Ford Motor Company
British Saloon Car Championship

El gigante norteamericano Ford ha estado presente en el BTCC a través de su división en el Reino Unido desde que se creara el campeonato en 1958. Exceptuando el periodo comprendido entre las ediciones de 2002 y 2008, al menos un modelo del fabricante del óvalo ha estrado en la salida de una prueba de la popular serie de turismos logrando entre todas sus apariciones un récord de 250 victorias, diez títulos de pilotos y tan sólo uno de constructores, coincidente con el campeonato ganado por Alain Menu con el Ford Mondeo Mk II, en su mayoría con con coches fabricados en sus plantas de Dagenham y Brentwood.

El registro de victorias para Ford lo abriría en 1959 Jeff Uren pilotando su propio Ford Zephyr Mk II y lo continuaría cuatro años más tarde Jack Sears que en 1963 participaría en el campeonato con dos modelos diferentes en tres versiones: un Ford Cortina GT en cuatro carreras, un Ford Galaxie en otras cuatro y terminaría el año con un Ford Cortina Lotus con el que ganaría las dos últimas citas del calendario dentro de su categoría. Ese campeonato sería el inicio de un periodo de absoluta dominación por parte de Ford, que vería de manera consecutiva hasta 1968 uno de sus coches en la primera posición. En 1964, sería Jim Clark y su Ford Cortina Lotus del equipo oficial de la compañía fundada por Colin Chapman. Un año más tarde llegaría el triunfo del primer Ford no fabricado en Europa, el Ford Mustang que, pilotado por el británico Roy Pierpoint dominaría el campeonato con seis victorias en ocho pruebas. En 1966 la victoria sería para el Ford Anglia que John Fitzpatrick pilotaría para Broadspeed Engineering Ltd. En 1967, Frank Gardner sumaría su primer título con un Ford Falcon Sprint, segundo y último Ford no británico en ganar el campeonato, preparado por Alan Mann Racing, equipo con el que repetiría victoria al año siguiente con un Ford Escort Twin-Cam.

Habría que esperar hasta 1985 para volver a ver un Ford ganando el campeonato que sería para Andy Rouse y el Ford Sierra XR4Ti puesto en pista por su propio equipo de carreras con el que sumaría nueve victorias. Tras cinco años de sequía, Robb Gravett y su equipo Trakstar Motorsport inscribirían un Ford Sierra RS500 Cosworth con el que se anotaría nueve victorias y dos podios en las trece pruebas del calendario y ya en el año 2000, Alain Menu pondría el punto y seguido a los campeonatos cosechados por Ford en el BTCC.


1959
Ford Zephyr Mk II #139
Jeff Uren
Jeff Uren
British Saloon Car Championship
/46 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 24/

El vehículo
La segunda versión de la berlina familiar de Ford, el Zephyr y su versión de lujo Zodiac, llegaría a las calles británicas y australianas en 1956. Los motores de seis cilindros en línea y 2.2 litros heredados de la versión precedente se ampliarían hasta los 2.5 con el consiguiente aumento de potencia hasta los 86CV que aumentaría la velocidad máxima hasta los 142 km/h. También se incrementaría la distancia entre ejes y la anchura del vehículos y se mejoraría la distribución del peso y el radio de giro. Tanto del Zephyr como del Zodiac verían una versión descapotable al igual que la primera versión y se incluiría por primera vez en la gama una versión cupé de dos puertas y una ranchera únicamente disponibles oficialmente en Australia. De serie, el coche ofrecía una caja de cambios manual de tres velocidades y más tarde se ofrecería una automática Borg Warner DG como opción. De igual manera, el coche era vendido con frenos de tambor en las cuatro ruedas pero a partir de 1960 los frenos de disco pasarían a estar a disposición de los compradores de ambos modelos y un año más tarde se implementarían como equipación de serie. La segunda generación del Zephyr sería un sonoro éxito de ventas para Ford que vendería 294.506 unidades de la versión sedán y 6.911 de la variante descapotable, más de 148.000 unidades más que de la primera generación de ambas terminaciones combinadas. En el mundo de la competición, el Ford Zephyr Mk II inscribiría su nombre en los libros de historia después de que Jeff Uren se alzase con el título de campeón del BSCC en 1959 venciendo en seis de ocho carreras que se añadiría a la lograda por Maurice Gatsonides y Peter Worledge con la primera versión del modelo en el Rally de Monte-Carlo de 1953.

El piloto
Jeff Uren comenzaría disputando carreras de club británicas junto a su hermano Douglas a principios de la década de 1950. Ambos hermanos tomarían la salida en la edición de 1954 del Rally de Monte-Carlo con un Ford Zephyr Six con el que terminarían en la 142ª posición. Un año más daría el salto al profesionalismo, mientras que su hermano seguiría compitiendo como aficionado, en las competiciones de circuito con un Ford Anglia. En 1958 debutaría con el mismo modelo en la primera edición del BSCC donde ya en la tercera carrera, Mallory Park, se anotaría su primera victoria, terminando sexto en el campeonato. En 1959, tras intentar convencer sin éxito a Ford para que le contratase como piloto, adquiriría un Ford Zephyr Mk II que prepararía el mismo con la ayuda de John Willment, y con el que ganaría seis carreras de las ocho que componían el calendario proclamándose campeón as falta de una. Ford entonces, le contrataría como piloto e ingeniero junto a Willment para desarrollar los coches y dejaría de lado la competición activa aunque regresaría al BSCC en carreras puntuales hasta 1963, sumando una nueva vitoria en 1960 en el circuito de Brands Hatch con el Zephyr. En 1964, fundaría su propia compañía, Race Proved Performance and Racing Equipment con la que prepararía numerosos modelos de Ford para distintas competiciones y clientes particulares dedicándose desde entonces a competir en carreras históricas hasta principios de la década de 2000.

Resultados
La segunda edición del Campeonato Británico de Turismos (BSCC) se volvería a dividir en cuatro clases: A para motores inferiores a 1.3 litros, B hasta 1.6, C hasta 2.6 y la Clase D para motores superiores a esa cilindrada. Con 57 coches inscritos de doce fabricantes diferentes, la serie británica apretaba el acelerador para convertirse en la referencia de este tipo de competición en Europa. Jeff Uren, que el año anterior ya había logrado una victoria en Mallory Park y terminaría sexto en el campeonato, llevaría su recién estrenado Ford Zephyr a la victoria en la Clase C en la primera cita del calendario, el circuito de Goodwood, terminando quinto de la general, victoria que repetiría en Aintree acabando sexto por detrás de cinco Jaguar 3.4 Litre (Jaguar Mk I) de la Clase D. La tercera prueba del año se disputaría en el circuito de Silverstone como soporte del British Racing Drivers Club International Trophy donde Peter Blond y su Jaguar 2.4 Litre acabarían por delante del Zephyr Mk II de Uren. La carrera del circuito londinense de Crystal Palace sería exclusivamente para coches de las clases A y B que sería ganada por el Austin A40 Farina de Geoff Williamson, mientras que las clases C y D se disputarían la victoria en el circuito de Goodwood, acabando Jeff Uren como décimo y primero de su clase en una prueba que se llevaría el Jaguar 3.4 Litre de Gawaine Baillie. Las cuatro clases del campeonato volverían a encontrarse en Snetterton donde el Ford Zephyr Mk II de Jeff Uren terminaría tercero a tres vueltas del Jaguar de Baillie pero anotándose una nueva victoria dentro de su clase. Las dos últimas carreras del año se celebrarían en el circuito de Brands Hatch donde Uren sería matemáticamente campeón a falta de disputar la última prueba del año después de terminar segundo, primero en su clase, nuevamente por detrás de Gawaine Baillie. A pesar de no necesitar los puntos, acudiría en agosto al circuito del condado de Kent donde sumaría de nuevo una victoria y terminaría tercero por detrás de los Jaguar de Jack Sears y Baillie respectivamente.

R1 R1 R1 R1 R1 R1 R1 R1
1 1 2 - 1 1 1 1

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.


1965
Ford Mustang #42
Weybridge Engineering Company
Roy Pierpoint
British Saloon Car Championship
/60 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 14/

El vehículo
En abril de 1964, saldría de las líneas de montaje estadounidenses de Ford la primera generación del coche que cerraría un segmento en sí mismo, el de los cupés deportivos compactos y económicos o Pony Cars, generalmente distinguibles por su largo frontal y corto maletero y con grandes posibilidades de personalización mediante el uso de piezas de alto rendimiento. El Ford Mustang fue un éxito instantáneo, en su primer día de venta 22.000 unidades serían adquiridas que llegarían hasta un total de casi 681.000 en su primer año de vida. Los primeros modelos del Mustang incluirían motorizaciones de seis cilindros en línea de 2.8 y 3.3 litros provenientes del Ford Falcon con 105 y 120CV de potencia y los V8 de 4.3 y 4.7 litros del Mercury Comet con 164 y 200CV, aunque en algunas versiones el V8 de 4.7 litros llegaría hasta los 220CV, y en la gama se incluirían tres versiones diferentes de dos puertas, la cupé normal, la descapotable y la Fastback, en la que la ventana trasera en un plano inclinado continuo desde el techo hasta la cola trasera. Como equipo de serie, la primera generación del Mustang incluiría asientos deportivos ajustables con reposabrazos, detalles en apliques de madera y tacómetro y relojes redondos que reemplazarían la instrumentación estándar del Falcon. Oficialmente, las primeras unidades del Mustang, producidos antes de septiembre de 1964, estarían asignadas al año 1965 que entre otras características tendría una parrilla. más pequeña y el motor V8 de 4.3 litros que sería sustituido por el V8 de 4.7 litros a partir de septiembre, cuyos modelos serían conocidos como 1964 ½". Como parte de su programa Total Performance, Ford enviaría a Europa cuatro unidades del Mustang de 1965 a Alan Mann Racing que ya había tenido bastante éxito modificando los coches del fabricante americano que competían en el BTCC venciendo en los años 1963 y 1964. Estos cuatro modelos se prepararían para la prueba de resistencia francesa Tour de France Automobile, una carrera disputada a lo largo de diez días sobre circuitos y carreteras abiertas cubriendo una distancia cercana a los 6.500 kilómetros. De las cuatro unidades cedidas por Ford, el preparador británico modificaría tres dejando la cuarta como coche de repuesto y en ellas cambiaría el motor de serie por una versión de carreras preparada por Holman & Moody, equipo oficial de Ford en las carreras de la NASCAR americana, basado en el V8 de 4.7 litros que alcanzaba una potencia máxima cercana a los 271CV u una velocidad de 240 km/h. Compitiendo en la clase Touring, los Mustang de Alan Mann ganarían 13 de las 17 etapas de las que constaría la larga prueba con Peter Procter y Andrew Cowan terminando en la primera posición de su grupo con el Mustang de Peter Harper y David Pollard como segundos mientras que los suecos Bo Ljungfeldt y Fergus Sager abandonarían debido a un problema eléctrico. Esta victoria llevaría a Ford a surtir con más chasis para su preparación a Alan Mann, que en 1965 modificaría tres Ford Mustang para el BTCC que serían ofrecidos a Roy Pierpoint, piloto y preparador con su propia compañía, Weybridge Engineering, al aristócrata Gawaine Baillie y a Mike Salmon, quien en 1963 ganaría la clase P +3.0 junto a Jack Sears de las 24 Horas de Le Mans, mientras que otras unidades serían preparadas para otros competidores del Campeonato Europeo de Turismos y varias pruebas de rally como el de Monte-Carlo de 1965 en el que las tres unidades inscritas abandonarían en las manos de Raphael Geminiani, Henri Greder y Florian Vetsch. Distinta suerte correrían los tres modelos que Alan Mann presentaría al BTCC con el de Roy Pierpoint terminando como vencedor del campeonato, Baillie en la sexta posición y Salmon en la décima.

El piloto
Roy Pierpoint, ingeniero de profesión, comenzaría a disputar carreras de club poco después del te´rimo de la Segunda Guerra Mundial antes de abandonar la competición y montar un taller junto a Alan Mann, más tarde preparador oficial de Ford en el Reino Unido. No sería hasta la década de 1960 cuando retomaría el volante en distintas competiciones tanto de circuito como de subida a montañas venciendo en varias de ellas hasta que en 1965, Alan Mann le escogería para competir en el BSCC de ese año con uno de los nuevos Ford Mustang que el fabricante americano había puesto en sus manos para modificarlos para diferentes eventos. Ese año, sería el de mayor éxito pues ganaría el campeonato con seis victorias, cuatro de ellas de manera absoluta y las otras dos dentro de su categoría, además de obtener dos segundas plazas sobre ocho pruebas puntuables. En el campeonato británico permanecería hasta 1971, pero no llegaría a igualar los resultados obtenidos en su primera participación aunque sumaría dos victorias en 1966 con un Ford Falcon Sprint, modelo con el que sumaría una victoria más en 1968 y seis en 1969, todas ellas de manera absoluta añadiendo a su palmarés con este coche once podios y otros dos más en 1970 con un Chevrolet Camaro Z/28 con el que participaría por última vez en 1971 en el campeonato.

Resultados
La campaña de 1965 del BTCC vería una modificación en los límites de cubicaje de las tradicionales cuatro clases del campeonato pasando la Clase A a ser para motores inferiores a un litro, la B hasta los 1.3, la C hasta los 2.0 y la Clase D estaría reservada para cubicares superiores sin límite. También y por primera vez, se establecería un campeonato para los equipos al que optaría Alan Mann Racing con los nuevos Ford Mustang que contarían con Roy Pierpoint, Gawaine Baillie y Mike Salmon como pilotos titulares frente a otra unidad más inscrita por Alan Brown Racing y pilotada por Jack Brabham compitiendo principalmente con los Lotus Cortina oficiales de la Clase C. Para Pierpoint, que debutaría en el campeonato, el año no podría comenzar mejor ya que se anotaría las victorias de Brands Hatch y Mallory Park. La tercera cita del calendario se disputaría en el circuito de Snetterton donde el triunfo final sería para su compañero de equipo Mike Salmon finalizando Pierpoint en la segunda plaza por delante de Baillie. En Goodwood, los Lotus Cortina se llevarían las dos primeras posiciones de la carrera con Salmon acabando en la tercera posición y Pierpoint en la cuarta como primeros y segundos de su clase pero más tarde el Mustang de Mike Salmon sería descalificado por usar un eje trasero ilegal y la victoria de la clase se la anotaría Roy Pierpoint. Para la carrera de Silverstone los Mustang de Alan Mann Racing volverían a la senda de la victoria con un nuevo triunfo del coche rojo con el dorsal 42 de Pierpoint con el aristócrata Gawaine Baillie secundándole cinco segundos más tarde. En el circuito londinense de Crystal Palace, de nuevo Pierpoint sumaría la victoria para Alan Mann Racing, mientras que en Brands Hatch sería el Mustang de Brabham el que se llevaría la victoria en una disputada carrera con el coche del fundador de Weybridge Engineering. Con el sistema de puntos del BSCC en el que cada clase puntúa independientemente de su posición en la general de carrera y al final de la temporada cada piloto debía desprenderse de los puntos logrados en dos carreras, Roy Pierpoint llegaría con opciones al título a la última prueba del año, que se celebraría en el circuito de Oulton Park, y se lo disputaría con el Austin Mini Cooper S 970 de la Clase A pilotado por Warwick Banks que había logrado hasta entonces el mismo número de victorias que el piloto del Ford Mustang que tenía a su favor sus dos podios de Snetterton y Brands Hatch frente a dos abandonos del piloto del Austin Mini. Ambos ganarían, Pierpoint de forma global y Banks dentro de su categoría, perdiendo éste último el campeonato en favor de Pierpoint, que vería eliminados de sus resultados los dos podios, pero gracias a sus victorias globales acabaría en la primera posición final y Alan Mann Racing siendo el primero en ganar el campeonato por equipos.

R1 R1 R1 R1 R1 R1 R2 R1 R1
1 1 2 1 1 1 - 2 1

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.


1966
Ford Anglia 105E #71
Team Broadspeed
John Fitzpatrick
British Saloon Car Championship
/50 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 5/

El vehículo
La cuarta y última generación del Ford Anglia, presentada en 1959, contaría con dos versiones principales: la 105E para denominar a los coches con el volante a la derecha y la 106E para aquellos que lo llevaban a la izquierda. El diseño del automóvil bebería de las líneas de los mismos productos de la época fabricados por Ford y sus filiales en los Estados Unidos y así, el coche contaría con un calandra inclinada sobre un largo capó caído colocado entre los dos prominentes faros delanteros que se remataba con una parrilla que ocuparía todo el frontal por debajo de la línea de los faros. En la parte trasera, dos prominentes aletas llevarían encastrados los pilotos y el conjunto se remataría con una ventanilla trasera plana e invertida también al estilo americano de los Lincoln y Mercury de entonces. A pesar de venderse como una berlina, el nuevo Anglia mantendría la fisonomía de dos puertas más características de los cupés y más adelante se añadirían a la gama un tres puertas en formato ranchera y un cupé panelado como furgoneta vendido como la versión 307E. A partir de 1962, se ofrecería una versión más deportiva, el Ford Anglia 123E Super, que montaría la rueda de repuesto en la parte trasera con los paragolpes cromados y neumáticos de franjas blancas. La versión básica del modelo contaría con un motor de 997cc que producía 36CV en su primera versión hasta 1961 y 38 hasta el final del modelo en 1967 con una velocidad máxima de 120 km/h, mientras que la versión Super contaría con uno de 1.198cc de 48CV que podía alcanzar los 132 km/h gracias a la caja de cambios de cuatro velocidades heredada del Ford Cortina. Este motor, sería posteriormente la base de múltiples versiones del Anglia para la competición debido a sus grandes pistones y cortas bielas, lo que favorecía una rápida entrega del par motor. Desde 1959, el Ford Anglia participaría en numeroso eventos deportivos tanto de circuito como de rally, especialidad esta última en la que aparecería en pruebas tan diversas como el Rally de Monte-Carlo, el RAC Rally o el East African Safari Rally, cosechando hasta 1967 numerosas victorias en las populares carreras de club británicas y el que sería sin duda el mayor éxito del modelo en toda su historia, el campeonato del BSCC de 1966 con un coche preparado por Broadspeed y pilotado por John Fitzpatrick.

El piloto
John Fitzpatrick es uno de los pilotos más exitosos de la historia del automovilismo británico. Desde que su padre le regalara en 1960 un Mini 850 por su 17º cumpleaños y comenzara a competir como aficionado, hasta su última carrera como profesional, y dueño de su propio equipo de carreras, en los 1.000 Kilómetros de Mugello, llegó a disputar más de 270 carreras en las que conseguiría 45 victorias absolutas además de otras 21 dentro de la clase en la que participaba, logrando también 34 segundos puestos y 24 terceros puestos. Disputando principalmente carreras de turismos y de resistencia, sus logros más sonados son en el campeonato British Saloon Car Championship, que ganaría en 1966 con este Ford Anglia de la Clase A, y donde terminaría segundo en 1964 y 1967, sumando un total de 39 victorias y 14 podios en nueve temporadas. También competiría en las 12 Horas de Sebring donde ganó su clase en 1972 y fue vencedor absoluto en 1980, el European GT Championship que ganó en 1972 y 1974, las 24 Horas de Daytona en 1976 y el IMSA Camel GT Championship donde resultó vencedor en 1980 y tercero en 1981 y 1982. Muchas de esas victorias las conseguiría con Porsche. Con este fabricante disputaría un total de 200 carreras usando diferentes modelos; 115 con un Porsche 935, 51 con un 911 Carrera RSR, 16 con un 911 S, 15 con un 956 y una con un 911, un 910 y un 906. En las 24 Horas de Le Mans participaría un total de 10 veces entre 1972 y 1983, prueba que nunca ganó pero en la que sin embargo conseguiría tres victorias dentro de su categoría. Una de ellas sería con un Porsche 935 K3/80 con el que finalizaría quinto, ganando la clase IMSA. Su debut fue con un Porsche 911 S con el que tuvo que abandonar a causa de una avería mecánica. Sus demás resultados fueron: 1973 con un Ford Capri RS (AB), 1975 con un Porsche 911 Carrera RSR (5º y primero de su clase), 1976 con un BMW 3.0 CSL (AB), 1977 con un Porsche 935 K2 (AB), 1978 con un Porsche 935/77 (AB), 1979 con un Porsche 935 (AB), 1982 con un Porsche 935/78-81 (4º y ganando su clase) y 1983 con un Porsche 956 con el que finalizó quinto.

Resultados
En 1966, el BSCC adoptaría las regulaciones de la FIA para el Grupo 5, estrenado ese mismo año y que sería una de las categoría más famosas del automovilismo deportivo años más tarde y que permitían extensivas modificaciones en los coches que solamente deberían guardar cierta apariencia al modelo en el que se basaban. Dividido en sus tradicionales cuatro clases terminaría con el Ford Anglia de la Clase A preparado por Broadspeed y pilotado por John Fitzpatrick como vencedor a pesar de obtener el mismo número de puntos que el Austin Mini Cooper S de John Rhodes pero el mayor número de victorias logradas por Fitzpatrick decantaría la balanza a favor de este. El año sería de absoluta dominación por parte de los coches del fabricante americano que ganaría de manera absoluta todas las carreras desde la primera prueba en Snetterton con el Ford Mustang pilotado por Jack Brabham hasta la última del Ford Lotus Cortina de Jim Clark en Brands Hatch, que además ganaría las dos carreras precedentes, y que sumaría a las logradas por el Ford Galaxie de Brian Muir en Goodwood, el Ford Falcon Sprint de John Whitmore en Silverstone y las dos que lograría Roy Pierpoint con otro Ford Falcon Sprint en Crystal Palace y Brands Hatch y de las que John Fitzpatrick saldría vencedor de su clase en Snetterton, Goodwood, Crystal Palace, Brands Hatch, Oulton Park y la prueba final de nuevo en el circuito de Brands Hatch, que los pilotos visitarían por tercera vez en el transcurso del año, terminando cuarto tras un pinchazo en Silverstone y abandonando en la segunda cita del circuito del condado de Kent tras una avería en la bomba de combustible.

R1 R1 R1 R1 R2 R1 R1 R1 R2 R1
1 1 4 1 - 1 AB 1 - 1

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.


1968
Ford Escort Twin-Cam #16
Alan Mann Racing
Frank Gardner
British Saloon Car Championship
/84 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 1/

El vehículo
En enero de 1968 y durante la celebración del Salón del Automóvil de Bruselas se presentaría por primera vez el sucesor del Ford Anglia y que a lo largo de sus veinte años de historia se convertiría en unos de los iconos de Ford en Europa tanto en sus versiones de producción en serie como en las deportivas. El Ford Escort llegaría a los concesionarios de la marca meses después en dos versiones sedán de dos y cuatro puertas respectivamente con dos niveles de acabado en cada versión y dos motores de gasolina, un 940cc de 44CV y 1.098 de 53. A estas dos se les uniría poco más tarde una carrocería de tres puertas también con dos niveles de acabado siendo todas las variantes montadas con un cambio manual de cuatro velocidades que transmitían la potencia al eje trasero. El coche sería un éxito instantáneo frente a la competencia y Ford añadiría en 1969 a la gama el Escort GT en versiones de dos y cuatro puertas con un motor de 1.3 litros de 76CV y otro del mismo cubicaje pero de 59 caballos que sería montado en la versión ranchera tanto familiar como comercial. La variante GT serviría de base para la fabricación del modelo deportivo, el Twin-Cam, creada para las competiciones de rally y circuito del Grupo 2 de la FIA. El motor de 1.558cc sería adoptado del desarrollado por Lotus para su modelo Elan que contaba con ocho válvulas montadas en un doble árbol de levas en cabeza. El Escort RS1600 Twin-Cam contaría con varios elementos mecánicos ya probados en el Ford Cortina de competición pero la instalación del motor Lotus daría más problemas debido al tamaño de la culata y al voluminoso sistema de carburador y filtro de aire por lo que hubo de colocarse ligeramente escorado hacia la izquierda y la batería ser colocada en el maletero para dejar paso a los colectores del escape. Externamente, y al montar el modelo neumáticos más anchos junto a los ejes del Cortina, los guardabarros delantero y trasero se alargarían para cubrir completamente las ruedas además de modificar el túnel de la transmisión. Tras 1.100 unidades fabricadas del Twin-Cam, el modelo sería sustituido por el RS1600 (RS por Rally Sport y 1600 por la cilindrada del motor) que resolvería los problemas de adaptación del motor diseñando uno completamente nuevo. El Ford Escort Twin-Cam tendría una breve pero intensa carrera deportiva en la cual el hito más importante sería la victoria del modelo preparado por Alan Mann Racing para el BSCC de 1969, y que montaría un motor de Fórmula 2 de 200CV, que el australiano Frank Gardner llevaría a la victoria en nueve ocasiones a lo largo del año, llevándose su segundo título de campeón. El coche también sería muy popular en carreras de club y rallies de todo tipo sumando vitorias como la de Roger Clark y Jim Porter en el Rally Acrópolis de 1968 o la de Hannu Mikkola y Anssi Järvi en el de Portugal del mismo año entre otras.

El piloto
Frank Gardner comenzó su carrera como piloto de motocicletas en Australia antes de iniciar su carrera deportiva con coches, especialmente en carreras de turismos. Aunque tuvo una pequeña experiencia en monoplazas, participando en ocho carreras del campeonatodo de Fórmula 1 entre 1964 y 1968, pruebas en las que no consiguió sumar puntos. Sus mayores éxitos fueron en el British Saloon Car Championship, donde fue campeón en tres ocasiones, 1967 con un Ford Falcon Sprint, 1968 con este Ford Escort Twin-Cam y 1973 con un Chevrolet Camaro Z/28, sumando un total de 44 victorias y 26 podios en 81 carreras en diez temporadas. También competiría en la Rothmans European Formula 5000 Championship que ganó en 1971 y en el Australian Sports Sedan Championship donde también se coronó como campeón en 1977. En las 24 Horas de Le Mans participaría en cinco ocasiones en las que sólo terminaría una vez a bordo de un Lotus Elite del equipo oficial del fabricante con el que finalizó 8º y primero en su clase. El resto de sus carreras en Le Mans fueron en 1963, de nuevo con un Lotus Elite, en 1966 con un Ford GT40 Mk II, 1967 con un Ford GT40 Mk IIB y 1969 con un Ford GT40.

Resultados
La undécima temporada del BSCC vería por primera vez a un piloto coronarse como campeón en dos ocasiones de manera consecutiva. El australiano Frank Gardner vencería en la edición de 1967 con un Ford Falcon Sprint y para 1968 estrenaría la versión más radical del nuevo modelo presentado por Ford unos meses antes. El Escort Twin-Cam, al igual que otros modelos de Ford estaría preparado por Alan Mann Racing que sustituiría el motor Lotus por uno de Cosworth de la Fórmula 2 británica. Once pruebas compondrían el calendario que incluirían cuatro visitas a Brands Hatch a lo largo del año siendo el circuito donde comenzaría y terminaría la temporada. El nuevo Ford Escort no estaría listo hasta la carrera de Crystal Palace, cuarta prueba puntuable del campeonato, por lo que el año comenzaría con un Ford Cortina con el que sería tercero en la general y segundo de su categoría en la prueba inaugural de Brands Hatch. En Thruxton, de nuevo con el Cortina repetiría puesto en el global de la carrera pero sumaría la primera victoria de su clase. En la siguiente parada del campeonato en el circuito de Silverstone, nuevamente Vic Elford le superaría con su Porsche 911 L y tendría que conformarse con otra segunda plaza en la categoría. Con el estreno del Escort Twin-Cam, lograría superar a sus rivales en la categoría durante el resto del año mientras que sus máximos rivales para el título, los Ford Falcon de Brian Muir, el de Roy Pierpoint y el de David Hobbs, se repartirían las victorias con tres para Muir, una para Pierpoint y una para Hobbs hasta la segunda carrera de Brands Hatch, donde Gardner obtendría la primera posición de la general. Antes de llegar a la penúltima carrera del año, de nuevo en el circuito de Brands Hatch, los tres pilotos del Ford Falcon se disputarían las victorias entre ellos sumando todos una primera plaza a su casillero y dejando el título en bandeja para Gardner que solamente necesitaba puntuar para proclamarse campeón matemáticamente con una prueba por disputar. La prueba la ganaría Roy Pierpoint con Gardner llegando cuarto pero primero de su categoría y refrendaría su excelente estado de forma ganando de manera absoluta la última cita de la temporada por delante de David Hobbs.

R1 R1 R1 R1 R2 R1 R2 R1 R1 R1 R1 R1 R1
2 1 2 - 1 - 1 1 1 1 1 1 1

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.


1990
Ford Sierra RS500 Cosworth #11
Trakstar Motorsport
Robb Gravett
British Touring Car Championship
/207 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 15/

El vehículo
El Ford Sierra RS Cosworth sería la versión más extrema de la berlina familiar presentada en 1982 por Ford y que estaría en producción entre 1986 y 1992 con el objetivo puesto en el mundo de la competición. En su origen, el modelo contaría únicamente con una versión de dos puertas con portón trasero y a partir de 1988 se incluiría una de cuatro puertas y un motor turbo diseñado por Cosworth que en su versión de calle llegaba hasta los 204CV y en la de competición hasta los 300CV. Presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra en marzo de 1985, el RS Cosworth entraría en producción en julio de ese año después de superar diversos problemas de vibraciones con la caja de cambios original que hubo de ser sustituida por una de nuevo diseño. En 1987, la central de Ford en el Reino Unido modificaría 500 unidades que contarían con un turbocompresor más grande, que resultaría en un aumento de potencia hasta los 224CV, y otras mejoras mecánicas. Este modelo, denominado Ford Sierra RS500 Cosworth se fabricaría en exclusiva para el mercado británico y por lo tanto contarían con el volante a la derecha pero varios preparadores europeos modificarían algunos de estos modelos para los campeonatos continentales como el europeo o el DTM alemán del que el más importante sería el equipo Wolf Racing que desde 1979 preparaba los Ford para las competiciones alemanas y europeas con gran éxito. Tanto en su versión RS como en la RS500, el Sierra motorizado por Cosworth sería el coche a batir desde su homologación en agosto de 1987, para la cual montaría un turbo más grande que añadía al coche una potencia de 100CV, ganando hasta ocho campeonatos entre los que se incluirían el australiano (1988 y 1989), británico (1990), japones (1988 y 1989) y alemán (1988) de turismos y varias carreras tan importantes como las 24 Horas de Spa en 1989, el Tourist Trophy en 1988, la Bathurst 1000 en 1988 y 1989 o la Guia Race of Macau en 1989. La variante RS sería mayormente utilizada en rally obteniendo su mayor éxito en campeonatos nacionales y una única victoria en el mundial, la de Didier Auriol y Bernard Occelli en el Tour de Corse de 1988, prueba valedera también para el Campeonato de Francia de Rallies que ganaría con el mismo modelo en 1987 y 1988. A nivel nacional, Carlos Sainz sería en 1987 y 1988 vencedor del Campeonato de España de Campeonato de España de Rallies de Asfalto también con un Ford Sierra RS Cosworth.

El piloto
Robb Gravett comenzaría su carrera sobre dos ruedas a la edad de 12 años compitiendo en moto-cross y convirtiéndose en 1995 en campeón británico. A finales de la década de 1970,pasaría a las cuatro ruedas de las fórmulas de promoción, participando en eventos a lo largo y ancho del mundo con bastante éxito, ganando más de 100 carreras hasta que en 1987 debutaría en el BTCC, campeonato en el que sería campeón en 1990 con este Ford Sierra RS500 inscrito por su propio equipo de carreras, Trakstar Motorsport, y en el que en 1997 también sería campeón dentro del campeonato reservado para equipos privados. En total y en sus 12 temporadas en la serie británica de turismos, completaría 152 carreras de las que ganaría trece, sería segundo en nueve y en tres ocasiones acabaría tercero y sumaría puntos en otras veinte del campeonato principal mientras que en de independientes sumaría quince victorias, 19 segundos, 13 terceros y sumaría puntos en 10 carreras más antes de retirarse de la competición y dedicarse a enseñar técnicas de conducción a través de su compañía Ultimate Car Control.

Resultados
En 1990, el cambio más sustancial en el BTCC sería la eliminación de las tradicionales cuatro clases ahora sustituidas por dos: el Grupo A para motores superiores a 3,0 litros de capacidad y la mayor novedad del Grupo B o Super Turismos que de esta manera se estrenaban en la serie británica y que marcarían posteriormente toda una época. En la clase más potente toda la parrilla llevaría el Ford más potente de la época, el Sierra RS500 Cosworth del que habría trece unidades entre ellas estas de Robb Gravett inscrita por su propio equipo Trakstar Motorsport. Con trece carreras por delante, las cosas no comenzarían nada bien para él y la primera carrera habría de conformarse con un 12º puesto en la general pero sería quinto dentro de su categoría. En Donington alcanzaría la segunda plaza por detrás del Ford Sierra de Andy Rouse, enlazando a partir de entonces siete victorias consecutivas, incluyendo la compartida con Mike Smith en la prueba de resitencia de una hora en el circuito de Brands Hatch, que llegarían a su fin de forma abrupta tras la rotura del motor cuando lideraba la prueba del circuito urbano de Birmingham. De este inconveniente se recuperaría en la carrera siguiente, de nuevo en Donington, donde volvería aganar y encarrilar el campeonato que remataría con una tercera posición en Thruxton y una nueva victoria en Silverstone.

5 2 1 1 1 1 1 1 1 AB 1 3 1

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.


2000
Ford Mondeo Mk II #11
Ford Team Mondeo
Alain Menu
British Touring Car Championship
/195 Puntos
PCT Collectibles/Atlas
Colección: British Touring Car Champions Nº 9/

El vehículo
En agosto de 1996, Ford presentaría la segunda versión de la primera generación de su Ford Mondeo, sin embargo, nuevas mejoras recibidas a partir de 1997 harían que el modelo fuera vendido como la segunda generación de la berlina familiar del gigante americano. Esta segunda generación contaría con una parrilla más elíptica con faros curvados, cambios que llevarían aparejados cambios estructurales que requerirían nuevas pruebas de colisión. La mecánica y los motores, Zetec para los gasolina de 1.6 y 2.0 litros, Duratec para los de 2.5 y Ebdura-D para las versión diésel de 1.8 litros, serían las mismas versiones que ya montase la primera generación del coche que perdería la versión de cuatro ruedas motrices en este nuevo periodo. Ofrecido en diferentes versiones de acabado desde la Ambient del modelo básico hasta el Ghia de tope de gama, el Mondeo tendría también versión ranchera y sería la base de una versión cupé vendida con el nombre de Ford Cougar. Para las competiciones deportivas, El Ford Mondeo pasaría por distintas fases desde su primera generación hasta llegar a su fase final de desarrollo, con ingentes cantidades de dinero invertido, en 1999. Los primeros Mondeo que serían utilizados fueron los Ford Mondeo Mk1 de 2.0 litros preparados por Andy Rouse para el BTCC de 1993 y que ofrecían una potencia de 292CV. Los coches de Rouse participarían hasta el final de la campaña de 1995 habiendo logrado siete victorias en ese periodo y con el equipo terminando como tercero en 1994 pero en general ofreciendo un pobre rendimiento respecto a la competencia. Esto llevaría a Ford a entregar las riendas del proyecto a West Surrey Racing en 1996, pero tres desastrosas campañas más tarde en las que terminaría en todas ellas como penúltimo clasificada en la tabla de constructores sin sumar una sola victoria, harían que pasara a hacerse cargo del proyecto los experimentados ingenieros de Prodrive. Prácticamente con un presupuesto ilimitado, la compañía fundada en 1984 por Ian Parry y David Richards, elegirían el motor V6 Duratec de 2.5 litros de 170CV reduciendo su capacidad hasta los 2.0 de la normativa de los Super Turismos aumentando su potencia hasta los 305CV. En su primer año, el rendimiento del nuevo Ford Mondeo sería incluso peor que en los años precedentes habida cuenta que en 1999 ni Audi ni Peugeot competirían en esa temporada y, a pesar de lograr en Knockhill su primera victoria desde 1994, Ford terminaría el año como último en la tabla de constructores. El año 2000 sería el último con las regulaciones de Super Turismo en el BTCC y Ford tendría como rivales únicamente a los Honda Accord y Vauxhall Vectra ya que Volvo, Renault y Nissan dejarían la serie a finales de 1999. Con cada equipo inscribiendo tres coches para adecentar la triste parrilla a excepción de Honda que pondría cinco Accord en juego, esta sería la última oportunidad del Mondeo para brillar con una luz más acorde a los millones de libras y cientos de horas dedicadas a desarrollarlo y convertirlo en el automóvil dominante de la parrilla. Los tres pilotos elegidos para llevar a al gloria al coche serían el campeón del BTCC de 1998, el sueco Rickard Rydell, que se había quedado sin volante tras la retirada de Volvo, mientras que Alain Menu y Anthony Reid continuarían en el equipo desde que se estrenasen como pareja en 1999. Entre los tres lograrían once victorias sobre 24 posibles y en el resto de carreras que no ganaron o serían segundos o subirían al último escalón del podio, terminado Alain Menu sumando su segundo campeonato y Ford logrando los de equipos y constructores a pesar de la resistencia ofrecida por los Vauxhall Vectra de Yvan Muller y Jason Plato y con Anthony Reid siendo subcampeón y Rickard Rydell tercero. Con el objetivo cumplido, Ford abandonaría el campeonato a finales de 2000 con los inasumibles costos de producción y preparación reduciendo el interés de los constructores y para la temporada de 2001 se presentaría una nueva normativa, BTC-Touring, con el énfasis puesto precisamente en el control de costes.

El piloto
Alain Menu, probablemente el mejor piloto suizo de turismos de la historia, comenzaría en el mundo del karting del que pasaría a la Fórmula Ford francesa y más tarde británica. Precisamente en el campeonato del Reino Unido lograría un subcampeonato en 1987 y pasaría a la Fórmula 3 durante un par de temporadas hasta participar durante otras dos en el Fórmula 3000, donde volvería a cosechar un subcampeonato inglés en 1990. Un año más tarde tendría su primera experiencia en campeonatos de turismos participando en varias pruebas del DTM alemán, al que regresaría diez años más tarde, y en 1992 disputaría la primera parte de la campaña del BTCC y en 1993 ya competiría a tiempo completo en este disputado campeonato. En esta serie estaría de manera constante hasta el año 2000 y regresaría en 2007 para completar las tres mangas de la última cita del calendario en Brands Hatch y de nuevo en 2014 para disputar el año completo por última vez antes de repetir en 2015 la última prueba del calendario. En esos años, lograría dos campeonatos: 1997 con un Renault Laguna y 2000 con este Ford Mondeo, terminando como subcampeón en tres ocasiones consecutivas con el Renault Laguna antes de obtener su primer título. En el campeonato británico participaría en ese periodo en 258 carreras en las sumaría 36 victorias, 24 segundos y 29 terceros puestos, terminando en los puntos en otras 30 pruebas. Su regreso al DTM no sería tan brillante a pesar de su aureola ganada en el BTCC y con el poco competitivo Opel Astra V8 Coupé únicamente sumaría un segundo puesto como mejor resultado en las tres temporadas en las que estuvo en la primera manga del circuito de Sachsenring, prueba en la que sería tercero en su segunda manga y sumando puntos en tan sólo cinco carreras de las 50 que disputaría en este periodo. En estos años, también participaría en dos ediciones de las 24 Horas de Le Mans: 2002 y 2004, ambas con un Ferrari 550-GTS Maranello con el que abandonaría en el primera año y sería undécimo en el segundo. En 2005, tomaría la salida como piloto de Chevrolet en el relanzado Campeonato del Mundo de Turismos (WTCC) y con la marca americana estaría hasta que abandonase el campeonato en 2012, siendo subcampeón con un Chevrolet Cruze 1.6T precisamente ese año y tercero el anterior, habiendo logrado 22 victorias, nueve segundas plazas y 20 terceras, sumando puntos en 43 carreras sobre un total de 180 presentadas. Tras abandonar el WTCC, pasaría a competir en la Copa Porsche antes de retirarse oficialmente de la competición en 2016.

Resultados
Alain Menu lograría en el año 2000 su segundo y último título de campeón del BTCC tras el logrado en 1997 con un Renault Laguna. En aquel entonces, el piloto suizo se enfrentaría a otros catorce pilotos de siete constructores diferentes además de a su compañero de equipo, el debutante Jason Plato. Menu sumaría ese año doce victorias de 24 posibles, dominando el año con un coche netamente superior a la competencia. En el año 2000, solamente tres fabricantes continuarían en el BTCC, Ford, para el que Menu ficharía en 1999, Vauxhall y Honda. Las dos filiales europeas de los gigantes americanos inscribirían tres coches cada una mientras que Honda participaría con cinco coches. Menu inauguraría el calendario con una victoria en Brands Hatch y sumaría las dos de la segunda cita del año disputada en el circuito de Donington Park. Tras sumar un tercer puesto en Thruxton y un segundo en Knockhill, añadiría una nueva victoria en Oulton Park frente a la única oposición que tendría en la primera parte del campeonato, el Vauxhall Vectra de su compatriota Yvan Muller. La segunda fase de la serie, vería a los Ford Mondeo de Anthony Reid y Rickard Rydell mejorar su rendimiento sustancialmente, sumando los tres pilotos seis victorias en las últimas doce pruebas puntuables a la vez que la resistencia ofrecida por Vauxhall se iba diluyendo. Menu llegaría a la última prueba del año disputándose el título con Reid, que terminaría la primera manga de Silverstone en la séptima posición mientras que Menu se vería forzado a abandonar después de perder agarre en una curva y sufrir una colisión con el Vectra de Jason Plato que dañaría su suspensión. En la segunda manga, celebrada en condiciones nocturnas, el piloto suizo tan sólo necesitaba una tercera posición para proclamarse campeón o terminar por delante de Reid en cualquier caso. El piloto británico perdería todas sus opciones al título después de que fuera sacado de la pista por el Vauxhall de Vincent Radermecker y fuera a parar a una trampa de arena de la que no podría salir, entregando el título a Menu que terminaría tercero en la carrera.

R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2 R1 R2
1 7 1 1 8 3 2 AB 1 6 AB 3 5 2 AB 1 8 9 4 1 5 6 AB 3

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección que la editorial Atlas Editions, hoy desaparecida tras su compra por el grupo De Agostini, pondría a la venta en 2016 con una selección de los coches ganadores del Campeonato Británico de Turismos (BTCC) y que se vendría únicamente mediante suscripción en la que llegaría un modelo al mes. El orden de la colección variaría de acuerdo a la fecha de suscripción, en lugar de seguir una numeración lógica, y esto haría que distintos suscriptores recibieran números diferentes en el mismo mes hasta que la colección fuera cancelada tras el cese de las actividades de la compañía, siendo el número total de miniaturas puestas a la venta de 20 diferentes. Los modelos, fabricados por PCT Collectibles en su mayor parte utilizando moldes de Oxford y Vanguards, son fieles representaciones de los vehículos en los que se basan y, habida cuenta su precio, tienen unos acabados más que notables en comparación con otros modelos destinados a collecionables.