a Björn Wirdheim añadirían sendas terceras posiciones al historial del coche en el Super GT, engrandecido aún más por la victoria en GT300 en el trazado de Sugo por el dúo formado por Yūhi Sekiguchi y Katsumasa Chiyo, que también llegarían segundos en otra carrera.

En 2013, los GT-R serían claramente dominados en rendimiento durante la mayor parte de la temporada por los Honda y Lexus y habría que esperar a la carrera de Malasia, tercera prueba puntuable del campeonato, para ver a una pareja de pilotos de Nissan en lo más alto del cajón, honor que correspondería a Tsugio Matsuda y João Paulo de Oliveira tras una enconada batalla con uno de los Honda HSV-010 GT. Esta sería la única victoria del año en GT500 para Nissan que sumaría con su modelo otros tres podios en esta clase, todos ellos obra de Ronnie Quintarelli y Masataka Yanagida, y un cero rotundo en número de victorias y podios con los Nissan GT-R NISMO GT3 de la clase GT300, en uno de los cuales estaría el español Lucas Ordóñez para la carrera de los 1.000 Kilómetros de Suzuka y el All Stars.

Un nuevo cambio normativo llegaría en 2014 tras el acuerdo alcanzado entre la organización del DTM y la del Super GT con el objetivo de reducir los costes de los equipos participantes. Entre las nuevas características se impondría mantener la carrocería original y hacer únicamente ciertas modificaciones altamente reguladas en la letra de la normativa, de esta manera los nuevos modelos se parecerían mucho más a los vehículos de producción de los que provienen.

En el caso del Nissan GT-R (R35), éste sería sustituido por la especificación Nissan GT-R NISMO GT500, la estructura del chasis seguiría siendo un monocasco de carbono que estaría fabricado por Toray Carbon Magic con el diseño frontal adaptado a la normativa del DTM que obliga a los motores a ser colocados en posición longitudinal delantera, para lo cual montaría el motor NR20A, un cuatro cilindros en línea de 2.0 litros de inyección directa turboalimentado.

Cuatro unidades del nuevo Nissan GT-R NISMO GT500 llegarían a tiempo para debutar en Okayama al inicio del campeonato. Un esperanzador tercer puesto en esta carrera logrado por João Paulo de Oliveira e Hironobu Yasuda con el Calsonic Impul GT-R sería el punto de partida para que la máquina de Nissan lograse su cuarto título en el campeonato de la mano del Motul Autech GT-R pilotado por Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli, que vencerían en Autopolis, después de que de Oliveira y Yasuda estrenaran el casillero de victorias en los 500 Kilómetros de Fuji, y repetirían en la prueba que cerraba el calendario, el trazado de Motegi, además de lograr dos segundas plazas.

Las visitas al podios continuarían con los pilotos de Impul que sumarían dos terceras posiciones más a la de su debut en la temporada y continuaría con sendas visitas al segundo cajón por parte de Satoshi Motoyama y Masataka Yanagida en Autopolis y Michael Krumm y Daiki Sasaki en el circuito tailandés de Buriram. En la clase GT300, el Nissan GT-R NISMO GT3 de NDDP Racing (B-Max NDDP GT-R) pilotado por Kazuki Hoshino y Lucas Ordóñez vería a Nissan lograr su segunda victoria en esta categoría tras el pobre rendimiento ofrecido por los GT3 el año anterior.

En 2015, los ingenieros de NISMO seguirían mejorando al nuevo Nissan GT-R NISMO GT500 con un nuevo paquete aerodinámico para darle mayor estabilidad tanto en la versión para GT500 como para la del GT300. Una vez más, los cuatro equipos de los últimos años (Impul, NISMO, Kondō y MOLA) volverían a inscribir un modelo cada uno, contando el coche de Kondō Racing, el D'station Advan GT-R, con el español Lucas Ordóñez como piloto titular, si bien sería sustituido por el más experimentado Michael Krumm a partir de la cuarta carrera del año.

Cuatro victorias sobre ocho posibles firmarían los pilotos de Nissan a lo largo de una campaña que terminaría con un nuevo triunfo en la general del campeonato para Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli que se anotarían dos de esas victorias con su Motul Autech GT-R: la de los 500 Kilómetros de Fuji y la de Autopolis, mientras que las dos restantes serían para Satoshi Motoyama y Masataka Yanagida con el S Road MOLA GT-R en Tailandia y Daiki Sasaki ya haciendo pareja con Michael Krumm, precisamente en la carrera en la que éste debutaría en sustitución del español: los 300 Kilómetros de Fuji.

Además de el campeonato y las cuatro victorias, Nissan celebraría también el subcampeonato logrado por la pareja del Calsonic Impul GT-R, el brasileño João Paulo de Oliveira y el japonés Hironobu Yasuda, que añadirían cuatro podios (dos segundos y dos terceros puestos) a las sendas segundas plazas logradas por Matsuda y Quintarelli para NISMO y Motoyama y Yanagida con el coche de MOLA y un tercer puesto conseguido por Sasaki y Krumm a lo largo del campeonato.

Asimismo, Nissan también descorcharía la botella de champán de los ganadores tras el campeonato logrado en GT300 por André Couto en el Nissan GT-R NISMO GT3 del equipo Gainer (Gainer Tanax GT-R) en el que estaría acompañado en seis de las ocho carreras por Katsumasa Chiyo, que sería subcampeón, y con el que lograría dos de las cuatro victorias que se adjudicarían las máquinas de Nissan en esta clase: Fuji 500 y los 1.000 Kilómetros de Suzuka para Gainer, esta última con la colaboración de Ryuichiro Tomita, mientras que las dos restantes serían ambas para Kazuki Hoshino y Mitsunori Takaboshi pilotando el B-Max NDDP GT-R en Buriram y Autopolis, cerrando el año el constructor japonés con tres segundas plazas.

En la campaña de 2016, Nissan continuaría con su marcha triunfante con las victorias consecutivas del Motul Autech GT-R de Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli en las dos primeras carreras del campeonato. Esta racha de victorias continuaría en Sugo tras la cancelación de la prueba de Autopolis después de los terremotos sufridos en la región de Kyūshū y sería obra de Daiki Sasaki y Masataka Yanagida pilotando el Forum Engineering Advan GT-R puesto en pista por Kondō Racing y por la de João Paulo de Oliveira y Hironobu Yasuda a bordo del Calsonic Impul GT-R en la carrera corta de Fuji.

Debido a la suspensión de la carrera de Autopolis, la última carrera del año, la del circuito de Motegi se disputaría en dos rondas de 250 kilómetros cada una y de nuevo en este improvisado final de campeonato, el Nissan GT-R NISMO GT500 también dejaría su impronta con la victoria que conseguirían en la carrera del sábado Daiki Sasaki y Masataka Yanagida.

A pesar de las cinco victorias sobre nueve posibles, los ganadores de 2014 y 2015 no podrían refrendar su defensa del título y acabarían en la tercera plaza de un campeonato en el que los Nissan únicamente sumarían dos terceros puesto a lo largo del año, ambos sumados por el coche de MOLA. En la clase GT300, el constructor japonés habría de conformarse con la victoria lograda por Kazuki Hoshino y Jann Mardenborough a bordo del B-Max NDDP GT-R en la carrera larga de Fuji y dos podios conseguidos por la pareja de pilotos de NDDP y el de Ryuichiro Tomita y André Couto manejando el Gainer Tanax GT-R del año anterior.

En la edición de 2017, las normas comunesentre el DTM y el Super GT seguirían unificando criterios en busca de una mayor reducción de los costes y mejorar el espectáculo, aunque el diseño y aspecto de los coches no variaría sustancialmente . Entre ellas, se impondría una bajada del 25% en la carga aerodinámica soportada por los alerones para reducir la velocidad en las curvas. También se establecería que la vida útil del chasis se alargase a dos temporadas, pudiéndose reparar o reemplazar en caso de accidente o similar con la aprobación de la organización pero con sanciones en forma de paradas en la línea de garajes en la carrera final. Del mismo modo, la cantidad disponibles de motores para la campaña pasaría de tres unidades a dos para todos los equipos.

Nissan, utilizaría la última versión NISMO del GT-R (R35) como la base de su Nissan GT-R NISMO GT500 para esta y las siguientes temporadas, montando el motor NR20A ya conocido desde 2014. Estos cambios en el reglamento no le sentarían nada bien al constructor japonés que vería uno de sus perores años desde que el GT-R (R35) debutara en 2008 y eso a pesar de lograr el subcampeonato, perdiendo el título por tan sólo dos puntos de diferencia, de la mano de Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli que se adjudicarían la única victoria del año pilotando el Motul Autech GT-R en la última carrera del año, sumado por el camino dos segundas plazas a las que Satoshi Motoyama y Katsumasa Chiyo añadirían una más con el S Road Craftsports GT-R del equipo MOLA.

En la categoría GT300, los resultados serían aún más catastróficos para Nissan pues ninguno de los cuatro Nissan GT-R NISMO GT3 que disputarían el campeonato terminarían en los puestos que dan acceso al podio, siendo el mejor colocado en la general el B-Max NDDP GT-R de Kazuki Hoshino y Mitsunori Takaboshi que acabarían el año en la 16ª plaza, aunque la mejor posición en carrera sería para la máquina manejada por Ryuichiro Tomita e Hiroki Yoshida para Gainer con un quinto puesto en los 1.000 Kilómetros de Suzuka.

Como novedad para la campaña de 2018, estaría el salto desde GT300 del equipo NDDP tras el adiós de MOLA, contando para su coche (NDDP by B-Max Racing) con la pareja formada por Satoshi Motoyama y Katsumasa Chiyo, acompañados por los pilotos de Impul, NISMO y Kondō Racing pero el Nissan GT-R NISMO GT500 no mostraría signos de mejora frente a sus competidores a lo largo del año y de nuevo, firmaría una única victoria en ocho carreras una vez más lograda por la pareja formada por Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli a bordo del Motul Autech GT-R en la carrera de los 500 Kilómetros de Fuji, acabando el año como octavos de la general y como el mejor de los GT-R NISMO GT500.

Esta victoria vendría acompañada por un a sola visita al podio gracias al tercer puesto conseguido por Daiki Sasaki y Jann Mardenborough en Sugo con el Calsonic Impul GT-R. Por su parte, el rendimiento del Nissan GT-R NISMO GT3 de la clase GT300 mejoraría respecto al año anterior pues de nuevo el coche puesto en pista por Gainer, el Gainer Tanax GT-R, y pilotado por Katsuyuki Hiranaka e Hironobu Yasuda sumaría una nueva victoria para el fabricante japonés y terminaría el año como quintos de su clase tras sumar una tercera plaza a añadir al segundo puesto logrado por sus compañeros de equipo Kazuki Hoshino e Hiroki Yoshida a bordo del Gainer Tanax triple a GT-R.

Los síntomas de fin de ciclo presentados en las dios últimas temporadas por el Nissan GT-R NISMO GT500 no haría si no recrudecerse aún más en la campaña de 2019, que traería como novedad una evento final fuera del campeonato con los coches que compiten en el DTM alemán como invitados estelares en dos rondas celebradas en Fuji.

En este año, la máquina de Nissan volvería a sumar una única victoria tras una esperanzadora tercera posición conseguida por la pareja Daiki Sasaki y James Rossiter a bordo del Calsonic Impul GT-R en la primera prueba del año. Kohei Hirate y Frédéric Makowiecki serían los autores del triunfo de Nissan pilotando el Craftsports Motul GT-R de NDDP en el trazado de Sugo, primera victoria del equipo desde su incursión en la clase GT500 el año pasado, finalizando el año como novenos de la general. Sin embargo, el GT-R NISMO GT500 mejor posicionado al término del campeonato sería el Motul Autech GT-R de Tsugio Matsuda y Ronnie Quintarelli que acabarían como terceros gracias a sumar dos segundas y dos terceras plazas.

Mejores resultados obtendría el Nissan GT-R NISMO GT3 de la categoría GT300 en la que los coches de Gainer sumarían tres victorias: dos para el Gainer Tanax GT-R pilotado por Katsuyuki Hiranaka e Hironobu Yasuda que se impondrían en la carrera larga de Fuji y en la prueba de Motegi y la restante para el Gainer Tanax triple a GT-R de Kazuki Hoshino y Keishi Ishikawa que se llevarían los laureles de vencedores en la cita celebrada sobre el trazado de Chang en Tailandia, terminado el año en las posiciones tercera y 14ª respectivamente en un año en el que Kondō Racing inscribiría un coche para esta clase, el Realize Nissan jidousya daigakkou GT-R para los pilotos Kazuki Hiramine y Sacha Fenestraz que lo llevarían hasta la segunda plaza en la carrera tailandesa.

Debido a la pandemia mundial causada por el estallido de la COVID-19, la temporada de 2020 se suspendería temporalmente y se propondrían nuevas fechas distintas a las tradicionales del campeonato.

2008
YellowHat YMS Tomica GT-R #3
Hasemi Motorsport
Ronnie Quintarelli
Naoki Yokomizo
Autobacs Super GT Series
GT500
11º/39 Puntos
Ebbro
Referencia: 44130

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2008
Calsonic Impul GT-R #12
Team Impul
Tsugio Matsuda
Sébastien Philippe
Autobacs Super GT Series
GT500
/61 Puntos
Ebbro
Referencia: 44129

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2008
Xanavi NISMO GT-R #23
NISMO
Satoshi Motoyama
Benoît Tréluyer
Autobacs Super GT Series
GT500
/76 Puntos
Ebbro
Referencia: 44127

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2008
Woodone Advan Clarion GT-R #24
Kondō Racing
João Paulo de Oliveira
Seiji Ara
Autobacs Super GT Series
GT500
13º/34 Puntos
Ebbro
Referencia: 44046

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2009
Motul Autech GT-R #1
NISMO
Satoshi Motoyama
Benoît Tréluyer
Autobacs Super GT Series
GT500
/78 Puntos
Ebbro
Referencia: 44172

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2010
HIS Advan Kondō GT-R #24
Kondō Racing
João Paulo de Oliveira
Hironobu Yasuda
Autobacs Super GT Series
GT500
10º/32 Puntos
Ebbro
Referencia: 44428

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2011
Calsonic Impul GT-R #12
Team Impul
João Paulo de Oliveira
Tsugio Matsuda
Autobacs Super GT Series
GT500
/49 Puntos
Ebbro
Referencia: 44653

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2013
S Road NDDP GT-R #3
NDDP Racing
Kazuki Hoshino
Daiki Sasaki
Autobacs Super GT Series
GT300
17º/14 Puntos
Ebbro
Referencia: 44926

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2013
D'station Advan GT-R #24
Kondō Racing
Michael Krumm
Hironobu Yasuda
Autobacs Super GT Series
GT500
13º/14 Puntos
Ebbro
Referencia: 44913

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2014
D'station Advan GT-R #24
Kondō Racing
Michael Krumm
Daiki Sasaki
Autobacs Super GT Series
GT500
10º/35 Puntos
Ebbro
Referencia: 45103

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2015
Motul Autech GT-R #1
NISMO
Tsugio Matsuda
Ronnie Quintarelli
Autobacs Super GT Series
GT500
/79 Puntos
Ebbro
Referencia: 45350

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.

2015
D'station Advan GT-R #24
Kondō Racing
Daiki Sasaki
Lucas Ordóñez
Autobacs Super GT Series
GT500
10º/31 Puntos
Ebbro
Referencia: 45263

La miniatura
Ebbro es la marca con la que el grupo juguetero japonés Miniature Model Planning vende sus reproducciones de miniaturas a escala desde 1990. Los modelos fabricados en Ebbro son de una extraordinaria calidad y la inmensa mayoría de su catálogo se centra en reproducciones de los fabricantes japoneses que participan o han participado en el Campeonato de Turismos Japonés (JGTC o Super GT desde 2005). La mayoría de las miniaturas son fabricadas en diecast, pero desde 2010 también utiliza resina para sus reproducciones, estos moldes sin embargo suelen ser encomendados a otras compañías más especializadas, como Red Line, aunque no presentan el mismo nivel de detalle que los originales. La finura de sus moldes y sus perfectos detalles, así como el hecho de que sus miniaturas suelen venderse en series muy limitadas, hacen que sean productos muy deseados y apreciados por los coleccionistas del todo el mundo.