Ford Motor Company
Intercontinental Rally Challenge

Más miniaturas e información de en las siguientes secciones


Ford Fiesta S2000

El vehículo

2010
Ford Fiesta S2000 #2
M-Sport
Mikko Hirvonen
Jarmo Lehtinen
Intercontinental Rally Challenge
11º/10 Puntos
Rallye Automobile de Monte-Carlo
IXO Models/Altaya
Colección: La Passion du Rallye - Nº 42/70

La miniatura
Esta miniatura se pondría a la venta el 9 de diciembre de 2011 como parte de la colección La Passion du Rallye (La Pasión del Rally), la nueva propuesta que la editorial Altaya publicaría a partir de enero de 2010 para el aficionado francés a las miniaturas de rally, aunque con posterioridad la colección se pondría a la venta también en España con el nombre de Pasión por el Rally y en Italia con el de Passione Rally, ofreciendo entre ellas algunas diferencias en el número de entregas y modelos presentados. En la colección francesa, el número de fascículos acompañados por una miniatura serían un total de 70 y entre ellas se encontrarían varios de los modelos más recientes así como los grandes clásicos de la especialidad. Las miniaturas estarían de nuevo realizadas por IXO Models lo que garantizaría unos moldes, acabados y detalles lo suficientemente buenos para satisfacer al público más exigente por apenas 12,99€ cada miniatura a partir del tercer número.


Ford Fiesta RRC

El vehículo
En 2011, llegaría una nueva normativa para los World Rally Cars en un nuevo intento de la FIA de mantener el coste de producir este tipo de coches lo más bajo posible con el fin de atraer más contendientes al WRC. Estos nuevos modelos estarían basado en las coches de la clase Super 2000, aunque diferenciándose sustancialmente de estos en el apartado mecánico y aerodinámico. Uno de los principales cambios normativos sería la supresión de la longitud mínima del coche, por lo que los compactos de más de cuatro metros serían inelegibles para el campeonato, trayendo nuevos modelos como el Citroën DS3, el Ford Fiesta, Škoda Fabia o el MINI Hatch entre otros.

Con la nueva normativa, los World Rally Cars estarían técnicamente más cerca de los vehículos de producción que la anterior generación pero con especificaciones de competición. Por ejemplo, la unidad de potencia tendría como epicentro un motor de 1.6 litros turboalimentado con inyección directa con unas revoluciones limitadas a 8.500 vueltas y una potencia de 300CV con el limitador de flujo de aire de 33 milímetros de diámetro instalado.

Al igual que la generación anterior, los nuevos World Rally Cars serían modelos de tracción a las cuatro ruedas, pero en estos nuevos coches quedarían prohibidos el diferencial central activo pasando a equipar solamente dos, uno en cada eje, mecánicos. La caja de cambios y la transmisión serían suministradas por diseñadores independientes para reducir costos y permitir un acceso más amplio a estos componentes, en el caso del Ford Fiesta RS WRC esta sería fabricada por Xtrac, y quedarían prohibidos los cambios de paletas en el volante. El peso mínimo de los coches se situaría en los 1.200 kilogramos, o 1.350 con conductor y copiloto, en ambos casos cargados con rueda de repuesto.

Para mantener el coste de producción de estos modelos lo más bajo posible, se prohibiría también el uso de materiales como el titanio, magnesio o cerámicos, excepto si estos componentes formaban parte del modelo de calle, y se restringirían las ayudas electrónicas a la conducción. Con estos parámetros, Ford y el equipo de Malcolm Wilson, M-Sport, y el preparador de motores francés PIPO Moteurs se embarcarían en la transformación del Ford Fiesta S2000 en el nuevo Ford Fiesta RS WRC con el que la compañía del óvalo esperaba acabar con la dominación de Citroën en el WRC.

Tomando como base el chasis del Fiesta S2000, se crearía un bastidor reforzado sobre el que se colocaría la obligatoria celda de protección. Bajo el capó, se colocaría el motor Ford EcoBoost de cuatro cilindros y 1.6 litros con cuatro válvulas por cabeza con una unidad de gestión desarrollada por Cosworth y un turbo diseñado por Garrett que entregaría los 300CV a 6.000rpm y su par máximo a 4.000. La caja de cambios secuencial de seis velocidades de Xtrac estaría unida a un doble disco de embrague fabricado por AP Racing.

Para mantener al Ford Fiesta RS WRC pegado al suelo, éste contaría con una suspensión delantera y trasera de tipo MacPherson con amortiguadores ajustables en golpe y rebote de depósito externos y barras estabilizadoras en ambos ejes. Del sistema de frenado se encargarían unos discos ventilados y accionados por cuatro pistones manufacturados por Brembo, con los discos y las llantas de diferentes diámetros para las especificaciones de pruebas de tierra o asfalto.

Del Ford Fiesta RS WRC, se derivaría en 2012 la versión RRC (Rally Regional Car) siendo éste técnicamente el mismo modelo incluyendo solamente un nuevo paquete aerodinámico para cumplir con la normativa de estos coches, así como un limitador de flujo de menor diámetro, distintos paragolpes y volante de inercia. A mediados de la temporada de 2014, M-Sport rediseñaría el RS WRC con nuevos componentes aerodinámicos y un motor enteramente diseñado y preparado por la compañía británica.

En su periodo de vida en el WRC, el Ford Fiesta RS WRC alcanzaría seis victorias en el campeonato, tres en 2011 (Suecia y Australia ganadas por Mikko Hirvonen y el Rally de Gales merced a Jari-Matti Latvala) y otras tres en 2012, las de Latvala en Suecia y Reino Unido y la del noruego Mads Østberg en Portugal, además de 51 podios hasta la sustitución de estos modelos en 2017 por la nueva generación de World Rally Cars.

A finales de la temporada de 2012, Ford dejaría de apoyar al equipo en el WRC, por lo que M-Sport tendría que ofrecer el coche a diversos pilotos privados para encontrar financiación y mantenerse en el campeonato. La mayoría de pilotos y equipos privados optaría por el Ford Fiesta RRC que en tres años vencería en 14 pruebas del mundial WRC-2 convirtiendo al catarí Abdulaziz Al-Kuwari subcampeón de la categoría en 2013 y a su compatriota Nasser Al-Attiyah en campeón de las ediciones de 2014 y 2015.

El Ford Fiesta RRC, también dejaría su impronta en el IRC en el año 2012 con las victorias logradas por Giandomenico Basso en el Rally de San Marino y Sanremo y la de Nasser Al-Attiyah en el Rally de Chipre. En 2013, el IRC y el ERC se fusionarían en un solo campeonato y el Fiesta RRC continuaría siendo un rival de importancia con sus victorias en el Rally de Letonia de ese año gracias al finlandés Jari Ketomaa y en 2014 la del austriaco Rally de Enero obra de Robert Kubica, la del Rally de Las Azores de Bernardo Sousa, la del Rally de Chipre con Yazeed Al-Rajhi, prueba que un año más tarde ganaría Al-Attiyah, y la del Tour de Corse de Stéphane Sarrazin.

2012
Ford Fiesta RRC #2
Movisport
Giandomenico Basso
Mitia Dotta
Intercontinental Rally Challenge
/65 Puntos
Rallye Sanremo
IXO Models/Eaglemoss Collections
Colección: Passione Rally - Regalo Suscriptor

La miniatura
La miniatura pertenece a la colección italiana Passione Rally publicada en 2012 por la editorial Eaglemoss. En ella se hace un repaso a esta especialidad recopilando tanto los coches más modernos como los más legendarios. Producidas por IXO Models en exclusiva para esta colección, Las miniaturas están realizadas en metal y representan fielmente los modelos que reproducen lo que les da una excelente relación calidad/precio.