Ford Motor Company
Fabricantes de Estados Unidos

Henry Ford y un grupo de inversores, entre el los hermanos Francis y Horace Dodge que mas tarde fundarían la Dodge Brothers Motor Vehicle Company, crearían la Ford Motor Company en Junio de 1903, con abundancia de fe pero solamente con 28.000 dólares en efectivo. Estos pioneros darían a luz a la que se convertiría en una de las corporaciones mas grandes del mundo la historia automotriz, la Ford Motor Company, que es la historia del desarrollo de los Estados Unidos en el Siglo XX.

Durante este periodo inicial dos o tres hombres trabajaban en cada vehículo utilizando componentes fabricados por otras empresas. El primer coche fabricado se vendería el 23 de julio de 1903 y Henry se convirtió en presidente antes de pasar a ser el propietario de la empresa tres años más tarde. Cinco años más tarde Ford convertiría en realidad su sueño de producir un automóvil de precio razonable, fiable y eficaz con la introducción del Model T, un vehículo que sería un rotundo éxito y que marcaría una nueva era en el transporte de personas.

Con este modelo, la compañía diseñaría su primera línea de montaje y revolucionaría los procesos de fabricación de los vehículos, convirtiéndose en referencia para todos los métodos de producción en masa en todo el mundo. Con este sistema, Ford utilizaría piezas intercambiables que podían ser ensambladas fácilmente por operarios no cualificados. El experimento continuaría con la introducción de rampas de gravedad y cintas transportadoras.

Desde entonces, Ford se convertiría en uno de los mayores fabricantes del mundo comenzando una expansión que le llevaría a adquirir a otros fabricantes y fundar distintas marcas, Por ejemplo, en 1922 la Ford Motor Company adquiriría la marca Lincoln y en 1939 fundaría la marca Mercury, bajo la cual se producirían vehículos de precio medio hasta 2010, año en el que la marca la dejaría de existir o la marca Merkur con el que se venderían en los Estados Unidos modelos fabricados en Europa.

Más adelante en el tiempo, Ford se haría también con Aston Martin en la década de 1980 y la vendería en 2007 a un consorcio de inversores por 925 millones de dólares. Otros dos iconos del automovilismo, las marcas británicas Jaguar y Land Rover, serían adquiridas en 1990 por 2.500 y 2.730 millones de dólares respectivamente y después vendidas al grupo indio Tata Motors en 2008. también compraría Volvo Cars en 1999 y la vendería en 2010 a la empresa china Zhejiang Geely. Además, Ford Motor Company tiene participaciones en otras empresas como la coreana KIA y la japonesa Mazda.

Durante su periodo de crecimiento, Ford abriría sucursales en el Reino Unido, Alemania y Francia, durante muchos años se ensamblarían los modelos americanos y después del final de la Segunda Guerra Mundial comenzarían a desarrollar vehículos propios hasta la década de 1960 cuando las dos principales ramas del fabricante en el viejo continente, Ford UK y Ford Alemania, se fusionarían para crear Ford Europa, conjuntando racionalizando la producción de vehículos que hasta entonces era independiente la una de la otra e incluso de la central americana.

Más miniaturas e información de Ford en las siguientes secciones


Ford Model T

El vehículo
Entre la fundación de la Ford Motor Company por Henry Ford en 1903 y el inicio de la producción del emblemático Model T, la compañía desarrollaría varios modelos nombrados según el orden alfabético pero no todos estos vehículos pasarían a la fase de producción. Uno de esos modelos que llegaría a ser ensamblado se llamaría Ford Model N que se convertiría en un gran éxito para la marca. Un desarrollo posterior de este automóvil sería el Model S, auténtico predecesor del Ford Model T, que se convertiría en uno de los primeros vehículos de producción masiva gracias a las mejoras implementadas por Ford en la línea de montaje de la que sería pionero Oldsmobile con su Model R, también llamado Curved Dash.

Henry Ford diseñaría el Ford Model T para ser construido de la manera más simple, razón por la cual el automóvil no tenía una transmisión de vehículo convencional con embrague y palanca selectora ni bomba de agua de refrigeración, filtro de aceite o bomba de combustible ni varilla de nivel, lo que también redundaría en una mayor facilidad para ser reparado sin contar con herramientas especiales.

Para la producción industrial en masa, todos los componentes se fabricarían con una alta calidad constante y pequeñas tolerancias para poder realizar un montaje sin problemas en la línea de montaje. Debido a la estructura simple del Ford Model T, la producción en serie con calidad constante y materiales de alta calidad, por ejemplo, acero aleado con vanadio para el eje delantero, el vehículo ofrecería un rendimiento más confiable y duradero que los coches que se fabricaban a mano en ese momento.

Desde su puesta a la venta en 1908, el Ford Model T se convertiría en el automóvil más barato del mercado en ese momento. A modo de ejemplo, la versión abierta de cuatro plazas costaba 850 dólares al inicio de la producción en serie. Para 1913, el precio bajaría a 550 dólares y en 1924, el modelo costaría solamente 290 dólares. Estos precios harían que para 1918, la mitad de todos los automóviles del mundo eran un Model T, modelo que continuaría en producción hasta 1927 antes de ser sustituido por el Ford Model A renovado tras producirse más de 15 millones de unidades.

Para llegar a esta cifra, la clave estaría en las mejoras que introduciría Ford en la línea de montaje. Cada empleado de la factoría realizaría una sola operación de las 84 en las que se dividió el ensamblaje del coche y se utilizarían más máquinas para reducir aún más la complejidad dentro de estas divisiones. Este enfoque haría posible pagar bien a un trabajador no calificado porque podía hacer el trabajo que antes realizaba personal altamente capacitado.

Las primeras versiones del Ford Model T montarían un radiador de latón, material que también se utilizaría para los faros, guardabarros y partes pequeñas de la carrocería, típicamente abierta pues era más barata de producir. Durante su periodo de construcción, el Model T recibiría pocos cambios significativos, por ejemplo, las lámparas de acetileno de cobre de los faros serían reemplazadas por bombillas y en 1911, se agregarían puertas delanteras, los automóviles fabricados en los Estados Unidos no tenían puertas que se abrían para el conductor, y los modelos posteriores incluirían interiores y la gama se extendería con carrocerías cupé, sedán e incluso camionetas y camiones ligeros, los llamados Model TT.

1915
Ford Model T Speedster
DongGuan Shangjia
Referencia: 463.11.03

La miniatura
DongGuan Shangjia o simplemete DongGuan, es una compañía china nacida a mediados de los años 2000 tras el traslado de la producción de números fabricantes mundiales a aquel país en esa época. Su especialidad es la de construir miniaturas para otras compañías por lo que en numerosas ocasiones su nombre no aparece en las miniaturas que produce. En general, los moldes de DongGuan tienen unos moldes y acabados perfectos con numerosos detalles y unos muy bueno acabados generales.

1919
Ford Model T
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 30/70

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la colección llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Ford Model B

El vehículo
Mas que un modelo nuevo, el Ford Model B sería una versión actualizada del Ford Model A con su carrocería de acero montada sobre un bastidor en forma de X y comenzaría su producción en 1932 y continuaría hasta 1934. El automóvil estaría equipado de origen con un motor de cuatro cilindros (una versión mejorada versión de la unidad del Model A), pero Ford también produciría un modelo V8 similar cuyo modelos sería designado como Model 18 y popularmente como Ford V8.

Hasta este vehículo, Ford solo había producido un modelo con estilos de carrocerías diferentes y mantendría la idea de un modelo base único a pesar de la elección de motores y las dos designaciones de modelo asociadas. El Ford Model B por tanto, se ofrecería en una amplia variedad de estilos con dos acabados principales (Standard y DeLuxe) como roadster y convertibles de dos puertas, carrocerías de tipo phaeton de cuatro puertas, sedanes de dos y cuatro puertas y versiones descapotables de estos, camionetas de dos y cuatro puertas, cupés cerrados de cinco ventanas, cupé deportivo con techo blando permanente, cupé de lujo de tres ventanas e incluso un camión sobre la misma base llamado Ford Model BB.

Con un rango de precios que iba desde los 460 dólares por un roadster, los 490 por un cupé y hasta 650 por un sedán convertible. El Model 18 sería el primer vehículo de bajo costo producido en masa con un motor V8. La potencia de esta unidad sería de 65CV al comienzo de la producción, pero luego la potencia aumentaría significativamente con mejoras en el carburador y el encendido en años posteriores. La elección de este motor resultaría ser la más popular que la de cuatro cilindros y de hecho, hoy en día es uno de los coches más buscados por los aficionados a las modificaciones.

El motor V8 delantero impulsaría las ruedas traseras a través de un embrague de un solo disco, una caja de cambios sincronizada de tres velocidades y un eje de transmisión encerrado en un tubo de empuje. Las suspensiones, heredada directamente de los modelos T y A, se fijarían a un puente rígido sostenido por una ballesta transversal, técnica bastante común en la época. El mismo sistema se utilizaría para las ruedas delanteras, también sostenidas por un eje rígido y una ballesta única.

1932
Ford Model B
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 82/85

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Ford Super Deluxe

El vehículo
En 1941, Ford actualizaría el modelo superior de su gama con la introducción del Ford Super DeLuxe, un automóvil que se construiría entre 1941 y 1942 como versión superior a los modelos Standard y DeLuxe y que sería revivido tras finalizar la Segunda Guerra Mundial desde 1946 a 1948 disponible como sedán de dos y cuatro puertas, cupé de dos puertas con tres o cuatro asientos, convertible de dos puertas con cuatro asientos o camioneta de cinco puertas con paneles de madera.

Durante el año inicial del automóvil, las aletas delanteras se fabricarían en tres partes, para facilitar que los pequeños daños pudieran reemplazarse fácilmente. Durante el año este sistema evolucionaría a dos secciones con la unión de las partes inferior delantera y trasera. Otras variaciones serían las dos posiciones diferentes para el generador y tres para el ventilador de enfriamiento, frente al cigüeñal, frente al generador y en un brazo del chasis. Como novedad, el Ford Super DeLuxe sería el primer modelo del fabricante americano en ofrecer un filtro de aceite reemplazable.

En su puesta a la venta, Ford ofrecería dos motores, el V8 y seis cilindros en línea con 3.621 cm³ y 3.700 cm³ respectivamente de cilindrada y la misma potencia, 90CV. En el resto de su apartado mecánico, el Ford Super DeLuxe equiparía calentadores interiores que tenía la ventaja de mantener el automóvil caliente en invierno y un tipo más común con agua caliente, ambos conectados a un mecanismo para descongelar los parabrisas, que podía contar como opción con un limpiaparabrisas eléctrico.

El modelo del año 1942, presentado en septiembre de 1941, duraría solamente cuatro meses antes de que el gobierno ordenara el cese de la producción de vehículos civiles a partir febrero de 1942 para desviar los esfuerzos de producción al ámbito militar debido a la Segunda Guerra Mundial. Hasta esa fecha, casi 483.000 unidades serían ensambladas, lo que da cuenta de la gran popularidad del modelo, aunque el Ford Super DeLuxe seguiría fabricando en pequeñas cantidades como vehículos para uso de oficiales del ejército.

Después de la rendición del Imperio japonés en septiembre de 1945, se reanudaría la producción de automóviles civiles. El modelo de 1946 sería idéntico al del año 1942, aunque con una nueva parrilla con barras horizontales como elemento distintivo y una mejora del motor V8 que pasaría a tener un desplazamiento de 3.916 cm³ y produciría 100CV, mientras que el seis cilindros entregaría cinco más con la misma cilindrada de su primera versión. En este segundo periodo de vida del modelo y hasta sus sustitución por la serie Custom, saldrían de las fábricas de Ford más de 976.000 Super Deluxe.

1948
Ford Super Deluxe
Yat Ming
Referencia: 94251

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.


Ford Fairlane

El vehículo
El Ford Fairlane sería un un automóvil que, durante los años en los que estuvo en producción, pertenecería a dos segmentos diferentes: al de las berlinas grandes entre los años 1954 a 1961 y al de los sedanes de tipo medio desde entonces y hasta el cese su producción en 1970, abarcando siete generaciones de modelos, dos de la primera versión y el resto de la segunda. Además de su fabricación en los Estados Unidos, el vehículo se produciría en Australia como berlina de lujo en cinco generaciones hasta 2007, las tres primeras idénticas a los modelos americanos y desde 1967 como producto propio, y en Argentina, donde el modelo de 1968 (sexta generación) estaría en producción desde 1969 a 1981 en tres versiones: Standard, 500 y LTD.

El nombre del modelo proviene de una propiedad que Henry Ford tenía en Deaborn (Michigan) llamada Fair Lane y el coche vendría a ser el reemplazo del Ford Crestline, produciéndose a lo largo de sus distintas series como cupé de dos puertas, convertible de dos puertas, sedán de dos y cuatro puertas y ranchera de dos y cuatro puertas, la versión de dos puertas de este último solamente estaría disponible en 1964, con motores de seis cilindros en línea y unidades V8.

La primera generación se pondría a la venta en 1955 y hasta 1956, se ofrecería en seis carrocerías diferentes, incluyendo el Ford Fairlane Crown Victoria Skyliner, que presentaba un techo transparente, el Fairlane Crown Victoria cupé, el Sunliner convertible, el Victoria cupé y los sedanes tradicionales, todos ellos con una inscripción con letras de acero con la palabra Fairlane en lateral, parabrisas panorámico, aletas traseras y pintura en dos tonos que correspondía bien con el ideal de belleza de la época. Como motores, esta primera serie tendría unidades de seis cilindros en línea de 3.7 litros y un V8 de 4.5 acoplados a cajas de cambios automáticas de tres relaciones. En 1956, se introduciría el Victoria de cuatro puertas con techo rígido y dos nuevos motores V8 de 4.8 y 5.1 litros.

De 1957 a 1959, Ford ofrecería el Fairlane Skyliner como una versión cupé descapotable con un techo rígido que se podía bajar por mando eléctrico y guardar en el maletero, además de la versión Sunliner con techo blando, así como nuevas opciones de motores y una caja de cambios automática Fordomatic de dos marchas. El Ford Fairlane continuaría siendo el modelo superior de Ford durante este periodo y con la tercera generación, llegaría el Ford Galaxie a ocupar su nicho de mercado, pasando el Fairlane a ocupar el espacio entre éste y el compacto Ford Falcon.

El nuevo Ford Fairlane, sería vendido hasta 1970 como sedán de dos y cuatro puertas entre 1960 y 1967, el periodo que abarcan las tres siguientes generaciones del modelo, como convertible de techo desmontable de dos puertas desde la cuarta generación y hasta el cese de su producción, como ranchera entre 1962 (cuarta serie) y 1970, como descapotable de dos puertas de 1967 a 1969 en la series quinta y sexta, serie esta última en la que también habría una carrocería tipo Fastback de dos puertas. En estas series, las opciones de motorización seguirían pasando por los motores de seis cilindros en línea y los V8 con diferentes desplazamientos según el paquete elegido por el comprador.

Así, en la tercera generación estarían disponibles un seis cilindros con 2.800 cm³ como el utilizado en el Ford Falcon y se añadiría a la gama junto a los anteriores V8 una nueva unidad de 3.600 cm³, con cajas de cambios Cruise-O-Matic de tres velocidades como principal añadido a las utilizadas anteriormente. Desde la cuarta generación, producida entre 1962 y 1965, el motor V8 de 3.6 litros dejaría de utilizarse y el seis cilindros se ampliaría hasta los 3.300 cm³ de capacidad.

El primer gran cambio visual del modelo llegaría con la quinta generación, donde los modelos de los años 1966 y 1967 tendrían una nueva carrocería con faros dobles uno encima del otro, como el Ford Galaxie de aquellos años. Más importante, sin embargo, sería la llegada del motor V8 con 6.400 cm³ de desplazamiento que convertiría al Ford Fairlane en mucho más que un automóvil de gama media para los estándares estadounidenses. Con la sexta generación, el coche recibiría una carrocería nueva con los faros gemelos colocados uno al lado del otro. Con este modelo, comenzaría la despedida del Fairlane del catalogo de Ford que, tras la versión de 1970, sería reemplazado por el Ford Torino, presentado en 1968 como una subserie del Fairlane.

1955
Ford Fairlane Crown Victoria Skyliner
Yat Ming
Referencia: 94202

La miniatura
Yat Ming comenzaría la producción de modelos a escala a mediados de los años 70 en China con especial dedicación a las escalas 1/18, 1/24 y 1/43. A finales de la década de 1990, comenzaría a fabricar clásicos americanos a escala 1/43 que posteriormente serían utilizados en distintos coleccionables editados en Europa con esta temática como eje de la colección. Posteriormente, Yat Ming vendería bajo la denominación Road Signature muchos de estos modelos con diferente color pero con los mismos acabados y ampliaría su gama a otros fabricantes e incluiría camiones de bomberos antiguos que estarían en producción hasta que la compañía cerrara sus puertas en 2013, siendo comprada entonces por Lucky Die Cast que vende desde 2015 los mismos coches que en su día vendía Yat Ming. En general, las miniaturas están bien detalladas y terminadas sobre unos moldes correctos considerando su bajo precio, tanto en versión de coleccionable o de tienda y ofrece una buena oportunidad para los coleccionistas, sobre todo a los aficionados a los exuberantes modelos americanos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, de tener buenas reproducciones a un precio insuperable.

1956
Ford Fairlane Sunliner
Vitesse
Referencia: 36279

La miniatura
La compañía portuguesa Vitesse fue uno de los fabricantes mejor valorados por los coleccionistas antes de entrar en bancarrota en el año 2001. Produciendo una amplia gama de modelos a escala 1/43 desde 1980, las miniaturas de Vitesse son fieles reproducciones de los modelos que representan con un buen número de detalles y un excelente acabado, especialmente tras el traslado de su producción a China a comienzos de la década de 1990, lo que a la vez redundó en unos precios más contenidos para el coleccionista medio. Tras su desaparición, muchos de sus moldes fueron utilizados por otros fabricantes de miniaturas como IXO Models y Sun Star, esta última revivió la marca unos años después realizando una serie de modelos de rally y miniaturas para la venta en concesionarios, especialmente del fabricante japonés Mitsubishi.

1970
Ford Fairlane LTD V8
PCT Collectibles/Salvat
Colección: Autos Inolvidables Argentinos - Nº 41/-

La miniatura
En agosto de 2016 llegaría a los puntos de ventas de periódicos y revistas argentinos una nueva colección exclusiva para ese mercado publicada por la editorial española Salvat con el nombre de Autos Inolvidables Argentinos. Con un plan de la obra previsto a 40 miniaturas, el éxito de la colección, no sólo en Argentina, sino también en otros países, llevaría a la editorial a ampliar la colección en otras 40 entregas. Los modelos que se incluyen ofrecen un exhaustivo repaso a los coches vendidos en el país sudamericano a lo largo de su historia y comprende tanto marcas propias como SIAM, IKA o IAME como otras de los principales fabricantes globales manufacturadas en sus propias fábricas del Cono Sur como de importación. Las miniaturas están realizados por PCT Collectibles, matriz de marcas como IXO Models, J-Collection o IST entre otras, y tienen la calidad de acabados acostumbrados en este tipo de réplicas vendidas quincenalmente en los kioscos.


Ford Thunderbird

El vehículo
Presentado en 1955, el Ford Thunderbird sería un modelo de automóvil Ford originalmente destinado a competir con el Chevrolet Corvette que se había puesto a la venta dos años antes. Aunque el Corvette fuera un vehículo más orientado hacia las prestaciones deportivas, Ford construiría un automóvil deportivo de lujo destinado al placer de la conducción y se ofrecería con carrocerías descapotables de dos puertas con capota enrollable o con techo rígido desmontable, aunque a lo largo de las once generaciones que tendría el modelo hasta 2005, se añadirían a la gama versiones cupés con techo convencional así como modelos de cuatro puertas.

Comúnmente conocidos como T-Bird, en sus once generaciones el Ford Thunderbird recibiría con cada una de ellas un sobrenombre para diferenciarlas, además lógicamente de los cambios estéticos y mecánicos que sufriría el modelo a lo largo de su producción. La primera generación, llamada Classic Bird, estaría en producción hasta 1957 sin apenas cambios importantes en su distintiva carrocería redondeada con elegantes alas traseras y equipados con un potente motor Ford V8 de 4.8 litros de 245CV y una caja de cambios manual o automática de tres velocidades al que se uniría en 1956 otro V8 de 5.1 litros que desarrollaría 360 caballos de fuerza.

La segunda serie del modelo, conocida como Square Bird, tenía una pequeña forma de caja y por primera vez el modelo se fabricaría para acoplar hasta cuatro pasajeros. Estaría equipado con el V8 de 5.8 litros pero con una potencia reducida a los 300CV, dejando atrás el marcado carácter deportivo de la primera generación para pasar a convertirse en un automóvil familiar, lo que le acarrearía no pocas criticas entre la creciente masa de aficionados al modelo. Para paliar esta imagen negativa, con el modelo de 1959 Ford ofrecería otro V8 de 7.0 litros y 350CV y con la tercera generación, Bullet Bird, el coche regresaría a su concepción original de biplaza con un extraordinario acabado futurista y lujosos interiores.

El nombre de esta tercera generación proviene de la elección que haría el presidente John F. Kennedy para el desfile posterior a su victoria, pero también para su uso personal. Mecánicamente, el modelo estaría disponible con un V8 de 6.4 litros que desarrollaría 300CV acoplado a una caja de cambios automática de tres velocidades. Hasta 1963, el Ford Thunderbird ofrecería el cierre centralizado de las puertas, así como una radio y sería el primer coche de producción en tener un espejo retrovisor pegado en la parte interna del parabrisas.

La cuarta generación, Flair Bird, no sería más que una versión considerablemente modificada y ampliada de la generación anterior pero más alto, más ancho y sobre todo más voluminoso. Esta serie permanecería en el mercado hasta 1966 siendo sustituida por la quinta generación o Glamour Bird que se presentaría al mismo tiempo que el Ford Mustang. Para evitar la competencia entre los dos modelos, el Ford Thunderbird se orientaría hacia el segmento más lujoso del mercado más alto y por primera vez en la gama sería ofrecido con cuatro puertas siendo las traseras serían de tipo suicida.

De 1972 a 2002, el Ford Thunderbird, al igual que sus competidores equipados con grandes motores, perdería todo su encanto debido a las restricciones impuestas por la primera crisis del petróleo y a las normativas de seguridad y de emisiones de los Estados Unidos pasando por las siguientes generaciones más como un automóvil común que como un deportivo de lujo. Una excepción sería la sexta generación, Big Bird, que en tamaño sería la más grande de todas las generaciones del modelo y se convertiría en un icono de estilo y un ejemplo para otros modelos de lujo de la década de 1970.

La séptima generación, la Torino Bird, por contra sería la más pequeña de todas las series hasta ese momento, como su nombre indica, utilizaría el mismo chasis que el Ford Torino. Con este modelo, Ford satisfaría el deseo de vehículos más eficientes en combustible en vista del aumento de los precios de la gasolina. En este contexto, el Ford Thunderbird estrenaría la década de 1980 con la octava generación, Box Bird, nuevamente más pequeña que su predecesora y que supondría una caída de ventas del modelo. Para impulsarlas de nuevo, llegaría en 1983 la novena generación, los modelos Aero Bird, con un diseño más aerodinámico que marcaría tendencia para otros modelos de automóviles estadounidenses.

La décima generación, la Super Bird, entraría en producción en 1989 y se mantendría en el mercado hasta 1997, convirtiéndose temporalmente en la última de la serie debido a las decepcionantes cifras de ventas. No sería hasta 2002 cuando Ford le daría otra nueva oportunidad al icónico modelo con la aparición de la serie Retro Bird con un aspecto más clásico y respondía a la demanda de modelos retro de la época encabezada por vehículos como el Chrysler PT Cruiser, el Volkswagen New Beetle o el Mini Hatch. Sin embargo, nuevamente las cifras de ventas fueron decepcionantes y en 2005, Ford pondría punto final a la fabricación del Thunderbird.

1956
Ford Thunderbird I
NewRay
Referencia: 48614S

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.

1966
Ford Thunderbird IV
NewRay
Referencia: 48624S

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.


Ford Consul Corsair

El vehículo
Tras el fracaso de las ventas del Ford Consul Classic, la subsidiaria de Ford en el Reino Unido presentaría en 1963 un sucesor de diseño más convencional con el nombre de Ford Consul Corsair, modelo con unas líneas más limpias que su predecesor y con un gran parecido en su parte delantera al Ford Thunderbird de tercera generación y, en cierta medida, también con el Ford Taunus P3 alemán.

El nuevo vehículo únicamente sería ofrecido con versiones de dos y cuatro puertas pero carroceros independientes ofrecerían su propia camioneta y versiones convertibles sobre esta base. Creado sobre el chasis extendido del Ford Cortina, con el que también tendría muchas características mecánicas, el Consul Corsair tendría un estilo inusual y audaz en ese momento, con un pliegue horizontal en forma de V en la parte delantera con faros redondos insertados en él, lo que le daba al automóvil un aspecto muy aerodinámico.

Los modelos del primer año utilizarían el llamado motor Kent, que también estaba en el modelo Cortina, de cuatro cilindros en línea de 1.5 litros y 60CV. En 1965, se actualizaría el modelo que perdería el nombre de Consul para ser denominado simplemente como Ford Corsair y para darle al nuevo coche algo de diferenciación con el Cortina, entraría en la gama un motor V4, el conocido como Tipo Essex, disponible en versiones con 1.7 o 2.0 litros con 72 y 88CV respectivamente.

Estos dos motores recibirían numerosas criticas por ruidosos y Ford pondría punto final a la producción del Corsair en 1970, reemplazándolo por el Ford Cortina III que era significativamente más grande que la generación anterior y, en consecuencia, ocuparía el nicho de los modelos de precio medio, anteriormente propiedad del Ford Corsair, cuya imagen deportiva sería continuada por el Ford Capri.

1963
Ford Consul Corsair
Cararama
Referencia: 250R

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.


Ford Mustang

El vehículo
Con la presentación a principios de 1964 en la Feria Mundial de Nueva York del Ford Mustang, el constructor norteamericano introduciría un vehículo para la pujante generación nacida durante el crecimiento económico tras la Segunda Guerra Mundial y a quines los vehículos grandes y pesados de sus padres les parecían máquinas del pasado. Al crear el pequeño y deportivo, Ford estaría poniendo el concepto de los Pony Cars en marcha, propuesta que luego seguirían todos los fabricantes y que daría lugar a los vehículos de mayor rendimiento conocidos como Muscle Cars que marcarían tendencia en el mercado.

El primer Ford Mustang saldría de la línea de montaje en 1964 como un modelo de 1965 basado directamente en la camioneta Ford Falcon pero con un cuerpo cupé con techo rígido o convertible con numerosas opciones de configuración y equipado de serie con un motor de seis cilindros en línea de 2.8 litros o, como opción, dos V8 de 4.3 o 4.7 litros. La suspensión delantera se tomaría prestada del mismo Ford Falcon y era una variante del paralelogramo de doble horquilla convencional, mientras que en el eje trasero se montarían resortes semielípticos longitudinales y una viga continua. Los frenos serían de tambor en todas las ruedas accionados mecánicamente o por bomba de vacío de manera opcional.

Durante su primera generación, el Ford Mustang iría recibiendo mejoras y nuevos paquetes de opciones. Por ejemplo, en 1965 se presentaría la carrocería de tipo Fastback, asientos ajustables separados delante y una palanca de cambios montada en el piso. Ese mismo año llegaría el paquete GT que incluiría ajustes de suspensión, dirección más precisa, frenos de disco delanteros, un sistema de escape doble y un trabajo de pintura personalizado. Una modificación del modelo Fastback la llevaría a cabo Carroll Shelby (Shelby GT 350), equipando el coche con un V8 de casi 4.7 litros que llevaría la potencia hasta los 309CV.

En 1966, el Ford Mustang básico estaría equipado con un motor de seis cilindros en línea de 3.2 litros y 120 caballos de fuerza y habría tres motores V8 disponibles como opción con un rango de 200 a 271CV. Un año más tarde, el Mustang ganaría longitud y altura y la mayoría de los paneles de la carrocería recibirían una transformación y perdería las características branquias de tiburón entre las luces delanteras y la parrilla. Esta a su vez, sería rediseñada en 1968 y ese mismo año se introducirían por primera vez los cinturones de seguridad de tres puntos.

En los años siguientes, del Ford Mustang derivarían los Muscle Car Mustang 428 Cobra Jet de 1968, el Mustang Mach I y el Mustang 429 BOSS de 1969. Para el modelo del año 1969, el deportivo de Ford se sometería a un rediseño, alejándose más del concepto original aun manteniendo la misma distancia entre ejes. Durante estos años, el principal problema del vehículo sería la dualidad de la la imagen percibida por los compradores, aproximadamente la mitad de estos querían obtener un Muscle Car con un mínimo de comodidad y el motor más potente bajo su capó, pero aproximadamente al mismo número le gustaría tener un automóvil familiar común para la conducción diaria con un diseño más llamativo y una dinámica ligeramente mejor que los modelos convencionales de esos años.

A Ford le resultaría muy difícil equilibrar estos conceptos en el mismo automóvil ya que el aumento de la comodidad conducía invariablemente a un aumento de la masa, y esto a su vez obligaba a la instalación de motores cada vez más potentes, lo que, en el contexto del endurecimiento constante de la regulación gubernamental en el campo de la seguridad y la eficiencia de los vehículos, se volvería cada vez más complicado con el paso de los años.

En este contexto y acuciada también por la Crisis del Petróleo de 1973, Ford revisaría el concepto Pony Car con una vuelta a las raíces originales del coche y en 1794 aparecería la segunda generación del Ford Mustang, más pequeña en tamaño con un diseño italiano de Alessandro de Tomaso, entonces a las órdenes de Carrozzeria Ghia, creado sobre la base del compacto Ford Pinto y cercano en su clase a modelos importados como el Toyota Celica o el Ford Capri británico.

Para los estándares estadounidenses, el coche resultaría extremadamente pequeño (aproximadamente del tamaño de un Ford Focus) y estaría equipado con un motor tipo Kent de cuatro cilindros en línea de 2.3 litros de la subsidiaria de Ford en el Reino Unido que desarrollaría 86CV, una cifra también muy baja para el conductor americano. La elección de esta unidad de potencia sería dictada por consideraciones de economía de combustible, pero en los años siguientes, Ford ofrecería un motor V6 de 2.8 litros y un pequeño V8 de 4.9 con 140CV disponibles como opciones hacia finales de la década.

La carrocería del cupé de dos puertas con techo rígido estaría acompañada por otra de tres puertas y en esta generación no habría un convertible real, sino una modificación basada en el tres puertas con una carrocería de tipo Targa. Estructuralmente, el automóvil estaría más cerca de los modelos europeos contando con una suspensión trasera de muelles, una transmisión manual de cuatro velocidades en la base y el motor se montado en un bastidor auxiliar independiente para reducir el ruido y la vibración. Esta generación no sería del gusto americano, a pesar de que el automóvil tendría buenas ventas, y en 1979, Ford introduciría la tercera serie del modelo que estaría en producción hasta 1993.

La base estructural de la cuarta serie del Ford Mustang sería la plataforma Fox, sobre la la cual ya se habían crearían los compactos Ford Fairmont, Mercury Zephyr, Ford Thunderbird, Ford LTD, el estadounidense Ford Granada e incluso el Lincoln Continental de 1982. Exteriormente el coche se parecería a los Ford europeos de aquellos años como el Sierra y Scorpio. Los motores base también eran del viejo continente, pero, a diferencia de los modelos europeos, los Mustang de gama alta estarían también equipados con unidades V8 más potentes.

Estos motores, los llamados Tipo Windsor, serían los responsables del renacimiento del Ford Mustang que recibiría sus primeros cambios en 1983, entre ellos una nueva versión descapotable. Estos, estarían equipados con un motor V6, aunque también habría versiones V8 para la versión GT, la variante más deportiva del modelo que contaría con un carburador de cuatro barriles e inyección de combustible, un nuevo colector de admisión y un diferencial de deslizamiento limitado.

En 1985, el Mustang GT recibiría nuevas culatas, un carburador Holley de cuatro barriles, árboles de levas más eficaces, un nuevo colector de escape. Este modelo sería el último V8 carburado para el Mustang ya que en 1986 Ford lanzaría el primer V8 con inyección de combustible multipunto. Otros cambios que recibiría el modelo en los siguientes años serían las luces traseras y ventanas traseras, airbag del conductor y culatas revisadas con dos bujías por cilindro en el último año del modelo antes de ser reemplazado por la cuarta generación.

Durante los diez años en los que la cuarta serie del modelo estaría en producción, el modelo recibiría una versión actualizada de la plataforma Fox sobre la que se montaría un motor V6 de 3.8 litros y 145CV, 150 desde 1996. La versión GT equiparía un V8 de 5.0 litros y 228CV y se pondría a la venta la variante Cobra, con el mismo motor pero con la potencia ampliada hasta los 240CV. El año 1997 sería el último en que el Ford Mustang se ofrecería a los clientes con un paquete deportivo que incluía láminas de vinilo negro (independientemente del color del automóvil) en el capó y las famosas luces traseras de triple división.

De 1999 a 2004, el Ford Mustang pasaría por un periodo de transición en el que fueron los automóviles que saldrían de la línea de montaje lo harían con placas de identificación especiales en los guardabarros delanteros para celebrar el 35º y 40º aniversario del modelo. Todas estas versiones tendrían el acabado GT. En 2001, se lanzaría un paquete Bullitt de edición limitada, en honor a la película de 1968 del mismo nombre y en 2003 regresaría el Mach 1, con raíces en el Mustang de primera generación. Los coches de esta serie estarían equipados con motores V8 de 4.6 litros con mayor compresión, cuatro árboles de levas y 32 válvulas. En esta configuración, el motor produciría 305 caballos.

En el Salón Internacional del Automóvil de América del Norte de 2004 se presentaría la quinta generación del Ford Mustang con un marcado estilo retro inspirado en los modelos de finales de la década de 1960. A diferencia de sus predecesores, esta serie ya no estaría producida por Ford, sino por AutoAlliance International, compañía subsidiaria de Ford Motor Company y Mazda, que utilizaría la plataforma empleada por el Lincoln LS 2000, el Jaguar S-Type y el Ford Thunderbird de última generación ampliamente modificada.

La versión cupé, el convertible llegaría a los mercados en 2005, traería como principales novedades sería el uso de una suspensión trasera multienlace en lugar del tradicional eje rígido y motores V6 de 4.0 litros con 213CV y V8 de 4.6 que entregaría 305 caballos de potencia en la variante GT, fuerza transmitida al eje trasero mediante una caja de cambios manual de cinco velocidades o una automática de cinco velocidades, disponible también por primera vez en el modelo. Desde la introducción del convertible, éste y el cupé estarían disponibles en cuatro versiones: V6 Deluxe, V6 Premium, GT Deluxe y GT Premium.

El Ford Mustang recibiría una nueva carrocería en 2009 (con la excepción del techo) y un diseño más agresivo con faros más estrechos y un nuevo techo panorámico como opción. En 2011, se actualizaría la gama de motores con un nuevo V6 de 3.7 litros con bloque de aluminio que entregaría una potencia de 305CV. Por su parte, la versión GT recibiría un motor de 5.0 litros y 32 válvulas (el llamado Coyote 5.0) con una capacidad de 412CV. A estas mejoras, se añadirían en 2013 nuevas tomas de aire y los faros LED se harían estándar.

La sexta generación del Ford Mustang llegaría en 2015 con una nueva carrocería y motores EcoBoost de cuatro cilindros en línea de 2.3 litros y 317CV, V6 de 3.7 con 305CV y V8 de 5.0 con 421 caballos de fuerza. En 2017, el Mustang se sometería a su enésimo lavado de cara y, entre otras cosas, el vehículo se ubicaría sobre un nuevo chasis, materiales de mayor calidad, una cabina digital y una nueva transmisión automática de diez velocidades. El motor V6 de 3.7 litros se retiraría de la gama y el V8 de 5.0 litros desarrollaría 450CV y también se agregarían numerosos sistemas de asistencia.

A lo largo de sus más de 60 años de historia, el Ford Mustang representaría la imagen más deportiva de la firma americana a través de estas seis generaciones y un sinfín de modelos, no solamente los mejorados año a año por la propia Ford o modelos especiales diseñados por esta, sino también por otros fabricantes como Shelby, Roush o Saleen que serían igual o más populares que el modelo original.

A modo de ejemplo, algunas de estas versiones de la propia Ford serían la T-5, el Challenger Special, el King Cobra y las ya mencionadas Bullit y Mach I. Asimismo, los modelos BOSS formarían parte de las denominadas variantes de carreras y el Mustang también serviría para desarrollar coches conceptuales como el Mach III Concept o el Giugiaro Mustang Concept, además de servir como base para la última versión del modelo, el Ford Mustang Mach-E GT un SUV presentado en 2021 completamente eléctrico.

Un modelo de tan marcado carácter deportivo no podía faltar en el mundo de la competición y desde su primera generación, el Ford Mustang sería un nombre a tener en cuenta en prácticamente todas las disciplinas del automovilismo deportivo a ambos lados del Atlántico. Ya en su primer año en el mercado, un Ford Mustang ganaría el prestigioso Tour de France Automobile y desde entonces sería un visitante asiduo de carreras de resistencia, campeonatos de turismos como el BTCC británico, el DTM alemán o el Campeonato de Europa de Turismos. En su país de origen, el Ford Mustang también sería muy popular en las divisiones del Sports Car Club of America (SCCA), la IMSA, la Trans-Am, la Grand-Am y actualmente en la NASCAR, sumando numerosas victorias y campeonatos.

1964
Ford Mustang I Convertible
NewRay
Referencia: 48634S

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.

1965
Ford Mustang I
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 17/70

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.

1989
Ford Mustang III GT
NewRay
Referencia: 48635

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.

1993
Ford Mustang Mach III Concept
NewRay
Referencia: 48635

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.

1994
Ford Mustang IV GT
NewRay
Referencia: 48654S

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.

2004
Ford Mustang V GT
AUTOart
Referencia: 52761

La miniatura
AUTOart comenzaría a fabricar modelos a escala a finales del Siglo XX, siendo las miniaturas a 1/18 su mayor campo de actividad y con las que alcanzaría la reputación de la que goza hoy en día como unos de los productores más detallistas y fieles a los coches que reproduce. Más tarde, comenzaría también la fabricación a otras escalas incluyendo modelos a 1/43 y cuya gama se basa principalmente en modelos deportivos de constructores como Chevrolet, Lamborghini o Mercedes entre otros. Precisamente del constructor alemán, AUTOart sería la responsable de fabricar los modelos promocionales que se vendían entre 2000 y 2002 en los concesionarios del constructor alemán.

Las miniaturas en 1/43 reflejan el mismo nivel de cuidado en sus moldes y acabados que los ejemplares a 1/18, incluyendo en muchos caso detalles como ruedas direccionales, pero al contrario que estos, su valor de mercado se devalúa rápidamente en una buena parte de sus modelos, lo que llevaría a la compañía a reducir su producción de ejemplares a 1/43 a prácticamente testimoniales comparados con la elevada cantidad que otras empresas como Minichamps o Kyosho fabrican a esta escala.

2005
Ford Mustang V GT
IXO Models/Altaya
Colección: Dream Cars - Nº 27/50

La miniatura
La miniatura se puso a la venta como parte de la colección Dream Cars que la editorial Altaya puso en los kioscos españoles a principios del año 2006. La colección está dedicada a coches deportivos sólo al alcance de unos pocos bolsillos. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, además del ingrediente añadido de representar a esta escala algunos coches que no habían sido reproducidos anteriormente o de los que solamente exitían versiones de competición.


Ford GT40

El vehículo
A principios de la década de 1960, Ford se empeñaría en comprar Ferrari, la máxima expresión en el automovilismo deportivo de la época tras sus seis victorias consecutivas entre 1960 y 1965 en las 24 Horas de Le Mans. El acuerdo prácticamente estaría cerrado, pero en el último momento, FIAT haría una contraoferta y la marca del caballo rampante quedaría en la órbita del constructor italiano. Ford despechada, buscaría venganza en el terreno donde los Ferrari eran buenos y se pondría manos a la obra para construir un deportivo con el que batir al fabricante italiano.

Inicialmente diseñado en 1963, los primeros prototipos del Ford GT40, su nombre se corresponde con la categoría a la que estaría destinado y la altura máxima hasta el parabrisas para este tipo de vehículos en esa clase en pulgadas, serían conversiones de los coches Lola, compañía conocida entonces por su trabajo con Aston Martin en la pista.

El estreno del coche en competición se saldaría con un estrepitoso fracaso en la edición de 1964 de las 24 Horas de Le Mans, todos los coches se retirarían en las primeras horas de la carrera, Ford decidiría buscar la colaboración de Carroll Shelby que montaría un nuevo motor de 7,0 litros y una caja de cambios de cuatro velocidades. Los resultados no fueron muchos mejores y los GT40 Mk II también se retiran también durante las primeras horas de la carrera de 1965. Esto sería debido al uso de Ford de motores de carreras de altas revoluciones en la primera generación del GT40, construida junto a la segunda y tercera en el Reino Unido.

En 1966, con nuevos ajustes en el motor y nuevo diseño del chasis y suspensión por parte de Shelby, que sustituiría el frontal del coche por uno 25 centímetros más corto y añadiría unas aletas en la parte trasera para mejorar la estabilidad. La caja de cambios no sería sustituida, pero si mejorada con desarrollos más ajustados que, de manera efectiva, reducían el número de cambios a realizar durante la carrera, alargando la vida de la transmisión. Para los discos de frenos Phil Remington, Ingeniero Jefe de Shelby, diseñaría un método para cambiar rápidamente los discos durante una carrera. El sistema compuesto por un dispositivo de retención permitiría la rápida eliminación de la pinza de freno para proporcionar un acceso rápido a los discos y sustituirlos.

Con un motor que entregaría una potencia de 485CV y una velocidad punta de 320 km/h, Ford se presentaría con ocho ejemplares del Mk II, con tres inscritos por Shelby, otros tres por Holman & Moody y dos de Alan Mann Racing Ltd, además de otros cinco GT40 basados en el Mk I, y que serían inscritos por equipos privados. Las mejoras introducidas por Shelby harían al coche más confiable y ese mismo año el Ford GT40 no sólo ganaría y derrotaría a Ferrari, sino que ocuparía las tres primeras posiciones de la carrera.

Tras este incontestable triunfo, Ford, a pesar de los costes crecientes, decidiría continuar con el desarrollo del GT40 para la temporada de 1967. Dos proyectos comenzarían su desarrollo en 1966, el primero de ellos fue el prototipo X1 construido por McLaren Racing Limited. El segundo proyecto, llamado J, sería más experimental que el X1. Con un chasis constituido por paneles de aluminio de nido de abeja y una carrocería de fibra de vidrio, el J fue producido por la filial de Ford, Kar Kraft.

Ford continuaría con el desarrollo del J sobre todo para hacer frente al Ferrari 330 P4. Durante su desarrollo, Roy Lunn, Chuck Montaña y Phil Remmington trabajaron en los coches, modificando el chasis para incorporar una nariz más larga delantera, una sección de cola estilo Can-Am y un nuevo diseño del techo para acoplar una ventana trasera. Durante esta transformación el nombre del coche se cambió oficialmente al de Ford GT40 Mark IV y bajo este nombre ganarían la edición de las 24 Horas de Le Mans de 1967.

Ford abandonaría el proyecto debido a las nuevas regulaciones del CSI que prohibían los motores de más de 5.0 litros y la producción de los coches de carreras basados en el Ford GT40 sería tomada por la compañía de John Wyer, el cual ya había participado en el desarrollo del GT40 en sus primeros años. Fabricados en su la misma factoría que sus coches Mirage, el nuevo GT40 se beneficiaría de los avances con los que Mirage ya dotaba a sus coches, como un chasis de aluminio súper ligero, pasos de rueda traseros más anchos, enfriadores de doble motor, y panel trasero ventilado para la salida de aire de los frenos. La carrocería, realizada completamente en fibra de carbono reforzada imitaba al GT40 Mk I original.

El motor sería un Ford V8 de 4.9 litros con cuatro carburadores dobles Weber y dos válvulas por cilindro llegando a desarrollar una potencia de 425CV a 6.000rpm y una velocidad máxima de 338 km/h. Para la edición de 1968, John Wyer inscribiría tres unidades del nuevo coche. Dos de ellas tuvieron que retirarse debido a problemas con el embrague. La unidad superviviente, el chasis 1075, fue llevada por Pedro Rodríguez y Lucien Bianchi hasta la línea de meta en primera posición después de una bonita lucha contra los prototipos de Porsche y Matra, obteniendo así la tercera victoria consecutiva para el gigante americano.

Al año siguiente, el mismo modelo sería en esa ocasión pilotado por el piloto belga Jacky Ickx y el británico Jackie Oliver. En una carrera en la salieron los últimos debido a la particular protesta realizada por Ickx: Éste cruzaría la pista caminando, se montaría en su coche y se abrocharía el cinturón a diferencia de la mayoría de los pilotos que salían corriendo y arrancaban para ponerse posteriormente el cinturón durante la carrera.

Después de una dura batalla por recuperar el tiempo perdido y sobrepasar a los rapidísimos Porsche, cruzarían la línea de meta en primera posición con el segundo clasificado a tan sólo 120 metros de distancia, logrando la cuarta y última victoria de la general de Le Mans. John Wyer, continuaría con la fabricación del Ford GT40 para equipos privados durante un tiempo antes de involucrase con Porsche y más tarde con su propia marca Mirage.

1966
Ford GT40
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection Series - Nº 21/85

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Ford Capri

El vehículo
El Ford Capri se presentaría en el Salón del Automóvil de Bruselas en 1969 con la idea de ofrecer para el mercado europeo una suerte de Pony Car al estilo del Ford Mustang americano. Inicialmente, Ford quería llamar a su modelo Colt pero esta denominación ya estaba registrada por Mitsubishi y recuperaría el nombre de Capri, una isla italiana en el Mar Tirreno, ya empleado en otros modelos de la compañía como el Lincoln Capri desde principios de la década de 1950 y desde 1962 hasta 1964 en el Ford Consul Capri, una variante cupé del Ford Consul Classic británico.

El chasis sobre el que se basaría el modelo sería tomado del Ford Cortina inglés y los motores del Ford Taunus alemán. Para cubrir el mayor espectro posible, Ford ofrecería una amplia variedad de opciones de motor que pasarían por los cuatro cilindros en línea de 1.3 y 1.6 litros de la familia Kent y los del Taunus de 1.3, 1.5 y 1.7 litros, siendo el motor superior un V6 de 2.0 litros. A esta oferta inicial, se sumarían a final del primer año de producción los motores V6 de 2.3 litros, 2.6 y 3.0 litros con doble carburador. Estos tres motores serían posteriormente la base para las versiones de competición del modelo.

En 1972, se realizaría un pequeño lavado de cara y se le daría al automóvil una suspensión más cómoda y faros rectangulares. En 1974, se pondría a la venta la segunda generación del modelo que tendría como características distintivas un morro acortado y un portón trasero con ventana, en la primera serie la parte trasera sería truncada y el maletero independiente que recibiría muchas criticas dada la escasa visibilidad. Sin embargo, las ventas del modelo no serían las esperadas, una buena parte debida a la Crisis del Petroleo de 1973 que haría que los potenciales compradores de las versiones más potentes huyeran de este tipo de productos, y en 1978, aparecería la tercera generación del modelo.

La tercera serie del Ford Capri, llamada indistintamente Capri II ‘78 o Mk III, contaría con buena parte de las soluciones tecnológicas del modelo de 1972, así como de su esquema estructural. Los motores se mantendrían casi sin cambios, solamente se renovaría el motor de 1.3 litros. Exteriormente, el vehículo sería reconocible por su capó colocado sobre los faros gemelos y una parrilla modificada y parachoques envolventes. También se integraría un pequeño divisor en el faldón delantero. Estos cambios mejorarían la aerodinámica, lo que beneficiaría el consumo de combustible.

En el Salón del Automóvil de Ginebra de 1981, aparecería el nuevo Capri equipado con el motor del 2.8 litros e inyección de combustible equipado en el Ford Granada y discos de freno delanteros ventilados. A finales de 1982, las versiones más potentes del Capri recibirían una caja de cambios de cinco velocidades, con sobremarcha en el caso del 2.8 litros. A partir de 1984, el modelo ya no se comercializaría en la Europa continental y su fabricación sería restringida a modelos con volante a la derecha para el mercado británico hasta que, finalmente, el modelo dejaría de producirse en 1986 tras vender cerca de dos millones de unidades en sus 17 años en el mercado.

En ese periodo, el Ford Capri asaltaría las competiciones deportivas donde lograría numerosos éxitos desde la primera versión de competición del modelo, el Ford Capri RS 2600 hasta el potente Capri del Grupo 5 de la FIA desarrollado por la compañía Zakspeed (Ford Zakspeed Capri Turbo). Por nombrar algunos, el Ford Capri en sus diferentes versiones ganaría el campeonato Deutsche Automobil Rundstrecken Meisterschaft (DARM) de 1971, el Campeonato de Europa de Turismos en 1971 y 1972, el Campeonato de España de Circuito de Velocidad de 1971 a 1974 y en 1983, el Deutsche Rennsport Meisterschaft (DRM) en 1972 y 1981, el Campeonato de Francia de Superturismo de 1978 y 1979, el Campeonato de Europa de Montaña en 1982 y pruebas como las 24 Horas de Spa en cinco ocasiones: 1971, 1972, 1978, 1979 y 1980, el Tourist Trophy británico en 1972, las 24 Horas de Nürburgring en 1981 y 1982 o el Tour de Francia Automobile en 1969, 1972 y 1973.

1969
Ford Capri Mk I
Universal Hobbies/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 57/70

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.

1981
Ford Capri Mk III 2.8
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Queridos Coches Años 80 - Nº 15/60

La miniatura
En enero de 2006, la editorial Altaya pondría a la venta la colección Nuestros Queridos Coches Años 80, una segunda parte de la exitosa Nuestros Queridos Coches publicada entre 2003 y 2005. Al igual que esta, la nueva propuesta de la editorial contaría con réplicas producidas en China por IXO Models en muchos de los casos como modelos inéditos para el coleccionista. A través de 60 entregas, se haría un repaso bastante interesarte a los coches que poblaron las calles de aquella época con unos acabados buenos en general habida cuenta su precio, 2,95€ el primer número, 5,95€ el segundo y 10,95€ a partir del tercero hasta el final de la colección. Como es habitual en este tipo de productos, cada miniatura se vendería con un fascículo en el que se reflejaría la historia del modelo así como de la vida en la década de 1980.


Ford Escort

El vehículo
En el Salón del Automóvil de Bruselas de 1968, Ford presentaría un nuevo modelo compacto como reemplazo del Ford Anglia, el Ford Escort, denominación ya utilizada por la rama europea del fabricante americano para designar a la furgoneta derivada del Anglia. El nuevo Escort un automóvil de diseño bastante convencional para la época, montaría un motor delantero que impulsaría las ruedas traseras. Inicialmente, el automóvil solamente estaría disponible como un sedán de dos puertas y más tarde llegarían las variantes de tres puertas para la furgoneta y la versión de cuatro puertas.

Desde su primera generación, el Ford Escort se convertiría en un de los automóviles más populares en Europa, manteniéndose en producción a través de seis generaciones hasta 1999, aunque la versión comercial se retiraría del mercado en 2002, años en los cuales las distintas series serían utilizadas en el mundo de la competición, especialmente en pruebas de rally, donde su nombre sería sinónimo de victorias siendo considerado uno de los modelos más exitoso de todos los tiempos en esa disciplina del automovilismo deportivo.

La primera generación del Ford Escort se caracterizaría por las líneas redondeadas de la carrocería y las nervaduras claras en los paneles laterales. Grandes faros redondos aparecieron en el frente con una rejilla estrecha del radiador que los conecta, mientras que la tira trasera estaba decorada con pequeñas lámparas rectangulares y un marco cromado de la carrocería.

La oferta de motores sería escasa contando con los viejos motores tipo Kent de 940 cm³, 1.1 y 1.3 litros que utilizaría el Anglia desde 1959 pero desarrollados con nuevas culatas y cámaras de combustión. Más tarde aparecería una versión mejorada del motor de 1.3 litros con un carburador de cuerpos, un modelo especial disponible para carreras (Ford Escort Twin-Cam) con un motor Lotus de 1.6 litros con doble árbol de levas en cabeza y la versión RS 1600 (RS por Rally Sport y 1600 por la cilindrada del motor) derivada de éste que asegurarían bastantes victorias en carreras y rallies.

En 1975, aparecería la segunda generación del Ford Escort, mecánicamente similares a los de la primera serie pero con una carrocería más moderna y compacta. En la parte delantera aparecería una parrilla de radiador rectangular más grande con faros redondos más pequeños que, dependiendo de la variante de equipamiento, se ofrecerían con uno o dos pares de faros y halógenos cuadrados para los modelos Escort GL y Escort Ghia más lujosos.

Las versiones deportivas de esta generación serían el RS 1800, RS México, llamado así tras la victoria de un Escort en la prueba de larga distancia de Londres a Méjico en 1970, y el RS 2000. El deportivo RS2000 tenía, a diferencia de las otras variantes del Escort, una parrilla de poliuretano diseñada aerodinámicamente con faros dobles redondos. La versión más lujosa del Escort fue el Ghia. En 1979, el modelo se sometería a una modernización en la que llegarían faros delanteros nuevos y más grandes.

Un año más tarde se pondría a la venta la tercera generación del Ford Escort que supondría un desarrollo completamente alejado de las dos primeras series. Este nueva interpretación del compacto medio de Ford se diseñaría sobre una plataforma nueva y alargada, lo que lo haría notablemente más largo y espacioso por dentro y el coche adquiriría una forma más angular en la carrocería, ahora con tres bloques claramente marcados con la novedad de incluir un portón trasero en las unidades ahora de tres y cinco puertas.

En el apartado mecánico, esta sería la primera generación en contar con tracción delantera como método de propulsión aunque con la misma oferta de motores de 1.1, 1.3 y 1.6 litros. En 1980 se presentaría por primera vez la versión XR3 con un motor con carburador de 1.6 litros con una capacidad de 96CV, sustituida dos años después por el Ford Escort XR3i con el mismo motor pero con inyección Bosch K-Jetronic y 105CV, aunque la versión más deportiva seguiría siendo la RS 1600 con 115 caballos de fuerza. En esta generación, también llegaría la primera versión descapotable del modelo, presentada en 1981.

Tras ser elegido Coche del Año en Europa en 1981, dos años más tarde el modelo se revisaría y Ford cambiaría la caja de cambios de cuatro velocidades por una caja de cambios de cinco velocidades, se incluiría un motor diésel en la gama y llegaría una versión sedán de cuatro puertas que se denominaría Ford Orion y que tendría los mismos motores y acabados que el Escort.

Al presentar la cuarta generación del Ford Escort en 1986, el fabricante americano decidiría modernizar completamente el modelo, sometiéndolo de facto a un amplio rediseño que traería proporciones más aerodinámicas y líneas más suaves. En la parte delantera habría esta vez una parrilla de riñón significativamente más pequeña con el logotipo en el capó, así como unos faros mas alargados. Por otra parte, la parte trasera de la carrocería sería decorada esta vez con lámparas con una estructura más suave, y por primera vez se instalaron parachoques de plástico más grandes en la carrocería.

En esta generación, habría de nuevo una versión XR3i disponible y, además de esta, habría un Ghia de lujo, una versión CL, la básica C y el más deportivo RS Turbo con un motor de 132CV con sistema de inyección de Bosch. Entre la oferta de motores estarían unidades de gasolina de 1.1, 1.3, 1.4 y 1.6 litros y un diésel de 1.6, sustituido en 1988 por uno más potente de 1.8 litros. También a partir de 1988, los nuevos motores de inyección de gasolina también sustituyeron a los motores de carburador.

La quinta generación se presentaría en 1990 y como la tercera y la cuarta, consistiría en el compacto con portón de tres y cinco puertas, el sedán Orion, la furgoneta Clipper (Escort Van o Express en otros mercados) y el descapotable. Externamente, el modelo seguiría las mismas líneas ofrecidas en la anterior serie y mecánicamente equiparía una suspensión simplificada, mientras que heredaría los motores de su predecesor hasta 1992, año en el que aparecerían los nuevos motores Zetec.

La gama ofrecida en esta quinta generación pasaría por un RS 2000 equipado con el motor del Ford Sierra 2.0 actualizado con 16 válvulas. Con la llegada de los motores Zetec también se pondría a la venta una versión especial con motor turbo y 227CV, el Ford Escort RS Cosworth, diseñado principalmente para el mundo de los rallies y por ello contaría con tracción integral.

Asimismo, en 1993 Ford presentaría la segunda serie de la quinta generación en la que ya no habría modelo Orion y el sedán de cuatro puertas se llamaría Escort como el resto de la gama. Este rediseño incluiría un amplio espectro del coche incluyendo tanto el faldón delantero como el trasero, faros más grandes en la parte delantera y una forma diferente del parachoques, así como la característica parrilla ovalada con el logotipo de Ford colocado sobre ella. En la parte trasera, el fabricante instalaría luces más anchas en dos piezas, parte en la carrocería y parte en el portón trasero.

En 1995, el Escort tendría la sexta y última generación nuevamente, después de que el Ford Mondeo saliera al mercado en 1993, Ford equipararía la imagen de sus modelos y en el compacto mediano habría un capó y faros nuevos y un parachoques trasero a semejanza de su hermano mayor. Mecánicamente, la oferta seguiría siendo la misma que la ofrecida con su predecesor después de 1993 y así se mantendría hasta 1998, año en el que se pondría a la venta sus sustituto, el Ford Focus, aunque el Escort estaría en producción durante dos años más con la excepción del mercado argentino donde el Ford Escort se ensamblaría para el mercado local hasta 2004.

En el apartado de competición del Ford Escort, una de sus mayores victorias llegaría en el rally de la Copa del Mundo Londres-Méjico, con Hannu Mikkola y Gunnar Palm a bordo de un Escort 1850 GT. Esta sería una de los muchos triunfos logrados por los Escort en los que, a modo de ejemplo el Escort TC sería Escort TC Campeón de Europa de Marcas en 1968 y 1969 y el DARM alemán en 1969.

Por su parte, el Ford Escort RS 1600 lograría el primer Campeonato de Europa de Rallycross en 1973, el Campeonato de Europa de Turismos de 1974, cuatro títulos consecutivos en el DRM (segundo campeonato alemán de turismos) de 1973 a 1976 e innumerables victorias en rallies como las del 1.000 Lagos en 1970 y 1974, el East African Safari en Kenia en 1972, el Rally de Nueva Zelanda en 1973, cuatro victorias en el RAC Rally entre 1971 y 1974 entre otras.

El Ford Escort RS 1800 seguiría esta senda triunfante y así Björn Waldegård ganaría el primer título de piloto en el WRC a la vez que Ford se proclamaría de nuevo como campeona de marcas, el último antes de que Mikko Hirvonen ganase el título de constructores con el Ford Focus WRC RS en 2006. Ari Vatanen ganaría también el campeonato del WRC en 1981, una vez más conduciendo un RS 1800. En total en carrera el Escort RS 1800 vencería en 17 pruebas del WRC en las que se incluirían cinco victorias en el RAC Rally desde 1975 a 1979 y cuatro en el Acrópolis en 1977, 1979, 1980 y 1981.

En otros campeonatos, en 1980 el español Antonio Zanini se proclamaría campeón de Europa con una versión RS1800 si bien parte de ese éxito cabría achacárselo al Porsche 911 SC que también conduciría esa temporada. En Inglaterra, el RS1800 sería el campeón cinco veces, cuatro de ellas consecutivas. El título nacional también lo obtendría en Irlanda en 1978 y 1979, en Escocia cuatro veces, en 1975 y luego de 1977 a 1979, en Alemania lo sería en 1978 y 1979, en Bélgica en 1978 y e 1979 a 1986, Kyösti Hämäläinen ganaría el Campeonato de Rally de Finlandia en el Grupo 2 ocho veces seguidas con un Ford Escort RS 1800.

Tras una anodina década de 1980 dominada por los Grupo B, con los que Ford intentaría competir con el Ford RS200 (un proyecto basado en el Ford Escort 1700 GT que se abandonaría en favor del primero) y participar en competición con el Ford Sierra, habría que esperar a la llegada del Ford Escort RS Cosworth para volver a ver al compacto familiar competir de nuevo en el WRC.

De 1992 a 1996, se producirían un total de 7.145 vehículos que tendrían un cierto aire exterior de parecido a un Escort de producción pero no así mecánicamente. De hecho, este coche sería desarrollado con el único propósito de homologarlo para los los grupos A y N. La tracción total es una versión revisada y corregida del Ford Sierra Cosworth 4x4 y lo mismo ocurriría con el motor, instalado longitudinalmente y no transversalmente como en un Escort de calle. El cuatro cilindros de 2.0 litros con árbol de levas doble en cabeza y 16 válvulas estaría acoplado a un voluminoso turbocompresor Garrett T35, gestionado electrónicamente por una caja Weber-Marelli, y una caja de cambios Ferguson MT-75 de cinco marchas para entregar una potencia de 227CV en el modelo de calle

Este Escort sería la base de los modelos de rally que participarían en el Campeonato del Mundo de Rally entre 1993 y 1998 primero como Ford Escort RS Cosworth desde 1993 hasta 1996 y como Ford Escort WRC durante las campañas de 1997 y 1998. Con estas dos versiones, Ford se embolsaría diez victorias en ese periodo, ocho por parte del RS Cosworth y dos, ambas obtenidas por Carlos Sainz, con el Escort WRC y en esos años el constructor americanos sería subcampeón de marcas en 1993 y tercero de manera consecutiva entre 1994 y 1996.

Asimismo, el Ford Escort RS Cosworth vencería en numerosos campeonatos internacionales como el ERC en 1993 y 1994 y nacionales como el belga desde 1993 a 1996, el de Italia y Portugal en 1994, 1995 y 1996, el británico y alemán en 1994 o el Campeonato de Francia de Rallies (CFR) en asfalto desde 1991 a 1995, el de tierra en 1993 y la Segunda División del CFR también en 1993, por mencionar unos pocos de los cerca de 50 en los que sería el coche ganador.

En su versión como World Rally Car, el Ford Escort además de las dos victorias en el WRC (Acrópolis e Indonesia), el coche sumaría los títulos nacionales de Grecia y Turquía en 1998, el del Campeonato de España de Rallies de Tierra de 1999, el Campeonato de Rally de Perú del año 2000 y el Campeonato de Eslovenia de Rally en 2002.

1973
Ford Escort Mk I
Vanguards
Referencia: VA09500

La miniatura
Los orígenes de Vanguards se remontan a 1982, año en el que Jack Odell, uno de los fundadores de Matchbox, creara la compañía Lledo, pronunciación al revés de su apellido. Tras fabricar numerosos modelos en distintas escalas, en 1996 Lledo lanzaría la marca Vanguards especializada en vehículos clásicos y modernos británicos a escala 1/43 así como camiones a 1/64. Originalmente construidos en el reino Unido, la producción se trasladaría a China en 1999 una vez que la compañía fuera adquirida por Corgi que mantendría la marca Vanguards en sus productos. Las miniaturas representan fielmente los modelos en los que se basan, aunque cuentan muchas de ellas con un muy limitado número de detalles que les hacen perder varios puntos en su relación calidad/precio. No obstante, su calidad general es destacable dentro del rango de precio, entre 20 y 40€, en el que se venden, además de ser realizadas en tiradas relativamente cortas lo que les da un más que razonable precio de reventa.

1994
Ford Escort Mk V RS Cosworth
Minichamps
Referencia: 430082104

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.


Ford Sierra

El vehículo
El Ford Sierra se presentaría en el Salón del Automóvil de París de 1982 como sustituto dentro del segmento de berlinas familiares del Ford Taunus (Ford Cortina en el mercado británico). El estilo del automóvil se derivaría del prototipo del Probe III de 1981 y contaría con un diseño revolucionario para la época con una carrocería muy llamativa, elegante y redondeada creada por Uwe Bahnsen, Robert Lutz y Patrick le Quément que en el momento de su puesta a la venta se veía muy moderna en comparación con la competencia.

Mecánicamente, el Sierra sería menos espectacular ya que los motores serían desarrollos posteriores de los bloques del Taunus y como éste, conservaría la tracción trasera a diferencia de modelos como el Opel Ascona o Volkswagen Passat que ya habían realizado la transición a la propulsión delantera en ese momento. El automóvil estaría en el mercado a través de dos generaciones hasta 1993, la primera hasta 1986 y la segunda a partir de 1987, para ser reemplazado por el Ford Mondeo.

El Ford Sierra se vendería en un principio como una berlina con portón trasero de cinco puertas así como una versión ranchera, Turnier o Estate según el mercado, con diferentes niveles de acabado desde el básico L y CL hasta las mejor equipadas GL y Ghia. En el apartado mecánico habría para elegir cinco motores disponibles, cuatro de los cuales eran de gasolina y uno diésel heredado del Ford Granada. Las unidades de gasolina serían de cuatro cilindros con una capacidad de 1.3 o 1.6 litros y dos V6 con una capacidad de 2.0 o 2.3 litros, mientras que el diésel sería un cuatro cilindros de 2.3 litros.

En 1983, se presentaría un modelo más deportivo: el XR4. Este Ford Sierra contaría con una carrocería de tres puertas con un perfil lateral más llamativo gracias a una ventana lateral adicional y paneles de plástico gris en la parte inferior. El coche también estaría equipado con un gran alerón trasero doble, que tenía que proporcionar suficiente carga aerodinámica a alta velocidad proporcionada por un V6 de 2.8 litros equipado con inyección de combustible mecánica Bosch K-Jetronic para el poco después llamado XR4i. Este modelo se pondría a la venta en el mercado estadounidense como Merkur XR4Ti, equipado con un motor turboalimentado de 2.3 litros.

A partir de 1984, la carrocería de tres puertas estaría disponible para toda la gama con la excepción de la ranchera. Sin embargo, a diferencia del XR4i, estos vehículos tendrían dos ventanas laterales grandes y una apariencia idéntica a las variantes de cinco puertas. Un año más tarde, se introducirían los nuevos motores de cuatro cilindros con una capacidad de 1.8 y 2.0 litros con inyección electrónica, este último solamente disponible en la versión S de la gama.

De forma paralela, el XR4i se retiraría de producción este año y en su lugar llegaría el XR4x4 con una actitud menos deportiva pero equipado con tracción en las cuatro ruedas de serie y disponible como tres y cinco puertas. Para suplir el espacio del XR4i en el ámbito deportivo, Ford presentaría la versión RS Cosworth con la carrocería normal de tres puertas y un solo alerón trasero muy grande y debajo del capó montaría un cuatro cilindros de 2.0 litros con turbo.

El Ford Sierra RS Cosworth sería la versión más extrema de la berlina familiar presentada en 1982 por Ford y que estaría en producción entre 1986 y 1992 con el objetivo puesto en el mundo de la competición. En su origen, el modelo contaría únicamente con una versión de dos puertas con portón trasero y a partir de 1988 se incluiría una de cuatro puertas y un motor turbo diseñado por Cosworth que en su versión de calle llegaba hasta los 204CV y en la de competición hasta los 300CV.

Presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra en marzo de 1985, el RS Cosworth entraría en producción en julio de ese año después de superar diversos problemas de vibraciones con la caja de cambios original que hubo de ser sustituida por una de nuevo diseño. En 1987, la central de Ford en el Reino Unido modificaría 500 unidades que contarían con un turbocompresor más grande, que resultaría en un aumento de potencia hasta los 224CV, y otras mejoras mecánicas.

Este modelo, denominado Ford Sierra RS500 Cosworth se fabricaría en exclusiva para el mercado británico y por lo tanto contarían con el volante a la derecha pero varios preparadores europeos modificarían algunos de estos modelos para los campeonatos continentales como el europeo o el DTM alemán del que el más importante sería el equipo Wolf Racing que desde 1979 preparaba los Ford para las competiciones alemanas y europeas con gran éxito.

Tanto en su versión RS como en la RS500, el Sierra motorizado por Cosworth sería el coche a batir desde su homologación en agosto de 1987, para la cual montaría un turbo más grande que añadía al coche una potencia de 100CV, ganando hasta ocho campeonatos entre los que se incluirían el australiano (1988 y 1989), británico (1990), japones (1988 y 1989) y alemán (1988) de turismos y varias carreras tan importantes como las 24 Horas de Spa en 1989, el Tourist Trophy en 1988, la Bathurst 1000 en 1988 y 1989 o la Guia Race of Macau en 1989.

La variante RS sería mayormente utilizada en rally obteniendo su mayor éxito en campeonatos nacionales y una única victoria en el mundial, la de Didier Auriol y Bernard Occelli en el Tour de Corse de 1988, prueba valedera también para el Campeonato de Francia de Rallies que ganaría con el mismo modelo en 1987 y 1988. A nivel nacional, Carlos Sainz sería en 1987 y 1988 vencedor del Campeonato de España de Campeonato de España de Rallies de Asfalto también con un Ford Sierra RS Cosworth.

En 1987, llegaría la segunda generación del Ford Sierra que contaría como característica más importante con una nueva carrocería sedán de cuatro puertas (llamada Ford Sapphire en el Reino Unido, Irlanda y Sudáfrica). El modelo de la segunda serie partiría con los mismos motores de la generación anterior pero apenas un año después de la introducción del modelo serían reemplazados por unidades más eficientes. Por ejemplo, el motor de 2.0 litros existente se sustituiría por otro con el mismo desplazamiento pero con doble árbol de levas y el diésel de 2.3 litros sería reemplazado por un moderno motor turboalimentado de 1.8 litros.

Al mismo tiempo, se realizarían algunos cambios en el aspecto externo del vehículo y habría una nueva versión del RS Cosworth, el Ford Sierra RS Cosworth 4x4 con carrocería sedán que sería también empleado en competición. En los años siguientes y hasta el final de su producción, el Ford Sierra tendría varios lavados de cara en el que se cambiarían el aspecto del frontal, intermitentes, pilotos traseros y acabados interiores y se introduciría un techo solar corredizo eléctrico en las versiones Ghia, Cosworth y XR4i.

En el apartado deportivo, el Ford Sierra RS Cosworth 4x4 tendría menos éxito que el RS Cosworth en el WRC, aunque terminaría en la tercera plaza en cinco pruebas del mundial. Mejor suerte tendría en campeonato nacionales como el belga donde ganaría en 1990, 1991, 1992 y 1997, el francés en 1991 y 1992, el de suizo en 1991 y 1993, el portugués en 1991 y 1992, el español de tierra en 1991 y 1994 o el alemán en 1992 y 1993 entre otros.

1984
Ford Sierra Mk I XR4i
Solido/Hachette
>Colección: Un Siècle d'Automobiles - Nº 123/210

La miniatura
En agosto de 1999, los coleccionistas franceses verían en sus kioscos la primera colección por fascículos acompañada por una miniaturas a escala 1/43. La obra, publicada por Hachette con miniaturas fabricadas por Solido, haría un extenso repaso a la historia del automóvil, no sólo francés, sino también a las marcas más importantes de distintos países. Un Siècle d'Automobiles (Un Siglo de Automóviles en español) se convertiría con el tiempo en una las colecciones más longevas de todas las publicadas hasta hoy, llegando hasta los 210 números tras ocho años en el mercado. Los modelos elegidos, la mayor parte proveniente del catálogo de Solido, carecen en muchos casos de los acabados y detalles que tienen las miniaturas de coleccionables más modernos pero en su momento ponían al alcance de los coleccionistas miniaturas que estaban ya descatalogadas por el propio fabricante, e imposibles de encontrar al precio típicamente bajo de este tipo de colecciones respecto a los modelos de tienda, y en otros casos completamente inéditas lo que explica porqué la colección fue tan extensa.

1987
Ford Sierra Mk I RS Cosworth
IXO Models/Altaya
Colección: Nuestros Queridos Coches Años 80 - Nº 7/60

En enero de 2006, la editorial Altaya pondría a la venta la colección Nuestros Queridos Coches Años 80, una segunda parte de la exitosa Nuestros Queridos Coches publicada entre 2003 y 2005. Al igual que esta, la nueva propuesta de la editorial contaría con réplicas producidas en China por IXO Models en muchos de los casos como modelos inéditos para el coleccionista. A través de 60 entregas, se haría un repaso bastante interesarte a los coches que poblaron las calles de aquella época con unos acabados buenos en general habida cuenta su precio, 2,95€ el primer número, 5,95€ el segundo y 10,95€ a partir del tercero hasta el final de la colección. Como es habitual en este tipo de productos, cada miniatura se vendería con un fascículo en el que se reflejaría la historia del modelo así como de la vida en la década de 1980.


Ford RS200

El vehículo
Después de la temporada de 1979 del Campeonato del Mundo de Rally que terminaría con triunfo para Ford en la tabla de constructores y Björn Waldegård en la de pilotos, el fabricante americano abandonaría momentáneamente el WRC para centrase en preparar un vehículo para el nuevo Grupo B que entraría en vigor, junto al Grupo A y N, a partir de 1983. Sobre la base del Ford Escort RS 1800 de tracción trasera se crearía una versión turboalimentada con el nombre de RS 1700T.

El proyecto no fructificaría y Ford lo abandonaría justo en la campaña en la que se suponía que iba a debutar. Sin embargo, gran parte del equipo de desarrollo de Ford, encabezado por Stuart Turner, quiso seguir adelante con el proyecto y comenzaría prácticamente desde cero a desarrollar un nuevo automóvil exclusivamente para rally. Esta vez optarían por un modelo de tracción a las cuatro ruedas para competir con Audi y Peugeot, que ya habían demostrado su valía con esta configuración en el campeonato.

Carrozzeria Ghia dibujaría un diseño bastante único donde casi toda la carrocería estaría realizada en polímero y fibra de vidrio. El automóvil tendría un motor colocado en el centro y para obtener una relación de pesos correcta, la transmisión se colocaría en la parte delantera. El chasis sería diseñado por Tony Southgate, un exdiseñador de Fórmula 1, con la ayuda de John Wheeler, quien también trabajaría anteriormente en esa disciplina. Un árbol de levas dual con amortiguadores también duales en las cuatro ruedas ayudaría al manejo del automóvil y controlar la potencia provista por un motor Cosworth turboalimentado de 1.8 litros que produciría alrededor de 250 caballos de fuerza en los modelos de producción (450 en el de competición) que hubo que ensamblar para lograr la homologación de la FIA.

El Ford RS200, realizaría su debut competitivo en 1985 y un año más tarde se estrenaría en el WRC durante el Rally de Suecia con los pilotos Stig Blomqvist y Kalle Grundel, este último conduciría el coche a un meritorio tercer lugar en la clasificación final, en el que a la postre sería el mejor resultado del RS200 en el campeonato. Durante la siguiente ronda en Portugal, sin embargo, el Ford RS200 sería protagonista de uno de los accidentes más trágicos en el WRC después de que el piloto local Joaquim Santos perdiera el control del automóvil y terminaría saliendo de la pista y arrollando al público con el resultado de tres personas muertas y decenas de heridos.

Este accidente, junto al del piloto suizo Marc Surer en el Rally de Hessen en Alemania donde moriría su copiloto Michel Wyder y el de Henri Toivonen y su copiloto Sergio Cresto con un Lancia Delta S4 en el Rally de Córcega del mismo año donde fallecerían los dos, iniciaría una reacción en cadena, que llevaría a la FIA a prohibir el Grupo B a finales de la temporada. Hasta ese momento, el coche había conocido un cierto éxito en las manos del belga Robert Droogmans quien sería campeón belga en 1986 y ganaría cuatro pruebas del ERC, tres de ellas puntuables también para la serie belga. En Holanda, Stig Andervang ganaría también el campeonato en 1986 así como la Copa de Rally de Europa Occidental de ese mismo año.

Por lo tanto, el Ford RS200 quedaría inelegible para el WRC después de sólo un año en el mundial y mientras que Ford estaba trabajando en una evolución que incluiría, entre otras cosas, frenos, suspensiones y un motor desarrollado por el británico Brian Hart que aumentaría su desplazamiento hasta los 2.2 litros con una potencia estimada de entre 550 y 815 caballos de fuerza. No obstante, el RS200 se seguiría utilizando en campeonatos de Rallycross en Europa y varios campeonatos nacionales en Gran Bretaña, Bélgica o España y, por ejemplo, el noruego Martin Schanche sería campeón europeo de rallycross en 1991 y en 2001 el belga Jean-Pierre Schneiders vencería en el Euro-Rallye-Trophée, el campeonato europeo para pilotos no profesionales.

1986
Ford RS200
Minichamps
Referencia: 430080202

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.


Ford Galaxy

El vehículo
En 1991, el Grupo Volkswagen y Ford formarían una empresa conjunta con el objetivo de construir distintos vehículos usando la misma plataforma elementos comunes y abaratar costes de esta manera. La factoría AutoEuropa se ubicaría en la localidad portuguesa de Palmela y las responsabilidades del proyecto se dividirían entre Volkswagen dirigiendo el desarrollo de los vehículos y Ford se encargaría de la planificación de las instalaciones de fabricación y el suministro. Los primeros vehículos que saldrían de la factoría lo harían en 1995 y serían el Volkswagen Sharan, el SEAT Alhambra y el Ford Galaxy, todos ellos monovolúmenes de siete plazas.

Con la salvedad de los interiores y algún detalle externo parea encajar dentro de la imagen corporativa de cada marca, los tres vehículos serían estructural y mecánicamente idénticos y equiparían motores Volkswagen V6R de gasolina de 2.8 litros y un 1.9 TDI junto a un motor de gasolina de Ford de cuatro cilindros de 2.0 de desplazamiento, más tarde sustituido por un 2.3 con 16 válvulas, asistido por una caja de cambios manual de cinco velocidades producida por Volkswagen pero revisada para adaptarse mejor al motor Duratec de Ford. Las transmisiones manuales y automáticas restantes de seis velocidades para el resto de motores se montarían sin ninguna modificación.

En el año 2000, el Galaxy, Sharan y Alhambra se renovarían incluyendo un nuevo diseño con un tablero de instrumentos diferente, nuevos motores, un nuevo interior y nuevos sistemas de seguridad. Sin embargo, el Ford Galaxy comenzaría a distanciarse de la plataforma Volkswagen. El diseño cambiaría especialmente en el área delantera, con faros nuevos inspirados en la segunda generación del Mondeo. Además, se agregarían nuevos motores para cumplir con la norma Euro 3 y el 1.9 TDI estaría disponible con potencias 115, 130 y 150CV combinado con una transmisión manual de 6 velocidades, o una caja de cambios automática Tiptronic de 5 velocidades disponible en modo secuencial.

El fabricante americano utilizaría la plataforma del Volvo S80 y Ford Mondeo y la factoría belga de Genk para la segunda generación del Ford Galaxy, introducida en 2006. Esta serie ganaría centímetros de longitud y altura lo que redundaría principalmente en el espacio del maletero donde, como opción, se podía instalar una tercer fila de asientos. La oferta de motores se compondría de motores Ford de gasolina con tecnología Duratec de 2.0 con 146CV y 2.3 con 161 y diésel Duratorq TDCi de 2.0 y 2.2 litros con 140 y 175 caballos de fuerza respectivamente. En 2010, el automóvil se sometería a un lavado de cara en el que se introducirían nervaduras en el capó, tiras horizontales cromadas en la parrilla de los faros y en la de los faros antiniebla, y cromadas en el resto de la carrocería del coche, además de tecnología de iluminación LED en las luces traseras.

En 2015, se pondría a la venta la tercera generación del monovolumen que compartiría estilo y mecánica al Ford S-MAX, aunque adaptados a los nuevos dictados del fabricante estadounidense, con la toma de aire hexagonal que caracteriza a casi todos los modelos, los faros LED puntiagudos y una carrocería más esbelta. El Galaxy volvería a ganar unos pocos centímetros de longitud y altura permitiendo más espacio para la cabeza y las piernas de los pasajeros traseros. En esta generación el modelo contaría con siete asientos fijos, con la tercera fila de asientos reclinables eléctricamente con solo presionar un botón. Los motores, homologados a la norma Euro 6, son los mismos que los del S-MAX: entre ellos destacarían los Ecoboost de 1.5 y 2.0 litros con 160 y 241CV respectivamente, así como el turbodiésel TDCi de 2.0 litros con una potencia de 209 caballos de fuerza.

1995
Ford Galaxy Mk I
Minichamps
Referencia: 522121

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.

2000
Ford Galaxy Mk I
Minichamps
Referencia:

La miniatura
Minichamps fue fundada por Paul-Gunter Lang en 1991, como marca independiente de la Compañía Danhausen con sede en Aquisgrán (Alemania), originalmente un distribuidor de motos, bicicletas y juguetes, que comenzó a producir sus propias gamas de coches en miniatura hechas a mano bajo los nombres de Metal 43, SDModels, Plumbies y Minichamps en 1974. Las miniaturas realizadas por este fabricante tienen unos moldes y detalles realmente excelentes y generalmente se venden en series de pocas unidades, lo que les hace ser objeto de deseo de muchísimos coleccionistas. Minichamps diseña sus maquetas en Alemania, pero la fabricación se realiza íntegramente en China y, a escala 1/43, abarca una amplia gama de productos tales como coches de serie, de carreras, camiones y autobuses, destacando todos ellos por su gran calidad.


Ford Ka

El vehículo
El Ford Ka se pondría a la venta en 1996 como una adición más pequeña y económica al Ford Fiesta, plataforma sobre la que se construiría el modelo gama Ford, pero con un diseño exterior completamente diferente que contaría únicamente con una carrocería de tres puertas y pasos de rueda integrados con los parachoques. Fabricado en tres generaciones hasta 2019 para el mercado del segmento A y desde 2014 como compacto del B, el Ford Ka tendría numerosas series especiales entre las cuales estarían la versión deportiva SportKa y el descapotable StreetKa diseñado por Ghia.

La gama de motores ofrecida en la primera serie, remodelada en 2003 con nuevos parachoques que permitirían pintar estos en el mismo color de la carrocería, consistiría en motores de gasolina y cuatro cilindros Endura-E de 999 cm³ y 1.3 litros y desde el año 2000 unidades Duratec con los mismos desplazamientos más una unidad de 1.6 litros que se usaría en el SportKa con la introducción de esta variante en 2003.

La segunda generación del Ford Ka llegaría a los concesionarios en 2008, siendo desarrollado conjuntamente con FIAT y construido en la misma fábrica en Polonia donde los nuevos FIAT 500 y Panda, técnicamente casi idénticos, eran ensamblados. En esta nueva serie, el Ka estaría disponible con un motor diésel por primera vez, el 1.3 MultiJet de FIAT con una potencia de 75CV, mientras que en gasolina equiparía el motor FIRE de 1.3 litros que también se utilizaría en el FIAT Punto.

La segunda generación del Ford Ka se mantendría prácticamente sin cambios hasta 2016, año en el que se presentaría la tercera y última serie del modelo ahora fabricado en las factorías de Ford en Brasil e India. Esta generación, llamada Ford Ka+ en Europa, contaría con la novedad de que la carrocería principal ya no sería de tres puertas, sino de cinco, y por primera vez habría una versión sedán de cuatro puertas destinada al mercado sudamericano. El vehículo, a pesar de las dimensiones similares al clásico compacto de tamaño pequeño Ford Fiesta, se ofrecería como una alternativa más económica representada por modelos como el Dacia Sandero.

En 2018, Ford pondría a la venta una versión rediseñada del modelo a la venta en Europa. Que incluiría nuevos parachoques, parrilla del radiador y motores de gasolina con sistema Start-Stop. En 2019, Ford anunció que el Ka+ se retiraría del mercado europeo a finales de ese año debido a las normas de emisiones de escape más estrictas, lo que haría que la producción de este automóvil urbano no fuera rentable, aunque seguiría a la venta en varios países de América, Orienta e India con el nombre de Ford Figo.

1996
Ford Ka Mk I
Cararama
Referencia: 250ND-011

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.


Ford Puma

El vehículo
Presentado por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 1997, el Ford Puma sería un pequeño deportivo cupé 2+2 desarrollado por la rama europea de Ford como modelo destinado exclusivamente a este mercado y estaría en producción en una sola serie hasta 2002. Estructuralmente, el coche se basaría en la cuarta generación del Ford Fiesta y, como saldría de la misma cadena de montaje, solamente en el acabado de la carrocería se encontrarían líneas de producción separadas donde las piezas se ensamblarían manualmente.

La oferta de motores del Ford Puma serían unidades Zetec de 1.4 litros de gasolina con 90CV, luego reemplazado por un 1.6 de 103 caballos, y una unidad de 1.7 litros con 125CV que acompañaría al modelo desde su puesta a la venta hasta el final de su producción. Asimismo, el modelo tendría una versión de competición para rally con el Puma S1600 y una variante especial limitada a 500 unidades con el motor 1.7 pero con su potencia aumentada hasta los 155CV denominada Ford Racing Puma solamente disponible en Gran Bretaña.

El equipamiento de serie del vehículo incluía ABS, control de tracción, airbags, controles eléctricos de los espejos, aire acondicionado, ajuste electrónico de los faros delanteros y la incapacidad para arrancar el motor sin el panel de radio extraíble, entre una larga lista de accesorios y opciones para los distintos acabados del modelo, algunos de ellos únicamente disponibles en ciertos países.

La variante del Ford Puma diseñada para competir en rallies en la categoría S1600 equipado con un motor de gasolina de 1.6 y 16 válvulas con aproximadamente 220CV. Además, estaría equipado con tracción delantera acoplada a una caja de cambios secuencial Hewland de seis velocidades, un diferencial de deslizamiento limitado, suspensión delantera con puntales MacPherson, frenos y pinzas delanteros Alcon así como pasos de rueda delanteros y traseros y parachoques realizados en fibra de polímero.

1997
Ford Puma
Cararama
Referencia: 230ND4-43350

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.


Ford Excursion

El vehículo
El SUV Ford Excursion, producido entre 1999 y 2005, sería uno de los vehículos más grandes de las carreteras estadounidenses y el vehículo todoterreno más grande del mundo al estar basado en la plataforma de las camionetas F-250 y F-350 Super Duty. De ellos, el Excursion recibiría además la parte delantera de la carrocería, el equipo de iluminación, la suspensión y el sistema de dirección. De tracción trasera, el coche tendría tracción a las cuatro ruedas con accionar un mecanismo en la cabina incluso con el vehículo en marcha.

Sobre su chasis de tres secciones se soldaría la carrocería de acero y se acoplarían las suspensiones de resortes longitudinales y ejes rígidos delante y detrás para soportar las 3,26 toneladas del vehículo. Para moverlo, Ford elegiría motores V8 y V10 de gasolina y diésel. Así habría en la gama de gasolina un V8 de 5.4 litros con 255CV y un V10 de 6.8 litros con 314, mientras que con diésel habría dos V8 turboalimentados de 6.0 y 7.3 con 325 y 253 caballos respectivamente acoplados en cualquier caso a cajas de cambios manuales de cinco velocidades o automáticas de cuatro.

Orientado hacia el mercado más lujoso de este tipo de vehículos, el Ford Excursion estaría equipado con el llamado sistema adicional de seguridad y protección BlockerBeam, un parachoques hueco oculto debajo del borde inferior del parachoques delantero que, en caso de colisión, se deformaría y amortiguaría el impacto absorbiendo la fuerza del impacto del vehículo que chocaba evitando que partes de éste llegasen al habitáculo. Una tarea similar la realiza el enorme dispositivo de remolque debajo del parachoques trasero. Sin embargo, la baja demanda de los consumidores, que prefirieron modelos como el Chevrolet Suburban y el Hummer H1, la producción del Ford Excursion se interrumpiría en 2005.

2000
Ford Excursion
Anson/Delprado
Colección: Car Collection - Nº 80/85

La miniatura
En 1999, la editorial española DelPrado publicaría la primera colección de miniaturas vendida en kioscos conjuntamente con un fascículo. De aparición semanal, la llamada Car Collection incluiría 70 modelos, en otros países también sería publicada con un número de 85 modelos en Francia (con el mismo nombre que la colección española) y el Reino Unido (como Car Collection Series), que repasaban la historia del automóvil desde la década de 1900 hasta la de 1990. Las réplicas, realizadas en China, contarían con moldes fabricados por Universal Hobbies que utilizaría tanto los suyos propios como de otros fabricantes como Kyosho, Anson o Biante entre otros fabricantes. La colección, sería reeditada en España en el año 2003 con un primer número doble al precio de 5,95€, costando el resto de entregas 8,95€, y que incluirían los 70 modelos anteriores de la primera edición con algunos pequeños retoque como antenas o cambio de color. Las miniaturas incluidas en la obra contaban con un buen nivel de acabados en sus moldes y una aceptable calidad general habida cuenta su bajo precio, hasta tres veces inferior en productos similares disponibles en tiendas, y que como punto a favor tenía el poner en manos del coleccionista réplicas nunca antes realizadas en escala 1/43.


Ford Focus

El vehículo
A mediados de la década de 1990, Ford comenzaría a trabajar en un nuevo automóvil compacto para reemplazar a la gama Escort y en marzo de 1998 durante la celebración del Salón del Automóvil de Ginebra presentaría de manera oficial el Ford Focus, un compacto de tamaño medio que se ofrecería con carrocerías de tres, cuatro y cinco puertas, un descapotable de dos y una versión ranchera, distinguidas por numerosos relieves, arcos y bordes afilados que serían las señas de entidad del modelo en las cuatro generaciones hasta la fecha que ha conocido el vehículo.

La primera generación del modelo estaría a la venta hasta 2005 con un retoque facial en el año 2001 y la inclusión de nuevos motores. Mecánicamente, ella primera serie contaría con suspensiones independientes en ambos ejes y motores de gasolina de entre 1.4 y 2.0 litros y diésel de 1.6 y 1.8 con potencias entre 75 y 215CV para los gasolina y 75 y 115 para los diésel. Las versiones más potentes del modelo serían la ST (Sports Technology) y la RS (Rally Sport), siendo la primera la base para el desarrollo del modelo de competición para los campeonatos de turismos y el segundo para los de rally.

En 2005, llegaría la segunda generación manteniendo en gran parte el estilo de su predecesor. A finales de 2007, esta serie se sometería a un lavado de cara en el que la parte delantera del vehículo recibiría nuevos faros con una forma más hacia arriba, así como la parrilla del radiador, que, según la versión, puede estar rodeada por un marco cromado. También habría un nuevo parachoques delantero con una toma de aire trapezoidal más grande y además se rediseñarían las luces traseras con inserciones plateadas. En esta generación, la oferta de motores iría desde unidades de gasolina de cuatro cilindros de 1.4 a 2.0 litros y motores de cinco cilindros de 2.5 litros turbo alimentados para las versiones ST, RS y RS 500, mientras que la oferta en diésel serían unidades de 1.6, 1.8 y 2.0 con tecnología TDCi.

A partir de 2010 se podría encontrar en los concesionarios de Ford la tercera generación del Focus, el primer modelo que se se ofrecería de la misma forma en todos los mercados mundiales (el Ford Focus de primera y segunda generación se venderían en Norteamérica como ZX2, ZX3, ZX4, ZX5 donde el número denota el número de puertas del vehículo asociadas con la variación de la carrocería). El vehículo se construiría sobre la plataforma modernizada del Focus de primera y segunda generación. Estilísticamente, la tercera serie del modelo estaría construida según la filosofía de Kinetic Design de Ford utilizada en un buen número de los modelos del fabricante.

En la parte delantera habría una entrada de aire característica, trapezoidal dividida por dos puertos, así como faros agresivos. En la parte trasera hay luces poligonales con una hendidura elevada que llega hasta los guardabarros traseros. En 2012, la gama de propulsores del vehículo se complementaría con un motor de gasolina de tres cilindros de 1.0 litros con dos variantes de potencia, 100 y 125CV. En 2014, llegaría el rediseño de la tercera generación en el que, entre otros aspectos, el modelo adquiriría una nueva forma de capó, faros más estrechos, un parachoques rediseñado y una parrilla del radiador más grande. El cambio de estilo se complementaría con nuevos sistemas electrónicos de asistencia a la conducción y al estacionamiento.

En la primavera de 2018, se presentaría la cuarta serie del Ford Focus en la que el modelo ganaría una distancia entre ejes más larga, asientos más bajos, un cuerpo redondeado con estilo más agresivo y una entrada de aire más grande. En la parte trasera, la tercera ventana entre los pilares C y D desapareció por primera vez y las luces adoptarían la forma de franjas poligonales longitudinales horizontales. Por primera vez aparecería un selector de modo de conducción en lugar de la palanca tradicional en las variantes con transmisión automática. La gama del Focus de cuarta generación constaría de de las tradicionales versiones de tres y cinco puertas en Europa, mientras que la berlina de cuatro sería destinada a China y otros mercados seleccionados de Europa del Este.

Las versiones más deportivas ST y RS seguirían presentes en la gama a excepción de la RS que desaparecería en la cuarta generación. Hasta entonces, el ST pasaría de los 170CV de la primera generación a desarrollar 225 caballos de fuerza con la segunda, 250 con la tercera y 280 con la última. De la segunda generación del ST habría tres variantes de producción: el ST WRC , construidos para parecerse al coche de rally, el ST Black Edition pintado en negro con detalles en naranja y el ST500 que sería construido en 500 copias y de color negro con detalles plateados.

El Ford Focus RS sería un modelo en el que los detalles del automóvil se tomarían directamente del automóvil WRC. Como con el ST, el Focus RS iría aumentando su potencia, además de adaptar su estilo a las generaciones del modelo de producción, desde los 215CV de la primera serie, pasando por los 305 de la segunda hasta alcanzar los 350CV en su última versión. Tanto el modelo de producción y de competición serían fabricados por la empresa M-Sport, fundada por Malcolm Wilson.

En su recorrido por el WRC, el Ford Focus RS WRC ganaría 44 pruebas mundialistas y haría a Ford campeona del mundo de marcas en 2006 y 2007, subcampeona en 2000, 2001, 2002, 2004, 2008, 2009 y 2010 y tercera en 2005, sumando sus pilotos además los subcampeonatos de 2001 (Colin McRae), 2006 y 2007 (Marcus Grönholm), 2008 y 2009 (Mikko Hirvonen) y el de 2010 conseguido por Jari-Matti Latvala, dejando a Carlos Sainz como tercero del mundo en 2000 y 2002 a Markko Märtin en 2004 y a Hirvonen en 2006 y 2007.

Fuera del ámbito del WRC, el Ford Focus RS WRC en sus distintas generaciones sería el coche triunfador en diez pruebas del ERC y obtendría numeroso campeonatos nacionales como el italiano en 2001, el de España de tierra en 2002 y 2003, el de Francia sobre la misma superficie en 2003, el nacional británico en 2005, el belga en 2006, 2009, 2010 y 2013 y el francés en 2012, entre otros muchos a lo largo y ancho del mundo.

2002
Ford Focus Mk I RS
Cararama
Referencia: 250ND-011

La miniatura
Cararama es la línea económica del grupo chino Hongwell, quien también fabrica las miniaturas de Abrex (Škoda) y Motorart (Volvo). Las reproducciones vendidas como Cararama son tremendamente populares entre los coleccionistas de todo el mundo muchos de los cuales se organizan con en clubes repartidos a lo largo y ancho de los cinco continentes. A escala 1/43, la producción de Cararama es muy variopinta e incluye modelos clásicos de los años 50 y posteriores hasta modelos más recientes de diversos fabricantes mundiales como Alfa Romeo, BMW, Peugeot o Toyota entre muchos otros, además de coches todoterreno, furgonetas y las enormes camionetas americanas. También ofrece a escala 1/43 multitud de vehículos de servicios de emergencias de diversos países europeos, algunos de los cuales posteriormente serian utilizados en varios coleccionables dedicados a esta temática en Italia y Rusia. Entre las miniaturas de bajo precio, sin duda Cararama es la que ofrece una mejor calidad general en sus acabados con unos moldes muy correctos con terminaciones y detalles suficientes como para rivalizar en ocasiones con miniaturas mucho más caras lo que las convierte en una gran adición a cualquier colección.

2005
Ford Focus Mk I ZX5
NewRay
Referencia: 19103

La miniatura
Dentro de los fabricantes de precio bajo como Cararama o Mondomotors, la compañía NewRay, fundada en Hong Kong en 1987, es quizá la que ofrece una peor calidad en sus productos, especialmente los coches y camiones a escala 1/43. A pesar de ello, sus miniaturas cuentan con unas terminaciones correctas para su precio (entre 2€ y 5€ en los coches y alrededor de 15€ para los camiones), haciendo que los modelos de NewRay sean bastante populares entre los coleccionistas de todo el mundo por ofrecer precisamente eso, modelos relativamente aceptables a un precio muy económico y que, en el caso de los camiones, incluye modelos no reproducidos por otros fabricantes o con configuraciones camión + semirremolque que productores más típicos de este tipo de miniaturas como Eligor o Minichamps no ofrecen en sus gamas.


Ford GT

El vehículo
En 1996, el Ford GT40 celebraba el 30º aniversario de su primera victoria en las 24 Horas de Le Mans y para festejarlo, presentaría el GT90, modelo que, sin embargo, no pasaría de la fase conceptual, pero el proyecto continuaría y Ford presentaría en 2002 el sucesor del GT40: el Ford GT, llamado así por que la denominación comercial GT40 estaba registrada a nombre de un comerciante árabe.

El automóvil era muy similar a su ilustre predecesor copiando casi por completo el diseño original aunque con un toque más moderno. El Ford GT montaría un motor V8 de 5.4 litros que desarrollaría 550CV para alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h. El automóvil comenzaría su fabricación limitada en 2003 y se comenzaría a entregar a sus propietarios en 2005 hasta un total de 4.083 copias ensambladas hasta 2007, 550 en 2004, 1.900 en 2005 y 1.600 en 2006.

En 2017, Ford presentaría la segunda generación de su deportivo Ford GT producido entre 2005 y 2006 y que como éste, sería el heredero del espíritu de competición de los recordados Ford GT40 que dominarían las 24 horas de Le Mans en la década de 1960. Este deportivo de motor central tendría su puesta de largo como coche de concepto en el Salón del Automóvil de Detroit 2015 del que la marca del óvalo planearía fabricar 300 unidades en total, 150 en 2017 y la misma cantidad en 2018 aunque más tarde la cifra aumentaría a un total de 1.350 vehículos a fabricar en seis años.

Dada la exclusividad del modelo, para comprar un Ford GT, los posibles compradores tendrían que pasar por un riguroso programa de aceptación que incluía la frecuencia con la que se debía conducir el vehículo, la actividad del futuro propietario en las redes sociales, cuántos vehículos Ford poseía e incluso una entrevista personal antes de comprar el superdeportivo. El proceso de solicitud se completó en 21 países de todo el mundo con un total de 6.500 personas interesadas en adquirir el nuevo Ford GT, de ellas 500 lo harían en el primer mes del plazo abierto por el gigante americano en abril de 2016.

Estructuralmente, el Ford GT cuenta con un chasis monocasco realizado en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP por sus siglas en inglés) y un marco de aluminio con la carrocería también realizada en CFRP donde destacan las entradas traseras de aire cubiertas con un alerón que conecta el techo con los pontones traseros y las puertas con apertura en tijera. El corazón del deportivo lo compone un motor EcoBoost V6 con una cilindrada de 3.5 litros y dos turbocompresores que entrega 656CV al puente trasero con una transmisión de doble embrague de siete velocidades fabricada por Getrag con levas de cambio en el volante y que lleva al automóvil hasta los 347 km/h de velocidad máxima.

Al igual que sus predecesores, el nuevo Ford GT nacería con el objetivo de competir en circuitos y en el caso de esta segunda generación además para rememorar los 50 años de la primera victoria de un Ford GT40 en las 24 Horas de Le Mans. Para volver a triunfar en la prueba de resistencia por antonomasia, Ford se aliaría con Chip Ganassi, Multimatic Motorsports, Roush Yates Engines, Michelin y Brembo para crear Ford Performance Group y producir una versión acorde a las regulaciones de la categoría LMGTE y regresar al escenario de sus hazañas.

Sobre la base del modelo de calle, la compañía crearía una versión con mejores suspensiones y varios elementos de control del flujo del aire sobre el vehículo, como la altura y el ángulo del alerón trasero, además de contar con un motor ajustado por Roush, una nueva caja de cambios secuencial de seis velocidades construida por Ricardo Plc, discos de carbono fabricados por Brembo y unas nuevas gomas Michelin fabricadas en exclusiva para el modelo.

En competición, el Ford GT estaría presentado Chip Ganassi Racing que tendría a su disposición cuatro unidades: dos para el campeonato americano IMSA Weathertech SportsCar Championship (en el que debutaría en las 24 horas en Daytona de 2016) y dos que disputarían el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) y cuya parada principal sería la prueba de 24 horas francesa, carrera que ganaría ese mismo año con el coche inscrito por Chip Ganassi Racing USA y con Joey Hand, Dirk Müller y Sébastien Bourdais al volante, terminando el deportivo ese año con tres victorias en el campeonato IMSA y el subcampeonato de constructores en el mismo así como otros tres triunfos en el WEC, incluyendo las 24 Horas de Le Mans, y también la segunda plaza en la tabla de constructores de la serie mundial de resistencia

2005
Ford GT
IXO Models/Altaya
Colección: Dream Cars - Nº 8/50

La miniatura
La miniatura se puso a la venta como parte de la colección Dream Cars que la editorial Altaya puso en los kioscos españoles a principios del año 2006. La colección está dedicada a coches deportivos sólo al alcance de unos pocos bolsillos. Como muchos de los modelos vendidos por esta editorial en sus colecciones, son fabricados por IXO Models en China y ofrece una buena relación calidad/precio, además del ingrediente añadido de representar a esta escala algunos coches que no habían sido reproducidos anteriormente o de los que solamente exitían versiones de competición.

2017
Ford GT
PCT Collectibles/Centauria
Colección: Supercars - Nº 30/-

La miniatura
Esta miniatura se puso a la venta el 9 de octubre de 2019 y pertenece a la edición británica de la colección Supercars, publicada por Centauria en agosto de 2018 y en la que se hace un repaso a los mejores superdeportivos de varias marcas. Las miniaturas están realizadas por PCT Collectibles en Bangladés usando moldes tanto propios como de otros fabricantes y representan fielmente los modelos reales en los que se basan con bastantes detalles, tanto exteriores como interiores, a un precio muy ajustado para su calidad.